Buenas noticias TV La 2

Buenas noticias TV

Domingos a las 09.30 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5466303
Para todos los públicos Buenas noticias - La fe de Luis y Gloria - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Amigos y amigas de "Buenas Noticias TV",

muy bienvenidos y feliz Navidad.

Celebrar la Navidad en familia siempre

es un privilegio que a veces olvidamos

cuando lo damos por sentado.

Pero incluso en el mejor de los casos siempre habrá añoranza

por aquellos que echamos de menos.

Celebración y añoranza van siempre de la mano en Navidad,

como vamos a ver hoy en el testimonio de Luis y Gloria.

Pero antes, te queremos invitar a compartir tu opinión

en nuestras redes sociales,

entra en Facebook o Twitter y responde:

"¿a quién echas de menos en Navidad?".

Pues vamos allá con la familia de hoy.

(Música)

Soy Luis Eduardo Gómez.

Esta es mi familia, la componen mi esposa,

Gloria Milena, mi hija,

Arianna, y nuestra perrita, Tara.

Para nosotros Dios es todo.

Es el número uno, y gracias a él tenemos la vida,

tenemos la familia, tenemos este hogar.

Por eso lo ponemos en primer lugar

de todo lo que hacemos día a día.

Yo crecí en una iglesia cristiana evangélica

de la misión panamericana, en Colombia.

Y a la edad de 11 años era...

Fue cuando perdí a mi madre,

ella era la que nos llevaba a nosotras a la Iglesia, entonces,

a los 11 años, me aparté del camino,

en el año 2012,

aquí en España,

a raíz de la visita de mis tíos empezamos a ir a la iglesia

porque mi prima donde estaban mis tíos,

ella se congregaba en la iglesia acá en Madrid,

para estar con ellos los domingos y todo eso,

empezamos ir a la iglesia, a compartir con ellos en la iglesia,

donde se congregaba a mi prima.

-Empecemos a ver la mano de Dios en nuestra vida

y decidimos seguirlo.

Y nos bautizamos y empezamos a seguir una vida

como un buen cristiano.

Y más en familia, más que todo por mi hija,

por el futuro de los jóvenes, que cada día van a peor.

Y ver a nuestra hija congregarse y estar en buena compañía,

y más que todo, de la mano de Dios, eso ha sido para nosotros,

lo mejor, y para mí, especialmente, como cabeza de hogar,

me ha llenado mucho.

(Música)

-Empiezo a tener una relación nueva con Dios,

encuentro ese primer amor que un día

había apartado de mi vida.

La verdad es que fue un encuentro muy bonito.

Dios me da la oportunidad en ese momento,

no solo de reencontrarme con él,

sino de darme cuenta de todo lo que sembró mi mamá

a lo largo de esos 11 años en mi vida

y en mi corazón, que hoy en día lo pongo en práctica

con mi familia.

-He tenido una relación más cordial con Dios,

una relación más íntima con Dios, al poder orar,

al poder leer la Biblia,

eran cosas que yo no hacía anteriormente.

Ni oraba ni leía la Biblia ni esas cosas,

ahora, con Dios, podemos...

Puedo tener un contacto más íntimo con él

y sé que él es el que lleva

mi vida, mi familia, mi hogar, mi trabajo, todo.

(Música)

-Nosotros el 24 celebramos la Navidad en familia.

Nos reunimos con nuestros familiares,

que son hermanos en la fe también, son allegados nuestros.

Siempre nos reunimos con ellos, cenamos, compartimos,

y después siempre nos damos un pequeño detalle,

un regalo o cualquier cosa,

pero siempre lo pasamos en familia con los amigos y los familiares.

-La Navidad para nosotros es importante,

porque consideramos que el hecho

de que Jesús haya venido a este mundo a traer su amor,

a demostrarnos su amor, y para cada uno de nosotros, creo que es...

De lo más importante que le puede suceder a una persona.

La Navidad, es ese momento de compartir, de darnos amor,

de expresarle a las personas que tenemos a nuestro alrededor,

a nuestra familia, nuestros hijos, a nuestros amigos,

el amor de Dios, que llegó para quedarse con cada uno de nosotros.

-Si no hubiera conocido Jesús yo creo que mi vida sería un caos.

En sí, el paso más importante y lo que he sentido en mi vida

es la paciencia que tengo.

La paciencia que me ha dado el señor

y las decisiones que tomo día a día porque van de la mano de él

y gracias a él, llevamos una vida...

Llevo una vida mucho más tranquila en mi trabajo lo noto.

En mi vida, día a día, es un constante caminar con él,

entonces, yo estoy contentísimo de haber tomado esa decisión.

-Cuando veo y cuando pienso

en Jesús muriendo en la cruz en mi lugar, pienso...

Pienso...

Mejor dicho, yo creo que es lo que todos

debemos de pensar,

que no ha habido un amor más grande

ni un amor más puro ni más limpio por nosotros.

Es el sacrificio que hizo Jesús por nuestros pecados,

por toda la inmundicia, todo lo que había en nuestra vida.

(Música)

-Cuando nosotros empezamos a ir a la iglesia,

todavía no estábamos casados.

Teníamos ya la niña.

Y cuando empezamos a ir a la iglesia

y a tener esa relación personal con Dios,

comprendemos que nuestro siguiente paso

en la obediencia sería bautizarnos,

pero para bautizarnos debíamos casarnos.

Entonces, la verdad es que fue un momento muy bonito para nosotros,

el poder estar...

Que nuestra hija estuviera presente,

nuestra boda fue no solo un paso de obediencia,

sino un paso de amor entre nosotros.

-Para nosotros,

la boda significó seguir,

seguir a Dios y era un mandato

que él nos lo puso en nuestro corazón.

Para mí fue ese día muy especial,

porque la verdad es que era un paso que teníamos que tomar,

que tenía que tomar yo,

y más para poder estar en familia y seguir los pasos de Dios.

-Yo solo tengo una hermana.

Nosotras fuimos solo dos hijas mujeres, Iliana y yo.

Y hace tres años papá se nos enfermó

y en cinco días él falleció.

Ser solo dos hijas mujeres,

yo tenía miedo que mi hermana en algún momento se sintiera sola.

Y resulta que yo creo que ha estado más acompañada,

la familia de mi mamá, todos hicieron piña en torno a ella,

la familia de mi padre, todos estaban, sus alumnos,

los vecinos, mi hermana estuvo superacompañada

y yo tenía mucho temor a que llegara a sentir

que se sentía sola.

En mi casa, acá, en España, mis primos, amigos, todo el mundo,

muy pendiente de mí,

todo el mundo también hizo piña en torno a mí,

y la verdad es que vi la mano de Dios

totalmente en mi vida y en la de mi hermana.

-Yo cuando llegué a España, tuve momentos difíciles,

porque al principio estaba solo, no conocía a mucha gente,

lo pasé mal, y en ese momento,

tuve la noticia de la muerte de mi abuelo,

que fue una persona muy importante en mi vida.

Y la verdad es que lo sentí,

sentí demasiada soledad en mi corazón.

Y de cierto modo vi la mano de Dios también,

porque fue el que me dio fortaleza para poder seguir adelante

y para poder soportar un dolor

como es perder a una persona querida desde la distancia.

-A veces nos equivocamos, cometemos errores,

pero en nuestro caminar diario creo que eso es algo normal.

Intentamos seguir a Dios, intentamos...

Ser cada día más como Jesús.

Y cuando yo pienso en el cielo,

pienso como en ese día en el que pueda

volver a tener no solo ese encuentro con Dios,

que es lo que todos anhelamos,

sino que sé que mis padres están ahí

y me gustaría poder volver a verlos.

Así que cuando pienso en ir al cielo,

pienso en Jesús,

en mi madre y mi padre.

-Mi texto favorito en la Biblia es Felipenses 4:13, ¿sí?

El cual dice: "Todo lo puedo en Cristo, que me fortalece".

Y, pues, para mí, es lo más importante de la vida,

porque aparte de que mi hija,

es su versículo favorito y lo dice todos los días.

Para mí, creo que si ponemos todo en Cristo,

él nos fortalecerá y será el que nos lleva todos los días de la vida

hasta que lleguemos al encuentro con él.

-Me voy directamente al salmo 139, versículos cinco y seis.

Dice:

"Detrás y delante me rodeaste, y sobre mí pusiste tu mano.

Tal conocimiento es demasiado maravilloso para mí.

Alto es, no lo puedo comprender".

Es increíble que alguien nos conozca

tanto como nos conoce Jesús.

Delante...

Me abrazó, me conoce,

conoce mis palabras aún sin que salgan de mi boca.

Creo que nadie me puede conocer mejor que él.

Y estoy agradecida de que haya alguien que me ame

y me conozca de esa manera.

(Música)

La Navidad es una fiesta muy bonita,

la verdad es que merece la pena celebrarla.

Pero cobra todo su sentido cuando invitamos

al protagonista a casa.

José Pablo, a ti, ¿qué te gusta más,

"felices fiestas" o "Feliz Navidad"?

Pues parece lo mismo, pero no lo es.

A mí me gusta "feliz Navidad". ¿Y a ti?

A mí también. Es lógico, ¿no?

Es lógico y yo creo que en algunos casos,

se usa el felices fiestas para renunciar de forma explícita

al origen Cristiano de esta celebración.

Puede llegar a ser incluso una expresión de "Cristianofobia"

intentando desligar la celebración

de su origen para darle un nuevo contenido.

Las palabras no son inocentes,

y el lenguaje es un arma de destrucción masiva

cuando se usa con esa intención.

Además, ¿por qué hablar de fiestas y no de la Natividad de Cristo

cuando la belleza

de esta conmemoración está en su protagonista?

El poder de la celebración está en los valores

del relato navideño.

Uno de estos valores lo encontramos precisamente en el texto bíblico,

cuando cuenta acerca de cómo unos ángeles

se aparecieron, dice así:

"De repente apareció una multitud

de ángeles del cielo que alababan a Dios

y decían:

'Gloria a Dios en las alturas

y en la tierra paz a los que gozan de su buena voluntad'".

La Navidad siempre proclamará la paz entre los hombres,

la buena voluntad entre todas las personas.

La reconciliación para los que están en conflicto,

el perdón de todas las heridas.

Cada vez que decimos Feliz Navidad,

anunciamos esos valores que tanta falta nos hacen.

Así que, elige bien tus palabras.

Di con alegría:

"Feliz Navidad, Feliz Navidad, feliz Navidad".

Nos tenemos que marchar,

pero la verdad es que lo tenemos que hacer

deseándoos lo mejor en estas fiestas tan entrañables

y con nuestros mejores deseos para toda la audiencia

que nos sigue semana tras semana.

Si formas parte del club de amigos,

vamos a sortear este libro de estudio de las cartas de Pedro

y nos llega gracias a la editorial Clie.

Queremos animaros a formar parte de este club de amigos,

podéis informaros en nuestra web

mandándonos un WhatsApp o una llamada telefónica,

os vamos a explicar en qué consiste,

porque queremos seguir regalando la palabra de Dios

y queremos seguir ayudándoos en todas esas dudas

que nos preguntáis y que podemos atenderlas.

Amigo, amiga, Feliz Navidad y no lo olvides.

Tú vales mucho para Dios.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La fe de Luis y Gloria

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Buenas noticias - La fe de Luis y Gloria

15 dic 2019

Celebrar la Navidad en familia es siempre un privilegio que a veces olvidamos cuando lo damos por sentado, pero incluso en el mejor de los casos siempre habrá añoranza por aquellos que echamos de menos. Celebración y añoranza van siempre de la mano en Navidad.

ver más sobre "Buenas noticias - La fe de Luis y Gloria" ver menos sobre "Buenas noticias - La fe de Luis y Gloria"
Clips

Los últimos 626 programas de Buenas noticias TV

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios