Buenas noticias TV La 2

Buenas noticias TV

Domingos a las 09.30 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5499708
Para todos los públicos Buenas noticias TV - La fe de Gonzalo y Lisa - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Hola, amigos y amigas, bienvenidos a "Buenas Noticias TV".

Entre los elementos únicos

que marcan el carácter de una familia cristiana,

está la esperanza en el retorno de Jesús

que vendrá como ladrón en la noche según nos dicen los Evangelios.

Vivir velando y esperando su llegada es todo un desafío

como vamos a ver hoy.

Pero antes, queremos invitarte a compartir tu opinión

en nuestras redes sociales.

Entra en el Facebook o el Twitter y cuéntanos.

¿Crees que Jesús volverá en este siglo?

Además, como muchos ya sabéis,

queremos terminar el programa con vídeos vuestros

diciendo nuestro lema: "Tú vales mucho para Dios".

Graba un vídeo solo, con tu familia,

los amigos o con gente de tu iglesia

y nos lo envías al WhatsApp: 673466366.

Iremos poniéndolos poco a poco para despedir este programa.

Anímate y mándalo hoy mismo.

Vamos ya a conocer a Gonzalo y Lisa.

(Música)

Hemos ido batallando la vida, pero siempre con la ayuda de Dios.

Y lo más impresionante fue

cuando conocí a la que hoy es mi esposa, Lisa,

que fue uno de los grandes regalos que Dios me dio

incluyendo a la familia.

Fue muy importante la llegada de nuestros hijos,

porque fueron experiencias muy importantes

en cuanto a la dificultad que tuvimos para poder tenerlos y,

luego, el desarrollo de cada uno de ellos, ¿no?

Sus vidas, la experiencia de ser padres.

Eso ha sido algo que ha ido transformando la persona

y nuestro matrimonio.

Y siempre con la ayuda de Dios.

-Me ayudó a verlos, no como niños que no se enteran de nada,

que no entienden, que no saben,

que dan la lata, que molestan,

aunque todo eso también lo hacen,

pero me ayudó a verlos como personas,

desde el mismo instante en que nacieron.

O sea, personas completas.

Entonces, el vernos de esa manera que,

por el hecho de ser una persona, tienen una dignidad,

eso me ayudó a tratarlos con esa dignidad.

Y con el respeto que se merece una persona.

-Encontré una realidad distinta jugando como un niño de 13 años

en el parque y con una adolescencia revolucionaria,

encontré personas en el parque hablando de Jesús.

Y de Dios.

Y eso me chocó tanto porque hablar de lo religioso,

de lo espiritual, fuera del contexto de la Iglesia,

me llamó mucho la atención.

¿Qué nenes son estos que se atreven a hablar de Dios

y de Jesús fuera del templo, en el parque?

No puede ser.

Esto es algo raro, revolucionario.

Y como adolescente revolucionario, te sumas a ese carro.

-Mi madre me invitó a ir a una iglesia evangélica,

que ella estaba empezando a ir

porque una vecina la había invitado a ir

y mira tú por donde que aquel día conocí a un chico guapísimo

que me enamoré de él.

Ahora, yo ya quería ir a la iglesia porque es que quería verle a él.

Y lo que se decía en la Iglesia acerca de Dios

y tal, pues no me interesa mucho porque era un momento,

yo tenía 15 años en ese momento,

era un momento en el que no me interesaba.

Pero lo que me pasó fue que después de estar escuchando

acerca de la palabra de Dios,

domingo tras domingo en las reuniones que teníamos y tal,

empecé a tener inquietudes.

-Empecé a asistir a unas reuniones que tenían estos señores

donde hablaban de Jesús,

hablaban del Evangelio de una forma tan natural

y tan distinta a lo conocido que me enganchó.

Me enganchó en el sentido de:

"Yo quiero saber más de ese Jesús fuera del templo,

fuera de lo cotidiano".

Un Jesús revolucionario que sale a la calle.

Un Jesús que no está encerrado en un templo.

Está en una sala de juegos donde juego con mis amigos

y además escucho de Jesús, de un Jesús que está vivo,

un Jesús que puede estar conmigo.

Todo aquello que revolucionó mi juventud de 13 años.

-Me di cuenta de que mis fallos, mis errores, mis pecados,

los disimulaba muy bien.

Y nadie lo sabía porque el orgullo lo puedes disimular,

la envidia la puedes disimular,

el egoísmo lo puedes disimular

y quedar como la persona más generosa del mundo.

Pero yo me di cuenta de que esas cosas estaban en mí

y que eso era lo que Dios me pedía que cambiara.

Y para ello, necesitaba reconocerlo,

pedirle perdón a Dios y decirle que quería ser de otra manera.

-Lo que más me impactó de esa relación personal con Jesús

fue ver hombres y mujeres consecuentes con lo que predicaban.

Y en ese sentido,

si asistiendo a aquel grupo un domingo en la mañana,

aquel hombre habló de la posibilidad de tomar una decisión

que cambiaría mi vida.

Y nos invitó a los asistentes, en una llamada de:

"¿Quieres que Jesús sea la realidad de tu vida igual que con nosotros?

Hoy es el día".

24 de noviembre de 1974. Domingo por la mañana.

Yo me puse de pie aceptando la realidad de Jesús en mi vida.

Aceptándole como mi señor y salvador.

-Me encontré con ese Dios que me amaba, que me ama,

que me aceptó como yo era,

que no tenía que cambiar nada de mi vida para que él me amara,

y eso me encantó.

Luego también me cautivó el grupo de personas

que me acogieron en aquella Iglesia, que no me conocían de nada,

pues cómo se acercaron a mí, cómo me abrazaron,

cómo me incluyeron en ese grupo

y cómo me sentí amada.

Hace dos meses,

a mi marido le diagnostican una lesión cerebral de alto riesgo.

De alto riesgo que puede romperse una vena

en cualquier momento y puede producir la muerte.

Entonces, cuando nos lo están diciendo,

yo creo que teníamos cara de póquer los dos,

como que no te estás creyendo,

no estás entendiendo lo que te están diciendo.

Cuando te anuncian que tienes una lesión en el cerebro

uno ya empieza a pensar:

"Me voy a quedar... ¿Cómo me voy a quedar?

Y ¿por qué tengo esa lesión cerebral

que no me he dado cuenta?".

Pero ahí sí que le pedí a Dios:

"Cuida del médico que me va a intervenir.

Vale, que ya sé que cuidas a mí, pero también el que va a obrar,

las manitas que van a intervenir en mi cabeza".

Lo primero que vino a mí fue el miedo.

El miedo.

Y, entonces, fue como que me quedaba bloqueada con el miedo.

Hasta que me acordé de Dios.

Me acordé de Dios y entonces yo le pedí a Dios

que me ayudara a aceptar su voluntad.

Y eso me dio una paz tremenda,

Porque en algunos momentos yo me veía viuda,

eso me lo planteé y yo decía:

"Bueno, si tengo que pasar por eso, tendré que pasarlo,

pero sé que Dios va a estar conmigo y me va a ayudar a pasarlo".

Son momentos donde uno de verdad para a reflexionar:

"¿Dónde está Dios en todo esto, en el sufrimiento,

en el bajón de moral, en donde uno se siente hundido?".

Ver cómo Jesús está ahí.

Diciendo: "¿Ves?

Si estoy yo aquí cuidándote, espabilado".

Y ha sido una grata satisfacción verlo así.

(Música)

Dios nos muestra su perdón

Siempre cuando ve en nosotros

un corazón sincero de arrepentimiento.

Dios no se ha quedado ahí en el cielo,

Dios se encarnó en la persona de Jesús

para que pudiéramos ver de primera mano, los seres humanos,

cuál es la trascendencia y la verdad del perdón.

Un hombre sacrificando su vida, entregándose a la muerte,

por darnos un perdón gratuito y total.

"Nunca más me acordaré de tus pecados", dice Dios.

Dios ha abierto esa puerta

y nos ha dicho que podemos ir al cielo

a través del camino que ha creado Jesucristo.

que dice que él es el camino que nos lleva al Padre,

que nos lleva al cielo.

Entonces, creyendo en Jesucristo,

llegamos al cielo porque la obra es de Jesús, no es nuestra.

No es por lo que hagamos nosotros, sino por lo que ha hecho Jesús.

Para mí, que Jesús regrese otra vez,

tiene que ser la experiencia más maravillosa,

la que esperamos con ansia y siempre que hablamos de:

"Jesús va a volver otra vez", y cómo será, y cómo no será,

y cómo tendremos y cómo seremos...

Todo este tipo de preguntas, al final se resumen:

"Jesús vuelve otra vez a instaurar su reino".

Y nosotros vamos a poder disfrutar con él de esa experiencia.

Eso pone una chispa cada día de decir:

"Que viene,

vamos para adelante que tenemos mucho que hacer

y mucho que adelantar con la certeza de que Jesús viene otra vez".

-Tenemos aquí un cuadrito que dice que el matrimonio es como un jardín,

que requiere de mucho amor y un poco de trabajo cada día.

Entonces es algo que hay que trabajar,

que hay que cultivar,

hay que estar pendiente de lo que él necesita,

y él de mí, de lo que yo necesito,

no tanto de lo que yo espero recibir.

Y luego, también hay que tener en cuenta

que las necesidades profundas del alma,

esas no las puede cubrir otro ser humano.

Y esas son necesidades espirituales

que solamente las puede cubrir el grandísimo amor de Dios.

(Música)

Gracias, Gonzalo y Lisa,

por abrirnos las puertas de vuestra casa,

pero también vuestros corazones.

Estoy segura de que vuestra historia

va a ayudar a muchas personas.

José Pablo, hace ya 2.000 años

desde el anuncio de que Jesús volvería.

¿Por qué debemos mantener

la esperanza en que esto va a ocurrir?

Pues es una pregunta lógica.

De hecho, hay muchos cristianos que ya han perdido la esperanza.

Tú, por ejemplo, ¿qué piensas?

Yo, la verdad es que es una de las promesas que Jesús nos hizo

y creo que sí, yo espero que sí.

Yo estoy contigo también,

pero es posible que haya gente que nos esté ahora mismo escuchando

y piense: "Bueno, estos están un poco locos,

han perdido el juicio.

¿Cómo va a volver Jesucristo a la tierra?

Eso es un mito,

una leyenda para mantener a la gente atemorizada,

sujeta a los poderosos. Vamos, un cuento chino".

Pues mira, si fuera un cuento chino,

sería un cuento necesario.

Y si fuera una esperanza falsa,

sería una esperanza necesaria porque genera ilusión, amor,

esfuerzo, bondad, justicia y muchas otras cosas.

Pero no es un cuento.

Es una de las muchas profecías que encontramos en la Biblia.

Es impresionante el número de profecías

que encontramos en la Biblia que ya se han hecho realidad

y por eso estamos seguros de que Jesús volverá.

El día que Jesús ascendió a los cielos,

unos ángeles dieron este mensaje a los apóstoles,

y lo encontramos en el "Libro de los hechos".

Le dijeron esto:

"Se quedaron mirando fijamente al cielo mientras él se alejaba.

De repente,

se les acercaron dos hombres vestidos de blanco

que les dijeron:

'Galileos, ¿qué hacéis aquí mirando al cielo?

Este mismo Jesús que ha sido llevado de entre vosotros

al cielo, vendrá otra vez de la misma manera

que lo habéis visto irse al cielo'".

Todos los cristianos, de todas las épocas,

han dicho "maranata"

una expresión de origen arameo que significa: "El señor viene".

Anhelamos su retorno para que arregle este mundo roto,

para que traiga justicia y paz a la tierra.

Él es el único que puede hacerlo, de modo que hoy volvemos a decir:

"Maranata, ven pronto, señor Jesús".

Pues para conocer más del mensaje de Jesús de estas realidades,

queremos regalarte este Nuevo Testamento,

que es parte de la Biblia.

Si lo quieres y todavía no lo tienes,

llámanos al teléfono 91 7434 400

y te lo podremos hacer llegar gratis

gracias a la generosidad de la librería evangélica Abba.

El teléfono, si no lo has anotado, apunta:

91 743 44 00.

Y si formas parte del club de amigos de Buenas Noticias TV

tenemos en esta ocasión para sortear

una Biblia personalizada como esta.

Esta está personalizada con mi nombre.

Pues, si te toca la Biblia, la personalizaremos con el tuyo

gracias a la Sociedad Bíblica.

Pero seguimos necesitando amigos

que se unan a este club para regalar la Biblia,

para ofrecer ayuda espiritual a nuestra audiencia,

así que si tú quieres formar parte de él,

llámanos o entra en la web y regístrate,

o mándanos un Whatsapp.

Te vamos a explicar cómo hacerlo.

Gracias por tu atención en este día y no lo olvides:

tú vales mucho para Dios.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La fe de Gonzalo y Lisa

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Buenas noticias TV - La fe de Gonzalo y Lisa

02 feb 2020

Entre los elementos únicos que marcan el carácter de una familia cristiana, está la esperanza en el retorno de Jesús, que vendrá como "ladrón en la noche". Vivir velando y esperando su llegada es todo un desafío.

ver más sobre "Buenas noticias TV - La fe de Gonzalo y Lisa" ver menos sobre "Buenas noticias TV - La fe de Gonzalo y Lisa"
Clips

Los últimos 626 programas de Buenas noticias TV

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos