www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3537118
No recomendado para menores de 7 años Comando Actualidad - El misterio del tiempo - Ver ahora
Transcripción completa

Madre mía, madre mía.

(GRITA)

Y cuando llega el cierzo ya...

¿Pero a uno aquí no le vuelve loco el viento y vivir aquí?

Se ponen las neuronas un poco locas.

Está en boca de todos. Nos condiciona la vida.

¿A usted cómo le afecta?

Necesitamos una cantidad de luz diaria.

¿Cómo nos afecta el clima y la meteorología en el cuerpo?

Cuando baja la luz esto afecta bastante a nuestra conducta.

¿Y cómo están hechas las edificaciones para el frío?

Los muros son muy gordos.

Mira las ventanas mismo. Son pequeñas.

Aquí comemos siempre sopas de pan. Ajá.

Que calienta el cuerpo.

Son miles.

Viven entre nosotros y son capaces de hacer cualquier cosa

por saber si lloverá mañana.

¿Qué es lo que estáis midiendo ahora mismo?

Estamos midiendo el agua que cayó ayer.

-Agua muy poca.

Para lo que está lloviendo en nuestra zona,

tenían que estar las letras mirando para abajo.

Nos vamos a subir en este avión.

Vamos a ascender a más de 4000 pies y vamos a pinchar nubes.

¿Llegará el día en que el hombre pueda provocar lluvia?

Yo creo que algo se va a poder hacer en el futuro.

En Estados Unidos hay 33 proyectos de incremento de nieve.

Tu trabajo sirve para prevenir aludes.

Correcto.

Hoy han caído aproximadamente 40 centímetros.

¡40 centímetros! Sí, y esperamos algo más esta noche.

"El misterio del tiempo". Hoy en "Comando actualidad".

El tiempo es un misterio, Tomás. La verdad que sí, la verdad que sí.

(Música)

Existen más de una decena de vientos diferentes en nuestro país.

Con distintas características y nombres.

Hay pueblos en los que sus habitantes están tan acostumbrados

a convivir con cierto tipo de viento,

que casi lo consideran un habitante más.

(Música)

Jesús, ¿cuántos años llevas siendo pastor aquí en Pedrola?

Toda la vida.

Desde el año 66.

¿Cómo se presenta el día para llevar a los animales al monte?

En cualquier momento puede descargar algo,

aunque no sea mucho porque detrás viene claro.

¿Este viento de dónde viene? ¿Qué viento es?

Este viene dirección Madrid y se llama fagüeño.

Ves que viene muy... ¡Además hay molinos!

Sí. Ya los está moviendo.

Allí, al fondo, al fondo.

El cierzo viene de allá. Que es mucho más frío.

El cierzo es más frío y más fuerte.

Y tú, ¿aunque sople hoy el fagüeño tienes que subir igual los animales?

Igual. ¿No es peligroso, Jesús?

Nada, qué va a ser.

Abrigarte bien y ya está.

Estas son las que vas a vender.

Sí, venderé de aquí 25. Tú vives de esto, ¿no?

De criarlas y venderlas. Claro.

De esto vivo y de la subvención que me dan.

Entonces ya toca subir al monte, ¿no?

Ahora nos vamos a almorzar. Primero.

Sí, y después al monte.

¿Qué tal ha ido la cosa?

¿Usted es la hermana de Jesús?

Yo soy la hermana de Jesús.

Es la que le prepara la comida a las 10:30 de la mañana a diario.

Mira.

Ahora le voy a poner sus garbancicos.

Esto es para todo el día.

¿Cuál es la comida que tiene que tomar un pastor como tú, Jesús,

que tiene que irse al monte con el viento, con el frío,

para cuidar a las ovejas? Pues esto. Fuerte.

-Pues legumbre. ¿Qué quieres de segundo?

Sácame un poco pan. Igual me da.

-Segundo plato.

Ha habido aquí tres consultorios médicos

y no ha estrenado ninguno de los tres.

Y tiene 60 años. El día de San Blas hizo 61.

Y eso qué es, ¿gracias a tu trabajo, tú crees?

¿A la naturaleza, al monte, al viento, a todo?

Algo será.

Eso es lo que te llevas para toda la tarde.

Sí, con esto ya para todo el día. -Venga, que vaya bien el día.

¿Cuántas capas hay que ponerse para aguantar aquí la jornada?

¿Seis o siete?

Esto son alforjas.

Jesús.

¿Pero cuántos tipos de viento diferentes conoces? ¿Cuatro?

Cuatro pasan por aquí, ¿no? Sí.

Ahí de peña. El cierzo de ahí.

El aire peñas de allá.

El aire peñas viene de allá, de los cabezos aquellos del castellar.

El cierzo viene cruzado de aquí.

Este es el fagüeño y el bochorno, que viene de aquí abajo,

de la parte de Zaragoza.

Cuando suena matacabras, que se le llama...

¿Matacabras? Sí, es el cierzo que viene fuerte.

¿Por qué algunas brincan tanto, saltan tanto, como tú dices?

Porque barruntan cambio de tiempo. Mal tiempo.

O sea que los mismos animales indican si va a empeorar el tiempo.

Va a haber cambio.

Aire, o igual mañana viene borrasca o esta tarde.

¿Tienes hambre?

A esta la he criado con las cabras.

Oye, Jesús. ¿Por qué en esta zona del valle del Ebro

confluyen tantos vientos?

A estar en hondo...

Se acumula el viento.

¿A qué temperatura podemos estar ahora?

¿Aquí ahora hace frío? Yo tengo frío.

Nada... Y tú tienes un gorro puesto.

Ya te he dicho... Que esa ropa que llevas y nada.

Pero esto es plumón. Llevas esa camisa, que eso...

Pero esto es plumón. ¿Y qué?

Los riñones los llevarás al aire.

(Radio)

Me la suelo poner aquí.

¿Por qué haces esto?

¿Esto para no mancharte?

Esto es para que no te suba la humedad por abajo.

¿Y así te pasas las horas aquí? Sí.

Así no te sube la humedad. Aunque esté el suelo muy húmedo.

¡Ahí va! Que eres más cansada que...

¿Qué te pasa hoy?

¿Sabes lo que le pasa? Que es envidiosa.

La estoy venga dar cariños, mimos...

¿De qué pueblo son estos molinos? Son de aquí. De Pedrola.

¿De Pedrola? Sí, son todos de Pedrola.

Es un dinerillo el que se saca aquí

para que esos molinos los mueva el viento.

3000 euros al año de cada molino.

(Música)

El 20 % de la electricidad que se consume en las casas de nuestro país

procede de esos molinos. Esos molinos modernos.

Esas turbinas.

Hay más de 20 200 repartidos por toda España

y hay pueblos que además se benefician

de tenerlos instalados muy cerca.

¡Hola! Buenas tardes.

¿Es usted Leonor? Sí.

Yo soy Julia, de "Comando actualidad".

Encantada. ¿Podemos pasar un momentito?

Sí, sí, pasad.

Leonor, pero en este pueblo no hay nadie. Está inhóspito.

Bueno, hay muy poca gente. Todos los que estamos somos mayores.

¿Pero es solo por el viento, por este tiempo un poco desapacible?

Bueno, por este tiempo... De normal estamos muy poquita gente.

Pero si abren las puertas. Se abre todo.

Leonor. Da un poco de miedo.

¿Las casas aquí están un poco preparadas para el viento?

Los muros son muy anchos.

Estos muros están pensados para aguantar esto.

Para que no se lo lleve, claro.

Pero cuando hace nos tenemos que aguantar, ¿qué vamos a hacer?

Mira qué viento hace.

¿No da un poco de miedo vivir en un pueblo así

donde a veces hace tanto viento? A veces es desagradable.

A veces está tres o cuatro días sin quitarse el viento.

¿Y no le duele a uno la cabeza por tanto viento?

Hombre, un poquito sí.

Pasa.

Muy buenas.

Este es el señor alcalde. Javier Martínez Durán.

¿Qué tal? Bien.

Aquí están bien calentitos.

Sí.

Este qué es, ¿el bar del pueblo?

Este es el bar, bueno,

bar o salón social donde nos juntamos todo el pueblo.

¿Suena aquí? El aire...

Ten en cuenta que si no cierras la puerta esto se levanta.

Hace absorción y el techo cimbrea.

Javier, ¿cómo saca partido un pueblo como este del viento?

Del viento que vemos que hoy arrecia muchísimo.

Porque contamos con un parque eólico en el monte de La Diezma,

que es el que nos da los ingresos para poder hacer muchísimas cosas.

¿Ah, sí? ¿Muchas cosas y muchos ingresos?

¿Cuánto? ¿Cuánto ganan ustedes con tener ahí las turbinas?

Aproximadamente, unos 60 000 euros al año.

A esos molinos vamos, ¿no? A esos molinos, sí.

Y esto es normal, ¿no?

Ver las tejas aseguradas con piedras.

Claro. En los tejados antiguos, las tejas se aseguraban con piedras

para que no se las llevara el aire.

Todo esto que vemos, este polideportivo,

está construido gracias al dinero que le proporciona

tener ahí los molinos.

Parte de las ayudas de Diputación Provincial

y otra gran parte de dinero viene de los molinos,

que lo que se ha hecho ha sido invertirlos aquí.

Este es el punto más alto.

Aquello de ahí abajo que se ve es Tudela

y los días claros se ve el Pirineo.

El parque eólico está colocado aquí con...

Estratégicamente. Estratégicamente, claro.

¿Salimos? Venga. Agárrate bien a la puerta.

Agárrala bien. ¿Sí?

¿Porque va a venir hacia mí? Sí.

Espera, espera, espera. Es que es una impresión increíble.

Espera que abro yo primero esta.

¿A qué velocidad puede estar ahora circulando el viento?

A más de 80 por hora.

(Viento)

Madre mía, madre mía.

Pero ¿por qué no se mueve con este viento?

Tan malo es que hay mucho aire como poco aire.

Cuando hay mucho aire los para.

¿Y esto es el fagüeño? El fagüeño, sí.

¿Y cuando llega el cierzo ya...?

Dios mío.

Que me lleva que me lleva.

Ya está, ya está.

Gracias a este viento, Javier, podéis hacer cosas en el pueblo.

Con este viento lo mejor que se puede hacer es estar en casa.

¿Y por qué hay tantos vientos que pasan por este valle del Ebro?

Porque tenemos el fagüeño, que es este que está soplando.

Esto es viento sur.

Luego tenemos el cierzo, que es viento norte.

Que es todavía peor que este. Todavía es mucho peor que este

porque ese viento es frío, es viento del norte...

Tú imagínate con cinco grados,

esta velocidad de 80 o 90 kilómetros por hora del viento,

sensación térmica -10, -12.

Entonces sí que realmente hace frío.

Esto es donde antiguamente se refugiaban los ganaderos

días como hoy, días de aire.

Hay una piedra que es la señal.

Esa piedra está colocada de manera diferente.

Es la que marca la estructura de la propia... bóveda.

O sea que puede aguantar rachas de viento de 100 kilómetros hora.

Sí.

Date cuenta el grosor del muro, que lo ves ahí.

Es verdad.

Tiene un grosor de muro extraordinario.

Entre otras cosas, protege del frío y del calor.

¿Pero a uno aquí no le vuelve loco el viento al vivir aquí?

Te pone las neuronas un poco locas.

El aire da dolor de cabeza, malestar.

Es muy molesto.

¡Que me lleva el viento!

(GRITA)

(Música)

Dicen que cuando sopla fuerte el viento nos duele la cabeza

y que cuando llueve, estamos más tristes.

Una de cada tres personas es meteorosensible,

es decir, sensible a los cambios de tiempo.

¿Lo es usted?

Hola, buenos días. Buenos días, Rosa.

Estamos metidas en la nube.

Sí, hoy precisamente es un día para hacer luminoterapia.

Tratamiento... Con la luz.

Ajá.

Los días como estos me afectan. Y sobre todo, hace tiempo,

cuando tuve la depresión...

Es que hay además un tipo de depresión estacional.

Es de los meses de otoño.

Y es por el problema de la luz. Cuéntame qué pasa.

Las personas necesitamos una cantidad de luz diaria.

(Música)

Rosa, mientras tomas tus rayos de luz, ¿podemos hablar?

¿Te puedo interrumpir? Sí, sí, tranquilamente,

porque no es necesario estar mirando la lámpara.

Estas lámparas no tienen efecto estroboscópico.

¿Eso qué es? Te lo explico.

Es que los fluorescentes y las bombillas,

muchas veces, parpadean, aunque no lo veamos.

Y eso, para hacer un tratamiento, a la larga, perjudicaría los ojos.

¿Tienes que estar a una distancia?

Sí, 20-30 cm, mejor 30, es cuando son los 10 000 lux,

que es una luz aproximada a cuando sale el sol.

Entonces, esto es lo que te carga las baterías.

Durante media hora al día.

De alguna manera, influye en la serotonina

y, a lo mejor, en alguna otra hormona,

que son las hormonas de la felicidad, de estar contento,

y todo esto lo hace la lámpara y lo hace la luz del sol también.

¿Lo receta la Seguridad Social

para personas que tienen tu problema?

No, no. ¿Cuánto cuesta una lámpara?

Esta valía unos 300 E, pero es casi para siempre,

tampoco es una inversión tan...

Y ahora, en Internet, por 200 y algo, hay que están muy bien.

(Música)

Rosa, desde que tomas la luz en casa,

puedes salir con más alegría a la calle.

Sí, y me puedo reír y todo.

Y te puedes reír, porque antes no te reías.

Antes me daban pena estos días, me ponía triste.

(Continúa la música)

Vamos al Hospital del Mar, allí está el doctor Bulbena,

que es catedrático de Psiquiatría y es el que te está tratando.

Él ha hecho muchos estudios de luminoterapia

y de la influencia del clima en las personas.

(Música)

Hola, buenos días. -Buenos días.

-¿Qué tal? -Por favor, Rosa, siéntese.

Antonio Bulbena, catedrático de Psiquiatría

de la Universidad Autónoma de Barcelona.

¿Cómo nos afecta el clima y la meteorología en el cuerpo?

Cuando baja la luz, afecta bastante a nuestra conducta.

En las estaciones en las que hay menos luminosidad

hay una serie de cambios, aparte de mentales, físicos.

Son aspectos muy relevantes

en cuanto a afectación, expresamente, de cosas como la ansiedad.

Por ejemplo, hay viento de poniente aquí, en Barcelona,

pues se sabe que hay un aumento en las crisis de ansiedad

y cuando llueve, esto baja.

No son leyendas urbanas, esto que se dice:

"Viento fuerte, da dolor de cabeza. La lluvia provoca tristeza.

El calor hace que estemos más ansiosos".

La lluvia, en realidad, lo que da es que quita la ansiedad.

Lo que da tristeza es la falta de luz.

La luminoterapia, para personas como Rosa,

¿cuál es el efecto?

Ella nos dice, nos lo cuenta desde su visión,

que le pone contenta.

No sé si hay una explicación científica

a lo que le hace a Rosa.

Parece un poco exótico, pero en realidad,

aparte que es de sentido común,

hay buena evidencia científica al respecto.

Hay personas que cuando tienen un nivel de luz

por encima o por debajo de un dintel y se capta por vía retina,

esto pone en marcha unos circuitos que regulan el ánimo, la temperatura

y también la vigilia.

¿Hay estadística del porcentaje de la población

a la que le afecta o a la que nos afectan

los cambios en el clima?

Lo más probable es que estén cerca del 15-20 %

y suelen ser más mujeres, más jóvenes

y, sobre todo, aquellas personas que tienen ansiedad.

Bueno, Rosa... -La semana que viene, ¿no, doctor?

-La próxima semana, muy bien. Hasta luego. Buenos días.

Buenos días, don Ramón, bienvenido. -Buenas tardes.

-¿Qué tal? ¿Cómo estamos? -Muy bien.

Bueno, muy bien, hoy un poco mejor. -¿Hoy un poco mejor?

-Sí. -Será porque ha llovido un poco.

El viento te sienta mal.

Sí, precisamente, hoy es jueves,

el martes, que empezó el viento fuerte,

salí de casa porque tenía que pasear al perro,

ir a comprar el pan y el periódico y tal,

fue, el rato que estuve fuera, fue estar como desconcertado,

como atribulado.

-Muchas veces, este tipo de síntomas hay quien lo atribuye

a que el paciente exagera o a que es una invención

o, simplemente, que no tiene ninguna importancia

y, naturalmente, no hablamos de un problema mortal,

pero el sentir, el notar estas cosas y el poderlas tratar y resolver

es tan importante como cualquier otra cosa.

Ayudar a la persona que se explique

y asociarlo a si es el viento o la lluvia o la suegra,

pero en definitiva, hemos de identificar ese fenómeno,

que a veces no es fácil, con lo que lo produce.

¿Todo el mundo se irrita igual?

No, hay quien le afecta más la falta de luz o el exceso de luz,

hay quien le afecta más el tiempo

y hay quien, simplemente, no le afecta nada.

Ramón, te defines como "meteosensible", ¿no?

O meteorosensible, sí. ¿Y eso qué es?

Eso es que notamos mucho lo que es la meteorología.

Sobre todo, yo particularmente, lo que noto

son los cambios de tiempo. ¿Cómo te encuentras mal?

Lo que yo percibo, más que nada, son... como más dolor,

un dolor que, a veces, es torácico.

Si se agrava mucho, pero no sería el caso,

que sería un ataque de pánico, sensación de muerte inminente...

¿Te ha llegado a dar un ataque de pánico por el cambio de tiempo?

Por el cambio de tiempo, no,

me dan ataques de pánico por el hecho de tener

un trastorno de la ansiedad, me han dado miles.

¿Pero eso se agrava con los cambios de meteorología?

Sí, si tienes la mala suerte de que te dé un ataque de pánico

cuando hay un cambio de tiempo, todavía se agrava.

Si esta entrevista te la estuviésemos haciendo

en un lugar, en un momento, con viento...

Estaría muy mal, estaría realmente mal

y no llegaría a coordinar lo que puedo coordinar ahora.

No es que pierda la percepción de las cosas ni mucho menos,

no hay que exagerar, pero no coordinas bien.

Tienes que estar en un sitio cerrado para no notar el aire.

Cuando ya ha llovido, hemos el caso de hoy,

entonces ya se relajan las cosas, todo va mucho mejor,

ya pasan los dolores, ya estás más tranquilo.

(Música)

La seguridad de los vuelos nacionales

depende, en gran medida, de investigaciones

como la que está a punto de comenzar.

Nos vamos a subir en ese avión, vamos a ascender a más de 4000 pies

y vamos a pinchar nubes.

(Continúa la música)

Está todo correcto entonces.

José Luis, buenos días. Cuéntame.

Catedrático de Física

que está a punto de culminar un trabajo, una investigación,

que lleváis realizando durante los últimos cinco años,

este es el momento culmen.

Exactamente, es cuando ya tenemos toda la instrumentación preparada

y cuando ya podemos ahora investigar lo que pasa dentro de las nubes,

a desentrañar misterios. ¿Qué es eso de pinchar nubes?

Pues meterte dentro de las nubes, ver qué procesos tienes,

qué gotitas, qué cristales de hielo,

cómo se inicia la lluvia, si es que se inicia,

y si no se inicia, por qué no se inicia.

¿Tanto peligro puede tener una nube? Sí, ha habido accidentes.

En casos extremos, puede haber mucho riesgo.

Ha habido accidentes porque, incluso, se puede llegar a congelar un ala

y, aunque tienen sistemas para evitar esa congelación,

no hay nada previsto, en este momento, en los drones,

sí está previsto en los aviones,

pero hasta unas ciertas condiciones de engelamiento,

y no se sabe muy bien si se pueden superar.

Ellos son tu equipo, ¿no? Son una parte de mi equipo,

son los responsables de cada uno de estos aparatos

y de las comunicaciones correspondientes.

Estos equipos tienen un valor importante, ¿verdad?

Sí, valen un cierto dinero.

Este vale alrededor de unos 36 000 E, el que está al lado, 180 000,

el siguiente, unos 20 000...

¿Para qué sirve este aparato? Este instrumento es un microrradar.

Nos es muy útil para esta campaña, por ejemplo.

Con los vuelos científicos podemos saber

hasta qué altura tiene el techo de nube

y decir a los pilotos por dónde tienen que volar.

¿Hemos progresado mucho en lo que sabemos del tiempo

de hace 30 años a acá?

Una barbaridad, ha mejorado una barbaridad.

Creo que, además,

mientras que las predicciones económicas siguen siendo dudosas,

a las predicciones meteorológicas creo que, cada vez,

tiene más confianza todas las personas.

Esas son las nubes donde nos tenemos que empezar a meter

que están en las montañas.

Es muy entretenido meterte dentro,

porque ves algo que no te hubieras podido ni imaginar en la vida,

la cantidad de procesos y de cosas que tienen dentro.

Cuando voy en un vuelo nacional, en un avión comercial,

también veo nubes, será algo parecido, ¿no?

Pero ellos han buscado el sitio por donde no tienen peligro

y nosotros vamos a buscar aquellas que sí o que no lo tienen,

cualquiera de las dos cosas.

O sea, que podemos meternos en zonas turbulentas.

Exactamente.

Tenemos todo preparado.

El radar nos dice dónde está la precipitación.

Lo que vamos a intentar es volar en este nivel.

La precipitación que tenemos a veces es un poco más intensa,

pero fíjate que por encima de 3000

no vamos a tener ningún tipo de problema,

así que vamos a hacer el vuelo.

¿Hay alguna tendencia de lo que se está encontrando?

Por ejemplo, este tipo de nubes, cada vez será más frecuente,

porque el calentamiento global nos está llevando

a que haya más cantidad de agua acumulada

sobre todo, en la base de la nube.

El calentamiento global podría estar provocando

que hubiese nubes más gordas, llenas de agua, pero no descargan.

Sí, normalmente, lo que hemos visto

es que apenas llegan a descargar ni el 5 % el agua que tienen,

es decir, la mayoría del agua se queda dentro de la nube

y es completamente inservible para la precipitación.

Aquí, lo que tenemos es, justamente,

una fotografía de cómo se inician los cristales de hielo

en el interior de una nube.

Hay una cosa muy curiosa, estos rectángulos.

Todo el mundo sabe que el agua cristaliza en hexagonal

y, de repente, aparecen aquí uno rectángulos curiosos.

¿Y eso por qué? No lo sabemos, todavía, muy bien.

Hay distintas teorías, pero ninguna está completamente contrastada.

Cuando pasa el avión y se encuentra esas gotas líquidas,

al atravesarlas, si están por debajo de 0,

congelan donde no deben de hacerlo, que es en las alas.

-Pasad por aquí.

Este avión no está presurizado, ¿eso qué supone para nosotros?

Es decir, la cabina no está sellada. Exactamente, no está sellada,

no es como una cabina de un avión comercial,

que sí está presurizado,

supone que si subimos más allá de 11 000-12 000 pies

y vamos a mantener esa altitud en vuelo,

necesitamos dotarnos de un sistema de oxígeno.

-Este avión es uno de los aviones que tiene el INTA.

El INTA tiene dos aviones instrumentados

y son una simple estructura, son laboratorios volantes.

¿Qué es exactamente el INTA?

Es el Instituto Nacional de Técnicas Aeroespacial.

Es un centro de investigación

que una de sus partes, entre otras muchas,

es la investigación y el soporte aéreo.

Los dos sensores que están debajo del ala

miden temperatura, humedad, presión, contenido de agua líquida

y los aerosoles, el polvo en suspensión.

¿Tanta composición, tanto trabajo da una nube?

Muchísimo.

-Como adquisición de datos de física de nubes,

es el equipo más desarrollado el que hay en este avión montado,

el más desarrollado del mundo.

¿Se pueden helar las alas de este avión?

Tiene unos sistemas antihielo,

pero si hay tanto hielo que no puede, acabará formándose hielo en las alas.

¿Ha pasado alguna vez algo?

¿Habéis tenido que salir corriendo de alguna nube?

Sí, más de una vez.

¿Esta es la única seguridad? La única.

Bien apretado y ya está. Ya está, no te preocupes.

-En caso de que os mareéis, lleváis bolsas ahí y...

Y poco más, ¿no? No hay baño... Esto es una bolsa para hacer pis.

Ah, bolsa para hacer pis...

Sí, luego, si queréis, os enseño cómo funciona.

¿Te aprieta la vejiga arriba o qué? A veces. Con el frío.

Bueno, todo el mundo dentro. Todo el mundo dentro.

(Música)

Cada vuelo está presupuestado que vale unos 9000 E.

Aproximadamente.

¿Vale cualquier nube, ahora mismo, que buscar?

No, no cualquiera,

pero lo que vamos a ir es pinchando unas y otras.

Dentro de ellas, lo que vamos viendo

es, gota a gota, se va haciendo una fotografía.

Cómo tiembla, ¿eh?

(Música)

¿Tenemos, cada vez, años más secos?

Lo que tenemos es más variabilidad en las cosas, probablemente,

pero no, la memoria meteorológica, normalmente, es pequeña.

Hubo años donde llovió muchísimo menos.

¿Y tiene lógica este invierno que, prácticamente, hemos pasado?

No, no tiene lógica... ¿Tan cálido...?

No tiene lógica, pero también la perturbación del Niño,

que es en el Pacífico, ha alterado todo el Atlántico

y hay zonas donde, cada vez, está lloviendo más,

llevan un invierno horrible de lluvias, como Reino Unido,

y, sin embargo, al sur de la Península no ha llegado nada.

¿Es una lotería? Es una lotería, al fin y al cabo.

Aquí lo que hace son maniobras bruscas,

pero es normal, ¿eh?

Estamos entrando. Ahí estamos.

Marea, marea un poquito, ¿eh?

Madre mía, cómo se vuelca esto.

¡Oh! Qué presión ejerce sobre la cabeza.

Hay una presión porque vas a más aceleración de la gravedad,

entonces, notas lo que es una vuelta bien dada.

¿Qué te parece? Que voy a vomitar.

Mira qué vuelta estamos dando, es la leche.

¿No ves que está dando eses? Oh...

No te va a ti esto, ¿eh?

Hemos llegado, qué alegría. (RÍE)

No sabía que a las nubes había que tenerles tanto respeto,

de saber entrar, por dónde pasar...

Veo los vuelos intercontinentales atravesándolas sin ningún problema.

Esos vuelan en la mesosfera

y lo otro vuela donde no hay mal tiempo.

El mal tiempo llega hasta una altitud determinada.

-En la aproximación a los aeropuertos hay que tener cuidado.

Cuando yo vaya en un avión,

lo importante es cuando despego y supero las nubes,

a partir de ahí, tranquilidad.

A partir de ahí, ya no hay mal tiempo.

¿Llegará el día en el que el hombre pueda provocar lluvia, provocar

que esas nubes que están cargadas, que no rompen, puedan romper?

Yo creo que algo se va a poder hacer en el futuro.

De hecho, hay algún tipo de nube que sí admite la modificación

y el aumentar la precipitación.

Donde suele funcionar bastante mejor el sistema

es en las nubes de invierno que producen nieve.

Ahí hay experimentos bastante más comprobados que funcionan.

Es decir, que en un futuro no muy lejano

¿podríamos aprender a provocar nieve?

En Estados Unidos hay treinta y tantos proyectos

de incremento de nieve. Desde hace muchos años,

en Internet navega una leyenda urbana sobre esto,

lo que se denomina "chemtrails",

algo así como que nos están fumigando,

esa ráfaga que dejan muchos aviones

en el cielo como si fuesen nube.

Tú eres experto, ¿qué hay de verdad en eso?

Pues la combustión de la gasolina de los motores

produce vapor de agua.

Ese vapor de agua, a la altura que vuelan los aviones,

es 30-40-45 grados bajo cero y pasa de vapor a agua,

y de agua a cristales de hielo.

Los cristales de hielo se ven, son blancos, y eso es lo que ves ahí,

cristales de hielo formados por la quema,

por la combustión de la gasolina de los motores.

(Canción en inglés)

Quienes viven del frío y del invierno

llevan desde el 15 de noviembre mirando al cielo.

Casi cuatro meses más tarde ha llegado el invierno meteorológico

con una gran nevada, gran bajada de las temperaturas

y un fuerte viento.

(Canción en inglés)

Chema, tú eres guía de montaña y "nivólogo".

Correcto. Explícanos qué es eso.

Bueno, somos la gente que cada día salimos a la montaña para evaluar

la estabilidad del mantón y boso del extracto de nieve en la montaña.

Vamos mirando las diferentes capas cómo van interactuando entre ellas

y cómo van cohesionándose, dando estabilidad,

o no cohesionándose y teniendo un peligro.

Tu trabajo sirve para prevenir aludes.

Correcto; más que prevenir, nosotros únicamente

informamos de cómo está la nieve. ¿Ahora dónde vamos?

Pues, vamos ahora a la montaña y vamos a mirar

la nueva nevada que está cayendo estos dos días,

a ver cómo se está cohesionando entre ella y con los niveles inferiores.

El frente que tenemos ahora, uf,

aparte del viento que viene del norte,

es un frente que viene del norte, ¿no?

Sí, correcto; es un frente que ha entrado del oeste,

cargado de humedad, ha girado al norte, ha enfriado;

los vientos que vienen del Polo Norte enfrían esta humedad,

y aquí está dejando precipitaciones.

De hecho, han caído aproximadamente 40 centímetros.

40 centímetros. Sí, y esperamos algo más esta noche.

Mira, te quería enseñar una de las herramientas

que estamos creando para el público en general

para que puedan salir.

Tenemos como tres tipos de terreno, simple, desafiante y complejo.

Luego, la escala de peligro de aludes,

de nivel 1,2,3, 4 y 5.

Un riesgo tres, que es el que tenemos actualmente en altura,

se han de mover con precaución por un terreno simple.

Terreno simple es lo que está pintado en verde,

es zona boscosa, zona con pendientes moderadas,

donde no va a haber aludes que puedan llegar.

¿La profesión de "nivólogo" existe en España?

No, la estamos creando. En otros países sí existe, ¿no?

Sí, sí, países más alpinos, Estados Unidos, Canadá.

Allí "arribica", si podemos llegar,

más o menos hay un poco de nieve, a ver si podemos ir por aquí.

Esto es nieve fría, nieve seca.

Para los que no entendemos, la nieve no es siempre igual.

No, correcto; depende de la humedad con la que caiga, de la temperatura,

coge más peso o menos peso.

Entonces, esta nieve seca a ti te dice cosas.

Sí. ¿Qué te dice?

A mí me dice que esto, si entra el viento,

que es lo que esperamos esta noche y mañana

va a ser movida por el terreno y se va a ir rompiendo.

Eso va a coger una cohesión, es decir, se va a agrupar,

se va a querer mucho con los otros granos.

¿Qué pasa? Que se va a depositar sobre una nieve seca

y vamos a tener una estructura de placa.

Se va a quedar ahí esperando que llegue

un excursionista, un esquiador, y al pisarla

le va a transmitir un peso y esa fuerza

va a colapsar, va a romper los granos que sostienen

esa nieve cohesionada, esa nieve que es muy amiga,

y eso se va a hundir.

¿Qué va a pasar? Que ese hundimiento se va a propagar indefinidamente

hasta que encuentro un cambio de orientación,

sale ese aire y esa nieve se pone en movimiento,

porque ya no tiene sujeciones por ningún lado,

ni por abajo ni por los laterales, y ya tenemos una avalancha.

(RÍE)

¿Eso ha caído hoy? Sí.

Unos 20 centímetros.

Tres grados bajo cero tiene ahora mismo.

Con esto lo que hago es ver en la nevada que ha caído

¿ves cómo lo de arriba se rompe menos que lo de abajo?

Aquí tengo una capa estructurada,

y encima una capa con poca estructura,

esto no es problemático, ¿de acuerdo?

Pero si me elevara encima,

este nivel de aquí me puede llegar a dar problemas.

Necesito esto, lo que pongo encima y una pendiente mayor de 30 grados.

Esperando a que pase un paseante y lo active.

Esta ahí preparando el problema, esperemos que no pase así.

Si no tendríamos muchos sustos mañana.

(Canción en inglés)

(Campanas)

En el lago Estany Gento, en el vecino valle de Vall Fosca,

se registró en 1956 la temperatura más baja

desde que hay registros; 32 grados bajo cero.

Desde entonces, el municipio Torre de Capdella

es el municipio más frío de España.

(Canción en inglés)

Buenos días. Buenos días.

Son las 8:00 h y hace un frío en este pueblo.

Bueno, es un día especial.

La nieve, decían que iba a nevar en 400 metros.

Tomás, se ha quedado todo allí. Se ha quedado todo allí.

¿Dónde está el lago donde se registró en 1956

la temperatura más baja?

Está más a la derecha y al fondo del valle.

Nosotros estamos en la vertiente sur del Pirineo,

y la temperatura, si aquí estamos a 1-2 bajo cero,

allí a lo mejor están a 15, 20 o más bajo cero.

Mi padre decía que cuando llovía en Galicia,

pronto llovería aquí.

Lo que pasa es que el tiempo, debido a las corrientes o lo que sea,

varía mucho. El tiempo es un misterio, Tomás.

La verdad que sí, la verdad que sí.

¿Cómo están hechas las edificaciones para el frío?

¿Los muros son muy gruesos?

Los muros son muy gordos y son hechos con tierra y piedra.

Esto de aquí es el muro. ¿Qué puede medir este muro, Tomás?

Este muro unos 90-95 centímetros. Casi un metro.

Mira, las ventanas mismo, aunque sean

con cristales de doble cristal y todo, son pequeñas.

Tomás, aquí se ve el tejado, que entiendo

que también está pensado para el frío y para la nieve,

para que resbale. Sí.

También para insonorizar, porque hay pedrisco, hay mucha lluvia,

menos ruido y menos frío.

Mira qué profundidad de hielo.

¿Ayer cuántas ovejas te quedaron fuera?

-Unas 6 más o menos.

-Habrán pasado más frío que nosotros esta noche.

-Tú, no sé qué te pasa, pero estás sudando.

Tú eres otro de los vecinos del pueblo,

de los ocho vecinos que hay aquí. Sí.

¿Es uno de tus trabajadores? Sí, es el único.

-Además yo vivo en el desierto. En el desierto.

Yo vivo en Marruecos.

Has pasado del desierto a la montaña más fría de España.

Muchas gracias. De nada.

-Estas vacas son de raza bruna de los Pirineos, es la Parda Alpina.

Todos estos animales son ecológicos, la comida que comen

es la hierba de los prados de aquí, del pueblo, todo ecológico.

La granja la tienes estratégicamente colocada

para que les dé el sol a las vacas. Claro.

Es más fácil que una engorde en una zona cálida

que no en una zona fría, lo que pasa que aquí es más natural.

El agua es muy buena, el aire es muy bueno,

el paisaje es impresionante.

De ver estos animales el paisaje que tienen, ya engordan.

No engordan, pero tienen una satisfacción grande

de ver el terreno. Eso es lo más importante.

Vamos a desayunar, y al mismo tiempo llevo un poco de leña para el hogar,

para calentar la casa.

Aquí está mi madre. Buenos días, Elvira.

¿Cómo está? Bien.

92 años, casi 93.

¿Esto qué es, el valle, el frío, qué es, cuál es el secreto?

¿El secreto? El trabajo.

-Aquí, para que caliente la casa. Yo lo necesitaba un poco.

Te tendrás que lavar con agua caliente.

Estoy helada. Estás en el valle más frío de España.

Mira Silvia qué comemos aquí. ¿Esto qué es, Mariola?

Trinchado. Trinchado, ¿y qué lleva?

Pues, mira, lleva col negra y patatas.

¿Y esto de arriba es? Es rosca.

Aquí hay una tabla porque no podemos ir a comprar cada día,

porque estamos lejos del pueblo. Aquí ponemos todo.

Tienes una despensa para todo el invierno.

Es una nevera en grande; vamos a almorzar.

"Bon profit". Un almuerzo a las 10:00 h,

esto es más bien un desayuno contundente.

Pues sí y lo comemos siempre.

A esta hora. A esta hora.

-El vino.

No comas tocino, ¿eh? -Que te están grabando.

Ah, claro, que no puedes comer tocino que es musulmán.

Tenemos la suerte que lo podemos comer nosotros,

porque él no come.

Aquí comemos siempre sopas de pan,

que calienta el cuerpo.

La alimentación supongo que también es importante

al vivir en una zona de montaña, con estas bajas temperaturas.

El frío te da más hambre.

¿Ah sí? Sí.

El calor te da sed, y al beber ya no tienes tanto apetito.

-Huevos fritos, que aquí hay que trabajar mucho

y hay que comer.

¿Qué ricos, no? Buenísimos.

-¿Quieres un poco, tú? Por favor.

¿Quieres un poco de tostado? También, y de tocino también.

(Campanas)

Oye, está rico, y cae así, como que se agradece lo calentito.

(Canción en inglés)

(Puerta)

Buenos días. Buenos días.

Eva, eres vecina de este valle y encargada del museo.

Creo que aquí guardáis como oro en paño

el registro de la temperatura más baja de España.

Exactamente, te lo voy a enseñar. Es un documento único.

Tenemos la suerte de poder tener estos datos.

Son registros desde hace muchísimo tiempo.

Es una pieza de museo, nunca mejor dicho.

Es de febrero del 56, y si te fijas, es 32 bajo cero.

Más datos desde precipitaciones, viento,

y límite de agua de los lagos, que es lo que a ellos les interesaba.

¿Por qué? Porque aquí es

la primera central eléctrica quien se puso en marcha en Cataluña

y suministraba energía no en el valle,

sino la mandaba a 250 kilómetros, hacia Barcelona,

hacia la industria catalana, y por esto estas obras

empezaron en 1911, y justo en ese momento

empezaron a hacer los registros, porque lo que interesaba

era todas las precipitaciones anuales,

y poder controlar el régimen de los ríos

y sobre todo los lagos en la cabecera del valle

para saber el agua que disponían, porque el agua es la base

para hacer funcionar la central, esta central hidráulica.

Eva, ¿a dónde vamos? Vamos a la zona de los lagos.

La zona de los lagos.

Sí. Vamos a llegar más de 1700 metros y allí es donde empieza todo,

donde cambia el clima por completo, venimos, vosotros venís

de la zona sur que era clima mediterráneo

y vamos a una zona de clima atlántico, que no tiene nada que ver.

Vamos a hacer una parada técnica, hemos ganado altura, estamos a 1400,

y vamos a ver una de las estaciones meteorológicas

que tenemos en el valle. Ahí está trabajando alguien.

Está Lluís, que es el aficionado a la meteorología,

que nos lleva todas las estaciones.

No solo tiene esta, tiene 31 estaciones en el Pirineo.

¿Está estación es tuya?

Esta estación es del Ayuntamiento de Torre de Capdella.

La gestiono yo.

Un 50 % de las estaciones que tenemos en MeteoPirineo son nuestras,

y un 50 son de particulares y de alguna institución.

¿Porque al final esto te cuesta dinero no?

Cuesta mucho dinero.

¿Por qué lo haces? Bueno, porque me gusta.

¿Esta noche ha caído? Esta noche no ha caído.

¿No ha caído nada? Era una falsa alarma.

Se suponía que iba a nevar a 400 metros, y estamos a 1100.

Es que... (RÍE)

Sois un poco duros la gente con los meteorólogos.

¿Por qué?

Porque...

Una cosa es decir: "Nevará a 400 metros",

y otra: "Nevará en todas partes a 400 metros".

Ya... Una de las cosas que hemos aprendido,

no yo, toda la gente de montaña, es que escuchamos al hombre del tiempo,

y luego lo interpretamos.

Aquí se ve muy bien cómo cae la nieve de la montaña a la presa.

Correcto. Ahora la nieve, como hay relativamente poca, está fijada,

pero a medida que vaya nevando más, se va deslizando,

y va a bajar todo lo que son las avalanchas, lo que son las aludes.

¡Guau!

Este es el punto más alto al que se puede subir en coche.

Estamos a casi 1800 metros. Ajá.

¿Y aquella casa que hay ahí arriba? Esa casa es un refugio de montaña.

Funciona solo lógicamente en verano, y se accede con el teleférico.

Detrás hay un lago, el Estany Gento,

donde estaba la temperatura mítica de -32.

Aquí empieza el río del valle, el Flamisell,

y esta es la estampa típica de todo el invierno, todo helado, hielo puro.

Bastante nieve acumulada,

está durísima, podemos pisar y casi no... no se baja.

Sí. Está dura como el hielo,

y tenemos aquí la presa, es artificial, se ve la pared al fondo,

y justo debajo del agua hay una central hidroeléctrica.

Nadie lo diría, ¿verdad? ¿Debajo del agua?

Hay gente trabajando ahora mismo.

(Música)

Marchando una escudella, por favor. -Una escudella.

Esto es, Roser, la famosa escudella. Escudella.

Cuéntame qué lleva, porque esto tiene pinta de ser muy contundente.

Exacto. Lleva un poquito de carne de cordero,

lleva pollo, hueso de ternera, la col, la zanahoria,

el puerro, el apio, la patata... Lleva también arroz.

Arroz y fideos, las dos cosas. Y garbanzos.

Y garbanzos. También.

Es para pasar bien... Para pasar...

bien el frío. (ASIENTE)

Me han dicho que esta es la escudella más famosa del valle.

Bueno, bueno... Intentamos, intentamos.

¿La receta de tu madre, de tu abuela?

Es la receta de mi madre, sí. Antonio, tu marido.

Mi marido. Que no tiene acento catalán.

¿De dónde es Antonio? Soy de Albacete.

¿Qué hace un albaceteño perdido en este valle?

Perdido, pero encontrado por una catalana.

(RÍEN)

Venga.

Ahí está la escudella. Hasta ahora nadie me ha explicado

qué significa Vall Fosca. Valle oscuro.

Es un valle donde no hay mucha luz, las montañas son muy estrechas.

-Y muy altas. Y muy altas.

Y altas. Sin embargo, es un valle donde se produce mucha luz,

mira la contradicción, por dónde es.

La nieve da a las montañas el oro blanco del Pirineo,

con lo cual, pues el año de nieves, año de bienes.

Bueno, este año habrá que buscar otra cosa...

(RÍE) Sí, bueno, ya veremos.

Beberemos vino. (RÍEN)

(Música)

3,2.

Y el viento estaría del suroeste.

Hermanos Piriz, buenos días.

Buenos días. -Buenos días.

Son ustedes dos de los más de 3000 voluntarios que trabajan a diario

para la Agencia Estatal de Meteorología.

Efectivamente, así lo hacemos.

Jesús, ¿qué estáis midiendo ahora mismo?

Estamos midiendo el agua que cayó ayer.

Hacemos las anotaciones oportunas en este cuadernillo,

y luego, a final de mes, se suma la precipitación, se anota,

se confeccionan unos partes, y se mandan a la AEMET.

Y anotan todo lo que pasa a lo largo de todo el mes:

viento dominante, meteoros observados... Mañana, tarde y noche.

Esto es como si fuese un trabajo. Bueno, tiene su dedicación.

-Es entretenido, y es muy bonito.

(LEE) -"Cada día a las 8 solares de la mañana,

se medirá el agua recogida en las últimas 24 horas".

Pero, ¿reciben ustedes algún tipo de gratificación?

Bueno, una gratificación, pero significativa, no es mucho.

Algo simbólico. Algo simbólico, efectivamente.

¿Qué os ha enseñado el tiempo? ¿Qué habéis aprendido del tiempo?

Soy de la opinión de que son ciclos, y no me lo quita nadie de la cabeza,

porque ahora se habla mucho de la temperatura que hemos tenido

estos meses de octubre, noviembre, diciembre, temperaturas muy altas,

pero nosotros hemos estado viendo esos mismos meses,

octubre, noviembre y diciembre, de 2007, y 2008, son casi iguales.

Cuando esa veleta señala al norte, ¿qué quiere decir?

Frío. Frío.

Frío. Agua, poca.

Agua muy poca,

para que esté lloviendo aquí,

tiene que estar mirando para abajo, para el charco, que decimos nosotros.

¿Se lo saben ya todo ustedes? Sí, más o menos.

Son muchos años de observación.

Ver el tiempo de un informativo con ustedes dos,

tiene que ser un espectáculo. Hombre...

-Discutimos.

-Estos termómetros son los que estaban antiguamente en las casetas.

Esta era la estación meteorológica, una casetita, donde hemos estado,

en esa azotea. Eso es, y tenía ubicado dentro

los termómetros estos.

Aquí están los hermanos Piriz. Mi abuelo Modesto, mi padre.

Modesto, tu abuelo, y tu padre... Marcelino.

Cosa curiosa, el primer parte que mandó mi abuelo, en diciembre del 39.

Y el reconocimiento al trabajo de toda una familia.

(LEE) "Con agradecimiento a su valiosa colaboración, 1939-2014".

Tres generaciones mirando al cielo.

Y aquí, en tu casa, también tienes un pluviómetro, Jesús.

Efectivamente, aquí lo tengo, por curiosidad, más que nada.

¿Cuánta gente aquí, en Barcarrota, puede tener un pluviómetro,

aunque sea amateur, no profesional?

Mucha gente, porque esos pluviómetros los dio una entidad bancaria,

y dio muchos, ¿eh?

(LEE) "Febreruco es loco, unas veces por mucho, y otras veces por poco".

¿Cuánto de verdad hay en los refranes que hablan del tiempo?

Son observaciones de muchos años, de la gente mayor.

¿Les podemos hacer caso?

Bueno, acertarían cuando el clima estaba más estable.

Ahora, no sabemos.

(Música)

-Vamos a ver si está.

¡Antonio! -Pasen.

-¿Qué pasa?

Encantado, Antonio. Tanto gusto.

Usted también es vecino que tiene un pluviómetro,

y que no de forma oficial, recoge los datos de la lluvia.

Ahí que me da por cogerlos, llevo muchísimos años ya.

¿Por qué? Me gusta.

¿Allí arriba lo tienes?

¡Anda! Entre pájaros y limoneros.

-Claro, es que cada casa tiene su punto.

-Serán unos 3,5-4. -4 justos, ¿no?

-Sí, 4 justos.

-Nosotros hemos cogido, allí en lo nuestro, 3,2.

hay 8 puntos de diferencia, 8 décimas.

Son muchas, ¿no? Sí.

Esto está en la parte más alta del pueblo.

Los vientos son distintos, y quizá puede ser que llueva más aquí.

Estos 113 los tienes anotados de enero, ¿no?

-Claro. Antonio, lleva usted recogiendo

los datos de lluvia desde el año 1991, aquí, en Barcarrota.

Sí. -Mucha gente le pregunta:

"¿Cuánto llovió ayer?, ¿cuánto llovió antes de ayer?",

y da todos los datos de lo que se ve apuntado.

Fíjate, año 91, 92, 93, 94... Cuatro años seguidos.

Brutales de sequía. Sí.

Cae prácticamente la mitad de lo que debe caer en un año.

La mitad de lo estipulado en un año.

Realmente, los datos que ustedes recogen,

sirven a la Agencia Estatal de Meteorología

para calibrar qué está pasando con el tiempo.

¿Desde cuando estamos oyendo nosotros lo del cambio climático,

que lo veamos tanto en televisión...? -Hace 10 años, o menos.

-En 2000. (ASIENTE)

En 2000, más o menos. Sí.

Y esto hace ya casi 20 años. -Ahora, que el clima

está cambiando, yo recuerdo hace 40 años,

y estaba lloviendo, se tiraba tres meses,

y ahora ha cambiado pero bastante.

(Música)

Y en mitad de todo esto, a 8 kilómetros del pueblo de Barcarrota,

aproximadamente... 8 kilómetros, sí.

Se encuentra la estación automática. La estación.

¿Y esto es lo que termina de complementar vuestro trabajo?

Exactamente.

Este es el pluviómetro. Se vacía solo.

Pero los litros caídos, los marca aquí.

Ahí lo tienes.

Introducimos la tarjeta.

Marcamos una clave... Sí.

Nos la llevamos, la introducimos en el ordenador,

y mandamos los datos a la AEMET.

(Música)

Los datos del tiempo recogidos por toda España llegan hasta aquí,

a la Agencia Estatal de Meteorología,

donde se gestionan e interpretan a través de un superordenador.

(Música)

¿Este es el ordenador? Es el ordenador, pero falta la mitad.

El ordenador, aproximadamente, será el doble, llegará hasta aquí.

Todos los datos de los colaboradores de todo el mundo llegan aquí.

¿Es un superordenador? Es un superordenador.

La tecnología actual ha juntado un montón de CPU,

y en este, cuando esté completo, habrá unas 7800 CPU.

¿Desde cuándo se están llevando registros de datos de climatología?

Los datos más antiguos del Banco Nacional de Datos Climatológicos,

son de la estación de San Fernando, y son del año 1805.

Javier, ¿qué precio tiene un ordenador como este?

Un poco menos de cuatro millones de euros.

El año 2015 ha sido el más caluroso

desde que se iniciaron los registros.

Los dos años más calurosos que hemos tenido en España

están entre los cinco últimos, es un hecho que hay que tener en cuenta.

Al menos, dos veces al día, AEMET lanza globos sonda a la atmósfera.

Algunos alcanzan hasta 35 kilómetros de altura,

y son imprescindibles para elaborar la previsión del tiempo.

Vais a lanzar este sensor de ozono a la atmósfera. ¿Para qué sirve?

Para comprobar el espesor de la capa de ozono,

que se encuentra entre los 20-24 y 32 kilómetros.

¿Cómo se encuentra ahora esa capa de ozono?

Vemos cómo se está recuperando, está aumentando el espesor,

desde los años 90 hasta ahora, hemos recuperado

parte del ozono que perdimos. En consecuencia, menos peligro

para nuestra piel, para las radiaciones...

Eso es.

Mientras el ozono nos proteja, vamos a poder seguir yendo a la playa.

Estos son unos aficionados a la meteorología que se dedican

a rastrear las radiosondas cuando vuelven a caer al suelo.

¿Estoy hablando con un grupo de cazadores de sondas?

Sí. (RÍEN)

-La afición es hacer el seguimiento de las sondas,

desde que suben hasta que bajan,

y luego, si hay la posibilidad, de ir a rescatarlas o cogerlas.

-Y no siempre puedes cogerlas,

hay veces que el equipo que te llevas, lleva al sitio donde está,

y no puedes cogerlas en la finca de una persona, o caen en una casa.

¿Cuántas veces les han dicho a ustedes

que tienen una afición bastante peculiar?

(RÍEN)

-A los radioaficionados, siempre, todos, nos tratan de zumbados.

(RÍEN)

¿Todo eso lo traen preparado porque van a intentar buscar

esta sonda ahora, a cazarla? Hoy va a ser imposible.

-Hoy va a ser difícil. -Mucho aire, hoy es difícil.

Con este viento, ¿dónde puede llegar?

Roberto ha echado alguna últimamente.

-Las últimas que han estado cayendo,

en la zona de Cuenca, serranía de Javalambre...

¿Cuenca? Cerca de la Comunidad Valenciana...

-Es la manguera que está conectada a las bombonas de helio.

-Es una cosa muy bonita.

Un día podíais escribir un mensajito en la sonda,

con un rotulador: "Hola, Roberto, a ver si me encuentras".

-En una le felicité el cumpleaños a una compañera,

le puse una foto y dije: "Luisa, hoy vas a la atmósfera".

Julián, antiguamente se pagaba por recoger estos elementos.

Es cierto, ¿no?

Sí, los sensores de ozono, cuando nos los devolvían

a los servicios centrales, allí se les gratificaba,

con unas 20 000 pesetas cuando se pagaban en pesetas,

o los 100 euros que se llegó a pagar al final.

¿Cuántas veces han confundido esto con un ovni?

Supongo que bastantes, sobre todo los que salen por la noche,

que cogen el reflejo de las ciudades, y ven que se va desplazando

de manera muy aleatoria,

hay gente que pensará que nos están empezando a invadir.

¿Cuántas has cazado tú?

Yo que sé. Por lo menos...

20, 30, no sé ahora mismo.

¿Usted ha cazado alguna? Yo he cogido tres.

Ha cogido tres.

Cada sondeo con el globo grande, de los miércoles, son unos 1000 euros.

¿Pero la persona que se encuentra entonces esto?

Para ellos no vale 1000 euros.

La cantidad de platino que pueda tener, a lo mejor pueden sacar

por eso, no lo sé,

unos 200 euros, como mucho.

Me comentan que la sonda tiene platino,

y puede valer en el mercado cerca de 200 euros.

¿Lo sabían o no? Bueno es saberlo.

(RÍEN)

Roberto las tira al punto limpio.

-El del punto limpio se está hinchando.

-El radiosonda, que es el que manda la información...

-Este es el que solemos coger. -Eso es.

La pila va dentro. -Llevan un GPS interno,

y transmite la posición.

Madre mía, el globo, cómo pesa, ¿no?

Ahí, con el viento...

-Se ha ido la goma, se ha ido la goma.

-Dale.

Ya va.

(Música)

Chicos, esta os va a costar, ¿eh?

(RÍE) No es por nada pero...

(HABLAN A LA VEZ)

-El desplazamiento del aire que va haciendo el globo,

lo va separando de él.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • El misterio del tiempo

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Comando Actualidad - El misterio del tiempo

23 mar 2016

El frío, el viento, el calor, la niebla, la temperatura extrema o la luz del sol afectan a nuestro estado de ánimo, a nuestro cuerpo y pueden, incluso, repercutir en el bolsillo.
En la salud, la alimentación, los gastos familiares, la forma de divertirnos... ¿hasta qué punto el frío nos condiciona la vida? 

ver más sobre "Comando Actualidad - El misterio del tiempo" ver menos sobre "Comando Actualidad - El misterio del tiempo"
Programas completos (542)
Clips

Los últimos 3.118 programas de Comando Actualidad

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos