www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5830798
Para todos los públicos Mañanas de cine - Tierra sagrada - ver ahora
Transcripción completa

(Música suspense)

(GRITA)

(Grito)

¿Estás bien?

¿Eh?

Ha seguido mis huellas.

Está bastante gordo.

Estará delicioso. Despellejémoslo.

(B.S.O. "Tierra sagrada")

TIERRA SAGRADA

MEDIADOS DE OCTUBRE DE 1861

SURESTE DE OREGÓN

¡Colter! ¡Mira allí!

"Fue aquí, en Goose Creek,

donde le vi por primera vez con una mujer.

El otoño se acababa y el invierno se acercaba.

Los árboles y las hojas me dieron la respuesta.

Las primeras nieves cayeron y se derritieron.

Me asusté.

Solo una vez había visto a un hombre blanco.

Yo tenía diez años,

y mi padre intercambió ropajes con él en el río Williamson.

Estaba recogiendo leña para cocinar.

Llevábamos allí dos días. Tan solo mujeres y niños.

Nuestros guerreros estaban batallando contra los Murdoch

junto a un río que llevaba el nombre de un hombre blanco.

Ellos lo llamaban Rock,

nosotros lo llamábamos el Río Rápido".

¿Hola?

¡Eh, buenos días!

¿Es el dueño? ¡Oh, sí! Lo construí yo mismo.

¿Le importaría que esta mujer se sentase

a descansar un rato en la esquina?

Oh, me ofendería si no lo hiciese.

¿Me ha oído? Siéntese usted aquí.

Vamos.

¿Está usted cómoda ahí?

Me llamo Matt. Perdón, ¿cómo?

Matt. Matt, yo soy Tolbert.

Hola, Tolbert. Me alegro de que hayan parado aquí.

¿En qué puedo ayudarle?

Bueno.

Necesito varias cosas. Para eso estoy aquí.

¿Adónde van? Seguimos el río Rock.

¿Es trampero? Sí.

Y necesito...

¿Qué necesitaba?

Sé de algo que necesitará seguro.

Un trozo de cuero para sujetarse esa pelambrera.

(TOSE)

Amigo mío.

He cruzado la Gran Divisoria y todas las Montañas Rocosas,

y todavía conservo mi cabellera como puede ver.

Amigo, todavía no ha cruzado la tierra de los Paiute,

como puedo ver.

Aiute... ¿Cómo? ¿Cómo ha dicho?

Paiute. ¿Pellut?

Paiute.

Ah, qué curioso, porque ella...

Oh, ¿podría... podría usted darme algo de beber?

Ajá. ¿Algo caliente?

Por qué no. Café caliente con ron.

¿Ron? Ajá.

Eh... No tendría whisky, ¿verdad?

Mire esto.

Ha sido una suerte encontrar a alguien como usted.

Y que lo diga. Quiero probar eso.

Se lo serviré.

Tiene el café ahí.

(Carraspeo)

Cuesta 15 centavos,

pero puede pagarme luego, cuando vuelva aquí.

(RÍE) Sí, ya me olvidaba. Ya.

Toma. Aquí tienes café.

¿Sabe? Ella me dijo algo sobre eso.

Ayer pasamos junto a un campamento. Un campamento indio, ya sabe,

y ella dijo algo sobre esos Paiute.

Una de las mujeres indias nos vio.

Aunque no hizo nada. ¿Qué tienen de especial?

No son ellas quienes debe preocuparle,

son los hombres de quien debe escapar.

¿No se lo cree? Mire esto, se lo mostraré.

Mire aquí. Mire usted aquí.

Hace seis años, un maldito Paiute me atacó

una mañana mientras estaba poniendo trampas junto al río.

¿Hasta dónde? Hasta aquí abajo.

Quedó bien cerrada, ¿no? Sí, tuve bastante suerte.

Esa lejos del corazón.

¿Qué de ese otro tipo? Bueno...

Dejé su cabeza clavada en un palo el resto del invierno.

(RÍE)

En serio, al llegar el verano empezó a descongelarse.

De veras.

Empezó a apestar tanto que al final tuve que tirarlo. (RÍE)

Sí.

¿Qué tal... se caza en esta región?

¿Es fácil encontrar castores y visones?

Oh, he cazado muchísimo.

Hay más castores y visones de los que había visto nunca.

Supongo que eso significa que...

los precios serán más bajos, ¿no?

Oh, sí, el exceso de la oferta suele bajar los precios.

¿Qué es eso? ¿Eso?

¿Esa maravilla de rifle que tengo ahí?

¿Qué diablos es? Es un Henry.

De repetición. ¿Qué?

¿Un rifle...? De repetición.

¿De repetición? ¿Qué significa?

Significa que puede disparar 15 veces sin necesidad de recargar.

(RÍE)

Oiga, es usted un buen vendedor.

Voy a necesitar seis trampas del número cuatro...

¡Un momento! ¡Un momento! ¡Mire esto antes!

Mírelo bien. Es del calibre 44 y dispara 15 veces.

No hay que hacer nada, salvo empujar esta palanca.

Necesito varias cosas.

Vamos, déjese usted de bromas.

¿No se lo cree? ¡Tápese los oídos! ¡Tápese los oídos!

Sí.

Sí. Sí.

Es del calibre 44 y dispara 15 veces, amigo mío.

¿Puedo... puedo cogerla un momento? Sí.

Con cuidado. Es nueva.

¿Cómo diablos funciona? Apriete, apriete eso.

Hacia abajo. ¿Ve por dónde sale el humo?

¿Pero qué...?

¡Vamos! ¡Dispare! ¡Allí mismo!

Sí, sí, apunte hacia allí.

(RIENDO) ¡Otra vez!

Empuje la palanca.

Dios mío...

(RÍE)

Será mejor que me la dé. Traiga aquí.

Espere. Vamos, traiga aquí.

Espere, espere.

¿Cuánto pide por él?

Saque un billete de 20 dólares y es suyo.

No tengo ningún billete de 20 dólares,

pero... pero tengo aquí un buen rifle Hawken.

Dispara igual que, ya sabe,

como vendedor le vendría bien uno, ¿no?

Tengo una caja llena de Hawken.

Quiero ese rifle.

Bueno, por qué no viene por aquí de vez en cuando

para echarle un vistazo. A mí no me importa.

Solo cuesta 20 dólares.

Guárdemelo aquí.

Volveré a buscarlo.

Quince veces sin recargar.

Con algo así no tendrías miedo de nada.

Nunca perderías a nadie.

Dios...

15 veces.

Un rifle Henry de repetición.

El oso estaría muerto...

y el caballo vivo.

"Un guerrero regresó al campamento".

"Nos contó que la batalla entre los nuestros

y el pueblo Murdoch junto al río de aguas rápidas,

había dejado varios heridos y algunos muertos".

"Debíamos reunirnos y enterrar a los guerreros

antes del segundo sol,

y esta vez era duro para mí".

"Dos días antes había perdido a mi hijo

que apenas tenía una luna a acusa de la fiebre".

Vamos.

¡Vamos!

Oye, no lo entiendo.

El viejo Patrick me...

me indicó este lugar en el mapa, pero no dijo nada de que...

la cabaña estuviese destruida.

Encenderé una hoguera aquí.

Nunca te lo he preguntado, ¿pero por qué...

te pusieron ese nombre, Cervatilla?

Madre dar.

(RÍE)

"Madre dar".

No, no.

Dilo bien.

Mi madre... Mi madre...

...me puso... ...me puso...

...ese nombre. ...ese nombre.

Mi madre me puso ese nombre.

Mi madre me puso ese nombre. ¡Muy bien!

¿Has visto... que todos esos troncos ya tienen los cortes hechos...

por todas partes? Eso es porque había una cabaña.

Pero alguien la tiró abajo.

No hará falta mucho tiempo para volver a construirla.

Es bastante trabajo, pero...

la construiremos.

Allí arriba.

Donde estaba.

(Música animada)

Casa grande.

Casa bonita.

Como las que te enseñé en Saint Louis.

Ahora.

Tira.

Arriba con ese barro.

Vamos, sé fuerte. Vamos.

(Risas)

(RIENDO) ¡Colter! ¡Colter!

¡Colter! (RÍE)

¡Estate quieto!

Eh...

Acércame el abrigo. Iré a... revisar las trampas del arroyo.

Quiero volver a...

(Fotuto)

Son los Paiute.

¡Son los Paiute!

¿Qué pintan aquí?

¡Hombre de Boston!

(HABLA EN OTRA LENGUA)

No.

¿Qué quieren? (HABLA EN OTRA LENGUA)

"Era él y la mujer hermosa otra vez".

"No esperaba verles".

No entiendo...

"No le había contado a nadie que los había visto,

aunque tal vez debería haberlo hecho".

"Era como si el espíritu intentase decirme algo sobre mi propio hijo

a través de él y de su mujer embarazada".

"Sentí un escalofrío atravesando mi cuerpo cuando les vi".

Bueno...

Ya se marchan.

Volverán.

Creo que sé qué hacen aquí.

Es mejor que no lo diga.

¿Qué quieres decir con eso?

¿Entiendes a los Paiute?

¿Tú lo hablas? ¿Hablas el Paiute? ¿Lo entiendes?

No soy Paiute.

¿Entonces cómo lo sabes?

Es la colina.

Los espíritus del viento volaron alrededor de mí y mi hijo.

¿Espíritus? ¿A qué te refieres? ¿Qué clase de espíritus?

Escúchame.

Actúas como si supieses qué está pasando.

Debes decírmelo.

Sabes que no entiendo todo de tu gente.

¡Ayúdame a entenderles!

¡Habla de una vez!

La colina...

es tierra sagrada.

¿Sagrada?

¿Sagrada en el sentido de... un cementerio?

¿Dónde se entierran los cadáveres?

Qué idiota he sido...

Ahora lo entiendo.

Esas mujeres con su camillas...

colgando de los caballos.

No son una tribu. No vienen a hacer la guerra,

sino a enterrar los muertos.

¡Nadie... se interpondrá entre...

nuestros guerreros muertos...

y el gran espíritu!

¡Nadie!

(HABLA EN OTRA LENGUA)

(HABLA EN OTRA LENGUA)

Dios santo...

Está bien.

Te diré qué vamos a hacer.

Vamos a recoger... solo algunas cosas...

y a largarnos de esta colina... ahora mismo.

¿Qué te pasa?

El bebé.

¿El bebé?

Cariño.

(HABLA EN OTRA LENGUA)

No te pongas de parto ahora.

Por favor, no te pongas de parto.

No te pongas de parto ahora, por favor.

(HABLA EN OTRA LENGUA)

Cuando vuelvan...

tendré que ir ahí abajo...

y reunirme con ellos.

A ver cómo consigo hacerles entender que todavía no podemos marcharnos.

Reza tus oraciones...

para que el niño nazca fuerte.

El sol está saliendo.

(CANTA EN OTRA LENGUA)

(HABLA EN OTRA LENGUA)

¡Largaos! ¡Largaos!

(GRITA)

Aguanta.

¡Quitaos de en medio!

¿No me habéis oído? ¡Apartaos!

Sigue empujando. Recuéstate. Recuéstate.

Ahora... empuja.

Empuja.

¡Vamos! ¡Ah!

¡Empuja!

¡Así! ¡Ah!

¡Sigue así! ¡Ah!

¡Así!

(BEBÉ LLORA)

Es una buena señal...

porque ha dado nueva vida...

a nuestra tierra sagrada.

¡Mi mujer... ha muerto!

¡Habéis matado a una de los vuestros!

(HABLA EN OTRA LENGUA)

El Señor es mi pastor.

Nada me falta.

No temeré ningún peligro porque tú, Señor, estás conmigo.

¡Hola, amigos Paiute!

¡Lum Witcher a vuestro servicio!

¡Decidme qué queréis comprar!

¡Traigo animales recién cazados!

¿Estáis listos? (RÍE)

¿Cómo os va, amigos?

¡Hola, Zorro de la Pradera! ¡Aquí estoy!

Ya tenías ganas de verme, ¿verdad? (RÍE)

(RÍE) ¡Hola, Zorro de la Pradera! No nos veíamos desde el verano, eh.

He traído unas garras de oso para ti.

Y también una cabellera Cheyenne. Sé que te gustan. (RÍE)

Eh...

¿Qué diablos pasa?

El año pasado os ofrecí un buen precio junto al río Rock.

Este año tengo ofertas mejores.

Como veis, tengo ropas muy bonitas

traídas directamente desde la bahía Hudson

para vosotros y vuestras mujeres.

¿Qué os pasa?

¿Qué?

¡Eh, espera ahí!

Lum Witcher.

Colter. ¿Adónde vas?

Hacia allí, de donde vienes. Ni se te ocurra ir allí.

Hay una tribu de guerreros Paiute. Alguien les ha engañado.

Llevo comerciando con ellos ocho años

y nunca se habían mostrado tan hostiles.

No eres muy hablador.

¡Qué demonios! Eres tan quisquilloso como esos Paiute.

El mundo se ha vuelto loco.

El norte de América lucha contra el sur de América,

los Paiute no negocian conmigo,

en medio de la nada aparece un desconocido

de lo más mal encarado.

¿En qué bando estás? ¿El norte o el sur?

No te entiendo.

¿De dónde vienes? ¿Cómo has llegado?

De 500 kilómetros al sur de Saint Louis.

Llegué a primeros de junio.

¡Maldita sea! ¡Eres un enemigo! ¡Eres del sur! ¡Arriba las manos!

Baja eso o te vuelo la cabeza.

(Bebé)

¿Qué llevas ahí?

Llevo a un niño.

¿Que creáis que era una cría de búfalo o qué?

¡No, hombre! ¡Si cacé un montón de búfalos en mi época!

Hasta tuve uno atado a mi cabaña durante tres años.

El primer año le di de comer, el segundo año me enamoré

y el tercero lo maté y me lo comí. (RÍE)

(BEBÉ LLORA)

Destápalo, deja que lo vea bien.

¡Diantre! ¡Es un bebé de verdad!

¿Qué les das de comer? Solo zumo de bayas.

¡Zumo de bayas? ¡Qué diablos!

No puedes alimentar un bebé con zumo de bayas.

Necesita tomar pecho para sobrevivir.

¡A mí me pasa! (RÍE)

¿Y... dices... que te has cruzado

con una una tribu de guerreros Paiute?

Sí, a un kilómetro en esa dirección.

He estado haciendo negocios con ese Zorro de la Pradera

durante muchos años,

pero hoy, nada más verme, me ha echado por las malas.

(BEBÉ LLORA)

Deberías llevar al niño a través de se paso.

Llegarás a Fort Klamath en unos cinco días.

El niño no sobrevivirá cinco días.

Vamos.

Oye, cuando nos encontramos... dijiste algo sobre...

una guerra entre el norte y el sur, algo así, ¿qué es eso?

Hay una guerra al bajar de las montañas.

Los hombres se matan entre ellos.

¿No sabías nada? No.

No pasa nada.

La gente se ha vuelto loca, ¿sabes?

Lo llaman Guerra Civil.

¿Qué tiene de civil que un hombre mate a otros como él?

(Llanto de bebé)

Vamos...

¿Has pensado en pedirle a Zorro de la Pradera

que su mujer lo amamante?

¿Eh?

Él siempre viaja con sus esposas.

Una dio a luz hace unos meses.

La vi con ella esta mañana. Es preciosa.

¿Cuánto tiempo tiene el crío?

Suficiente para sobrevivir sin leche seguro. Si sigue vivo.

Muchos niños han muerto recientemente por la fiebre.

Si decidiese a hablar... con Zorro de la Pradera

para que su esposa alimentase al niño,

¿cómo reconocería a su esposa entre todas las demás?

¿Por qué preguntas eso?

Porque morirá de hambre si no me doy prisa.

Será fácil de reconocer.

Estará en la única cabaña que veas.

Solo construyen una cabaña cuando van a enterrar cadáveres,

y ella será la única mujer guapa.

El resto serán de mi tipo. (RÍE) ¡Qué caray!

Entonces, en el caso de que fuese allí,

para pedir a Zorro de la Pradera

que deje que su esposa amamante a mi hijo,

¿cómo debería hacerlo?

Ve por la mañana.

Habla con educación.

Muy despacio.

Y tranquilo.

Sí.

Hablaré con educación, muy despacio y tranquilo.

(Cántico)

Usha.

Te damos gracias...

porque nos lo has dado todo.

No escuchan las voces de la naturaleza.

Destruyen los árboles.

Dañan la tierra.

Espantan a los animales.

Las leyes del hombre blanco son espinas que nos matan.

(Grito)

(GRITA)

(HABLA EN OTRA LENGUA)

Si no dejas de llorar, no vas a morir por causas naturales.

vas a morir asfixiado.

¿Por qué me habré metido en esta locura?

¿Y qué hago aquí esperando a tu padre? Tampoco lo sé.

Mientras tanto, ¡cállate!

Mira, ahí viene la cena. Ya era hora.

So.

Bájate.

Ven aquí. No pierdas tiempo. (GRITA)

Agáchate. Dile que amamante al niño.

¡Dale de mamar!

¡Aliméntalo!

Sigue mi consejo, india. Dale un pecho a ese bebé.

¡Y puedes darme a mí el otro! (RÍE) ¡Díselo en Paiute!

(HABLA EN PAIUTE)

(GRITA)

Ahí vienen unos cuantos problemas.

Háblales en Paiute.

Diles que si de acercan, le volaré la cabeza.

(HABLA EN PAIUTE)

(HABLA EN PAIUTE)

¿Qué dice?

Estás en un lío.

No se va a ir de aquí sin su esposa.

Sí, le volaré los sesos a su esposa

y se la enviaré muerta encima de tu caballo

si se acerca a un solo metro más. Díselo.

¿Mi caballo? ¡Díselo!

¿Eres consciente de que... si se abalanzan sobre nosotros

tan solo tendremos dos disparos?

Sí, uno será para ella y otro para ti si no resuelves esto ahora.

¿Por qué no les digo que una vez ella termine de amamantar al bebé,

volverá con ellos?

Me llevaré al bebé a Fort Klamath,

y cuando me asegure de que está a salvo, la liberaré,

así que dile eso.

(HABLA EN PAIUTE)

(HABLA EN PAIUTE)

¿Qué dice ahora?

Dice que no se irá si no es con su esposa y el bebé.

Cree que el bebé les pertenece.

¡Ah! ¡Suéltalo! ¡Quítale al bebé!

¡Ah!

Quítaselo.

¿Que quieres que haga con el maldito bebé?

Los Paiute no volverán a hacer negocios conmigo.

Algo harías para que crean que el bebé es suyo.

Dejadme solo.

¡Vamos! ¡Ah!

¡Vamos! ¡Vamos!

¡Si alguien me sigue, le volaré la cabeza!

¡Vamos!

¡Vamos!

¡Vamos!

¡Camina!

¡Camina! ¡Vamos! ¡Vamos!

Este parece un buen lugar para que nos separemos.

No sé qué hará Zorro de la Pradera, pero huiré mientras pueda.

¿Qué prisa tienes?

¿Qué prisa tengo?

Llevo cargando contigo y tus problemas durante dos días.

No he estado tanto ni con una mujer. (RÍE)

Tú decides, pero creo que te irá mejor si te quedas conmigo.

Además, no creo que...

Zorro de la Pradera te tenga en mucha estima a ti tampoco.

Te diré algo: no parará hasta recuperarla.

Y por alguna razón también quiere al bebé.

¿Sabes?

Ahora que el bebé ha comido, podrías llegar hasta el fuerte.

¿Por qué no dejas que ella se vaya? Tal ves olviden al crío.

No.

No, va a venir conmigo hasta el fuerte.

Por seguridad.

Y puede que tampoco la libere una vez llegue allí.

Tú mismo.

Pero tendrás más opciones sin mí.

No lo sé, eso es cosa tuya.

Los Paiute solo envían a un guerrero contra un solo enemigo.

Es como... un código de honor o algo parecido.

¿Es cierto? Lo he oído en alguna parte.

Entonces, ¿si estamos ella y yo, al ser ella una mujer,

solo enviarán a un guerrero?

Pero si estamos tú y yo,

enviarán a un banda de guerreros a buscarnos.

Qué diablos.

Creo que eso y ano importa.

No me sorprendería que solo ella y el niño saliesen con vida.

¿Y quién va a cuidar de ti?

Llevo sobreviviendo aquí más de 40 años

y todavía conservo mi pelo, ¡y todo eso sin ti!

(RÍE)

Ya.

Hay algo que no entiendo.

Nunca había visto a una india adoptar a un bebé blanco.

Bueno.

Tal vez es porque...

sabe qué pasará si no lo hace.

¿Qué es eso?

Un trozo de corteza de un árbol.

Si se supone que es un escudo es un poco pesado, ¿no?

Bueno, lo estoy recortando.

(RÍE)

Seguro que nos vemos este invierno. ¿Estará cazando por el río Rock?

No es asunto tuyo.

No es asunto mío. Tienes razón.

Protege tu cabellera y cuida de ese niño.

Sé donde hay...

una colonia de 300 o 400 castores.

Se mueven por la zona... del cementerio de los Paiute.

Puedes ir a cazarlos.

Debido al niño, este año empezaré más tarde.

No me fastidies.

¿Qué?

¿No me estarás diciendo que estuviste cazando en esa colina?

Fui allí y reconstruí la cabaña de Williams en lo alto de la colina.

Pero a quién se le ocurre...

¡No puedes burlarte de sus tierras sagradas!

Ya lo he aprendido por las malas.

Es hora de que me vaya. ¿Sabes qué hiciste?

Enfadarles. Enfadar a sus espíritus.

Ellos creen que cuando sus muertos no descansan,

vagan eternamente por el cielo sin poder alcanzar la felicidad.

Ya lo sé.

Espero volver a verte, amigo, y espero que sigas vivo.

Gracias.

¡Espero que sigas vivo!

(HABLA EN PAIUTE)

Lo cruzaron ayer.

Con dos caballos.

Están acampados al otro lado del río.

¿Atacaremos?

¡No!

Podría matarla.

O hacerle daño al niño.

Las nubes se juntan.

Pie Herido está listo.

Trae a Wannetta.

Y también al niño blanco sagrado.

Pie Herido...

ha muerto.

Debemos llevarnos al niño y matar al hombre alto.

Detendremos a ese hombre alto.

Recuperaremos... a la mujer...

y al niño sagrado... de nuevo.

Pon esto en su camino...

y ponle la rama... del symphoricarpo

en la mandíbula.

Ella sabrá... lo que debe hacer.

¿Sabes qué es eso?

¡Hola!

¡Tengo mucho respeto por vuestra magia!

Sé que es una zona poco profunda del río y que sabéis...

que vendremos por aquí y que lo cruzaremos por aquí,

y todo eso.

Pero os diré algo.

Esa criatura...

Ese niño...

¡Esto! ¿Sabéis? ¡El bebé! ¡El niño!

¡Es mi hijo!

¡Y eso no me acusa ningún miedo!

Esto no es una falta de respeto,

pero dejadme tranquilo.

(HABLA EN PAIUTE)

Buena caza.

(HABLA EN PAIUTE)

Estás atrapado, eh.

¿Sí?

Paz.

Tal vez debería quedármela.

(Pájaros)

(Llanto del bebé)

¡Ah!

(Grito)

Nos ha desobedecido.

Me has deshonrado a mí y a tu pueblo.

¡No quiero ver tu cara nunca más!

Debes pagar por ello.

¡Debes irte!

"Es imposible describir cómo me sentía aquella fría mañana".

"Intenté explicarme ante el chamán de nuestro clan".

"Dije: 'Yo también he seguido el camino de los espíritus'".

"Pero nadie me escuchó".

"Zorro de la Pradera tomó la decisión".

"Seré fuerte".

"Mi espíritu no decaerá nunca".

Tengo que abrirlo antes.

Hola.

(TOSE)

¿Dónde está su mujer?

Lleva muerta... más de una semana.

¿Cuando se sienta mejor volverá al sur?

No.

No.

Volveré al norte por mi hijo.

¿La mujer tuvo un niño? Sí.

Y lo tienen los Paiute.

¿Lo criarán como si fuese suyo?

No.

Quiero...

Tengo que comprarle un caballo.

No vendo caballos.

Necesito uno.

Puede llevarse el mío.

Se lo agradecería sinceramente.

¡No está! ¡Se ha llevado mi rifle!

¡Ayudo a un desconocido! ¿Y cómo me lo paga?

¡Llevándose el rifle de repetición y a mi único caballo!

"Aquel día le recé al gran espíritu".

"Le pedí que me diese más fuerza de la que había recibido nunca".

"Estaba muy preocupada".

"No por mí, sino por el niño".

Que el diablo me lleve.

¡Witcher!

¡Witcher!

¡Madre mía!

¡Madre mía!

¡Matt!

¿Cómo estás, hombre?

¡Vamos, dame un abrazo! (RÍE)

Matt.

¿Qué diablos haces aquí, Matt? Pensé que no volvería a verte.

Me alegro de verte, no me lo esperaba.

¿Dónde está el niño?

Bueno.

Esa mujer se escapó con él.

Lo suponía. ¿Que pasó?

Es una larga historia.

Nos encontramos con una especie de figura de magia de los Paiute:

una calavera clavada en un palo en mitad del río

con unas ramas en la boca.

Le pegué un disparo y seguimos.

Dime, ¿no sería una calavera de aballo?

Eso parecía, sí.

Tenía unas ramas en la boca o algo así.

Sí. Sí, ya entiendo.

Sé lo que es. Esa mujer debe estar en apuros.

Era una orden para que matase a tu caballo.

Verás, cuando uno de sus caballos se queja cojo,

arrancan una espina de un symphoricarpo

y se la clavan en la venas.

El caballo muere enseguida desangrado junto al río.

¿No me digas? Entonces... ¿le ordenaron que hiciese eso?

Exacto. Si nos siguió las órdenes no sabe lo que les espera.

¿Por qué? ¿Qué crees que van a hacerle?

Es probable que la destierren.

Pero espera.

Entonces, ¿quién cuidará de mi hijo?

Esa mujer no seguro.

Probablemente, lo haga otra de ellas.

No te preocupes, cuidarán de él sea cual sea la razón

por la que lo querían.

Bueno.

Lo averiguaremos.

Estoy seguro de que funcionará. Yo voy a sentarme aquí a ver.

Es el último.

Esto se pondrá interesante antes de que anochezca.

Pronto lo veremos.

Qué idiota.

No tardarán en venir.

No sé.

Qué diablos vamos a hacer cuando todos los Paiute nos ataquen.

Solo estamos tú y yo.

Estamos en desventaja, ¿no?

Quince veces...

Ellos no lo entienden. No sé de qué estás hablando.

Vaya, mira a quien tenemos aquí.

(RÍE)

Ha funcionado.

Se marcha.

Probablemente volverá mañana y no estará sola.

No.

No estará sola.

Hombre alto y Hombre Loco en colina sagrada.

Llama los guerreros.

Tal vez deberíamos coger la antorcha y subir.

Sabes perfectamente que nos observan.

Ah, ah.

¡Te dije que debíamos subir con la antorcha!

Espera a que se meta en el río, así no fallarás.

¿Fallar yo?

Mira esto.

Yo llevo seis y tú uno. De acuerdo.

(Disparo)

He fallado.

Tú llevas seis y yo dos. (RÍE)

(TOSE) (RONCA)

Buenos días.

Nieve.

¿Estás desayunando?

¿Cómo puedes comer en un momento como este?

Es fácil si piensas que podría ser la última vez.

Oye, te dije que iba a caer nieve, pero no esperaba tanta.

¿Cuántos crees que van a enviar hoy?

Bueno...

Probablemente, toda la nación Paiute.

(Llanto de bebé)

Viene solo uno.

Parece que la mujer que trae al niño.

No me digas. Van a devolvérmelo.

Puede que sea un truco.

¿Quieres que dispare? No.

Podrías darle al niño. ¡No le voy a dar!

Mantenla en el punto de mira.

Iré a por el niño. Ten cuidado, no es una mujer.

Si algo va mal,

coge una antorcha y quema todos sus muertos, ¿entendido?

(HABLA A GRITOS EN PAIUTE)

¡Vamos, cruza el maldito río!

No puedes fiarte de ellos. Ten cuidado.

(HABLAN EN PAIUTE)

¿Qué diablos está diciendo?

Dice que tires el rifle al río.

Dile que si hace daño al niño, morirá ahogado.

Será mejor que le obedezcas o matará a ese crío.

¡Maldita sea, Witcher! ¡No dispares!

¿Y ahora qué?

(HABLA EN PAIUTE)

Malditos.

Malditos Paiute.

(HABLA EN PAIUTE)

No habrá más muertes.

(LLORA)

(Música créditos)

Mañanas de cine - Tierra sagrada

30 mar 2021

En 1861, en el estado de Oregón, un hombre de montaña y su esposa nativa americana viven en una cabaña construida sobre una zona de enterramiento de una tribu payute, lo que lleva a una disputa violenta.

Contenido disponible hasta el 14 de enero de 2022.

ver más sobre "Mañanas de cine - Tierra sagrada" ver menos sobre "Mañanas de cine - Tierra sagrada"
Programas completos (82)
Clips

Los últimos 237 programas de Cine internacional

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios