www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3619025
Para todos los públicos Economía de bolsillo - Seguros - ver ahora
Transcripción completa

(Música instrumental)

Vivimos en una burbuja.

Una burbuja invisible que nos acompaña siempre.

Nos protege de pequeñas catástrofes domésticas

y de algún robo que pudiéramos sufrir.

(OFF) "Hay burbujas que contratamos.

Porque sabemos que nuestra salud es frágil y cambiante.

Porque sabemos que un día la vida se acaba, y queremos proteger

a los nuestros.

Pero también vestimos burbujas cada día

sin darnos cuenta. En el metro, cuando pagamos el billete,

el precio incluye también nuestra burbuja. Ni lo sabemos,

pero contratamos en cada viaje su útil servicio, obligatorio

para hacer frente a posibles daños en caso de accidente".

Hoy, en "Economía de bolsillo", hablaremos de nuestras burbujas,

esos contratos que desafían los riesgos en la vida cotidiana.

Hoy hablaremos de seguros.

(Música)

No se me ocurre

mejor lugar para hablar del origen de los seguros.

A la derecha tenemos el puerto de mercancías.

Ese es el origen de todo.

Hace más de 4000 años, en Babilonia,

se establecieron los criterios para repartir

el riesgo entre las personas. Por eso a nuestros días ha llegado

el cómo repartimos el riesgo cuando aseguramos una casa

o un coche. Fue el Código de Hammurabi

el que estableció el reparto de riesgo entre esas personas,

poniendo un dinero cada uno,

y en caso de pérdidas de las mercancías de los barcos, o incluso

la pérdida de los barcos, se pudieran restituir. De hecho,

todo eso pasó hace 4000 años en un lugar

muy parecido a este.

Mediante estadísticas y otros cálculos

las aseguradoras ponen precio al riesgo. Nosotros

podemos decidir si asumir ese riesgo o pagar la póliza de un seguro.

Tendríamos que estar muy atentos no solo al precio, sino también

a la letra pequeña de las pólizas, para no tener un susto.

"Si este tiesto hace daño a alguien o rompe algo, hay tres opciones:

A, que yo no tenga seguro.

Es muy probable que tenga consecuencias muy negativas para mí.

B, que yo tenga un seguro que cubra los daños o desperfectos.

Y C, que yo tenga un seguro pero no me sirva de nada,

porque no me cubre en este caso".

Por suerte, no pasó nada. Pero ¿y si hubiera pasado? Intentaremos saber

qué podemos hacer para que nuestro seguro se ajuste a nosotros

y que nos proteja bien.

(Música instrumental)

"El riesgo en la vida es imprevisible.

Está en cada movimiento, en cada jugada.

En cualquier rincón de nuestra existencia

nos puede caer un golpe, un revolcón,

una tormenta perfecta, y los seguros

nos amortiguan el impacto. Hoy tenemos

decenas de tipos de seguros que cubren casi cualquier actividad,

sea profesional o de ocio. El seguro

transforma los riesgos en probabilidades soportables.

Pero ¿qué significa esto? Nos lo descubre

Pere Prats, del Colegio de Mediadores de Seguros de Barcelona".

Vivimos, aparentemente, totalmente asegurados.

Como en una burbuja.

¿Esto a qué se debe, a que tenemos miedo a lo incierto?

No. Miedo yo no diría, sino previsión

de que ocurra alguna circunstancia desagradable o inadecuada

para nuestro proceso humano.

Y ahí la necesidad

de estar asegurado. ¿Llamamos burbuja al seguro?

Llamémoslo así.

Burbuja de protección. Vale, perfecto.

Entonces, ¿estaríamos obsesionados por estar asegurados...?

No, obsesionados...

Sí y no. Mejor no.

Motivados para suscribir seguros,

para que nos permitan desarrollar nuestros proyectos.

¿Y qué función, qué papel juegan las aseguradoras?

El seguro es un elemento muy importante

en el mundo financiero. En España

es el 5,1 del PIB.

Y además, es un elemento de cohesión social. ¿Por qué?

Porque indemniza y repara aquellos eventos negativos

que se producen a nivel social.

¿Y los españoles nos aseguramos mucho,

con respecto al resto de países europeos?

A nivel global, es el país número 14

de 196 en cuanto a suscripción de seguros.

En cuanto a la suscripción por habitante,

estamos en el 29.

En el puesto 29.

En Europa somos de la banda baja. Los máximos asegurados son Suiza,

que invierte en cada ciudadano 6000 euros en primas de seguro.

Invierte, no gasta. El seguro es una inversión, no un gasto.

En España estamos en 1500 euros.

¿Estamos asegurados incluso sin saberlo, en algunos casos?

¿Cuántos seguros hay?

Los hay de muchas clases. En España hay 600 seguros obligatorios.

¿600? 600, sí, sí.

De actividades profesionales. El más conocido

es el obligatorio de responsabilidad civil de circulación de vehículos.

El seguro de vehículos.

Y todos los seguros obligatorios, ¿se contratan?

¿Hay quien no los contrata?

¿Todo coche está asegurado? Bueno,

hay una estadística que indica que pese a ser obligatorio

el seguro de responsabilidad civil para vehículos,

en España quizá 2,5 millones de vehículos,

que es el 8 o 10 por 100, no dispone de este seguro.

El 10 por 100 podría ser. Podría ser.

Podrían circular sin seguro.

Están infringiendo la ley.

Pueden ser multados, etcétera,

pero... estamos así. Usted es mediador.

¿A qué se dedica un mediador?

Pues es el experto profesional que recomienda a sus clientes

la mejor cobertura y en las condiciones más favorables.

¿Y usted es neutral? Es la parte intermedia objetiva

entre cliente y aseguradora? Lo intento.

Pensemos que un mediador para un ciudadano particular

puede ser el médico de cabecera de sus seguros.

¿Cuáles son los principales errores que cometemos al hacer un seguro?

Los errores principales en los que pueda incurrir el cliente

es no detallar aquellas circunstancias personales

o prestariales que concurren

en su actividad o en su vida.

Entonces, mi misión es obtener esa información,

que es sesgada si el cliente

no la facilita. Entonces, por ejemplo,

hay que decirle al cliente no solo las coberturas que suscribe,

sino en las páginas posteriores, aquellas exclusiones

que no son objeto de esta cobertura,

para no llevarle a engaño y que no suponga

que no van a cumplir.

¿Es la letra pequeña de los contratos?

Llamémoslo así. No hay letra pequeña.

La Ley del Contrato del Seguro 50/80

impide que haya letra pequeña en los contratos de seguros. Además,

las exclusiones están en negrita,

para que el cliente tenga acceso más rápido al consultar la póliza.

La oferta de seguros es variada,

pero como en otras cosas de la vida,

no es bueno elegirlos solo por su precio.

Los más baratos es probable

que no te protejan lo suficiente, y al final resulten más caros.

Tampoco los más caros son los que más protegen.

"Por eso, para elegir seguro, hay que fijarse en la calidad

y la cantidad de coberturas.

Uno de los mejores consejos es que no permitas

que el nombre de la cobertura te confunda.

Lee la letra pequeña para saber en qué consiste.

La única manera de asegurarte de que pagas menos

es comparando las aseguradoras.

Numerosas webs te lo ponen fácil, y vale la pena.

Te puedes ahorrar hasta 600 euros de una compañía a otra

en una póliza con idénticas prestaciones.

Dependiendo de nuestras necesidades

y nuestra percepción del riesgo, podemos suscribir

más o menos coberturas. Debemos descartar

las que no utilizaremos.

Está en tus manos elegir hasta qué punto

te aseguras. Intervienen muchos factores.

Aquí tienes un ranking de seguros

por ramo, para que sepas en qué gastan los españoles

para vivir más tranquilos.

El quinto seguro más contratado es el seguro de decesos.

En nuestro país, casi 20 millones de personas tienen este seguro,

que permite ahorrarse gestiones derivadas de un funeral.

El cuarto grupo de seguros que más volumen generan

son los del hogar.

Los españoles aseguran sus casas

un 32 por 100 por debajo de su valor real.

En tercer lugar están los seguros de salud. Estos cuestan

a los españoles 7356 millones de euros

en un solo año.

La segunda posición de este ranking la ocupa el seguro del automóvil.

Las primas de los seguros de todos los vehículos de España

suman 10 046 millones de euros.

El seguro en que más invierten los españoles es el seguro de vida.

Los seguros de vida movieron en 2015

25 521 millones de euros.

Hoy en día hay seguros para todo: hogar, automóvil, vida.

Pero ¿y si quiero asegurar algo menos convencional?".

Es difícil saber por cuánto aseguran sus cuerpos algunos famosos.

Circulan diferentes versiones por la red.

Si aplicáramos esas cantidades a estos dos maniquíes,

serían los cuerpos más caros del mundo.

Hola. ¿Os puedo proponer un juego? Sí, claro.

Mira, imaginemos que estos son cuerpos de famosos,

Y a ver si adivinas

o aciertas qué valor de seguro tienen algunas partes de su cuerpo.

Venga. Venga.

La cara. Gisele Bundchen,

Anna Kournikova o David Beckham. ¿Quién se la aseguró por más dinero?

Gisele Bundchen. -Beckham.

David Beckham.

Pues mira, creo que... Gisele.

Anna Kournikova. Pues no.

David Beckham, por 40 millones de euros.

¿En serio? Sí.

¿Y quién se aseguró por mayor valor sus manos,

Fernando Alonso o Iker Casillas?

Iker Casillas. -Iker Casillas.

Fernando Alonso. Los pulgares, por 10 millones.

¿Quién aseguró por mayor valor su voz, Madonna, Bruce Springsteen

o Enrique Iglesias? Madonna.

Uy. Es que Madonna es muy viva.

Madonna. -Enrique Iglesias.

Springsteen. -Iglesias.

Muy bien.

Enrique Iglesias. 7,5 millones.

¿Qué tiene mayor valor, el pelo de Jennifer Aniston

o los labios de Angelina Jolie.

Los labios. -Los labios.

Los labios. -Los labios de Angelina.

El pelo. El pelo.

El pelo de Jennifer vale 500 000 euros más,

1,5 millones, que el millón que valen los labios de Angelina.

Ya es dinero.

¿Quién ha asegurado por mayor valor sus piernas?

Yo diré Taylor Swift.

Sé que ella se aseguró las piernas.

Pero no sé si la que más. No.

Pues os voy a poner tres futbolistas.

Ah, vale. Messi, Cristiano Ronaldo,

o... David Beckham.

Yo diría Cristiano.

Beckham. -En este caso diría Messi.

Cristiano. No.

David Beckham. 148 millones de euros.

Tiene todo asegurado.

Los pechos se los han asegurado algunas actrices o cantantes.

¿Mariah Carey se los ha asegurado por 4, 10 o 20 millones?

¿20? -20.

20. -4 millones.

Cuatro millones.

¿Y crees que hay alguien que haya asegurado su pelo en pecho?

¿Hasta eso se asegura? -Sí.

Alguien muy peludo. -Ni idea.

Fue el cantante Tom Jones.

Se aseguró por 7,5 millones su pelo en pecho.

Fíjate tú lo que valen algunos cuerpos.

Oye, gracias por ayudarnos. A vosotros.

¿Cuántos seguros tengo contratados?

Debo tener... privados, dos.

Y de la empresa, uno.

Aproximadamente tendré cuatro o cinco. Los imprescindibles.

Bueno, tengo uno porque soy autónoma y me obliga el Estado a contratarlo.

Es el que tengo contratado.

Yo ninguno.

Dos, que yo sepa. -Cuatro.

Tengo actualmente uno de coche.

Seguro de vida, de auto, de hogar y de salud.

Honestamente, el gran problema en mi vida

es que leo poco la letra pequeña.

El asistente que nos contrató el seguro era algo ambiguo hablando.

Le tenías que preguntar mucho a qué se refería

cuando tú querías saber alguna cosa del contrato.

Procuro leerla. Quizá toda no, pero mucha.

Creo que no tengo ni el papel del seguro. O sea, no.

Los he tenido que usar pocas veces,

pero me han sido poco útiles.

El seguro dental lo uso mucho, porque me hago cosas en los dientes.

Y el de la casa, obligatorio de la hipoteca.

Solo esos me cobran.

Bueno, sobre todo la rapidez del diagnóstico

en temas de seguros de salud.

Pues en este momento...

no puedo decir que haya dejado de cobrar,

pero tengo dificultades

para cobrar uno de un accidente con el automóvil.

Está asumido cuando se hace un trámite de este tipo

que siempre hay algún problemilla.

Nos hacen asegurar todo.

Desde el entierro hasta cualquier cosa.

La oferta es demasiada.

Depende de cada uno lo que quiera contratar.

No, seguramente hay demasiados. Habría que saber seleccionar.

"La mayor catástrofe natural jamás sufrida en España fue

el terremoto submarino del año 1755,

frente a las costas de Cádiz.

Provocó un tsunami que mató a 15 000 personas".

Si ocurriera esto ahora,

el desastre sería mayor. Según los expertos,

morirían 300 000 personas.

Una cifra parecida

a la del dramático tsunami de Indonesia en el año 2004".

La diferencia es que ahora en España muchos estarían protegidos

por el Consorcio de Compensación de Seguros.

El Consorcio nació a mediados del siglo XX,

a raíz del incendio de Santander de 1941.

Es un sistema de indemnización por daños catastróficos

único en el mundo".

Al contratar una póliza de vida, de accidentes

o para cubrir daños materiales,

estamos pagando un pequeño porcentaje al Consorcio.

Así pues, en caso de catástrofe natural,

el seguro cubre a toda persona que tenga

una póliza. Y tiene otra función importante:

imaginemos que tenemos un accidente con alguien,

es culpa suya y no tiene contratado un seguro.

El Consorcio también nos protege.

Si digo que una productora contrató un seguro de un millón

contra la posibilidad de que una actriz

se enamorase y se casase durante el rodaje de un film,

¿cree que es cierto? Puede ser.

Con los dineros que se mueven, si es en Hollywood, lo puedo creer.

Me lo creo.

Diría que es falso, pero no me extrañaría que fuera cierto.

Una compañía ofrece un seguro para salas de cine,

ante la posibilidad de que alguien se pueda morir de un ataque de risa.

No me lo creo. -Totalmente cierto.

No creo que sea cierto.

Tienen que tenerlo para el tema de la muerte.

Hay gente que se ha asegurado por si es abducido por extraterrestres

o por si se convierte en hombre lobo o vampiro.

Si me dices que eso pasa en EE. UU.,

donde se oye cada cosa, creo que eso es cierto.

Este no creo.

Me lo creo, porque hay gente para todo.

Yo creo que eso es irreal.

Falso, pero hay gente para todo.

En un país normal me parecería muy raro.

Un pub suscribió un seguro

para cubrir los daños que causasen los fantasmas a clientes del local.

Ahí dudo. Falso.

Me lo creo también.

Límite a la fantasía no hay.

Tendrán responsabilidad civil, pero los fantasmas quizá no existan. No.

¿Y si te digo que todos estos casos son verdaderos?

Locura. -Las compañías aseguran todo.

Ya te digo, que locos hay muchos, así que puede ser.

Sí, porque se hacen seguros sobre...

Yo qué sé, el culo de Jennifer López, y esas cosas.

Que no me sorprende nada.

¿Te han seguido? Yo creo que no.

¿Qué hacemos aquí?

Investigamos un fraude a una compañía de seguros.

Vaya. ¿Y de dónde es la compañía? Es una compañía de España.

¿Y qué pasa, que los españoles defraudamos mucho a los seguros?

Según los informes internacionales,

el sur de Europa tiene alta incidencia en el fraude

a compañías de seguros por porcentajes que suben

del 20 al 30 por 100 sobre el resto de países europeos.

Madre mía. ¿Tiene que ver con la crisis o algo por el estilo?

¿Por la crisis se defrauda más?

Sí. En España por la crisis se defrauda más.

Y se ha disparado a un 30 o 40 por 100 más,

con un perfil medio ahora... por ejemplo, en los automóviles,

a varón de 26 años sin trabajo.

¿Hay diferentes niveles de defraudadores?

¿Están los más amateurs y luego los más profesionales?

Existe una tipología a varios niveles.

Existe el oportunista, y en España, prácticamente en el 99 por 100

de los siniestros que ocurren

ha existido una oportunidad para defraudar al menos un poco.

¿Qué quiere decir? Si digo que me han robado mi casa

y me han robado un ordenador, digo que tenía dos.

Y esto prácticamente,

la exageración ocurre en el 99 por 100

de los trámites de siniestros. Y luego están los profesionales.

¿Cómo investigáis estos fraudes?

¿Cuáles son los fraudes en seguros más investigados

y cómo llegáis a detectarlos rápidamente?

Los que más investigamos son del ramo de la salud.

Por las personas que dicen tener un problema médico

y que piden una...

Dicen tener una lesión con la que no pueden trabajar.

Cuando es un oportunista o una persona que no preparó bien

su hecho fraudulento, después dice

que no conoce de nada a la persona con la que tuvo el accidente,

y tienen unas charlas en Facebook

extraordinarias. O tiene un problema

de un latigazo cervical, y la persona se dedica a hacer maratones,

ultratrail, no sé qué, y está su clasificación en internet.

¿Y cuál es el fraude

que te haya sorprendido más en tu carrera?

¿Cuál es la cosa más sorprendente que has visto?

Bueno, en mi sector de investigación, uno de los casos más espectaculares

es una persona que se cortó la mano

simulando un accidente. ¿La mano?

Sí. Tiró el coche por un barranco,

después la persona se cortó la mano con un utensilio cortante,

tiró la mano en el coche y prendió fuego al coche.

Cuando llegó la Policía, la persona estaba tumbada en el suelo

sin la mano, que estaba en el vehículo.

Esta persona que intentó este fraude

pidió 300 000 euros a la compañía de seguros.

Ya sabemos lo que vale una mano: 300 000 euros.

Pero después, a través de investigaciones posteriores

de detectives privados y policiales, se determinó que fue un fraude.

Ahora a él le piden 16 años de cárcel

por haber hecho esta estafa en el contrato del seguro.

Madre mía.

Seguimos investigando, ¿no? Adelante.

Hoy podremos irnos a dormir

sabiendo algo más sobre nuestras burbujas.

Podemos hincharlas más o menos

en función de nuestros miedos

o de lo que podamos pagar por un seguro.

En esta vida hay muchísimos riesgos,

pero al menos podremos irnos a dormir un poco más tranquilos.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Seguros

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Economía de bolsillo - Seguros

28 may 2016

Vivimos en una inmensa burbuja que nos protege de posibles problemas; cada día contratamos algún seguro aún sin saberlo, en el metro, en la empresa... estamos cubiertos por algún tipo de seguro frente posibles problemas. Aprendamos qué necesitamos saber a la hora de contratar un seguro.

ver más sobre "Economía de bolsillo - Seguros" ver menos sobre "Economía de bolsillo - Seguros"
Programas completos (15)

Los últimos 30 programas de Economía de bolsillo

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos