www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4594220
No recomendado para menores de 7 años Centro médico - 07/05/18 (1) - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por Accesibilidad-TVE.

¿Ya te reincorporas?

Sí. Sí, se me caía la casa encima y bueno. Ya me conoces.

Necesito acción.

Ya, pero igual un poco de descanso después del accidente,

no te venía mal, ¿no?

Estoy bien, de verdad. ¿M?

Bueno. Si necesitas algo, avísame.

No te preocupes. Me voy, que me esperan.

Venga. Vale.

-Buen día.

(Música)

Chimo Jimeno acude a la consulta del doctor Blanco, tras varios días

sufriendo fuertes dolores de cabeza y molestias a la luz y al sonido.

Bueno, estos días he estado tomando paracetamol, pero... Pero nada.

Y estoy un poco harto.

¿Tienes algún síntoma más?

Pues prácticamente todo lo que como lo vomito. Y... bueno.

No... No he estado peor en mi vida y... Y eso que me han dado bien.

¿Cómo que te han dado bien?

Bueno, es que soy boxeador.

Sí, soy boxeador. Bueno, semiprofesional.

Vamos, que... Que yo no vivo de esto, la verdad.

Pero lo sigo practicando porque... porque me gusta y porque...

Porque es un buen deporte.

Yo me he roto de todo: me he roto... Me he roto los dedos,

me he roto la nariz, la ceja, algún que otro diente por ahí,

pero... Pero vamos, que... que estos días

he estado bastante mal y... Bueno. Aquí estoy.

A ver, es que el otro día tuvo un combate muy duro.

Y yo creo que todo lo que le pasa es por eso.

Vamos, que yo no creo que tenga edad para estas cosas.

Pero bueno. A ver, nena, hemos dicho

que no íbamos a sacar el tema.

Oiga... ¿Está usted bien?

Sí. Sí, sí. ¿Me decíais que había pasado algo

en esa pelea, o...? -No.

Sí. Bueno. A él no. Al otro.

¿Estamos hablando de mí o estamos hablando de mí?

-Bueno, pero se lo podemos contar, ¿no?

A lo mejor él, nos puede ayudar, digo yo.

A ver: es que Chimo dejó KO al otro muchacho.

Le dio un golpe, lo tiró al suelo y... Y no... No se levantó.

Vamos, que está en coma y... Que no sabemos

cuándo se va a despertar.

Es que no entiendo por qué tienes que dar tantos detalles.

Pero chiquillo, que él es doctor. Nos puede ayudar.

Sabrá el hombre más de estar en coma que nosotros, digo yo.

(Música)

Oiga... Oiga, ¿se encuentra bien? ¿Quiere que pida ayuda?

Hoy... ¡Socó...! ¡Socorro, por favor, que venga alguien! ¡Oiga!

-Vamos, esto no lo había visto yo en mi vida, vamos.

Se supone que el enfermo soy yo, ¿no? ¿Y ahora qué? ¿A esperar más?

Venga, hombre.

Hay que ver, ¿eh? Hay que ver cómo eres.

¿Pues no has visto que el hombre estaba mal?

Mira, de verdad, desde el combate estás insoportable, te lo juro.

(Música)

Javier, ¿estás bien? Sí, estoy bien. No pasa nada.

Salid de la consulta, por favor.

Sí, claro. Chimo. -¡Salid de la consulta!

-¿Te has tomado los antiinflamatorios?

-Sí.

A ver, tienes el ojo derecho hinchado y humedecido.

También tienes mucosidad, rinorrea,

en la fosa nasal derecha.

Ya, mira... ¿Te duele el ojo?

Sí. Se me irradia el dolor a esa zona y sé que lagrimeo, sí.

Seguramente sea una cefalea en racimo, se me pasará enseguida.

Bueno, igual se te pasa. Pero vamos a hacerte un TAC craneal.

Así nos quedamos más tranquilos, tanto tú como yo.

Muy bien. Pero ahora tengo trabajo. Tengo a esta pareja fuera.

No, a ellos les voy a atender yo. ¿M?

A ver. A ver, que yo puedo... No hay más que hablar.

-Buenos días. Buenos días.

-¿Me das los turnos, por favor? Sí.

Aquí tiene. -Gracias.

¡Que sea la última vez que usted le habla así a una mujer!

¡Y muchísimo menos, a una municipal! Y además le digo más,

la próxima vez que aparque ahí, le juro que le rayo el coche.

Pasa, hija.

¿Pero le vas a rayar el coche de verdad?

Bueno, no. Pero era para asustarlo.

Hola, Eva.

¿Te parece bonito dar esa clase de gritos en tu lugar de trabajo?

Bueno, vamos a ver. Se estaban metiendo con ella.

Bueno, no te preocupes.

Si yo estoy acostumbrada a lidiar con ese tipo de energúmenos.

Ya, pero a mí me da mucho coraje que se metan con la gente.

Bueno. Es que soy agente de movilidad,

le he puesto una multa a un señor y...

Y se ha puesto un poco borde.

Vamos. Que si yo no me llego meter por medio,

se forma la de San Quintín.

¿Se ha puesto muy nerviosa?

No, no, qué va. Si estoy acostumbrada.

Pero ha sido muy divertido ver a Manuela en acción.

Sí. -Es que se lo pregunto

porque veo que le cuesta respirar.

Si por eso le he dicho que se viniera para dentro conmigo.

Bueno, yo voy a empezar mi turno ahora.

Si me acompaña... -Ah, gracias.

Eva, me cambio y voy contigo enseguida, ¿vale?

Eh... Lo siento, Manuela.

Pero hoy tengo asignado a la enfermera Pepa.

Bueno, pero yo hablo con ella y le cambio el turno.

Tenemos confianza Pepa y yo, no pasa nada. Voy enseguida.

Ya, pero si los turnos están así asignados, será por algo.

Así que, si ves a Pepa en la sala de Personal,

dile que vaya inmediatamente a Triaje.

Vamos.

Muy bien, doctora Soria.

¡Bea, que te sea leve con la novata!

Manuela, ¿me puedes echar un cable aquí, por favor?

Pues mira, ahora mismo no puedo.

Porque voy a poner el número, me subo y me cambio. ¿Vale?

Vale, vale, pues muy bien.

Ahora bajo. -Te ha dado una crisis...

Venga, pues vamos. -Hola, Manuela.

Esto no puede ser, ¿eh? Que en mitad de la consulta

coja el tío y se pire...

Pero vamos a ver, Chimo. ¿Te quieres tranquilizar?

¿Pues no has visto que el hombre estaba mal de verdad?

¿Qué querías que hiciera?

¿Y mal, o qué?

Pero chiquillo, ponte en su lugar, por favor.

Yo entiendo que estés agobiado por haber dejado en coma

al otro muchacho. Lo entiendo perfectamente.

Pero por favor, no lo puedes pagar con los demás, tío.

Mira, Marina, ya me estoy empezando a cansar de tus reproches, ¡y mucho!

¡Sss! Eh, eh. Silencio, ¿eh? Que esto es un hospital.

Esto no es un Parlamento.

Aquí no se viene a discutir.

Aquí hay gente que tiene que descansar

y gente que tenemos que trabajar.

-Perdón, lo siento. Es que... Perdón.

Así que a relajarse. ¿Quién os atiende?

Nos estaba atendiendo el..., el doctor Blanco,

pero ha empezado a encontrarse mal y hay otra doctora atendiéndolo.

Lo siento. Es que... estamos un poco nerviosos.

-Bueno, pues hacer el favor de esperar aquí,

que voy a ir a ver qué pasa.

Muy bien...

Pero no quiero ni una sola voz, ¿eh?

Nos vamos a calmar. Nos vamos a calmar.

Sí. Pero ya.

Ya. Perdón. Y tranquilitos, ¿eh? Nada de voces.

(Música)

Oiga, ¿y cómo..., cómo está el doctor?

Pues en principio no parece nada grave.

Es que hace poco que tuvo un accidente de moto

y todavía se está recuperando.

Ah, bueno.

Gracias por preguntar.

Vale, la tensión arterial está bien y tu estado general es bueno.

¿Te habías notado esto alguna vez?

No. ¿Qué tengo?

Tienes un nódulo, bien delimitado, de consistencia blanda. ¿Te duele?

No, no.

¿Un nódulo...? ¿Cómo..., cómo que un nódulo?

Sí, está en la región izquierda de la glándula tiroides,

pero no palpo más adenopatías y eso es una buena señal.

Pero... ¿Pero qué puede ser?

Bueno, primero vamos a hacer pruebas, ¿eh?

Vamos a hacerte unas pruebas de imagen.

Una radiografía y una ecodoppler de la zona. ¿M?

(Música)

Tras hacerle una radiografía de tórax,

la doctora Marco ya le está realizando

una ecografía Doppler a Chimo,

el paciente con un nódulo en la tiroides.

En la radiografía había una leve desviación de la tráquea

y un crecimiento de la glándula tiroides

de la región izquierda de la glándula.

Y con la ecografía, hemos confirmado la presencia del nódulo.

¿Y los análisis?

En los análisis de sangre, las hormonas tiroideas estaban bien.

Pero ese nódulo, puede ser cáncer, ¿no?

Porque a la madre de una compañera del curro,

le detectaron uno y... Y era cáncer.

Ya, Chimo. Pero de momento, no nos vamos a poner en lo peor.

Para saber el tipo de nódulo que es, tenemos que hacerte más pruebas,

una gammagrafía y una punción, aspiración con aguja fina: una PAF.

Es que lo sabía. ¡Lo sabía! ¡Sabía que iba a ser algo chungo!

Es el karma: lo que hace, lo paga.

¿Pero qué dices, Chimo, del karma? Escúchame. ¿Qué dices del karma?

¿Tú qué te crees?

¿Que esto te está pasando por lo que pasó en el combate?

¿Pero por qué iba a ser si no?

Pues no, porque lo del combate fue un accidente.

No fue intencionado. ¿Eh? Y además, por favor,

¿Por qué no nos tranquilizamos? ¿Vale?

Vamos a esperar a ver qué dicen los resultados de las pruebas.

Tenemos que relajarnos, tío.

Marina, tengo mucho miedo.

Ya lo sé. No va a pasar nada, ¿vale?

Yo voy a estar a tu lado.

Yo voy a estar a tu lado todo el rato.

¿Me lo prometes? Te lo prometo.

Vale. Tranquilo.

¿Utiliza alguna almohada para dormir por la noche?

¿Una o varias almohadas?

Una nada más y finita.

Vale.

¿Siente alguna molestia o dolor en el pecho?

No. Bueno. A veces sí he notado como... palpitaciones.

Ya. Déjeme ver sus manos. Las dos. Bien.

¿Siente dolor si le aprieto? -No. Y... de hecho, no siento nada.

Tiene acropaquias.

¿El qué?

Las acropaquias, también conocidas como dedos en palillos de tambor,

son el agrandamiento indoloro de las falanges discales.

Esto hace que la uña se eleve, tomando forma de vidrio de reloj.

Tienden a manifestarse en ambas manos.

El mecanismo que genera la acropaquia es desconocido.

Pero, puede deberse a trastornos hormonales,

gastrointestinales, cardiacos, pulmonares o idiopáticos. ¿M?

Hola. -Hola, Pepa.

Por favor, mide la saturación de oxígeno en la sangre.

Puede que esté un poquito baja.

Necesito los valores, en reposo

y después de haber realizado un mínimo esfuerzo.

Vale.

¿Vale?

¿Me pongo ya?

Sí, por favor.

Me dejas la mano...

Claro.

La saturación basal, que no es más que el oxígeno disponible

en el flujo sanguíneo, en el caso de Eva, dio un 93%.

Lo normal es que esté entre el 96 y el 100%.

Lo más grave es que, al hacer un pequeño esfuerzo,

algo tan simple como caminar alrededor del hospital,

le ha bajado a un 80%.

Eso significa que estamos ante una hipoxemia severa.

Entonces, doctora, ¿qué cree que tengo?

Bueno. Sospechamos de un problema cardiaco.

Pero, solamente es una posibilidad.

Con su sintomatología y con su edad,

podría ser cualquier otra cosa. ¿M?

Necesitamos más datos y necesitamos más pruebas.

¿Y qué clase de pruebas pueden ser?

Esa sí es una buena pregunta.

Pepa, prepara unas analíticas y un electrocardiograma.

Voy a pedir una radiografía de tórax.

Y voy a consultarlo todo con mi adjunto.

Vale.

Enseguida vuelvo.

(Música)

Ahora vuelvo.

Muy bien.

(Música)

Tras dar el alta a Chimo, Marco analiza los resultados del TAC

que le hizo al doctor Blanco.

Como ves, está todo bien.

Sí, parece que el TAC está normal.

Te dije que no era nada.

Ya. Pero de todas formas,

prefiero que no vuelvas al trabajo todavía. ¿M?

A ver. Estoy tomándome la medicación

para que las cefaleas no se repitan.

Precisamente porque tengo trabajo.

Tengo que seguir con el estudio del nódulo de Chimo.

No puedo dejarlo. ¿M? ¿De acuerdo?

Javier, ya sé que eres oncólogo y que es tu trabajo.

Pero mi trabajo es asegurarme de que no tienes ningún síntoma

antes de volver a ver pacientes.

A ver, ¿por qué no hacemos una cosa?

Te tomas la medicación. Te portas bien.

Y en unos días hacemos una consulta de control.

Si estás bien, te dejo que vuelvas a coger tú

el caso de Chimo. ¿Vale?

Trato hecho.

Pero, pórtate bien estos días.

Que sí.

(Música)

Chimo Jimeno regresa al hospital para someterse a las pruebas

de estudio de su nódulo en la tiroides.

-¿Quién era?

Román. Que nada. Que sigue en coma,

que... Que sigue en el hospital, está intubado, y que no...

No saben cuándo va a despertar.

Pero que está estable.

-Bueno, eso está bien, ¿no?

Que esté estable... Eso es buena señal, ¿no?

¿O qué?

Oye... ¿Has pensado lo que..., lo que hablamos?

¿El qué?

Lo de dejar el boxeo, ¿no?

No hemos hablado, no. Has hablado tú.

Porque últimamente, no paras de decirme lo mismo.

¿A ti te parece que es un buen momento para preguntarme eso?

-Ya está, tranquilo. ¿Vale? Perdón.

¿Has vuelto a tener dolor?

No. Desde el susto del otro día, estoy perfectamente.

El ojo ya no está inflamado y tampoco está lloroso.

Y tienes bastante mejor cara, la verdad.

Ah... Gracias por el piropo.

-Pues llegados a este punto, si quieres retomar el caso de Chimo,

puedes. De hecho, seguramente esté esperando fuera.

Perfecto.

Le voy a hacer una gammagrafía y después,

me gustaría disculparme con ellos.

Me parece bien. Mantenme informada.

Por supuesto. Oye, gracias por todo.

-De nada. Te dejo.

(Música)

A Bea, la paciente que ha llegado con dificultad respiratoria,

le acaban de realizar una analítica y un electrocardiograma.

Qué raro, hija, porque... Vamos, yo es que no...

A Pepa no la conozco mucho, la verdad.

Pero me parece que

me estuvieras hablando de otra persona.

-Hola. Hola.

Manuela... ¿Dónde está Pepa?

Pues, me ha dicho que si no me importaba hacer la prueba

y... le he hecho el electro.

¿Y por qué no ha querido hacerlo ella?

Pues no lo sé.

Me ha dicho que tenía la tarde libre

y que... Que si le hacía el favor.

Y yo, pues..., como es una compañera,

pues le he dicho que sí.

¿Qué se va a hacer?

¿La tarde libre?

A mí esto de que os cambiéis los turnos y a los pacientes,

no... No me parece nada bien, ¿eh?

Es una irregularidad.

Pues, doctora Soria, si quiere ver irregularidades,

mañana le traigo las notas de mis hijos

y se va a “jartar” de verlas.

Avísame cuando termines.

Ya está, ya está. Está aquí.

A la orden, mi capitán.

Ff... Un poquito tensa, ¿no?

-Bueno. Es que es muy joven. Pero ,yo la he investigado.

Y es la primera de su promoción.

Se lo estudia todo. Tiene un coco...

Ahí donde la ves, tan joven, pero es un coco.

Lo que pasa que sí es un poquito... Un poquito estirada.

Ya.

Un poquito seca. Pero bueno, yo creo que con el tiempo

se irá acostumbrando y se le pasará.

Pero es muy buena doctora, ¿eh?

Estás en muy buenas manos. Tú tranquila.

Bueno.

(Música)

El doctor Blanco ha mejorado de sus síntomas.

Y ha retomado el caso de Chimo Jimeno.

Ahora, le estárealizando una gammagrafía que tenía pendiente.

El siguiente paso será hacerle una punción aspiración con aguja fina.

Cuando tengamos el resultado de ambas pruebas,

sabremos exactamente a qué tipo de nódulo nos enfrentamos,

si hay signos de malignidad y cuál sería el posible tratamiento.

Hola...

Hola. -¿Qué tal?

Bien. Aquí esperando. Que...

¿Estás solita hoy?

No, es que le están haciendo pruebas a..., a mi novio.

Y... Bueno, se las está haciendo el doctor Blanco...

que ya está mejor, ¿no?

Que... Que vi que el otro día estabas preocupadilla.

La verdad es que... estábamos todos preocupados.

Todos los que trabajamos aquí, lo queremos mucho al doctor Blanco.

Y... bueno. Con lo del accidente y eso, sí.

¿Y sabes qué pasa?

Que a mí las cosas se me notan en la cara.

Mira que a veces tengo que... echar alguna mentirijilla piadosa

a algún paciente que no está muy bien del todo.

Pero... Hija, en los ojos se me nota que no estoy diciendo la verdad.

Pues mira. En eso eres igualita que aquí mi primo. ¿Sabes?

Este llega de un combate y entra por la puerta

y tal y como me dice hola, ya sé perfectamente cómo le ha ido.

¿En combate? ¿Qué hace? ¿Kárate, judo o cosas de esas?

No, no. Es boxeador.

¿Boxeador? -Sí.

¡Uh! Y yo poniéndome chulita con él. Vaya tela.

¡No, por Dios! No, no.

Si este fuera del ring, es incapaz de aplastar a una mosca.

Qué peligro.

Pues fíjate qué casualidad, porque mi hijo el mayor, Fernando...

Bueno, tengo cinco. Oye.

Que lleva unas semanas dándome la lata,

que quiere boxear y que quiere boxear y que quiere boxear.

Y yo, la verdad, chica, no sé qué hacer.

Pues yo tú... Se lo quitaba de la cabeza, pero ya.

¿Tú sabes lo que es ver cómo...,

cómo le están reventando la cara a tu novio un día, otro día,

y le están pegando tú no puedes hacer nada?

Eso es muy fuerte, ¿eh? Pero que muy fuerte.

Ya. A eso es difícil acostumbrarse, desde luego.

Aunque no creas, ¿eh? Porque, el segundo, el Lucas, ¡ah!

Ese viene del colegio todos los días, que lo han machacado.

Hoy, pobre.

Porque tiene muy mala boca y los niños, pues se pegan.

Pero, bueno. Pero ya sabes.

-Ya. Cosas de niños, que riñen.

Los golpes de verdad son los que te da la vida.

A esos... A esos no se acostumbra nadie.

-Ya.

Pero bueno, tú tranquila.

Que tu chico está en buenas manos y el doctor Blanco

lo va a sacar adelante.

Por cierto, ¿cómo te llamas?

-Marina. Ah, Marina.

-¿Y tú? Manuela.

-Manuela. Encantada.

-Muchas gracias. Nada, guapa.

-Gracias.

Oye, te veo más tranquilita, ¿eh?

Ya. Gracias.

¿Nunca te ha pasado que te toca con un paciente que conoces de antes,

pero que no soportas?

-Pues claro. ¿Habláis de mí o así, o...?

(A LA VEZ) -¡Que no!

Pero si tú eres un encanto, Mauricio.

Me dejáis más tranquilo.

Charo, por favor, ¿lo puedes llevar a Boxes?

Que es que te están esperando allí.

Te veo la semana que viene. Venga. Hasta luego.

Que no me he explicado bien.

¿Qué pasa?

A ver. Es una paciente a la que claramente

yo no le caigo nada bien.

Y yo creo que a mí no me cae bien por eso. ¿Me explico?

Sí. ¿Pero por qué no le caes bien tú?

A ver. Es la señora de la hora, la que pone las multas.

De verdad, que está esperando a que mi coche se le acabe el tiempo

para... Hala.

Corriendo, a ponerme una multa.

Así todos los días.

Que Pepa, que no creo que sea nada personal, de verdad.

Que sí, que sí.

Bueno, yo creo que le debo recordar a su cuñada

o algo y la... La odia.

Y entonces claro.

A mí me... Me tiene ahí frita con las multas. ¿Sabes?

Bueno, igual es de esos seres humanos que se llevan

la parte personal al trabajo.

Pues sí, igual es de esas, seguramente.

-Sí. -Perdona un momento. Sí...

Ah, claro, claro, perdón.

Pues... paso por el laboratorio un momento

y voy para allá. Vale.

-¿Qué pasa?

-Nada. La residente nueva. -¿Eva?

-Sí. Me voy.

-Venga, hasta luego. Hasta luego.

Perdón por el retraso. -No, no pasa nada, hombre.

A ver. Básicamente quería disculparme

por el incidente del otro día.

No me encontraba bien y bueno,

no os pude atender como debía.

No, no, por favor.

Todo el mundo tiene derecho a ponerse malo.

Además, la otra doctora que nos atendió,

nos atendió perfectamente.

Bueno y Manuela. la enfermera es un encanto, vamos.

¿Usted se encuentra mejor ya?

¿Está bien?

Sí, sí, gracias.

¿Sí?

Sí.

¿Se sabe algo de las pruebas, doctor?

Bueno. Han ido bien y ahora las están analizando.

¿Pero han ido bien o han ido mal?

Sí. Han ido bien, y bueno, cuando tenga los resultados

podré dar un diagnóstico.

Ah. Que todavía tengo que esperar.

A ver, algunas pruebas necesitan unos días.

Es el procedimiento.

No, lo que pasa es que ya estoy harto.

Chimo.

No, no, que ya estoy harto.

Ya estoy harto, porque aquí pasan cosas

y no me dice nada.

Y yo me estoy calentando, ¿vale? Que así no se puede vivir.

Chimo, por favor... ¡Chimo, por favor!

Lo siento, de verdad. Disculpa, que está muy nervioso. Lo siento.

Chimo, tranquilízate.

¿Pero cómo no voy a estar tenso?

A día de hoy, no sé si tengo cáncer, si no tengo cáncer.

Este tío, pues sigue en coma y no se sabe cuándo va a despertar,

y mi chica parece más preocupada de que yo deje de boxear

que de mí mismo.

Ya, yo soy un tío tranquilo, ¿vale?

Pero... Pero es que todo tiene un límite y ya está.

Qué vergüenza, Chimo. Qué vergüenza. ¿A qué ha venido eso?

Mira, escúchame.

Si estás rayado por lo que pasó en el combate,

te lo hubieras pensado dos veces antes de salir a boxear.

Mira, no te permito que me hables de esa forma.

Yo soy boxeador. Es lo que hago y es lo que soy.

¿Tanto te cuesta entenderlo?

Lo que tienes que hacer es asumir las consecuencias de tus actos.

Eso es lo que tienes que hacer.

Vale, yo asumo. Asume tú las tuyas.

¿Qué mías?

¿Tu te acuerdas de la discusión que tuvimos justo antes de la pelea?

Claro que me acuerdo.

Y si me hubieras hecho caso, ahora mismo,

no habría un tío en coma. ¿Eh?

Y tú no estarías como estás, que...

Por culpa de esa discusión, yo salí al ring

desconcentrado, enfadado. ¿Vale? Y pasó lo que pasó.

Así que, tú también tienes un poco de culpa en todo esto.

Sí, vale, vale. Suena... Suena fatal. Pero es la verdad,

si me respetases un poco, no me dirías las cosas que me dices.

Chimo, yo te respeto y te quiero más que a nada

en este mundo, te lo juro.

Pero llevo años aguantando ver cómo te revientan la cara.

Y ya no puedo más.

Tienes 40 años. Tu trabajo fijo.

¿No te das cuenta que el boxeo nada más que te trae

comeduras de tarro?

Por favor, Chimo, escúchame, por favor. Escúchame.

Si te digo esto es porque no quiero que acabes como el otro.

Por favor, es que no lo soportaría.

Chimo.

(Música)

Mira. Para seguir así, yo... prefiero no volver a verte.

No puedo más, tío. No puedo más.

A Bea, la paciente con problemas respiratorios, se le está realizando

una radiografía de tórax para evaluar el comportamiento

de sus pulmones y el corazón.

La radiografía de la paciente es normal,

al igual que su electrocardiograma.

Sin embargo, es en los análisis donde hemos visto algo relevante.

Lo único que nos llama la atención es una poliglobulia.

¿El qué?

Que tiene más glóbulos rojos en la sangre de lo normal.

Eso hace que la sangre esté más concentrada

de lo habitual.

Y eso no es bueno, ¿no?

Bueno, si no se le pone remedio, se pueden formar trombos o coágulos.

¿Y qué me van a hacer?

Le voy a pedir una espirometría,

para ver el flujo de aire en sus pulmones

y una analítica con dímero D. Eso nos permitirá ver

si hay algún otro trombo o coágulo en alguna parte de su organismo. ¿M?

De acuerdo.

Pepa. -Sí.

¿Te encargas tú? -¿De qué?

Espirometría y analítica con dímero D.

Ah, claro. Sí.

Pero tú.

Sí, sí, sí, me encargo, me encargo.

Ah...

(Respiración agitada)

(Música)

-Vamos a ver. Tranquilícese...

Sí.

Respire por la nariz y expulse por la boca.

Pepa, saturación y tensión.

Saturación: 82.

Voy a tomarle la tensión.

Vale, gracias.

Venga. Respire por la nariz.

Vale.

Y expulse por la boca.

Tranquila. Relájese. ¿Vale?

A la paciente le ha bajado tanto la tensión como el oxígeno en sangre.

Puede ser que esté sufriendo un taponamiento cardiaco.

Por eso he pedido una ecocardiografía de urgencia a pie de cama.

En ella, hemos visto

que el ventrículo derecho

está ligeramente dilatado.

Esto puede ser porque las arterias, que llevan la sangre

del corazón a los pulmones, estén algo estrechas

y dificulte el flujo sanguíneo.

Esto provoca que la presión sanguínea de las arterias se eleve

a niveles mucho más altos de lo normal y sea muy peligroso.

La cosa parece grave, ¿no?

Sí. Su corazón no bombea la suficiente sangre.

Y es por eso que no puede respirar.

Así es.

Pepa, hay que trasladarla a la UCI y hacerle más pruebas.

Venga.

Vale. Ahora te veo.

(Música)

Chimo vuelve al hospital a por los resultados de las pruebas

que le hizo el doctor Blanco.

¿Vienes solo? -Sí.

Oye. Que siento la espera, ¿m? Ya tengo los resultados.

Verás, en la gammagrafía se ve un nódulo hipocaptante frío

de grandes dimensiones.

Y en la punción aspiración con aguja fina,

pues indica que hay un carcinoma folicular de tiroides.

Lo bueno es que es mínimamente invasivo,

y no hay rastro de metástasis. ¿M?

Así que, solo será necesario extirpar media glándula tiroides

y mandarla a analizar.

¿Pero es cáncer o no es cáncer?

Sí, pero parece que lo hemos cogido a tiempo.

(Música)

Y... ¿con la..., con la operación será suficiente, o...?

Eso lo iremos viendo en la misma operación.

Ahora, si te parece, voy preparando tu ingreso

para operarte lo antes posible. ¿De acuerdo?

Oye .. tranquilo. ¿M?

(Música)

Bea, la paciente con problemas respiratorios,

ha sido trasladada a la Unidad de Cuidados Intensivos

por orden de la doctora Soria.

Beatriz, ¿Cómo se encuentra?

Pues no sabría qué decirle.

Ya. Bueno, llegados a este punto, le vamos a realizar

una ecografía transesofágica.

¿Eso no es lo que ya me han hecho?

No. Le hicieron una transtorácica, a través del tórax.

En esta prueba, el transductor se lo introducimos por la boca,

la garganta, hasta el esófago.

Esta prueba nos permitirá tener una imagen un poco más nítida

de lo que está sucediendo en su organismo,

que es lo que queremos.

Claro.

Voy a prepararlo.

Gracias.

¿Estás bien?

¿Estás preocupada por lo que pueda salir en la prueba?

Un poco sí.

Bueno. Piensa que lo importante es que te hagamos

las pruebas necesarias para saber lo que tienes

y poder actuar en consecuencia.

Y curarte.

Lo malo sería no hacer nada.

Claro. Visto así... Gracias.

Solo hago mi trabajo.

En el mío, no suelen darme las gracias.

(Música)

¿Qué tal? ¿Cómo estamos?

Vaya carita de miedo que tienes, ¿eh? Nadie diría que eres boxeador.

Ya quisiera ser yo igual de valiente ahora que cuando me subo a un ring.

Y todavía me tienen que decir si es grave o no.

¿Y qué te han dicho?

Pues que... Que parece que... Que lo han pillado a tiempo y...

Que bueno, que hasta que no me opere, que... Que no me dicen nada.

Pero hombre... Eso son palabras normales.

Tú no sabes lo que se oye aquí,

en estos pasillos de este hospital.

Vamos, esas palabras me saben a mí a gloria.

Que no va a pasar nada.

Ya lo verás.

Bueno. La verdad es que en los combates

no me ponía nervioso, porque sé que estaba Marina.

Pero... ahora...

¿Tienes miedo?

Estoy muy cagado.

Que no, tonto.

Mira, vamos a hacer una cosa,

hasta que te vayan a bajar a quirófano,

me voy a quedar aquí contigo, porque total,

no tengo nada que hacer.

Pero eso sí, no se lo vayas a decir a nadie. ¿Vale?

Y te voy a contar todo lo que pasa aquí, en este hospital.

Pero, si no te importa, me voy a sentar,

porque estoy de la ciática fatal. ¿Eh? Mira.

El doctor este, Blanco, el que te está atendiendo

es un fenómeno.

Lo que pasa es que el otro día, se cayó con la moto.

Y vino... con la cara hecha pedazos.

Pero oye, eso sí, ¿eh?

No te preocupes, que de cabeza está perfectamente.

(Música)

Tras detectarle un cáncer folicular de tiroides,

Chimo Jimeno ya está en el quirófano,

donde le han extirpado media glándula tiroides

y la han mandado a analizar.

La anatomía patológica de la pieza quirúrgica extraída,

ha confirmado la presencia de cáncer folicular.

Lo bueno es que no hay otras estructuras afectadas,

ni rastro de metástasis.

Con lo que, con la intervención quirúrgica, será suficiente.

Voy a comunicárselo al paciente, porque... bueno.

Necesita una buena noticia.

¿Está confirmado?

Eh... ¿Cuándo ha sido?

Vale.

No, eh... Tengo que esperar que me dé los resultados y ya salgo.

Y nada, todo bien. Que te dejo, ¿vale? Te dejo.

¿Pasa algo?

No, todo bien.

Bueno, traigo buenas noticias, ¿eh? No hay metástasis.

Está todo correcto.

Se ha conseguido extirpar el nódulo completo.

Tendrás que tomar un tratamiento hormonal

y bueno, pasar revisiones de control para evitar que haya recurrencias.

¿Seguro que está todo bien?

No, que... Que el chico que..., que dejé en coma. Que... Que ha muerto.

(Música)

Lo siento mucho.

Chimo, este tipo de muertes en deportes de lucha son accidentes.

Ya, pero... Ya, pero lo he hecho mal. Lo he hecho mal.

No te puedes culpar. ¿De acuerdo? Si necesitas cualquier cosa,

contamos con un equipo de psicólogos muy bueno.

Te pueden ayudar en situaciones así, Chimo.

No, gracias... Esto... no se olvida.

Pues... el karma se ha equivocado y... Y ha salvado

a quien no tenía que salvar.

La muerte de este chico y..., y lo de Marina,

ha sido lo más duro de mi vida,

y... De este chico no... No me voy a poder recuperar.

Pero Marina... Sí que voy a luchar por ella.

Javier, ¿estás bien?

Sí, sí. Vengo de ver a Chimo.

¿Y qué tal?

¿Cómo ha ido todo al final?

Ha ido todo muy bien. Se recuperará.

Oye, te dejo. Tengo que seguir viendo pacientes.

(Música)

La doctora Soria, ya tiene los resultados

de la ecocardiografía transesofágica que le han realizado a Bea.

Pues, gracias a esta prueba, he podido ver que existe

un agujero patológico que hace que la sangre se desvíe,

provocando las alteraciones que está sufriendo Bea.

Por lo tanto, he programado un angiotac,

que es un estudio mínimamente invasivo de las arterias.

Beatriz, la arteriografía que le hicimos antes

era simplemente para confirmar el diagnóstico. ¿M?

Hemos encontrado dos puntos de conexión

entre una vena y una arteria.

¿Entonces, qué tengo?

Un shunt intrapulmonar.

¿El qué?

Sé que no tiene ni idea de lo que es,

por lo tanto, me he tomado la libertad de hacerle un dibujo,

para que lo pueda entender mejor. ¿M?

Es como si fuera un cortocircuito a nivel de los vasos pulmonares,

en la que hay una... Una conexión o un punto de comunicación anómalo

entre la arteria y la vena pulmonar.

Eso... suena grave, ¿no?

Lo mejor sería entrar en quirófano.

Hacer una resección quirúrgica y una ligadura vascular.

Eh... ¿En quirófano? ¿Y no...? ¿No hay otra solución,

que..., que no sea operar?

Bueno, podemos hacer un tratamiento un poco más conservador.

Pero, debido a la gravedad del asunto,

sería lo mejor.

Además, así nos evitamos problemas en un futuro.

Ya.

Mediante una incisión, accederemos al tórax.

Realizaremos una ligadura que facilitará

la circulación sanguínea.

Solucionando así la malformación arteriovenosa

que le está provocando la dificultad para respirar.

¿Estás asustada por la operación?

Pues... Sí. Un poco. Bastante.

(Música)

Pero, bueno. Como... Como dice Pepa, todo esto es para curarme. ¿No?

Así es.

Verá, hay una psicóloga bastante buena en el hospital.

Si quiere, se la puedo presentar.

¿Un loquero? No. No, gracias. No me hace falta.

Estoy de acuerdo en que no le hace falta.

Es simplemente apoyo psicológico.

Muchos pacientes, cuando van a entrar en un quirófano,

necesitan sentirse un poquito más confiados.

Le vendrá muy bien.

Vale. De acuerdo.

Bien.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Centro médico - 07/05/18 (1)

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Centro médico - 07/05/18 (1)

07 may 2018

Docuficción basada en un exitoso formato internacional que recrea cada día dos historias basadas en casos clínicos reales, curiosos y atractivos. A través de siete personajes fijos -cinco médicos y dos enfermeras- los espectadores irán conociendo los casos que llegarán a las consultas.

ver más sobre "Centro médico - 07/05/18 (1) " ver menos sobre "Centro médico - 07/05/18 (1) "
Programas completos (1178)

Los últimos 1.191 programas de Centro médico

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos