www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
1002358
No recomendado para menores de 7 años
Transcripción completa

Cuéntame,...

...tú que has vivido...

...el despertar...

...de un tiempo que nos cambió.

Volverás...

...a ser un niño...

...al recordar...

...las largas tardes de sol.

Háblame de lo que has encontrado...

...en tu largo caminar.

Cuéntame cómo te ha ido,...

...si has conocido la felicidad.

Cuéntame cómo te ha ido,...

...si has conocido la felicidad.

Sentirás...

...el dulce abrazo...

...de aquellos padres...

...que dieron todo por ti.

El sabor...

...del primer beso,...

...todos los sueños...

...que tú querías cumplir.

(A pesar de lo que habían profetizado los agoreros,...

...después de la muerte del Caudillo, ni triunfó la revolución..

...ni se abolió la propiedad privada ni se colectivizó nada de nada.

La vida seguía más o menos como siempre...

...y así llegamos a las primeras Navidades sin Franco.

Unas Navidades en las que se empezaban ya a ver cambios en España

Y algunos muy importantes como el definitivo abandono a su suerte...

...del antiguo territorio del Sahara.

O el nombramiento de un nuevo gobierno lleno de caras nuevas,...

...y presidido por una cara más que conocida, Arias Navarro.

Y también cambios pequeños, domésticos,...

...pero que iban a levantar ampollas en más de uno, como el padre Froilan

...que vio como el Belén de toda la vida había sido reemplazado ese año

...por un gigantesco abeto lleno de bolas y luces de colores.

Spain is diferent, que se decía entonces,...

...pero no tanto como hacía unos años.

Pequeños y grandes cambios.

Muchos nos recordaban que por muy muerto que estuviera Franco...

...el franquismo seguía vivo...

...y se resistía a dejar paso a los nuevos tiempos.

Pero aquello ya no había quien lo parara...

...y la gente empezó a reclamar de forma cada vez más abierta...

...y desafiante en contra de lo que ya no había quién defendiera.

Como que las cárceles siguieran llenas de presos políticos.

La calle se convirtió entonces en un grito, Amnistía y Libertad.

Pero aquel grito seguía sin respuesta...

...y mi hermana entre otros muchos exiliados...

...tendría que seguir esperando para volver a España.

Por suerte Eugenio si que podía entrar al país...

...y con él mi sobrino Antonio Oriol.

Mi abuela estaba tan nerviosa...

...de pensar que iba a conocer a su primer biznieto,...

...que me obligó a coger la cámara y grabarlo todo).

¡No enfoques para allá, que se te van a perder cuando lleguen!

¡Ya están ahí!

Bueno.

Por fin en casa.

Venga.

Míralo.

María, ya están aquí.

Dame la manita.

Desi.

(La llegada de Eugenio y sobre todo la de mi sobrino...

...alegró aquellos días navideños a toda mi familia.

Y es que desde que se marchó apresuradamente a París...

...hacía ya casi un año no pasaba un día sin que los Alcántara...

...pensáramos en Inés, contando los días para que pudiera volver).

Carlos, dile a la abuela que ya estamos aquí.

(Aquel día viendo por fin sonreír a mi familia,...

...sentí de alguna manera la presencia de mi hermana,...

...que seguro que desde la distancia pensaría en nosotros.

Aunque para ser sincero, aquel no fue el único palpito que tuve.

Y es que mis amigos y yo habíamos encontrado...

...un décimo de la lotería de Navidad en la calle...

...y presagiábamos que aquello tenía que hacernos millonarios).

¡Carlos!

-¡Baja! -¡Nos ha tocado!

¡Que nos ha tocado, baja! ¿Cuánto?

¡Baja, corre!

¡Ostras!

¡Venga!

¿Qué pasa?

Hemos puesto la cuna de María en nuestra habitación.

Hola, papá. Hola, Carlos.

¡Hombre, qué mayor estás!

¿No ves a tu sobrino?

Dale un beso a tu sobrino.

¡Qué guapo! Me bajo.

¡Carlos, Carlos!

¿Cuánto? Mil duros, macho.¡Mil duros!

es el nuestro.

Os dije que iba a tocar.

-Voy a ir a Galerías Preciados.

Yo me compraré discos de Santana, de Supertramp, todos.

-¿No era para la causa? ¿Qué causa?

La de tu amiga Azucena.

Pero eso era antes.

¿Antes? -De que nos tocara.

-Así hago yo la revolución.

¿Qué iban a hacer con 5.000 pelas?

Se necesitan muchas cosas. Ya.

-No se lo digas a las chicas.

-Ya veré lo que hago. Luis, no seas cabrito.

¿Cómo se lo voy a decir?

Podemos juntar el dinero e invertirlo en algo más productivo.

-¿En qué? -Esta tarde os enseñaré una cosa.

A ver, a ver.

(Cinco mil pesetas, ni una más, ese había sido nuestro precio...

...para olvidarnos completamente de la causa.

Y es que para convertirse en un sucio capitalista,... 113 00:06:21.799 --> 00:06:24.120 ...lo único que se necesita es dinero).

¿Cómo le llamamos?

¿Antonio o Toño?

Oriol.

¿Cómo?

Oriol.

¿Con esa cara que tiene?

Oriol es nombre del obispo de la Seo de Urgel.

Con tantos Antonios en casa...

Dale el patito a tu sobrino.

-Hola, Oriol.

Es Toño.

Hola, Oriol.

Con la edad que tiene.

Quién le diría que iba a ser tía. Podría ser su hermano.

Cuando quieras, llama a Inés y dile que habéis llegado.

Es tu casa.Sí, voy a hacer unas cosas en el centro...

...y me acerco a telefónica y llamo desde allí.Qué catalán eres.

Llama desde aquí que estás en tu casa.

No es por no gastar, además ahora no estará, está ensayando.

¿Cómo que está ensayando?

¿Ha vuelto a hacer teatro? En plan aficionado.

Hay un grupo de exiliados... ¿Comunistas?

¿O anarquistas? Hay de todo.

Son buena gente. Nos ayudamos todos mucho.

Ya.

No nos dijo nada. Nunca dice nada.

No sé.

A ver si la encuentro.

Voy a hacer una llamada.

Quiero hablar con ella.

Ha vuelto al teatro y encima con la farándula roja.

Con alguien tiene que tratarse. No digo nada, Merche.

La cabra tira al monte.

La ha liado en español y en inglés. Ahora, en francés.

A ver si dan la amnistía esa y viene pronto.

No sabes lo que ha sido.

Salir de la estación y ver que no había ni un sollo taxi.

Ya era hora de que fuéramos todos los taxistas juntos a la huelga.

-Yo he visto a Ramón esta mañana con el taxi.

-¿Cómo que le has visto con el taxi?

¿Este Ramón es idiota o qué?

-Está en su derecho de trabajar.

-¿Qué derecho?

¡Llevamos meses reivindicando un aumento!

-No me marees con lo de las 15 pesetas.

Ramón sabrá lo que hace. -¡No tiene ni idea!

¿Sabes lo que hace Ramón?

¡Ser un esquirol!

Y con mi propio taxi. -El taxi es de los dos.

-Le compro su parte. -Y el palacio de El Pardo.

-Paqui, no bromees.

Ramón y yo las hemos tenido de todos los colores.

Yo sé quién es Ramón. ¿Sabes quién es?

Es un reaccionario y un franquista.

-¿Qué pasa con lo nuestro?

-¿Qué pasa con lo nuestro?

¿Cómo habíamos quedado?

Eso es.

No, no te preocupes.

Está todo bien, sí.

Vamos a ver, te llamaremos luego.

Un beso.

¿Ha colgado?

Estaba con los ensayos.

Os manda un beso y llamará más tarde.

¿Todo bien?

Sí.

Voy al baño.

¿Y eso que decías de que en Francia te daban el divorcio enseguida?

-¿Eso te dije?

-Eso me dijiste.

-Yo te dije eso...

Eso ocurre cuando hay acuerdo entre las partes.

Pero no hay acuerdo por su parte.

Por parte de ella. ¿Qué quieres que le haga?

-¿Qué le has hecho? -¿Que qué le he hecho?

¡Que no le he hecho nada!

Le molestará verme feliz.

O que seas más joven y guapa.

¡Quiere hacerme la vida imposible!

-Mira, Miguel.

No puedo esperar toda la vida.

-Paquita, no me digas eso, que me partes el corazón.

¿Quién dice que esperemos?

-¿Qué estás tramando? -No estoy tramando nada.

A lo mejor no hay que esperar.

En ningún sitio está escrito que para quererse haya que casarse.

Hay otras posibilidades y no hemos pensado en ellas.

No hemos pensado en irnos a vivir juntos.

-Estás de broma.

-No estoy de broma, estoy hablando en serio.

Lo de casarse es un trámite.

Lo importante entre dos personas que se quieren...

...es declararse su mutuo respeto y fidelidad.

Como mi sobrina Inés. -¡Estaba con un cura!

-¡Pues me calzo una sotana!

No sé por qué quieres que un cura nos eche cuatro bendiciones.

Paquita, escúchame, lo importante es quererse.

Como yo te quiero a ti.

Si lo que quieres es un sarao con banquete,...

...sarao, banquete y lo que quieras.

-Para que se enteren todos de que me rejunto con uno.

-¡Mira que eres antigua!

Lo que te propongo es que demos rienda suelta a nuestro amor.

-Eso de rienda es muy francés.

-Paqui, que Franco ha muerto.

En este país, a partir de ahora, no se va a querer casar ni Dios.

-Eso te lo crees solo tú.

Yo soy y seré una mujer decente.

-Ya salimos con la decencia.

¿Qué haces en Nochebuena?

-Cenaré con mi madre y nos iremos a la cama pronto.

Estará todo el rato llorando.

-Así, las navidades son una mierda.

Por otro lado es la primea Nochebuena que paso con mi madre en muchos años. 229 00:12:11.960 --> 00:12:13.040 Así estaban las cosas con mi padre.

-Toni, Juana, necesito... -Para el carro.

Estamos con la copita. -Para relajarme estoy yo.

Esta tarde graba el mensaje del Rey.

-El funeralísimo salía el 30 y han cambiado de día.

-Eso es.

Cuidadito con eso de funeralísimo.

Este es el periódico de la organización sindical.

Y hay mucho mala baba.

-¡Cómo están los ánimos! -Sí, sí, sí.

Miguel.

Miguel. ¿Qué?

¿Cómo va lo tuyo?

¿Qué?

Lo del divorcio.

¿Por qué hablas tan bajo?

Porque no es un tema para airear con ropa tendida.

Acabáramos.

Lo del tío divorciado mejor callarlo.

Tampoco es eso. Claro que es eso.

Carlitos ya tiene una edad.

Para vosotros, soy un bicho raro. ¿Has pimplado?

¡Qué voy a pimplar! Sabes que no bebo.

Contesta. ¿Cómo va lo del divorcio?

Ahí va.

Ahí va, atascado.

¿Te vas a divorciar o no?

Calladito estás más guapo.

Paquita va a hacer un pavo relleno.

¿Un pavo relleno, y qué pasa con el cordero de toda la vida?

Tu... mi sobrina...

...quiere hacer un pavo y le va a poner orejones, pasas y piñones.

¿Pasas y piñones a un pavo?

Lo que hay que oír.

Y el moderno soy yo.

Los experimentos no deberían ser en Navidad.

¿Inés dónde pasa la Nochebuena?

-Va a estar en casa, con unos amigos españoles.

¡Qué pena que no pueda estar aquí!

¿Por qué te da pena?

Va a estar con unos amigos comunistas.

-¡Ay, la leche! Pero no es su familia.

-Va a estar muy bien, de verdad.

¿Qué importará más, que sean comunistas o que sean españoles?

Las dos cosas, Miguel.

Aquí todo el mundo hace un esfuerzo para que vuelva, ¿y qué hace ella?

Lo que mejor se le da, tocarme las narices.

Te echa de menos.

Yo no hablo por hablar.

Sé de muy buena tinta que la policía española tiene chivatos...

...que os vigilan todo el día, saben lo que hacéis, con quién estáis.

Y vosotros haciendo el tonto con comunistas, cómo va a volver.

Vamos a disfrutar del niño.

Incienso, oro, mirra, Marx y Lenin.

Y orejones.¡Antonio!

Perdone, Herminia, tiene razón.

Perdona, Eugenio, hijo.

(Mirando a mi padre, entendí que todos los exabruptos que soltaba...

...sobre mi hermana eran en el fondo cariño.

Cariño e impotencia contra un régimen que incluso descabezado...

...le negaba algo tan simple como el derecho a pasar con ella la Navidad)

Tararea una nana

¿Se duerme?

¡Qué va! Está más despierto.

Lo extrañará todo.

Es un angelito.

Y se parece mucho a ti. ¿Sí?

Quiere venir con su abuela.

Oye... Tesoro mío.

Mercedes, tengo que salir un rato.

¿Te importaría quedarte con él? Estoy deseando achucharle.

Vete tranquilo.

Vete.

Eugenio, gracias. Sé que has hecho un esfuerzo.

No hagas caso de Antonio. Ya sabes cómo es.

Ya.

Te habrá costado dejar a Inés.

Y a Inés dejar al bebé y a ti.

Sí, lo tiene que estar pasando muy mal.

Os echa de menos a todos.

A ver si podemos volver pronto.

Ya verás cómo se arregla todo.

-Ta.

Ta.

-Bueno.

Gracias. Oye.

Le toca el biberón en dos horas.

No le gusta el chupete para dormir. Anda que he tenido cuatro hijos.

Vete, vete tranquilo.

Tienes los ojos de tu madre. A ver que te mire.

Bueno, pedorretas. Adelante.

¿Ve qué pena? Se nos ha ido el caudillo.

Mujer...

Que descanse en paz también él.

Eso es verdad, que descanse en paz.

¿Ha visto? ¿Le importa?

Pase.

Mire qué nieto.

¡Ay!

¡Qué ricos están a esta edad! Crecen tan deprisa.

Y digo yo, y perdone,...

...su hija estaría mejor aquí.

Con ustedes, no tan lejos.

El trabajo es el trabajo.

¿En qué trabaja él? Es profesor de español.

¡Ah!

La lástima es que la criatura no podrá conocer al generalísimo.

Es bonita.

Sí, sí. Pero ¿por qué la vende tu primo?

Porque se ha comprado una más grande, desconfiado.

¿Y esto anda? -De maravilla o no la ves. Es bonita.

Nos la deja en 5.000 pelas.

-Las otras 5.000, a plazos.

¿Y gasta mucho?

-¡Qué más da eso!

¿Quieres que ande a lapos?

-El problema es que yo solo no la puedo comprar.

Y antes de subir, aprendes.

Eso fue mala suerte. Ya.

Díselo a Cervan.

-Hola.

¿Qué hacéis? Hablando.

¿Vais a ir a la mani?

¿Qué mani?

¡Joder!

¿Qué te parece? Un mes muerto y ya la están liando.

No es para tanto. Con un poco de pintura, se arregla.

Esto no se tapa con pintura.

¿Quieres tirar el muro?

Mira, mira.

Por la amnistía. Esto no está hecho aquí.

Ya lo sé. Léelo otra vez, fíjate.

Manifestación el 23 de diciembre.

La convoca Comisiones, pero van todos.

La ORT, la Liga. -¿Los futbolistas?

Liga Comunista Revolucionaria.

-Es la primera manifestación. 366 00:19:07.240 --> 00:19:10.000 Si va tanta gente no hará falta que vayamos nosotros.

Cuanta más gente, más fuerza se hace.

Claro. -¿Tú vas a ir?

Si ya se ha muerto Franco, ¿para qué seguir armando jaleo?

Aquí no ha cambiado nada.

El presidente sigue siendo el mismo.

¿Esperabas que fuera Carrillo? Hablo en serio.

Hay que hacer un gesto para que se entere el gobierno.

¿Quién lo va a hacer?

Todos los españoles. ¿Sí?

Serán los del PC.

O los de la Liga, que son peor.

¿Crees que no sé por qué hacéis tanta huelga?

Para liberar a nuestros presos. No, para derrocar al gobierno.

Yo tengo derecho a ir si me da la gana.

No si no está autorizada.

¿Hay alguna que lo esté?

¡Qué cruz me ha caído con este!

No se puede contar con vosotros. No te vayas.

Te lo explicaremos. Dejadme.

Ahí. Muy bien.

Ya estamos aquí. Hola, Herminia.

¡Madre del amor hermoso!

¡Venís hasta los topes!

Con todos los que somos.

Nosotros, Miguel, Paquita, Eugenio y los niños.

¿Cómo está mi niño? ¿Y el pavo?

En el restaurante. ¡Ah!

¿No estará Miguel?

No, dijo que iba con los taxistas a García Morato.

Te he comprado turrón del duro. ¡Qué bien!

Gracias. Ya nos ha contado Miguel.

¿Se lo ha contado?

En la comida.

¿Y usted qué dice?

Prefiero que os caséis por la iglesia, pero si no puede ser...

¿Le parece bien que viva con él? ¿Vas a vivir con él?

¿No era eso?

No, nos ha dicho que lo del divorcio se ha retrasado.

Yo no me voy a ninguna parte. Son cosas de él.

¿Te ha pedido que te arrejuntes? Eso.

No está bien de la cabeza. Lo mismo que le he dicho yo.

Estoy hecha un lío.

Yo le quiero, pero irme a vivir con él eso ya es otra cosa.

Vámonos, mi vida.

Vamos a jugar con la tita.

Venga.

Estará cansado. Mi niño.

Imagínese el disgusto que tengo. Tampoco es para tanto.

No sé cómo te enamoraste de Miguel. Porque es muy bueno.

Es honrado, tiene un taxi.

Eso ya lo sé yo.

Pero tiene unas cosas que para qué. Tía.

No le diga nada al tío. ¿Cómo que no? Si es su hermano.

Por eso.

Van a discutir y la vamos a liar.

Pasemos estas fiestas tranquilas.

No le digo nada al tío, pero después de las fiestas lo aclaráis.

Muy bien.

No me voy a casar nunca. Anda.

Come un poco de turrón.

Anima esa cara.

¿Cómo no te vas a casar nunca? Si eres un tesoro.

¿Se puede?

-¡Eugenio!

¿Cómo estás?

¡Cuánto tiempo!

Me alegro de verte.

Se te echa de menos. -Yo también os echo de menos.

Las clases, los chavales. -¿Los chavales?

Cada vez están más desmadrados y más politiqueros.

Viene mucho la policía.

Bueno, ¿qué tal? -Bien, muy bien.

Estoy en Madrid y he pasado a saludaros.

Y a haceros una pregunta sobre mi plaza.

-¿Te reincorporas?

-No lo sé.

No tengo la excedencia.

-Con tu antigüedad, es difícil que te la den.

-Ya.

¿Y si volviera?

-Una cosa sería reincorporarte a enseñanzas medias...

...y otra, tu plaza.

Es posible que durante un tiempo tuvieras que estar fuera.

-No me importaría.

-Cuando puedas volver, me llamas...

...y ponemos tus papeles en marcha. ¡Adelante!

-¡Eugenio!

-Hola.

-Hola.

¿Sabes quién convoca estas cosas? Sí, Comisiones Obreras.

O sea, el Partido Comunista. ¿Qué es lo que quieren?

Armar gresca.

Desestabilizar.

Eso solo sirve para cargar las pistolas de los del búnker.

Se lo acabo de decir a Curro, pero solo quieren hacer la revolución.

No es uno ni dos, son cientos.

En el sindicato vertical, hay muchos de Comisiones.

No les falta razón.

¿Qué dices? Que sí.

A esa gente, ni agua. Te ven blando y te comen.

Mira, Pablo.

Si tuvieras una hija exiliada, verías las cosas de otra manera.

Ese es otro tema, no te confundas.

La política con mayúsculas no se hace en la calle.

Sino en los despachos.

¿Crees que va a cambiar algo porque salgan a dar gritos?

No sé.

¿Qué estás pensando?

Nada.

Te conozco como la madre que te parió.

¿No pensarás ir a la manifestación?

No se me ha perdido nada.

Pero en estas fechas, se hace más duro no tenerla en casa.

Lo entiendo, pero volverá. Paciencia, Antonio.

El Rey piensa tener un gesto. ¿Un gesto?

Sí, soltará a la gente. Pero gesto por gesto.

Si les tocan las pelotas con mierdas, se acabó lo que se daba.

¿Qué tenemos que hacer?

Callados estamos más monos. Ya.

¿Recuerdas el cuento de la ratita presumida?

Lo recuerdo.

Dos ratitas presumidas.

Cada vez se hace más difícil. No tanto.

Lo hemos hecho estos 40 años.

Yo sí.

Pues eso.

Paciencia, que Zamora no se ganó en una hora.

¿Así que el Rey va a tener un gesto? O dos.

Pero mientras, impasible el ademán.

Dejemos el mangoneo político para los que saben.

Nos puede ir muy bien.

Hazme caso, Antonio.

Tienes razón, Pablo.

¡Qué guapo es! Es precioso, Eugenio.

Se parece un poco a ti. -¿Sí?

No sé. No le hemos sacado el parecido.

Mi suegro dice que Alcántara no es.

-Me alegro mucho de verte. -Yo también.

-¿Qué tal en París?

-A ti te encantaría.

Hay conciertos a todas horas.

Puedes ver películas.

Y cómo es la filmoteca.

Conciertos, exposiciones, tertulias.

Hay vida por todas partes. -¡Qué envidia!

-A ellos les parece lo más normal.

Cuando les cuentas que aquí se juntan cuatro y les disuelven,...

...se quedan a cuadros.

-Piensan que somos bárbaros.

-Hay de todo.

A Franco le tenían manía.

-Estás disfrutando como nunca.

-Sí.

A ratos.

Cuando hay un niño, las cosas cambian.

-Ya me imagino.

-Además, hace más frío que aquí y es todo más caro.

Y también, los franceses de París...

Se echa de menos esto.

Sobre todo, los que quieren volver y no pueden.

-Mañana hay una manifestación por la amnistía.

-¿Sí?

-Va a ser una cosa muy gorda.

-¿Y tú vas a ir? -Sí.

-Claro, yo tengo que ir.

Por Inés.

-Claro.

Por Inés.

¿Qué quieres que te diga? Juan Carlos me cae bien.

Me parece muy campechano.

-Muy bien.

Como es el Rey. -Y los niños.

¿A que son una monada?

-¿Qué te pasa, eres monárquica?

-¿Quién, yo? No.

Pero no sé.

Le veo diferente a lo que hemos tenido.

A mi madre le encanta.

-Va a resultar que se van a solucionar todos los males.

-A lo mejor, Toni.

-Por favor, todos a primera.

Silencio.

Vamos a grabar.

Cinco, cuatro,...

...tres, dos, uno. Majestad.

En estas fiestas de Nochebuena y Navidad...

...en que las familias españolas acentúan su sentido entrañable...

...y parece que quisiéramos ser mejores, me dirijo a todos...

...para felicitaros las Pascuas...

...y desearos un año 1976 lleno de venturas y felicidad.

¿Entonces tú ya has visto el mensaje? -Sí, hice la reseña del periódico.

Al menos el Rey hablaría de Franco, lo nombraría.

Imagino yo que sí, después de estar 40 años chupando del frasco carrasco.

Sí, habló de Franco. -No las tengo yo todas conmigo.

¿Y de qué otras cosas nuevas ha hablado?De muchas,...

...pero no de lo que esperábamosYa. -¿Y qué esperábamos?

Que hablara de la amnistía. -Ya estamos con lo mismo.

Perdone, pero eso es fundamental, hasta que no salgan todos,...

...esto no es libertad ni leches. Sí, señor, pero con calma.

Primero se hace un gesto. Segundo "Charton Heston".

Sí, y esperamos toda la vida, ¿no, papá?Pues habrá que esperar.

¡Que me dejes en paz!

El taxi no se va a mover.

Y yo te digo que no tengo que pedirte permiso para ir a trabajar.

Y menos por politiqueos. -A ver si me puedo explicar bien.

Esta huelga se hace para subir el precio de la bajada de bandera.

El que no se entera eres tú, Miguel. O sea que se muere Franco...

...el país patas arriba y me vas a decir que no hay una mano negra.

Claro que hay una mano negra, los comunistas.

Que estaban esperando que muriera Franco para armar otra guerra civil.

¿Y a usted quién le ha dado vela en este entierro? -Claro.

A ver si te enteras, a mí no me manipula nadie.

Y yo hago una huelga porque no soy un esquirol como tú.

Y como las llaves del taxi las tengo yo, el taxi no se mueve hoy.

¿Cómo que no se mueve? -Que no se mueve.

¡Dame las llaves! -Estoy harto.

¡No me toques las narices, hombre! -Miguel, coño.

Que me des las llaves, Miguel.

Esto que estás haciendo está muy feo, peque.Que va a estar feo.

Si tú tienes razón para hacer una huelga, cosa que dudo hoy,...

...también tendrá razón él para trabajar si le da la gana, ¿no?

Claro.Así que las llaves para él. Estaría bueno.Cállate la boca.

Y tú también. Que me tenéis harto ya, un día os vais a hacer daño.

Me cago en la leche, tómate la caña tranquilo...

...y vienes a casa a cenar y ya está.

Yo esta noche no tengo ganar de ir a cenar a ningún sitio, peque.Allá tú.

Y otra cosa te voy a decir ydelante de todos mis amigos,...

...tú a mí peque me llamas en casa si te da la gana,...

...pero aquí en el bar me llamas Antonio, ¿entiendes? Antonio.

¿Estamos?Estamos, Antonio. Pues eso.

Joder, Miguel, menos mal que tenéis un taxi...

...si tuvierais una cuchillería, os degolláis.

Padre Froilán.

-¡Eugenio!

¡Qué alegría verte! -¡Cuánto tiempo!

-Ya me he enterado de que estás con tu chico. Enhorabuena.

Oriol le has puesto, ¿no? -Antonio Oriol, la tradición.

Le llamamos Oriol. -Muy bonito.

¿Vendrás a la misa del gallo? -Claro.

-Si tienes un rato, me cuentas qué tal París.

-Sí.

Me vendrá bien hablar con usted.

-Eugenio, ¿va todo bien?

¿Quieres que hablemos?

Si te quieres confesar...

-No, mejor después de la misa.

-Como quieras.

¿Qué te parece esta patochada de la junta de vecinos?

-A mí me gusta. Es una tradición pagana.

-A mí eso me da igual.

Pero las luces no me dejan pegar ojo.

El Belén no lo quita nadie.

Es igualito que su tío. Le falta el bigote.

Le vais a despertar.

-Duerme como un tronco.

Menudo lío le vamos a hacer.

Oriol, Toño, Toni, Antonio.

¡Qué lío le vamos a montar!

El lío se lo montas tú con esos nombres.

¿A qué corresponde en el santoral Oriol?

A San José Oriol. ¿Existe?

-Sí, papá.

Yo le llamo Toño. Y yo.

-¿Miguel va a venir?

Hoy no, pero mañana estaremos todos juntos.

-A cenar no puedo. ¿Por qué, tienes guardia?

Tengo guardia y cosas que hacer. Guardia bajo los luceros.

Sí, bajo los luceros.

¿Qué pasa? Que va a una manifestación.

Sí, creo que es mi deber.

¿Para qué? Para pedir amnistía.

¿Por qué lo sabes? Lo sabe todo el barrio.

Yo no lo sabía.

Ahora, una manifestación. Antes, la plaza de Oriente.

Abuela, no va a pasar nada.

No va a pasar nada, hasta que pasa.

-Yo también pensaba ir.

Lo estaba esperando, como no, hala, todos a la manifestación.

Si va Eugenio, yo también quiero ir. Cállate la boca.

A ti nadie te ha dado vela en este entierro.

Es lo mínimo que se puede hacer por Inés.

No, no es lo mínimo.

Si queremos ayudar a Inés, lo mejor es que no armemos follón.

Hay gente que trabaja para arreglar estas cosas.

-Los de arriba no están haciendo nada.

Lo tendremos que hacer nosotros. Otro equivocado.

Yo me entero de muchas cosas.

Debemos estar en casa, que es lo que necesita este país.

Esto parece una romería.

Con una manifestación, no vas a ninguna parte.

Puedes ir a alguna parte, a la cárcel.

Deberías quedarte en casa, que tienes un hijo.

Por Oriol no te preocupes.

Lo matriculamos en San Ildefonso.

No digo nada.

La política es para los políticos, que para eso les pagan.

Come ensalada. -Gracias.

Pon más alta la tele.

Últimas noticias: A última hora de esta tarde se ha procedido...

...a la liberación de los presos Nicolás Sartorius, Marcelino Camacho,

...y Juan Muñiz Zapico. Los citados habían sido condenados...

...por el proceso que se dio en llamar 1001.

La excarcelación es fruto de un indulto firmado esta misma mañana...

...por el que cinco condenados a muerte y más de 4.000 presos...

...han sido liberados.

Eso quiere decir que Inés puede volver.

No, solo han abierto la mano.

¡Qué agorero eres!

Es una cosa... Vamos a dejarlo ya.

Cuéntanos cosas de Inés. -Está muy bien.

La verdad es que...

...estamos muy bien.

¡Qué susto, Desi! ¿Qué haces aquí?

-Voy a ver si muevo la antena.

-Aquí, con la ropa de la peluquería.

-¡Qué barbaridad, qué cantidad de ropa!

Parece el balneario de La Toja.

Y digo yo, Loli.

El barrio y Madrid serán muy diferentes a tu pueblo.

-Un poco.

-¿No lo echas de menos, estás bien aquí?

-Aquí estoy encantada.

Pili y Mercedes son muy buenas jefas y no se me caen los anillos.

-No me refería a eso.

Quería decir...

...que si has dejado allí a alguien en particular.

-¿Un novio?

No, me vine aquí para olvidarme de él.

-Algo me comentó tu prima.

Alguien que deja a una chica tan trabajadora, buena, lista...

...y tan guapa debe ser gilipollas.

Así de claro.

¿Tienes frío, bajamos?

Tú a tu casa y yo a la mía. -¿Y la antena?

-Ya la he nivelado, seguro que ya funciona.

-No, acábate el pitillo.

Llevo todo el día encerrada. Así me despejo.

¡Qué frío!

Muchas gracias. -Las que tú tienes.

-¿Te importa?

-De ninguna manera.

Cojo yo otro.

-Madrid me sienta muy bien.

Estar aquí me ha ayudado a darme cuenta de muchas cosas.

-¿Por ejemplo?

-Que la próxima vez que me enamore no será de un crío.

Será de un hombre que sepa lo que quiere.

Un hombre de verdad.

Como el que encontró mi prima contigo.

-Que se vista por los pies.

A ver si le vas a despertar.

No te preocupes.

Este niño es un santo. Duerme como una marmota.

Desde luego que sí.

Por cierto.

¿Has hablado con Paquita? ¿Con Paquita?

¿Yo, por qué?

No me preguntes por qué. ¿Has hablado con Paquita?

¿Ha pasado algo?

Pues yo creo que sí.

O Miguel tiene problemas con el divorcio o está muy raro.

¡Cómo se ha puesto!

Si Marie Chantal le está dando largas.

¿Por qué sabes que le da largas?

Porque lo sé.

Me lo imagino.

¡Qué lista eres!

Hay una cosa que no entiendo.

Si se ha muerto Franco, ¿estamos en democracia?

¿Nosotros?

No, mujer, todavía no.

Ahora tenemos una monarquía orgánica.

Cuando las cosas cambien y podamos votar, tendremos democracia.

Con Franco podíamos votar. Hace poco votamos.

Por el tercio familiar.

En el 47, la ley de sucesión. Yo no voté.

Eso eran referendos.

En la democracia, el poder emana del pueblo.

De abajo arriba.

¿Por qué dices que la política hay que dejarla para los políticos?

La política sí. La democracia la hacemos entre todos.

¿Entonces por qué no podemos ir a la manifestación?

No hacemos mal a nadie, es por nuestra hija.

Porque es peor.

¿Por qué? Hay que esperar.

Ya están sacando a gente de las cárceles. Habrá amnistía.

Pues es injusto. Es muy injusto.

Si alguien me asegura...

...que yendo a la manifestación vuelve mi hija,...

...estoy allí y me pongo el primero.

¿Entonces para qué es?

Para derrocar al gobierno. ¿Quieres derrocar al gobierno?

¿Cómo voy a querer?

Entonces.

Nos están utilizando, como siempre.

¿Sabes qué van a conseguir?

Que se cabreen los que mandan, les entre el miedo...

...y ni democracia, ni amnistía ni nada.

Yo solo quiero ver a mi hija.

Pasado mañana es Nochebuena y podríamos estar juntos.

Ya lo sé, no te preocupes.

Antes de lo que te imagines, tenemos amnistía.

Dios te oiga.

Mira lo que dice aquí.

Democracia.

Régimen en el que el pueblo es soberano a través del voto.

Doctrina favorable a la intervención del pueblo en el gobierno.

Está muy bien. Quiero votar a la democracia.

Para eso, hay que esperar.

Hay que esperar un poco. Se me va a hacer largo.

¿Qué le ha pasado al taxi?

-¿Qué le has hecho?

-¡Tus amigos!

-¡No me jodas! -Un poco más y me matan.

-¿Qué ha pasado? -¿Es que no lo ves?

¡Un piquete, coño, de demócratas de los cojones!

En un semáforo.

Como a un conejo.

Pero esto no se queda así.

Los conozco de la parada del aeropuerto.

Me voy a la comisaría.

-¿Qué llevas en la mano? -De quitar la luna para conducir.

¿Quién va a pagar tu mitad del taxi, Santiago Carrillo?

-¡Santiago de los cojones!

-¡Te digo una cosa! -Dímelo clarito.

A ver. -¡Me cago en las huelgas!

¡Me cago en los huelguistas! -No faltes.

-¡Y me cago en la madre que parió a los rojos!

¡Arriba España! -¡Arriba!

-¿Arriba qué? -Es la costumbre.

-¡A ver si vamos dejando esas costumbres!

¡Que Franco ha muerto!

¡Eres un bocazas!

-No puedo salir a trabajar.

-Una huelga es una huelga.

Me cago en la huelga.

Has visto lo que han hecho, te lo podían haber hecho en la cabeza.

Déjame ver la mano. -Me duele coño me duele.

¡Qué niño más lindo y qué simpático es!

Es un bendito.

La siesta que se ha echado.

Ha salido a su padre, porque su madre...

Menudas noches nos dio. Luego se te olvida.

Las malas noches, el parto, los niños malitos.

Solo te acuerdas de lo bueno. Madre mía.

¡Qué ganas de achuchar a un bebé!

Es que se te olvida.

Dan ganas de tener otro.

¡Qué me dices!

Tú ya has cumplido bastante.

No tantos. Mira Angelita.

La de Claudio, tuvo seis.

¿Y padre? Eran nueve.

Pero nos conformábamos con otra clase de vida.

Nos hemos complicado.

Que no se te pase por la imaginación tener otro.

Con lo que cuesta sacarlos adelante. No, ya soy abuela.

Pero si viene, bienvenido sea.

Ten cuidado, que ya tienes una edad...

De lo único que me voy a arrepentir es de no tener otro hijo.

Anda, si ya eres abuela.

¿Y tú?

Yo, bisabuela.

¿Quedamos cerca de ahí?

-Pásate por casa.

Tomamos un café y nos vamos a la manifestación.

-Muy bien.

Me paso luego.

Esto es la leche. Esto es chapa, es pintura.

Esto es motor. -Motor no.

-Le habrá caído pintura.

El tiempo que va a estar parado. ¿Qué ha pasado?

Imagínatelo, Antonio.

Mi amigo, el capitán Trueno. ¿Qué ha hecho?

Reventar huelgas. -¡Tu padre!

-¡El tuyo! -¡Que te zurzan!

Le han puesto esquirol. Lo que es.

No lo muevas, Miguel. Al menos, que te lo cuide Tinín.

Acércame al centro y hago el trámite del seguro.

Sí, que tengo que hablar contigo.

Contentos nos tienes.

¿Por qué dices eso? Mira.

Ya está el abad de Montserrat haciendo ahorros.

¡Qué poco pide!

Le digo que llame desde casa, pero no le entra.

-¿Qué haces esta Nochebuena? -Me quedaré en casa.

-¿Sola?

-Sí, mis padres se van a Canarias y a mí me venía un poco mal.

Pero no pasa nada.

-Ya. Oye.

Vamos a hacer una cosa.

¿Qué te parece si luego...?

Te he dicho que llames desde casa. Me has dado un susto...

-¿Eugenio? Perdona. Pásamela.

-¿A quién? A Inés. ¿No es Inés?

Se ha cortado.

Se ha cortado. No le des ahí, que se corta.

No tengo monedas.

Ahora está ensayando.

¿Ya se ha ido a ensayar? Sí.

Joder con la prisa, me cago en la mar!

Ya la llamo luego desde la oficina, era para felicitarle las fiestas.

Ya, llámala, le hará ilusión. Otra cosa, pater, hablando de...

...lo de esta tarde, ¿qué? ¿Qué es lo de esta tarde?

Joder, lo de la tarde. Ah, lo de la manifestación.

Cállate la boca, te va a oír todo el mundo.

Sí, lo de esta tarde. Bueno...¿Vas o no?

Mi primo tiene otro comprador. Nos guarda la moto hasta la tarde.

-Mis padres me han dicho que sí.

-A Cervan no le importa que la guardemos aquí.

¿Y tú qué? ¿Qué de qué?

-Estás empanado.

-La moto. No he hablado con mis padres.

-¿A qué esperas?

Un momento. ¿Adónde vas?

Oye.

Dime.

¿Dónde vais a quedar?

¿Vas a venir?

A ver si dejas de mirarme de esa manera.

Sabía que podía contar contigo.

¿Dónde vais a quedar?

¿Sabes dónde está la cafetería Manila?

No.

Delante del Capitol. ¿El de las escaleras?

He quedado con unos compañeros de Azucena. Te espero.

Alí estaré.

Eres un tío estupendo, de verdad.

-Te estamos esperando. Vale.

(Aunque pueda parecer que en ese momento había pensado, reflexionado,

...y tomado una decisión, lo cierto es que nada de eso ocurrió.

Fue un impulso, un revés del Pepito Grillo que todos llevamos dentro...

...y que nos hace abalanzarnos hacía lo que realmente sentimos.

Sin darte cuenta, mi ideología y mis sentimientos...

...salían a la luz de la manera más natural para mí en ese momento.

De la mano de una chica).

Bueno, ¿qué?

¿Qué de qué?

¡Joder!

Que si me sueltas el sermón o esperamos a Nochebuena.

¿Qué sermón?

No creo que tenga mucha importancia.

Tu hijo lo hace desde hace tiempo.

¿Qué hace mi hijo?

¡Joder, Antonio!

Convivir con su novia.

Convivir no, aún no se ha mudado.

Pero están en un tris. No sé qué tiene de malo...

¿Se quiere arrejuntar con una novia? No, con Juana.

¿En qué mundo vives?

Yo quiero hacer lo mismo con Paquita. ¿Quieres hacer lo mismo?

¿No me querías hablar de esto? Pues no.

¿Quieres amargarme las navidades?

¿Qué navidades, qué estás diciendo? ¡Me cago en la leche!

¿Adónde vas? ¿Quieres que me quede en el coche?

Baja, Miguel, baja.

¡Mira que exageras, Antonio! Que no hay para tanto.

Te ahogas en un vaso de agua.

Con lo hace Toni, quieres abrir una comuna y tocar la guitarra.

¡Qué comuna, por Dios!

Quiero tener lo que tienes tú.

Familia, mujer, hijos.

¡Cásate! No me dejan.

¿No has ido a Francia a divorciarte? No hay manera.

¿Para qué les sirve la ley? Esa no es la cuestión.

Marie Chantal no quiere.

Se lo he dicho a tu sobrina. Marie Chantal no quiere.

¿Le has dicho que no la quieres? Se lo he dicho.

¿Que te has enamorado? ¡Que sí!

¿Entonces qué quiere? ¡Todo!

Lo quiere todo. Como lo oyes.

La casa, el coche y la mitad de la indemnización que me dieron.

Dáselo y ya está. ¡Y una leche!

¡Dáselo! ¡Que no me da la gana!

Me lo dieron cuando nos habíamos separado.

Además, no he trabajado de sol a sol...

...para que se lo lleve una francesa.

Es la mitad y además, es la madre de tu hija.

La mitad de nada se va a llevar.

Lo he invertido en el taxi. ¿De qué voy a vivir?

¿Se lo has contado a mi sobrina? No.

¡Ah, no!

¿Le digo que no quiero pagarle? Pues sí.

¡Ya estoy harto, por Dios, Antonio! Ponte en mi lugar.

Yo era un niño cuando me bajé en Austerlitz.

Sin hablar francés y con dos duros.

Las pasé canutas.

Ya lo sé. ¡No sabes nada!

Estaba más solo que las ratas.

Lo que lloré no lo sabe nadie. Pero aguanté el tirón.

Trabajando de sol a sol.

Con una idea en la cabeza.

La de volver a mi país.

Ese día ha llegado, estoy aquí y me he enamorado.

Además, de tu sobrina. ¿Es que estoy pidiendo demasiado?

Es mi sobrina segunda.

No llores, joder.

Es que la maldita Navidad me pone tierno.

Llora, pero hazme un favor.

Debes hacer las cosas bien.

Si no, te meterás en un lío y no quiero más líos.

Lo intento, pero no me sale.

No lo intentas de verdad. Paga, paga.

¿Me llamas rácano?

Te quieres divorciar gratis. Me llamas rácano.

¿Te presto el dinero? No.

He conocido a tu nieto. Es muy guapo.

-Están para comérselos.

-Luego crecen y te preguntas por qué no te los has comido.

Lo digo por mi hijo. ¡Qué cosas dice!

-Buenos días y felices fiestas.

(TODAS) Buenos días.

-¿No está Loli?

-No, se ha ido al pueblo a pasar las fiestas, pero ya la atiendo.

-Tiene que ser rapidito.

He dejado a Luis solo y no me fío ni un pelo.

-Pero si está perfecta.

-Arréglame un poquito.

-Mercedes.

Un par de cajas. ¿Un par?

-¡Qué pena lo de tu hija, Mercedes!

¿Qué quieres decir? Tan lejos y sola.

Pasa sola las navidades, ¿no? No, con unos amigos españoles.

La echaréis de menos. -No debió meterse en política.

No se habla cuando no se sabe.

Me lo han contado.

¿Sabe qué?

Con Franco, nadie se metía en política y estábamos divinamente.

-Porque es franquista. -Y a mucha honra.

-Parece que tenemos que escondernos. -A lo mejor tienen algo que esconder.

-¿Esconder de qué, te faltó algo con Franco?

¡Ay!

-Le voy a decir... Ya está bien.

Aquí vienen a arreglarse.

-Aplícate al cuento. -Sí, y usted, al quiosco.

-¿Qué te debo? -Nada, es un regalo de la casa.

-Muchas gracias. -De nada.

-Adiós, buenos días. -Adiós.

-Mercedes. ¿Cuántas de agua oxigenada?

10 ó 12.

Tengo que hablar contigo. Estoy haciendo el pedido.

Es de la manifestación. ¡Chist!

¿Qué daño hacemos saliendo a la calle?

Hasta que deja de ser pacífica.

¿Está autorizada? ¿Cómo va a estar autorizada?

Pues perdona que insista, pero no se va y punto.

A esta va mucha gente.

Como si eso les importase a los grises.Les importa. 1015 00:53:36.520 --> 00:53:39.360 Cuantos más seamos, menos se atreverán a meterse con nosotros.

Te pueden detener y tú ya tienes antecedentes.

Hazlo por tus hijos. Querrán tenerte en casa.

Hazlo tú por los tuyos.

¿Qué quieres decir?

Nada. ¿Cómo que nada?

¿Qué quieres decir? Nada.

¿Que no me importa que mi hija no pueda volver a España?

Pero si tú nunca te has metido en política.

Porque digo yo que ya está bien.

El pueblo debe opinar.

Os estáis volviendo todos locos.

No, es que yo quiero que vuelva Inés y no entiendo porqué no vuelve.

Y yo también quiero que vuelva Inés.

Pero a ver si con todo esto vais a conseguir lo contrario...

...y no quieren dar la amnistía.

¿Sabes qué pasa? Que no tienes ni idea.

Ni puñetera idea de lo que está pasando en España.

Te crees que por pegar cuatro gritos lo vas a solucionar todo. Pues no.

Conseguiréis que no se vayan en la vida.

¿Se han ido alguna vez? Las cosas están como están.

No las vas a cambiar manifestándote.

A los tuyos no les darán la libertad.

Y mi hija no podrá volver. Eso vais a conseguir.

¡Qué bien enseñado estás!

¿A qué viene eso ahora?

La libertad no se da, Antonio.

La libertad es nuestra. Tuya, mía y de tu hija.

Nos han tenido engañados 40 años. Precisamente por eso.

Y lo quieres arreglar en un día.

Bueno, ten mucho cuidado.

Si hay follón, métete en un portal.

Mercedes, que si yo puedo salir un poquito antes.

Valentina, usted no.

No es la primera vez que voy a una manifestación.Venga.

Ya sé que es una manifestación pidiendo la amnistía general.

Va a ser de las gordas. Los ánimos están muy revueltos. 1052 00:55:31.560 --> 00:55:34.180 -Está bien, de acuerdo. Id.

Si hay palos, los periodistas van a recibir.

-Tendremos cuidado. -Recuerda que no eres Robert Kappa.

Además de las fotos de grises dando cera,...

...trae alguna de los otros rompiendo cosas.

Venga, rapidito. -Adiós, jefe.

-Adiós.

Radio: Continúa la huelga de taxistas.

En la mañana de hoy 5.000 taxistas han decidido encerrarse...

...en la cooperativa hasta conseguir una respuesta...

¿Estos no eran confidentes de la policía?

Hacen huelga hasta los confidentes.

..subida de la bajada de bandera cifrada en 15 pesetas.

Que no ha obtenido respuesta por el organismo municipal.

Madrid, a primeras horas de esta mañana ha sido detenido...

...el dirigente sindical Nicolás Sartorius.

La detención se ha producido a la salida de su casa,...

...cuando el sindicalista iba a comprar un periódico...

Soy La Española, una aceituna como ninguna.

Estoy rellena de rica anchoa.

Hijo, lávate las manos.

Y no hagas ruido porque están los niños durmiendo.

Hola, papá. Hola. Hola, Carlos.

Toma, Merche...

¿No venía tu hermano?

No, me le he encontrado peleándose con Ramón y dando gritos.

Y le digo, subes a comer y dice que se va a encerrar con los taxistas.

¡Qué ganas de meterse en líos!

Eso digo yo. Una peseta más o menos.

Lo mismo digo yo, Herminia.

¿Has oído el parte?Sí, han vuelto a detener a Sartorius.Ya.

A ver si va a tener razón tu hijo...

...y vamos a tener que ir a la manifestación.Pues no creo.

Si lo han soltado por un indulto.

¿Y el páter?

No sé.

Iba a comer con unos amigos.

Hace lo que le da la gana. Parece que el niño no sea de él.

No hables así que no me gusta.

Lleva mucho tiempo fuera de España y quiere ver a sus amigos.

Que yo no digo nada, Merche,...

...lo que te digo es que esto no tiene ni oste ni moste.

Carlos, venga.

¡Pero qué cosa más bonita, madre!

Ven aquí.

¡Qué cosa más bonita!

¡Ay!

Tesoro.

Mira tu madre.

Mírala.

Cuanto cordero habéis comprado.

Cosas de tu madre y la mía que son unas exageradas, ya las conoces.

Tenemos cordero hasta Pascua. No exageres, tampoco es para tanto.

¡Alegría!Pues, chin, chin.

Que es Nochebuena, que no tenemos cena y están las tiendas cerradas.

Ande, ande, ande la marimorena,...

...ande, ande, ande que la Nochebuena.

Por la alegría, que ya estoy cansada de tristezas.Por mi niña.

Di que sí, hija. Esa es mi niña.

Adiós.Adiós, mi vida. Que tengas cuidadito.

Hija, feliz año, cariño. Gracias, mamá.

Feliz año, papá. Feliz año, hija.

Venga, todo el mundo a brindar.

Felicidad, salud.Feliz año.

En el portal de Belén hay estrellas, sol y luna...

...la Virgen y San José y el niño que está en la cuna.

Ande, ande, ande la marimorena...

¿Estás dormido?

No puedo pegar ojo.

Pues él tampoco.

Ven con el abuelo.

Cuidado, que acaba de comer. Sí.

¿Por qué tenemos que tener miedo?

Vamos.

¿Tenéis que salir ahora?

Sí, madre, que mañana es día 24 y estará todo lleno.

¿Para eso tenéis que ir al centro? Pues claro.

Ya que vamos a por turrón, de lo bueno lo mejor...

...y además nos damos un garbeo que falta nos hace.

¿Carlos dónde está?

Se fue con los amigos.

Que se quede con los niños.

A mí no me importa.

Si pasáis por Viena no se os olvide encargar el Roscón de Reyes.

Pues a ver si nos da tiempo.

No se preocupe, Herminia, que ya lo traigo yo, tú haz caso a la abuela.

Cariño, pórtate bien que volvemos enseguida.¿Va a venir Papa Noel?

No, Papá Noel va a Alemania. Aquí vienen los Reyes Magos.

Tardan porque vienen en camello.

Pero seguro que te trae un regalito. Hombre, Herminia.

Madre.Pero si es que está harta de verlo por televisión.

Merche, se nos hace tarde. Sí, es verdad.

Tener mucho cuidado, ¿eh? Que sí.

Vamos. No se preocupe, Herminia.

Ay, Señor, Señor.

Ha venido mucha gente, ¿no? 1148 01:01:27.800 --> 01:01:29.380 -Estoy nerviosa. -Y yo.

Tengo el corazón se me sale del pecho.

-Es gente de todas las edades.

¡Cuánta gente! Sí.

Mira que le dije que no viniese. ¡Valentina, qué cabezona!

¿Estás nerviosa? Un poco.

La gente va para allá.

¿Seguro? Sí.

No sé si todos son de la manifestación.

Algunos parecen policías. -¡Cuántos jóvenes!

He visto a un chico que tenía una barra de acero.

Es un piquete de autodefensa. Se colocan delante y detrás.

-Mira quién viene.

-Hola, macho. -Hola.

Muchas gracias, chicos.

-¿Algo para las familias de los presos?

Luis, el dinero. -Me lo dejé en casa.

Luis. -No seas rata.

Dale algo. -Está bien.

¿Qué pasa?

No encuentro la cartera. -¡Venga ya!

Busca bien. -¡Que sí!

La cogí cuando salí de casa. ¿Y lo del premio?

Todo.

-¿Qué premio? 1173 01:03:02.440 --> 01:03:05.840 Aquel es Eugenio, Merche. El mismo, ¿con quién está?

Páter, ¿qué pasa?

Son mis suegros. -Hola.

-No sabía que ibais a venir. Carola, es profesora del instituto.

Es profesora de Carlos. -Encantada.

Encantada.

Soy Antonio, encantado.

Claro, erais compañeros.

Sí. ¿Esto dónde empieza?

Unos van para un lado...

¡Democracia, libertad, amnistía general!

¡Democracia, libertad, amnistía general!

¡Democracia, libertad, amnistía general!

¡Amnistía, libertad, amnistía, libertad!

¡Democracia, libertad, amnistía general!

¡Democracia, libertad, amnistía general!

(Mientras se mantuvieran en la acera...

...e hicieran como si la manifestación...

...les hubiera pillado desprevenidos,...

...mis padres tenían alguna posibilidad de librarse de los palos

Ahí va Curro.

¡Democracia, libertad, amnistía general!

Y en primera fila.

(Había una línea invisible que separaba la desobediencia civil...

...del acatamiento.

Y eran unos escasos centímetros que separaban la acera del asfalto).

¿Qué?

¿Vamos? Vamos.

(Aquel simple paso era un abismo,...

...un paso hacia la conquista de derechos... 1203 01:04:30.720 --> 01:04:32.960 ...para el que nadie les había preparado).

¡Democracia, libertad, amnistía general!

¡Amnistía general, democracia, libertad!

¡Amnistía general!

¡Democracia, libertad!

¿Esos no son tus padres?

-¿Qué hacen ahí?

¡Amnistía general, democracia, libertad!

(Hoy será la cosa más normal del mundo,...

...pero para los habitantes de San Jenaro...

...y sobre todo para alguien de la generación de mis padres,...

...acudir a una manifestación era un acto de osadía sin límites.

Criados en la posguerra, habían mamado la sumisión...

...y el respeto reverente a la autoridad).

¡Amnistía general, democracia, libertad!

¡Amnistía general, democracia, libertad!

(Aquella tarde por un instante todos nos sentimos más libres.

Sentimos que representábamos a muchas personas...

...que no podían estar ahí y a las que prestábamos nuestras voces.

Empezaba para los Alcántara la transición).

A la calle que ya es hora de pasearnos a cuerpo...

...y mostrar que pues vivimos, anunciamos algo nuevo.

No reniego de mi origen,...

...pero digo que seremos los factores de un comienzo.

Españoles con futuro y españoles con deseo.

Recuerdo nuestros errores con mala saña y buen tiento...

No te sueltes, Merche. No pienso hacerlo. Vámonos.

A la calle que ya es hora de pasearnos a cuerpo...

...y mostrar que pues vivimos, anunciamos algo nuevo.

No quiero justificarte como haría un leguleyo,...

...quisiera ser un poeta y escribir tu primer verso.

A la calle que ya es hora de pasearnos a cuerpo...

...y mostrar que pues vivimos, anunciamos algo nuevo.

Anunciamos algo nuevo.

Anunciamos algo nuevo.

Cuéntame cómo pasó - T9 - A la calle, que ya es hora - Capítulo 155

27 dic 2007

Llega la Navidad y el ambiente festivo se nota en las calles. Las primeras Navidades sin Franco llegan con algunas novedades, como el árbol que por primera vez se instala en San Genaro. El abeto llama la atención de todos menos del padre Froilán, que acostumbrado al Belén, no le acaba de gustar la idea. Este elemento cotidiano que se introduce en las Navidades será el primero de una serie de cambios que se irán imponiendo en el barrio y también en España.

En el terreno político las transformaciones van lentas. Los españoles poco a poco se acostumbran a que el Gobierno esté presidido por Arias Navarro y se produce el abandono definitivo del Sáhara. Pero a pesar de estos cambios, algunos, incluidos los Alcántara, no acaban de entender muchas cosas, como por ejemplo que siga habiendo presos políticos en las cárceles.

Precisamente por ese motivo se organiza la primera gran manifestación tras la muerte de Franco. Cientos de personas se congregan en Preciados para pedir amnistía y libertad, entre ellos muchos vecinos de San Genaro.

El matrimonio Alcántara afronta unido el primer acto de rebeldía contra la situación política existente en el país. Hasta ahora los ciudadanos, incluidos Antonio y Mercedes, estaban acostumbrados a la sumisión y al respecto a la autoridad, pero las cosas están cambiando y la manifestación de Preciados es un claro ejemplo de ello.

La puesta en libertad de algunos presos políticos como Marcelino Camacho o Nicolás Sartorius da esperanza a Antonio y a Mercedes, que aún esperan poder abrazar a Inés estas Navidades. Pero finalmente tienen que resignarse a no verla porque sigue sin poder volver a España. Afortunadamente sí puede venir Eugenio, que trae al pequeño Antonio Oriol para que pase estos días con toda la familia.

Eugenio, por su parte, se muestra encantado con que la familia se encargue de Oriol, ya que así el puede reencontrarse con viejos amigos y acudir al instituto donde trabajaba. Allí le comenta al director la posibilidad de recuperar su puesto de trabajo.

ver más sobre "Cuéntame cómo pasó - T9 - A la calle, que ya es hora - Capítulo 155" ver menos sobre "Cuéntame cómo pasó - T9 - A la calle, que ya es hora - Capítulo 155"
Programas completos (371)
Clips

Los últimos 2.755 programas de Cuéntame cómo pasó

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos