www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5559902
Para todos los públicos Cámara Abierta 2.0 - Jonan Basterra desde el hospital de IFEMA, la plataforma ValPat y el proyecto #ContuMirada - ver ahora
Transcripción completa

¿Qué tal? ¿Cómo estáis? ¿Cómo lo lleváis?

Nosotros queremos compartir con todos

el estreno de este capítulo de "Cámara abierta"

en versión confinados.

Eso sí,

no sin antes compartir y sumar un aplauso

a todo el personal de Televisión Española

que hace posible, que lo da todo, porque sigamos informando

y, por supuesto,

a quienes estáis en primera línea informando minuto a minuto.

Contar que nos podéis seguir también en redes sociales,

a través de las piezas que seguimos emitiendo

entre noticias dentro del Canal 24 Horas

y en el nuevo canal de noticias de RTVE en YouTube.

Hoy queremos comenzar entrevistando a uno de los primeros blogueros

y tuiteros que entrevistamos en su día en "Cámara abierta".

Se llama Jonan Basterra, es periodista

y fue uno de las primeras personas a la que yo

personalmente seguí en Twitter, allá por 2008.

Estuvo diez días ingresado en IFEMA por coronavirus

y desde el primero, desde el primer día,

lo fue narrando tuit a tuit,

tirando de oficio bajo el hashtag #IFEMALand.

Esta es su crónica. Con él abrimos.

Comenzamos desde casa.

En el pabellón 9, que es donde yo he estado,

me cuesta llamarlo IFEMA y tiendo a llamarlo IFEMALAnd

es que es un hospital.

Vengo aquí habitualmente a eventos, de tecnología,

de videojuegos, de música.

Y resulta que hay un hospital.

Desde dentro lo que sí se vive y se palpa

es el esfuerzo de tantísima gente,

desde el ejército, fontaneros y otros colectivos

que colaboraron en la construcción de esta maravilla de IFEMA.

Hasta, obviamente, lo que ya conocemos todos:

Los médicos, sanitarios, enfermeros y demás

Son tantísimos, o sea, cosas tontas.

A veces de repente una enfermera vino anoche

y nos monta a todos con cajas de cartón.

En mi caso, mesillas que valen, son de cartón,

pero mi ventolín y las cuatro cositas que tengo aquí

no están en el suelo.

Otra monta una biblioteca.

Al principio, solo para nosotros.

Ahora un pedazo biblioteca con libros en inglés.

¿Somos capaces de construir un hospital?

No sé si han sido 10 días, no sé.

Me parece todo un milagro porque aquí

hay kilómetros de tubos por debajo.

Esto no es poner cuatro camitas y ya está.

Me acaban de dar el alta. Llevo aquí diez días.

Primero Ramón y Cajal y en 24 horas me trasladaron aquí a IFEMA,

donde me he ido recuperando.

Primero tenía fiebre.

Luego me quitaron la medicación del coronavirus

y luego para solucionar el tema de la neumonía,

es lo que me ha retenido aquí:

mejorar mis niveles de oxígeno para ir a casa.

Me voy a ir ahora mismo, donde pasaré 15 días de cuarentena.

El problema es que yo podría contagiar a alguien

y obviamente después de vivir esto, ni a mi peor enemigo.

No voy a dar ni medio minuto más de trabajo a estos sanitarios

que lo han dado todo.

Al principio es raro,

pierdes el sentido del gusto y toses tanto que es como una paliza

y te da terror toser, sabes que duele muchísimo.

Además, no lo puedes parar.

El problema es cuando la tos te deja muy machacado físicamente.

La fiebre sube hasta 37 y estás sudando en la cama.

Solo puedes estar acurrucadito respirando flojito.

A partir de que entré en el centro hospitalario

las mejoras se fueron notando día a día.

El tratamiento funciona.

Desgraciadamente hay gente que no consigue superarlo,

pero el número gordo es el de quienes nos curamos

y ahí están las estadísticas.

Lo primero es sobre el propio coronavirus.

Con las frías estadísticas en la mano,

lo que vemos es que la mayoría de gente

que se contagia del coronavirus sale adelante.

Si todos hacemos lo que tenemos que hacer,

si todos colaboramos,

somos superfuertes y este país sería capaz

de cosas mucho más grandes.

Si nos queda un 10% de este espíritu del coronavirus

o IFEMA para luego afrontar la vida,

los problemas reales que teníamos antes:

el paro, la vivienda, el cambio climático,

el planeta y estas cosas, nos iría bastante mejor.

Entonces, si todos empujamos, este país ha demostrado estos días

que es capaz de hacer cosas muy grandes

y ojalá se nos quede algo de este espíritu para un futuro.

La siguiente historia

en "Tú innovas" nos lleva hasta Huesca.

Desde allí una profesora de programación

y robótica y una alumna muy inquieta,

Patricia y Valeria tiran de pedagogía

para motivar a niños y niñas en el aprendizaje

del mundo de la tecnología.

Desde hace tres años suben vídeos

semanalmente a su canal de YouTube "Valpat".

Y el confinamiento no ha frenado ni un ápice su ingenio.

Nos lo cuentan, seguimos.

Valeria, hoy vamos a hacer como un concierto.

Vamos a programar un concierto en Gospaces.

-Vale, qué chulo y así creamos el escenario.

Y la música, eso es.

Si quieres probamos ahora cómo exportas una música

y así lo pruebas voy a hacer una V a ver qué suena.

"Vale".

Qué guay.

"Y este es el resultado.

Aprendizaje en directo,

sin escatimar en detalles como respuesta

a los límites propios de la cuarentena.

Así se articula la experiencia de Patricia Heredia

y Valeria Corrales,

profesora y alumna que desde Huesca

aprovechan el confinamiento

para innovar y probar nuevas respuestas.

Pero vamos a conocer un poco mejor

la historia de esta dupla educativa."

Empezamos a grabar proyectos.

Al inicio lo hacíamos con nuestro móvil y editaba Valeria

estos vídeos y los subíamos al canal.

Un poco después hay una persona profesional

que nos graba y los edita

los vídeos de los proyectos que hacemos.

Los proyectos se nos ocurren de dos formas diferentes.

Uno es pensar en un miniproblema, intentando solucionar con robots,

programación, tecnología.

El otro es buscar en Google proyectos

y modificarlos a nuestro gusto.

Tenemos cinco diferentes categorías y están todas relacionadas

a la tecnología.

"A través de programas de 45 minutos sobre ciencia,

tecnología, matemáticas, robótica, arte y diseño,

con un sello muy personal a la hora de plantear los temas

y resolver retos.

Patricia y Valeria han construido una plataforma online

a prueba de confinamientos dotada con un objetivo muy claro

contra estereotipos que restan."

Cuando empezamos esta situación no podíamos

ya estar juntas para crear los proyectos.

Entonces decidimos hacer unos directos de programación

para poder enseñar a los niños y a las niñas durante estos días

plataformas y aplicaciones que existen online

para que ellos puedan aprender a programar.

Estas sesiones nos gustan muchísimo porque en el directo

nos pueden hacer dudas, sugerencias.

Interactuamos mucho con las personas

y los niños que nos ven.

El objetivo de este canal desde el primer día

es animar a niños y niñas, especialmente chicas,

a que prueben la tecnología y la programación.

Existen unos estereotipos que rodean este mundo,

sobre todo, en relación con las niñas.

Cuando tú les preguntas, normalmente dicen que la tecnología,

la ingeniería es aburrida, es difícil,

es poco creativa y no es para nada social.

Entonces lo que queremos demostrar con los vídeos que la tecnología,

la programación, la electrónica,

la robótica o cualquiera de sus campos

es divertida,

es creativa y por supuesto que ayuda a las personas,

con lo cual lo que queremos hacer es que se introduzcan en este mundo

desde pequeños.

"Argumentos,

como herramientas para motivar y formar en los campos que proponen.

Porque Valeria y Patricia ofrecen

sencillamente algo tan imprescindible

y que la crisis del COVID-19

ha puesto sobre la mesa de todo domicilio,

como es el fácil acceso

a las diferentes opciones de educación online.

Esta situación

que nos está tocando vivir ahora mismo.

Está demostrando que la digitalización

en cualquiera de los campos de trabajo

es necesaria en cuanto a la educación online.

Nosotras somos un ejemplo

de que es posible a través de los medios digitales

y de una plataforma que en nuestro caso es gratuita,

como YouTube.

Podemos llegar a miles de niños y niñas de todo el mundo

y ellos pueden estar aprendiendo con nosotros.

-Se van a dar cuenta de que se puede aprender desde casa

y que la tecnología nos ayuda.

Y probablemente habrá más niños haciendo "online school"

que es hacer colegio desde casa con el ordenador

y se pueden aprender un montón de cosas diferentes

y que además a ti te gusta.

"Quieren ser referentes de inspiración para las más jóvenes

que quieran encontrar su lugar en el mundo de la tecnología.

Sitio hay; empezar por aquí no es mal plan, es Valpat."

Si hay algo que está potenciando el confinamiento es la creatividad,

el ingenio y la participación.

Lo vemos cada día entre balcones,

entre portales y hoy nos despedimos con el proyecto social

y artístico colectivo, con tu mirada,

poesía y fotografía para dejar huella

de las emociones vividas estos días.

¿Queréis conocer todos los detalles?

El periodista de Televisión Española Raúl Rivera,

que se suma al equipo de "Cámara abierta",

ha entrevistado a la impulsora del proyecto, Rocío Royo.

Nos lo cuenta, con ella nos vamos.

Hasta la próxima.

Hola Rocío, proponéis un proyecto social,

artístico, colectivo y abierto.

¿Cuál es vuestro punto de partida? -Desde EspacioC

hemos querido estar activas durante la cuarentena

porque como estamos viendo,

la cultura es absolutamente necesaria para,

de alguna forma paliar los efectos

que estamos sufriendo por el confinamiento.

Entonces, el reto que nos proponéis es que nos sumemos

con nuestras propias creaciones en dos campos:

la fotografía, por un lado, y el de la poesía

a través de haikus, por el otro.

¿Qué ocurrirá luego con todo este material?

Nos hacía muchísima ilusión

poder crear un espacio colectivo de participación.

Y claro, Internet es el medio ideal para ello,

donde cada participante se siente libre de poder colgar,

de poder colgar sus... sus creaciones,

su inspiración y poder generar momentos

de viaje mental en cada uno. -"Con tu mirada"

es una gran oportunidad para enfrentarnos a la sencilla

complejidad de escribir un haiku,

una forma de poesía que busca el máximo de expresión

en el mínimo espacio.

Pero ¿qué otras consideraciones,

qué claves nos dais para que nos pongamos todos a crear?

El proceso creativo

que está detrás de esta acción parte básicamente de la emoción

y la intención de cada participante.

Podríamos decir que estamos utilizando el arte

como una herramienta de intervención,

de intervención social,

el haiku implica unas características

tanto de métrica que le dan esa sencillez:

breve, conciso como de concepto.

Se entiende el haiku como una pincelada en el tiempo.

Entonces,

de una forma breve se busca que el autor

busque la esencia de sus emociones

y las transmita de una forma muy sutil,

utilizando elementos de la naturaleza

y de la cotidianidad y de los sentimientos.

El escritor clásico de haikus capta el instante.

Es como si fuera el objetivo de una cámara de fotos.

Por eso hemos encontrado perfecta

la simbiosis con la otra parte del proyecto,

que es la fotografía.

-En vuestra página en Facebook he visto que cada persona

puede subir hasta tres haikus y tres fotografías

y que el plazo termina a finales del mes de abril.

Pero ¿qué ocurrirá después

cuando el confinamiento por fin haya terminado?

Creo que comienza la parte presencial de la propuesta:

revisar juntos cómo eran nuestras miradas

o cómo son nuestras miradas.

-Nos interesa muchísimo.

¿Qué va a pasar después con el montaje audiovisual?

Qué relación se va a establecer entre el arte, la creatividad,

la memoria, la colectividad,

la transmisión de emociones y la pandemia

qué nos van a provocar los haikus y las fotografías?

Cuál será la lectura

desde un punto de vista sociológico

de este audiovisual

y cómo van a vivir

las personas participantes el encuentro?

Todo esto lo queremos ver después,

en ese acto que haremos con el montaje

y el recital de haikus

y al que está invitado todo el público y, por supuesto,

"Cámara abierta".

Os quiero dejar con la lectura de unos haikus de Matsuo Bashō,

que es un referente del haiku japonés.

"Bebamos toda la noche para hacer un tiesto de flores

con el tonel montañas y jardín.

Entran en la habitación el verano".

Bueno,

pues con esta ilusión de naturaleza

y de espacio abierto y de luz.

Os doy las gracias y nos vemos muy pronto.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Jonan Basterra desde el hospital de IFEMA

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Cámara Abierta 2.0 - Jonan Basterra desde el hospital de IFEMA, la plataforma ValPat y el proyecto #ContuMirada

18 abr 2020

Empezamos el programa entrevistando desde casa a Jonan Basterra, periodista que ha contado en primera persona la situación de miles de ingresados por COVID 19, entre ellos él mismo. En el apartado dedicado a la innovación conocemos la plataforma de educación ValPat que anima a niños y niñas a conocer la tecnología desde dentro. Cerramos con el proyecto artístico colaborativo #ContuMirada que nos invita a unir poesía y fotografía desde el confinamiento.
 

ver más sobre "Cámara Abierta 2.0 - Jonan Basterra desde el hospital de IFEMA, la plataforma ValPat y el proyecto #ContuMirada" ver menos sobre "Cámara Abierta 2.0 - Jonan Basterra desde el hospital de IFEMA, la plataforma ValPat y el proyecto #ContuMirada"
Programas completos (558)

Los últimos 740 programas de Cámara abierta 2.0

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios