www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5791638
No recomendado para menores de 12 años Días de cine - 12/02/21 - ver ahora
Transcripción completa

Hola, soy Carolina Yuste, soy actriz

y me han engañado para venir a "Días de cine".

No, es broma. Estoy contenta de estar aquí

y charlar con vosotras y que me conozcáis un poco.

Empezamos.

(Música)

Fue la encarnación del glamur de Hollywood y también del escándalo.

Celebramos el centenario de Lana Turner.

El escritor y guionista Jean Claude Carrière ha fallecido.

Siempre será el guionista de Luis Buñuel.

Fue Sherlock Holmes pero fue muchos otros en más títulos.

Nos ha dejado Christopher Plummer.

(Música)

A mí la claqueta me recuerda a los penales de rodaje,

A mí la claqueta me recuerda a los finales de rodaje,

que siempre voy a producción a pedir que me la regalen,

pero nunca me la dan. Siempre llego tarde.

(Música)

Es una de las últimas imágenes de una de las diosas

de la época dorada de Hollywood.

Lana Turner recibía el Premio Donostia en el festival

de San Sebastián por toda una carrera.

Siete matrimonios y una hija, escándalos,

problemas con el alcohol, muchos amantes,

el homicidio de uno de ellos...

Un cuerpo, una mirada y un rostro

que enamoraban a la cámara y a quien la observaba.

Una estrella con mayúsculas.

Nació hace 100 años, el 8 de febrero de 1921, en Idaho.

Se trasladó con sus padres a las costas de California

en la etapa de la gran depresión del 29.

Su padre fue atracado y asesinado cuando regresaba

de una partida a los dados.

Su caso nunca se resolvió.

(Música)

A los 16 años, con una gran belleza y un cuerpo exuberante,

un cazatalentos la descubrió en un bar.

Comenzaba su incursión en el cine

con una pequeña aparición en "Ha nacido una estrella".

Y siguieron dos papeles secundarios ese año.

En los dos siguientes, participó en ocho películas.

Era conocida como la chica del suéter, creando tendencia.

Paralelamente a su auge en el cine,

comenzó su agitada vida sentimental.

Un año y pico después, se casaría.

Se separó en poco tiempo.

Fue el padre de su única hija.

Se divorció otra vez y nuevamente se convirtió en esposa.

Tras ser fichada por la Metro- Goldwyn-Mayer,

se reveló como una de las actrices del momento.

Protagonizó las películas que la consagraron

y en las que llegó a ser la musa de diseñadores y joyeros.

Comenzó la década de los 40 sin parar de trabajar.

Junto Judy Garland y James Stewart,

se tiñó de un rubio platino que contribuyó a su imagen

icónica.

En "Quiero a este hombre",

compartió papel con Clark Gable.

En 1941 estrenó junto a Spencer Tracy.

Ya no dejó de protagonizar películas hasta que en 1946,

concretamente con esta escena, despertó para siempre el morbo

y el deseo de mujer atrevida, ardiente y perversa.

Así nacieron dos de las miradas más lascivas del cine clásico.

Una película tras otra,

su imagen de seductora y coleccionista de amantes

ocupaba innumerables portadas.

Volvía locos a los hombres con su voluptuosidad.

(Música)

En 1952 estrenó una de sus mejores películas, "Cautivos del mal",

cine dentro del cine,

junto a Kirk Douglas.

En 1957 la nominaron por primera vez a los Oscar

por "Vidas borrascosas", título que casi representaba

su momento vital.

Se desmoronaba su quinto matrimonio con el Tarzán más famoso.

Al año siguiente, la tragedia y al escándalo aterrizaron

en su vida mediante una violenta discusión con su amante,

que amenazó con rajarle la cara.

Su hija lo mató a cuchilladas.

En el mediático juicio salieron intimidades escabrosas

y los malos tratos a los que era sometida.

En el veredicto se consideró que fue un homicidio justificado

y madre e hija resultaron absueltas.

Era el dramático final de una tempestuosa relación

en la que el mafioso había protagonizado sucesos

como amenazar con una pistola a Sean Connery en medio del rodaje.

El mito erótico de una época se desvanecía.

Hollywood parecía castigar a su estrella.

Universal la contrató para protagonizar otra de sus películas

estelares, "Imitación a la vida".

Aquí abandonaba su lado de mujer seductora para interpretar

a una madre, eso sí, sin perder el glamur.

Durante los 60, se casó tres veces más.

Su carrera comenzó a decaer.

Aunque caben destacar películas como "La mujer X".

Lana Turner presumía de hacer siempre lo que quería.

Tras último divorcio, confesó que había optado por el celibato.

Atrás dejaba una vida de excesos.

Dejaba un presente en el que se la veía descuidada.

Comía poco y bebía mucho.

Se retiró a finales de los 80,

aunque intervino en algunos capítulos de la serie

"Falcon Crest", que abandonó pronto.

La arrebatadora Lana Turner gozaba de un gran sentido del humor.

Llegó a decir que de joven deseaba un marido y siete hijos,

pero sucede lo contrario.

pero sucedió lo contrario.

Se escondía una mujer vulnerable que mantuvo numerosas relaciones

porque le gustaban mucho los hombres y por miedo a la soledad.

(Música)

Sensual, caprichosa, esclava del espejo

y de su imagen impecable.

Luchó por ser libre e independiente.

Su desasosegada habilidad supera muchas ficciones.

Incluso ha sido interpretada en películas como "LA Confidential".

En 1992 le diagnosticaron un cáncer de garganta.

Dos años después, le otorgaban en España el Premio Donostia

por toda su trayectoria.

Era su última aparición pública. El 29 de julio de 1995 murió.

Tenía 74 años. Se había apagado una estrella de Hollywood.

(Música)

Barro para casa.

Natalie Poza, brillante,

además la amo profundamente.

La gran Carmen Machi.

Bárbara Lennie.

Vicky Luengo, que es increíble.

Natalia de Molina.

Esther Ortega, que es una actriz increíble.

Yéndonos para fuera, Isabelle Huppert.

Lo mejor de "La Sra. Lowry e hijo" es darnos a conocer su vida.

La película está concebida como una pieza teatral.

Lowry, el pintor, se hace cargo de su madre, postrada en la cama

y con un carácter escasamente positivo.

Con el tiempo, el pintor sería puesto en el lugar de honor

que le corresponde por ser el primer artista visual

que supo retratar ese nuevo tipo de humanidad que surgió

de la revolución industrial.

Se sostiene gracias a dos grandes intérpretes como Timothy Spall

y Vanessa Redgrave.

Timothy Spall vuelve a ponerse en la piel de un célebre pintor.

El film aborda la siempre interesante temática

del papel de la creatividad como pulsión vital

capaz de servir de salvavidas a existencias dramáticas

y salvavidas.

Un buen incentivo, en definitiva, para descubrir su pintura.

Destila una cierta melancolía

ineludiblemente ligada a un contexto histórico.

Presentada en nuestro país

en el festival iberoamericano de Huelva de 2018,

llega a las salas la producción mexicana.

Aquí están sus cubiertos.

Como Alfonso Cuarón en la aclamada "Roma".

Quiero más papel de baño.

Fija la mirada en dos clases sociales muy diferentes.

La de arriba, los señores de la casa,

y la de abajo, la empleada del hogar y su hija.

A diferencia de la película de Cuarón,

se aleja de la nostalgia bien intencionada para mostrar

cómo el buenismo y la intransigencia desprecian

aquello que no comprenden.

La primera indígena en la historia del cine que se revela.

--rebela

Eso era muy importante.

Se trata de adaptarse a lo que la comunidad mestiza blanca propone,

renegando de su identidad.

Por su parte, la madre,

como tantas otras madres,

va adaptándose pensando en el futuro de su hija.

Hay una confrontación entre las dos.

Con lo que podríamos denominar como un guiño hacia "Parásitos",

si no fuera porque la película es posterior,

retrata una realidad incómoda en la que las buenas palabras de un lado

molestan más que los gestos ariscos del otro.

Hemos pasado de las clases altas,

que eran las que ejercían el clasismo, a las clases medias.

La bondad esconde una profunda hipocresía.

Las miradas son más verticales que nunca.

Los mexicanos no se dan cuenta de que no se dan cuenta.

Es un relato pesimista

que hace un inteligente uso de las elipsis

y los silencios.

Se debe al aporte de su protagonista.

Hoy aquí ahora diría que mi película favorita

es "Entre dos aguas".

Es un director que me flipa.

Creo que el cine que hace es increíble.

Además, la historia que cuenta tiene que ver con Cádiz,

con Andalucía, con los personajes que están en estas situaciones.

Conecta mogollón conmigo.

Hoy es "Entre dos aguas".

Siempre decía Luis que un día...

(ININTELIGIBLE)

Era muy importante para él.

Le encontré muerto.

Muerto realmente.

La primera vez, me sorprendió.

La segunda vez, dijo: "Luis, perdón, pero ya".

"Había olvidado que ya había muerto una vez delante de usted".

Yo nací a 200 m.

Quizás 250.

Y nací en mi casa.

Jean Claude Carrière conservó siempre el sentido del humor

y las ganas de vivir.

Ha sido uno de los guionistas más importantes

de la historia del cine.

Ha colaborado con la mayoría de los grandes autores del siglo XX.

Por encima de todos, Luis Buñuel,

con el que escribió seis películas,

varias de ellas obras maestras.

Su carrera en el cine comenzó de la mano de su amigo y cómplice.

Ambos ganaron un Oscar al mejor cortometraje.

Tenía 31 años.

Un día llegué a su casa.

El productor estaba saltando de alegría: "¡Tenemos el Oscar!".

Yo le pregunté qué era. No lo sabía.

Conoció a Buñuel en 1963.

Buñuel encontró a Carrière.

Fue el inicio de una colaboración convertida en amistad

que duraría hasta la muerte del cineasta.

Es un hombre extraordinario.

Aunque más que su obra es un ejemplo

y como todas las personalidades ricas está lleno

de contradicciones.

Es un burgués de origen y de estilo de vida

y un revolucionario.

Es profundamente español y al mismo tiempo internacional.

Es un autor genial.

De intuición, de instinto.

En el mismo tiempo,

sus guiones están muy bien construidos.

La dirección que encontró Buñuel con mi ayuda

fue una subversión de otro estilo.

Sería como mover un poco el ángulo de visión.

Era un director muy preciso.

Muy rápido.

Teníamos en común el amor al cine,

a una cierta manera de hacer cine.

Era como mi padre y mi hijo.

Para mí siempre es vivo.

No solamente para pedir consejo a propósito de un guion,

también en mi vida.

Era un hombre tan generoso, tan bueno, tan sencillo...

Cuando tengo que tomar una decisión personal con mi familia,

me digo qué haría Buñuel en mi lugar.

Con todas las técnicas nuevas del siglo XX.

Un escritor de cine, de teatro, de libros.

Inventó nuevas técnicas de escritura,

nuevos lenguajes.

Necesita un conocimiento casi total de la técnica cinematográfica.

Se va a hacer una película.

No he querido ser un director,

sino un escritor para escribir de diferentes maneras.

En el teatro tuvo una fructífera relación durante más de 30 años.

Una obra épica de nueve horas de duración

con la que hicieron historia en 1984.

Milos Forman fue otro de sus grandes amigos.

Trabajaron por primera vez en "Juventud sin esperanza",

una sátira que no gustó en la América de 1971.

Entre sus pasiones menos secretas estaba España.

La conocía bien y también la amaba.

El mundo es irracional.

Si tratamos de reducir el mundo a la razón, nos equivocamos.

Es el sentimiento profundo de algunos españoles.

Otro guion firmado por él se convirtió en un film de referencia.

Logró un enorme éxito de público.

Su colaboración con Godard fue distinta.

No podía ser de otra manera.

Hablar mucho.

Es un personaje muy divertido, muy brillante.

Y hablar, hablar, hablar.

Después, separar el trabajo.

Y busca imágenes que podrían s

Y busca imágenes que podrían ser imágenes de la película.

Después, me convoca a su casa en Suiza

y me enseña como una primera versión de la película

de 20 minutos.

Empezamos a trabajar a partir de imágenes.

Casi sin escribir.

A veces hay una escena...

Ganó muchos premios, pero no les daba demasiada importancia.

El Oscar honorífico de 2014 lo escondía en un armario de su casa.

Soy un escritor francés.

He vivido de mi trabajo.

Trabajó con Haneke.

Günter Grass se convirtió en cine gracias a él.

La muerte le encontró durmiendo el 8 de febrero. Tal vez soñaba.

Un arte que perfeccionó junto a su maestro y amigo Luis Buñuel.

El valor de un maestro está en su vida.

Después de su vuelta, también.

Es una compañía para el resto de la vida.

-¿Cómo decidiste que querías estar en un escenario?

Era bailarina.

Sabía que me quería dedicar algo

que tuviera que ver con las artes.

Hice el examen

y me pusieron un dos.

Me suspendieron muchísimo.

Me enfadé muchísimo.

Conocí a un proceso de interpretación.

Es extremeño también.

Me abrió un mundo.

Me gustó mucho lo que tenía que haber con las intenciones,

trabajar un texto, una escena,

y yo creo que fue ahí.

¿Recuerdas la primera vez en un escenario?

Trabajé con Cabezudo en una obra que se llamaba "Hablar por hablar".

Dije: "Yo quiero hacer esto mucho rato".

Dije: "Van a hacer una película de dos chicas gitanas lesbianas

en Madrid. Yo tengo que estar allí".

Estábamos todas tan contentas de estar contando esta historia

y dando voz, diciendo: "Esto sigue pasando.

Tenemos que amar bien y empatizar con las cosas que suceden".

No nos imaginamos nunca hasta dónde iba a llegar el recorrido.

La película, además de hacerte vivir todo eso, tiene premios.

Y tú en particular también.

Fue genial, fue precioso.

Sentí mucho amor por parte de mucha gente.

Pero no me lo esperaba para nada.

Yo iba como muy tranquila.

Eres de las actrices que cuando acaba el rodaje

piensas en cualquier otra cosa.

A mí me encanta echarme un vino.

A veces es inevitable.

Por ejemplo, la función de "Prostitución",

al final estamos tomando un tema bastante crudo, bastante difícil.

Por mucho que quieras desapegarte de eso,

estás ahí todos los días diciendo esas palabras.

¿Cómo te gusta hacer esos personajes?

¿Que te dirijan mucho, que te dirijan poco?

Me gusta trabajar en horizontal, la verdad.

La mejor manera de trabajar es cuando hay un diálogo.

Me encanta que me digan cosas.

Pero también me gusta que me den mi espacio para crear o proponer.

Un buen guion te da mucho trabajo hecho porque tienes toda

la información.

¿Qué es el cine para ti?

Es una herramienta para dar luz a la oscuridad.

Como espectadora, ¿qué te supone?

Eres capaz de transitar por muchas emociones.

Entiendes vidas, historias, momentos...

Creo que te hace crecer.

Verdaderamente pienso que un pueblo sin cultura

es un pueblo muerto.

El cine construye referentes.

Nos costaba mucho encontrar referentes femeninos

como los que hay ahora.

Ahora estamos viviendo un momento de auge de directoras,

guionistas increíbles.

Si el cine quiere ser un reflejo de la sociedad,

tiene que meterse ahí.

Es una generación que viene muy preparada,

que ha nacido en un momento muy complicado.

Hemos escuchado la palabra crisis todo el rato.

Es muy complicado llegar a los lugares.

Sin embargo, la impresión que tengo yo

es que tú no has parado de trabajar.

Yo soy una privilegiada absoluta.

Yo he tenido muchísimo curro.

Y me siento superafortunada.

Han sido proyectos superdiferentes,

con gente muy especial.

He aprendido mogollón.

Estar currando con todo lo que está pasando en cosas que me gustan...

Pese a que este año solo compite en la categoría de mejor película

de animación, en nuestro país el oficio va mejorando

en prestigio y calidad.

La animación es una industria muy potente.

Solo tienes que ver lo que facturan las grandes películas,

pero también las series de animación.

-La financiación es el tema peliagudo,

es donde perdemos ese talento.

-Hemos tardado un poco en generar una industria sólidaa.

-Hemos tardado un poco en generar una industria sólida.

Hasta que más o menos ha habido una estabilidad.

-Abarca un amplio espectro.

Una clara muestra del buen estado de la animación española

son los cortometrajes que compiten en esta edición de los Goya.

Para mí es una manera de soñar,

de evadir en el sentido bueno de la palabra.

-Es un altavoz para el público más masivo.

Los Goya son un escaparate.

-A mí a veces me parece más interesante que un largometraje.

La historia de amistad y colaboración entre dos pájaros,

uno adulto con el ala inútil

y otro nacido con todo el mundo por descubrir.

Cómo eres capaz de ayudarte a ti mismo,

incluso cuando estás en un momento muy bajo de tu vida,

encontrarte a ti mismo cuidando a alguien más vulnerable

te puede dar esa fuerza que necesitas.

-Quizás el niño hace una lectura, un adolescente hace otra lectura,

un adulto hace otra lectura.

-Nos gustaba un poco la misma estética.

Empezamos a crear nuestra propia marca.

Animación adulta plagada de simbolismos.

Simpatizo con el monstruo, con lo deforme,

con la gente que está mal.

-Trabajamos con una atmósfera muy particular.

-A mí me suele gustar la gente

que no está pensando en el espectador

a la hora de hacer audiovisual,

que está pensando solo en lo que les gusta a ellos.

"Metamorfosis" es una pieza que se puede emparentar con trabajos

del artista multidisciplinar o con el espíritu grotesco.

La nominación al Goya para los otros dos equipos no es novedad.

Me gusta que el lenguaje sea único,

que el proyecto de animación solo pueda estar hecho

de la manera en que está hecho.

Que destile esa necesidad de haberlo hecho con esa técnica.

-Este es el teatro al que me traía mi abuela de pequeña

y mañana lo van a derribar.

Ojalá alguien salvara este teatro.

Ahora regresan en una nueva investigación,

donde se mezclan con el propósito de despertar la imaginación

infantil dormida y rescatar a los teatros

como embajadas de esa magia.

Los detectives tenían que volver y salvar ese teatro

que todos llevamos dentro.

Lo estamos derribando y estamos poniendo encima una tienda de ropa.

-¿Nos vas a olvidar para siempre?

Vamos a dejar de existir de golpe.

¿Nos va a doler?

La belleza de su estética steampunk y su humor cercano

al cartoon hollywoodiense.

En realidad, se vive bien. Es barato.

Aquí puedes tener una casa y una vida tranquila.

-Yo trabajo siempre temáticas sociales

dentro de mundos de fantasía.

-Supongo que nadie puede escapar sus raíces,

aunque estas estén completamente podridas.

Tres estatuillas en su estantería,

una de ellas por su largometraje "Psiconautas".

Haces películas para que se vean.

El corto es un cuento de regreso al hogar

ambientado en un inframundo

al que la crisis económica también parece alcanzar.

Surge de la idea de la España vaciada.

Todos somos de una tierra,

todos somos de un sitio,

y nunca te puedes desarraigar.

Un trabajo de animación adulto

con un potente blanco y negro salpicado de rojo.

Un estilo visual que marida a la perfección

con unos personajes y diálogos perturbadores y oscuros.

Bebimos su sangre y me gustó.

Al cierre de la locución nos llega la triste noticia de la muerte

de Ángel Izquierdo, animador y académico.

Sostuvo un Goya.

La industria que hoy ensalzamos no sería la misma sin la senda

que dejó en nuestra cinematografía.

¿Directora favorita?

Arantxa Echevarría.

Y director favorito, hoy, aquí y ahora,

me flipa y tiene una manera de contar las historias

superespecial, Yorgos Lanthimos.

Pocas situaciones tan desestabilizadoras para una familia

como ver a uno de sus miembros detenido y sometido a vigilancia.

Producción francesa que elige el punto de vista de los padres

durante el juicio contra su hija,

acusada de haber matado a su mejor amiga dos años antes.

Sobre todo, es el retrato de esta joven de 17 o 18 años

y el retrato de esa generación a través de los ojos de los padres.

Es la primera que ha crecido con las redes sociales,

permanentemente con el teléfono.

Me interesó cómo los padres de la acusada han podido vivir

el episodio.

Articulada sobre los rituales del juicio,

huye de la retórica habitual de los títulos del género.

Se mantiene permanentemente esa distancia,

ese pudor en la manera de respetar a Juana de Arco.

Las dos películas dejan las preguntas en suspenso.

Brilla la firmeza de Melissa Guers.

Entendió todo desde el principio y enseguida me preguntó

si su personaje era culpable o inocente.

Le dije: "He escrito la película desde el punto de vista

de los padres, así que no lo sé".

Creo que hay una generación de actores jóvenes en España

increíble.

Por ejemplo, Àlex Monner me flipa.

Es que hay mogollón.

¿Te vale con estos cuatro?

(Música)

Era un caballo salvaje,

un torrente de vida lleno de sentido del humor.

Bromeaba sobre todo,

incluida su propia muerte.

Probablemente por eso le pilló a traición disfrazada de caída

mientras ensayaba su próximo personaje en casa.

Christopher Plummer era una leyenda en vida,

uno de esos actores que parecía que siempre iba a estar

con nosotros.

Nos habíamos acostumbrado a su presencia avejentada,

elegante y siempre serena.

Daba igual los minutos que estuviera en la pantalla.

Cuando Christopher Plummer aparecía,

todo se desvanecía a su alrededor.

Nació en Toronto el 13 de diciembre de 1929.

Un año después, sus padres se separaron y se trasladó junto

a su madre cerca de Montreal.

El pequeño Christopher aprendió a amar la literatura,

la música, el teatro y el cine.

Asumió con naturalidad que quería ser uno de ellos.

Matriculado en la Montreal High School,

donde forjó amistad con Oscar Peterson,

abandonó su vocación de pianista y se entregó a la interpretación.

Su primer papel en la escuela fue su primer éxito.

Luego vendrían muchos más.

Descubrir el nombre de Christopher Plummer en un reparto

es garantía de disfrute.

Christopher Plummer era un hombre feliz.

O quizá sería más apropiado decir que aprendió a ser feliz.

Amaba su profesión.

Amaba a su mujer,

a su tercera mujer,

aquella que durante más de 50 años le ayudó a enfrentarse

a sus demonios.

En escena, Plummer fue mejor Barrymore

que el propio Barrymore.

Plummer también amaba a sus amigos, sobre todo a su colega más íntimo.

Pero es que además Christopher Plummer tuvo la suficiente clase

e inteligencia para saber qué tenía que trabajar muy duro

para conservar el éxito.

Le siguieron Anthony Mann, Spike Lee

y David Fincher entre muchos otros.

Robert Wise le dirigió en "Sonrisas y lágrimas".

Plummer solo había aceptado porque quería experimentar con el musical.

Cuando descubrió que le habían doblado en sus canciones,

su aversión se convirtió en rabia.

Con los años, Plummer se reconcilió.

El entrenamiento le había venido muy bien.

Ganó una amiga para toda la vida, Julie Andrews.

Fue muchas veces malvado y muchas otras el marido engañado.

También fue el rostro de la bondad y de la sabiduría.

Vistió diferentes uniformes y se metió en la vida de Sherlock

Holmes, Van Helsing, Aristóteles o Roosevelt.

Podía ser pétreo o excesivo,

conquistador o conquistado.

Le gustaba el cine comprometido y el de pura evasión.

Con su sempiterno gesto de sorna,

siempre aprovechaba cualquier resquicio que le permitiera

aprovechar su amor por el cine clásico.

Un personaje marcó un antes y un después en su carrera.

Imposible no emocionarse ante su derroche de talento.

Con más de 80, le llegó su primera nominación al Osca

Con más de 80, le llegó su primera nominación al Oscar

por "La última estación".

Poco después caería gracias a un anciano que decidió salir

del armario.

Seguirá rodando, haciendo teatro y exhibiendo

un envidiable humor en las ceremonias de premios.

Le gustaban los arrestos

Le gustaban los restos

y no se lo pensó dos veces cuando Ridley Scott

le propuso sustituir a Kevin Spacey.

Su energía, su optimismo y su clarividencia

aún pueden enseñarnos muchas cosas.

(Música)

Hay una película que se llama "Crudo",

que cuenta de una manera maravillosa de lo que tiene que ver

con la adolescencia y con el tránsito de un lugar a otro.

Están las dos hermanas en la habitación

y es una escena en la que una de ellas

le está depilando el pubis a la otra.

Es algo que no se suele ver en el cine y creo que es brillante

la manera en la que refleja

lo que para la mujer implica meterse ahí.

(Música)

Bueno, pues esto ha sido todo.

Ha sido un gustazo de estar aquí.

Espero que nos veamos muy pronto.

Qué dulce ha quedado eso, Carolina.

Es un temazo, ¿eh?

Con los ecos de ese temazo,

nos despedimos,

no sin antes invitaros al próximo preestreno de "Días de cine".

Será una de las candidatas al Oscar a mejor película de habla

no inglesa. Hasta la próxima.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Días de cine - 12/02/21

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Días de cine - 12/02/21

12 feb 2021

El 8 de febrero se cumplía el centenario de Lana Turner, una de las grandes divas de Hollywood, reina del glamour con títulos como 'El cartero siempre llama dos veces' o 'Imitación a la vida', que, además forjó a su alrededor toda una leyenda de escándalos. Y el día 5 fallecía Christopher Plummer con 95 años y casi 270 películas a lo largo de su trayectoria. 'Puñales por la espalda' es uno de los últimos trabajos de un actor recordado por títulos míticos como 'Sonrisas y lágrimas', 'El hombre que pudo reinar', 'Asesinato por decreto', 'Triple cross', y, más recientemente, 'Begginers', por la que consiguió su única nominación al Oscar.

El espacio de cine de La 2, que tiene como madrina a Carolina Yuste comienza su recorrido por la próxima edición de los Goya, esta semana con la mirada puesta en las candidatas a mejor corto de animación.

En cuanto a estrenos, 'La Sra. Lowry e hijo', biopic de Adrian Noble en torno a una de las figuras artísticas más importantes del Reino Unido de mediados del siglo XX y protagonizado por Timothy Spall y Vanessa Redgrave; el drama social mexicano 'El ombligo de Guie'dani', de Xavi Sala; el drama judicial francés 'La chica del brazalete', de Stéphane Demoustier, protagonizada por Melissa Guers, Roschdy Zem y Anaïs Demoustie; y en VOD, también francesa, 'Mi primo', con Vincent Lindon y François Damiens.

Las recomendaciones de 'Días de cine', dirigido por Gerardo Sánchez, con sugerencias para ver cine en salas o en plataformas, y libros, completan los contenidos del programa de esta semana, que también recuerda a Jean Claude Carriere, guionista de Buñuel fallecido recientemente.

ver más sobre "Días de cine - 12/02/21" ver menos sobre "Días de cine - 12/02/21"
Programas completos (667)
Clips

Los últimos 7.120 programas de Días de cine

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios