Audiencia abierta La 1

Audiencia abierta

Sábado a las 13:30 horas

Audiencia Abierta
Los sábados, a las 13:30 en La  
www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5474110
Para todos los públicos Audiencia Abierta - 28/12/19 - ver ahora
Transcripción completa

Confiemos en España

y mantengámonos unidos en los valores democráticos

que compartimos para resolver nuestros problemas,

sin divisiones ni enfrentamientos,

que solo erosionan nuestra convivencia

y empobrecen nuestro futuro.

Buenas tardes, llamada a confiar en España del Jefe del Estado

en su último mensaje del año.

Cataluña y la incertidumbre política presidieron gran parte

de la intervención del Rey que defendió la fortaleza

del Estado de Derecho y su adecuado funcionamiento,

apeló a la unidad sin caer en los extremos

y reivindicó la Constitución y sus valores.

Felipe VI focalizó en la falta

de empleo y en la situación de vulnerabilidad

de muchas familias la principal preocupación del país

y alertó de los efectos del crecimiento y la crisis

sobre la desigualdad, y de la revolución tecnológica

en la cohesión social.

Tiempos de cambios profundos y acelerados que provocan

mucha inquietud y a los que, dijo, hay que responder

todos juntos.

El mensaje real y las valoraciones de sectores políticos,

judiciales, empresariales, sociales y ciudadanos ocuparán

la mayor parte del programa de hoy.

Con una ligerísima sonrisa empezaba el rey sus palabras,

pero enseguida su gesto,

y así durante los 12 minutos que duró el mensaje,

se volvió comedido, casi contenido, sin apenas mover las manos,

como teniendo claro hasta dónde podía o quería llegar.

Felipe VI nos recibió en el salón de audiencias de La Zarzuela,

el que abre a los que acuden a verle, y no parece casualidad

que la unica foto de la escena

retratara junto a la familia real a los ciudadanos,

los 41 a los que este año ha concedido

la Orden del Merito Civil.

Porque sociedad, convivencia o valores,

fueron algunas de las palabras más destacadas de su discurso

pero "España" y "Nuestra" las más repetidas.

Y que ha convertido a España y España no puede quedarse inmóvil,

una seña de identidad de la España de nuestros dias.

España tambien acompañó al rey con su bandera junto a la de Europa

y además de los tradicionales adornos navideños,

como el Belén o el árbol, dos libros simbólicos,

el del Toisón de Oro y la Constitución.

Solo al final, cuando nos felicitó,

Felipe VI volvió, ligeramente, a sonreír.

Muy Felices Pascuas y todo lo mejor para el Año Nuevo 2020.

Mensaje esencialmente político del jefe del Estado

que puso la lupa sobre dos

de los principales problemas del país:

el deterioro institucional y Cataluña.

Defendió el Estado de Derecho, su fortaleza

y su adecuado funcionamiento, apeló a la unidad

y reivindicó la Constitución y sus valores.

Era un discurso especialmente complicado en un momento político

especialmente complejo.

En plenas negociaciones para una mayoría de investidura,

en las que Cataluña es determinante, la sensibilidad esta a flor depiel

y se mide cada coma y cada gesto, el rey,

debía transitar sobre ascuas, con prudencia y neutralidad

pero sin perder el faro constitucional.

De ahí que su mensaje deba leerse entre líneas.

Actuó como portavoz de los españoles

mostrando sus preocupaciones sin calificaciones.

Deterioro de la confianza de muchos ciudadanos

en la instituciones y desde luego, Cataluña,

son otras serias preocupaciones que tenemos en España.

Señaló quien constitucionalmente otorga o deniega la investidura.

Corresponde al Congreso, de acuerdo con nuestra Constitución,

tomar la decisión que considere más conveniente

para el interés general.

Apuntó límites.

Vivimos en un estado social y democratico de derecho

que asegura nuestra convivencia en libertad.

Y recordó lo que somos.

Una nación.

A partir de ahí, defendió de la unidad

y la solidez del Estado.

Y podemos sentirnos orgullosos de la solidez de nuestro Estado.

Y rechazó los extremismos.

No podemos caer en los extremos, ni en la autocomplacencia

que silencie nuestras carencia o errores

ni en una autocrítica destructiva

que niegue el gran patrimonio cívico, social y politico

que hemos acumulado.

Admitió que queda mucha por hacer, mejorar y renovar,

pero siendo conscientes de nuestras fortalezas y debilidades

y sin perder de vista los valores constitucionales.

El primero.

El deseo de concordia.

Que gracias a la responsabilidad, a los afectos, a la generosidad,

al diálogo y respeto entre personas de ideologías muy diferentes,

derribó muros de intolerancia, de rencor y de incomprensión.

El segundo.

La voluntad de entendimiento y de integrar nuestras diferencias

dentro del respeto a nuestra Constitución,

que reconoce la diversidad territorial que nos define

y preserva la unidad que nos da fuerza.

Y finalmente.

La defensa y el impulso

de la solidaridad, la igualdad y la libertad,

como principios vertebradores de nuestra sociedad

haciendo de la tolerancia y el respeto,

manifestaciones del mejor espíritu cívico

de nuestra vida en común.

Alertó sobre su fragilidad, pidió fortalecerlos

mostrando el camino para superar las dificultades.

Confiemos en nosotros mismos, en nuestra sociedad.

confiemos en España y mantengámonos unidos

en los valores democráticos que compartimos

para resolver nuestros problemas, sin divisiones ni enfrentamientos

que solo erosionan nuestra convivencia

y empobrecen nuestro futuro.

Siempre con un horizonte.

Como es habitual, los partidos constitucionalistas

han valorado positivamente el mensaje del rey,

unos por sus llamadas al consenso entre diferentes,

otros destacando sus referencias a la unidad y contra los extremismos

Los socialistas comparten su diagnóstico.

Ha identificado con nitidez

cuáles son los retos, las preocupaciones y las fortalezas,

que tiene la sociedad española en este momento.

Para Ciudadanos el discurso aporta además soluciones.

Un discurso atinado, acertado, correcto.

Para el Partido Popular, el mensaje del rey fue brillante,

ni en extremismos ni autocomplacencias.

Un mensaje que todos los españoles, sin excepción, aplauden hoy,

excepto los socios de Pedro Sánchez.

José Abascal eligió twitter para aplaudir la templanza

de un discurso que critican, dicen, los que intentan dividirnos.

Y la novedad: Podemos.

Este año, por primera vez, lo valora positivamente

por ser más moderado, que el del 3 de octubre.

Que moderaba su discurso

y que, de algún modo, demostraba tener un mejor olfato político.

Mucho más críticos, los nacionalistas vascos.

Un Estado incapaz de enfrentar sus realidades,

porque de nuevo vinimos a lo mismo, a una nación.

Pero los independentistas son, sin duda,

los que más han cargado contra las palabras del rey.

Torra le responde que lo preocupante no es Cataluña sino España.

Y para Esquerra bordea la irrelevancia.

Mezcla de buenas palabras y pomposidad vacía.

Para el portavoz de Esquerra en el Congreso,

solo fue un mitin de VOX.

¿Y cómo cualifican las asociaciones de jueces el discurso del rey?

"Bastante optimista, porque, es cierto,

que hace un repaso de toda la problemática

que existe no solamente a nivel nacional,

también a nivel internacional, pero, desde luego,

con una vocación de futuro y de modernidad muy importante".

"El carácter realista de la situación actual,

no solamente de España

si no la situación existente en todo el mundo".

"Bueno, yo creo que ha sido un discurso prudente,

medidas las palabras".

"Tratando de transmitir confianza".

Genérico pero con titulares:

"Hay que pensar más en el interés general,

y creo que eso sí, es una llamada de atención a los políticos".

"Reconoce en el discurso

de que España no es uniforme afortunadamente

si no hay una gran diversidad de opiniones políticas e ideológicas

y que lo importante es que nuestra Constitución

da respuesta a todas ellas".

"Donde más allá de los problemas judiciales

ante un conflicto político la única solución

pasa por el dialogo".

Un discurso en el que no hubo referencia directa al Poder Judicial

pero en el que sí, se vieron reflejados.

"Esta preocupación por el respeto en las instituciones

creo que dentro de ellas también están los Tribunales de Justicia".

"Pero también cuando apunta que las soluciones están

en un correcto funcionamiento y en un solido funcionamiento

del Estado de Derecho

y en las instituciones democráticas

y en la Constitución como marco de convivencia

y de garantía de las libertades de los ciudadanos,

pues allí, también está la Administración de Justicia".

Aunque el mensaje político centró su discurso, el Rey no olvidó

la primera preocupación del país:

la falta de empleo, -especialmente entre los jóvenes-

y otras inquietudes sociales como la discriminación laboral

entre hombres y mujeres, los efectos de la crisis

en la desigualdad y de la revolución tecnológica

en la cohesión social.

Por encima de todos los problemas y preocupaciones como país,

el rey destacó el empleo.

La falta de empleo, sobre todo para nuestros jóvenes,

y las dificultades económicas de muchas familias,

especialmente aquellas que sufren una mayor vulnerabilidad.

No olvidó la discriminación laboral.

La desigualdad laboral entre hombres y mujeres.

Y los efectos sociales de la crisis o la revolución tecnológica.

Que en el mundo, y también aquí,

en paralelo al crecimiento y al desarrollo,

la crisis económica ha agudizado los niveles de desigualdad.

Así mismo, las consecuencias para nuestra propia cohesión social

de la revolución tecnológica.

Estabilidad, moderación, unidad y diálogo.

Esos son los ejes del discurso del rey para la patronal.

Especialmente, el diálogo.

Trabajar entre todos.

Comisiones Obreras valora especialmente

la moderación que ha mostrado el rey,

frente a la alteración que algunos provocan.

Para UGT es muy relevante el contenido social del discurso

la apelación a parados, desfavorecidos y discriminados.

En cuanto a las referencias de Felipe VI

a distintos colectivos sociales:

jubilados, jóvenes o asociaciones de mujeres,

lamentan la escasa presencia de sus problemas

en el discurso del rey.

En un año, en el que como muy bien califica el propio rey,

ha sido complicado, difícil,

y complicado y difícil ha sido también para las mujeres,

especialmente para las víctimas de violencia de género.

Un año en que se ha instalado por desgracia,

en algunas instituciones, el discurso negacionista,

nos ha parecido, realmente, muy pobre y una oportunidad perdida.

He echado en falta, efectivamente,

una mención expresa a las personas mayores,

con sus problemas concretos y a las personas mayores

que están siendo una base muy importante

de la solución de muchos problemas en las familias.

Personas mayores

que llevan meses en las calles luchando por sus pensiones

y que dicen que se ha convertido en el sustento de muchos jóvenes.

Un colectivo que el rey sí mencionó al hablar de la falta de empleo.

El desempleo juvenil ha sido un problema

desde hace, mínimo, 10 años.

Pero lo que estamos enfrentando ahora

es mucho peor que el desempleo juvenil,

el 20 % de las personas jóvenes que trabajamos,

estamos en riesgo de pobreza, de exclusión social,

ese es otro problema, no solo el desempleo,

sino que cuando tenemos empleo, es precario,

tiene unos salarios muy bajos que no nos permite emanciparnos.

Pobreza y dificultades económicas que si tuvieron un hueco

en el mensaje de Felipe VI,

demasiado pequeño para algunos, suficiente para otros.

Una sociedad que se precie

necesitas encontrar soluciones para que esto no ocurra

y tenemos esa capacidad,

tanto las organizaciones del ámbito social

como los poderes públicos, para encontrar soluciones

y que no se quede gente en el camino.

El rey advierte de que España tiene

un montón de dificultades y de problemas.

Pues si me ha gustado

que se hubiera acordado de los problemas

de una manera especial,

de los que no duermen o no tienen colchón donde dormir

y de los que pasan dificultades y de la pobreza.

Según el último informe

la tasa de pobreza en España es la séptima más alta de Europa.

Una de cada cuatro personas está en riesgo de exclusión social

y dos millones y medio son pobres.

En la reciente COP 25 Felipe VI señaló al cambio climático

como el problema más grave al que se enfrenta la humanidad.

Pero los ecologista echaron de menos esta contundencia en su mensaje

de Navidad.

-Tuvo un inicio donde, aparentemente estaba en la agenda,

pero en el transcurso del discurso ya desapareció, estuvo ausente

y esto es algo que genera bastante frustración

y diría que indignación.

Estamos hartos de las buenas palabras

y que es tiempo de actuar, como decía el slogan de la COP.

Es tiempo de actuar y queremos que se concreten.

Las palabras del rey sí conectaron con el colectivo de la discapacidad

a los que recibió el pasado mes de septiembre

y que apreciaron su refuerzo positivo.

-Y es bueno saber lo que podemos aportar cada uno o cada una

para la mejora del país.

De eso sabemos mucho en discapacidad,

la vida de las personas con discapacidad no es fácil

y nunca nos damos a la tragedia o al dramatismo,

sino que procuramos dar lo mejor.

Entonces, conectó muy bien con la discapacidad.

Conexión que no sintió el colectivo LGTB,

uno de los primeros a los que recibió Felipe VI

al inicio de su reinado.

-Reflejando poco la realidad social que vive la ciudadanía española.

Se ha dejado fuera al colectivo LGTBI,

a las personas migrantes,

de las mujeres, lo único que habló fue de la brecha salarial, entonces,

creemos que es poco inclusivo.

El monarca se dirigió especialmente a la sociedad española

para reconocer su generosidad y espíritu solidario

y su capacidad para superar con serenidad

y entereza situaciones muy difíciles.

Una sociedad a la que también pidió confiar en España.

Debemos tener, más que nunca,

una confianza firme en nosotros mismos y en España,

que siempre ha sabido abrirse camino cuando hemos afrontado el camino

con responsabilidad, con generosidad y con rigor, con determinacion,

pero también con reflexión.

Llamada a la complicidad de la sociedad

para superar los problemas e incertidumbres actuales

con un mensaje lleno de dobles lecturas y sobrentendidos.

Una sociedad que ha hecho frente

y ha superado situaciones muy difíciles,

con una serenidad y una entereza admirables.

El progreso de un pais depende, dijo,

del carácter de sus ciudadanos y de la fortaleza de su sociedad

y la española, se ha transformado profundamente.

Que vive conforme a valores y actitudes compartidos

con las demás sociedades libres y democráticas

y que no está aislada, sino muy abierta al mundo

y plenamente integrada en la sociedad global.

Pidió que no hubiera marcha atrás a la España aislada e inmovilista.

No puede quedarse inmóvil

ni ir por detrás de los acontecimientos.

Tiene que seguir recorriendo su camino,

sin encerrarse en sí misma, como en otras épocas del pasado,

y levantando la mirada para no perder el paso.

Y más guiños, puso como ejemplo de actuación

a los galardonados este año con la Orden al Mérito Civil

que anteponen el bien común a los intereses particulares

con generosidad y espíritu solidario.

Tenemos un gran potencial como país, pensemos en grande,

avancemos con ambición, todos juntos.

Sabemos hacerlo y conocemos el camino.

Más allá de una referencia -de pasada-

al "rumbo de la Unión Europea"

el rey no entró en el Brexit y sus consecuencias.

Tampoco habló expresamente de ello la reina Isabel II,

en su mensaje de Navidad,

pero sí de reconciliación y entendimiento.

La reina de Inglaterra, en su mensaje navideño

desde el castillo de Windsor no habló de política

ni mencionó el brexit pero, entre líneas se leyeron

claras alusiones a la fractura social que vive el país.

El camino no siempre es fácil y de hecho, a veces,

Habló de grandes aniversarios: la llegada del hombre a la luna

o el desembarco de Normandia.

Hechos que le sirvieron para resaltar la importancia

de los pequeños pasos para superar divisiones

y enfrentamientos y recalcó las virtudes de la unidad.

Palabras que se ha interpretado como un llamamiento a la unidad

tras las tensiones en Escocia e Irlanda por el Brexit.

Pidió acuerdos y consenso para superar

un año de ejecutivo en funciones.

El mensaje del rey fue seguido en directo

por algo más de siete millones y medio de personas,

un poco más del 65 % de las

que en ese momento tenían encendida la televisión.

Después de 2016 es el de menos audiencia.

En Zarzuela aseguran que no significa que baje su interés

ya que, según Metroscopia,

dos tercios de los españoles lo han mostrado.

Mantienen que se debe más al cambio de los consumos televisivos.

Baja el seguimiento en familia y en directo

y sube el individual y a la carta.

En el canal de Casa Real

la visualización del mensaje aumentó,

solo en el día de Navidad, un 40 % respecto al año pasado.

Veinticinco cadenas de televisión emitieron el mensaje del rey,

que congregó a más de seis de cada diez personas

que a esa hora estaban viendo la televisión.

Con todo, la cuota de pantalla fue similar a la del año 2015

pese a que superó a este discurso en un millón de espectadores.

La 1 de Televisión Española fue la cadena más vista,

dos millones y cuarto de personas la sintonizaron

para seguir las palabras de Felipe VI.

En este final de año, que es tiempo de balances,

hay medios que publican encuestas, como la de NC Report,

que indica que quienes se pronunciaron sobre la monarquía

otorgan al rey una nota de 7'1,

que supera, en mucho, a los líderes políticos.

La princesa Leonor roza el notable con un 6'9.

En la sociedad civil,

también las opiniones que son favorables al rey.

Sindicatos y patronal destacan el papel moderado

Sindicatos y patronal destacan el papel moderado

y moderador de Felipe VI.

Y hay otros valores en el rey que también se destacan.

Aunque Cataluña solo lo dijo una vez...

-Desde luego Cataluña...

Con más o menos espacio,

con más o menos presencia del jefe del Estado,

casi todos los diarios han coincidido en los términos

que destacan en sus titulares.

-La voluntad de entendimiento, el deseo de concordia.

Entendimiento, diálogo, concordia.

Primero los mensajes y luego los editoriales.

Están los benévolos que ven el discurso

como un mensaje de aliento del jefe del Estado

entre tanta incertidumbre.

-Y Felipe VI nos defendió.

Pintan otros análisis a un rey que hizo lo que pudo.

Mientras que algunos titulares son más vehementes.

Nada escapa al ojo de los analistas.

En el minuto más visto, el rey hablaba de Constitución,

esa ley que -según la viñeta de Zulet- busca escapes.

El jefe del Estado encara el 2020

con muchas incertidumbres y dudas inmediatas,

algunas, y no pocas, situaciones inéditas,

no solo en su reinado, sino en los más de cuarenta años de democracia.

Es, quizás, el comienzo de año más intenso de este período.

La principal incertidumbre es si habrá investidura o elecciones.

La certeza que pase lo que pase será inédito:

iremos por primera vez a terceras elecciones

o tendremos el primer Gobierno de coalición

cuyos miembros ciertamente serán nombrados por el rey

ante quien jurarán o prometerá sus cargos.

Las incertidumbres para el monarca -para todos-

se acumulan este inicio de año:

los términos del acuerdo de la coalición,

las alegaciones de la Abogacía del Estado

al Tribunal de Luxemburgo,

determinante en las negociaciones con Esquerra

y su contenido mismo o la evolución del conflicto catalán.

Incertidumbres que llevan a otras:

la cuantía de la subida de las pensiones,

la subida del salario mínimo

o la derogación de la reforma laboral.

E incertidumbres que se arrastran,

como las consecuencias del Brexit,

algo ya cierto e inédito en la historia de la unión Europea

pero todavía con la duda de si será el 31 de enero

o habrá nueva prórroga.

Otra certeza: el rey pronunciará su primer discurso del año,

el 6, la Pascua Militar

y otra incertidumbre presidirá o no

finalmente la apertura solemne de la Legislatura

en cuyo discurso lleva trabajando desde el mes de abril.

2019 arrancó intenso: en lo político, elecciones.

Y en lo judicial, el inicio del juicio del process.

Dos cuestiones que han marcado el horizonte de la Corona

desde su primer discurso, donde, ante los militares,

defendió la bandera como símbolo de unidad.

-Simboliza al conjunto de nuestra nación

y que es signo de su soberanía e independencia.

Y ante lo jueces, defensa de la independencia judicial

en la entrega de despachos que, por primera vez,

se desplazó de Madrid a Barcelona.

-Como la nuestra, plenamente democrática, como la española,

solo puede desarrollarse en paz y concordia.

Año complejo en el que alcanzó especial significado

que juristas de todo el mundo,

le otorgaran el llamado "Nobel de Justicia",

todo por su compromiso con el Estado de Derecho.

-Sin el respeto a las Leyes,

no existe ni convivencia, ni democracia.

Pero la inercia de los acontecimientos era tal

que, en su esperadísimo viaje de Estado a Marruecos,

estuvo pendiente de la convocatoria electoral de Pedro Sánchez.

Y en la cita del Mobile, del inicio de la vista oral del process,

allí, recordó, ante los empresarios de todo el mundo,

que España es uno de los 20 países reconocidos internacionalmente

como democracias plenas.

-Por tanto, muy bienvenidos a Barcelona, a Cataluña y a España.

Las elecciones se convocaron y el juicio arrancó

mientras el Parlamento catalán iba aprobando

comisiones de investigación sobre la Corona,

resoluciones contra la monarquía

y se hablaba de autodeterminación y república.

Y en Abril, por tercera vez en su reinado,

firmó la disolución de las cámaras.

No se alcanzan mayorías

y la gobernabilidad depende de partidos republicanos.

Comienzan rondas de consultas, investiduras fallidas

y repeticiones electorales.

En su histórico viaje a Cuba

conoce el acuerdo entre socialistas y Podemos

para un Gobierno de coalición.

Pendiente de todo, pero sin olvidar sus otras funciones de Estado.

-Es en democracia como mejor se representan y se definen

los derechos humanos, la libertad.

Y en nuestro país,

en su residencia oficial en Cataluña,

toma el pulso a empresarios y juristas catalanes.

Preocupados por la deriva independentista,

dejan un mensaje claro al rey.

Cataluña es más que mera agitación politica.

-Nos puede ayudar mucho

en la construcción de la reputación de la ciudad

y, por lo tanto,

todo lo que pueda hacer será bienvenido.

Tensiones que no impidieron visualizar

la continuidad de la Corona en la princesa Leonor.

Primero en Asturias.

-Es un título que me compromete con la entrega y el esfuerzo

de servir a España y a todos los españoles.

Y luego en Girona, a pesar del boicot independentista.

Año en el que la reina

realizó viaje de Cooperación a Mozambique

y recibió el Premio del Observatorio del CGPJ

contra la violencia de género.

-Todas las herramientas que nos permita, por un lado,

el Estado de derecho

y, por otro, y siempre, la educación.

Y donde vimos al rey recibir la orden de la Jarretera,

el máximo galardón que otorga la reina de Inglaterra.

Celebrar su cumpleaños con las tropas en Irak

y su quinto aniversario como rey con ciudadanos ejemplares.

-Vuestras acciones y obras demuestran que somos un gran país.

Y dos reyes para una despedida,

la del líder socialista que tanto contribuyó al relevo ordenado

en la Jefatura del Estado.

Iñaki Urdangarin

disfrutó de su primer permiso penitenciario de cuatro días,

que le permitió pasar la Nochebuena con su familia,

en casa de su madre en Vitoria.

El día de Navidad acudió con su mujer, la infanta Cristina,

sus hijos y su madre, a Misa.

Pudimos verle pasear por las calles de la capital alavesa.

El cuñado del rey ya ha vuelto a la cárcel de Brieva, en Ávila,

donde cumple una condena de cinco años y 10 meses de prisión

por malversación, prevaricación, fraude a la Administracion,

dos delitos fiscales y tráfico de influencias,

en el conocido caso Noos.

2018 fue el año del 40 aniversario de la Constitución,

2019 el del bicentenario del Museo Nacional de Prado.

Una conmemoración a la que la Corona

se ha sumado en repetidas ocasiones.

Un gran espectáculo de luz y sonido, con orquesta en directo

y proyecciones espectaculares,

ponía fin a este año de conmemoración

de los dos siglos del Prado.

Así vimos deslizarse y derretirse por las fachadas

las grandes obras del museo, con los pintores de corte

a la cabeza, como Velázquez o Goya.

Y es que fue precisamente el gusto por el coleccionismo

de los sucesivos monarcas,

el que permitió crear esta enorme pinacoteca.

La Casa de la Moneda se ha unido también a la celebración

con una una emisión especial,

una pieza para coleccionismo en plata, a color

y con valor facial de 30 euros, con la efigie de los reyes

en una de sus caras y una de las escenas de Las Meninas,

tal como aparecen en el cuadro de Velázquez, en la otra.

Lo curioso es que para su elección

se hizo una votación popular en redes,

en la que arrasó frente al otro candidato, el retrato

del Príncipe Baltasar Carlos, también de Velázquez.

Y es que la Infanta Margarita, hija de Felipe IV,

futura emperatriz de Austria,

y una de las protagonistas de Las Meninas,

ha sido sin duda la imagen que mas se ha repetido en este año

del bicentenario del Prado.

Llegamos al final.

Es el último programa de la temporada y del año.

Volveremos el sábado 11 de enero.

Donde siempre, en La 1 de TVE y en el Canal 24 horas,

y a la hora de siempre.

Les deseamos una alegre entrada y salida de año, mucha suerte

y un muy feliz, prospero y venturoso 2020.

No falten a la cita semanal con Audiencia Abierta.

Les esperamos.

Adiós.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Audiencia Abierta - 28/12/19

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Audiencia Abierta - 28/12/19

28 dic 2019

Mensaje esencialmente político del Jefe del Estado que puso la lupa sobre dos de los principales problemas del país: el deterioro institucional y Cataluña.
El Rey no olvidó la primera preocupación del país: la falta de empleo, especialmente entre los jóvenes, y otras inquietudes sociales como la discriminación laboral entre hombres y mujeres, los efectos de la crisis en la desigualdad y de la revolución tecnológica en la cohesión social. El Jefe del Estado encara el 2020 con muchas incertidumbres y dudas inmediatas, algunas certezas y no pocas situaciones inéditas no sólo en su reinado sino en los más de cuarenta años de democracia. Es quizás el comienzo de año más intenso de este período.

ver más sobre "Audiencia Abierta - 28/12/19" ver menos sobre "Audiencia Abierta - 28/12/19"
Programas completos (339)

Los últimos 356 programas de Audiencia abierta

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos