www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5688922
Para todos los públicos  Cocina al punto con Peña y Tamara - Marmitako con corvina - ver ahora
Transcripción completa

Peña, "Winter is coming". ¿Cómo?

(Música)

Pues que viene el invierno. Ah, ya sé.

Me estás hilando con el plato que traemos hoy.

Un plato muy de invierno. Hoy hacemos marmitaco.

Qué rico. Qué rico. Es muy del norte.

Para los que hilan fino. Hoy traemos un plato

que se disputa mucho entre vascos, asturianos,

cántabros... Bueno, pero nosotros lo haremos a nuestra forma,

como siempre. Me encanta que metas

tantos platos de cuchara. Apetece ahora.

Apetece, apetece. Tenemos una gran invitada hoy.

Caritina Goyanes. Nos trae también un plato

muy norteño. Beef Strogonoff.

Strogonoff. Hoy nos vestimos así con nuestras mejores galas

un poquito de invierno y comenzamos con la primera receta.

Marmitaco, pero de corvina.

Ingredientes para nuestro marmitaco de corvina.

Pues marmitaco, hoy marmitaco.

Nombre muy divertido. Marmitaco me suena

a Astérix y Obélix.

¿Sí? Sí.

Se caían en el marmitaco.

En la marmita. Eso.

En la marmita nos caeremos

como Astérix y Obélix, pero vamos a hacer una olla buena

de marmitaco, que es ese guiso de patata,

que suele echarse pimiento choricero y además un pescado.

Normalmente, un pescado azul. Hoy hemos variado la receta

y hemos decidido utilizar un pescado que está muy de moda

y que ahora lo tenemos de estero, como es la corvina.

Cuidamos el medio ambiente y damos sabor a nuestro guiso

con un pescado un poco diferente. Primer paso de este marmitaco

que vamos a hacer. Utilizamos dos cebollas:

la roja o la morada, perdón, cebolla morada y cebolla blanca.

Cada una nos aporta una cosa.

Un poco más de dulzor, un poco más de amargor y acidez.

Cada uno, una cosita. Vamos a pocharlas, bien pochaditas.

Es el primer paso,

así que venga.

Cebolla, cortada en juliana.

¿Y por qué cortada en juliana?

Y diréis: "En el marmitaco

no va la verdura en juliana". Es otro de los trucos de hoy.

Vamos a pochar todo muy, muy, muy, muy, mucho.

Y una vez que lo tengamos bien pochado,

lo vamos a pasar por el pasapuré.

Sí, hoy vamos a hacer la salsa. Vamos a pasar toda la verdura

por el pasapuré, así que vamos pochando

primero la cebollita. Si te parece, vamos haciendo el caldo.

Siempre que utilicéis uno de los pescados, el caldo con el mismo.

Esto ya lo dijimos mucho. No hace falta repetirlo creo.

Peña, si necesitaran la receta,

seguro que está en RTVE.es, barra, cocina.

Pueden encontrar esa receta y muchas otras.

Eso es. Eh...

Espinas, las que hemos tostado un poquito en el horno.

Lo podéis hacer sin tostar en el horno.

No hay problema. Lo que siempre decimos.

No cocinar más de 15 o 20 minutos. Si no, va a amargar.

Así que en agua caliente, metemos.

Yo tengo aquí verdura, cebolla, puerro, unos ajitos

y la espina

de la corvina, que después vamos a meter en el guiso.

Ay, ahí va.

Para dentro todo.

Y aquí, el caldo va a jugar su función

de una forma un poquito diferente. ¿Por qué?

Porque, mientras vamos pochando toda esta verdura,

vamos a ir añadiendo poquito a poco fumet de pescado.

Queremos que esa verdura que hoy vamos a hacer

se vaya haciendo muy lentamente.

Muy lentamente.

Hasta que casi, casi ya sea un puré.

Luego, al meterla en el pasapuré, pase directamente sola.

Querías... Chof, chof. Hemos olvidado una cosa.

Ajo.

¿Vale? Cebolla.

La morada, la blanca y un poquito de ajo.

Te lo he dejado ahí, Tamara. ¿El ajo?

Sí. Genial.

Venga, y ajito, que este, yo creo que este guiso

sin ajito no sería lo mismo.

Bien.

Pues esto se va haciendo.

Momento ahora de añadir el pimiento rojo y el verde.

También en juliana, todo hoy en juliana.

Ahí va, para dentro.

Y esto,

que se vaya haciendo lentamente.

15 minutos después, ya tenemos bien sofrito

toda la verdura, el caldo, ¿eh?

Lo vamos a colar.

Más o menos, vamos a tardar prácticamente

lo mismo.

Aúpa.

Colamos este caldito.

Cuando tenemos esta verdura ya terminada así,

¿qué hacemos, Tamara? Vamos a coger poquito a poco

y vamos a añadir así, un poquito de fumet.

Pero muy poquito.

Que hierva lentamente, que se consuma.

Que la verdura vaya cogiendo sabor al fumet

y que se vaya haciendo casi una pasta.

Así, despacio.

Esto lo vamos a tener que hacer

como dos o tres veces más.

Que absorba todo el líquido.

Que ablande mucho más todavía la verdura.

Y así luego lo vamos a pasar muy rápidamente.

Una vez, otra vez, otra vez. Así hasta tres o cuatro veces.

He dicho dos, pero tres o cuatro es lo suyo.

Otra vez. Mirad cómo va ablandando.

De poquito en poquito.

Me encanta la patata con pescado.

¿Sí? Sí.

¿Tú qué pescado sueles meter en un marmitaco como...?

En un marmitaco. ¿Cómo te gusta? ¿Con qué pescado?

Normalmente, atún, bonito...

No tomo mucho marmitaco, la verdad.

Me gusta más el pescado a la plancha

o al horno con papillote. ¿Con patata panadera

o así? Exacto, sí.

¿Esto se tiene que quedar cómo de marrón?

Como muy marrón. Muy marrón.

Tenemos hoy un plato de vigilar la verdura.

Vale. Hoy vigilar la verdura.

Echa un poco menos de agua, un poco menos. Si no,

eso ya es prácticamente echar... El marmitaco.

El marmitaco. Y mirad. Esto es lo que estamos buscando.

Esto. Ah, vale.

Esta pasta, prácticamente, de verdura,

que queda muy, muy, muy blandita.

Cuando la tenemos así,

yo creo que ya lo tenemos.

Pasamos por el pasapuré.

Esto que está ya entre caramelizado,

hecho un puré de verdura,

lo pasamos ahora así en caliente, que es como mejor lo pasamos

por el pasapuré.

Te voy a poner uno ahí para que te apoyes.

Y...

no quememos la tabla.

Y mirad, cogemos la verdura.

La metemos en el pasapuré

y pasamos de poco en poco.

Así.

Máquina no, pasapuré hoy.

No nos va a quedar igual de textura

ni parecido tampoco

eh... de sabor

si lo hacemos así o con la máquina.

Y esto ya sabéis, como siempre. Pasapuré, un poco de paciencia.

Bueno, mirad.

Tenemos esto pasado por el pasapuré.

Esto lo quitamos de aquí

y hemos conseguido

todo lo guay de ese sofrito que hemos hecho.

Esto lo añadimos otra vez a la cazuela

y aquí es donde echamos el pimiento choricero.

Seguro que miráis y decís:

"¿Qué hace este para el marmitaco?". Creedme que esto luego

vais a ver que queda espectacular.

Esto lo ponemos al fuego.

Suave.

Vamos echando el pimiento choricero. El pimiento choricero

son estos pimientos, ¿vale?

Más o menos, cada cucharada que decimos en las recetas,

una cucharada de pimiento choricero es un pimiento choricero,

que se pone a hidratar.

En agua caliente, mucho más rápido.

Se pone a hidratar. Cuando esté, se va sacando con el cuchillo

la carne. Resultado: esto que tengo aquí.

Vamos a utilizar dos pimientos choriceros, dos cucharadas.

Este guiso

sin pimiento choricero no es igual.

Y aquí ya,

empezamos a mover

y es el momento ahora,

en lo que esto coge calor,

de ponerse a chascar la patata.

Directamente, con la patata, que ya está pelada,

y saliendo del agua, bien limpita por fuera.

Vamos poniendo

la patata en la cazuela.

Así. Estamos poniendo patata agria.

Una patata que, como hemos dicho al principio,

sí que es verdad que se utiliza para freír,

pero de verdad, yo la estoy probando en el restaurante

y la hago en guisos

y nos aguanta un montón

la textura, coge mucho sabor y además aguanta la textura.

Al hacerla en este tipo de guisos,

va perfecta.

¿Por qué se llama agria?

Pues porque tiene ese puntito agrio la patata.

Y bueno, tampoco se descuernaron mucho

al ponerle nombre. No.

Muy bien. Muy de moda.

La patata agria, muy de moda. Sobre todo, en estas épocas,

que todo el mundo la puede conocer como patata nueva,

y es muy agradecida. Buenas para freír.

Sí, son muy buenas para freír.

Es cierto, aguantan muy bien la fritura.

Te dejan un color doradito, así como otras sí que es cierto

que cuando las fríes, se quedan muy renegridas.

No son muy agradables a la vista.

Aunque sepan bien,

pero ya esas cosas, sabemos cómo es la mente humana.

Bueno, mirad.

¿Sabes cómo es la mente humana?

Es muy mala. Ah.

Es muy mala. Se pone...

Se pone a ver algo negro y dice: "No, ya no lo quiero.

Está malo". ¿Sabes? Aunque esté bueno de sabor.

Mira, cubrimos

toda la cazuela.

La patata es porosa,

así que este ratito que va a estar así aquí

con el pimiento choricero y esto, que mirad qué maravilla.

Además, ya nos cambia el color. Ahora mismo nos va a absorber

justo en esa parte, esa capa exterior de la patata,

que luego queda muy bonito.

Cuando es un guiso que se ha hecho con mimo y ves que la patata

ha absorbido un poquito de la verdura o el pimiento choricero,

tiene esa capita como rojita.

Eso es lo que conseguimos ahora.

Mirad.

Momento después de rehogar de añadir un poco de caldo.

Y digo un poco porque va a cubrir, pero justito, justito.

Venga, echamos ahí el caldito.

Hasta cubrir.

Y vamos a sacar la corvina.

Ahí. Me guardo un poco del caldo, no sea que luego me haga falta.

Esto, ahora, ¿cuánto va a tardar? A fuego medio, pues alrededor

de 15 minutitos. Se van a hacer las patatas

y además va a ligar

todo el guiso, que es lo que queríamos.

¿Hoja de laurel tienes?

Sí. Pues para dentro.

Esto ya nos da el sabor ahí

a guisazo de abuela.

De siempre. La corvina, aúpa.

Tengo aquí un filetón de corvina.

La corvina es un pescado blanco, muy parecida a la lubina.

Pero tiene su puntito de grasa,

para este tipo de guisos, perfecta. Vale.

En vez de echar normalmente un pescado azul,

con el que se suele hacer el marmitaco,

lo hacemos diferente.

Voy a quitar yo la piel si te parece.

Vale. Mirad.

La piel que tiene la corvina.

Es un poco más oscura que la lubina.

La escama es también un poquito más ancha.

¿Cómo quitamos la piel?

Primero, con un cuchillo afilado. Hay que tenerlo afilado.

Si no, hacemos aquí, lo que yo suelo hacer

es una especie de tope. Sí.

Para apoyarme con el dedo. Me apoyo y después

metemos el cuchillo hasta la piel y vamos sacando. Mirad, ¿vale?

Ahí.

Vamos agarrando un poco la piel.

Y sacamos como si fuera... Nos podemos hacer un cinto

si queréis también.

Y te dejo la mitad de la corvina, que la vamos a cortar del tamaño...

¿Te lo dejo allí mejor? Sí. Vale.

Del tamaño de la patata, más o menos.

¿Vale? Vale.

Y se lo vamos a añadir justo

en el último momento del guiso para que se nos termine de cocinar.

No lo echamos ahora. Si no, se nos cocinaría demasiado.

Queremos una textura perfecta de la corvina.

Mirad, hacemos unos cortes así. Más o menos de este tamaño.

Así.

En el guiso del marmitaco siempre debe llevar el pescado

un poquito grandote. Luego pierde un poco ahí dentro.

Así.

Y tiene que llevar cantidad.

Si no, esto no... Ahí no lo podéis comprobar,

pero mirad, mirad, mirad.

¿Eh? Lo estáis viendo, ¿verdad?

El color que tiene.

Cómo va ligando.

Las patatas

ya no son de ese amarillo pálido, sino que se convierten

en un amarillo más anaranjado.

Eso es un guiso bien hecho.

La patata yo creo que casi, casi la tenemos.

Esto ya ha estado chof, chof. La textura es la que queríamos.

¿Eh? Bien ligada.

Nada separado con el aceite. La patata, pues bueno.

Vamos a probarla. Oliendo genial.

Está bandera ahora mismo y es el momento de añadir

la corvina.

¿Vale? Va a tardar en hacerse, pues eso.

Entre cinco y siete minutos.

Depende del pescado, como sea de grueso.

Esto, nada.

Un par de chof, chof.

Y tenemos este platazo.

Marinero donde los haya.

Esto lo tenemos. Venga, ya está. Venga.

Simplemente, a un plato hondo.

Emplatamos y a degustar.

Última probatura para ver qué tal está de sal.

Yo creo que ahora mismo está perfecto.

Venga, ¿qué echamos aquí?

Siempre un poquito de patata y un poquito de pescado.

Vamos buscando

estos trocitos de corvina, que deben estar justo en su punto.

Ahora si queréis os muestro uno.

Que se abra en lasquitas. Ya sabéis cómo me gusta el pescado

cuando está en su punto.

Que cuando aprietas un poquito el pescado,

pum, caen esas laminitas.

Y aquí tenéis. Un marmitaco.

Al que le guste echar perejil, que lo eche.

Pero yo creo que, en este caso,

no vamos a echar más que su propia salsa,

que es una pasada.

¿Tiempo? Sí.

Creedme que lo vais a agradecer.

Limpiamos las gotitas.

Y aquí tenéis. Hala. Vamos a poner una patatita más.

He echado mucho pescado.

Hala. Hala.

Guisito del bueno. Marinero y con mucho sabor.

Vamos a dar la bienvenida mejor a nuestra invitada.

Nos trae un plato también

muy norteño, como dijimos antes, un Strogonoff.

¿Damos la bienvenida? Venga, vamos.

Damos la bienvenida a Caritina Goyanes.

Pero qué ilusión. ¿Qué tal?

Qué ilusión. Gracias.

Por favor. Sí, sí, sí.

Bienvenida. Gracias.

Bienvenida a un programa que es muy norteño.

Hemos hecho platos muy de cuchara.

Ya veo, ya veo. Qué pintón tiene. Espero que te guste el marmitaco.

Me encanta. Es la primera.

Luego haremos una contigo. Lo primero es recibir

y agasajar a nuestro invitado con el primer plato que nos curramos.

Que habéis preparado. Sí.

Marmitaco de corvina. Qué bueno.

Me encanta la corvina. Nunca había probado

un marmitaco de corvina. Aquí somos así de original.

Nos gusta innovar un poquito en las recetas

más tradicionales, pero poco. Si no, luego nos atizan.

"¿Cómo has hecho eso?".

Una receta tradicional con un producto distinto.

En vez de... Exacto.

...de atún, que se suele hacer, de bonito, pues mira qué bien.

Pues nada, yo te pido

es que lo pruebes, que nos digas a ver qué tal.

Venga. Y luego, nos cuentas

lo que vamos a hacer. Genial.

Traes la receta. Sí.

Así que prueba un poquito. Vale.

A ver.

Mojo salsita. La salsita está muy rica.

Yo a esa salsita tengo unas ganas de meter pan...

Buenísimo. ¿Sí?

Me encanta, de verdad. Además, está supertierna

la corvina. Está buenísimo. Y tú nos traes algo.

Cuéntanos. Yo os traigo.

Yo os traigo un solomillo Strogonoff.

A mí es un plato que me encanta. Te puedes complicar al hacerlo

o lo puedes hacer superfácil. Entonces, creo que al final,

es, bueno, es muy cómodo para hacer para cualquiera

que le guste cocinar,

que sepa o que no sepa tanto.

Y... Con mucho sabor.

Sí, tiene un sabor

muy potente, muy marcado. A mí me gusta mucho.

Hoy platos muy norteños.

Vamos a hacer un poco de pinches. Nos explicas la receta.

Claro. Y empezamos.

Primero, como siempre, los ingredientes.

Ingredientes para el solomillo Strogonoff. Necesitaremos...

Cari, te hemos puesto aquí unos ingredientes.

Vamos a hacer la receta. También siempre la adaptamos

a lo que hacemos en "Cocina al punto".

Tú la haces de otra forma.

A ver, yo tengo dos formas de hacerlo.

Al final, lo que podemos hacer no es lo mismo para un catering,

que lo hacemos nosotros, que lleva más trabajo e ingredientes y demás,

que si, por ejemplo, damos una clase de cocina

y enseñamos a hacerlo a modo simple, ¿no?

Tenemos unas clases de cocina que son como súper para gente,

muy fácil, para gente que no sabe cocinar,

y hacemos una receta mucho más fácil, que es simplemente

la carne, la nata, la mostaza. Hacemos trampa con Bovril.

Salpimentamos y listo. Y es más rápido al fin y al cabo.

Venga, yo cojo el solomillo.

Nosotros hemos cogido unos recortes de otras recetas

que hemos hecho esto días. He cogido la cola, la cabeza

del solomillo. Para aprovechar.

No se tira nada. ¿Viene mi amiga

y justamente coges los recortes? No, no son los recortes.

Lo has entendido mal. Es solomillo. Claro.

Las partes de los extremos.

Nos quedamos el otro día con... Que sí.

...con el centro. Muchas veces, hago eso.

El centro lo asamos o lo cortamos para hacer solomillo a la plancha

y lo que son los extremos, que no quedan tan bonitos asados,

lo utilizamos para Strogonoff.

Vale, vale. Brochetas.

Es la colita.

Igual de bueno. Claro.

Dime tú cómo quieres que te lo corte.

¿Así de este tamaño? Sí, fenomenal.

¿Sabes lo que pasa? Sí.

Espera, te dejo... Venga, perfecto.

Así fenomenal. Si no, para que al saltearlo

no se haga mucho y no se cueza mucho con la nata.

Me gusta muy poco hecho. Poco hecho.

Jugosito, ¿no? Sí.

Jugosito, venga. Yo voy a ir mirando bien

qué tipo de recortes cogimos

para ir cortándolo bien y cortarlo

como hay que cortar. Sí.

Oye, Cari. ¿Por qué se llama tu catering Six Senses?

Pues mira.

Le dimos muchas vueltas. Al final, nos gustó

por el sexto sentido de las mujeres. Sí.

En la cocina, por ejemplo. Vale.

En la cocina y un poco en todo. Al final, al poner la mesa,

al decorar un buffet de postres o un buffet de lo que sea,

de hacer un emplatado...

Yo he estado en muchas fiestas

y siempre me alucina lo bonitas que tienes las mesas

y lo bien que van...

uniformados.

No está mal. Los camareros.

Son guapísimos. Encima. Son guapísimos.

Te iba a decir que me fijo más en los uniformes, pero...

Me gusta un montón variar los uniformes.

Adaptarlos un poco. Al final, no es lo mismo una boda

en típico palacete y tal que una boda en el campo

o un cóctel-party divertido

en Madrid en una discoteca o lo que sea, ¿no?

Para el look del camarero. Tú también empezaste

como camarera.

Yo empecé como... Bueno, empecé. Hacía de camarera y hacía de pinche.

Vale. Y entonces, bueno.

Trabajaba los fines de semana y entre semana hacía un máster.

Iba menos al máster que a ningún lado.

Me aburría un montón. Cada vez que podía, me iba a trabajar.

La verdad es que me encantó. Me encanta el mundo de la cocina

y me gustó mucho. Te encanta, te encanta.

Me estás aquí con el rabillo del ojo, a ver si lo hago bien.

No, no, no dudo que lo vas a hacer probablemente mejor que yo,

así que... Bueno, a nosotros

nos gusta mucho utilizar la misma sartén.

Cuando cocina la gente en casa,

lo peor de todo es fregar. Es limpiar, sí.

Seamos honestos. Sí, es verdad.

Es verdad. Lo que vamos a hacer

es utilizar la misma sartén para todo y así nos evitamos un poco

el añadir un caldo de carne. Fenomenal.

Lo voy a saltear a fuego vivo y luego lo voy a retirar.

En esa misma sartén. Perfecto.

Vamos a hacer el salteado

y los champiñones. Genial.

¿Vamos bien? Venga. Aquí usamos mucho ese truco

para que todos los sabores se queden y no lavar más.

Claro. Eso es.

No lavar más nos encanta.

Hombre, hacéis fenomenal. La faena de cocinar en casa

es cuando te das la vuelta

y ya tienes toda la pila llena de trastos, ¿no?

Sí. Es verdad que, de todas formas, que tu receta

sea rápida me ha encantado.

A lo mejor llegas... Es muy buena.

Así supercansada y tal y te haces un beef Strogonoff rápido.

A ver, es la forma de hacer algo

que tiene un sabor muy potente, muy bueno y tal de una forma rápida

y sin tener que tener... Al final, en casa,

no siempre tienes pepinillos, crema agria,

champiñón... ¿No? Claro.

Entonces, es para hacer algo rápido

con pocos ingredientes. De hecho, nosotros, por ejemplo,

también hacemos a veces el Strogonoff con pollo.

Claro. De repente, dices: "No hay".

¿Por qué no? "En vez de hacerme

una pechuga de pollo a la plancha sosa...".

Simplemente, sustituimos, lo hacemos un poquito más, eso sí,

para que no se quede crudo por dentro, pero lo hacemos con pollo

y está buenísimo también. ¿Te gusta salar aquí la carne o...?

A mí sí, pero bueno. Perfecto.

Pues nada, nada.

Yo ahí... ¿Un poco de pimienta?

Sí, también. Un poco. Venga.

Vamos a saltearlo muy fuerte. Fenomenal.

Yo he echado una rama de estragón. Sí, para darle...

¿Esto es estragón? Sí.

Perfecto. Estragón.

Lo podemos echar, si tenéis en casa, en seco,

pero mira, lo hemos conseguido en fresco.

Es complicado a veces encontrar estragón en fresco.

Y es una hierba muy aromática.

Me encanta tenerlas ya plantadas. Lo compras y te dura tres días

en la nevera. Eso sí.

Pero es verdad que las plantas y duran más.

Ahora que lo dices.

Sí. Tal y como lo tenemos,

para que a la gente le dure en casa.

Sí. Un poco de agua en un vaso.

Sí. Y con una bolsa de plástico

lo ponemos así y te aguanta una semanita por lo menos.

¿En forma de invernadero? No lo sabía.

Qué bueno. Yo tampoco. Yo en el restaurante

estaba harto de comprar todos los días hierbas.

"Por favor, cuidádmelas". Claro.

Esto ya lo vamos a saltear, bien salteadito.

Voy a sacarlo y lo reservamos en un platito.

Fenomenal.

Aquí. Ahí.

En esta misma sartén... Yo utilizo aceite de oliva.

Sí. Lo españolizamos.

A lo mejor, ellos utilizarían... Yo también utilizo aceite de oliva.

Hay gente que utiliza mantequilla. Mantequilla o manteca.

Entonces, aquí voy a ir salteando un poco

la cebolla.

¿Qué hacemos nosotras, qué hacemos, Peña?

Eh... Yo preguntar.

Me han dado muchas preguntas. Podemos cortar los champiñones.

Perfecto.

Si cortáis champiñones en cuartos...

A mí me gusta para este tipo de recetas

que tengan el tamaño de la carne. En cuartos.

En cuartitos, sí.

¿Una muestra? La carne está grande.

Haznos una muestra. Perfecto.

Así, más o menos, ¿vale?

¿Qué os parece? Venga, perfecto.

Eso es en sextitos. Sí.

Esto no son cuartitos, ¿eh?

Yo no sé mucho de Mates, pero vamos.

Son sextitos.

Venga. Bueno, una cosa.

Cari, yo te voy a ir preguntando. Sí.

Porque queremos saber más sobre ti

en nuestro programa. Y entonces, tú estudiaste Derecho.

Yo estudié Derecho con un máster en Bolsa

y me hice otro máster en Derecho de las Telecomunicaciones.

Como si hubiera tenido poco. La verdad es que...

Hombre, a ver. La carrera de Derecho siempre te sirve bastante.

Es... Para tener tu formación.

Bueno, y te formas. Al final, estudias

hasta lo que es el DNI o lo que es un pagaré

o yo qué sé, de todo.

Hay una... Pero... Pero hay un...

¿Hay mucha información del DNI que desconocemos?

No. O sea...

No, pero... ¿O es un dicho?

Que has usado. No, no. Es un dicho.

Vale. Aprendes de todo del día a día.

De las relaciones mercantiles,

civiles y tal y está muy bueno, pero claro. A mí, la verdad,

a la hora de aplicarlo, hice prácticas. Yo lo intenté

y le di un chance, pero no. Tu familia esto de la cocina

no... Bueno, me decían:

"Hija, llevas seis años. El máster, la carrera.

Por lo menos, inténtalo. No te pongas ahora de repente...".

Y entonces, lo intenté. Y nada.

No lo veía nada claro y... Qué graciosa.

Y nada. Y me volqué con el catering y fenomenal.

Qué bueno. Sí.

Oye. Eso es vocacional.

He echado la cebolla. La voy a ir dorando.

Sí. Bien doradita.

El plato tiene que tener esa cebolla marrón, doradita.

Cuéntanos qué se lleva de moda ahora

en los catering porque esto, cada cuatro o cinco años,

cambia, se pone una cosa de moda.

Esto es cierto. Ahora lo que está super de moda

es lo de poner mucho puestecito en todos lados.

Eso lleva ya años, además, lo de los puestecitos.

Y como más el aperitivo, más a modo degustación.

O sea, en vez de un pincho de tal, un vasito con no sé qué.

También ahora es importante

el tema de individualizar. Individual.

Y eso está muy bien y queda muy mono.

Es verdad que queda muy bonito visualmente.

Para comer no sé si es tan cómodo.

A veces, cuando me dan el vasito,

me parece, o sea, me gustan vasitos pero cuidados.

A ver, el vasito debe estar cuidado. ¿Sabes lo que te quiero decir?

Sí. El envase también.

Que sea mono. Mono.

Sí. Mono, limpio, tal.

Sí. Que esté limpio sí.

No, hay veces... ¿Sabes? De repente, te sale el churrete.

No, sí. Eso es superimportante.

Que sean distintos y luego, a ver. Es un poco incómodo.

Al final, tú estás con tu copa de vino, el bolso, el no sé qué

y, de repente, te dan el vasito y dices: "Y ahora, ¿qué?".

El proceso creativo en un evento...

Justo. También hay que pensarlo de forma que sea cómodo

para el que se lo coma, pero bueno. Ahora no queda otra por un lado

y por otro, luego te luce más. Queda más bonito.

Al final, no es lo mismo poner una tosta de burrata

con tomate seco,

rúcula y no sé qué que si, de repente, te traen

en un minirecipiente como más mono. Y además, evitas muchas veces

el pan, que la gente también está muy harta de que el soporte de todo

siempre sea pan. Tiene que ser pan. Exacto.

Yo echo los champiñones.

Se me va la... Fenomenal.

Lo vamos a dorar también. Perfecto.

Antes de que preguntes, déjame echar la carne.

La echo. Echa la carne, echa la carne.

La pregunta puede esperar. Oye.

No le has echado el vodka, ¿no? Se lo vamos a echar ahora.

Vale. Con la carne.

Con la carne incluida. Antes de echarlo,

tengo vino y os he sacado vodka con tres chupitos.

No vamos a tomar. No, no.

Se lo echamos. ¿Prefieres vino o vodka?

Si quieres probamos con vodka para cambiarlo un poco.

Le damos... Yo pongo vino.

Yo no he tomado tanto vodka y comido más arenques

que cuando estuve en Rusia. ¿En serio?

Te ponen arenques con el desayuno. Arenques por todas partes.

Sí.

Yo probaba el Strogonoff

allí donde fuera. No, yo también.

El Strogonoff me encanta. Y a mí.

Es un platazo. ¿Me pasas el soplete?

Ah... Vamos a...

Sí, venga. ¿Qué me das?

Pásamelo, porfi.

Vamos a echar un chupitín. O bueno, un poquito más, venga.

Alegría. Gracias.

Y ya sabéis que nos gusta... Debe estar bien fuerte

para poder... Sí.

...flambear. Echamos un poquito.

Y aúpa. Esto tiene mucho alcohol.

Bueno, eso te iba a decir. Utilizamos otros alcoholes

y nunca ha salido esa llamarada. Es muy vodka.

Es muy ruso la llamarada.

Es muy ruso. Yo ya esto me lo comería así.

Tú nos comentabas antes que echabas nata.

Sí. Hemos traído crema agria

para que la gente vea qué se puede hacer

y voy a hacer una mezcla entre crema agria y nata.

Y nata, perfecto.

Cocina bien, después está muy rico. ¿Sí?

Fíate. Y echo un poco de nata.

Así nos ayuda a que se disuelva bien un poquito la crema agria.

Sí. ¿Te gusta que quede con salsa...?

Sí. Un poquito.

Que haya salsa, pero que no sea una bañera.

Me encanta bañera.

¿Sí? Para mojar. Sí. Después le pones arroz

al lado, tal. Pero a ver, bañera, depende.

Tú avisa.

Lo importante es la mostaza esta con granito, ¿no?

Es una de las cosas

que también se le suele añadir. Yo se lo pongo siempre.

¿Se lo pones siempre? Hay gente que le gusta.

Hay gente que no.

Le tenemos que dar toque agrio. Como echamos la crema agria,

pues bueno.

Sería más blanqueta. Blanqueta, sí.

Al final, pero sí, sí. Soy un enamorado de la mostaza.

A mí me encanta. Y esto, vamos salteando.

Que no se nos vaya toda la salsa. Aquí está lo divertido ahora.

¿Eh? Y aquí ya esto

huele que alimenta. Echamos más sal.

Fenomenal. Y un poco de...

Lo voy a separar ahí,

para que no se me vaya.

Tiene pintón. Sal. Echamos nata.

Sí. No queremos... La hemos...

Tiene que cocinarse la nata. Si no, sabe mucho a nata cruda

y tiene que absorber sabores de la carne.

Y un poco otra vez de pimienta. Lo podemos dejar a fuego lento.

Sí, lo dejamos un poco. No quería que se arrebatara,

que nos ponemos a hablar. Es verdad.

Y se nos va.

Nosotras no hablamos casi.

Luego hay dos cosas, que voy a coger, que también,

como os comentaba antes con la crema agria,

si lo haces con nata, puedes meter algo acidillo,

agrio, como el pepinillo. Me gusta echarle un poquito.

¿Vale? Aquí lo cortamos mucho.

Siempre que vi pepinillos,

son... Más grandes.

Sí, como en cuartos.

En cuartos. Somos muy cuquis aquí.

Ya. Pero está más mono.

Es por eso de tomar más verduras.

El pepinillo. Es por eso.

Me hace sentir más "healthy".

Oye, Caritina.

Ya que estamos con platos muy de cuchara,

¿cuál es el plato de cuchara que más te gusta?

Uf. Me encantan un montón de platos de cuchara.

¿Sí? Me encanta

el rape a la americana. Me encanta.

Eh... Los chipirones me encantan en su tinta.

Encebollados. Qué ricos.

Aquí nos encantan. Este verano nos ha dado

por el momento chipirón. Los hicimos encebollados,

a la americana, al curry. Hemos hecho incluso al curry.

Hemos hecho en su tinta. De todo tipo.

¿Cuál es tu plato estrella?

Si vamos a tu catering... El que no falla.

El que no falla.

Sabemos que veremos. El risotto.

El risotto nos sale que te mueres. Además, no es fácil, la verdad,

hacerlo, pero mi jefa de cocina hace el risotto que lo borda

y además, te hace el risotto de chipirones y gambas,

al azafrán...

Del más clásico de ceps...

Yo qué sé. De espárrago verde ibérico.

Es buenísimo. De butifarra. La boca agua.

Está que te mueres. Lo hace muy bueno.

Muy bueno. Hicimos algún que otro risotto.

Alguno que otro.

El otro día, vino Paco Roncero y nos hizo un risotto...

Con yogur. Espectacular. Con toques cítricos.

Es verdad. Muy, muy bueno.

Muy bueno, ¿no? La verdad,

estamos teniendo muy buenos maestros y lo que nos traéis

nos viene muy bien. Nos ayuda a ver un poco

lo que también la gente come en su casa y le gusta.

Y oye, no solo las recetas que nosotros hacemos.

Claro. Muy bien.

¿Tus niñas te dicen si algo les gusta o no?

Claro que sí. Claro.

Los niños son implacables. Cuando haya algo de minipicante, es:

"Puaj". Y digo: "Puaj no se dice de la comida".

No se dice.

Entonces, el día que hacemos tacos,

por ejemplo, que les encanta el día de tacos, ella,

no sé por qué le gusta tanto. Coge la tortilla, el pollo

y punto. No le pone nada más.

Además, pollo especial, sin sazonar para ella.

Fíjate. Hija mía.

Mi hermana de pequeña tomaba un sándwich de pan con pan.

Sin nada. Sin nada.

Sin nada. Imagínate.

Hay un refrán. Pan con pan... Pan con pan, eso es.

Mi hermana se llevaba pan con kétchup.

Ahí está, para que después te metas con nosotros.

Yo alguna vez,

cuando estaba más soltero, alguna vez ha caído un sándwich

de pan, tomate frito y pan. Ya está.

Hala. Vamos a emplatar.

Kétchup. Vamos a emplatar.

Cogemos un plato que le vaya bien.

Tenemos estos, más rústicos, o tenemos el blanco así de...

Ya tiene mucho marrón el plato. Sí, tiene un poco de marrón.

Venga, dinos. Tengo azules. Mira, ese azul me parece monísimo.

¿Este? Por ejemplo, sí.

O tenemos estos, que tienen un poquito de...

Lo que prefiráis, vamos.

Bueno, a mí cualquiera de los dos me gusta.

¿Qué te parece uno amarillo? ¿Los azules?

O amarillo, fenomenal. Así mostaza.

Tenemos platos... Y luego, a mí, por ejemplo,

el Strogonoff me encanta acompañarlo con...

Bueno, como lo hacen en algún restaurante.

Con "Spätzle", que es como una pasta austríaca,

alemana y tal, que está espectacular.

La probé por primera vez en el confinamiento.

No la tomé en mi vida. Buenísimo.

O con arroz normal, arroz integral

o sémola.

O sea, con cualquier cosa que luego se pueda mojar la salsa.

Exacto. Como dice Tamara.

Pues buenísimo. Bueno, yo...

Qué pintón ya. Cogemos así un poco.

Vamos a poner aquí. Queda muy bonito en esos colores.

Sí.

Echamos siempre salsa.

Nos gusta la salsa.

Voy a terminar un poquito con más estragón.

No sé si... Fenomenal.

¿Y el pepinillo? Y eso.

Tú no eres de pepinillo.

No, pero sí. Lo ponemos. No, no.

Ya que se vea el plato completo, ya que estamos.

Venga, echáis un poco. Aquí tengo cortado.

Voy a emplatar. Vale.

A mí me gusta más espolvorear. Y a mí.

No le echo pepinillo, de verdad.

¿No?

No, hombre. ¿Uno con y uno sin?

No te gusta. Uno con y uno sin.

No pasa nada. Me pongo más para acá.

Me he ido aquí a Cuenca. Era una caca.

Es un platazo. Me vas a dejar sin.

No, hombre. No. No, hay mucho.

No te preocupes. Es un plato...

Que no decaiga. Contundente.

Al final, tiene la salsita. Llena. En el Norte saben perfectamente

que hay que estar con calores. Ya, ya.

Para el frío que hace. Toma.

Esto. Perfecto. Mira, ese.

Este es el hijo. Acorde, acorde a la ración

que te vas a poner. Aquí nos has puesto que parece

que vamos a... Tenemos un poquito.

Es que él es generoso.

Por naturaleza. Le ponemos estragón

en los dos. Eso es.

Si quieres, aquí un poco más. Vale.

Así... Yo creo que...

El estragón me gusta así

un poquito menos picado.

No tan picado. Quizás pierde. A mí me encanta el estragón.

¿Y quién quería? ¿Y el pepinillo?

¿Ponemos en uno sí y en otro no? En el mío no.

¿No? ¿Tampoco? Eh...

Yo sí. Es verdura.

El azul es tuyo. Exacto.

La fibra. Me hace sentir mejor. Un poquito de pepinillo por aquí.

Queda muy mono además también el toquecito verde.

Y yo también me echo pepinillo.

El mío es de catering. Sí.

El tuyo es formato cóctel. Exacto.

De catering.

Vamos a probarlo. Vamos a probar.

Tiene un pintón...

Además, yo tengo hambre hoy. ¿Queréis un cuchillito?

Yo me meto un trozo entero. Un cuchillito.

Que no nos quedemos ahogados en mitad de...

Yo creo que no está pasado.

Lo dejamos... En su punto perfecto.

Es un plato muy fácil y con mucho sabor.

Es que tiene mucho sabor. Al final, entre unas cosas y otras,

pero vamos, si no le pones tanto, para que uno lo haga en su casa,

si no tiene... Al final, el estragón

no es una cosa típica, pero le da un punto buenísimo.

Nunca le puse estragón. Me gusta.

Me encanta el estragón. Le da un "punch" diferente.

Sí, muy bueno. Un toque anisadito.

Muy divertido. Muy bueno. Sí, sí.

Pues, sin más,

pasamos a una sección

que me encanta porque he traído un regalo para Caritina.

Entonces... Dáselo y pasamos de las preguntas.

Ah. Dáselo ya y pasamos de preguntar.

No, no. Vais a jugar, vais a jugar. Cada vez son más enrevesadas.

Es muy difícil.

Jugáis juntos. Adelante tarjetón al punto.

Vale. Entonces, os voy a contar postres del mundo

y me tenéis que decir si es verdadero o falso.

Vale. Hay tres respuestas, ¿no?

O sea, es A, B o C.

No, es verdadero o falso.

Vale, perdón.

Hola. Se quedó muy concentrada.

Quizás necesito un café. No la desconcentres.

Venga.

A ver. Entonces.

Dos años marinados. Los higos.

Y después, hacen el pastel con ellos.

Desde luego, dorado es dorado. Dorado va a ser...

¿Qué dices? Yo verdadero. Venga, verdadero.

¡Bien! ¡Bien!

Vale, vale. A ver si averiguáis esta.

Si te das la vuelta, yo ya vi que es falsa.

No, es broma.

Te has equivocado. O no. Venga, venga.

Vale. Salaka.

Muy apreciado en Asia.

No creo. La batata es más de Latinoamérica

que de Asia. ¿O qué? Yo la conozco más en Latinoamérica.

No tanto en Asia, pero puede ser. Ja.

Ja, ja, ja, ja. Ha dicho...

Ha dicho... Ha dicho...

"Te has equivocado". La sonsaco.

"O no te has equivocado". Hacemos una cosa.

Soy una actriz fantástica. Tú dices falso.

Así acierta alguno. Yo falso.

Yo verdadero.

No lo podéis hacer.

Bueno. Eso no lo podéis hacer.

No nos han pasado normas.

Falso y verdadero. La batata la veo muy latinoamericana

y mucho más que asiática. Verdadero.

Venga.

Pues es falso, efectivamente. ¿Lo ves?

Efectivamente.

Vale. Y el último. "Tavuk Gogsu".

Hombre. ¿Has estado en Turquía?

Sí, pero suelta. No probaste el "Tavuk Gogsu".

No, con mi cabeza de... ¿Existirá o no existirá?

Esa es la pregunta. ¿Qué lleva?

Pollo cocido dulce.

Pollo cocido dulce. Sí.

Hombre. El típico postre

con pollo cocido. ¿Qué pasa?

¿Qué pasa? Los turcos desayunan

cabeza de... ¿Cordero?

De cordero. Me lo puedo creer. ¿Pero de postre

tomarte...? ¿El "Baklava" no es de allí o...?

Sí. Árabe, vamos.

Ah. Pero no tiene pollo.

No tiene pollo, por eso. Esto es raro.

La pastela de pollo. Pero acordaros

que nosotros vamos a pillar. Entonces...

Yo digo que es verdadero. ¿De verdad?

Que sí. Es una guarrada.

Ya, bueno. Vete a saber. O no, no.

Con toques dulces.

A los turcos, lo que os guste. No, no. Pobres.

Uf, yo me rindo.

¿Qué has dicho, verdadero? Verdadero.

Con un laqueado. Es verdadero.

Le meten pollo al postre. ¿Qué pasa?

Bueno, entonces. Cari, has jugado fenomenal.

Porque la segunda yo tenía razón.

Exacto, has tenido razón. Pero madre mía.

¿Es para mí? Sí.

Muchas gracias. Y estas me dan mucha envidia.

Son perlas para decorar. Y son rosas.

Esto, mini Cari va a flipar. Le va a encantar.

Cuando llegue a casa

y se ponga a decorar y a hacer "cupcakes"

y a decorar "cupcakes".

Es un regala para ti, mini Cari. Te mando un beso enorme.

Esto no lo vamos a poder poner en la receta siguiente.

Hacemos algo que quizá nos lo compras para tu catering.

Para eventos. Venga. Quizá podemos decorar.

Ay, no.

El pollo dulce no nos gusta. El salmón dulce no demasiado.

Tampoco, tampoco. Vamos con los ingredientes

de un pequeño aperitivo.

Ingredientes para banderillas de salmón ahumado.

Bueno, Caritina.

Hay algo que me gusta mucho. Cuando tienes invitados

y sobra algo siempre en la nevera, es reciclarlo y hacer algo rápido

para poder volverlo a utilizar.

Vale. Tengo salmón ahumado.

Está sin cortar. Está el precortado.

Sí. ¿Qué he hecho?

He cortado dos laminitas. Voy a hacer algo que me encanta

en el salmón ahumado:

pegarle un sopleteado por encima. Qué bueno.

Al final, tiene una grasita el salmón

esto le va a realzar más el sabor,

ese ahumado que tiene el salmón.

Así, un poquito.

Vale. Cuando lo tenemos, cortamos así.

Un poquito en cuadraditos.

Que entren en la boca. Sí.

En un evento, es importante

que... Muy importante. Medio trozo...

Y más ahora. Hay que cortarlo despacito

porque lo de arriba que acabamos de cortar se nos puede estropear.

Así.

Vale. ¿Qué salsa

le puede ir bien? Y ya que estábamos hablando

de platos eslavos, lo decimos así, pues hay una salsa fina,

muy rápida y que siempre queda muy bien.

Vale. Es mayonesa.

Una cucharadita de nata, que ya,

si la teníamos anterior, que nos sobró, nos vale.

¿Qué hacemos con esto? Hacer que la mayonesa sea

un poquito más fina y podamos bañar luego

nuestros pinchitos. El salmón.

Sí. Venga, echamos esto.

Con esto es suficiente, esa cucharada.

Seguimos con los países eslavos.

Un poco de vodka. Un poco más.

Le da alegría. El ahumado con el vodka va estupendo.

Yo esto lo aprendí allí

y me aficioné un poquito, debo decirlo.

Seguimos moviendo.

¿Estuviste en Rusia con...? ¿Cocinando o qué?

Sí, estuve en Rusia cocinando.

Estuve en un restaurante haciendo una jornada gastronómica

y salí sorprendido.

Vamos a decirlo así. ¿En dónde?

¿En Moscú? En Moscú. Salí sorprendido.

Teníamos un menú degustación que lo maridábamos

con vino español

y, a lo mejor, venían tres rusos y se pedían cinco menús.

¿Con el vino o cómo es la cosa? Entonces, yo alucinaba.

Era un poco como el carácter ruso, de opulencia.

Da igual. Somos tres, queremos cinco.

Que se vea en la mesa comida.

Es verdad. Pero bueno.

Da gusto. Vamos.

Esto lo tenemos. Aquí en esta salsa fina,

normalmente, se le echa huevas. Vale.

Las vamos a poner fuera porque lo haremos más cuqui.

Ya que te tenemos aquí y tus catering lo hacen muy bien.

A mí me gusta muy mono Vamos a poner aquí.

Vamos a poner este salmón. Queda muy bien.

Sí.

Así.

Vamos a bañar un poquito... Pongo tres por cada.

Sí. Queda mucho mejor.

Un poquito. Y aquí os pido vuestra ayuda

y que pongáis huevas, las que tengo, de mujol,

yuzu, que son así más alimonadas, y un poquito de soja, ¿vale?

Vale. Esto lo tiro un poco por encima.

Que nape un poco el salmón,

pero que tampoco nos quite el sabor.

Esto siempre ya sabéis que hablamos mucho aquí en el programa.

Es difícil de comértelo.

Te vas a pringar. No lo es.

No. Con la brocheta...

Con la brocheta, muy bien. Ya verás.

Esto así.

Venga, ¿vais poniendo las huevas? Sí.

Venga. Y otra cosa que podemos.

Podemos poner de cada tipo una, ¿no? Sí.

Mezclamos. Una de cada.

¿Más mono mezclado o de cada tipo? Una de...

Son sabores distintos. Eso es.

Que te lo comas y digas: "Venga". ¿Ponemos una de cada color?

Una amarilla y otra... Eso es.

¿Lo ponemos como aquí, pero ahí?

En la presentación. Sí, perfecto.

¿Sí? Yo voy a ir poniendo aquí algo

que va muy bien siempre. Cojo la misma cuchara para todas.

Eso. Eneldo.

Toma. Otra de las cosas...

El amarillo ya lo he usado. No, no tenemos otra.

Con la espátula. Con esta. No pasa nada.

Espera, no has echado aquí. Esta está limpia.

Y un poquito de eneldo. Al salmón siempre le va fenomenal.

El eneldo va muy bien. También es muy eslavo.

Es una hierba que utilizan... Les da igual. Tanto en carne

como en pescado.

Y mucho. Tiene un pintón.

Para el catering puede quedar monísimo.

¡Ah, mira! 100 %.

Y además, de estas cosas que quizá te ha sobrado un día en casa

y dices: "Oye, ¿qué hago con ese salmón?".

Lo pones. Lo ponemos.

Hala, venga. Nos hemos ido a comprar unas brochetitas curiosas.

Ponemos así y hacemos un aperitivo...

Ecos. Eso.

Hala. ¿Cómo lo veis?

Bien. Monísimo.

Pues nada. ¿Tú solo bien?

¿Tú solo bien? Quiero pincharla.

Yo sabía que tenía algo dentro que la comía.

Es que, a ver.

¿Sabes lo que pasa? Si pinchas la brocheta así...

Así, ¿no? Claro. Es más fácil de comértelo.

¿Sí? Claro.

Que no se te caiga todo. Eso es el sexto sentido.

Sexto. Si la ponemos así...

Mi recomendación es cogerlo así.

Un poco de lado. Ah, vale. Esa me gusta.

Así. Mira, Tamara.

Me gusta más esa...

Es lo mismo que iba a hacer ella. Claro. Ahí.

Yo te quito esto para poderlo ver. Oye, pues mira.

Muy buena recomendación. No sé si así mejor

o... Así será complicado de comer.

¿Sí? Te vas a meter hasta la garganta

la brocheta. A la campanilla le hago un agujero.

Pero... ¿Sabes? No he colaborado en catering,

la verdad, excepto de comensal.

Muy bien, Caritina. Me encanta. Pero así, ¿no?

Lo ponemos así y así...

Ah, vale. Muy buena idea. Si le quieres hacer una foto,

no tienes el palo en medio. Toma.

Cómo se nota que en el confinamiento has hecho fotos.

Sí.

Sí, la verdad es que sí.

Este aperitivo que hemos hecho así rápido...

Oye, tiene un pintón y la verdad es que... Eh...

Has tardado tres segundos en hacerlo.

Esta es la idea, esta es la idea.

Sí, sí. Bueno, pues nada.

Ya que eres invitada, pruébalo.

Vamos a probarlo todos. Sí, sí.

Por ejemplo... A ver a qué sabe.

Venga, yo voy a probar

este del medio.

El amarillo. El de yuzu.

El de yuzu. Venga.

Ah, qué bueno. Y yo. A ver.

Yo me voy a ir a por el de soja. Ya sabéis que me gusta el asiático.

Oye, qué rico con el ahumado. Con el...

Buenísimo. Perdón, que hablo con la...

boca llena. Bueno.

Estamos en casa, Tamara.

Es verdad que potencia mogollón

el sabor de... Al sopletearlo.

No lo había pensado eso. Nunca lo hice.

Otra cosa que te copio.

Yo me quedo con la brocheta. De lado.

De lado. Queda mucho más bonito y más visual.

Caritina. Qué bien.

Ha sido un placer tenerte aquí. Me lo he pasado muy bien.

Nosotros también. Qué bien que vinieras.

Muchas gracias. Hoy nos has dado pie

a hacer un plato, los dos últimos,

como muy del norte y ver otro tipo de cocina.

Esperamos verte pronto. Ojalá.

¿Eh? Y te seguiremos en las redes.

Fenomenal. A ver esos platos.

Fenomenal.

Y a vosotros, ya sabéis. Este aperitivo, el Strogonoff,

el marmitaco, los tenéis todos en el nuevo portal

de Radio Televisión Española: 'rtve.es/cocina'.

Así que nada, cuando quieras, estás bienvenida.

Muchas gracias.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Marmitako con corvina

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Cocina al punto con Peña y Tamara - Marmitako con corvina

20 oct 2020

Hoy, en Cocina al Punto, recibimos la visita de Caritina Goyanes que viene a cocinar su receta estrella: Solomillo Strogonoff. También en esta nueva entrega, Peña y Tamara muestran cómo hacer un Marmitako de Corvina y unas brochetas de Salmón y huevas.

ver más sobre " Cocina al punto con Peña y Tamara - Marmitako con corvina" ver menos sobre " Cocina al punto con Peña y Tamara - Marmitako con corvina"
Programas completos (86)
Clips

Los últimos 364 programas de Cocina al punto con Peña y Tamara

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos