'Diario de un nómada' es la primera serie de aventuras protagonizadas por Miquel Silvestre en motocicleta hecha para la televisión española. Empezaron sus emisiones en enero del 2015 con un recorrido por toda Sudamérica, continúo en su segunda temporada por México y Estados Unidos con el título de 'La última danza de guerra' y continúa por el extremo oriental de Asia Menor, al Cáucaso y al monte Ararat; por el Sáhara hacia Dakar; y por la España vacía. Pudimos seguir la aventura casi kilómetro a kilómetro en RTVE.es y en el blog Diario de un Nómada: http://blog.rtve.es/nomada/

5533474 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
No recomendado para menores de 7 años Diario de un nómada - Las huellas de Gengis Khan: Semey - ver ahora
Transcripción completa

Vuelven Miquel Silvestre y su Gorda.

El escritor que viaja en moto para enseñarnos que el mundo

es un lugar apasionante.

Pero, sobre todo, que la gente que vive en él

es mucho mejor que lo que nos hacen creer.

Comienza un viaje apasionante por Asia Central

para seguir las huellas imborrables de Gengis Khan.

Acompáñanos en la décima temporada de "Diario de un nómada".

Episodio 9.

"Semey Semey".

En el episodio anterior, Miquel Silvestre

había llegado a Semey, ciudad al norte de Kazajistán

y muy cercana a la frontera rusa.

Semey es una importante urbe de más de 300 000 habitantes

y una marcada influencia rusa.

Han sido tres largos días de viaje para llegar aquí desde Almaty

y antes de proseguir viaje rumbo a Mongolia,

el viajero necesita realizar algunas tareas logísticas

aprovechando que en esta ciudad hay de todo.

Una lluviosa mañana en Semey.

Tengo que hacer compras, resolver problemas

y me he quedado sin pasta.

Vamos a ver si en el cajero

conseguimos dinero.

Dinero kazajo, se llama tenge.

¡Ah, está dando pasta! Esto es lo bueno.

Que...

Yo prefiero cambiar en los cajeros

porque te da el cambio exacto de cada día.

Y la comisión son dos euros que me cobra el banco.

Estos son los tenges, mira.

Estos son los tenges. ¿Eh?

Una moneda muy flipante.

Así que...

Vamos a gastárnoslo.

Que tengo que hacer algunas reparaciones

en la moto, que la tengo bastante deteriorada.

Tengo que conseguir también algo para mí.

Las botas, he roto los cordones de las botas.

Tengo que conseguir cordones.

Quiero conseguir herramientas para poder arreglar o apretar

el manillar de la moto según vaya viajando.

Con estos baches terribles se va aflojando.

Y bueno, todo eso, sin hablar ruso,

es un poco más complicado, pero ahí está la diversión.

Priviet.

Eh...

Cordones, esto.

¿No?

Señora, esto.

¿No tienes cordones?

Va a ser complicado

conseguir los cordones.

No, aquí no hay cordones. Vámonos.

Miquel recorre el centro urbano en busca de algo tan básico

como un comercio donde vendan cordones para zapatos.

Parece que por lo menos he encontrdo la ferretería.

Los cordones me está costando, pero la ferretería

o lo que parece una ferretería está ahí.

Porque ahí pone no sé qué market. Market.

Es un market.

Pero por las escaleras y las fotos,

por los dibujitos, creo que es una ferretería.

Venga.

(Música rock)

Creo que he encontrado la cinta americana.

No sé si...

Parece cinta americana por el color, pero claro.

A lo mejor es simplemente para hacer bonito

porque tienen de todos los colores.

American tape?

¿No?

American tape. Okay, good.

Strong. Strong.

(RÍE)

Vale, okay. Spasiva.

Eh...

Herramientas.

Esto es harasho.

Aquí tenemos las llaves Allen.

¿Ves? Esto son llaves Allen.

De distintas medidas. Y esto es tork.

Tork y Allen.

Y vasos de tubo.

Esta es buena.

(HABLA EN RUSO)

No es que sea muy fuerte, pero... Okay.

La cinta americana.

Y me hace falta pegamento.

Super glue. ¿Super glue?

¿Super...? No.

Ah, okay.

Ese es muy grande.

This is russian?

¿O no?

Chinese?

China?

Ah.

Niet.

China ploja.

(RÍE)

Esto es universal. Da, universal.

Universal. Esto pega y te...

¿Este? No.

Super glue.

Super glue. ¿Universal?

Da, universal.

Haroshe?

(HABLA EN RUSO) ¿Esta? Okay.

Me fío de la chica, venga.

Okay, spasiva.

Spasiva.

La caja, ¿no? Okay.

Very good.

Menos mal que he sacado dinero, porque esto...

Sale por un pico.

(HABLA EN RUSO)

Hay que ver.

Me lo abren para ver si he metido alguna otra cosa dentro.

(HABLA EN RUSO)

A ver si va a salir un bicho.

¡Huy!

(RÍE)

Español.

Spansky.

Spansky? Da.

¿Madrid? Madrid, Madrid, da.

(HABLA EN RUSO)

Moto.

¡Ah!

Moto, España, Mongolia.

¿Mongolia? Mongolia, da.

Control total de lo que se lleva uno.

Si supieran la cantidad de chorizos que hay en España.

Okay, spasiva.

¡Buah, qué flipe! He entrado lloviendo,

salgo con sol y calor.

Ahora me voy a empezar a asar.

Esta región del mundo es curiosa. También es el verano.

El veranillo aquí, entran las tormentas, se van.

Pero comparado con el invierno y los 40 bajo cero,

para ellos es la gloria.

Voy a ver si aquí consigo los cordones de los zapatos.

Está costando bastante conseguirlos.

Es como una cosa exótica para ellos.

No venden en ningún sitio.

Es como entrar en el templo del consumismo. Aquí hay de todo.

Todo lo que he estado buscando durante tanto tiempo,

el café, aquí hay mogollón, de muchísimas clases.

Muchas marcas. Amigo.

Niet?

¿En un supermercado no tienes cordones?

¿Cómo puede ser que no haya cordones?

Me voy a ir sin cordones.

Cordones.

(HABLA EN RUSO) Bazar.

¿Bazar? Da.

Hay que ir al bazar, que no sé qué será.

Vete a saber dónde está.

Lo de los cordones es más difícil de lo que pensaba.

Pero aquí hay fruta.

Ya que estoy, voy a comprar fruta, que hace tiempo que no como.

Estas...

Son como pera-manzanas.

Es una cosa extraña.

Y ya que estamos, manzanas de Kazajistán.

Dasvidania, spasiva.

1282, tío.

1000.

1282.

¿Si tengo cambio? ¿Cambio?

Coins.

Harasho? Okay, very good.

Spain, España.

Do you speak English?

Yes. Do you speak English?

Cordones.

Esto es lo que me pasa siempre.

Cuando tienes que dejar las cosas en consignas,

como van con llave, ¿dónde está la llave?

No recuerdo dónde he puesto la llave.

Sería acojonante perder el...

La llave y tener que volver a comprar las herramientas.

Todo puede suceder.

Pero vamos, me extraña.

¡Ah!

Siempre está en el último sitio donde mires.

La habitación está al fondo del pasillo, nunca es la primera.

Y las llaves están en el último bolsillo que miras.

Cuando están, porque hay veces que miras en el último bolsillo

y tampoco están, las has perdido.

O pierdes el pasaporte, que me ha pasado varias veces.

¿Os acordáis en Tayikistán?

Perdí el pasaporte en Tayikistán.

Pero bueno, aparecieron los ángeles y recuperé el pasaporte.

Marwin es una tienda de cosas infantiles, para niños.

Se me ha encendido la bombilla y creo que aquí

puedo conseguir los cordones de los zapatos.

Por ningún sitio hay. Es una cosa muy rara.

Cordones para los zapatos es una cosa tan básica,

no tienen en ninguna parte.

Voy a ver si aquí los encuentro.

Mi búsqueda ha terminado, por fin.

Cordones de zapato.

Es una cosa que estaba alucinando, en todos los sitios: "Niet".

Pero no puede ser tan difícil de conseguir.

Y al final, los he encontrado.

Porque se me ha encendido la bombilla

cuando he visto la tienda infantil.

Porque los niños utilizan zapatos con cordones.

La dificultad de aprender a atarse los cordones.

Mi hijo todavía no sabe. Es una operación complicada.

Entonces, los niños necesitan cordones para sus zapatos.

Bingo.

Voy a ver si encuentro algo para Alejandro.

Para mi hijo.

Aquí hay motos.

Pero si le compro una moto, su madre me echa de casa.

No quiere ni que se acerque a las motocicletas.

Y yo no voy a alimentar en él la afición.

Yo la tengo, pero si él la quiere

cuando sea mayor y se la paga, entonces, montará en moto.

Pero yo, lo siento mucho, me duele en el alma

no poder enseñarle la afición que mi padre me enseñó.

Cuando se es padre, uno solo se preocupa

por la seguridad de sus hijos y la moto,

lo queramos reconocer o no, es peligrosa.

Le gustan los trenes.

Pero parece que no hay.

Solo faltaba eso, que no hubiera trenes.

Lo más parecido es un camión remolque.

Que, además, mola mucho.

Porque lleva una cabeza, un misil.

Y esto es supersoviético.

No es un tren exactamente.

Pero como tiene un vagón,

va arrastrando un tráiler,

a mi hijo le puede gustar.

Le gustan las locomotoras y que lleven vagones.

Okay, spasiva.

Las costumbres del hotel Semey son algo sorprendentes.

Hoy me quedo una segunda noche

porque tenía muchas cosas que resolver

en la moto y en mi equipo.

Y...

Directamente, no han hecho el cuarto.

Ni hacen la cama, ni limpian el baño

ni cambian las toallas.

Si te vas a quedar...

Eso son cosas... Son lujos burgueses.

Entonces, me toca quedarme así.

No es una cosa que a mí me moleste demasiado.

Pero me ha sorprendido porque estamos acostumbrdos

a que si vamos a un hotel y te cobran lo mismo

por la segunda noche que por la primera,

que lo aseen un poco, pero no es el caso.

Pero no pasa nada.

Estoy hecho a todo o a casi todo.

El caso es que tengo que reparar parte de mi equipo.

Y estas son mis botas.

Mis botas se han...

Aquí se ve la mancha del cambio de marchas.

Manchas de gasolina.

Pero por lo demás, la bota está muy bien,

salvo que se ha roto el cordón.

Pero ahora tengo que cambiar

los cordones de estas botas, que los he atado como he podido.

No han sobrevivido al cambio de marchas

ni a las carreteras kazajas.

Así que vamos a quitarle

la cordada.

Y a ver lo que alcanzan esos cordones.

Porque esos cordones son de zapato de niño.

Vale.

¡Huy!

Claro, es que son cordones de zapato.

Entonces... Bueno, vamos a ver para lo que da.

Voy a tener que ponerle varios pares.

Lo suyo hubiera sido encontrar cordones de botas.

Pero...

Con lo que me ha costado encontrar estos,

como para ponerme a seguir buscando.

Me parece que estos cordones van a durar poco.

Son muy finitos.

Tendré que ir consiguiendo más cordones.

Vamos a probárnoslas.

A ver si estuvieran muy apretadas.

Perfecto.

Vamos con esto, que va a ser un poco más complicado.

Este es el asiento de La Gorda.

Este asiento...

se tapizó en Madrid cuando hicimos la transformación.

Eso fue cuando iba a empezar la temporada "Operación Ararat".

Que nos fuimos hasta Armenia.

Después vino "Destino Dakar",

que nos fuimos hasta África, hasta Senegal.

Después hicimos "Operación Plaza Roja",

hasta Moscú y de ahí, a Volvogrado,

la antigua Stalingrado.

Después hicimos "Operación Ruta de la seda".

Nos recorrimos Uzbekistán, Kazajistán,

hasta Kirguistán.

Después estuvimos por Tayikistán.

Y esto ya no da más de sí.

El asiento, que no estaba diseñado para una moto de aventuras,

sino para una moto bonita.

Este tapizado de cuero tan chulo.

No está hecho para Asia Central.

Está hecho para pasear por una ciudad.

Así que al final, se ha descosido.

Y si se descose, tendría un problema muy serio.

Porque me quedaré sin asiento.

Se llenará de agua.

Y...

Y tendría que tirarlo y no tengo repuesto para esto.

Ya veis cómo está.

Esto es...

Polvo del desierto Kyzyl Kum. Este no es polvo cualquiera.

Entonces, vamos a ver si consigo que pegue esto.

Que me lo ha recomendado la chica.

Me ha dicho que era mejor que el otro.

Voy a limpiar

el pegamento con el papel higiénico del hotel.

Como veis, los rollos de papel en la antigua Unión Soviética

son como los donuts en América.

Los hay sin agujero.

Es más rollo, más papel, para cambiarlo menos veces,

porque el agujero es un lujo burgués.

Colgarlo de algún sitio... Eso es para hacer bonito.

Esto se apila mejor,

ahorras el cartón y tienes más papel.

Este es bastante suave.

Que los hay que son de papel de estraza.

Bueno, vamos a ello.

Solo con el pegamento no estoy consiguiendo que pegue.

Pero si le pongo cinta americana muy tirante,

consigo desplazar...

Tiro fuerte y cierro el descosido.

Y ahí hay pegamento y esperemos que eso

funcione medio bien.

Ajá.

Va a quedar precioso.

La cinta americana es esencial, lo repara todo.

Pues muy nave Soyuz, ¿no? (RÍE)

Entonces, ahora tengo que ver...

¿Lo igualo por el otro lado para que quede lo mismo?

¿O, directamente, lo dejo así, asimétrico?

Harasho.

Si me viera el tío de la truja hacer esta chapuza,

no me dirige otra vez la palabra.

Yo no soy tan mañoso como él, pero me va a servir.

Pues ya que estoy en Semey y he resuelto

muchos de mis problemas, voy a intentar resolver este,

que es el guardabarros.

Os comenté que quité el guardabarros

porque tengo una gran holgura en el manillar.

Y como el guardabarros va anclado

al faro y el faro va anclado a este soporte

y este soporte va anclado a las mordazas del manillar,

todo esto hace que cuando le da el viento,

aumenta la resistencia, esto hace de vela

y entonces, me va liberando el manillar.

Y por eso tengo tantos problemas.

Ahora que he conseguido medio resolver

el apriete del manillar

poniendo unas gomas en la mordaza,

va más fuerte, no quiere decir que esté resuelto, va más fuerte.

Puedo intentar volver a poner el guardabarros.

Pero se me ha ocurrido que si recorto el guardabarros,

reduzco la superficie y esta parte,

que no es necesaria para protegerme del agua,

puedo prescindir de ella.

El problema que encuentro es que el soporte

que había aquí del guardabarros se ha caído con el viaje.

De manera que ya no puedo poner el guardabarros tal como estaba.

A no ser que busque alguna solución

en algún mecánico habilidoso que me ponga algún sistema.

Me han dicho que hay uno cerca. Voy a acercarme.

Y los mecánicos es que son

los tipos realmente importantes

de las ciudades y los pueblos.

Son los que hacen que estos vehículos anden y anden.

Y los reparan, reparan prácticamente todo.

Con mucha imaginación y pocos medios.

Vamos a ver qué personaje me encuentro.

Casi todos los que he conocido por ahí son personajes.

(Música rock)

Motorcycle, good.

Okay.

So...

Da?

Niet.

Ah, hispano! España.

¡Ah! Buongiorno.

No, italiano, no, español. Español.

Okay.

So wind, no.

Además, es que estamos bastante de acuerdo.

El problema ahora es que no me puede poner

los cuatro tornillos, me tiene que poner uno detrás taladrando.

(Música rock)

Está desmontándolo todo.

Como veis, el taller no es como el servicio oficial

donde hicimos la revisión de La Gorda.

Pero este tío es el crack.

Me acaban de enseñar este coche.

Que dio vueltas de campana.

Y lo ha vuelto a poner en su sitio.

Como si fuera una pelota, lo han hinchado.

Cuando dio vueltas de campana, debió hacer...

Así que es... Son unos máquinas.

Consiguen con muy pocos medios

hacer que estos vehículos anden.

Esta gente necesita los vehículos. No tienen piezas,

no las pueden pagar y sin embargo, en un momento...

Lo que tienen son buenas herramientas, eso es básico.

Entonces, lo que se le ha ocurrido

es taladrar aquí.

Taladrar un agujero para poner un tercer tornillo

y llevar el guardabarros con tres tornillos.

Al llevar el guardabarros con tres tornillos,

se hace completamente necesario cortar el guardabarros

para que ofrezca menos resistencia al viento.

No solo por el manillar,

sino por el propio sostén del guardabarros.

En fin.

Estas cosas pasan en los viajes.

Esto es todos los días.

Porque las carreteras son tan malas.

Todo se acaba deteriorando.

La fatiga al material aquí llega mucho antes.

Esta gente consigue que a pesar de esa fatiga,

fijaos la suspensión de estos coches cómo estará,

pues ellos consiguen que funcionen.

La broca no le entra en el metal y creo que lo va a soldar.

Voy a llevar el guardabarros soldado.

Y me alucina que el tipo suelda sin gafas.

Yo confío en ellos, pero en todas las operaciones

de mecánicas con mi moto, me intranquiliza un poco.

Dependo absolutamente de la moto.

Sin ella, no soy nada.

La moto, si se estropea, si se accidenta,

se convierte en una bola de presidiario,

tengo que sacarla yo de algún modo.

El manillar de la bici es alucinante.

Me gustaría que hicierais un esfuerzo de agudeza visual

y que buscarais una diferencia esencial

con cualquier taller en España.

Más o menos, puede estar un poco más desastrado,

ser las cosas más viejas, pero todos los talleres

parecen iguales, sin embargo, aquí hay algo

que no hay y que hay en todos los talleres de España.

Y son los pósteres de tías en pelotas.

O ligeras de ropa.

El clásico calendario de macizas exuberantes

que hemos visto desde que éramos pequeños.

Supongo que cada vez se verán menos.

No sé si ese reducto quedará, pero aquí no hay.

Es un detalle...

que marca mucha diferencia.

Aquí, de eso no hay.

Okay.

Pues ya tenemos la moto arreglada.

Y bueno, con este medio guardabarros,

espero que me proteja del chorro de agua

que, cuando la carretera está mojada,

me va directo a la cara.

Entonces, esto no hace mucha vela.

Y espero que por lo menos proteja

toda la parte de dentro y a mí del barro y del agua.

Porque si no, es muy incómodo.

Y, además, he podido quitarle

unos cuántos hierros que había por aquí,

de cuando me la pegué en el Sáhara,

que tuve que quitarle el portanúmeros.

Y quedaban unos hierros oxidados muy feos.

Además, te podías enganchar. Así que ahora,

haroshe.

Okay, dasvidania.

Dasvidania.

# Y decían mis vecinos

# que llevaba mal camino

# apartado del redil.

Diario de un nómada - Las huellas de Gengis Khan: Semey

30:16 08 mar 2020

Miquel Silvestre se despierta en la ciudad kazaja de Semey, al norte del país, muy cerca de la frontera rusa. Después del largo viaje aprovecha las comodidades urbanas para reparar su propio equipo y a su Gorda, muy maltrecha ya por tantas y difíciles aventuras.

Miquel Silvestre se despierta en la ciudad kazaja de Semey, al norte del país, muy cerca de la frontera rusa. Después del largo viaje aprovecha las comodidades urbanas para reparar su propio equipo y a su Gorda, muy maltrecha ya por tantas y difíciles aventuras.

ver más sobre "Diario de un nómada - Las huellas de Gengis Khan: Semey" ver menos sobre "Diario de un nómada - Las huellas de Gengis Khan: Semey"
Xcerrar

Añadir comentario ↓

  1. Carmina Aranda Linares

    Este programa se ha convertido en mi IMPRESCINDIBLE del domingo. Temiendo estoy el verano, que es como cruzar un desierto televisivo. Necesitamos una temporada tras otra. Sin prisa, pero sin pausa. Miguel, haz tuyo el lema del emperador Augusto, "Festina lente", apresúrate lentamente. Echa un vistazo al atlas y busca un nuevo desafío. Ni "Viajar", ni "National Geographic", ni "Odisea". "La 2" y Miguel Silvestre, combinación ganadora.

    12 mar 2020
  2. juan antonio

    el mejor documental de viajes

    11 mar 2020
  3. Santiago

    El mejor programa de toda la televisión pública y privada con diferencia, Miquel se merece renovar automáticamente otra temporada, por favor RTVE queremos más temporadas de Diario de un Nómada y con la mayor duración posible!!! Gracias.

    09 mar 2020
  4. José Manuel González.

    No hay domingo que no lo vea, me entretiene ver su espontaneidad y la forma de contar sus experiencias. El trato con la gente es cercano y amable. También con sus comentarios he aprendido mucho de historia y por supuesto de geografía, ahora conozco lugares que ni por asomo conocía.

    09 mar 2020
  5. Pedro Aceituno

    Desde luego que la espontaneidad le dan un toque único, pero es que hay pocos documentales en los que se enseñe tanto de las gestas españolas por el ancho mundo junto con el respeto al paisano del lugar y la admiración de sus paisajes. Respetuoso con el ajeno, didáctico con todos, Miquel ha sabido encontrar el hueco de frescura en lo precocinado. Ojalá no deje de viajar y de seguir enseñando.

    09 mar 2020

Los últimos 221 documentales de Diario de un nómada

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
Mostrando 1 de 12 Ver más