www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5717753
No recomendado para menores de 12 años Anillos de oro - Capítulo 12: Dejad que vuelen los pájaros - ver ahora
Transcripción completa

-¡Ya está!

¡Toma ya! -Sigue por ahí.

Si no te lo tomas más en serio, no aprenderás nunca.

-¡Es que no puedo más!

Anda, ven.

Que te invito a tomar algo.

-Te sobra más de media hora.

-Pues no la gastamos en tomar un refresco.

-¿Yo? Como quieras.

-Que nos lo tenemos bien ganado, ¿no?

Además te tienes que quedar en el club, ¿no?

-No, hoy no.

He cancelado todas mis clases.

Tengo una cita a las siete sin falta.

-¿Y has venido sólo por mí? Haberme avisado, hombre.

Conque hubieras hecho una llamada al club, ya sabes,...

...que esto es como mi segunda casa.

O mejor dicho, la que es como mi segunda casa es la otra.

Ya sabes que mi vida es aquí, ¿no?

Copichuelas, canasta, chismorreos.

Que no me hubiera hecho ningún trastorno...

...si no hubieras venido.

-Ya, pero a mí sí.

-Ay, calla, calla, qué despiste, es verdad.

Te debo un montón de clases, ¿no?

¿Algo así como un mes? -Más o menos.

-Y te hará falta, me imagino, ¿no? -Si no te viene mal.

-Huy, hijo, de venirme me viene fatal.

Pero, bueno, oye, si te corre prisa, no hay problema.

-Bueno, un poco. (SUSPIRA) Ay, juventud.

Es que no sé lo que hacéis con el dinero.

-Yo, concretamente, pagar el gas.

-El gas, ¿qué gas?

-Esa cosa azul que sale por la cocina.

-Oye, Julián, un gin-tónic. ¿Tú qué quieres, Carlos?

-Otro. -Que sean dos.

-Y es que ahora, con lo del niño,...

...tenemos muchos gastos. -¿El niño? ¿Qué niño?

-Mi hijo.

-¿Qué tú tiene un hijo?

-¡Oh, no! ¡Que no me lo puedo creer!

-Anda, ni yo, pero ahí está.

-¿Tú un niño?

Bueno... -Y verás qué ricura.

Le bautizamos hoy, por eso me voy antes.

-Qué rico. -Un poco gordito, pero...

-Pero a esa edad no importa.

El problema es estar gordo a la mía.

Oye, ¿dónde vais a bautizarlo?

-En la parroquia del barrio, donde nos tocaba.

-¿Y dónde dais la copa?

-En ningún sitio.

Luego iremos a casa de los suegros, los íntimos nada más.

-Pues no te fíes. El otro día organicé...

...una cena en casa con los íntimos.

¿Adivina cuántos nos juntamos?

-115.

-Los pobre intimamos menos. -Oye, no me tomes el pelo,...

...que yo también paso apuros, qué te crees.

-Con el servicio. -Te lo digo en serio.

Sólo me he quedado con dos y ahora en casa hay...

...que apretarse el cinturón.

Oye, ¿quién es ese señor tan mono?

-Mi suegro.

-¿Y esa antipática con cara de corcho?

-Mi suegra.

De todo lo que me plantea, lo único que es...

...de mi competencia, es el hecho...

...de que usted ha maltratado a su mujer.

Resulta tan evidente, que me asombra que tenga...

...el cuajo de obligarla hoy a venir aquí.

Eso sí es de mi competencia y lo tendré muy en cuenta.

Todo lo demás, no, no es de mi competencia.

De modo que... -¿No es de su competencia?

No es su problema.

¿Es que usted no tiene sentimientos ni conciencia?

¿Es que es un robot? No soy un robot.

Pero soy abogado y no el de usted.

Mi cliente es su esposa, ¿me permite que le lea?

Al juzgado de primera instancia de Madrid de familia.

Don Emilio Pintado Hernández, procurador de los tribunales,...

...en nombre y representación de doña Elena Sánchez Palomares,...

Según acredito con las copias de poder otorgada a mi favor...

...ante el juzgado, comparezco y digo:

-¡Basta!

Cálmese.

-Está claro que me equivoqué al venir aquí.

Qué estúpido he sido al no darme cuenta...

...que usted, por ser mujer,... Por favor.

-¿Le molesta que le recuerde que es mujer?

-¡Por Dios! -¡Tú te callas!

En lo profesional me molesta que me discriminen,...

...tanto si es en contra como si es a favor,...

...porque cuando es a favor también es en contra,...

...y en lo personal no suelo olvidarme de ello.

En los momentos clave incluso me felicito de la circunstancia.

-Es usted una desvergonzada.

Ya somos dos.

Porque se ha infiltrado en mi despacho con malas artes...

...y arrastrando a esta chica.

-He venido a formular un problema de conciencia.

Usted no entiende.

Usted me habla en un lenguaje materialista y ateo.

¿Se ha molestado alguien en explicarle que la conciencia...

...no es un festejo colectivo?

La conciencia es individual e intransferible.

Si la conciencia de su esposa le dicta que debe divorciarse,...

...iremos a los tribunales. Y si la suya le dicta...

...que debe negarse a ello, niéguese y el juez dirá.

Y lamento desilusionarle, no soy ni materialista ni atea.

Soy católica y muy poco materialista.

Y ahora, si me perdona...

-Yo lo único que quiero es que alguien le haga entender...

...y que le haga entrar en razón.

Verá, yo llevo su caso, no soy su madre.

Si cree que alguien debe hacerle entrar en razón,...

...eso será competencia del juzgado de familia.

-Es que no quiero llegar ahí.

Lo que está en juego es su amor propio, ¿no?

Mi mujer hará lo que yo le diga y ningún juez es...

...quien para inmiscuirse. -Mire, señora o lo que sea.

Vaya por Dios.

Doña Dolores, la firma.

Discúlpeme que la moleste, pero le recuerdo...

...que a las siete le espera el señor obispo...

...y no puede faltar.

-Vámonos de aquí.

-Pero ya que hemos tomado una decisión.

-El único que toma una decisión soy yo, vámonos.

Adiós.

Qué horror.

¿Qué le pasa a este tío? ¿Está majara o qué?

Está asustado.

Le pone nervioso que le empapelen.

La ha traído para obligarla a retirar la demanda.

Ah, se lo ha puesto ella, claro. No me extraña, es muy mona.

No puede estar enamorada de esa mula.

Pues lo está, ya ves tú. Su problema es que quiere volar y él no la deja.

Si está loca... Es azafata, idiota.

Venga, que no llegamos. Tranquila, milady.

Que no pueden bautizar al niño sin que esté el padrino.

Además, me tendré que pasar un peine.

¿O quieres que me presente así ante el cura?

No. Pues entonces.

-¡Qué barbaridad! Mira que casarte...

Pero, ¿a quién se le ocurre semejante disparate?

-A ti, por lo visto. Tú también te casaste, ¿no?

-No, que eran otros tiempos. Entonces todo el mundo se casaba.

No había más remedio.

Mira, nacías, te salían los dientes, ibas al colegio,...

...hacías la comunión, te ponías de largo...

...y después te casabas. Y que formaba parte como de...

...un proceso natural.

Ahora, lo angustioso ¿sabes lo que era?

Buscar afanosamente con quién, dentro de un grupo...

...reducido de personas.

Y generalmente salía muy mal.

-Pues a mí me ha salido muy bien. -Sí, por ahora.

Pero espera, espera que pase un poco de tiempo.

-Estos están muy contentos y llevan 20 años.

-¿Tus suegros contentos? (NIEGA)

Ellos se han resignado, como todos. -No, no se resignan.

Están encantados.

-Él seguro que no. Pobrecito... ¡qué va a estar contento!

Ella puede, con un hombre así...

...yo también estaría encantada.

Que no. Que no, que no puedo.

Perdonado.

Merche, ya me has oído. Que lo solucionen.

Yo me voy, ¿está claro? Alguien habrá que se haga cargo.

-¡Qué va a haber! Como si no los conociera.

Si son unos irresponsables, que los echen, me voy.

-Conque se pasara un momento... No hay momentos.

Bautizan a mi nieto a las siete y voy con el tiempo justo.

-Va para su despacho y luego al bautizo de su nieto.

Sí, pero dese prisa si quiere hablar con él.

¿Dónde tienes el coche? En ningún sitio.

Lo he vendido. ¿Has vendido tu coche?

¿Y me lo dices ahora? Si hubiera sabido...

...que le tenías tanto cariño te hubiera pedido permiso.

Si hubiera sabido que no tenías coche, hubiera bajado antes.

¿Ves como lo tengo todo previsto? Todo previsto...

Vaya día...

Anda, sube. No llegamos.

¿Cómo no vamos a llegar? De sobra.

-¡Don Enrique! ¿Qué pasa?

-No se puede usted marchar, quiere verle el director.

¿Ahora? -Ahora mismo.

Me ha mandado corriendo a buscarle. Dile que no me encuentro bien.

-No se lo va a creer. ¡Pues es verdad!

-Dice que ha estado todo el día detrás de hablar con usted.

Nunca lo encontraba libre. Y como sabe que se suele ir tarde.

Dile que es un idiota. -Eso tampoco se lo va a creer.

Pues salta a la vista.

-Hermanos, con gozo habéis vivido en el seno de vuestra familia...

...el nacimiento de un niño.

Con gozo venís ahora a la iglesia a dar gracias a Dios...

...y a celebrar el nuevo y definitivo nacimiento...

...por el bautismo.

Todos los aquí presentes nos alegramos en este momento...

...porque se va a acrecentar el número...

...de los bautizados en Cristo.

Aunque el niño no se entere...

-Padres, ¿qué nombre habéis elegido para este niño?

(AMBOS) Enrique.

-¿Qué pedís a la Iglesia de Dios para Enrique?

(AMBOS) El bautismo.

-Al pedir para vuestro hijo el bautismo...

...¿sabéis que os obligáis a educarlo en la fe...

...para que este niño, guardando los mandamientos de Dios,...

...ame al Señor y al prójimo como Cristo nos enseña...

...en el Evangelio?

(AMBOS) Sí, lo sabemos.

-Enrique, yo te bautizo en el nombre del Padre,...

...y del Hijo, y del Espíritu Santo.

(LLORA)

-Padrino, el cirio que abrió la noche del sábado santo...

Y a vosotros, padres y padrinos, os escogió para portar esta luz...

...porque vuestro hijo...

El Señor todopoderoso por su hijo, nacido de María la Virgen...

...bendita es la madre del Señor, la vida eterna alumbraba...

...hoy a su hijo, para que del mismo modo que le agradece...

...el fruto de sus entrañas, persevere con él...

...en constante acción de gracias por Jesucristo, nuestro Señor.

Escuchen, padres, la bendición: Que el Señor Todopoderoso...

...dispensador de la vida temporal y la eterna...

...bendiga a este padre, para que junto con su esposa...

...sean los primeros que de palabra y obra den testimonio de la fe...

...ante su hijo, Jesucristo, nuestro señor...

(VOZ BAJA) ¿Ya lo hemos bautizado?

(VOZ BAJA) ¿Hemos...? ¡Tendrá cara!

¿Cómo se te ocurre llegar a estas horas?

Fanmeyer me llamó cuando salía. Cualquier idiotez, como siempre.

Tu hija está tan furiosa, que ha estado a punto...

...de cambiarle el nombre.

Pero al final no lo ha hecho. ¿Se sigue llamando Enrique?

Sí, el que ya no se llama Enrique eres tú.

No veas las cosas que te han llamado.

Ya se les pasará. Anda, vámonos.

¿Qué dices? ¿Cómo nos vamos a ir? Tú estás loco.

Sólo ahí enfrente. Nos tomamos algo mientras salen.

¿Pero a ti qué te pasa? Misterio.

Ven y te lo cuento. No te puedes ir ahora.

Tienes que entrar a la sacristía. ¿Yo para qué?

Ah, ya, "la cosa romántica".

Entra y suelta la pasta.

Por cierto, luego quiero que hablemos.

¿De qué?

¡Qué poca gracia tienes para llevar al niño!

Entonces, ¿qué hacéis? ¿Venís a casa a tomar una copa?

-Claro que vienen. -Bueno, un ratito nada más.

Sólo por saludar a Enrique. ¿Cómo vais?

¿Tenéis coche? ¿Os lleva Carlos?

-En nuestro coche no cabemos con moisés.

-No te preocupes, Lola. Tenemos ahí el nuestro.

¿Te vas a tu casa, Carmen? ¿Quieres que te acerquen?

-Pensaba irme con vosotros. Pero si estoy de más...

Qué tonta eres. Yo lo decía por ti.

Como nunca quieres venir. -Porque vives lejísimo.

Pero en un caso como este... Te vas con Sonia y Carlos.

-Mamá, que no caben. Te lo estoy diciendo.

-La llevamos nosotros.

Oye, aquí no hay nadie... ¿Es importante?

¿Eh? ¿No quieres hablar conmigo?

Ah, sí, sí. Luego, luego.

Perdona, no tengo un duro. Como siempre.

A ver, ¿en qué lío te has metido? En ninguno, que me voy.

No sé cómo decírselo a tu mujer. La voy a partir por la mitad.

Sola no puede con el despacho. ¿Adónde te vas?

A Nueva York, a hacer un curso de derecho internacional.

Eso está muy bien. ¿A que sí?

Claro, ves mundo, adornas tu currículum...

...y de paso a lo mejor te enseñan algo.

Cuando vuelva no quiero dedicarme ni a matrimonios, ni a divorcios.

El despacho es demasiado para ella. No sé cómo decírselo sin herirla.

Y quieres que lo diga yo. No te pido tanto.

Quiero que me ayudes, que pensemos cómo se lo decimos.

Puedo llamar a un compañero que me sustituya.

Pero creo que la va a sentar peor.

No va a hacer falta. Te voy a resolver la papeleta.

Vas a quedar como un santo. Sí, ¿cómo?

Misterio. Ya lo comprenderás.

Ven, vamos a tomar algo.

Hace mucho que quiero pedirle a Lola que deje ese trabajo.

Pero pasándome la vida metido en ese laboratorio...

...no tenía fuerza moral.

Y has decidido prescindir de tu fuerza moral.

He decidido prescindir de muchas otras cosas.

¿Te importaría no hablarme en clave?

No me estoy enterando de nada de lo que no me estás diciendo.

De acuerdo, vas a ser el primero en saberlo.

Esta tarde me han ofrecido el cargo de director general...

...de mi empresa. ¿De veras?

De veras. Pero eso hay que celebrarlo.

Y por todo lo alto.

¿Qué ha pasado con el suizo, se ha muerto?

Mucho mejor.

(CON ACENTO SUIZO) Ha comprendido que no está a mi altura...

...y ha dimitido en mi favor. (RÍEN)

Pensar que llevo un año llamándole imbécil de todas las maneras.

Es que le va la marcha.

Ahora vas a ser rico. Más bien no.

Más que antes ganarás, ¿no? Bastante menos.

Hombre, un director general... Lo he rechazado, Ramón.

¿Que lo has qué? Que lo he rechazado.

¿Qué has rechazado? Nada, nada... Otra copa.

-¿Quién es esa Marga? (RÍE)

-Por Dios, ¿qué Marga? Pero tú crees que...

¡Bueno! -La que me contaste el otro día.

¿Crees que el chico da clases de tenis sin cobrarlas?

¿A que te ha pagado? -Es el primero que me fumo, mujer.

Lo tienes clarísimo con esta. -Me llevó a las 12 de la noche.

Que tiene que cobrar. -Siempre con chicas, por eso.

Tú cobra, siempre por delante. Pues os traigo una toquillita...

...para que no se os enfríe el niño al salir.

-Te cases... ¿Casarme yo?

Eso me dice esta siempre: que me case, que me case...

Lo que hacemos es que nos vamos.

Estoy muerto de sueño ya.

Nos liamos aquí a charlar y nos dan las tantas.

-Si no son más que las 10. Siéntate. Son cosas de mi madre.

-Venga, enana, duérmete, que me tengo que ir al cine.

¿Te vas a dormir?

¿Seguro?

Pero duérmete ya, ¿eh?

Venga...

¿Te duermes?

Hala, hasta mañana. -Hasta mañana.

¿Lo has conseguido? ¿Se van? Creo que sí.

Por lo menos lo he intentado. Ya me contarás de una vez...

...qué te pasa. ¿Por qué ese afn de echar a todo el mundo?

¿Cuál es el misterio?

Estás muy guapa.

Menos mal... Se compra una un vestido, se pinta...

...una como una mona y, al final, consigue oír algo amable.

¿Los demás no te han dicho nada? ¿Y tu hijo?

Sólo me ve cuando me interpongo entre él y la TV.

La única que me ha notado algo ha sido tu madre.

A pesar de las apariencias, te quiere mucho.

Me ha dicho que este vestido me hace gorda.

(RÍE) Bueno, y la madre de Carlos.

Me ha comentado que hay que ver lo bien que me conservo.

Y que Sonia tiene a quien salir porque yo también he sido...

...muy mona. Una delicia.

Hay que ir acostumbrándose a oír eso. Ya eres abuela.

Es verdad... ya soy abuela. Y tú también.

No, perdona... Yo no soy abuela.

Fíjate, lo de serlo yo, todavía lo encajo bastante;...

...pero que seas abuelo tú, es que no me lo puedo creer.

Y parece que hubiera sido ayer mismo.

"¿Me llamará este chico, no me llamará?"

Qué angustias, por Dios.

Pero te llamó.

Y, de verdad, parece que hubiera sido ayer.

Es que fue ayer, Lola. ¿Te arrepientes de algo?

De casi todo. Pero eso es lo de menos.

Aún tenemos la vida por delante.

Yo te quiero. Yo también.

-Pero, bueno... ¿No os da vergüenza?

Se llama antes de entrar, niño. -¿A estas horas?

A cualquier hora. -Ya he dormido a la Pepa,...

...así que me voy. ¿Cómo que te vas?

¿Sin contar con nadie? -Se lo he dicho antes a mamá.

Me trago el bautizo si después voy al cine.

¿Verdad o no? Algo dijimos. Pero hoy no sales,...

...sales mañana, si quieres. -¿Por qué?

Sé honrada con tus tratos. Si se lo has dicho, que se vaya.

Entonces no salimos tú y yo. ¿Quién se queda con la niña?

-Ahora resulta que soy el que se tiene que quedar con la niña.

Bueno, no pasa nada. Se queda mi madre.

-¿Yo? No, hijo, no. Menuda responsabilidad.

Pasa cualquier cosa y... No, yo no.

Yo no sé faltar de mi casa. Si es por eso...

...por lo que habéis querido que venga aquí...

Pero si eres tú la que se ha empeñado en venir.

Me alegro, porque la he visto un rato.

Se acabó la discusión.

¿Llevas tú a mi madre, Ramón? No, yo no puedo.

-Si no tiene coche. Tomará un taxi y al pasar...

...te deja a ti en casa. -¿Al pasar?

Vivimos en la otra punta de Madrid. ¿Por qué se iba a desviar...

...hasta mi casa? Tú me dirás qué hacemos.

-Si llego a saber que es tanta molestia, no vengo, hija.

Está bien. Ya te llevaré yo. -Por mí no quiero que discutáis.

Yo pido un taxi y me voy solita tranquilamente.

Bueno, me da mucho miedo, pero... Venga, mamá, todos sabemos....

...de qué va la cosa. Ya te llevo.

Como no me lleves me voy a poner a llorar también.

Os llevaré a los 2. ¿A este pelma también?

Sí. ¿Será posible?

Pensar que me debes tu matrimonio a mí.

-¿Que te lo debe a ti? ¿Cómo es eso?

Me parece que la estoy viendo (RÍE) Esta era novia de Enrique,..

...estaba yo en la calle jugando al fútbol, ¿recuerdas?

-¿Cómo te vas a acordar? Si no levantabas 3 palmos del suelo.

Era enano porque tenía 10 años, pero claro que me acuerdo.

(RÍEN) Llegaba hecha una cursi,...

...con su faldita, su collarcito y su bolso a juego con los zapatos.

Y aparecía por la esquina muy modosita.

-Ves cómo no te acuerdas. No ha sido modos en la vida.

(RÍEN) Vaya, tampoco he sido modosa.

Pues llegaba con los ojos hechos un trapo de llorar.

Se me acercó y me dijo: "¿Tú eres el chico...

...al que da clases Enrique, el del segundo, Ramoncito?".

Le dije: "Sí". "Pues sube y dile que su novia está abajo."

Este no quería bajar porque estaban de morros.

Fui yo el que le convencí. No me acuerdo de eso para nada.

Yo sí. (RÍEN)

-Duerme la niña, más bajito. Como la despertéis os mato,...

...con el día que me ha dado. -Angelito. ¿Tiene pelusas?

Podríamos hacer un colchón. Creí que se le estaba pasando,...

...pero con lo de hoy... Le ha metido su hermano en la cama.

Conmigo no quería. No hagamos ruido, está dormidita.

-Adiós, mamá. -Adiós.

-Adiós.

(RÍE)

Hasta mañana.

¿Vamos zumbando, Carlos? -Vamos.

Adiós. ¿Qué?

No va a hacer falta que salgamos. ¿Por qué?

Tengo una botella de champán en la nevera.

Para ti y para mí.

Era mi sorpresa.

Estupendo.

En cuanto vuelva, te cuento la mía.

Ajá. No tardes.

Hazme caso. Llévatelos a los 2 a casa de tus padres,...

...como te han ofrecido. Vuelve a coger tus estudios.

Y que esa insensata de hija que tengo haga lo mismo.

Aún estáis a tiempo. Conmigo siempre podéis contar.

Pero tenéis que organizaros. -No sabes cómo te lo agradezco.

Si no te importa, podríamos seguir hablando de esto mañana.

Llama. -Bien. Perfecto.

-El niño no puede estar aquí toda la noche. Adiós, papá.

-¿Y las llaves? ¿Dónde están? -Están puestas.

Hija, cuídame al niño, ¿eh? -Vale.

Y ahora, derechita a casa, ¿eh? No te vayas de picos pardos.

-Sigues igual que siempre. Nunca sentarás la cabeza.

Que Dios no lo quiera. -No te entretengas ahora,...

...que a Lola le ha sentado mal que me trajeras.

Mamá, no empecemos.

-Pero si lo comprendo, hijo. Si yo no digo nada.

Ella ha sido siempre muy absorbente.

Hay que conocerla, nada más. Bueno...

-Bueno, y ahora...

¿Hasta cuándo no te volveré a ver? ¿El año que viene, el otro?

Cuando quieras. Quedamos, te vienes a comer...

...a casa, salimos, vamos al cine...

Cuando quieras y como quieras. De pronto te llamo mañana.

-Bueno, hala, hasta mañana. Tened cuidado ahora, ¿eh?

Adiós.

Fermín, lléveme a ver Madrid la nuit.

¿Yo? Eso tú. Hace tiempo que olvidé...

...qué es la nuit, y casi lo que es Madrid...

Y me estará esperando Lola. Que espere, que para eso está.

Antes tú y yo tenemos que tomar una copa, debes contarme cosas.

Dame las llaves que te llevo. Vale, una copa sólo.

Yo si sé lo que es Madrid la nuit.

Ahora explícame por qué rechazaste ese nombramiento.

¿No quieres responsabilidades? Responsabilidades las tenía todas.

¿Entonces? ¿Ser director del sitio ese...

...no supone llegar a la meta? (RÍE) No, mi meta no está...

...en el sillón de un despacho, ni en un sueldo muy alto,...

...ni en un cargo rimbombante, por muy bien que suene.

Lo vi claro cuando me lo dieron.

Eso es muy tuyo. Pero ya que tienes que seguir...

...en el laboratorio... Es que no tengo que seguir.

Me he despedido. ¿Qué?

Que me he despedido.

Verás, el verano pasado encontr a un antiguo compañero,...

...me habló de un centro de estudios ecológicos...

...en el que él estaba metido. Una empresa romántica...

...financiada por particulares. La sede está en Montpelier.

Y bien, tienen a técnicos de todas las nacionalidades...

...trabajando allí. Este amigo me dijo...

...que necesitaban a alguien de mi especialidad.

¿No diría sólo de tu especialidad? No sólo de mi especialidad...

De mi experiencia, de mis méritos, etcétera...

¿Etcétera, etcétera y qué ms? Pues que tenía que ser...

...alguien dispuesto a viajar por el mundo unos seis meses...

...al año. Maravilloso, ¿no?

Maravilloso. ¿Dijiste que sí?

Entonces no. ¡Pero bueno!

Lo que me contaban me sonó a utopía, a posibilidades...

...que ya no estaban a mi alcance. Me dieron mucha envidia,...

...por supuesto, y no volví a pensar en ello.

¿Pero te han vuelto a llamar? No, he llamado yo.

Lo primero y lo último que he hecho desde mi sillón...

...de director general fue una conferencia a Montpelier.

¿Y? Estaba a tiempo.

El sueldo es pequeño, claro. ¿Qué más da?

Ahora ya sabes por qué quiero que Lola deje el despacho...

...y me dedique todo el tiempo. Quiero que venga conmigo...

...a todas partes. Que empecemos a vivir de una vez.

Pues si es así, señor machista. Es mejor que le cuente...

...mi batalla yo. Así seré yo el que te solucione...

...la papeleta, no tú a mí. ¿Por qué?

Porque si le pides que te sacrifique su trabajo,...

...te va a vender el burro, ya sabes cómo es.

Sin embargo si es el trabajo el que le deja a ella...

...en el momento oportuno...

Eso no sería muy leal, ¿no crees? ¿Y por qué no?

Al fin y al cabo es verdad, ¿no?

Además, yo siempre me quedaría con la duda.

¿Qué duda?

No sé. La de si le costaba mucho esfuerzo.

¡Ah! Es cuestión de amor propio.

(RÍEN) A lo mejor también un poco.

¿Quién sabe?

¡Qué generación la vuestra!

¡Qué trascendental!

Canción en inglés.

Aclárame un punto. Pero de verdad, ¿eh?

Sin trampas. A ver...

Si fuera al revés... Si fuera Lola la que te pidiese...

...que sacrificaras tu trabajo por ella...

¿Lo harías? ¿Me lo preguntas en serio?

Claro que sí. ¿Pero, Ramón, que otra cosa...

...he hecho yo en mi vida? Hombre, si lo planteas así.

Como es.

Tú me conoces desde que naciste, ¿para qué vivo yo?

¿Para técnico oscuro que pasa apuros económicos...

...porque tiene que vivir de forma cara no se sabe por qué?

¿Que hace un trabajo que no le interesa?

¿Que no tiene tiempo de leer, de hablar,...

...de pasear, de ver a sus amigos?

¿De vivir como ser humano medianamente civilizado?

Pues eso es lo que vengo haciendo desde que me casé.

Tú te querías casar, ¿no?

Yo quería a Lola. Y aún la quiero.

Por eso voy a pedirle que viva conmigo...

No sólo en la misma casa.

Oye, mira, ya que me paso el día traficando con palabras...

...como "abandono del hogar conyugal", bueno, pues...

...hasta ahora mismo no sabía qué querían decir.

Está bien, ¿no? Siempre me enseñas cosas.

Claro que sí. -Ya has oído a tu padre...

Lo que hacemos es jugar a las casitas.

-Mi padre a veces... -Es fenomenal y el mejor...

...amigo que tenemos. -Ya lo sé.

-Tiene razón. Tendríamos que coger el toro por los cuernos.

-¿El toro por los cuernos? ¿Qué toro?

-La vida, imbécil. O nos cogerá ella a nosotros.

-A mi me parece que os habéis tomado dos copas...

...y la habéis cogido filosófica. Así que mañana...

-No quiero oír esa palabra. Quiero vivir hoy.

Hoy, ahora. -Pues yo no puedo ponerme...

...a pensar cosas tan serias ahora como ponerme a quitar mi casa.

-¡Sonia! Tu casa somos tú y yo.

-¡Cuando te digo que la has cogido filosófica...!

-Déjate de tonterías.

-Tú conoces el chalé de mis padres. No es que sea el de...

..."Las mil y una noches", pero está bien.

Es grande. Tendríamos independencia.

Y el pequeño estaría bien cuidado. A mi madre le chiflan los críos.

-Teníamos ya tantas cosas. -Tú lo has dicho, cosas.

Desde que estamos casados no somos nosotros mismos.

-¿Por qué no? -Nos pasamos el día...

...cumpliendo con el prospecto. Haciendo unos papeles...

...que no son los nuestros para encajar en el molde general.

En cambio, si aceptamos el ofrecimiento de mis padres...

-Es que de eso a dejar mi casa... -Sonia, esta casa...

...es un cuento chino. No tenemos respaldo...

...para hacer la vida que estamos haciendo.

Por si fuera poco no nos gusta. -A mí si me gusta.

-No puede gustarte nada estar sola todo el día.

Sin más mundo que la compra o los pañales del bebé...

Hasta que vuelvo por la noche molido de jugar al tenis...

...con gordas desocupadas. En resumidas cuentas...

Para hacer algo que no me aporta nada...

...para cubrir el expediente. ¡Qué expediente!

Si ni siquiera somos capaces de mantenernos solos.

El 80% de todo esto lo paga tu padre.

-A mi padre no le importa. -¡Pues a mí sí!

Quiero vivir de otra manera, Sonia.

¿No éramos mucho más felices cuando íbamos a esperarnos...

...a la salida de clase y teníamos amigos?

Y hablábamos de todo. Hablábamos, señor, hablábamos...

Y hacíamos el amor a la hora menos pensada...

Y estábamos llenos de planes maravillosos...

...que no tenían nada que ver con las letras...

...de una nevera o un TV.

-¿Me quieres? -¿Qué dices?

-Que si me quieres, por lo menos. (RÍE)

(SONIA RÍE) -Claro.

A la edad de mis hijos lo tenía clarísimo.

Sabía muy bien cómo quería vivir y por qué.

Me parecía que iba a poder con el mundo.

Es más, me parecía que me faltaba cancha.

Y cuando conocí a Lola, tuve la sensación que lo tenía todo.

Que con ella me habían llenado la copa hasta arriba.

Sólo que desde entonces no he tenido un respiro...

...para podérmela beber.

Lola y yo hemos vivido siempre con prisas, con angustias.

Como si nos persiguieran.

Dedicando la mayor parte de nuestro esfuerzo en común...

...a luchar como fieras por no sé qué causa idiota.

El estatus.

¿Te imaginas qué palabra para que te robe la vida?

¡El estatus!

Hace seis años estaba tan harto, tan triste y tan desilusionado...

...que estuve a punto de mandarlo todo a paseo y de largarme.

A cualquier parte, sin nada. A empezar otro camino.

Yo solo, si ella no quería venir conmigo.

¿Y se lo llegaste a decir? No hizo falta.

Las mujeres siempre se dan cuenta de estas cosas.

Y los hombres. Oye, ¿ves como eres un machista?

¿Ah, sí? ¿Por qué crees que está la peque en el mundo?

¿Porque yo soy un machista?

¿Lola se quedó embarazada para que no te fueras?

No, no, no habrá sido capaz. Lo fue.

Pues yo me hubiera ido igual. Me hubiera ido con más motivo.

Sí. Pero yo no.

Y no hubiera podido querer a una señora así.

Claro, pero yo sí.

¿Y me preguntas si me creo con derecho a pedir a Lola...

...que sacrifique su trabajo? Qué trabajo, por cierto.

¿Un despachito matrimonialista? Como otras ponen una boutique.

Y que tú no sabes cómo dejar. Ya, pero para ella es importante.

Ah, ¿para ella es importante?

Ahora va a resultar que machista eres tú.

Touché.

Marcelino, anótame esto, anda.

-Vale, don Ramón.

Adiós. -Buenas noches.

¿No has tenido nunca esa sensación de que tu vida...

...es como un libro en blanco?

Yo ya tengo varios borradores llenos de tachaduras y sucios.

Pero que me llenan los baúles.

Yo, en cambio, en 20 años, lo he ido dejando para mañana.

En cambio, ahora, por fin, voy a empezar a vivir como quiero.

¿Te das cuenta de lo que eso significa?

Claro. Significa, entre otras cosas,...

...que tenías que haberlo hecho antes.

Tranquilo, me pienso desquitar. A ver si es verdad.

Y bueno, ¿cuándo te vas?

Pues dentro de un mes o dos como muy pronto.

¿Y tú?

Dentro de un mes o dos como muy tarde.

Nos veremos antes. Eso espero.

Oye, ¿sabes que me encantaría ir a Montpellier?

Y a mí a Nueva York. Pues nos mandamos unas postales.

Pues nos mandaremos postales.

Adiós, Enrique. Adiós, Ramón.

Cuídate. Si hay alguna cosa, me llamas.

Claro.

¡Suerte!

(SILBA)

Ramón continúa silbando.

(RADIO) Y entonces, creo, la palabra doctor...

...desde la E. Media quiere decir ya "el más docto, el más enterado".

Y no sólo en medicina.

Entonces el médico dedica muchas horas a leer.

Y yo creo que se aprende a escribir leyendo...

...como se aprende a leer escribiendo.

Teléfono.

¡Ay!

Teléfono.

Diga. ¡Sí!

Hola, milady, ¿qué pasa?

Pues sí, nos hemos ido a tomar unas copas.

Unas cuantas copas.

Pues hace tiempo, no sé.

Habrá tenido una avería o cualquier bobada.

O se habrá desviado para comprar tabaco.

Oye, no seas histérica, estará al llegar a casa.

No soy histérica, ganso.

Es que hace más de tres horas que os habéis ido.

¿Tanto?

Oye, mira, es muy tarde. Hasta mañana.

Bueno, bueno. Hasta mañana.

(TOSE)

Se abre una puerta.

-¿Qué pasa, es muy tarde?

¿Cómo que si es muy tarde?

¿Ahora sales del cine? -Y un poquito de swing.

Me tenéis entre los dos. Tu padre tampoco ha venido aún.

Se ha ido a llevar a Ramón y la abuela. Pero hace mucho.

-Claro, está el coche abajo. Seguro que ha llamado.

Pero si se ha llevado la llave. -O no. ¿Tú qué sabes?

Igual se ha cansado de llamar y se acercó a un bar a llamarte.

¿A estas horas? -Algo tenía que hacer.

¿Y está el coche abajo? -Seguro.

Pues baja a esperarle.

Si no se ha llevado llave, tampoco tiene del portal.

-Y para qué est el portero automático.

Está para que tú bajes. ¿O bajo yo?

-Que ya voy.

Venga.

Gracias. -De nada, hombre.

(RADIO) Las lluvias que estos días han regado generosamente España...

...han causado problemas en el Levante español.

En Valencia y su capital,...

...la situación creada por las aguas hacía...

Cuando hace un año, sufrió la zona grandes daños.

El presidente de la Generalitat ha llevado las operaciones.

Gobernación manifestaba esta noche que todo está controlado.

Veamos si Amparo Peris confirma este punto a estas horas.

-Buenas noches. Efectivamente hubo reuniones...

...tanto en la Generalitat como en gobierno civil.

Y hace unos minutos había una rueda de prensa...

(SUSURRANDO) -Papá.

Papá.

¡Papá!

¡Taxi! ¡Taxi!

¡Taxi!

-¿Y esto, mamá, lo guardo aquí también con todo?

No, trae.

Dani.

(LLORAN)

Dani, estoy hay que venderlo. Perderlo y comprar uno nuevo.

-Ya, pero mamá no quiere. Pues tienes que convencerla.

-Qué más quisiera yo.

Se pasa todo el día dando vueltas por la casa.

Mirando las habitaciones, tocando las cosas.

Eso es lo que hay que evitar.

Y tú, recuerda siempre lo que hubiera querido tu padre.

-Y en qué crees que pienso.

Voy a aparcar. Te esperamos dentro.

-Vale.

Quería decirte algo antes de irme.

Es sobre Enrique, pero no me llores, eh.

Ya ni siquiera puedo llorar.

Aquella noche, el rato que salimos juntos,...

...tomamos algunas copas y hablamos como hacía años.

Me contó muchas cosas.

Enrique fue el hombre más realizado que he conocido.

Tuvo todo lo que quiso.

Quería decírtelo porque, de alguna manera, es un consuelo.

Tú siempre has creído que yo era un poco tonta, ¿verdad, socio?

Él no. Él siempre supo que, en el fondo, no lo era.

De tener alguno, ese sería mi único consuelo.

De todas maneras, gracias.

(MEGAFONÍA) Nueva York. Embarquen, por favor. Sala 1.

Bueno, milady, parece que reclaman a tu socio.

(MEGAFONÍA) Es el último aviso para los señores pasajeros...

...en vuelo de Iberia...

...95, destino...

Dónde se habrá ido a aparcar este niño. ¡Verás qué disgusto!

Bueno, dale un abrazo de mi parte y dile...

Oye, que no me voy a la guerra.

Algún día u otro volveré, ¿no? Sabe Dios.

A lo mejor te caza alguna yanqui y no te vemos más.

Tú sabes que no, que a eso yo soy inmune.

¿A las yanquis? Que me casen.

Anda.

Cuídate. Tú también.

Adiós.

Gracias.

-Por favor, un vaso de agua y una aspirina.

-No, ahí no, debajo del asiento.

¿Periódico?

¿Periódico?

¿Periódico? ¿Español o inglés?

-Dame uno cualquiera.

-¿Periódico?

Hola. -¿Necesita algo?

¿No me reconoces? -No.

Ah, sí. Es usted el abogado. ¿Qué tal?

Muy bien. Enhorabuena por ese uniforme y lo que significa.

-Gracias. ¿Qué, lo llevasteis a otro abogado?

-¿El qué? Lo del divorcio.

Como no pasasteis más por el despacho.

-Es que no nos divorciamos. Al contrario.

Desde que mi marido se convenció de que debía dedicarme a lo mío,...

...nos va fenomenal.

Luego le traigo un güisquicito. Gracias.

(AZAFATA) Volaremos a una altura de 10 000 metros.

Con una presión en cabina de 1800 metros...

...y la velocidad media será de 900 km/h.

La azafata habla en inglés.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 12: Dejad que vuelen los pájaros

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Anillos de oro - Capítulo 12: Dejad que vuelen los pájaros

17 nov 2020

Los últimos 14 programas de Anillos de oro

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios