www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3808422
No recomendado para menores de 7 años Centro médico - 21/11/16 (1) - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por Accesibilidad de TVE.

(MEGAFONÍA: Doctora Rey, vaya al Departamento de Anatomía Patológica,

por favor).

-¿Lucas Mora?

Lucas, un bailarín, ha venido a Urgencias

porque un intenso dolor en el tobillo izquierdo

le ha obligado a dejar un ensayo antes de tiempo.

¡Uy! -¡Uy! Perdón. -No pasa nada.

¿Eres Lucas Mora? -El mismo. -Adelante, es tu turno.

-Bailarín clásico, no un bailarín cualquiera.

Por eso tengo las articulaciones como las tengo.

A ver, que estoy acostumbrado al dolor

pero es que últimamente ha sido imposible.

Y supongo que es porque he estado ensayando mucho.

Pero es que tengo que saber lo que me pasa

porque no puedo permitirme salir así como así de un ensayo.

Es que, cuando bailo, me duele el tobillo izquierdo

por la parte posterior.

Es un dolor así como..., bueno, me dan como pinchazos.

-¿Y cuánto hace que lo sientes? -Pues más o menos dos semanas.

Sí, cuando empezamos con los ensayos finales.

Y a ver, que me cuido mucho.

Pero es que a veces me duele tanto

que no puedo levantarme ni a por un vaso de agua.

-Bueno, compitiendo al más alto nivel es normal,

las lesiones son inevitables, el cuerpo va al límite.

las lesiones son inevitables, el cuerpo va al límite.

Vamos a ver.

Vamos a echar un vistazo: Siéntate en la camilla...

-A ver, yo creo que con unos antiinflamatorios

un poco más potentes que el ibuprofeno,

igual ya se soluciona, ¿no?

-¿Tomas mucho ibuprofeno? -Cada vez que me duele.

-Vamos a sentarnos a la camilla...

En un dolor de características mecánicas e inflamatorias,

puede estar indicado tomar ibuprofeno como antiinflamatorio.

Pero debe indicarlo un médico.

Con la pauta, la dosis y la duración necesaria para cada paciente.

Nunca es aconsejable automedicarse.

En el caso del ibuprofeno

hay contraindicaciones y efectos secundarios

que muchos pacientes no conocen y pueden resultar peligrosos.

(Llaman a la puerta).

-Perdón, ¿se puede? -Sí, claro, pasad.

-Hola. -Hola.

Héctor viene acompañado de su novia Raquel,

que le ha pedido un curioso regalo de cumpleaños.

-Bueno, Héctor Reojo, ¿no?

-Héctor Reojo, ese soy yo. -Fantástico.

Veo que es la primera vez que vienes al hospital.

-Es la primera vez, y bueno, realmente yo estoy muy bien.

Y he tenido mucha suerte...

Bueno, suerte que me cuido muchísimo. No tengo ningún problema.

-Bueno, es que Héctor es monitor de fitness

y el tema de la dieta y el deporte lo lleva a rajatabla.

No se salta ni un día. ¿A que no, cariño? -No.

-Bueno, muy bien.

Estás muy sano, muy bien. -Gracias.

-¿Pero entonces por qué habéis venido al hospital?

-Si le soy sincero es que es el cumpleaños de mi chica, de Raquel...

-Felicidades. -Muchas gracias.

-Y nada, fíjate cómo es ella que lo que me pide el día de su cumpleaños

es que, por favor, que venga al médico a hacerme unas pruebas.

-Sí. -Tu regalo, ¿no? (SE RÍEN).

-A lo mejor un poco hipocondriaca sí que soy.

Sobre todo con Héctor.

Pero es que tengo 25 años, ya he perdido a mis padres,

no tengo hermanos... Y Héctor es lo único que tengo.

Es normal que tenga un poco de miedo a que le pase algo, ¿no?

-Pues vamos a empezar.

si eres tan amable, vamos a camilla, por favor. -Vale, OK.

-Vale.

Necesito que te levantes un poquito la camiseta, que voy a auscultarte.

-Vale. -Dame, cariño yo te la agarro.

-No, hombre no. A ver, no era necesario que te la quitases.

-¡Uy, doctora!

Con lo que le ha costado conseguir esa tableta de chocolate,

a la mínima que puede lo exhibe. -Y 0%, ¿eh?

(Llaman a la puerta).

-Buenos días. -Hola. -Te traigo las analíticas.

-Bueno, pues déjalas ahí, encima de la mesa.

-Hola. -¡Menuda tableta, ¿eh?! -Bueno, gracias.

-Perdón... (SE RÍEN).

-¿Ves, cariño? Si es que no se puede estar tan buenorro.

-Bueno, bueno. Cómo me quiere ¿eh? -Sí, mucho, mucho.

-Cuidado que muerde. Ya está, ya.

(MEGAFONÍA: Servicio de limpieza acuda al pasillo de Urgencias).

-Bueno, tengo la pierna llena de marcas, pero es por la danza, ¿eh?

-Yo no me asusto fácilmente, no te preocupes.

Esto es menisco, ¿no? -Sí. A los 17 años.

Pero después de este estreno, habrá merecido la pena.

-Vamos a ver...

¿Estás bien por ahí? -Sí.

-¡Ay! -Así te duele ya... -Sí. -No observo ningún hematoma.

-Es que ya le he dicho que no era nada grave.

-Estira la pierna...

Vale, vamos a hacer una prueba.

Empuja el dedo gordo del pie hacia arriba,

mientras yo te pongo resistencia, ¿de acuerdo? -Vale.

-¿Ya, ahí? ¿No puedes más? -¡Ay!

-Y ahora al revés. Hacia abajo.

-¡Ah, ah! -Vale, vale, vale. Ya está. Listo.

Una flexoextensión a contrarresistencia,

aunque puede resultar un poco dolorosa,

es la mejor manera de conocer el alcance de una lesión de este tipo

La movilidad del tobillo de Lucas es completa,

y la articulación está estable.

Pero, por el grado de dolor que muestra,

vamos a hacerle una radiografía para tener más datos en qué basarnos

y así llegar al diagnóstico de la dolencia.

-Perfecto. -Bien.

-Ya te puedes vestir. -Vale.

¿Ves, cariño?

Más miedosa ella...

-Bueno, mi vida. No te costaba nada hacerte un chequeo.

-Bueno, y de todas formas no hemos acabado todavía, ¿vale?

Me gustaría hacerte unos análisis de sangre.

-Yo con la sangre soy un poco especialito.

-¿Eres alérgico a algún medicamento? -No. Nada.

-¿No? -No.

-¿Y estás tomando algún tipo de refuerzo o complemento

para mejorar tu entrenamiento?

-Como le he dicho, yo me cuido muchísimo

y no me tomo ningún tipo de sustancia.

O sea, no me ciclo ni nada por el estilo.

Lo mío es todo natural. No sé por qué tiran todos por ahí.

-Bueno, tranquilo, que ya está.

Ciclarse es como se refieren en los gimnasios

al consumo de esteroides anabólicos

con el fin de incrementar la masa muscular.

Y la palabra ciclado se refiere a los ciclos que se realizan

al utilizar estos esteroides.

Bueno, has visto que no era para tanto, ¿no?

-Bueno, yo soy un poco especialito con la sangre, pero bueno.

Que, bueno, por cierto, doctora, que lo siento

si me puse antes un poquito borde.

Pero es que con ese tema, incluso en mi gimnasio hay muchísimos médicos,

y me piden ellos a mí consejos de nutrición;

porque yo llevo muchos años estudiando,

he hecho también mucho ejercicio físico,

y entonces pues me enfada un poco cuando,

como cuando me prejuzgan con este tema. -Ya.

-Yo tomo batidos de proteína natural,

pues porque hago un entrenamiento muy intenso y mi cuerpo lo necesita.

-Bueno. Pues por mi parte todo aclarado. -OK.

Muy bien. -Pues nada, chicos, hemos acabado,

así que te llamaremos dentro de unos días cuando tengamos los resultados.

-Vale. OK, perfecto.

Que por cierto lo que sí que voy a hacer...

Espérate, esto no pasa nada, ¿no?

-No, tranquilo. Haz un poquito de presión ahí y ya está.

-Lo que voy a hacer es que le voy a dar una tarjetita mía

para que se meta,

que tengo un videoblog donde cuelgo mis videotutoriales,

que hablo ahí de consejos de nutrición,

para que controles un poquito la dieta, incluso ejercicio físico,

unas tablas de abdominales, de mantenimiento y tal,

pues incluso en la sala pueden hacer ejercicio físico.

Con unas tablas de abdominales... -¿Aquí? -Exacto.

Te compras una esterilla y ya está. -Vale.

-Sí, doctora. Es que Héctor es un bloguero superfamoso.

Así que, por favor, no se olvide de darle a "me gusta".

-Por supuesto, contad con ello. -Bueno, muchas gracias.

-Muy bien, de nada. -Hasta luego, buen día. -hasta luego.

(Llaman a la puerta).

-Sí. Lucas, ¿qué tal? Adelante.

Tras someterse a la radiografía de su maltrecho tobillo,

Lucas vuelve a la consulta del doctor Ferrer

para conocer los resultados.

Bueno, se confirma que no hay alteración ósea,

pero todo apunta a que tienes una tendinitis en el flexor del hallux.

-Eso no suena nada bien.

-Bueno, voy a hacerte una resonancia magnética.

Para ver si otros músculos o tendones se han visto dañados.

¿De acuerdo?

Como tratamiento vas a tener que someterte

a una serie de infiltraciones con corticoides.

Infiltrar con corticoides es inyectar el fármaco

en el interior de la articulación afectada o junto al tendón,

para reducir la inflamación.

Puede resultar un poco molesto,

pero es más efectivo que administrar antiinflamatorios orales.

-Vale. Pero esto quiere decir que puedo seguir ensayando, ¿verdad?

-NO. Lamentablemente no, Lucas.

El reposo es una parte fundamental del tratamiento.

Además, tendrás que llevar una tobillera durante 15 días.

-Es que no puede ser porque tengo un estreno y tengo que ir a ensayar.

O sea, no, no... -Yo creo que no tenemos otra opción,

si no quieres arriesgarte a tener una rotura del tendón.

-Vale. ¿Pero no hay otra forma...? No sé, ¿algo más rápido?

-Mm... Sí. Podríamos podríamos hablar con la fisioterapeuta y ella dirá.

Ella dirá si podemos acortar los plazos

o cómo respondería tu articulación

si te infiltráramos e hicieras ejercicio a la vez. -Vale.

-¿De acuerdo? ¿Te parece bien? -Vale, sí, sí. Muy bien. -Perfecto.

(ORDENADOR: Hola, buenas tardes a todos, chicos.

Hoy es domingo, mi día relax, así que bienvenidos una vez...).

(Llaman a la puerta).

-Los informas, doctora.

-Vale. Gracias.

-¡Ay, este es el chico de antes, ¿no?!

-Sí. -¡Madre mía qué cuerpazo!

-Estaba muy sano.

Oye, solo una cosa. -Dime.

-Que cuando estoy en consulta, te agradecería que no entrases.

-¿Que me espere fuera? -Sí.

-Bueno, pero no sé, yo entro en todas las consultas y nunca pasa nada.

-Bueno, pues te agradecería que no entrases cuando estoy yo. ¿Vale?

-Ah, vale. Vale, no te preocupes. No volverá a pasar.

-Perfecto, gracias. -Vale. -Hasta luego.

(MEGAFONÍA: Paula Gómez, le esperan en Neonatos. Acuda lo antes posible).

Lucas, el bailarín con el tobillo dañado,

ha seguido la recomendación del doctor Ferrer,

y va a visitar a la fisioterapeuta.

Pero parece que se ha llevado una sorpresa inesperada.

-¿Marta? -¡No me lo puedo creer!

-¿Pero cómo, qué...? -¿Pero qué haces aquí?

Hacía años que no veía a Lucas.

Íbamos juntos a clase de danza y nos llevábamos superbién.

Se veía que tenía talento y me alegra mucho que haya seguido hacia delante

y haya podido cumplir el sueño de dedicarse a la danza.

-¿Cómo estás? -¿Pero qué tal?

Muy bien. ¿Qué haces aquí?

-Pues nada, que me he hecho daño en un pie y... quiero que me lo miréis.

-¡Madre mía! ¿Te acuerdas la primera coreografía que hicimos?

-Hombre, claro que me acuerdo. -Con 10 años.

-Pues por ahí. -Estaba supernerviosa.

-Eso es porque estabas a mi lado. Estabas muy nerviosa.

-Ya te gustaría, ¿eh?

Pero lo hicimos fatal y mírate ahora, en la cima.

-Qué va. Lo hacíamos bien. Teníamos 10 años pero lo hacíamos bien.

Y tú porque no has seguido bailando, porque lo hacías estupendamente.

Recuerdo que cuando tuviste el accidente pues me dio mucha pena.

Porque lo hacías superbién. -Sí, no, La verdad es que lo pasé fatal

cuando me enteré que no podía bailar. Pero bueno, aquí estamos. -Sí.

-Bueno, báilame o algo, ¿no? -Vamos a hacer una cosa.

-¿Qué? -No voy a bailar. Vas a bailar tú conmigo.

-No, yo no, yo no. Que yo no me acuerdo. Yo no...

-Que no, hombre, que era muy fácil. Empezábamos como... -A ver...

-Era como así... -¡Ah! -¡Ay! ¿Te ha dolido?

Espera, siéntate, siéntate, siéntate.

-Me he hecho daño. -Tranquilo. A ver...

Cuidado.

-Es que...

Es que Marta, no me puedo creer que después de tantos años bailando

me esté pasando esto justo ahora. -Así...

-Marta, tengo que seguir ensayando. ¿Tú me entiendes, verdad?

-Lo entiendo perfectamente. Mejor que nadie, ya lo sabes.

Pero es que..., es que voy a tener malas noticias para ti si no paras.

-Es que estamos con los últimos ensayos.

-Ya sé que estás con los últimos ensayos. Tienes que hacer reposo.

Con las infiltraciones, si no haces reposo, va a ir a peor.

Así que tú verás: El pie o los ensayos. -Vale.

-Vale.

-¿Descansar?

Sí, claro que descansaré si no me queda otra. Pero después del estreno.

Al día siguiente los médicos me tendrán para lo que quieran.

Pero antes... Ni de broma.

Héctor, el monitor de gimnasio y bloguero y su novia Raquel

vuelven a por los resultados de la analítica.

-Hola. Buenas. -Hola. -Buenas tardes.

-Hola, Raquel. -Hola, doctora.

-¿Has venido sola? -No, no. Héctor ha ido un momentito al baño.

Bueno, la verdad es que va muy a menudo.

-Vale. Bueno, pues no pasa nada.

Ahora, cuando esté ya entráis los dos, ¿vale?

-No, doctora, pero me gustaría comentarle una cosa

antes de que volviese Héctor. -Claro, dime.

-A ver, lo cierto es que fui yo quien insistió a Héctor

en realizarse el chequeo médico. -Ya. Me acuerdo que me lo dijiste.

-Sí, pero el problema es que el verdadero motivo es

que el aliento de Héctor huele muy mal en estos últimos meses.

-¿El aliento? -Sí.

-Pues qué raro, porque es que no se lo noté el primer día.

-Eso puede ser porque Héctor se lava los dientes constantemente.

Además siempre utiliza un espray bucal que lo lleva a todos lados.

El problema es cuando por las mañanas entras en la habitación...

Es que huele horrible.

Y bueno, que también llegué a pensar que podía ser por el sudor,

que también le huele muy fuerte.

-Ya. -No sé, doctora. Yo estoy muy preocupada.

Lo único que quiero es que no sea nada grave.

-Bueno, no te preocupes, tranquila. Ahora lo vemos, ¿vale? -Vale.

Pero no le comente nada de esto.

-Hola. Perdona, doctora, que estaba en el baño.

-Nada, no te preocupes. Tranquilo. Vamos para dentro. -Vale.

-La poliuria,

es decir, la emisión de un volumen superior de orina al esperado,

junto con el mal aliento y el fuerte olor corporal,

son síntomas que no me dijeron el primer día

y que sí que podrían tener importancia.

-¿Qué estás viendo? -Nada. Una chorrada.

-Pues yo hoy he tenido un día durísimo.

Así que me vendría bien divertirme. Enséñame.

-No. Pero que es una cosa mía y es humillante.

-Marta, es imposible que tú hagas nada humillante.

Además, que yo tengo el monopolio en lo que es la humillación.

Así que te has metido en mi terreno sin permiso. Déjame ver.

No entiendo. -Soy yo. Hace unos años bailando.

-¡Ostras!

Bailas fenomenal. -Gracias.

-Tendrás que replantearte lo que significa humillación, ¿eh?

-La verdad que bailar era mi pasión.

Era un sueño que, bueno, pertenece a una vida pasada.

-¿Has conocido al paciente que tiene Ferrer? Es bailarín.

-Sí, sí, le conozco un poco.

-¡Uy! ¿No me digas que...? Mm...

¿Que habéis estado liados? -No, no, no. -Ah, vale.

-No, que bueno, fue con el que me di mi primer beso.

-Ah, pero ¿os disteis un beso o... os disteis pues un señor beso?

-Pues un beso es un beso, Mir. -Pues no. No estoy de acuerdo.

Hay muchos tipos de beso, Marta.

(MEGAFONÍA: Se ruega al responsable de Laboratorio

que acuda a sala de Reanimación).

-Los resultados ¿qué tal? De nota, ¿no?

-Bueno, de nota, de nota, no del todo.

Hemos visto que tienes las transaminasas altas.

Así que necesito hacerte más pruebas. -¿Pero y eso por qué?

-Pues por lo que te estoy diciendo, porque tienes las transaminasas altas

y además he podido apreciar que te huele mal el aliento.

-Vale. Bueno, pero es que yo creo que es una cosa normal

porque estoy en periodo de cetosis.

-La cetosis es un estado metabólico mediante el cual

obligamos a nuestro cuerpo a utilizar como principal fuente de energía

las grasas que tenemos almacenadas o las que ingerimos.

¿Te está supervisando la dieta algún profesional?

-No me está supervisando la dieta ningún profesional

me la estoy supervisando yo, que soy nutricionista,

llevo muchos años, tengo muchos estudios

y simplemente lo que estoy haciendo es una dieta

en la que prescindo de hidratos de carbono y ya está.

-Vamos a ver, Héctor, pero tú sabes

que precisamente los hidratos de carbono son esenciales

porque son la principal fuente de energía de nuestro organismo.

-Es la principal fuente de energía,

pero el exceso de hidratos de carbono se convierte en grasa.

-La no ingesta de suficientes carbohidratos puede ocasionar

un mal funcionamiento de nuestro organismo,

provocando problemas digestivos, metabólicos y fatiga.

Dependiendo de la tipología corporal, la edad el sexo,

la genética y la forma de vida,

entre el 45 y el 65% del total de calorías

que consumimos a lo largo del día, deben provenir de los carbohidratos.

-Cariño, por este tipo de cosas te decía

que yo no quería venir al médico.

Porque siempre al final los médicos tienen un prejuicio

hacia la gente que se cuida. Y perdone doctora, que me ponga así.

-Héctor, discúlpame, pero yo no tengo ningún tipo de prejuicio.

Lo que te estoy diciendo es que mi deber como médico es advertirte

de los peligros que conlleva realizar esta dieta. -Vale, Me parece perfecto

Pero es que yo lo que estoy haciendo es la dieta paleo.

¿Sabe cuál es la dieta paleo? -Sí.

-Bueno, pues es una dieta que está supervisada a nivel mundial,

hay muchísimas estrellas de Hollywood y actores que la están haciendo,

y es lo que estoy haciendo yo.

Entonces, en la época paleolítica, lo que hacían es

que simplemente se alimentaban a base de plantas y de animales.

-Vale. -Ya está. -A ver, vamos a ver.

No pongo en duda que haya muchísimos famosos que estén haciendo esta dieta

pero seguro que lo hacen bajo supervisión médica.

Así que, necesito hacerte una ecografía.

-Bueno, pues le vuelvo a repetir que yo no voy a hacer eso.

No me voy a hacer ninguna prueba y además, estamos en una sociedad

en la que hay mucho consumo de hidrato de carbono,

comida basura y ya está. Y doctora, siento ponerme así, de verdad,

pero no estoy de acuerdo. -Cariño, por favor. -Ya está.

Te espero fuera, ¿vale? Hasta luego. -No, no, no. Cariño, cariño, no.

Disculpe. Disculpe, doctora, de verdad. ¡Héctor!

Tras las primeras infiltraciones, Lucas experimentó mejoría.

Pero, desoyendo los consejos médicos volvió a ensayar

y el dolor ha aumentado.

Hoy le están practicando la resonancia

que medirá el alcance de su lesión.

-El estreno va a ser ya.

Y me acaba de llamar mi representante

para decirme que me están buscando un sustituto.

Por eso no puedo relajarme en los ensayos.

Espero que las cosas no vayan a peor.

-Bueno, Lucas. Parece que la situación no se ha agravado. ¿Vale?

No hay rotura muscular ni tendinosa. Pero se confirma la tendinitis.

Vamos a tener que intervenirte quirúrgicamente ese tobillo...

-¿Qué, cómo...? -Mediante artroscopia Sí, lo siento.

Lo que haremos será introducir un artroscopio

a través de una pequeña incisión.

La cámara de este aparato va conectada a un monitor

por el que vemos la operación mientras la ejecutamos.

Después de un mes de reposo y de rehabilitación,

todo volverá a ser como antes. -Sí, claro.

En un mes puede que me recupere, pero ya nada va a ser como antes.

A ver, que me operen quiere decir que no podré bailar en el estreno

y eso afectará a mi carrera como bailarín.

Hay trenes que solo pasan una vez en la vida y este es uno de ellos.

-Ya lo sé, Lucas.

Pero de verdad que es la mejor manera de tratar la tendinitis.

-¿De verdad que no hay otra forma? ¿Algo? -No, no, no.

-Aunque duela más. -No hay ninguna otra forma.

Esta es la mejor. Es la de más rápida recuperación. Es mucho mejor para ti.

Lucas, yo creo que tienes que ser consciente del problema.

No se trata de aguantar el dolor,

sino de solucionar un problema que en el futuro podría ser peor.

Yo no puedo obligarte a operarte,

pero realmente creo que deberías hacerlo.

Bueno, piénsatelo, ¿de acuerdo? Y lo hablamos en la próxima visita.

¿Vale? Venga, hasta luego.

-"La salud es lo primero", eso es lo que dicen, ¿no?

Pero es que a veces, por muy ciertas que sean las frases hechas,

las decisiones no son tan fáciles de tomar.

Que es que estamos hablando del sueño de mi vida.

-¡Madre mía, mira qué cuerpo! ¡Uf!

Bueno, ¿sabes a quién se parece? -¿A quién?

-Al que estaba ayer en la consulta de la doctora Rey. ¿No lo viste?

-Qué va. -Un buenorro...

Además, no sé qué estarían haciendo, porque no sabes cómo se puso conmigo.

Entré a dejar unos análisis, se puso superborde,

que a partir de ahora tengo que llamar a la puerta.

Y que si hay un paciente, me tengo que esperar.

-¿Qué me estás contando? -¿Lo puedes creer? -Pues no.

-Yo no sé, desde que volvió de Estados Unidos está de un borde...

Esas son las peores, las que van de mosquita muerta.

¿Tú sabes lo que pasó en Estados Unidos?

-Qué va. ¿Qué pasó en Estados Unidos? -Que se enrolló con un paciente

-¿Qué? -Sí, tía. Muy fuerte. La echaron del hospital.

Y Dacaret sin enterarse de nada.

Que este también, de tan bueno, parece tonto. No me digas.

-Oye, ¿no te da vergüenza hablar así de una compañera?

-¿Qué pasa, que no es verdad lo que digo? -Me da igual.

No tolero que nadie hable así de un compañero en mi presencia.

¿Entendido? -¡Uy, el buenito! Cuidado... -Ya ves.

-Venga, anda, vámonos a hablar donde podamos estar tranquilas.

Que aquí son todos muy santos. -Chao.

-¿Qué ha pasado? -Nada.

-A ver, ¿cómo que nada?

Por favor Juanjo, si he escuchado toda la conversación.

-¡Que da igual lo que diga la gente!

¡Esas dos no son más que un par de cotillas!

Eso es lo que son, un par de cotillas.

(MEGAFONÍA: -Doctor Dacaret, acuda a Cuidados Intensivos).

-Pues eso que me dijiste de cómo fue tu primer beso, he estado pensando

y me he acordado de cómo fue el mío. Y fue un beso trampa.

Con Raquel Rodríguez, se llamaba.

Total que la tía vino, me dio un beso y acto seguido me cruzó la cara.

Y todavía no entiendo por qué.

¡Marta...! -¿Qué?

Ah, perdona, ¿Qué...? -Oye, estás un poco dispersa.

-Sí. Estoy que no estoy.

-Si no quieres hablar de lo que te pasa con Lucas... -Que no ...

-Hola, guapos. -Hola. -¿Qué tal?

-Jefe. -Dime. -Que, a ver...

quería comentarte algo sobre el caso de Lucas. -¿Ajá?

-He estado investigando, y, aunque experimentales,

existen tratamientos alternativos para evitar la cirugía.

-Ya. Ya los conozco pero son eso, son experimentales.

-Ya, pero bueno, merecería la pena estudiarlos.

Yo, a mí no me importaba dedicarle el tiempo que haga falta, ¿eh?

-Marta, esta es la mejor forma de tratar la tendinitis y lo sabes.

Creo que estás mezclando lo personal con lo profesional. ¿Me equivoco?

Si no puede bailar, no puede. Lo siento mucho.

Oye, si no fuera tu amigo, lo verías como yo. ¿Mm? -Vale.

-¡Dale!

¿Qué te pasa?

-¡Ay! -No será por mí, ¿no? -No.

-¿Y qué te ocurre?

-Es que me he enterado de que todo el mundo sabe lo de Estados Unidos.

-Bueno, Rey, ¿qué más dará lo que digan?

Eso son cotilleos. ¿Qué más da?

Tiene que importarte lo que diga yo y a mí lo que digas tú. Y ya está.

La gente que hable y hable. ¿Qué más da?

(GRITOS). -¡Héctor! Dios de mi vida, ¿qué te pasa? ¡Héctor!

(GRITOS) -¿Qué ha pasado?

A ver, a ver, déjanos, por favor. Déjanos.

-Bueno, pero... -¿Qué ha pasado?

-No lo sé. Le empezó un dolor en el costado, escalofríos

y ha estado devolviendo todo el tiempo.

No, no... -Vale, ya está.

Vamos para Boxes. Vamos para Boxes, rápido.

-Héctor, cariño... -¡Ay!

-Venga tranquilo, tranquilo. -Héctor...

-Venga, vamos. -Vamos, vamos.

Venga arriba. -Vamos...

-Venga. Ahí va. Venga. -Venga.

-Venga túmbate. -Vale.

-¡Ay! -Vale, vale, despacio, tranquilo, respira. -Venga...

-A ver, vamos a ver, ¿dónde te duele? -Aquí. Todo, todo...

-¿Dónde te duele? ¿Toda esta zona? -Sí, sí.

-¿Aquí? -(GRITA).

-¡Doctora, pero por favor, que le va a dar algo!

-¡Eh! -Pero ¿no se da cuenta?

¡Póngale algo, por favor, doctora! -Venga.

-Llévatela, llévatela. -Es que...

-Ya está. Venga, tranquila, tranquila. Vamos a ver.

A ver, recuerdo que me dijiste que no eras alérgico a ningún medicamento.

¿Pero has podido comer algo que te haya sentado mal? -No, no, no.

-¿Nada? -Lo vomité todo. -Vale, tranquilo. Venga, respira.

(MEGAFONÍA: Clara Rivas, le necesitan en Boxes).

Finalmente Lucas ha decidido operarse

de su tendinitis en el tobillo.

Esto le alejará de los escenarios un tiempo.

Algo que el bailarín cree que repercutirá

en su carrera profesional.

-Lucas me ha pedido que le acompañe dentro del quirófano

porque su familia vive lejos y no han podido venir.

Es un momento muy duro para él

y el doctor Ferrer me ha permitido que le acompañe.

-Perfecto. Hemos terminado. Muchas gracias.

Lucas, hemos terminado y todo ha ido muy bien. ¿De acuerdo?

Ahora mucha calma con la recuperación.

-Vale, gracias, doctor.

Gracias por estar a mi lado, Marta. No sé cómo agradecértelo.

-No hay de qué.

Bueno, cuando terminemos la rehabilitación

me invitas a una cena y listo.

-Estoy contento porque la operación ha salido bien.

Pero me acaba de llamar mi representante para decirme

que me han encontrado sustituto para el espectáculo.

Si el chico recibe buenas críticas,

la compañía no volverá a contar conmigo.

(MEGAFONÍA: Doctora Marco, acuda al quirófano 1, por favor).

Minutos después, la doctora Rey informa a Raquel

del estado de su pareja.

-Doctora Rey, doctora Rey. ¿Cómo está Héctor?

-A ver, bien, bien. Tranquila. Siéntate. Tranquila, ¿vale?

-Vale. Doctora, lo primero que le quiero decir de verdad

es pedirle disculpas por cómo me he puesto antes.

Me he puesto muy nerviosa, nunca había visto a Héctor así y no...

-No pasa nada, ¿vale? -¿Se va a morir?

-No. No, a ver, escucha. No se va a morir, mira:

le acabamos de hacer una ecografía abdominal

y nos ha confirmado que tiene cálculos a nivel renal.

-¿Y eso, y eso es grave?

-No. No es grave, lo que pasa es que sí que es muy doloroso.

A ver, no sé si te suena esto que se suele decir,

lo de las piedras en el riñón. -Sí, sí. Me suena.

¿Pero a Héctor le van a tener que operar? -No, mira, escucha.

En la eco hemos visto que los cálculos son muy chiquititos,

así que los va a poder expulsar a través de la orina.

-Vale. -¿Vale?

Lo único que bueno, le vamos a tener que dejar ingresado. -Vale.

-¿Estás bien? -Sí, no es nada.

(SUSPIRA).

(SUSPIRA).

-Imagino que todo lo de Lucas te ha removido el pasado, ¿no?

-Es que no puedo evitar verle y verme a mí misma hace unos años.

Tenía un sueño...

y se esfumó.

-Bueno, pero si lo piensas,

a fin de cuentas tampoco te ha ido nada mal, ¿no?

Estás trabajando en el hospital.

¿O acaso eso no te hace feliz del todo?

-Sí. Sí me hace feliz, lo que pasa que bueno, no puedo evitar pensar que

a lo mejor podría haber sido más feliz siendo bailarina.

-Bueno, si lo piensas de otra manera,

ahora puedes bailar cuando quieras y como quieras.

Sin ningún tipo de presión. -Bueno...

-Enséñame a bailar algo, así, de clásico. Que no domino nada.

-¿Yo? No, no, no. -Venga va, enséñame.

-Que no, no, no. -Bueno, pues te bailo yo, ¿vale?

Que cuando estuve en las fiestas de mi pueblo,

mi tía me enseñó a bailar paso doble, y me dijo que se hacía como así.

Y así, como la cadera de un lado para el otro. -(SE RÍE).

¡Madre mía! -No lo hago mal. -No. Lo haces bien.

-Otro día que estés más animada,

vamos de fiesta y bailamos más en serio.

-Mira, aunque no me has convencido en absoluto,

tengo que decir que me has animado un montón. -Vale.

¿Ves? Este beso que me has dado es un beso tierno rollo madre.

¡Qué mono es mi hijo!

-Bueno, esa clasificación tuya de besos no tiene mucho sentido, ¿eh?

-No, sí que lo tiene, Tú dale un par de vueltas que...

Que ya verás como luego le encuentras un sentido.

Horas después Héctor ha expulsado un cálculo en la orina.

La doctora Rey le visita antes de darle el alta.

-Lo que te ha pasado ha sido un cólico renal por una litiasis renal.

Y esto Héctor ha sido una consecuencia directa

de la dieta que estabas llevando. -La dieta... -¿Vale?

Entonces, te explico, mira.

Una de las consecuencias que conlleva el realizar una dieta cetogénica

es la formación de cálculos renales.

Lo que sucede es que, como estás ingiriendo mucha proteína,

pues los riñones tienen que trabajar más duro

y excretan más sodio, potasio y calcio. -Ah, es por eso.

-Por eso se te han formado los cálculos renales. -Ya. Lo veía venir.

-Te has quedado con la copla, ¿no? -Me quedé con la copla.

Vale. -Pues nada. Te voy a dar el alta,

así que ahora vendrá una enfermera para quitarte la vía,

y te puedes ir vistiendo. -Vale. Muy bien.

Muchas gracias. -De nada. -Hasta luego. -Hasta luego.

-¡Ay! -¿Me vas a hacer más caso a partir de ahora, mi vida?

-Bueno, caso a ti no, a los doctores. -Bueno... -¡Qué susto!

-La cetosis puede ser muy peligrosa.

En presencia de diabetes,

puede conducir a una cetoacidosis diabética y al coma,

lo cual pues puede ser potencialmente mortal.

Así que, si usted está pensando realizar un régimen

sobre su alimentación,

lo que tiene que hacer es acudir al médico

y después que le haga un seguimiento sobre su dieta.

(MEGAFONÍA: -Francisco Pascual, preséntese en Boxes. Gracias).

Dos semanas después,

Lucas ya está recuperado de la intervención de su tobillo,

y ha venido para su primera sesión de rehabilitación.

-Oye, ¿qué haces tan concentrado con el móvil?

-Es que me acaban de enviar la crítica, y la estoy leyendo.

-¿Y qué tal? Un fracaso, ¿no?

"Y en cuanto al protagonista, estamos ante el nacimiento de una estrella".

Eh... bueno. -Bueno, mira, me voy porque total esto ya no...

-A ver, a ver, a ver.

¿Me vas a decir que vas a tirar todo por la borda

por un mes de rehabilitación?

Ojalá hubiera estado yo solamente un mes sin poder bailar, vamos.

Simplemente has perdido tu oportunidad.

Pero vamos, a la gente como tú, que tiene talento y es trabajadora,

pues las oportunidades le llegan. -Sí, claro, si eso dependiese de mí.

-No, claro que depende de ti. Así que tú decides: camilla o puerta.

-Bueno, pero porque me lo dices tú, ¿eh?

-Venga, anda, vamos a darle caña.

-Hay que ver qué buenas eres dando ánimos a la gente, ¿eh?

A mí en su día, de verdad,

llegas a decirme las cosas tan claras como has hecho con Lucas,

y probablemente no sería médico, sería...

bombero. -¿Bombero? ¿Querías ser bombero? -Bueno, yo qué sé.

No me tires de la lengua porque no sé.

-Eh... La verdad es que para darle ánimos a la gente bien.

Pero luego, cuando se trata de mí, pues me rindo fácilmente.

-¿Y eso por qué?

-Bueno, pues porque seguramente si le hubiera puesto un poco más de empeño,

hubiera recuperado la movilidad suficiente

para, por lo menos, estar en una escuela amateur.

-Pues yo no veo eso como una rendición.

Más bien como un cambio de camino.

Y precisamente no es un camino en el que la gente se rinda.

Marta, has luchado muchísimo para llegar donde estás.

Y solo hay que ver lo bien que tratas y cuidas a pacientes como Lucas.

Mira, yo no he conocido a la Marta Palacio bailarina.

Pero sí a la fisioterapeuta.

Y te puedo decir que estoy completamente seguro

de que ella no es de las que se rinden.

-¡Ay!

Pablo... -Perdón.

¿A qué ha venido eso? -Fue el beso que me dio Lucas.

-Es que no...

no sé cómo clasificarlo.

-Bueno, pues...

llámale ¿beso Mir? -Beso Mir.

Oye, que yo me tengo que ir, pero que...

que me ha molado esto del beso Mir, ¿eh? -Ah, vale.

Vale, vale. -Perdón. -Cuidado, así.

-Ya están estas dos otra vez.

-Espera. Espérate aquí.

Escuchadme bien.

Que os veo muy interesadas en la relación que tengo con Rey.

Que sepáis que cuando estuvo en EEUU no teníamos ningún compromiso.

Así que ella podía hacer lo que quisiera, ¿vale?

Pero creo que tampoco os incumbe demasiado. -Pues no, para nada.

-Ya, pero es que igual,

como no podéis dormir y os mata la curiosidad...

La siguiente vez que os pase, me preguntáis a mí directamente

y os respondo. O no. -Ya. -Ya, ya.

Pues no te preocupes, que duermo perfectamente. -Ya, vale.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Centro médico - 21/11/16 (1)

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Centro médico - 21/11/16 (1)

21 nov 2016

Docuficción basada en un exitoso formato internacional que recrea cada día dos historias basadas en casos clínicos reales, curiosos y atractivos. A través de siete personajes fijos -cinco médicos y dos enfermeras- los espectadores irán conociendo los casos que llegarán a las consultas de los doctores.

ver más sobre "Centro médico - 21/11/16 (1)" ver menos sobre "Centro médico - 21/11/16 (1)"
Programas completos (1178)

Los últimos 1.191 programas de Centro médico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios