Presentado por Nacho Clemente y dirigido por Manuel Pimentel, 'Arqueomanía' aproxima a la audiencia un amplio espectro de temas: desde el nacimiento del neolítico en Anatolia a la caída del Califato de Córdoba, pasando por las Guerras Púnicas, el mundo celtibérico o los últimos días de Pompeya y Herculano. La temporada se ha rodado durante diez meses en España y otros países.

El programa cuenta con expertos como Enrique Baquedano, Juan Luis Arsuaga, Juan Francisco Gibaja, Mario Mineo o Carolina Aznar.

5571059 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos Arqueomanía - Herculano - ver ahora
Transcripción completa

El Vesubio destruyó completamente el Herculano,

Lava, desolación, muerte.

El Vesubio destruyó completamente el Herculano,

pero aparte de traerle la desolación,

también consagró la inmortalidad.

Gracias a ello,

hoy podemos conocer cómo vivieron y murieron sus habitantes.

Herculano se excavó mediante túneles

como en el que me encuentro en este momento.

El túnel llega al nivel de los mosaicos del suelo

y avanza sobre ello.

Me figuró la emoción que sentirían esos arqueólogos

cuando al avanzar descubrieran una escultura,

una mesa puesta o a lo mejor o desgraciadamente un muerto.

Alguien que quedó sorprendido para siempre

por este manto de lava que todo lo cubre.

"¿Podrán creer las generaciones venideras,

cuando de nuevo crezcan las mieses y verdeen estos desiertos,

que yacen debajo ciudades y gentes,

y que las campiñas de sus antepasados

han sucumbido a un mar de fuego?"

Papinio Estacio.

En el año 79 d.C. el Vesubio rugió con furia colosal y telúrica.

La erupción del volcán, todo lava y fuego.

Sepultó ciudades y campiñas, que quedaron cubiertas

por un grueso manto de lava y ceniza.

Además de Pompeya, otras ciudades del Golfo de Nápoles,

como la hermosa Herculano.

También desaparecieron bajo el nuevo paisaje.

Mucho tiempo después, la arqueología las sacaría a la luz de nuevo.

La gran tragedia de aquel fatídico año 79

quedó registrada para la historia

gracias a una carta de Plinio el Joven a Tácito,

que narra los esfuerzos de rescate de su tío Plinio el Viejo,

Almirante de la flota romana de Miseno.

El cofre de lava y ceniza custodió intactos,

durante mucho tiempo, los secretos de Herculano y Pompeya.

Tan parecidas y tan diferentes.

Sin embargo, la erupción del Vesubio

no causó tantas víctimas mortales como cabría suponer en un principio.

La arqueología demuestra que muchas casas

y monumentos se encontraban deshabitadas,

en fase de restauración, debido a una catástrofe anterior

que afectó gravemente a la región.

Cuando uno conoce la trágica historia de Herculano,

piensa que se trata de la ciudad más hermosa

pero, en el sitio equivocado o que una maldición pesa sobre ella.

Porque antes de la explosión del Vesubio.

Un grave terremoto destruyó parte de la ciudad.

Esta es una zona volcánica,

una zona donde ocurren muchos fenómenos.

De hecho, en el 62 d.C. hubo un terremoto muy grave,

que había provocado muchos daños,

que se estaban aún reparando en el 79 d.C.

Pero aún antes, se había iniciado un fenómeno de subsidencia,

una especie de bradisismo, que subía y bajaba

el nivel del mar y de la tierra.

Este es un fenómeno que vemos de forma dramática

en los Campos Flegreos, donde aún hoy sigue ocurriendo.

Tácito o Séneca, escribieron sobre el terremoto del año 62

dando profusión de detalles.

Herculano quedó muy afectada.

Se sabe que se perdieron esculturas y que se derrumbaron

bastantes edificios.

En Pompeya, en su foro, se documenta este hecho con claridad,

así como en otros grandes edificios tales como el anfiteatro

o la gran palestra.

Eso nos deja ante un escenario durante la erupción

que muestra dos ciudades en reconstrucción,

en rehabilitación.

Eso supuso que muchas de sus casas no estuvieran habitadas,

reduciendo así el número de víctimas de la erupción.

Herculano era una ciudad pequeña dentro del Imperio.

Con unas siete hectáreas de superficie,

distaba mucho de las 77 que Pompeya alcanzó durante su apogeo.

Pero Herculano, gracias a su ubicación

en el centro del Golfo de Nápoles.

Era frecuentada por personajes muy importantes,

incluso relacionados con Julio César.

Su población se calcula en unos cuatro mil habitantes,

de los cuales mil doscientos eran ciudadanos de pleno derecho.

El resto, en su mayoría, serían esclavos con casi total seguridad.

Una pregunta flota en el aire.

Si la ciudad había sufrido terremotos catastróficos,

el último hacía solo tres lustros,

¿cómo es posible que los habitantes de Herculano

no tomaran precauciones ante una inminente

erupción del Vesubio?

Me figuro entonces, una ciudad rica, con palacios,

con gente poderosa, muy culta y le sobrevino la gran tragedia.

¿Por qué no les dio tiempo a huir? ¿Por qué no se fueron antes?

En realidad, un poco de tiempo lo estuvieron,

el problema es que no entendieron lo que estaba sucediendo.

Durante siglos, se había perdido la memoria

de que el Vesubio fuese un volcán, para ellos era una montaña.

Empieza la tragedia sobre la una de la tarde,

hoy creemos que era el 24 de octubre del 79 después de Cristo.

Desde la una de la tarde, hasta la noche del día siguiente

el volcán explota y manda el gas

y una serie de materiales hasta la estratosfera.

Empiezan a llover rocas y las personas empiezan a comprender

que en ese momento hay algo que no funciona bien.

En Herculano, las rocas que caen son muy pocas,

por lo que una parte de la población consigue huir, probablemente.

Otra parte de la población se encuentra en la antigua playa,

pero en la playa estaban esperando una misión de rescate,

que el General de la Flota Plinio El Viejo, había enviado.

A la una de la mañana llega el flujo piroclástico

y trescientas personas, que estaban esperando

refugiadas en la playa se quedan atrapadas para siempre

en ese fango en ebullición.

Fue una gran tragedia que sucedió muy rápidamente,

ahorrando así sufrimiento a sus habitantes.

En Herculano no se aprecia un dolor como el visto en Pompeya.

En Pompeya vemos los calcos, no de las personas muertas.

Vemos que tienen las manos sobre la boca para poder respirar.

Sin embargo, aquí, en Herculano, las personas estaban tranquilas.

Estaban durmiendo, era la una de la mañana.

Hemos encontrado las lucernas que servían

para tener un poco de luz,

estaban los niños durmiendo acostados,

estaban abrazados, tenían los biberones para beber agua.

Estaban bastante tranquilos y esta tragedia

les cogió probablemente en un momento de reposo.

Las excavaciones de Herculano comenzaron el 23 de octubre de 1738.

El sitio de Herculano afloró por casualidad,

cuando se excavaba un pozo.

Entonces, se halló el pie de mármol de una estatua.

El descubrimiento llega a oídos del rey Carlos III

que toma cartas en el asunto.

Se produjo un verdadero estupor entre los ilustrados

del reino de Nápoles.

¿Qué aporta Herculano sobre todo a la arqueología internacional?

Al conocimiento del mundo romano.

Justo esa idea de la vida parada, el reloj del tiempo

que se para fue lo que impresionó a todos,

desde las excavaciones de Carlos III

en la época de los Borbones.

Fue esto lo que impresionaba a todos los intelectuales.

Las excavaciones de Herculano

son una fuente conocimiento excepcional.

Sobre todo, porque es la única ciudad

de todo el mundo romano que aún conserva todo el paseo marítimo,

es la única ciudad del mundo romano

que conserva la arquitectura hasta el tercer piso,

la única ciudad del mundo romano

que conserva la madera usada como elemento de construcción,

pero también los muebles, las telas, o la comida.

Casi todas las casas tenían dos pisos,

acabo de visitar el piso superior y la verdad es asombroso.

No solamente por la belleza de las casas y la armonía

si no que hayan conservado la estructura completa.

Muchas personas tienden a pensar que lo que sucedió en Herculano

es lo mismo que acaeció en Pompeya, pero existen diferencias claras.

Eso se debe a que Herculano está más cerca del Vesubio

y recibió materiales piroclásticos diferentes,

en otra fase de la erupción.

¿Qué diferencia hay entre Pompeya y Herculano?

Desde el punto de vista de su destrucción

hay dos modalidades completamente diferentes.

Pompeya fue sepultada por seis metros de rocas.

Mientras Herculano fue sepultada por los flujos piroclásticos.

Tenemos que imaginar unas grandes masas de gas,

tierra y material volcánico que se fueron acumulando

a lo largo de muchas horas sobre la ciudad,

enterrándola con una capa de hasta 26 metros de espesor.

Esta masa de flujos piroclásticos era muy densa.

Tan densa que no tenía oxígeno dentro, por este motivo,

aunque estuviesen calientes, a 300 o 400 grados, según el caso.

Los materiales orgánicos no están calcinados porque no había oxígeno.

Por lo tanto, todo el material orgánico se ha conservado.

Esta es una de las principales diferencias con Pompeya.

El Herculano se descubrió gracias a los extensos túneles

excavados en la lava y todo comenzó en el teatro.

Visitar hoy su penumbra,

descendiendo por galerías casi espeleológicas.

Causa una gran emoción.

Una experiencia única de oscuridad y arqueología.

El griterío de ayer congelado en el denso silencio de hoy.

Tras descender durante varios minutos,

se alcanza el escenario.

Parece el infierno de los cómicos.

En la superestructura de lava, se han excavado

algunos tramos de graderío.

Una de las imágenes más impactantes

es la de una cara grabada en la lava.

¿Una persona atrapada, quizás?

Aunque se especuló con esta tétrica posibilidad,

finalmente se confirmó, menos mal,

que se trataba de una escultura.

En la misma zona de la escena, se pueden ver algunas epigrafías.

La potencia de la capa de lava que sepultó al teatro

o la que se alza frente a las casas de la Villa de Nonio Balbo

o la de los Papiros, da una idea cierta

del volumen de materiales volcánicos que cubrieron Herculano

durante la violenta erupción del 79.

Pero esa capa de piroclastos y olvido

permitió la excepcional conservación de la ciudad

y que hoy en día podamos acercarnos al estilo de vida de sus habitantes,

empezando por los deportistas.

En el mundo clásico, como ahora existía

un verdadero culto al cuerpo,

por eso en toda ciudad que se preciara

tenía un gimnasio o palestra.

Para que sus habitantes pudieran ejercitarse

y hacer ejercicio me encuentro en la palestra de Herculano,

que es una palestra vinculada a una terma.

Primero se hacía ejercicios, se entraba en calor

y después se pasaba a los baños.

Este es el prodigio que nos permite conocer

cómo eras las saunas hace 2.000 años.

Que por cierto han cambiado muy poco a cómo son en la actualidad.

Los usuarios llegaban a esta zona, se desnudaban,

ahí se sentaban en los poyetes y dejaban la ropa

en los estantes superiores y entraban en la sauna.

En este ala estarían el frigidario, la zona de agua fría

y a partir de esta puerta la zona cálida.

Accedo a la zona templada el tepidarium.

Donde se encuentra, por cierto un magnífico mosaico de Afrodita.

La mujer de Neptuno con esos cuatro delfines

que hacen alusión a la humedad, al agua.

Allí estaría la zona cálida de calor, que es el caldario.

En Roma, el deporte al estilo griego.

La gimnasia clásica, tenía un predicamento menor

que la gladiatoria.

Esta zona de Campania, al tener gran influencia helena,

quizás tuvo un apego mayor al deporte clásico,

lo que no evitó que con el tiempo.

Los juegos gladiatorios ganaran peso y fama.

Pompeya fue célebre por ello,

llegando incluso a tener peleas de seguidores,

como los modernos hooligans.

Herculano permaneció por lo que se observa en el registro.

Más cerca del modelo griego y de sus gimnastas.

Una lápida en la que se recoge el patronímico Próculo,

relacionado con algunos personajes hispanos

y de otras partes del imperio,

nos advierte de que estamos en el colegio augustal.

La sociedad de Roma era esclavista y algunos de estos esclavos

lograron alcanzar la libertad.

Una vía de promoción para estos libertos

era convertirse en sacerdotes de Augusto.

Primer emperador romano divinizado.

En este colegio augustal en la política y la religión

se daría la mano en pleno corazón de la ciudad.

Ciudad de libertos y de patricios.

Herculano, muestra todavía un conjunto

de casas muy bien conservadas.

Las casas están perfectamente ordenadas

en calles ortogonales.

El tratamiento que se daba a las aguas,

tanto a las pluviales como a las residuales,

puede verse en las ciudades del Vesubio.

El impluvium era un sistema de recogida de aguas

situado en el centro del patio principal de las casas.

Servía para recoger las aguas de lluvia

y depositarlas en un aljibe.

Las aguas residuales eran otra cuestión.

El urbanismo y la ingeniería romana es sencillamente espectacular.

Sus calles perfectamente alineadas, sus manzanas cuadradas

pero más allá de su urbanismo destaca mucho la ingeniería.

Por ejemplo, el sistema de aguas residuales.

Hay un sistema complejo de alcantarillas

que recoge todas las aguas fluviales y sucias de la ciudad.

Me encuentro sobre la cloaca máxima, esta alcantarilla

que transcurre en medio de la calzada,

como anécdota señalaría este registro que recoge

el agua sucia de esta casa, el baño,

de la cocina, para que caiga y se deposite

sobre la cloaca que la dirigirá hacia el mar.

Llueve, casi diluvia, y tenemos la oportunidad

de ver como se conducía el agua en una ciudad romana clásica.

Los ingenieros romanos, pensaban en todo.

Y los arquitectos y paisajistas, fieles seguidores de Vitrubio,

construyeron bellas mansiones cuyo horizonte era el mar.

Nos encontramos en una ciudad suntuosa

con grandes villas y palacios.

Lo mejor de todos ellos los más ricos

daban con su fachada hacia el mar.

Tenían que disfrutar una maravillosa vistas

a través de sus terrazas.

Como hoy ocurre en la cercana Capri.

Pero, lo curioso es que cuando miramos por estas terrazas

donde ellos vieron mar, nosotros no vemos otra cosa

que un grueso muro de lava.

La que arrojó la erupción del Vesubio.

Para hacernos una idea del tipo de casa con vistas

que había en Herculano antes de la erupción del Vesubio,

podemos visitar el norte del golfo de Nápoles.

La antigua Bayas de Pozzuoli,

muestra estas grandes terrazas con vistas al mar.

Situada en plenos Campos Flegreos, fue residencia de Adriano.

De hecho, aquí puede verse una gran cúpula

que fue modelo para la del Panteón.

Desde Bayas se observa el Castillo de los Aragoneses

que custodiaba la bahía durante el dominio español

y el Vesubio en la lejanía de la costa Estabiana.

Bayas está construida en plenos Campos Flegreos,

una gran caldera sobre un supervolcán.

Hay teorías que sostienen que una erupción

de hace 39 mil años provocó la extinción de los neandertales.

El lago Averno inunda uno de los cráteres junto al mar.

Pero no es el único lugar con reminiscencias clásicas.

La Solfatara o el Anfiteatro van jalonando de Roma

un paisaje de la Magna Grecia.

En Cumas, podemos ver el célebre templo de la Sibila,

citado por Virgilio en su Eneida.

Cumas es griega desde el siglo VIII antes de Cristo.

Es un lugar con templos dedicados a Apolo,

que inspiraba a la Sibila; o a Zeus,

en la parte más elevada de la montaña.

El mundo griego influyó culturalmente a Roma.

Los motivos mitológicos de las pinturas de Herculano

tienen esa inspiración.

Las paredes de los ricos salones patricios

se colmaban de estas pinturas.

Claro, que también y, sobre todo en Pompeya,

ciudad relacionada con el amor y el sexo,

se plasmaron escenas de contenido erótico en los lupanares

y en algunas colecciones privadas.

Sexo y muerte, Eros y Tánatos.

¿Qué tienen que decirnos los cadáveres

recuperados de Herculano?

¿Qué aportan para esclarecer los detalles

de cómo la erupción del 79 afectó a la ciudad?

A través del estudio de las muestras de esqueletos,

hemos visto el sexo y la edad, pero también el tipo de dieta

que seguían los antiguos herculanenses.

Hemos visto las enfermedades, los trabajos pesados

que algunos de ellos, del nivel social más bajo, realizaban.

A través, por ejemplo, del estudio de las cañerías,

hemos visto cuales eran los desechos de los alimentos,

y, por tanto, hemos podido entender todavía mejor cual

era la dieta general de los herculanenses.

Se han hallado restos de ropa de abrigo

en algunos de estos cadáveres.

También se han localizado alimentos más propios del otoño

que, del verano, lo que está llevando

a un consenso sobre la fecha de la explosión,

que se traslada al 24 de octubre del año 79

después de Cristo.

Hasta ahora se daba por hecho que la fecha era el 24 de agosto,

pero estos y otros detalles han cambiado el panorama.

La presencia de españoles en la historia

del descubrimiento de Pompeya y Herculano

fue una realidad desde los principios de la investigación.

Aunque en las ruinas de Herculano

aún quedan muchas estatuas y frescos.

La mayoría de ellas están en el museo patológico de Nápoles.

Que bien merece la pena conocer.

Transitar por el museo de Nápoles es hacerlo

por el mismo origen de la museología europea.

Solamente la colección Farnesio merece una visita detallada.

¿Cuál es la historia del museo y cuál sería su relación

con Pompeya y Herculano?

El museo nace en torno al 1780 como institución,

pero en realidad, nace gracias a la figura de Carlos de España,

el gran rey de las Dos Sicilias, que desde el 1734 estuvo en Nápoles.

Carlos trajo consigo la grandiosa colección de los Farnesio

que se encontraba en Parma y en Roma,

que él había heredado de su propia madre,

y a continuación, inició desde el 1738

las excavaciones de Herculano,

y diez años después las excavaciones de Pompeya.

Todo este material extraordinario, frescos, estatuas y mosaicos,

fue inicialmente depositado en el Palacio de Portici

y después, con su hijo Fernando, fue trasladado

al Palacio de los Estudios de Nápoles

donde ahora nos encontramos a partir del 1780.

-Probablemente lo que más llame la atención

de los visitantes sea la colección pictórica.

Hemos hablado de ella con una de sus conservadoras.

¿Qué técnicas utilizaban para hacerla?

Usaban la técnica del fresco, o sea,

la pared se preparaba mediante la creación

de una serie de estratos de yeso,

y sobre el último estrato,

cuando aún estaba húmedo se trazaba el dibujo preparativo

y luego, sucesivamente se extendían los colores.

El gusto por decorar,

por deleitarse con secuencias narradas visualmente

en las paredes de las casas pompeyanas y herculaneas,

sumado al hecho de la conservación bajo las cenizas y la lava,

nos deja ante una de las colecciones de pintura romana

más importantes del mundo.

En España se custodia una parte de la historia de Herculano.

Viajemos a Madrid para comprobarlo.

La Real Academia de Bellas Artes de San Fernando,

en su museo de la madrileña Calle de Alcalá,

conserva parte de la historia del descubrimiento

y excavación de Herculano.

En la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando,

se pueden observar las réplicas de yeso

de algunas esculturas de la Villa de los Papiros.

Estos yesos están porque cuando viene Carlos III en 1759

a Madrid tienen la nostalgia de lo que había ido apareciendo

durante el tiempo que fue rey de Nápoles

en las excavaciones de Herculano y, concretamente

lo que más hay son los vaciados de la Villa de los Papiros.

Escribe una carta a Bernardo Tanucci,

el secretario de estado.

Diciéndole que le envíen yesos

de esas cosas que como sabes

son tan de mi genio y gusto. Dice una de las cartas.

No quiso traer nada original.

Carlos III deja el reino a su hijo íntegro,

a su hijo Fernando IV.

Le deja el reino y tenía el concepto de sacar algo

era empobrecer el reino que le transmitía su hijo.

-Desde el primer momento el rey quiso blindar

los descubrimientos con la idea de publicarlos.

Entonces cómo no se estaban publicando

las novedades sobre los descubrimientos.

Se estaban divulgando muchas ideas algo contradictorias.

Se dejaba visitar los restos con mucha cautela,

los viajeros se quejaban de que no les dejaban

detenerse mucho tiempo delante de los objetos

para que no pudiesen memorizarlos.

Para que después pudiesen dibujarlos porque la idea

era publicarlos por parte de la corona.

Con la academia que habían creado para estudiarlos

y publicarlos conveniente.

Esta casa de los papiros es realmente sorprendente.

Pero no solo por su arquitectura, sus ricos mosaicos

sino también por dos elementos que la hacen muy singular.

Primero, fue de Lucio Calpurnio Pisón.

El suegro de julio César

lo que le da un auténtico morbo histórico.

También se descubrió al excavarla a través del túnel.

Una riquísima y sorprendente biblioteca de papiros,

con más de 1.800 papiros, muchos de ellos

versaban sobre filosofía epicúrea y un detalle,

uno de ellos era de un texto totalmente desconocido

de Séneca el viejo.

¿Qué podríamos reseñar esa biblioteca que tanto asombro

ha causado desde su descubrimiento?

La única biblioteca del Mundo Antiguo

que hemos recuperado.

Probablemente no está íntegra, pero tenemos 1.800 volúmenes.

De estos 1.800 volúmenes de papiro,

solamente una parte ha sido examinada.

El museo de Nápoles es el depositario

de todos los manuscritos de la Villa de los Papiros.

Gracias al empleo de modernas técnicas láser

puede ser posible leer los rollos manuscritos

calcinados tras la erupción.

El papel quedó en muy mal estado, prácticamente rígido.

Pero poco a poco, el tesoro de conocimiento,

comparable a bibliotecas como las de Pérgamo, Éfeso

o Alejandría, irá aflorando.

La marina romana trató de ayudar a la desgraciada población

de Herculano a través de una operación de rescate

dirigida por Plinio.

Pero se encontró con dificultades insalvables.

La línea de costa se adentraría 400 metros hacia el mar

y los buques sufrieron el bombardeo

de materiales piroclásticos y la flama de las nubes ardientes.

Vulcano había arrasado a sus hijos del Golfo de Nápoles.

¿Qué impacto tuvo en el Imperio?

¿Cómo reaccionó el emperador Tito?

Tomó medidas especiales, y nosotros sabemos, por ejemplo,

que en Pompeya se recuperaron estatuas,

escritos oficiales, porque eran muy importantes.

Se hicieron leyes especiales.

Herculano no se podía salvar

porque había desaparecido completamente

de la faz de la tierra.

Los romanos del siglo primero vieron como desaparecieron,

en un momento, ciudades grandes y pequeñas,

miles de personas y su patrimonio.

La conmoción generada fue honda y duradera.

Herculano, la hermosa agonizaba con la lava.

Sus últimos supervivientes corrieron hasta la orilla del mar

donde me encuentro en este momento.

Para intentar salvar sus vidas.

No lo consiguieron,

murieron bajo el efecto de los gases y el calor.

Después quedarían sepultados bajo la lava.

Queremos terminar nuestro programa con un rendido homenaje

a aquellos que en vida lograron construir.

Una de las ciudades más hermosas de todo el imperio romano.

Arqueomanía - Herculano

29:29 06 may 2020

Arqueomanía viaja hasta la Campania italiana para aclarar que sucedió durante la explosión del Vesubio del 79 d.C. en las ciudades de Herculano y Pompeya.

Arqueomanía viaja hasta la Campania italiana para aclarar que sucedió durante la explosión del Vesubio del 79 d.C. en las ciudades de Herculano y Pompeya.

ver más sobre "Arqueomanía - Herculano" ver menos sobre "Arqueomanía - Herculano"

Los últimos 71 documentales de Arqueomanía

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 28:59 08 jul 2020 Arqueomanía hace un recorrido por diferentes países tras los pasos de arqueólogos españoles que trabajan fuera de nuestras fronteras.

  • La segunda Guerra Púnica

    La segunda Guerra Púnica

    27:28 01 jul 2020

    27:28 01 jul 2020 El siglo III antes de Cristo fue un campo de batalla entre potencias helenísticas. Roma y Cartago se enzarzaron en las llamadas Guerras Púnicas, una verdadera deflagración mundial.

  • La Marmotta

    La Marmotta

    26:56 24 jun 2020

    26:56 24 jun 2020 El origen de la navegación está en la misma base de la aventura humana. En este episodio nos sumergimos en un yacimiento italiano, La Marmotta, para descubrirlo. El maravilloso estado de conservación de sus materiales fabricados con madera despertó la atención de la comunidad científica.

  • Escuela de gladiadores

    Escuela de gladiadores

    27:30 17 jun 2020

    27:30 17 jun 2020 ¿Existió una escuela de Gladiadores en Córdoba? ¿Qué huella ha dejado el mundo de los gladiadores en la arqueología? ¿Es correcta la imagen de este espectáculo que ha llegado hasta nuestros días?

  • Réquiem por Numancia

    Réquiem por Numancia

    28:17 10 jun 2020

    28:17 10 jun 2020 Numancia fue la ciudad más citada en los textos de la Antigüedad. Su épica resistencia ante Roma forjó una imagen de irreductibilidad que alcanza nuestros días. El cerco de Escipión sobre la ciudad arévaca de Numancia se verá con todo lujo de detalles a lo largo del capítulo que nos muestra lugares de enorme belleza y relevancia históricas, como Termancia o Peñalba de Villastar.

  • 29:21 03 jun 2020 Una de las épocas de mayor poder y brillo de los reinos peninsulares fue la del Califato Omeya. Con capital en Córdoba, controló la práctica totalidad de la península, teniendo legitimidad en amplias zonas del Magreb y el África Subsahariana.

  • Visigodos

    Visigodos

    27:04 27 may 2020

    27:04 27 may 2020 La llegada de los visigodos y la posible constitución de un reino peninsular es uno de los episodios de la tardoantigüedad que vamos a desmenuzar en un capítulo que también mostrará los restos materiales de Bizancio en el viejo solar de Hispania.

  • Arqueología bíblica

    Arqueología bíblica

    26:00 20 may 2020

    26:00 20 may 2020 Una de las arqueologías que más interés despiertan, que son más populares, es la denominada arqueología bíblica. Manuel Pimentel muestra sus rasgos principales en un capítulo rodado en varios países de Oriente Medio y África.

  • La huella imborrable

    La huella imborrable

    29:00 13 may 2020

    29:00 13 may 2020 La arqueología, que empezó como una disciplina hermana de la historia del arte y del estudio de antigüedades, es cada vez una ciencia que emplea muchas herramientas de la ciencia de vanguardia. La genética es una de ellas, pero no la única. Yacimientos como La Beleña de Cabra, Pinilla del Valle o Valencina de la Concepción ocuparán un espacio destacado en el capítulo que contará con la participación de Juan Luis Arsuaga, Enrique Baquedano, Dimas Martín Socas o Germán Delibes, entre otros destacados profesionales.

  • Herculano

    Herculano

    29:29 06 may 2020

    29:29 06 may 2020 Arqueomanía viaja hasta la Campania italiana para aclarar que sucedió durante la explosión del Vesubio del 79 d.C. en las ciudades de Herculano y Pompeya.

  • La forja de los imperios

    La forja de los imperios

    28:22 29 abr 2020

    28:22 29 abr 2020 Manuel Pimentel viaja al corazón de Anatolia tras la pista de la misteriosa civilización hitita. Hatussa, Yazilikaya o Alaça Hoyuk son escenarios inigualables para comprender cómo se forjaron los primeros grandes imperios de la Antigüedad.

  • Primeras civilizaciones

    Primeras civilizaciones

    29:09 22 abr 2020

    29:09 22 abr 2020 Los yacimientos de Kharaysin en Jordania y Gobeklitepe en Turquía son los dos casos más antiguos en los que se documentan las primeras formas de civilización. Gobeklitepe además ha abierto una posibilidad en el horizonte de los estudios del origen del neolítico: las comunidades de cazadores recolectores se hicieron sedentarias por su vínculo con lugares religiosos. Los yacimientos de Kharaysin en Jordania y Gobeklitepe en Turquía son los dos casos más antiguos en los que se documentan las primeras formas de civilización. Gobeklitepe además ha abierto una posibilidad en el horizonte de los estudios del origen del neolítico: las comunidades de cazadores recolectores se hicieron sedentarias por su vínculo con lugares religiosos.

  • Pirineos

    Pirineos

    28:43 15 abr 2020

    28:43 15 abr 2020 Manuel Pimentel plantea un problema cuya solución requerirá de un viaje por uno de los lugares más duros de la península: los Pirineos. La cuestión es: ¿se puede documentar actividad prehistórica en las grandes cordilleras peninsulares?. Vamos a buscar los lugares en los que se puede documentar la primitiva presencia humana. Atravesaremos el Sobrarbe y mismísimo Parque Natural de Ordesa y Monte Perdido.

  • La tumba de Boadbil

    La tumba de Boadbil

    28:55 19 jul 2019

    28:55 19 jul 2019 La Alhambra es el escenario en el que Manuel Pimentel comienza sus pesquisas para localizar los restos de Boabdil, último Rey de Alándalus. Desde sus salones de ensueño, desde su arquitectura sin par, narra la vida del último monarca nazarí. Granada era la perla de la corona de Alándalus y su entrega recayó en un hombre joven, en un rey que no llegaba a los treinta años. Boabdil ha pasado a la Historia como un ser desdichado, pero lo cierto es que dejó España muy joven para vivir cuarenta años en el Magreb. ¿Qué fue de su vida?

  • 29:32 12 jul 2019 El descubrimiento de un sarcófago con inscripciones medievales en la iglesia de San Fermo de Verona puso a un equipo de investigación tras los pasos de Arnáu de Torroja, Gran Maestre del Temple fallecido en 1184 en la ciudad italiana a su regreso de Tierra Santa. En la catedral de Tarragona, reposan otros restos mortales, los de Guillem de Torroja, el hermano del maestre. En este episodio detectivesco tratamos de aclararlo con el trasfondo de las cruzadas y el Santo Grial.

  • El rey lobo

    El rey lobo

    28:12 05 jul 2019

    28:12 05 jul 2019 ¿Es posible que los pueblos íberos tuvieran un monarca llamado el Rey Lobo? Manuel Pimentel trata de aclararlo a través de una investigación que recorre varios yacimientos ibéricos.

  • Celtas

    Celtas

    28:13 28 jun 2019

    28:13 28 jun 2019 El noroeste peninsular es el territorio natural de expansión de la cultura castreña. Esta cultura se asimiló tradicionalmente a los celtas, ¿pero podemos estar seguros? Manuel Pimentel recorre el mapa celta y celtíbero de la península ibérica para aclarar el origen cultural y la expansión de los celtas.

  • En busca de Tartessos

    En busca de Tartessos

    27:48 21 jun 2019

    27:48 21 jun 2019 La búsqueda de Tartessos es el mirlo blanco de la arqueología española desde comienzos del siglo XX. En este episodio, Manuel Pimentel sigue su pista por diferentes localizaciones del Bajo Guadalquivir y Extremadura, investigando en lugares emblemáticos.

  • Fenicios

    Fenicios

    28:05 14 jun 2019

    28:05 14 jun 2019 Los fenicios son un conglomerado de pueblos orientales que monopolizaron el comercio mediterráneo durante centenares de años. En este capítulo nos acercamos a sus colonias en la península y a su expansión atlántica.

  • Arqueología canaria

    Arqueología canaria

    27:36 07 jun 2019

    27:36 07 jun 2019 Manuel Pimentel se desplaza al archipiélago canario para aclarar si los textos clásicos están en lo cierto al afirmar que las Islas Canarias fueron pobladas durante el siglo I antes de Cristo. Para ello visita Gran Canaria, el Hierro, la Palma y Tenerife. Sigue los pasos de los primitivos bimbapes, de los benahoaritas, de los guanches y los canarios para comprobar si su origen es beréber. Para ello, analiza el registro cultural y genético de la mano de prestigiosos científicos en un capítulo que muestra los grandes paisajes arqueológicos de las Islas Canarias.

Mostrando 1 de 4 Ver más