www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5827529
Para todos los públicos Atención Obras - Natalia Menéndez - ver ahora
Transcripción completa

Este sábado es el Día Mundial del Teatro y nosotros lo celebramos

con una mujer que es puro teatro.

Toda su vida ha girado y gira en torno a los escenarios.

Hoy, en "¡Atención Obras!"...

(Música)

Natalia Menéndez, bienvenida "¡Atención Obras!".

Natalia Menéndez, bienvenida a "¡Atención Obras!".

Bien hallada.

Es un placer para nosotros.

No hemos encontrado mejor manera de celebrar el Día Mundial del Teatro.

Eres actriz, directora, dramaturga, y llevas más de un año al frente

del Teatro Español de Madrid.

Dime qué está siendo lo más complejo y gratificante

de esta gestión.

Para mí es la gran aventura de mi vida.

Cada vez que me embarcó

Cada vez que me embarco en una aventura,

siento que es la más importante de mi vida.

Si no, no la puedo vivir. Lo más bonito es aventurarme.

Y con un gran equipo.

Estar con un gran equipo es lo que más me llena.

¿Lo más complejo? Seguramente el COVID.

La aparición del COVID en todo esto y el haber aprendido a reaccionar

cuando algo no se conoce.

¿Cómo has aprendido a compaginar la gestión cultural

con tu pasión y tu vocación por defender y transmitir

la palabra encima del escenario?

Ser directora artística es una maravilla,

pero no se vive de ello.

Tienes que compaginarlo con la gestión

o con ser profesora.

En este caso, me interesa la gestión.

Y no es la primera vez que gestiono.

Para mí una cosa alimenta a la otra.

Entender compañías, saber de qué me están hablando,

como gestora, porque yo también dirijo y puedo entender

los problemas que puedan tener.

Todo puede ser compaginable si lo sabes diferenciar.

También creatividad.

Hemos visto "El salto de Darwin",

de Sergio Blanco, que has adaptado y dirigido.

Una familia que huye de la guerra de las Malvinas.

¿Por qué quisiste levantar este texto?

Llevo mucho tiempo queriendo o tratando...

El tema de la paz.

"El salto de Darwin" me daba esa oportunidad.

También del comportamiento que tenemos con respecto

a los demás y el respeto hacia la diferencia.

Me interesa esa capacidad de poder ser civilizados.

No solo educados, sino civilizados.

Por lo tanto, para mí "El salto de Darwin",

que ha arrancado ahora la gira y está funcionando muy bien,

que iremos a Pamplona, Zaragoza, en breve,

me llena de ilusión porque es una tragicomedia.

La gente se va a conmover con esta familia

que va a enterrar a su hijo muerto en la guerra de las Malvinas.

El 22 de abril estrenáis en el Español

una pieza protagonizada por dos mujeres valientes y luchadoras.

Vamos a colarnos en los ensayos para conocer esta historia

que habla del precio que hay que pagar por ser libres.

Todos los días, las dos Marías salen a pasear

por las calles de Santiago.

-Nuestro paseo.

-Vestidas de colores llamativos,

en contraste con la oscuridad de la dictadura franquista,

flirtean con los jóvenes estudiantes.

Así fue durante los años 50 y 60.

-Fueron dos hermanas de una familia de izquierdas

y fueron perseguidos durante la guerra civil.

Cuando terminó la guerra civil,

ellas siguieron sufriendo el maltrato y las vejaciones

porque fueron un daño colateral.

Ellas directamente no habían pertenecido

a ningún partido político.

-Todos los hermanos se exhibieron y fueron perseguidos.

Y lo de ellas fue un "insilio", que me gusta mucho la palabra.

Quedarte en tu ciudad, que te señalen con el dedo,

que te rapen la cabeza y te vuelvas invisible para todos.

-Hemos estado en los ensayos para conocer esta historia

de dos mujeres que, a pesar de todo lo que han vivido,

seguían sobreviviendo con dignidad y libertad.

-A las dos del mediodía. Eso nos dijo papá.

-Yo lo veo como una comedia, como la vida misma.

-Unos las pueden llamar locas,

otros las pueden llamar estrafalarias,

pero todos hemos conocido mujeres así.

-Llevabas una chaqueta azul que te quedaba muy bien.

-Necesitamos que muráis más de amor.

Que de pronto sea como...

-Natalia es precisa, concreta y directa.

-Ella tiene muy claro lo que quiere.

Lo tiene clarísimo.

-Con la música, con la coreografía,

va componiendo el diseño en sí,

y va introduciendo elementos concretos y precisos.

Cuando ella lo hace o te orienta, a mí me divierte mucho.

Cuando me sorprende como lo hace, entonces quiero imitarla.

Me parece muy divertida.

-Siempre nos gusta el mismo, qué raro que no te guste.

-Calla.

Estamos ante una obra que decís que es un acto de justicia poética.

¿Por qué?

Porque es hablar de los daños colaterales

que suceden en las guerras.

Esa cantidad de mujeres que no tenían un compromiso político

exacto, sino que eran costureras,

dos mujeres que se lo pasaban bien con lo que hacían.

Sin embargo, fueron vejadas.

Cada día salían a las dos hasta que murieron.

Es una tragicomedia que nos hará reflexionar

sobre la idea de que ya está bien de llamar daños colaterales

a los civiles.

No son de segunda.

Una de las protagonistas quiere hacerte una pregunta.

Me gustaría que contases cuál es tu deseo más profundo

con esta función.

No sé, lo que a nosotros nos inspiras cuando ensayamos.

Que lo cuentes.

-Me gustaría que llegara a un máximo público posible,

pero, sobre todo, que provocara esas ganas de civilizarnos.

De dejar de guerrear.

Si podemos dejar de guerrear en lo cercano,

seguramente podremos dejar de guerrear en lo lejano.

También te quieren decir algo.

Natalia, el día que hicimos la lectura con la autora,

dijiste: "¿No tenéis ninguna pregunta que hacerle a Esther?".

"Si no se la hacéis vosotras, yo tampoco".

¿Qué pregunta era?

-Bueno, es una provocación a las actrices.

Pero me sorprendía que no preguntaran a la autora

cuál es la virtud de Maruja, o algo positivo de Coral.

Por otro lado, si no hubiera sucedido esta guerra,

hacia dónde cree que hubieran llegado estas mujeres

como costureras.

Se celebra con un texto maravilloso de Federico García Lorca.

Lo veremos en La 2 a las 10 de la noche volviendo a los Estudios 1.

Volvemos a esa zona de hacer teatro.

Volvemos a esa forma de hacer teatro.

Lo veremos en La 2 el sábado por la noche.

En "¡Atención Obras!" no queríamos perdernos la ocasión.

TVE estrena "Mariana Pineda".

-Buenas.

-Hola.

-Lo primero que hemos hecho es quitar aquí.

Nos han quitado esta fila y aquí ponemos la batería de cámaras.

A veces hemos subido las cámaras también arriba

para unas secuencias muy determinadas.

Hemos tenido dos mañanas en que han hecho un gran esfuerzo los actores

porque tienen función por la tarde.

Lo que hemos hecho ha sido grabarlo por bloques.

-Angustias está a este lado mío.

-Más cerquita.

-Como por ahí.

-"Mariana Pineda", bloque seis, inserto uno.

-Bloque siete, primera.

(Música)

-La escenógrafa y yo queríamos contar estas dos prisiones

en las que vive Mariana Pineda.

Por un lado, la prisión social.

Estaba profundamente oprimida.

Y como individuo.

Era un momento muy dictatorial.

Las puertas la van enclaustrado.

Y la presión emocional.

Estas cintas rojas son un mundo interior, su mundo emocional.

-Mira, los dibujos. ¿Ves?

Aquí tenemos todas las secuencias por bloques.

Te puedes poner aquí.

Para plano de ella, a ver cómo queda.

¿Le molesta a alguien ahí algo?

¿Qué te ha parecido?

Una joya.

Es un gran regalo que hace TVE.

Y el Teatro Español me encanta que esté participando

de este Día Mundial del Teatro.

Está muy bien darle su lugar de importancia.

Debutas en teatro como actriz en 1987.

La obra era de Torrente Ballester.

Desde entonces no has parado como actriz, como directora...

Como directora tienes 30 obras de teatro dirigidas en España

y Latinoamérica.

Has dirigido el festival de teatro clásico de Almagro durante siete

años.

Alguna vez has dicho que no quieres pasar por la vida por pasarla.

¿Tienes algo por hacer?

Me apetece mucho conjugar el teatro y los viajes.

Seguir viajando y seguir haciendo teatro por ahí.

Hablo de Europa, de América.

Me apetece hacer una comedia musical.

Tengo muchas cosas.

Ópera me apetece.

Cada aventura realmente es la que quiero vivir.

Me apetece dirigir algún proyecto de circo también.

Creo que irán surgiendo cosas.

Eres hija de Juanjo Menéndez,

uno de nuestros grandes autores y director de teatro.

Ya sabes que esto es la caja de Pandora.

Nadie se escapa de los recuerdos.

No sé si te acuerdas de esto.

Te ha costado decidirte a dar el paso.

-Quería ser ayudante de dirección.

He estado trabajando fuera de España.

-Yo pensaba que debutar en un teatro,

y más aquí, en Madrid, que la gente es muy exigente,

había que hacerlo con un nivel.

He intentado prepararme lo mejor posible

y han pasado cinco años.

Sobre todo, siento hija de quien era.

Qué maravilla.

Qué sentido de la responsabilidad.

Desde entonces, qué pesada.

Nos lo da un poco la responsabilidad de nuestro legado.

¿Cuál ha sido el legado de tu padre?

Él me empujó la dirección.

Me dijo: "Buenas actrices hay muchas, pero buenas directoras

no hay tantas. Tú dirige".

A mí me sentaba fatal.

Yo quería interpretar.

Pero con el tiempo le he entendido muy bien.

¿Qué consejos te dieron tu padre y tu tío?

Por suerte, eran muy diferentes.

Me decía que la lucha se hacía por dentro.

Y que no lo pensara tanto, que lo hiciera.

Eso me lo decían los dos. Me empujaron a la acción.

Luego, a tener mi voz y a no preocuparme tanto

por la opinión de los demás,

puesto que siempre iba a provocar gustos y disgustos.

Que realmente hicieron camino.

Que realmente hiciera un camino.

Y, sobre todo, pasármelo bien.

He sido una persona muy exigente y muy hedonista.

Me decían: "Vete más por el hedonismo que por la exigencia".

No creo que lo haya aprendido del todo. Estoy en ello.

Muchas gracias por haber venido a "¡Atención Obras!

Muchas gracias por haber venido a "¡Atención Obras!".

Suerte con el estreno.

Enhorabuena por tu gestión al frente del Teatro Español.

Gracias.

(Música)

(Música)

Dale.

Hasta que salga el sol, aquí no se sale.

Dale.

Hasta que salga el sol, de aquí no se sale.

(Música)

(Música)

(Música)

No nos vamos de los escenarios.

Os quiero invitar a ver una ópera contemporánea que tiene mucho

de tragedia griega.

Es una producción de la Abadía de Madrid con el Teatro Real.

Es muy potente visualmente.

Señoras y señores, les vamos a presentar a la mujer

en su estado natural, tal y como Dios la creó.

-El interior de un club de striptease se convierte

en el centro de esta tragedia en clave feminista.

-La obra pretende ser un reflejo de una sociedad que está enferma

mientras siga permitiendo el asesinato de las mujeres.

Quería tratarla de una forma diferente,

que no se acercase tanto a la realidad de las noticias.

Escuchamos que hay otra víctima y parece que la gente se acostumbra.

(CANTAN LÍRICO)

-Es difícil definir este espectáculo porque se sale

de lo convencional, pero podría decirse que es una ópera

contemporánea que tiene mucho de tragedia griega.

-Reflejar una parte de nuestra sociedad. Era así en Grecia.

Ese distanciamiento nos permite verlo, reflexionar

y hablar con el de al lado.

-Me acordé de un personaje muy conocido en la literatura

y en el mundo de la ópera,

que es el personaje de Marie.

Me pareció insultante que siempre se hubiera tratado

como un eslabón más de la caída del personaje principal.

Quería contar su historia como verdadera víctima.

-Es el vía crucis particular de una mujer.

Una obra inclasificable pero impregnada de belleza.

Para sus creadores,

la belleza es el mejor canal para mostrar algo que nos incomoda.

-Es algo que experimenté en Roma cuando veía los cuadros

de Caravaggio.

A través de la belleza, yo conecto con el cuadro,

y Caravaggio me está transmitiendo un mensaje que sería demasiado

incómodo si no fuera por esa belleza.

Queremos plantear un espectáculo que fuese bello plásticamente.

Estamos convencidos de que la belleza es el mejor canal

para que el público mire al escenario, no aparte la mirada

y se enfrente a un tema tan incómodo de mirar

como la violencia de género.

(CANTAN LÍRICO)

Si os digo PPP, parece que no digo nada.

Pero si os digo pop psicodélico progresivo,

parece que hablamos de música.

Os presento a Los Estanques, que hacen pop psicodélico progresivo.

(Música)

Él es Juan el largo.

Siempre hemos escuchado mucha música setentera.

Nosotros tenemos la coña de que hacemos PPP.

(Música)

-Ha sido una gran influencia

para cómo acoplar las letras del castellano.

Casi siempre hemos escuchado música en otros idiomas.

En este caso, han sido ellos los que nos han ayudado.

-El progresivo es algo que no se encuentra mucho en los discos.

Pero atrae mucho en directo.

Si alguien va a ver un concierto como el de Los Estanques,

hay parte de ese progresivo que atrae mucho.

(Música)

-Está claro que lo que consume la gente es lo que va variando.

La gente va evolucionando en el tema del consumo.

(Música)

-Nos robaron el disco entero

un mañana cargando los instrumentos en el local.

-Nos robaron la copia de seguridad del disco duro.

-Pero nos hicieron más fuertes.

(Música)

-Yo soy el que más tiempo pasa en el local

porque lo he acondicionado para poder estar.

Soy un poco el que lleva la batuta en esto.

Pero es verdad que estamos abiertos a todo.

Hay una labor de banda

y los temas se graban de una y tal,

pero los temas hay que cantarlos en directo.

-Tiene más preocupación de que las cosas salgan bien.

(Música)

Nos vemos después de Semana Santa.

El sábado es el Día Mundial del Teatro

y aquí lo celebramos con "Mariana Pineda" en La 2.

Os dejamos con el sonido de Los Estanques. Ahí lo dejo.

(Música)

Atención Obras - Natalia Menéndez

25 mar 2021

Este sábado es el Día Mundial de Teatro y para celebrarlo hemos invitado al plató a Natalia Menéndez. Actriz, directora, dramaturga y gestora cultural, ha trabajado con los grandes de la escena española y ha dirigido más de 30 montajes en España y en Latinoamérica. Directora de la Compañía Nacional de Teatro Clásico en 2007, estuvo al frente del Festival de Teatro Clásico de Almagro siete años y ahora lleva las riendas del Teatro Español, ubicado en Madrid, puesto que ocupó en octubre de 2019.
Con ella Cayetana Guillén Cuervo repasa sus últimas funciones. Entre ellas, El Salto de Darwin, un texto del franco-uruguayo Sergio Blanco, y habla de su próximo proyecto: Las dos en punto. Una pieza que se estrena en el Teatro Español el 22 de abril.
Además, hablamos de Mariana Pineda, uno de los grandes textos de Federico García Lorca que podremos disfrutar el sábado en La 2 a las 22h como celebración del Día del Teatro.
Sin bajarnos del escenario nos acercamos al trabajo de Lola Blasco y Rafael Villalobos, creadores de la ópera Marie. Una obra reivindicativa y transgresora, producción del Teatro de la Abadía con el Teatro Real.
Y acabamos con la música de Los Estanques, originarios de Santander y afincados en Madrid.

ver más sobre "Atención Obras - Natalia Menéndez" ver menos sobre "Atención Obras - Natalia Menéndez"
Programas completos (319)
Clips

Los últimos 2.262 programas de Atención obras

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios