www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5811779
Para todos los públicos Cine de barrio - Que baje Dios y lo vea (presentación) - ver ahora
Transcripción completa

Yo creo que empecé con una película

que se llamaba "Diferente", de Alfredo Alaria.

Y yo salía un momento ahí, y recuerdo que esa película,

que me encantó, porque me hicieron un traje a medida.

Estoy repelente.

Cuéntame algo.

Anda, cuéntame algo.

Ven, siéntate aquí.

Vamos a ver, ¿qué quieres que te cuente?

¿Qué hay, buen hombrecito?

-¿Cuántos añitos tienes? -Ocho.

Pues no va y me despeina.

Qué salado el chico.

Y me llama salado.

Lo que más me revienta.

-Qué belleza, ¿eh? -Qué belleza.

Yo me tiré muchos años haciendo de malo, por ejemplo.

Y luego, han decidido, creo que es una cosa que elige el público.

Y tú, humildemente, si puedes darle al público

la respuesta que quiere, yo agradezco la respuesta

del público, francamente.

Y después, pasé a la comedia.

Te cambio el papel.

-¿Qué? -Te cambio mi personaje por el tuyo.

Sí, hombre, me chupo toda la carrera de ingeniero,

me saco una plaza cojonuda en Oklahoma

y te paso mi personaje para que te limpies el culo.

Ahora me preguntan en la calle si yo soy monologuista.

Fíjate, me cuesta decirlo.

Cuánto sufre el que sabe.

Buenas tardes, fanáticos de "Cine de barrio".

Aquí estoy, vestida de gala, como se merece la ocasión,

porque hoy se celebra la gran fiesta del cine español.

¿Crees que la gente entenderá lo que vamos a hacer?

Claro, ¿vas a hacer en inglés la gala?

-Vamos a hacer algo distinto. -Ha sido un año distinto.

-Un cine distinto. -Todos hemos cambiado.

Somos distintos.

-Distinto no quiere decir peor. -Ni mejor.

Distinto quiere decir...

(AMBOS) Distinto.

Premios Goya 35 edición.

El cine lo hacemos todos.

Nuestro programa de hoy es especial.

Por eso, y por varias cosas más.

Entre ellas, el primer invitado es, nada más y nada menos,

que Antonio Resines, de quien una servidora

es rendida admiradora.

"Cine de barrio" tiene cabecera nueva.

Y también decorado nuevo.

¿Qué te parece nuestro cambio? Espectacular.

Tenemos un set para actuaciones.

Sí, muy bien. Hay artistas que vienen.

Nos cantan sus canciones.

Tengo algunas de mis ídolas, que me gusta decirlo así, Lola.

Sara, Marisol. Marisol.

Siéntate, por favor. Gracias.

Bueno, imagino que tú, antes de empezar en esto,

tendrías también tus referentes en el mundo del cine español.

Una era Marisol.

Una era Marisol. Recuerdo un programa que hicimos,

una película, "Historias de nuestro cine",

que preguntábamos, entre otras cosas:

"¿Cuál es la primera película española

que te acuerdas de haber visto?". Sí.

Y me he acordado de "Marisol rumbo a Río".

Luego lo descubrimos y debía tener como ocho años, nueve.

Una cosa así, en fin.

Otras épocas, pero Marisol era tremenda.

"Marisol rumbo a Río" la pusimos hace muy poquito.

En "Cine de barrio". Uno de los clásicos

de "Cine de barrio". Sí.

No me queda más remedio que preguntarte,

bueno, ¿a quién se le ha ocurrido llamar "Resines de barrio"

a tu sección en el programa de Dani Rovira?

Yo no tengo la culpa. No tienes tú la culpa.

Esto es una cosa

de donde hay patrón, ya sabes que no manda marinero.

Por otro lado, hay que decir que me hacía gracia,

porque es una sección

que está dedicada, en general, a películas.

Y, bueno, parecía como más o menos adecuado,

siendo la misma casa, hacer una pequeña broma

sobre la historia.

Pero, claro, esto impresiona.

La mía es más modesta. Bueno, esta era modesta

hasta la semana pasada.

Esto es un pedazo de casa.

Bueno, pero también la cabecera, Antonio.

De la primera temporada de Carmen Sevilla.

Sí, yo estoy indignado.

Estás indignado, te veo muy indignado.

Sí. Ciertamente.

La procesión va por dentro.

Me parece indignante, la palabra es indignante.

A mí me parece indignante

que nos tengan separados en dos programas diferentes

pudiendo estar en el mismo. Podríamos hacer intercambios.

Venga. De este tipo.

No, intercambio no, aquí toda la semana.

Vale, sí.

¿Qué tal la experiencia en el programa "La noche D"?

Pues muy bien, estamos empezando, llevamos seis, siete, ocho,

ahora mismo, exactamente, no lo recuerdo.

Y claro, es que es muy complicado.

Es un programa de... Bueno.

Para vosotros, hay película por medio,

nosotros hacemos tres horas casi. Sí.

Entonces, claro, mantener el nivel alto todo el tiempo,

es complicado.

Bueno, el contenedor todavía está moviéndose.

Se está haciendo. Se está haciendo.

Creo que tenemos programa para una buena temporada.

Funciona muy bien tu relación con Dani.

A mí Dani me hace gracia.

Yo le debo hacer algo de gracia a él.

Eso es muy bueno.

Si estás con alguien que te llevas bien, aunque no te conozcas mucho,

en las entrevistas se nota.

Nosotros tampoco es que nos hayamos visto toda la vida,

nos conocemos hace tiempo.

Prefieres que te entreviste alguien que te conoce

y que te lo has pasado bien con él y te has reído,

que alguien que no sabes muy bien de qué va la historia.

Con Dani me pasa eso, y hacemos una sección

que se llama "Erre que erre",

que nos miramos a la cámara, y de verdad, ahí improvisamos.

La pregunta es: "¿Qué te pareció el programa?".

Digo burradas y me sigue.

¿Cómo has visto el programa, Antonio?

¿El programa este de "La noche D"?

No, el de "Waku Waku", de hace 20 años.

-Pues claro, Antonio. -"Waku Waku"... No, muy bien.

Yo creo que ha estado muy bien,

me pareció un programa extraordinario.

De tu relación con el cine español y con los Premios Goya,

vamos a seguir hablando esta tarde.

Que para eso estamos aquí en este día

en el que se celebra la gala de los Goya.

Estamos ya en la edición número 35.

Si no me equivoco.

Este año no tienes película nominada.

No sé si cuentan contigo para que hagas algo esta tarde.

No, porque me lo hubiesen comentado.

Aparte, no podía. Ya tendrían que haberlo comentado.

Tenían que haber dicho algo, es dentro de un ratito.

Y estoy yo aquí. Vamos a hablar de todo esto.

Pero tengo que decir a nuestros espectadores

que la película que vamos a ver hoy,

que es también muy especial, es una película del año 2017.

Se convierte así en la más reciente

que se ha emitido en este espacio, en "Cine de barrio".

Se llama "Que baje Dios y lo vea".

Llegan luego.

Me ha pisado, concho.

Acabamos de recibir una magnífica oferta

para hacer un paradón de turismo.

Y no hay modo de solucionarlo.

O sí.

Monta un equipo de fútbol, Munilla.

Y gana la Champions Clerum.

La Champions Clerum es como la Champions League.

Pero entre religiosos.

Yo sé que no sé mucho de fútbol.

Pero doy unas pinches patadas, bien chingonas.

Para un jugador como yo, su posición natural

es el centro del campo.

-Repartiendo juego. -Ya.

Por alto voy muy bien en los "corner".

La final se juega en Roma, y nadie ha conseguido ganar

a la selección vaticana.

Corre, Simón, tenemos cinco balones.

Somos el emblema de la cristiandad.

Moriremos en el intento.

Este partido hay que ganarlo.

Aleluya.

(TODOS) Tiqui, taca.

La trama de "Que baje Dios y lo vea",

como queda claro en el tráiler, mezcla religión y deporte.

Más concretamente, el fútbol,

que ha estado presente en bastantes películas

del cine español.

No sé, la "Saeta rubia", de Kubala.

Yo te iba a decir "11 pares de botas".

También es de la época. Pues sí.

Tú también has estado interpretando a algún que otro...

No sé si jugador profesional.

Me estoy acordando de "El portero".

Una de Gonzalo Suárez.

Yo hacía de guardia civil.

El portero era Carmelo Gómez. Alguna más, "Sueño de Iván".

Ah, "Sueño de Iván", es verdad, sí.

Es la primera vez que me llamaron para hacer de abuelo.

Esa es del 2010.

Fue una depresión. Bienvenido al siglo XXI.

Depresión espantosa.

Bueno, y el chaval ese es hermano de Mario Casas.

Óscar, se llama.

Claro, pero era un crío, tenía 10, 11 años, una cosa así.

Y fuimos a México a rodar, fíjate.

Este chico es central y le ponen de delantero centro.

Y el gordo, que es portero, tiene que jugar en la defensa.

El fútbol es un juego de equipo.

En el reparto de "Que baje Dios y lo vea",

como hemos visto en el tráiler, hay actores como Karra Elejalde,

como Tito Valverde, con los que sí que has coincidido

en alguna que otra película.

Sí, con Tito en una que sí es muy importante

en la cinematografía de nuestro querido país.

Es en "Amanece que no es poco".

Sí. En la ciudad...

Esa escena le encantaba, él iba cantando

por unos madrigales cuando venían del campo y tal.

Una cosa asombrosa.

(CANTAN)

Con Karra, espérate, que no tengo yo claro.

"Acción mutante". "Acción mutante", por favor.

Ay, Antonio.

Os encargáis de la música en la máquina.

Y justo entonces, apago la luz.

No, M.A. apaga la luz.

-Tú vigilas. -No habías dicho nada.

Y con Tito, te recuerdo "Todos los hombres sois iguales".

Sí, claro.

Joaquín, chaval, deja que te explique.

Joaquín está hasta los cojones de que esta sanguijuela

se quede con su dinero, casa, hijo.

Y ahora, con mi abogado y el mierda de mi mejor amigo.

Y otra cosa, en esta casa, "La banda de Pérez".

Bueno, "La banda de Pérez", en mi descargo, tengo que decir,

que se puso muy poco.

Por cierto, es una serie que está francamente bien.

Pues a revisarla. Hay que revisarla.

En la web de Televisión Española.

Efectivamente. A la carta.

Disparadme en la cabeza, sin torturas.

Al final vence la bestia fascista.

¿Quién es la bestia fascista? ¿Yo?

-Hombre, claro. -¿A que te pego dos leches?

Después seguimos hablando de nuestra película de hoy,

"Que baje Dios y lo vea", y de su reparto,

con otro de sus actores protagonistas,

Alain Hernández, hoy tengo joyas todo aquí.

Ahora quiero que, como en ese Resines de barrio,

de "La noche D", recordemos algunas cosas

de tu relación con los Premio Goya.

No sé si estuviste en la primera gala,

cuando era en la Gran Vía y llegábamos en taxi.

Creo que sí estuve.

En esa primera edición, estaba nominada a una película

en la que tú trabajabas, "Lulú de noche".

De Emilio Martínez Lázaro. Creo que estaba Amparo Muñoz.

Qué recuerdos me estás trayendo, Alaska.

Iba a limpiarme la chaqueta.

¿Quieres que te ayude?

-Si quieres. -Solo hay que darle un poco de agua.

-No, esa no es. -Ah, es verdad.

En la segunda edición, estaba nominada otra película tuya,

"La vida alegre", por la que sí que recibió

Verónica Forqué el premio.

Y en esa gala, ya saliste a presentar un Goya

junto a María Luisa San José.

Antonio, no te voy a preguntar quién te gustaría que ganara.

-No. -A lo mejor me contestas que tú.

No, no iba a decir eso, seguro.

A pesar de las muchas películas que Antonio hizo en esos años,

a finales de los 80 y primeros de los 90,

tenemos que decir que los académicos

no se acordaban de ti para las nominaciones.

No sé si por aquello de que eran comedias.

Bueno, tradicionalmente, siempre ha tenido muy mala prensa.

De cara a los premios. Ya.

Curiosamente, has dicho "La vida alegre",

que fue un taquillazo ese año. Exacto.

Objetivamente, estaba muy bien, era muy divertida.

Pero las comedias, es muy difícil que las nominen.

No sé, debe ser que la gente piensa que es un género menor.

Si son tragicomedias, bueno.

Pero la comedia pura y dura, no gusta.

Y eso que lo pasas muy bien.

Pues fíjate que este año, entre las películas nominadas

para los premios, hay varias comedias.

Dos de ellas, "La boda de Rosa" y "Sentimental",

que sí que optan al Goya a mejor película.

Sí, eso lo he visto.

Me voy a casar conmigo, Laura.

-No lo entiendo. -No importa, ya lo entenderás.

Estoy mucho más tranquilo

sabiendo que tenemos un bombero de vecino.

¿En qué sentido?

Por si hubiera un incendio.

Sigamos con tu trayectoria en los Goya.

A ver, por fin en la edición de 1998,

te nominaron por "La buena estrella",

y como todo el mundo sabe,

ganaste el Goya al mejor protagonista masculino.

Ahora sí. Sí.

Con tragedia. Y qué tragedia.

Que "La buena estrella"... Es una maravilla.

Es una película maravillosa.

Pero era tremenda.

Todo; desde el planteamiento, situación

de cada personaje era disparatada y tal.

Yo, fíjate, la única historia que no me gustó,

es que no nos diesen el premio a los tres,

que estábamos nominados: Maribel Verdú, Jordi Mollá y yo.

Pero ganó película, ganó dirección, ganó guion,

ganó música, o sea, que no. Fue una noche maravillosa.

De esas veces que te acordarás toda la vida.

El Goya es para Antonio Resines por "La buena estrella".

Hay un factor muy importante, que pusieron la música,

creo que lo hacen en todas,

pusieron la música de la película, música de esas que me ponía malo.

Te sacaba las lágrimas. Sí.

Y esa noche no podía ser menos, claro.

Estaba mi hijo, además. Fue muy emocionante.

No sigáis, que estoy aguantando todo lo que puedo.

Esto se lo quiero dedicar a dos Ricardos.

A Ricardo Franco, que como no está ahora, igual me oye dentro.

Y al tonto de Ricardo, que es mi hijo, que está ahí.

Por ahora, vamos a decir

que a lo largo de estas 34 ediciones,

solo has ganado ese premio,

puedes seguir recordando con cariño.

Espero que pronto puedas recordar otros.

También con el mismo cariño, las mismas lágrimas.

Pero hombre, sí que has sido un habitual de las galas.

Sí. Un muy habitual de las galas.

He hechos unas cuantas.

En nuestra profesión está muy bien visto eso de besarse mucho.

-Sí, nos besamos. -Besos de compañeros.

-De compañeros. -No es nada...

Por ejemplo, beso a Verónica.

-Con cariño, una persona normal. -Compañeros.

¿Ves?

-La beso como una amiga. -Sí.

Qué anormales.

-Antonio. -Sí.

Ese... Espera.

-Guapetón, venga. -Sí, venga, vamos.

Joder, de esto no me acordaba yo tampoco.

¿Tampoco te acordabas? No.

Me metió la lengua, el tío.

(CANTA)

# Vamos a la cama, # que hay que descansar.

# Para que mañana podamos madrugar.

# Y hablarán las cosas con tu voz.

Joder, esa no me acordaba yo.

# Del otoño.

¡Ahí va, Antonio Resines!

Un, dos, tres.

Joder.

# Una pena...

Me cago en la leche.

(RAPEA)

Una, dos.

# Fue en el 98 # y ese premio lo ha ganado...

Mira la cara de El Langui.

# Un carnicero castrado.

Te anima con la cabeza como a seguir.

Sí.

La que más me gusta y nunca me la ponen.

Anto...

¿Estás bien, Loles?

No tengo palabras, Antonio.

Que como no me salió muy bien lo del rap el año pasado...

Voy a probar otra cosilla este año.

A ver si ya el año que viene si eso...

-Te ha quedado bien. -Gracias, Inma.

Besos, caídas, el rap.

Bueno, Juan Manuel Montilla, El Langui,

que coincidió contigo en ese momento histórico

ya para los anales de la televisión.

También trabaja en nuestra película de hoy.

La cara de El Langui cuando salí y no di ni una,

es que no sabía.... Y al día siguiente,

no sabía dónde meterse el pobre, al día siguiente,

le hicieron temprano por la mañana una entrevista en la radio,

y le preguntaron: "¿Qué olvidaría usted de los Goya

y qué no repetiría nunca más en la vida?".

Dice: "Que vuelva a cantar Antonio Resines".

Fue mi arranque de mi carrera musical,

y la finalización. Pues, fíjate,

que en la edición número 30 eras, nada menos,

presidente de la Academia. Qué inconsciencia.

Bueno, ahí estuviste.

Pocos días después de aquello,

estuviste con Santiago Segura y conmigo

en un programa que hacíamos para esta casa.

Sí. "Alaska y Segura". Y ahí llegaste,

como sueles llegar tú, con muletas.

Ah, sí. Y cuando comenzó la gala,

a comienzos de 2016, seguías apareciendo

con muletas. Es que tenía...

Te has roto todos los huesos. Tengo una cantidad de prótesis,

en la pierna, quiero decir.

Y entonces, siempre entre operación y operación,

hay una recuperación, como bien sabes.

Siempre me cogía en algún espectáculo público.

Pero bueno. Que sí, que no busques excusas.

Lo vamos a ver, además.

Ah, estupendo. Sí.

"Con todos ustedes, el presidente

de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas

de España, don Antonio Resines."

Esta no la he visto nunca.

¿No? No.

Yo solo soy la cabeza, el cabezón, en este caso...

Horroroso.

Visible de los más de 1.400 miembros de la Academia

a las que, una vez más, quiero agradecer

la confianza que han depositado en mí y mis compañeros.

Seguiré trabajando con empeño para no decepcionaros.

Os deseo a todos mucho trabajo y todo lo mejor para este año.

Y ahora, queridos amigos, una mala noticia.

Aun siendo consciente de la decepción y la tristeza

que os va a inundar a todos, lamento comunicaros

que no voy a terminar el discurso con un rap.

Lo siento mucho, amigos.

-Antonio. -Oye, una cosa, Dani.

Me respetarás, ¿no?

Hombre, Antonio.

Un hombre en la gala es un hombre en la gala.

Esta se me ha olvidado a mí.

Lo hacía muy bien Dani. Sí.

Estaba muy bien.

Ahora ya, Antonio, solo queda, bueno, que te den el Goya de Honor.

Sí, vamos a ver.

Vamos a comprar papeletas, a ver qué pasa, sí.

Hombre, te lo digo sinceramente, a mí me encantaría.

Estaría muy bien. De momento lo que pasa

es que este año se lo dan a Ángela Molina.

Sí, y muy merecido.

Fíjate, Ángela y yo somos de la misma quinta.

Y más o menos, ella mucho más guapa,

más o menos, hemos hecho un número de películas parecido.

Cinco veces nominada. Sí.

Yo tres, perdona, no lo has dicho. Tú tres, perdón.

O sea, tres y he ganado uno. Sí.

Y ella... Cinco y ninguno.

Pues gano yo. Vas ganando.

Sí, gano yo. Y ya cuando te den el de honor,

ni te digo. No te quiero ni contar.

Entonces, no. Has coincidido con Ángela.

Hice una película, que yo era cura

y estaba enrollado con ella, era un cura así como un poco...

Años 30, en fin, la cosa más ligera y tal.

Y era "Al sur de Granada", de Colomo.

¿De dónde vienes?

Inglés.

-¿Qué ha dicho? -No sé, pero me parece que "inglés".

No hay más que verle.

Inglés eres.

No había trabajado nunca con ella, que también es curioso.

Probablemente, porque hacía más tragedia y yo más comedia.

Es posible.

Bueno, más películas dramáticas, no tragedias.

Y entonces, me gustó mucho, es estupenda.

Bueno, Antonio, entre películas participadas

por esta casa, hay 68 nominaciones. Lo he visto, sí.

Siempre, Televisión Española y el cine, de la mano.

¿Te parece que veamos cuáles son esas cinco películas nominadas

para que todo el mundo las recuerde?

Me parece muy bien. Adelante.

Voy a Mozambique a trabajar en un parque natural.

Aprovecha este viaje para cambiar.

Y yo quiero empezar una nueva vida.

Es que ellos se casaban.

Bueno, ¿y si me casara yo?

¿Y esto desde cuánto llevas pensándolo?

Hace dos semanas.

Y avisar a más gente, hay poco tiempo.

No hay que avisar a nadie, de verdad que no.

# Una mujer.

Por ejemplo, si tú tuvieras que preguntar una cosa a una niña.

A una de estas colegialas.

-Sí. -¿Qué les preguntarías?

No les preguntaría, daría un consejo: "Póntelo, pónselo".

La sexualidad forma parte del plan de Dios.

Estoy nerviosa, hagamos las paces.

-Hola, son ustedes, ¿qué tal? -Muy bien.

Como que corre la energía, ¿verdad?

No me jodas, ¿por dónde?

Este pequeño resumen está muy bien, porque se ve que hay gente

que sabe rodar, gente que sabe interpretar.

Y eso está muy bien.

Entonces, claro, no voy a decir un favorito.

No se debe, pero estos sí que tocan todos los palos.

Tenemos un poquito de todo. Es verdad.

Y eso siempre es bueno.

¿Que hay favoritas? Me voy a callar. Vale.

Antonio se calla, pero bueno, espero que los espectadores

de "Cine de barrio" vayan haciendo sus quinielas.

A ver si coincide, bueno, con la idea

que los académicos tienen para este año.

Nuestra película de hoy, "Que baje Dios y lo vea",

se estrenó en enero del 2018.

Unas semanas antes de la celebración

de la edición número 32 de los Premios Goya,

que presentaron Joaquín Reyes y Ernesto Sevilla.

Y yo diría que tú no estuviste.

No, no estaba. No estabas.

Lo vi, pero no estaba.

# Buenas noches.

# Bienvenidos.

# A la gala...

(AMBOS) No, tranquilos.

O sea, va a haber número musical.

-Sí. -Pero al final, ¿vale?

Al final, cuando estéis más frescos.

Las películas triunfadoras de esa edición fueron

"La librería", "Handía", y "Verano 1993".

Dos de los intérpretes premiados esa noche,

Nathalie Poza, como mejor actriz protagonista,

y David Verdaguer, como mejor actor de reparto,

también están nominados este año.

Nathalie como mejor actriz de reparto por "La boda de Rosa",

y David como mejor actor protagonista

por "Uno para todos".

Ahora, no me queda más que darte las gracias

por acompañarme.

Porque has venido en un día especial,

que estrenamos decorado, en el que celebramos la fiesta

la fiesta del cine español, que se dice siempre.

Así que, no puedo estarte más agradecida.

Ya sabes que no me parece bien del todo

que me copies el cine... No he sido yo.

Ya lo sé, bobo, que me encanta.

No he sido yo, ha sido gente que no tiene estudios.

Es un precioso homenaje a este programa

que lleva 25 años

en Televisión Española, claro que sí.

Soy como un padrino. Pues sí.

De decorado. Bueno, ¿te gusta?

Nunca habías sido padrino de decorado.

No, jamás. Pues ya eres una cosa más.

Pues me hago padrino de decorado de "Cine de barrio".

Me parece muy bien. Mucha suerte con todos tus proyectos.

Gracias. Espero que te tengamos aquí

muchas veces hablando de cine.

Y hablando de todo lo bueno que te mereces.

Muchas gracias, un placer y nos volveremos a ver.

Gracias.

Y ahora, vamos a hablar ya de nuestra película de esta tarde.

"Que baje Dios y lo vea".

Se acabó el fútbol.

-¿Cómo? ¿Pero por qué? -¿Que por qué?

-Sí. -Porque he depositado en usted

mi confianza y ha tirado por tierra mi trabajo de años.

Estos chicos lo son todo para mí.

Son mi vida.

Usted solo les mete pajaritos en la cabeza.

Se acabó el fútbol.

Ah, ¿sí? ¿Y qué propones?

Que nos pongamos de rodillas y recemos, ¿verdad?

Crees que bastará para salvar todo esto.

De rodillas y a rezar a san Teodosio.

Y tal y como les decía hace unos minutos,

está con nosotros Alain Hernández.

Protagonista, o uno de los protagonistas,

de nuestra película de hoy, "Que baje Dios y lo vea".

Bienvenido a "Cine de barrio". Muchísimas gracias por venir

en este día tan especial y a este plató

que estrenamos hoy con vosotros.

Es precioso, para mí es un honor y un placer

estar aquí contigo, te admiro muchísimo.

Muchas gracias. De verdad.

También a mi mujer le encantas.

Todo lo tengo que decir.

Y nada, sí, comentar esta peli.

"Que baje Dios y lo vea". Tengo buen recuerdo de este rodaje.

Pues vamos con ella. Tú interpretas a Salva.

Esa especie de monje guerrero, podríamos decir,

al que obligan a dejar su trabajo en África,

donde el realmente siente su vocación.

Y lo mandan un poquito castigado a este monasterio

de San Teodosio, que va a acabar revolucionando

como entrenador del equipo de fútbol.

Bueno, sobre todo, primero decir

que fue como una sorpresa el rodaje este.

Salió como de un día para otro.

Y la anécdota fue que realmente Karra Elejalde,

él iba a interpretar a Salva, al cura misionero.

Y lo que no encontraban era un poco el que iba a hacer

de padre Munilla, que fue lo que hizo luego él.

Y fue el mismo Karra que sugirió el decir:

"Oye, ¿por qué no hago yo el padre Munilla?

Y encontramos al chaval este, que tal".

Bueno, habíamos rodado juntos otra cosa.

Y entonces, como que se les encendió un poco la bombilla.

Y pensaron en mí, y fue como:

"-Oye, ¿te apetece hacer esto? -Coño, claro, encantado".

Inmediatamente. Además, con Karra y con Juanma,

con El Langui.

Con Joel Bosqued, que también había trabajado con él.

Yo encantadísimo. Y sí, sí que, además, el personaje

me encantaba ya de entrada, ese cura misionero roquero.

Aventurero. Un poco el Indiana Jones,

que además también se dice en una de las secuencias del principio.

El Indiana Jones de la Iglesia.

Te conozco desde que te daba clases de Teología Bíblica.

¿Cómo no me voy a fiar?

Se acabó lo de ser el Indiana Jones del clero.

Se acabó África.

Tengo unos chicos que dependen de mí.

Con los guerrilleros, no puedo dejarlos solos, los van a matar.

"Que baje Dios y lo vea"

fue tu tercera película como protagonista.

Después de "El rey tuerto" y "Plan de fuga".

Todo esto vino después de, bueno, de mucho trabajo en el cine,

mucho trabajo en televisión.

Tú, nacido en Barcelona, una de las películas

que podemos recordar tuya es "Barcelona (un mapa)".

O sea, es uno de tus primeros trabajos.

Sí, Josep María Pou le enseñaba una foto a Rosa María Sardá.

Y sí, particularmente, fue una cosa curiosa,

porque además tenía que ser desnudo integral.

Te prodigas, no digo nada.

Para que se queden a ver la película de hoy.

Sí, aquí hago un calvo importante al personaje de Karra.

Pero aquello era todo.

Entonces, al ser de las primeras cosas, dije:

"Esto me va a marcar un poquito para dónde voy".

Pero no, afortunadamente,

luego fueron otras cosas mucho mejores.

Pero le guardo un cariño a eso y esa oportunidad

que me dio Ventura Pons en ese momento.

Bueno, fueron muchos los papeles que fuiste encadenando.

Unos con otros. Sí.

Hasta que llegas a "Palmeras en la nieve".

Sí, "Palmeras en la nieve" fue como mi primer gran escaparate

en el cine y con una producción tan grande,

y con gente a la que admiraba tanto.

Creo que sí, que la gente, después de ver la peli,

las críticas fueron buenas y quedé muy contento de aquel trabajo.

Y sí, a partir de ahí, como que la cosa se aceleró.

Sí, a las pruebas nos remitimos.

Mira, después de "Que baje Dios y lo vea",

que es la película que vamos a ver hoy,

rodaste "Solo", como protagonista absoluto.

Y después, con transformación física notable,

"El fotógrafo de Mauthausen", con Mario Casas.

¿Qué?

En unos días nos visitará uno de los jefazos.

-¿Brummer? -Apunta más alto.

¿Himmler?

Sí, repetía con Mario, era uno de los alicientes

para yo querer hacer aquella peli.

Hice el casting, pero sobre todo pensando:

"Yo quiero trabajar con mi amigo otra vez".

Además, es que tuve un mes. Bueno, tres semanas

para coger un poco el aspecto físico.

Porque venías de surfero. Venía de "Solo".

Venía de "Solo", y tenía que estar ahí fuertote.

Y lo que hice fue dejar de comer.

Bueno, entonces estarás hoy muy contento,

porque tenemos que decir que Mario Casas,

por fin, en la edición de este año ha conseguido

su primera nominación por "No matarás".

¿Y mi móvil? ¿Has visto mi móvil?

No lo he visto.

Sí, yo creo que es una cosa ya merecida de antes.

Incluso por "El fotógrafo", o por otros trabajos que ha hecho.

Pero estoy especialmente contento con eso.

Vamos con tus últimos trabajos en el cine.

Se estrenaron en el 2019.

Corrígeme si me equivoco. "Siete razones para huir".

Que es una comedia negra. Sí.

Y luego, terror, "La influencia".

Me llamo Mikel, soy tu yerno.

Es un orgullo el poder decir:

"Coño, ya he tocado ahí diferentes géneros".

Me apetecía especialmente lo del terror.

Comedia negra sí que había hecho, por ejemplo, con "El rey tuerto".

Pero el terror me apetecía, además, de una manera terapéutica.

No consumo mucho terror,

porque realmente me dan mucho miedo las pelis de terror.

Y sueño cuando veo una peli de terror y lo paso mal.

Entonces, para decir: "Esto es todo de broma".

Y entonces, bueno, me encantó trabajar con Emma,

no había trabajado con Emma Suarez.

Y la admiro muchísimo.

Con Manuela Vellés, con Maggie Civantos.

Las niñas están espectaculares, Claudia Placer.

Es increíble lo que hace esa niña.

Daniela Rubia.

Estás hablando de tocar distintos géneros.

Pero también tocas distintos soportes

a la hora de interpretar; hablábamos del cine,

pero eres muy conocido también por series de televisión.

No has parado de hacer series de televisión.

En concreto, para esta casa, la gente puede recordar

"La caza. Monteperdido". Y más recientemente,

"La caza. Tramuntana".

Pedimos cámaras de seguridad.

Y apareció él.

Marc Silvela, estibador del puerto de Palma.

32 años.

En grabaciones se ve cómo habla con Naim,

le invita a tomar algo en una panadería

y se lo lleva a su casa.

Yo creo que son las que con Televisión Española

más popularidad me han dado, y además, estoy encantadísimo

con "La caza".

Me encanta Víctor Gamero, el personaje que interpreto.

Me encanta el personaje que interpreta Megan Montaner.

Realmente, yo hago la coña de que me siento como en "caza"

haciendo esta serie, porque repetimos el mismo equipo,

con lo cual, bueno, yo creo que sí que podría ser una serie

de esas que marcan cadena.

Como puede ser "Cuéntame". Y ahora, justo también

estoy en medio del rodaje de otra serie para esta cadena.

¿Qué puedes contar? "Fuerza de paz".

Pues, hemos empezado hace poquito el rodaje.

Esto representa qué ocurre en Guinea Ecuatorial.

En Bonaki.

Es un destacamento o un contingente del Ejército español

en Guinea, digamos, de cascos azules.

Fuerza de paz.

Exacto, y entonces, ahí estamos para ayudar

a aquella gente, además, repito con Feliz Gómez,

por ejemplo. Sí.

También de "La caza. Tramuntana". Sí.

Un tipo maravilloso, actor brutal. Bueno, hay un casting ahí,

Alfonso Bassave, que está muy bien.

Tras este breve repaso a tu trayectoria,

vamos a volver con nuestra película de hoy.

"Que baje Dios y lo vea", que como decíamos anteriormente,

se rodó en 2017 en varias localizaciones.

En África no. La recreasteis muy bien.

Pero sí en Ciudad Rodrigo, provincia de Salamanca.

Yo lo que veo es que tú tienes conocimientos de fútbol.

Ni que lo diga. Mi padre, que en paz descanse,

era muy forofo del Leganés.

Y algo se queda.

Viendo la película, da la sensación de que os lo pasasteis muy bien.

De que verdaderamente hicisteis una piña.

Sí, porque, bueno, había gente tan maja

que es que era imposible no pasártelo bien.

Bueno, no sé los que conozcan a Karra Elejalde,

pues saben que es difícil estar serio

con este hombre al lado.

El Langui, ¿qué vamos a decir también?

Lo pasamos muy bien.

¿Cómo lo ha hecho?

Si solo se deja ordeñar por el padre Huerto.

El truco está en que no te huelan el miedo.

Como espectadora, tengo que llevármelo a mi terreno.

Aparte del duelo interpretativo entre vosotros dos,

que es glorioso, estáis todos estupendos.

Pero cuando estáis solos, es una maravilla.

Ese momento en el que Karra se pone a bailar

con la canción de los Pegamoides.

Bueno, no puedo decir más.

Es la gloria, es una maravilla.

# Bailando, me paso el día bailando.

# Y los vecinos, mientras tanto, # no paran de molestar.

Cómo está en esta secuencia, cómo estáis todos

en general en la película. Cómo está él en general.

Porque es que no falla.

Yo, no sé, me daba como reparo el decirle en algún momento:

"Karra, tío, estoy tan encantado de trabajar contigo".

Para mí era un auténtico honor, y estar pensando:

"Estoy rodando con Karra".

Te digo más nombres, aunque algunos los has ido mencionando tú.

Tito Valverde. Tito, sí.

Con Tito, que bueno, interpreta al arzobispo de la diócesis,

que es lo contrario a Karra como personaje.

Quiere convertir ese monasterio tan bonito,

pero tan dejado de la mano de Dios,

en un parador de turismo, y luego, claro,

quiere que ganéis la Champions Clerum. O no.

Míralos, el orgullo de mi obispado.

Seguro que este año ganamos la Champions Clerum.

¿La "Champiñóns" Clerum?

Murilla, la Champions Clerum es como la Champions League.

Pero entre religiosos.

Con Tito no habías coincidido, ¿no?

No, y también es otro de los actores que has visto toda tu vida.

Tengo un par de videos haciendo como cachondeo.

Haciendo como un reguetón.

Tito así, cuando teníamos descansos.

Y además, el tío juega mucho.

No me lo esperaba tan cachondo detrás de las cámaras.

¿Sabes? Y no para. Has mencionado a El Langui.

Él interpreta a uno de estos chicos que está en este seminario.

Uno de los monjes adicto a la gomina.

Para más señas.

-¿Has conseguido eso? -¿Eso qué?

Venga, no te hagas el tonto, eso.

Pero solo una almendrita, que esto vicia.

Ahí.

¿Cómo fue tu relación con él?

Y bueno, ya de paso, con el resto del equipo de fútbol.

Sí, Juanma, yo creo que es uno de los seres más bonitos

que me he encontrado en la profesión.

Es un tío superinspirador.

No lo ves en ningún momento quejarse

porque a él le cueste más una cosa o la otra.

Levantadme, ahora os voy a decir cómo se hace una bicicleta.

Yo estoy encantado de haber trabajado con él.

De haber jugado con él.

Ojalá pueda coincidir más veces con él.

Me reí... Una de las secuencias donde no podía para de reír...

El personaje de Karra da muchas collejas.

Sí. Tiene la mano larga.

Y le da una colleja en una discoteca

a El Langui, que aquello todavía, de verdad,

se me saltaban las lágrimas

cuando lo he recordado de la cara que ponía El Langui.

(RÍE) "Padre".

La culpa es mía, padre, como segundo entrenador,

es mi responsabilidad.

En cuanto llegue al hotel, entrego mi silbato,

mi pizarra y presento mi dimisión... ¡Padre!

Con Joel, que también es un chaval excelente

como persona, ya lo conocía de otra serie

que había hecho con él.

Guillermo Furiase, no lo conocía, pero también, a partir de él,

también pude conocer a Lolita, su madre.

Y estaba ella encantada con la película.

Y es un amor de persona también ella.

Bueno, también estaba Paco Rueda, que es un chaval mexicano.

Sí, ahí está. Que hacía de portero.

Y la curiosidad es que cuando al final de la peli,

a mí y a Karra, nos regalaron la claqueta de la peli.

Y yo se la regalé a Paco

por haber hecho su primera película en España.

Y además, un chico que me encanta como actor.

Y como persona, y no sé.

Creo que se llevó un buen recuerdo para México.

De los intérpretes principales, solo queda mencionar

a Macarena García, que hace junto a Joel Bosqued

la pareja romántica.

Sí, Maca, bueno, también había trabajado con ella

muy de codo con codo en "Palmeras en la nieve".

Lo hace todo tan, no sé, tan natural.

Y además, su personaje era así de chica joven

un poco... Esa mirada.

Esa mirada tan brillante que tiene.

Bueno, le va perfecto.

El guion de "Que baje Dios y lo vea"

lo escribieron Mauricio Romero y Curro Velázquez,

que es también el director.

No sé, Alain, si quieres añadir algo

antes de que los espectadores vean la película de esta tarde.

Yo me lo pasé muy bien viendo luego la película.

Cuando rodamos, me lo pasé bien.

Cuando la vi, lo pasé mucho mejor de lo que esperaba, y además,

tengo la experiencia maravillosa de haber ido

al Festival de Cine de Miami.

Y la gente encantadísima con la película.

Yo estuve un rato ahí escuchando detrás cómo se reían.

Y todo entraba maravilloso, también tengo esa experiencia.

Y yo creo que es una película muy entrañable,

muy familiar, que la puede ver todo tipo de público.

Pero sobre todo, esa cosa entrañable que tiene la película, muy empática.

Te quedas con un muy buen sabor de boca al verla.

Pues muchas gracias por ayudarnos esta tarde

a presentar "Que baje Dios y lo vea".

Nos has acompañado en esta tarde pregala

de los Premio Goya. Suerte con todos tus proyectos.

Ojalá que muy pronto estemos hablando de ti

aquí como nominado y ganador de un Goya.

Gracias. Muchas gracias, de verdad.

Un placer.

Pues, ahora ya, fanáticos de "Cine de barrio",

os dejo con "Que baje Dios y lo vea".

Una comedia muy divertida que mezcla religión y fútbol,

y que se va a convertir en la película más nueva

jamás emitida en "Cine de barrio".

Y cuando acabe la película, comenzará una conexión

para mostrar la alfombra roja y los momentos previos

de la gala de la edición número 35

de los Premios Goya, que podréis seguir esta noche

por esta cadena, La 1, de Televisión Española.

¡Que viva el cine!

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Que baje Dios y lo vea (presentación)

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Cine de barrio - Que baje Dios y lo vea (presentación)

06 mar 2021

Cine de Barrio, en un programa especial previo a la Gala de Los Goya, entrevista a los actores Antonio Resines y Alain Hernández, uno de los protagonistas de la película que emitimos a continuación "Que baje Dios y lo vea".

ver más sobre "Cine de barrio - Que baje Dios y lo vea (presentación)" ver menos sobre "Cine de barrio - Que baje Dios y lo vea (presentación)"
Programas completos (474)

Los últimos 486 programas de Cine de barrio

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios