www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5526616
Para todos los públicos Cámara Abierta 2.0 - El periodista sirio Mohammed Subat; el programa GSuite for Education; la startup Too good to go; y Mavi Doñate desde China  - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Ejercer el periodismo independiente

en algunos países puede implicar penas de prisión.

Es el caso, por ejemplo, de Siria.

Muhammed Subat es un periodista que,

junto a otros colegas de profesión,

se ha convertido en refugiados en nuestro país.

Pero ¿cómo ha sido el trayecto?

¿Qué papel ha jugado el Comité para la Protección de Periodistas

o la fundación periodística porCausa?

Nos lo cuentan nuestros compañeros y colaboradores

Raúl Rivera y Ebabba Hameida. Con ellos abrimos.

Comenzamos.

(Música)

"Siria lleva nueve años en guerra

y aún no se vislumbra el final.

Los bombardeos se han intensificado

en algunas zonas,

principalmente Idlib,

último reducto de la oposición al gobierno de Bashar al-Asad.

La ONU alerta

del mayor éxodo de civiles

desde el inicio del conflicto:

Casi un millón de personas,

principalmente mujeres y niños,

se han visto obligados a abandonar

sus casas en pleno invierno.

30 segundos se resume la vida en campamentos

de desplazados en el norte de Siria.

Pero aún quedan muros en pie, como este,

en el que aparece escrito el artículo 3

de la Declaración Universal de los Derechos Humanos:

'Toda persona tiene derecho a la vida,

la libertad y a la seguridad de su persona'.

Es el horror de la guerra

narrado por un periodista sirio,

Muhammed Subat, ahora desde España,

donde llegó hace casi un año

como refugiado.

En todo este tiempo,

no ha dejado de informar,

actualmente, también en español,

junto con otros compañeros sirios

en su misma situación."

Quería dar voz a Siria

a través mis fotos, artículos,

escribir en las redes sociales,

para que la gente conocer

qué hay en Siria,

que está ferviente en Siria,

que está ferviente en el pueblo en Siria,

era un problema que he pasado en Siria,

Mucho...

la mayoría en el mundo no saben qué hay en Siria.

Fui herido en mi pierna izquierda

cuando trabajaba en un artículo, con un periodista,

cuando estuve en la cama,

no dejé de trabajar, mi trabajo.

Seguir mi trabajo,

escribir artículos,

hablar con la gente por WhatsApp, por internet.

"Hola, quiero hablarte sobre esta historia.

Por favor, no puedo, no puedo venir porque tengo lesión en mi pierna.

¿Puedes mandarme información?".

(RÍEN)

-En 2019,

Reporteros Sin Fronteras identificó

hasta 26 periodistas

encarcelados en Siria,

una cifra que podría ser aún mayor.

Cuando estuve en Turquía,

la organización me manda ayuda,

tenía dos ambiciones.

¿La primera? Ir a Francia.

Y la segunda, ir a España.

Cojo España, porque conozco la cultura de España,

¿sabes? Cómo es España.

También la historia de España.

Me imaginaba como la gente aquí

más simpática.

Lo que más le impacta a Muhammed

es ocupar titulares.

Como periodistas,

le cuesta asimilar

que su historia sea noticia.

Para Muhammed,

ha sido un esfuerzo muy grande,

porque él es periodista

y él quería contar

las historias desde fuera,

pero él también,

para él es mucho más importante contar la historia

y por eso se ha prestado a ser protagonista de la misma.

"Desde aquí, ahora quiere escribir

sobre la guerra."

Me encantaría volver a Siria

y ver a mi familia, compañeros,

pero ahora, cuando vuelva a Siria,

directamente a la cárcel,

estoy seguro.

No quiero terminar,

¿por qué no quiero terminar?

Porque la Guerra de Siria no ha terminado.

"Él ya está a salvo

y no olvida a los 30 periodistas

que siguen secuestrados en Siria,

algunos desde 2012."

(Explosión)

Si en el programa pasado hablábamos del Smart Bus didáctico de Huawei,

hoy le seguimos la pista a la digitalización de las aulas

que propone Google a través de su programa educativo.

Después seguimos otra pista,

la que nos ha dejado,

un año después,

la startup Too Good to Go, contra el desperdicio de alimentos.

¿En qué se ha traducido el éxito? Nos lo cuentan.

"Google es una de las vías de acceso a internet más frecuentes en España

desde hace una década, también una de las empresas

que más han apostado

por la transformación digital de las aulas."

Nuestra misión es ofrecer

tecnología abierta para apoyar

la mejora del aprendizaje

en todas partes

y forma democrática para todos los aprendices.

"Se llama 'Google for Education'

y aunque parte de un paquete

de software especialmente diseñado

para la enseñanza.

El proyecto va mucho más allá."

La propuesta de "Google for Educación"

consiste en tres pilares, principalmente,

uno de herramientas profesionales,

que llamamos "G Suite for Education".

Luego hemos diseñado unos ordenadores,

lo que llamamos de la era de internet,

que son los Chromebook y que son dispositivos

que están pensados para resolver los retos

que tiene la institución educativa

de gestionar dispositivos a escala

de manera segura.

El tercer pilar es crear recursos

para apoyar al desarrollo de competencia digital,

de profesores y de aprendices.

Tenemos un portal que se llama el "Teacher Center"

de "Google for Education",

con un contenido específico

para que los profesores puedan capacitarse en la adopción

de nuestras herramientas para educación.

"Con 'G Suite', profesores y alumnos

comparten online el trabajo diario,

tanto en clase

como en las tareas para casa."

Dentro del aula, es superútil,

te digo que, al final, consigo

conocerles mucho más

y saber su proceso individual de manera más directa

que un mero examen.

Y luego, desde casa,

para mí es muy ágil

porque muchos trabajos

o productos finales

que tienen que hacer son evidencias,

necesito tener para conocer

su evolución,

me las mandan por la "Google Classroom",

y ahí tengo un tiempo en el que les puedo corregir

las tareas y darles una devolución vía online.

Les escribo,

les explico todo lo bueno que han hecho

y los aspectos mejorables.

Son herramientas que nos permiten

hacer un trabajo cooperativo,

rompiendo un poco

el esquema espacio-tiempo.

Se puede trabajar perfectamente de manera colaborativa,

estando los alumnos en sitios diferentes

y en momentos diferentes.

"Todo en un entorno

especialmente controlado

gracias a los diferentes sistemas

de seguridad implementados

por Google, que no cede datos

a terceros y garantiza, además, el cumplimiento

de la normativa de protección de datos."

Cuentan con el Esquema Nacional de Seguridad,

la categoría alta.

"Esta propuesta de digitalización

de las aulas ya está consolidada

en docenas de colegios,

institutos y universidades

de toda España, como la Autónoma de Madrid,

donde, además del proyecto educativo,

se trabaja también en la investigación."

En el grupo de investigación

intentamos, científicamente,

dar evidencia de que es más útil,

desde la rapidez

en el arranque y en el apagado,

la capacidad para no equivocarse,

la facilidad para aprender en grupo y no partiendo trozos,

colaborando unos con otros,

con evidencias científicas importantes,

que, cuando hablemos de estas cosas,

haya grupos que podamos investigar y decir: "Científicamente,

mejora esto, empeora aquello

o es una ventaja para aquello".

Y con resultados que realmente se ven en lo que estamos diciendo.

"La digitalización de las aulas es una realidad en crecimiento gracias,

entre otras propuestas como esta de Google,

que no solo mantiene su apuesta firme por la educación,

sino que sigue ampliando

su oferta con nuevos desarrollos

y programas."

"Al ritmo que llevan, la oficina se les queda pequeña.

En el último año, han sumado

una media de 90.000 nuevos usuarios al mes

y ya cuentan con 2.500 establecimientos en la aplicación."

Ya tenemos un millón de "waste warriors",

de usuarios que combaten

el desperdicio de alimentos,

y hemos conseguido salvar con ellos

más de 600.000 comidas

en Too Good to Go.

"Se han ido incorporando filtros y categorías,

pero el funcionamiento de la aplicación

es el mismo desde el principio: eliges sitio, reservas,

pagas y recoges

tu pack de comida sorpresa

en el comercio a la hora

que te indican."

Puedes elegir por filtros,

si quiero platos preparados,

si quiero panadería

o productos de alimentación de supermercado,

si soy vegetariano o vegano,

y confirmas.

-Hola, buenos días. -Buenos días.

-Vengo a por mi pack de Too Good to Go.

-¿Me enseña la aplicación?

"Mas allá de conseguir

no tira comida, el reto, dicen,

es cambiar los hábitos de consumo.

Que todos, establecimientos y clientes,

seamos más sostenibles.

Y la aplicación forma parte de ese movimiento."

Casi diariamente,

todos los packs vendidos,

incluso en los períodos más fuertes,

se venden a las 12:00 de la noche.

A las 12:00 de la noche tengo los packs vendidos.

Estoy encantado yo con el sistema.

-Y no solo nos sirve a nosotros como usuarios

de conseguir las cosas más barata,

ayuda, sobre todo, a reducir el impacto que tiene

el desperdicio alimenticio.

Pensábamos que iba gente joven,

pero estamos encontrando

a cualquier tipo de cliente.

Realmente la conciencia

a nivel general.

"El precio es un atractivo para el cliente

y ayuda a minimizar las pérdidas del establecimiento.

Pero todos coinciden en que no es lo importante."

La rentabilidad es un punto secundario

en esta acción que hacemos.

Lo importante en este sentido

es la sostenibilidad.

El hecho psicológico de tirar

tanto montón de comida ya preparada,

en la cual hemos pasado horas,

directamente a la papelera, pues es muy duro.

"Tanto el grupo Meliá

como los supermercados

Carrefour Express

empezaron a trabajar

con la aplicación a modo de piloto,

pero ya tienen planes para expandirla a toda la red."

Fideliza. Hay clientes

que vienen a por el pack sorpresa

y aprovechan y compran más artículos en nuestra tienda.

"Por medio ambiente, por ética,

por conveniencia

o porque nos lo decía

nuestra abuela, lo importante es

que al final del día

no tiremos comida."

Y ahora quedamos a distancia con nuestra compañera

y corresponsal Mavi Doñate,

queremos que nos cuente,

desde China y desde su punto de vista,

cómo se está viviendo la crisis del coronavirus,

qué valor y qué doble filo tiene internet en una sociedad

prácticamente en cuarentena,

cuál es su impresión directa sobre todo lo que está pasando.

Nos lo cuenta.

Con ella nos vamos. Hasta la próxima.

A mí las redes sociales, y sobre todo Twitter,

siempre lo he utilizado

bueno, desde tres puntos de vista.

El primero un poco es

darme a mí misma los titulares de una actualidad,

tenerlos ahí,

que muchas veces luego recuperas

para elaborar tus propios vídeos

para el telediario o tus crónicas para Radio Nacional.

Por otro lado, también es poner negro sobre blanco aclaraciones,

muchos aspectos que a veces no puedes apuntar en un vídeo

que dura un minuto diez,

un minuto y medio,

y que negro sobre blanco puedes apuntar mejor esas ideas.

Y en este caso, que se trata de una crisis,

una emergencia sanitaria que no solamente

se ha quedado en el país en el que nació, China,

sino que ya vemos que se está expandiendo

por todo el mundo,

pueden ayudar esos hilos a aclarar cómo lo hemos vivido aquí

o cómo lo están tratando los científicos chinos.

Y luego también es una fuente de información.

Qué duda cabe. Todos los compañeros corresponsales

de medios extranjeros también cuelgan sus reflexiones

o sus propios trabajos en periódicos o en televisiones.

Yo diría que esta cobertura,

como corresponsal,

tiene dos características

muy especiales.

La primera es que no sabemos cuándo va a terminar.

Yo... es un símil que he puesto otras veces.

Me siento como una fondista

que ya ha recorrido varios kilómetros de una carrera,

pero que no sabe dónde está la meta.

Esa es una característica,

y la siguiente es que no estamos ajenos

a lo que estamos contando.

El periodista siempre empatiza, qué duda cabe,

y más cuando es un drama, una crisis,

una emergencia sanitaria como esta, con lo que está pasando alrededor.

No es que vayas a casa y te olvides.

Pero es que esta vez estamos inmersos en esa realidad.

Una realidad la que comentamos, entre nosotros,

los españoles que estamos aquí viviendo,

con otros compañeros,

que parece que estás sumida en una película de ciencia ficción.

Sales de tu casa,

te toman más de cinco veces la temperatura,

no hay ninguna tienda abierta,

no hay ninguna cafetería, ningún bar.

La vida social se reduce a cero.

Todos los días son iguales.

Con lo cual es un poco

esa ciudad que, excepto que no hay militares por la calle,

es un estado de excepción por completo.

Todo lo que circula en internet

y en las redes estos días

y, sobre todo, aquí en este país,

tiene un valor añadido,

pero también un riesgo.

Me explico.

Un valor añadido,

porque China ya sabemos que no es un país fácil

para los periodistas,

es un país con un control sobre la prensa,

existe la censura

y todo lo que se sale de lo oficial está prohibido.

¿Qué circulaba por las redes sociales?

Pues circulaban, por ejemplo,

cadáveres en los pasillos de los hospitales,

mucho caos, saturación.

Son vídeos muy impactantes, qué duda cabe,

pero son de difícil verificación.

Es decir, yo no digo que esas imágenes no sean verdad,

posiblemente lo sean,

pero yo no puedo confirmar

ni comprobar si son de ahora,

si son de la crisis del SARS,

en 2003,

no conozco a la persona que ha colgado esos vídeos,

con lo cual, si yo no puedo comprobar

y confirmar que eso es así,

yo no puedo darlo en un vídeo del telediario.

Tampoco podemos confirmar cien por cien,

Obviamente que todo lo que llega de forma oficial

de las autoridades sanitarias, del Gobierno,

esas cifras que nos han ido dando desde enero de fallecidos

y de contagiados, sean cien por cien, verdad.

Tampoco tenemos unas fuentes

ni en el Gobierno chino, por ser prensa extranjera,

pero por lo menos podemos ponerlo en boca del Gobierno chino.

Es decir, según fuentes de las autoridades sanitarias

del país, estas son las cifras,

o esta es la realidad que contamos.

La verificación es también complicada,

pero, por lo menos, tenemos

una fuente atribuible

para esa información.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Mohammed Subat; GSuite for Education; M. Doñate desde China

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Cámara Abierta 2.0 - El periodista sirio Mohammed Subat; el programa GSuite for Education; la startup Too good to go; y Mavi Doñate desde China

29 feb 2020

Entrevistamos a Mohammed Subat, periodista sirio refugiado en España. Hablamos del programa "GSuite for Education". Seguimos la pista a la startup contra el desperdicio de alimentos Too good to go... Y cerramos con la corresponsal en Asia-Pacífico Mavi Doñate. Queremos que nos cuente desde China y desde su punto de vista cómo se está viviendo la crisis del Coronavirus. ¿Cuál el doble filo de internet ante una sociedad prácticamente en cuarentena? Nos lo cuenta.

ver más sobre "Cámara Abierta 2.0 - El periodista sirio Mohammed Subat; el programa GSuite for Education; la startup Too good to go; y Mavi Doñate desde China " ver menos sobre "Cámara Abierta 2.0 - El periodista sirio Mohammed Subat; el programa GSuite for Education; la startup Too good to go; y Mavi Doñate desde China "
Programas completos (552)

Los últimos 734 programas de Cámara abierta 2.0

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios