Aquí la Tierra La 1

Aquí la Tierra

Lunes a viernes a las 20:30 horas y Domingos a las 20:30 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5550801
Para todos los públicos Aquí la Tierra - 02/04/20 - ver ahora
Transcripción completa

El que se fue a Sevilla, perdió su silla.

El que se fue a Sevilla, perdió su silla.

Si nos quedamos confinados en casa, otros ocupan nuestro lugar,

como ha ocurrido con este rebaño de cabras.

Tras el cierre,

a dejado las calles vacías y un paraíso de hierbas y flores

para ser degustado por estos animales.

También en España con vacas cerca de hospitales en Santiago de Compostela

o este oso en Asturias.

Extraño y temeroso de no encontrar ningún humano.

Comenzamos.

(Música)

20:32 de la tarde, hora menos en Canarias.

Lo siento, no va a dejar de llover,

pero en los próximos días las precipitaciones

van a cambiar su punto de mira.

El Mediterráneo recupera la calma y desde el sábado,

especialmente desde el domingo,

las lluvias se van a apoderar de las comunidades del oeste.

Una demostración de que la primavera ha entrado con ganas.

Si no, que se lo pregunten a Tarragona,

donde las comarcas del sur han recogido más de 200 l

por metro cuadrado desde el domingo hasta esta mañana.

Amposta ha superado los 170, provocando crecidas muy importantes

dañando muchos caminos rurales.

Escena que también se ha producido en Castellón,

donde cinco vías han permanecido cortadas esta tarde

por inundaciones en las calzadas.

Después de un intenso trabajo de los bomberos en Castellón,

que ha seguido rescatando personas en Almanzora y Burriana.

Un tiempo más lluvioso de lo normal.

Castellón ha tenido la segunda quincena de marzo

con menos horas de sol desde 1944.

Si éramos pocos, miren lo que ha aparecido en los cielos de Sevilla.

Un amago de tornado que no ha llegado aún mayores,

en una jornada de tormentas y granizadas como esta

en Alcalá de Guadaira.

En Andalucía nos ha faltado de nada.

Hasta habéis visto nevar en Granada, a 900 m de altitud.

Tampoco os podéis quejar del festival de luz y color

que está dejando el cielo en Baleares,

donde hoy han vuelto a crecer las nubes con muchas ganas

para convertir el azul y blanco en gris

y descargar lluvias de hasta 20 l por metro cuadrado en Mallorca.

Está claro que son días de muchísimo movimiento atmosférico.

Muchos de vosotros lo veis desde vuestros balcones y ventanas

y nos permiten entender cómo la atmósfera cambia.

Si estáis preparados para partir, este es vuestro programa.

Vamos, comienza la vuelta al mundo.

En un hotel de la Riviera Maya ha padecido este pedazo de jaguar.

Desde el aislamiento habían avistado tortugas y cocodrilos,

pero jaguares es la primera vez. La naturaleza está ocupando su espacio.

Más animales alucinantes, los perros rastreadores.

Están entrenados para identificar a los portadores de coronavirus.

Los están adiestrando en Reino Unido y estarán listos en seis semanas.

Seguiremos informando.

Más imágenes que nos deja este momento único.

El concierto de este bombero trompetista a 50 m de altura

para animar a los confinados de Río de Janeiro.

En Mánchester, un vecino de un barrio residencial

se ha disfrazado de Spiderman

para animar a los pequeños tras sus ventanas.

Desde Wuhan llegan mejores noticias

porque ya pueden dar paseos

y montar en bici y disfrutar de la primavera.

En Idaho están peor,

con el susto en el cuerpo

desde este terremoto que ha agitado el sur del Estado.

Y el bicho del día.

Es el que tiene los brazos más largos en comparación con el cuerpo

de todos los del universo.

Todo lo tenemos en mente cuando imaginamos un mono de rama

en rama en la selva tropical.

¿Sabes cuántos metros hace en un salto? 15.

Lo malo es que están en peligro de extinción.

Nosotros hemos hecho queso de oveja, de cabra, de vaca, búfala...

Os hemos contado cómo ruedan en busca de un queso

nos hemos metido en una cueva para saborear un buen cabrales.

Hemos envuelto quesos en telas

y hemos probado bombones de este manjar.

Si queréis saber el origen de todo, atentos.

(Música)

Bienvenidos, estoy con mi maestro quesero. ¿Dónde empezó el queso?

-Los vestigios hablan que empezó hace como 12.000 años atrás,

cuando el hombre empezó a domesticar a la cabra y la oveja,

para Lugo, 2000 años más tarde, domesticar la vaca.

para luego, 2000 años más tarde, domesticar la vaca.

La querían transportar

y utilizaban pellejos de animales donde estaba el cuajo.

La leche, por las altas temperaturas y los fermentos de los animales,

se cuajaba y se cortaba. Era leche cortada.

-Lo comieron y dijeron que estaba bueno.

-Pues sí, y estaba bueno.

Esto es lo más parecido a lo que comían en aquella época.

Son quesos fermentados. Vienen en tarro de cristal.

Son quesos muy cortados, muy ácidos,

como los que tenían que hacer aquella época.

Este es otro de esos quesos.

Es uno de los más antiguos de España, pero es igual.

Nos llevaría a esa época,

que son muy viejos, sabores muy rurales, agrestes.

Y este, por ejemplo, más ácido. Es un queso griego.

Nos transporta a los quesos de aquella época.

-Pasamos del neolítico ¿a dónde?

-Vamos al imperio romano.

Es uno de los que más vestigios hay a día de hoy

porque fueron los actuales precursores del queso curado.

Utilizaban mucho condimento para envejecerlo.

-¿Qué usaban?

-Aceite de oliva, especias, pimentón. Comían mucho queso.

-El suero y el cuajo, ¿usaban lo mismo que nosotros?

-No lo mismo.

El queso viene del latín, que significa que carece de suero.

La Biblia empieza a hablar de queso, Moisés,

que había órdenes religiosas que prohibían mezclar las leches

de vaca, cabra u oveja.

Pedían comer y elaborar quesos solo de un tipo de leche.

-¿Cuántos libros metió Moisés en el arca?

-No me acuerdo. -Fue Noe.

-Son los precursores...

Los precursores del queso curado de hoy en día

fue en la época del imperio romano.

-Lo comerían con las uvas en las bacanales.

-Esto es un queso italiano.

También con vestigios de esos quesos viejos, un poco rancio.

Esos quesos añejos.

Este es más pequeño, también muy prensado.

Apenas tiene nada húmedo, muy prensado. Carece de suero.

Es un queso muy viejo.

Tiene más del año de curación. Una pasada.

-Ponme un bocadillo de queso, que me voy al circo romano.

Atención los que tenéis una edad,

estas imágenes no son aptas para nostálgicos.

Representan una década mítica, los 80.

Los años de las cintas de cassette,

los primeros ordenadores, la movida madrileña, Mecano, Almodóvar,

Alaska y Dinarama, Barrio Sésamo y Verano Azul,

de Martes y 13... Años de estar con las manos en la masa

para preparar todo un clásico, la tarta de galletas.

(Música)

Irene, hoy vamos a preparar la tarta que más me gusta del mundo.

-A mí también. ¿A quién no?

-A quien no le gusta es tarta? -Siempre triunfa.

-¿A quién no le gusta es tarta? -Siempre triunfa.

Primero hacemos el chocolate. Luego la crema pastelera.

Y luego la montamos. -Perfecto.

Nos ponemos manos a la obra.

-La leche ya la tenemos preparada. Ahora el chocolate.

Mi madre lo hacía con sus tabletas, de toda la vida.

Yo uso cacao en polvo. Cada uno puede echarle lo que quiera.

Tú le puedes ir dando. -Vale, vale.

-Los grumos... -No te han gustado nunca.

-Nunca.

Ahora le vamos a poner... Vamos a bajar el fuego.

Un poquito de leche condensada.

-Pensaba que me ibas a decir azúcar.

-Por si me regañabas. -Esto es peor todavía.

-Yo pondría un poco más.

Hacemos la crema y luego las galletas.

Vamos a poner la leche, pero tienes que reservar un poco.

-Lo dejamos hervir. -Espera, que a mí me gusta.

Nosotros vamos a poner su cáscara de limón.

-Para darle sabor. -Correcto.

Ponemos la leche reservada.

Vamos a juntar el resto de ingredientes.

El huevo, la maicena, el azúcar y la leche.

Todo junto a mezclarlo.

(Música)

Échame tú la leche. Y yo bato. -Sí, más fácil.

-Ya se ha quedado suelto.

Lo juntamos con la leche caliente. -Los grumos...

-Cómo lo has pillado. Te gusta el reggaeton.

(Risas)

Vamos a montar la tarta. -Lo tenemos todo.

-Vamos a mojarlo en leche, vuelta y vuelta.

-Y echamos el chocolate. -Lo tenemos.

Venga, galleta. -Vamos a cambiar de posición.

-¿Hay que echar más capas? -Claro, y la cobertura.

-Cógela tú, que yo la tiro.

-Y mínimo tres horas en la nevera. Todavía está caliente.

-Pues venga.

(Música)

No sé cómo la voy a pillar. No soy capaz, se nos cae.

Que no, que necesito un alicatado. No puedo.

-¿Qué hacemos ahora?

-Tengo otra preparada porque esto ya me lo sabía.

-Qué rica. Esa cremita...

(Risas)

Vamos a ver, todos sabemos lo que son los ajos.

En este programa los hemos sembrado, recolectado

y utilizado en infinidad de recetas. También sabemos lo que es la pelusa.

La sufrimos cuando limpiamos debajo de los muebles.

Omar viajó hace algunas semanas hasta El Viso del Alcor,

en Sevilla, para descubrir el ajo pelusa,

un plato de aprovechamiento que está de rechupete.

(Música)

Todos los naranjos que había aquí eran amargos.

Era lo que se vendía antiguamente.

Se exportaba principalmente porque aquí había poco consumo.

Se exportaba a Inglaterra. Todos los naranjos que tenemos en esta zona,

la base, la raíz, es amarga. Además, es muy fuerte.

Nos da el mejor olor del mundo, el olor a azahar.

-¿Da mejor olor que el resto? -Sí.

-Vamos a hacer un plato típico, el ajo pelusa.

-Aquí te traigo las naranjas amargas para hacer...

-Chiquillo, una sopa de ajo.

-¿El ajo pelusa es una sopa de ajo?

-Cuando te tomas unas copitas y un poco de sopa de ajo, resucita...

(ININTELIGIBLE)

Antes no había dinero y la gente iba a la tienda.

Si no tenían para bacalao, se llevaban la colita.

-En la sopa que daba el bacalao.

-La que tenía más dinero, compraba bacalao. Si no, la colita.

Y le daba ese gustito a bacalao. -¿Por qué se llama pelusa?

-Cuando el pan lo vuelves a echar a la olla que da una pelusa.

Una vez que el bacalao ha hervido,

el pan se echa en remojo con el bacalao. Aquí lo tenemos.

(ININTELIGIBLE)

El ajo y una ñora.

Una vez que está pasado, se echa el pan y el aceite.

-Luego lo añades a la cazuela.

-Y se saca el bacalao y se hace un aliño.

Se le echa cebolla fresca, el bacalao, aceite y naranja amarga.

La naranja también se le echa a la sopa que te vas a comer de primero.

(Música)

Dice Chari, esto resucita a los muertos.

-Está muy bueno, muy muy bueno. Le queda muy bien el ácido.

-Pues verás el segundo.

(HABLA EN INGLÉS)

(Risas)

Ya sabéis que si por algo se caracteriza la Semana Santa

es por el sabor dulce.

Esta época sabía pestiños, buñuelos de viento,

a torrijas y también a leche frita, monas de Pascua,

huevos de chocolate,

y hay otras reinas en estas fechas que no podemos pasar por alto,

las rosquillas. Hoy os traemos una receta muy especial,

se la prepararon a Lucía en un pueblo de Segovia.

Si en su día no la pudisteis hacer,

papel y boli porque os van a chiflar.

(Música)

¿A qué sabe la Semana Santa? -Rosquillas.

Te lo voy a explicar.

-Mejor las pruebo y me lo explicas.

-Vale.

Está muy rico, paso. -Entra.

-Dime qué llevan.

-Huevos con azúcar y anís.

Aquí tengo la manteca caliente para mezclarla con el aguardiente.

Vamos a ir echando el partido que hemos hecho con los huevos.

Vamos a mezclar el aguardiente junto con la manteca.

¿Puedes venir a trabajar esta Semana Santa para hacerlas?

-Por supuesto, pero si luego me las como.

-Eso habría que hablarlo.

Trae la harina. -¿Toda?

-Y las ralladuras de limón.

(Música)

¿Quién es esta persona y por qué nos espera así?

-Es Javier. Está afilando para cortar las rosquillas.

-Entonces bien.

-Cortamos los picos para que, al formarla, se cierre mejor.

-¿Por qué son de Semana Santa?

-Utilizan la manteca y parece que es época de matanza.

-Quiero que adivines las mías. -Estas, ¿no?

-Ahora vamos a llevarlas a cocer.

Luego lo sacamos y dejamos secar.

-Lo que las hace especial es que están cocidas.

-Si no fuera porque van cocidas en agua,

serían las rosquillas de palo,

pero al hacerlo en agua les da otra textura.

Hemos preparado otro baño con miel,

lo hemos rebajado con clara de huevo y azúcar.

Esto se te iba a dar mejor a ti que hacerlas.

-No sé a qué viene esto. Nos estábamos llevando bien.

-Hasta que se han empezado a pegar en la cazuela.

-Si esto lo hago mal... -Al revés.

No, por abajo no, solo por arriba.

-¿Por qué no haces otra y así no me miras a mí?

(Risas)

-Más. -Lo tiene que vigilar todo.

-Ahora te vas a enterar por qué se llaman rosquillas de canteros.

Con mucho cuidado.

-Qué bonito. Parece un mosaico. -¿Has visto?

-Mis cortes un poquito bastos. Lo tuyo es como una vidriera, fino.

-Lo tuyo es abstracto.

(Música)

La mía...

Seguro que está tan rica como el resto.

-Bueno, bueno... -Ya te digo yo que sí.

Son las 20:50.

Es la hora de dar nuestro aplauso terrícola.

A vosotros, agricultores, ganaderos, productores,

que hacéis posible que sigamos comiendo fresco,

que todo continúe.

Vamos a dar un aplauso bien grande

para que os llegue al corazón a los que os lo lugares.

Jorge, gracias, Sergio y Javier. (Aplausos)

Buenas, terrícolas.

-Aquí en la pescadería seguimos recibiendo el pescado a diario

de las lonjas de España para poder servir a nuestros clientes.

Todo va a salir bien.

Las abejas no entienden de virus.

Y ahora, en primavera, es cuando la polinización,

el primer engranaje de la vida, sucede en su máxima expresión.

-En el vivero continuamos con nuestra labor.

El tema de huerta tenemos que seguir con ello porque se necesitan

verduras y hortalizas para abastecer a los clientes.

Todo va a salir bien.

Si actuamos como los bancos de peces,

todos juntos hacia una misma dirección,

pronto veremos el mar abierto.

-Te animo a que sigas haciéndolo tan bien,

que sigas quedándote en casa. -Sobre todo, fuertes.

(Aplausos)

Érase una vez un pan muy especial

que se tomaba la vida con mucha calma,

tanto, que lo que más le gustaba era dormir.

Su momento preferido era cuando su mamá le metía en la cama,

arropado hasta arriba junto con sus hermanos,

sin darse cuenta mientras soñaban con ovejitas,

que crecían hasta doblar su tamaño.

Colorín colorado, si queréis saber cómo termina este cuento,

atentos, porque ya os lo hemos contado.

A la vera del río Duero, en Valladolid, Castro Nuño.

Aquí encontramos el molletes de oveja,

Aquí encontramos el mollete de oveja,

un dulce que necesita para su elaboración dormir en una cama

al calorcito.

(Música)

Beatriz. -Juan Pablo.

-Mollete de oveja porque lleva... -Leche de oveja.

Harina, azúcar, huevos, anís,

también lleva limón, vino blanco, masa madre y levadura fresca.

Todo eso para el mollete.

(Música)

¿Qué están haciendo sus compañeros?

-Mustafá está cortando la masa.

Y Rubén está formando ya el mollete.

-¿Qué es eso de que este dulce tiene que dormir en una cama?

-Te lo voy a enseñar para que lo entiendas.

-Muy buenas. Está deshaciendo la cama.

-Para meter a mis niños. ¿Qué te parece?

-Una maravilla.

-Esto se hace de toda la vida. Yo tengo 76 años.

-Pues no los aparenta. -Es un halago.

De toda la vida los he conocido hacer en casa.

Los íbamos colocando todos en la cama porque tenía que fermentar.

-Con el calor.

¿Y luego cada uno a un lado?

-Y se asfixiaban si dormíamos con ellos.

De vez en cuando te levantas vas a las 3 o 4:00 de la mañana

para tocar un poco. No había subido, pues a dormir otro poco.

-Muchas gracias, Kika. -Las que ustedes tienen.

-Tiene respuesta para todo.

Nos vamos a hacerlo de una manera más moderna.

-Hasta luego.

Madre, que no cabéis. Tengo una casa muy reducida.

-Mira, ahora les están dando el brillo con una mezcla de azúcar

y huevo.

-Y ya estaría listo para comer. Que son para, para, para.

-Y ya estaría listo para comer. -Para, para, para.

¿Cómo qué listo para comer?

Este dulce es para comerlo a secas con una barrita de vino tinto

y unas rodajas de chorizo, que es lo que tenemos en el pueblo.

El agridulce, lo más rico. -Vaya bronca me está echando.

-Te he tenido que echar los pies porque no se puede comer a secas.

-Limón, anís. -Y a todo.

-Pues ya conocemos lo que es el mollete de Castro Nuño, de oveja.

Vamos a disfrutarlo. -Así pruebas un cachito.

-Para decirle que no.

No está siendo días nada aburridos en el suelo.

Vaya espectáculo esta tarde en Ciudad Real,

el paso de una tormenta bien activa.

Y a cámara lenta tampoco se ven mal.

Estas son algunas de las granizadas que han caído en Mijas.

Tiempo primaveral, al menos, la cara más inestable de la primavera.

Los próximos días va a continuar, pero afectando a zonas distintas

a las de esta semana. Vamos a ver este mapa.

Si miramos lo que va a llover mañana y hasta el sábado,

poco y solo en el este peninsular y en Islas Baleares.

En el resto, tranquilidad, pero esto cambia.

Desde el sábado al mediodía hasta el miércoles de la semana que viene,

mirad lo que ocurre.

En el Mediterráneo nada, pero vaya resto del país.

Llegada de frentes que van a arreglar todas las Comunidades

y cantidades importantes.

En Galicia, Castilla y León, norte de Extremadura,

también en la Sistema Central. El tiempo sigo revuelto,

también en la Sistema Central.

El tiempo sigue revuelto, pero cambian los protagonistas.

Hoy ha sido el sur.

Qué bien se ve.

Las nubes giran en el sentido contrario a las agujas del reloj.

Como hay aire frío, se han generado estos chubascos

que han vuelto a afectar a las Islas Baleares.

Es una jornada con mucha zona azul, como marca la primavera.

Y aquí está el aire frío

que poco a poco se va marchando al Mediterráneo.

La tendencia continúa mañana.

Los ojos se nos van a estas masas nubosas del Atlántico

y empiezan a enviar algunas nubes a las Islas Canarias.

Mañana el archipiélago canario para recibir borrasca.

Por el oeste tendremos algo de lluvia.

En la península todavía no llega este frente.

Y el aire frío se marcha.

Mañana será un día infinitamente más tranquilo que hoy.

Y con cambios importantes en el viento.

En el Mediterráneo afloja.

Acaba entrando viento de levante en el Estrecho,

cuando por la mañana será de poniente.

Lo importante es esto,

que las lluvias todavía afectarán a las zonas de Levante.

Sobre todo, mañana al mediodía, fruto de las nubes de evolución.

En Baleares algún chaparrón más intenso. Por el oeste no.

Mañana aparecen las nieblas en Castilla y León,

en puntos de Extremadura y Andalucía,

incluso de la depresión del Ebro,

pero inestabilidad en el Mediterráneo,

mucho sol por el oeste.

En Canarias en llegada de precipitaciones

al oeste del archipiélago. Vamos a ver las temperaturas.

Más de 20° en el valle del Guadalquivir.

También por el Mediterráneo.

Llama mucho la atención el 21 de Pontevedra.

Pero habéis visto que cambia el tiempo la semana que viene.

El sábado los termómetros suben más, se disparan en el Cantábrico,

pero el sábado un día tranquilo.

Aprovechando que en estos días ha vuelto el invierno,

nos queremos despedir con estas imágenes

de las montañas nevadas de Huesca,

paisajes espectaculares por los que parece que nunca ha pasado nadie.

Nos emocionan y nos obligan a reconectar con la naturaleza,

y nos muestran la magia que tiene Huesca.

Mañana nos vemos a la misma hora, si queréis.

Ya sabéis que esto es "Aquí la Tierra", os mandamos mucho ánimo.

Esta mañana, adiós.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Aquí la Tierra - 02/04/20

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Aquí la Tierra - 02/04/20

02 abr 2020

Hoy con un experto queseros vemos qué quesos se comían en la antigüedad y cómo han evolucionado hasta hoy. Descubrimos en qué consiste al ajo pelusa y, de postre, la tarta de chocolate y natillas de toda la vida, pero con el toque de Irene. Saboreamos la Semana Santa con las rosquillas de un pueblo de Segovia.

ver más sobre "Aquí la Tierra - 02/04/20" ver menos sobre "Aquí la Tierra - 02/04/20"
Programas completos (1572)
Clips

Los últimos 8.686 programas de Aquí la Tierra

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios