www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
1618806
No recomendado para menores de 7 años Ana y los siete - Episodio 88 - Un paso más - ver vídeo
Transcripción completa

¿Qué es lo que baila Ana,...

...que hasta los muertos le tienen ganas?

¿Qué es lo que baila Ana,...

...que todo el mundo se pide un turno?

El Papa se lo consulta...

...al Dalái-lama.

¿Qué es lo que baila Ana?

El reportero de "El Mundo" al del "Semana".

¿Qué es lo que baila Ana?

Y el pijo del cochecito cupé...

...a los que ligan a pie.

¡Por la cara!

¿Qué es lo que baila Ana?

TODOS: "¡Fuera!"

¡No vuelvas nunca!

Qué asco das.

Sinvergüenza. -Traidor.

¡Vete! Yo no quería...

María.

¡No soy tu amiga!

Catalina, yo... Libertino.

Don Nicolás. Me has decepcionado.

Hermano. Bastardo.

Ana, por favor. Vete de aquí, ¡borracho!

¿Tú también?

Señor... ¡Largo de aquí! ¡Fuera!

No le quiero ver más.

Venga.

TODOS: "¡Bien!"

Has madrugado mucho.

¿Te vas?

Después de lo de anoche,...

...no creo que deba seguir aquí.

Lo siento. Yo mismo me sentí avergonzado.

Es lo último que esperaban.

Aunque un error lo tiene cualquiera.

Sí, pero hay...

Hay errores que son imperdonables.

Tienes que aprender a beber.

Te echaré de menos.

Quiero que sepas que si ocurre algo en esta casa, lo sabré.

¿Aún crees que soy tan malo? ¿Cómo haré para que me creas?

En fin...

Adiós, Bruno.

Cuídate.

Si necesitas algo, no dudes en llamarme.

Adiós, Rafa.

Puerta

Papá.

¡Papá!

Papá.

Papá, soy Fernando.

¡Papá!

¡Papá!

¡Papá!

¡Caray! ¿Sucede algo?

¡No!

¿Por qué me despiertas así? ¿Estás loco?

No estoy loco y sucede algo.

Necesito tu ayuda. ¿Para qué?

¿A estas horas? Son las seis de la mañana.

Lo sé, es importante.

¿Qué pasa? Es una cosa...

...personal.

¿Tú crees que...

...yo debería...?

¿Qué? ¡Por Dios!

Si le pido matrimonio a Ana, ¿aceptará?

No me lo puedo creer.

¿Me despiertas para preguntarme eso?

Ay... No sé.

Sí, te despierto, para mí es importante.

Pesado. Hace tiempo que debías...

...haberlo hecho. Ahora déjame dormir.

¿Eso es todo? ¿Qué más quieres?

Bueno...

TODOS: "¡Hola, Ana!"

¿Qué pasa? Vais a asustarle.

Bruno se ha ido.

¿Cómo? Se ha llevado todas sus cosas.

Calma, chicos. Se ha ido, ¿a que sí?

Bueno, pues...

Tú te vas y Bruno también.

No creo que Ana se vaya... de momento.

¿Verdad?

Con lo que le ha pasado a Bruno, retrasaré mi decisión.

TODOS: "¡Bien!"

¿Bruno vuelve también?

Es complicado. ¿Qué ha pasado?

No os interesa.

Sí nos interesa, Bruno es como de la familia.Ya.

Bruno es mi tío. -Y el mío también.

En su momento os contará lo que ha pasado con Bruno.

Celia, tú, que eres la mayor. Vale.

¿Le cuidas un segundito?

Con tu hermanita, cariño. Hola.

¿Podemos hablar fuera?

Sí, claro.

Ven. Voy.

¿Por qué has dicho que me quedo?

Después de lo que pasó, pues...

¿Qué pasó? ¿Se te ha olvidado?

¿Cómo se me va a olvidar?

Creo que hemos entendido cosas diferentes.

Yo te besé, tú me besaste.

Y luego, pues... Ya.

¿Y eso significa?

Yo no quiero que te vayas y tú tampoco.¿Y?

¡Hicimos el amor! Ya sé que hicimos el amor.

Ya. Fue un momento...

Maravilloso. Debilidad.

Eso no implica nada.

¿Nada?

¿Cómo que nada?

Nada. Tendría que apreciar...

...claros cambios en ti para que eso significara...

...algo más. Traduce.

Está claro.¿Quién os ha dado vela en este entierro?

Tu hija lo entiende, y tú no entiendes nada.

Vamos a ver, nos acostamos, nos besamos...

Están mis hijos delante.

Así entienden lo que es la vida.

Chicos, acostarse no significa nada.

Solo significa algo más si después de eso hay algo más.

Estoy de acuerdo.

¡Carolina!

Papá, no... ¡Id a la cocina!

Estamos hablando los adultos. ¿Adultos?

Ana. ¡Ana!

No estoy sorda.

¿Te vas a quedar o no?

Sigues sin entender nada.

¿Qué pasa?

Deberías... Perdona.

Sé lo que tengo que hacer.

Vaya dos.

Bueno, ¿y ahora qué?

Está claro. -¿El qué?

Eres como papá. -O hace algo.

O da un paso más. -O adiós a Ana.

¡Bruno!

¿Qué haces aquí tan temprano?

¿Problemas?

No.

Hola. Hola.

¿Qué pasa?

Nada, que...

Que venía...

Quiero darte un consejo.

Ah, muy bien.

¿Sobre qué tema?

Sobre cómo seducir a una mujer.

No me lo puedo creer.

Repite, no te he oído bien.

Sobre cómo seducir a una mujer.

Te he oído bien.

Perfectamente.

¿Por qué necesito consejos sobre cómo seducir a una mujer?

Papá, es evidente.

¿Sí? O das un paso con Ana...

...o se va todo al carajo. Queremos que os caséis ya.

¿Qué te hace pensar que yo no voy a dar ese paso solo?

Que no, papá.

¿Que no qué?

Es evidente. ¿Te digo la verdad?

¡Es lo que haces!

Tú estás fuera de onda.

Estás fuera del ritmo, ¿entiende?

O te reciclas o perderás a Ana. ¿Reciclarme?

Mírame a mí, un claro ejemplo.

Yo era el típico niño pijito...

...que no se comía nada.

Y ahora...

...he cambiado el vestuario, el peinado...

Y te lo digo en serio: no paro.

Te lo juro. Me alegro mucho de tu éxito.

Con tu estética yo quedaría ridículo.

No digo que te vistas como yo.

Por cierto, hoy vas bien. ¿Sí?

Pero un poquito más de cambio.

Es que es un cante.

Vamos a dejarlo. Muchas gracias.

Pero tengo más años que tú en esto de seducir.

¿No llegas tarde a la facultad?

Vale, ya me voy. Bueno, una cosa antes.

¿Va a volver Bruno o no?

No creo, la verdad.

Papá, hazme caso.

¡Que estoy fuera de onda!

Papá, no voy a ser abogada.

Sí, lo siento, pero está decidido.

Después de pensarlo mucho, ya no hay vuelta atrás.

Es que no me gusta.

¿Por qué hacer algo que no me gusta?

Además, si hay otra cosa que me gusta...

Papá, voy a ser actriz.

Sí, y ya me han contratado.

Me va a fusilar.

No te quepa duda.

¿Es cierto lo que he oído? -Sí.

Hoy debuto en el musical. Con la publicidad se enterarán.

Ya. ¿Estás segura de lo que haces?

Sí.

Bueno, aunque siempre me puedo equivocar, ¿no?

¡Claro! Todos nos equivocamos.

Eres mi nieta.

Voy a ayudarte. -¿Se lo vas a decir tú?

No. ¿Quieres que cometa un parricidio?

Eres tú quien debe decírselo.

Intentaré prepararlo.

A ver qué se me ocurre.

Pero es que se lo tengo que decir hoy.

Sí.

Y ahora. Se lo diré ahora.

Ana, sería para mí un honor...

Qué cursilada.

Hay que ser más directo. Ana, ¿te quieres casar conmigo?

Ana, ha habido dos mujeres en mi vida, una de ellas eres tú.

¿Te quieres casar conmigo?

Patético.

De rodillas. Ana, ¿te quieres casar conmigo?

¿No sabes llamar a la puerta?

Felicidades. Ya era hora de que te decidieras.

Mejor de pie. ¿Tú crees?

¿Qué quieres?

¿Problemas en la facultad?

No.

¿Seguro? Sí, no es nada importante.

¿Te ayudo en alguna asignatura? Mejor hablamos luego.

Bueno, vale.

¡Oye! De esto, ni una palabra.

Tranquilo.

No podré volver jamás.

No me atrevería a mirarlos a la cara.

Lo que he hecho es imperdonable.

¿Qué harás? ¿Que qué haré? Pues irme.

Irme a donde nadie me conozca.

O al menos donde nadie de la familia Hidalgo...

...me pueda encontrar.

¡Señor! Dígame.

Como Bruno no está y no sé cuándo volverá...

No creo que vuelva. ¿Por qué?

¿Quieres dejar de meterte?

Ya.

Era él el que me daba el dinero para la compra.

Ah, vale. En el cajón de mi escritorio hay dinero.

Tome una llave.

Haga una copia. Sí, señor.

Me voy.

Adiós. Adiós.

¿Te preparo algo para el cole?

No, solo quiero una manzana.

Princesa, ¿dónde vas? -No me llames princesa.

Vaya, vaya. La princesa está enfadada.

Tú querías que Bruno se fuera.

Eres más lista de lo que parece.

Tararea "Mamma mia"

¿Qué canción es esa? -Ninguna.

Como llegue tarde por vuestra culpa...

Nunca ha pasado eso. -Yo me voy.

Venga, Lucía, que esto pesa.

Lucía, venga.

¿Crees que Bruno volverá?

Cuando mi hermano toma una decisión, nadie le hace cambiar.

No creo que le volvamos a ver.

Lucía, nos están esperando. Toma.

Teléfono

¿Sí?

Hola, Bruno.

No hay nadie en casa. ¿Qué querías?

"Nada.

Saber cómo se lo han tomado.

Y si alguien ha preguntado por mí".

La verdad es que aquí nadie te echa de menos.

Después de lo que hiciste, todos han querido olvidarte.

Lo entiendo. A mí también me pasaría lo mismo.

"Les da vergüenza haberme conocido".

¿Y los niños? ¿También piensan lo mismo?

Siento decirte que sí.

¿Cómo voy a levantar cabeza?

Lo que hiciste fue fuerte.

Lo sé, no me lo recuerdes. Ya encontrarás trabajo.

Gracias, pero no necesito tu consuelo.

Solo te llamaba para darte...

...mi nueva dirección por si llega algún correo a mi nombre.

Sí, espera.

Ya tengo boli, dime.

¿Estás apuntando?

Sí, por supuesto.

Muy bien, muchas gracias. Adiós.

¿Sabes algo de tu hermano?

Me temo que no.

Pero tú sabrás por dónde se mueve.

No se me ocurre.

Yo saldría a buscarlo, pero no sé dónde.

Lo mismo me pasa a mí.

Les he dicho a los niños que le encontraría.

Se lo ha tragado la tierra.

Ya.

Voy a trabajar. Si sabéis algo, avisadme.Vale.

Claro.

Lo que daría por verle.

Voy a ver a Sharon. Ella estuvo liada con él.

¿Ah, sí?

¿Cuidas de Nico? Sí, claro.

Gracias.

Pues yo se lo diría.

Estás pesadita. -Entiendo que te enfades.

Si te sirve de algo, es culpa tuya.

Ah, gracias. Sí que me sirve.

En serio, díselo.

Timbre

Hablando del rey de Roma... -Pues el hotel abre por la noche.

Si trae a una amiguita, que venga más tarde.

Que dice...

Ya lo he oído. No estoy sordo.

Que dice que no está sordo.

¿Sigues enfadada conmigo? -No.

Sí. -¿Te puedes callar?

No lo entiendo muy bien.

Te he pedido perdón cien veces.

Nunca más traeré una chica aquí. -Ya, vale.

También es la casa de Vero y ella no se enfada.

No es lo mismo. -¿Por qué?

¿Por qué? -Vero, vale ya.

¿Por qué no es lo mismo?

Porque...

¿Por qué tú te enfadas y ella no?

Que me dejéis en paz.

Mira que sois burros.

Aquí no hay dinero.

Qué raro, ¿dónde estará?

¿Cómo ha podido hacer eso?

Pero si Bruno los quiere con locura.

Que ya lo sé, Sharon.

Se habrá sentido tan mal que se ha ido sin dejar ni rastro.

Una cosa.

Tú has estado con él.

¿No sabes por dónde puede andar?

No tengo ni idea. ¿Ni idea? Piensa.

Es que no... -Hola, Ana.

Hola, Alberto. Hola.

Piensa.

¿Qué pasa? -Bruno ha desaparecido.

Quizás anda por un bar al que me ha llevado alguna vez.

Allí lo conocen. AMBAS: "¿Qué bar?"

¿Cómo se llamaba?

¿Cómo?

Era...

Venga, a ver. Pero...

Empezaba por "e".

Emiliano. -No.

Elefante. Emperador.

Elepé.

¡Etiopía! -¡Ya está!

¡Elvis!

Elvis.

Elvis.

Elvis.

Bruno, ¿quieres tu zumo de siempre?

¿Zumo?

Dame una copa.

La última vez que bebiste no te sentó muy bien.

Ya, pero... dame una copa.

De acuerdo.

Buenas...

Hola.

Me voy a hacer un bocata grande.

Si aparece Bruno, avísame, que me infla a collejas.

Bruno se ha marchado.

Mejor, así me como toda la nevera.

Se ha ido de la casa para siempre.

¿Qué?

Que se ha ido.

¿Que se ha ido? ¿Adónde se va a ir?

No lo sé, pero por lo visto no va a volver.

¿Qué me estás contando?

Bruno no se ha podido ir. Mi Bruno no...

¿Se ha ido de verdad?

¿Mi Bruno?

¿Con quién voy a pelear yo?

¿Quién me va a perseguir...

...por la casa pidiendo que le devuelva las cosas que le quito?

Pero, mujer, no me cuentes eso, por favor.

Bruno.

Bruno.

¿Ya hay nuevo mayordomo?

Todavía no.

¿Me ves con posibilidades?

¿Posibilidades de qué?

De ser el nuevo mayordomo.

¿Te quieres quedar con su trabajo?

¡No, qué va!

Nada más lejos que las Alpujarras.

Lo que es que si... Vamos, que...

Si el Bruno no está y el puesto se queda vacío,...

...pues es tontería dejarlo así.

Y...

Ya que no puedo ser niñera, había pensado...

No crees que vaya a volver, ¿verdad?

¡Bruno!

¡Ana!

Pero...

¿Qué haces aquí?

Te estábamos buscando.

Gracias, Ana.

Te lo agradezco, pero no me engañes.

Sé que nadie...

...me está buscando.

Con lo que he hecho no me extraña.

¿Qué dices?

Todos quieren que vuelvas: Catalina, los niños...

¿Los niños? ¡Que sí!

¡Que sí!

Me mientes. No te miento.

Me han despertado pidiéndome que te buscara.

¿Te han dicho eso los niños?

Sí.

Bruno, escúchame.

En casa te echamos de menos.

En serio. Esa casa es horrible sin ti.

Te agradezco mucho estas palabras.

Pero...

...yo no podría volver.

Me daría vergüenza...

...después de lo que he hecho.

Todos nos equivocamos.

Lo que hace grandes a las personas es reconocer sus errores.

Todos te queremos.

Tienes que volver a casa.

Gracias, Ana.

Gracias.

¿Y el señor?

Bueno...

El señor quizá es el que está un pelín más enfadado.

Pero habla con él y ya está.

¿Que yo hable con él? Sí.

Bruno, tienes que hacerlo.

No me atrevo. Escucha.

Tienes que hacerlo.

Me voy, que tengo a los niños, a Nico, todo el lío.

¿Me vas a prometer...

...que te lo vas a pensar?

Sí, claro.

Por favor. ¿Te lo piensas? Sí.

Venga.

Gracias. Muchas gracias.

Adiós.

Vaya chica guapa.

Es una amiga.

Una gran amiga.

Quítame esta copa y ponme mi zumo de siempre.

¿Desea algo? ¿Un poquito de fragancia?

¿Quiere?

A ver con el otro. Vamos a ver.

Así estamos...

Parece que está hecho a mi medida.

Mecachis en la...

No seguiré trabajando para usted.

Tengo otros planes más rentables.

¿Qué clase de planes? -Me caso con la cocinera.

¿Eso es un plan rentable? Antes aspirabas a más.

La cocinera y su sobrina han heredado dos millones de euros.

Está loca por mí.

En cuanto le pida matrimonio, dirá que sí.

¿Qué le parece?

¿No te estás olvidando de algo? -¿De qué?

Te saqué de la cárcel y te puedo volver a meter. No lo olvides.

¿Qué quiere que haga?

Fernando quiere hacerse de nuevo con el control del banco.

Me ayudarás. -En su cuarto no había nada.

¡Escucha!

Hay algo que guardará.

Algo con lo que puedo manipular sus planes y mandarlo a la cárcel.

Encuéntralo.

Y hazlo pronto.

Se está acercando y no quiero sorpresas.

Ponte a trabajar.

¡Ah!

No vuelvas a tener esas ideas.

Es un consejo.

Casa Hidalgo. ¿Qué desea?

No, esto es muy falso.

Esto necesita...

...innovación.

Este es el quelo Hidalgo. ¿Qué quiere?

El señor ahora mismo no está, pero estoy yo, que soy su mayordomo.

Dígame lo que quiera y yo se lo digo.

Ahí. Hasta luego.

Estoy que arraso.

Casa de... ¡Hola, Ana!

Pero bueno...

Fonti, ¿se puede saber qué haces?

Arreglar las bisagras. ¿Ha llegado el señor?

¿Don Fernando? No. Vale.

¿Te pasa algo? No.

Vale. Hasta luego.

Timbre

Hola, Fonti. ¡Señor!

¿Ha llegado Ana?

¡Sí, señor! ¡Acaba de llegar, señor!

¿Qué haces?

¡Estoy bien, señor! ¡No pasa nada!

Ya me veo yo de mayordomo.

Hola. AMBOS: "Quería decirte..."

Tú primero.

No, venga.

No, en serio. Dilo tú primero. Vaya hombre.

Yo solo quería pedirte...

¿Qué?

¿Me lo vas a decir o...?

Que si te gustaría... Me gustaría muchísimo, en serio.

Dímelo. Dímelo.

Me haría muy feliz si te quisieras...

¿Qué?

Me haría feliz si quisieras...

¿Qué? Venir a cenar conmigo.

Eso es.

¿A cenar contigo?

Sí.

Las cenas son moviditas.

Soy perseverante.

Ya lo veo, ya.

Bueno, pues...

Sí.

¡Bien!

¿Puedo hablar con usted? Sí, claro.

Bien.

¿Cómo hago yo esto?

IMITA A BRUNO: "Casa de los Hidalgo.

Aquí su mayordomo personal.

Dígame usted qué es lo que quiere".

No, queda falso.

Necesito algo más fresco.

Casa de los Hidalgo.

Aquí el mayordomo personal.

El señor no está, pero yo soy su asistente personal.

Dígame a mí lo que quiera.

Vale, chato. Yo se lo digo.

Venga, chao.

Teléfono

Casa de los Hidalgo.

Han colgado.

Ya han contratado a otro.

No puede ser.

No ha pasado ni un día.

Han contratado a otro.

Paco,...

...ponme un whisky doble.

Como verá, no hay dinero.

Ayer mismo dejé 500 euros.

¿Le ha dado las llaves a alguien? No, señor.

Ahora le daré dinero. Muy bien, señor.

Catalina. ¿Sí?

¿Bruno devolvió sus llaves?

Que yo sepa, no.

A lo mejor las ha dejado en algún sitio.

Gracias.

Si cree que Bruno sería capaz... No se preocupe.

Ya la llamaré si necesito algo. Sí, señor.

Timbre

Hola.

Hola.

Tía, ¿ha venido Bruno?

Me temo que no.

Jopé.

¿Y no ha pasado nada?

¿De qué?

De algo. No, cariño.

¿Y Amalia y Celia?

Ya vienen por ahí detrás. Vale.

¿Y Rafa?

Ha ido a hacer cosas. ¿Por qué?

IMITA A BRUNO: "¿El señorito quiere alguna cosa?"

Es que no entiendo por qué.

Le molesta que estés con otra.

Eso lo sé. Pero quiero saber por qué le molesta.

Las tías son muy raras. Cuando yo me lo monté con otra, no se enfadó.

Fonti, ¿quieres parar?

Déjame en paz, estoy ensayando.

"¿Los señoritos no quieren alguna cosa?"

No te flipes, no te van a contratar.

Ah, sí. Eso ya lo veremos.

"¿Seguro que no quieren alguna cosa? Una copa..."

Últimamente no me mira ni a la cara.

Con lo que me gusta Paula. -Son muy raras.

¡Cállate! -¡Qué pesado eres!

Ahora sí que me siento como un mayordomo.

Qué cosita más guapa.

Sharon.

Necesito que vengas a casa.

No me pasa nada.

Ahora mismo.

Sharon, agárrate.

Voy a cenar con Fernando.

Creo que no va a ser una cena normal.

Venga.

Te espero. Un besito.

Ven aquí.

Ven aquí, mi niño.

Mami va a cenar con papá esta noche.

Y no va a pasar nada malo, ¿sabes?

Ana, ¿podemos hablar un momento? Sí, claro.

Hoy es mi debut en el musical y me haría ilusión que vinieses.

Llevo esperando este momento mucho tiempo.

Me gustaría que alguien que me quiere me viera y me apoyara.

Claro.

Claro, claro.

Y es precisamente hoy.

Sí. ¿No quieres?

No, para nada.

No te voy a dejar solita.

¿Has hablado con tu padre?

No, es que no me atrevo.

Hoy es mi debut.

Debo estar tranquila.

Si se lo digo, se va a armar, lo sé.

¿En qué estado voy a salir al escenario?

Claro... BEBÉ: "Papá".

¡Papá! Ha dicho "papá".

Tienes toda la razón.

Sé que te gustan las canciones de Abba.

Sí. Allí estaré. Gracias.

Venga, cariño.

Me voy, tengo que hacer muchas cosas antes.

Vale. Te dejo aquí las entradas.

Te guiño un ojo cuando esté en el escenario.Vale.

Carol, cuando estés arriba, cómetelos a todos.

Suerte. Gracias.

Ay...

Ay, mi vida.

La que se va a liar, Nico.

Hola, Catalina. Hola.

¿Sigues sin saber nada de tu hermano?

Si supiera algo, te lo diría.

Ya, claro. ¿Pasa algo?

No, nada.

Bueno, sí.

Al señor le falta dinero y sospecha de tu hermano.

Mi hermano jamás tocaría un euro de nadie.

Eso digo yo.

Pero como pasó eso y se fue tan rápido...

Es raro, aunque me extraña de mi hermano.

Sí.

Pero la gente cambia.

¿No pensarás de tu hermano que...?

No, no.

Qué va. No.

Cuando vuelva, se aclarará todo.

Seguro, sí.

Catalina... ¿Sí?

Llevo varios días pensándolo y no puedo aguantar más.

¿Pasa algo?

No sé.

No sé.

Hola, papá. Hola.

¿Necesitas algo? Nada.

Ayer por la noche, cuando fui a beber agua a la cocina,...

...vi a Rafa entrando a la biblioteca.

Ah, ¿sí?

Vaya.

Estaría buscando algo.

Claro. Ya.

¿Te gusta esta corbata? ¿Es para la cena con Ana?

¿No se puede tener un secreto? No me gustan las corbatas.

Bueno, vale.

Dile a Rafa que suba.

Vale, papá. Adiós.

Siento por ti lo que nunca he sentido por ninguna otra mujer.

¡Anda!

Es mejor que te lo diga ahora.

He tenido este impulso, ¿y para qué esperar más?

Ah...

Catalina...

¿Te casarías con la persona que más te quiere?

Bueno, pero es...

¿Tengo que contestar ahora?

No puedo sufrir esta incertidumbre.

Bueno, pues...

¿Se lo puedo decir a María antes?

Claro.

Claro.

Pero que sepas que mi disposición es...

¿Cómo lo diría yo?

Muy favorable a tu propuesta.

¿Vale?

Muy bien.

Te dejo sola para que te lo pienses.

¿Eh?

Rafa. ¿Sí?

¿No hay que besarse en estos casos? Ah, claro.

Claro. Es que no me había atrevido.

¡Hola, pequeña!

Papá quiere verte ahora.

¿A mí? A él.

¿A mí?

Me voy a comprar, que me van a cerrar las tiendas.

Hola, Lucio. ¿Quieres un bocata?

No son míos y no los puedo devolver.

¿Qué hago?

Puerta

Adelante.

Pase.

¿Quería verme?

Sí. ¿Sabemos algo de Bruno?

Nada, señor.

Parece que se lo ha tragado la tierra.

Eso parece. Ya.

¿Necesita algo más? No, gracias.

Bueno, sí.

¿Qué hacía ayer en mi despacho?

¿Ayer? Sí, Lucía dice que le vio allí.

No tengo por costumbre curiosear por la casa de noche.

Han desaparecido 500 euros. Me lo ha dicho Catalina.

Si piensa que he sido yo,...

...me iré de la casa, y si quiere poner una denuncia,...

...responderé a cualquier pregunta para demostrar mi inocencia.

No es necesario.

No quiero dudas sobre mi honradez.

Disculpe, hablaré con Lucía.

Gracias, señor.

Este podría ser. ¡Sí!

No, no lo sé. No lo sé.

No lo sé.

¿Qué?

No lo sé.

Sharon, no me estás ayudando nada.

Me estás poniendo nerviosa.

Menuda amiga tengo.

¿Vas a ver el musical o a cenar con Fernando?

He tenido una idea. Voy a hacer las dos cosas.

¿Cómo las dos cosas? Pues eso.

Vamos a ver el musical y luego a cenar.

¿No se va a mosquear? ¿Por qué?

Me has dicho que la cena es muy especial.

Para Fernando. Sí.

Y tú vas y le dices que os vais al teatro.

Y no a cualquier teatro, Ana.

Vais a ver cómo su hija mayor, la estudiante de derecho,...

...está cantando y bailando en un escenario.

¿Es buena idea?

¿Sabes la mejor forma de enfrentarse a un problema?

Enfrentarse a él de sopetón.

A mí me parece que estás jugando con fuego.

Le convenceré de que es lo mejor para su hija.

¿Quieres saber mi opinión? La vas a soltar de todas maneras.

La vas a cagar como le lleves.

Bruno.

¡Bruno!

¡Bruno! ¿Qué?

Lo sabía.

¿Qué hago contigo?

¿Bruno?

¡Bruno!

¿Lo conoces?

Qué cogorza lleva.

Se ha tomado dos copas, pero no aguanta.

¿Le llevamos a casa?

¿A casa?

¡Tendrá una casa!

Vive donde trabaja, que yo sepa.

Pues ayúdame.

Venga, Bruno.

Vamos.

No quiero ir a casa. Sí.

Quiero estar aquí.

Eh, eh, ya.

Venga. Estoy bien.

¿Qué estás diciendo, papá?

¿Te gusta esta corbata o esta?

La oscura.

Quiero decir...

...que hay que apoyar a los hijos en sus decisiones...

...aunque no te guste.

No sé de qué hablas.

Eso es relativo. A veces, el futuro de los hijos...

...depende de los padres.

¿Es muy seria esta corbata? Quizá un poco.

Pero a ti te sienta bien.

Llega un momento en el que toman su camino y no puedes evitarlo.

¡Y dale!

Mientras estén bajo mi techo, tendrán que hacerme caso.

Por cierto, tengo un problema.

¡Da igual la corbata!

¡Que no es la corbata!

Ha desaparecido dinero y no sé si es Bruno o Rafa.

¿Cómo puedes pensar que ha sido alguno?

Bruno jamás haría algo así y Rafa es una buena persona.

Eso es una barbaridad.

Pues alguien habrá sido, ¿no?

¿Qué le has dicho? Que tenía que consultarlo contigo.

Y yo, ¿qué tengo que decir?

Si te parece bien...

...que Rafa sea mi marido y tu segundo papá.

¿Tú le quieres?

Sí, me gusta.

Si te casas con él, no volveré a casa de los tíos, ¿verdad?

Claro que no.

No sé.

¿Tú te quieres casar con él?

Sí.

Vale.

¿Sí?

Qué bien.

¡Qué bien, mi niña!

Hola, Lucio. Qué raro verte aquí a estas horas.

¿Qué pasa?

Pero, Lucio...

Tía, ¿qué te pasa?

500 euros.

Lucio, tú...

Hola.

Se suele llamar. -Córtate un poco.

Solo venía a por unos folios.

No te los dejamos. -Anda, sí.

En el primer cajón.

Oye, Nando.

¿Crees que entre Ana y papá habrá...

...temita?

Yo por lo menos lo he intentado.

Le he dicho a papá que, si quería, aquí tenía al genio.

¿A ti? -Algún consejo...

¿Para qué?

¿Para qué?

Aquí donde me tienes, estoy últimamente que lo parto.

Hay un ataque de ceguera en la universidad.

De ceguera.

Si papá se lía con alguna, Ana se va de esta casa en dos minutos.

No exageres, no es para tanto.

Los tíos no tenéis sensibilidad.

¿De qué hablas?

¿A ti te gustaría ver a tu Paulita liarse con otro?

Pues no.

Porque te hace tilín.

¡Claro!

Claro, es eso. Si es que soy imbécil.

Por fin has dicho una cosa inteligente en tu vida, Nando.

¡Claro! ¿No lo entendéis? Ya está todo claro.

¿Qué dices?

Nada.

Gracias. Sois unos genios.

Muchas gracias.

Yo lo flipo.

¿Está tonto? -Los tíos están zumbados.

Vamos a ver.

Un zumito, una cervecita...

Una cervecita.

Y de las caras, además.

Toda la cocina para mí solo...

Esto es vivir como un rey.

¡Te juro que esto no...!

¿Qué le pasa? He bebido unas copas.

¿No lo ves? Lleva una trompa de capitán.

Sí.

Han sido dos copas, pero nunca bebe.

Eres un despojo.

No lo pueden ver así. Lo subiré.

Me da igual. ¿Qué?

Tú delante.

¡Fonti! -¿Qué?

La maleta. -La maleta.

No lo haré más.

Ha sido un lapsus.

Venga.

Yo no quería.

Os pido perdón a todos. ¡Calla ya!

¡Cállate de una vez!

Estoy avergonzado.

Qué pesadito eres, macho.

Cierra la boca.

¡Corred!

¡Corred!

¡Corred!

¡Venga!

Señor, tengo que hablar con usted.

¿Ahora? Sí, señor.

Dígame. Ya sé dónde está el dinero.

¿Dónde? Lucio me lo ha dado esta tarde.

¿Lucio? Perdone, ¿quién es Lucio?

Es un vagabundo sordomudo al que a veces damos de comer.

¿Ha robado mi dinero un vagabundo?

Espero que esta noche sea la gran noche.Eso espero yo.

Habrá que llamar a la policía.

¿Para declararte? No es eso.

No, señor. Creo que el dinero se lo ha dado Lucía.

Eso me ha dicho con gestos.

¿Qué? ¿Lucía?

Le vería tan pobre que le dio pena y le dio el dinero.

Ya me imagino. Hablaré con ella.

Aquí lo tiene.

No, déjelo para las compras.

Qué guapa.

Sí. Estás guapísima.

Gracias.

Bueno...

Tú estás muy atractivo.

Hipo

Te ha dado hipo.

A lo mejor es un susto. Yo no he sido.

Con lo que vas a ver esta noche se te va a pasar el hipo.

¿Qué quieres decir? Vamos.

Vale.

Suerte. Gracias.

Adiós. Adiós.

Qué guapa. Gracias.

Portaos bien. TODOS: "Adiós".

Papá va a necesitar ayuda. -Sí.

¿De qué habláis?

De un plan. -¿Qué?

Chicos, a la cama. Vamos.

Venga.

De verdad, yo no quería hacerlo.

Mira que es pesadito el tío.

Fue un momento de debilidad. Cállate.

Soy capaz de hacer una penitencia.

Pasad.

A la cama. A la cama.

Como si estuviese durmiendo.

Trabajo finiquitado.

Yo me voy ya.

Dale recuerdos a Bruno cuando despierte.

Si despierta.

Esa es otra.

Espero que no entre nadie.

Y recordad:

"Elvis forever".

Fonti. -Ahora voy.

Me he quedado sin curro.

Pero bueno, me alegra verte de vuelta.

Yo no quería...

No lo volveré a hacer más.

Timbre

Bueno...

¿Qué quieres?

Pedirte perdón.

¿Y esto?

Lo siento.

¿Qué sientes?

Pues...

Siento no haberme dado cuenta de...

...por qué estabas tan enfadada.

Sobre todo siento no haberte dicho antes...

...que te quiero.

¿Qué?

Ay...

Perdón.

Me voy.

Perdón.

Repite lo último.

Que te quiero.

Sí, desde que te vi.

De hecho, me cambié de carrera por ti.

¿No me tomas el pelo?

¿No es una broma?

Que no, te lo digo muy en serio.

Yo iba a derecho, y como vi que tú te matriculabas en veterinaria,...

...no me lo pensé.

Si te estás riendo de mí...

Perdón.

Avisadme cuando pueda salir, que quiero ver la peli.

¡Chicos!

Es el plan B.

Papá nos lo agradecerá.

Ya veréis. -¿Para qué sirve?

Es como una chuleta.

¿Una chuleta?

Para que saque buena nota en el examen.

¿Qué examen? -El de papá con Ana.

No lo entiendo.

Cuando venga Lucía, que te lo explique ella.

Haced las letras grandes.

Que las lea bien.

Que sí, plasta.

No entiendo este cambio de última hora.

Me apetecía mucho ver este musical contigo.

¿No podía ser otro día? No.

Hoy precisamente. Precisamente.

Cada vez te entiendo menos. Si hay que ir al teatro...

Luego te llevo a cenar. No, te llevo yo.

Mmm... Estas albóndigas están buenísimas.

Gracias.

Rafa, ya he hablado con María.

¿Y qué?

Pues que sí.

Que ella está de acuerdo. ¿Con qué?

Con lo de que nos casemos.

Ah. Muy bien, ¿no?

¡Que sí! Que sí quiero.

¿Me acercas el pan?

Sí, claro.

¡Ah!

¿De verdad?

Sí. Que sí.

Me quiero casar contigo.

Soy el hombre más feliz.

¡Aaah!

Perdón.

Gracias.

He tenido que retrasar la cena. No entiendo este interés...

...por venir aquí.

¿Puedes dejar de cacarear...

...y disfrutar de la obra?

Preferiría cenar.

Ya, pero es que te va a sorprender.

Ya. Este musical tiene muy buena fama.

Seguro que te interesa mucho. Sí, seguro.

Que empieza.

No puedo beber... ¡Bruno!

¡No!

Yo lo...

Yo lo siento.

Lo siento. ¿Qué haces aquí?

Yo no quería...

Yo no... No entiendo.

Lo que pasa es que...

Pasa lo que pasa.

Te lías a beber...

...y no puedes.

No puedes beber.

¡1979! ¡Es el año que se quedó embarazada de mí!

No quería hablar de mi padre. Decía que no recordaba nada.

¿Esa chica...? ¿Esa es...?

Tu hija.

17 de julio.

Después del espectáculo,...

...Sam me llevó en bote a la islita.

Bailamos...

¡Carolina! Pero ¿qué hace ahí?

Cantar, bailar, actuar... ¿A que lo hace genial?

Ya.

Sé que es él.

Nunca antes me había sentido así.

Música

Honey, honey.

Hoy me siento, ¡ajá!, honey, honey.

Honey, honey.

Sin aliento. ¡Ajá!

Honey, honey.

Quería saber mejor...

...lo cierto de aquel rumor.

Y ahora lo sé por fin.

Es mi love machine.

¿Una máquina del amor? -Eso no es nada.

Vamos, Lucía, date prisa.

Que no se te olvide la cartulina.

Venga.

Yo no quería.

Yo os pido perdón.

A todos.

Yo no...

No volveré a hacerlo.

Yo no...

...puedo beber.

Yo bebo zumo de melocotón.

Ese es...

...mi zumo favorito.

Yo no... ¿Tú no?

¿Qué tal el paseo? -Bien.

Muy bien. Ana y mi hijo no habrán vuelto.

No. Quien ha llegado es mi hermano. -¿Bruno?

¡Vaya! Voy a verle ahora. -Don Nicolás.

¡Despierta!

¿Qué pasa?

Bruno. ¿Qué?

¡Eres tú, Lucía!

Has venido...

...a verme.

Tengo que decirle que su estado no es muy...

¿Qué?

Le he dicho que en ese estado no era bueno que viniera.

No me asustes.

Le pido disculpas de su parte.

Esto que me dices es preocupante. Voy a verle.

Adiós para siempre, hermanito.

¿Qué le pasaba a la princesa?

Que al final se casa con el príncipe.

¡Bruno!

¡Hola! Buenos días, señor. ¿Qué deseaba?

Siéntate, por favor. Sí.

Es muy agradable tenerte con nosotros.

Me estaba contando un cuento.

Sí, un cuento. Tienes mala cara.

Es que está... acatarrado.

Estornuda

Ahora entiendo a lo que se refería tu hermano.

¿Qué? Solo estás enfermo.

No tiene importancia.

Yo quería...

...pedirle disculpas por todo... Bruno,...

...solo tienes que hablar con Fernando.

Los demás estamos encantados.

Deja un rato tranquilo a Bruno. Ya te contará cuentos.

Bienvenido.

Gracias, señor.

Eres mi ángel de la guarda, Lucía.

¿Qué haría yo sin ti?

Qué exagerado. Se nota que eres una persona muy recta.

Demasiado.

¿Le ha visto?

Solo está un poco pachucho.

Qué bien que haya vuelto. -Desde luego.

Corre, Lucía, venga. Ya vienen.

¿Que yo qué? Lo que has oído.

Tu hija ha ejercido libremente. Y yo me lo creo.

Ese es tu problema.

Creas el problema y luego el problema es mío.

No tengo que ver con que tu hija sea actriz.

Le has llenado la cabeza de pájaros.

Fernando, Fernando.

Te estás pasando. La que se pasa eres tú.

Tardas mucho en decir las cosas. Pude evitarlo.

A ver... Evitar el qué.

¿Que no haga lo que quiere su padre, que le gusta actuar...

...más que ser abogada?

Ahora comparas ser actriz con abogada.

A ella le gusta.

¿Qué sabrá lo que le gusta?

Nunca la he visto tan feliz en mi vida ni tan alegre.

Tú no la conoces, o sea, que no... La conozco mejor que tú.

Si no, ¿por qué me lo ha contado a mí?

¿Sacamos las cartulinas?

¿Por qué?

"Para mi corazón basta tu pecho; para tu libertad,...

...mis alas". ¿Qué?

Fernando.

¿Estás bien?

¿Te pasa algo?

¿Eh? No. No me pasa nada.

¿Qué harás cuando llegue?

Vendrá toda ilusionada. ¿Y tú la vas a machacar?

"Está en ti mi ilusión de cada día".

¿Qué?

Fernando, ¿te pasa algo? Es que eres...

Me desconcierta. "Cásate conmigo".

¿Cómo?

Ana.

Cásate conmigo.

Cásate conmigo.

¿Me lo dices en serio?

Pues...

Señor.

Con su permiso.

¡Bruno! Hola, Ana.

Ahora no, por favor.

¿Me está echando? No quise decir eso.

TODOS: "¡Bruno!"

Os he echado de menos.

¿De dónde salís? Quería pedirle...

Está readmitido. Las explicaciones, luego.

Quiero pedirle... ¡Luego!

Muy bien, señor.

¿Y bien, Ana? ¿Qué?

Que tienes que responder.

Ah, claro...

Bueno, pues...

Hola.

Hola, hija.

Sé que has estado: te he visto con Ana.

Sí, he estado.Quería disculparme por no decírtelo,...

...pero no me atrevía.

¿Y qué?

Has estado genial.

¿Te ha gustado?

Estoy orgulloso de ti, hija. Eres el mejor padre del mundo.

Te quiero, papá.

Bueno.

Y tú, la mejor amiga del mundo.

¿Alguien me explica lo que pasa?

Yo no me entero de nada.

Es una artista.

¿Una artista?

Sí, de verdad.

¿Abrimos una botella de champán? ¡No! Ana...

Me tienes que contestar.

Que nadie nos interrumpa ahora.

¿Te quieres casar conmigo?

Pues...

Sí.

¡Bien! "¡Bien!"

Bien.

No pasa nada.

Espera.

Toma.

Qué bonito.

¡Cobarde! "Un momento, la próxima semana, más".

¿No estarás embarazada? ¿Yo, embarazada?

Vuelvo a ser presidente.

¿Cuándo es la boda? Tu padre la quiere ya.

"¡Bien!"

Estoy embarazada.

El señor tiene una cena importante. -¿Del banco?

Bien. -Es lo único.

Vamos a tener un hijo.

Lo dices sin avisarme.

Te lo digo ahora. -Ahora que no tiene remedio.

Un besote en la mejilla.

Es que lo sabía.

Aquí. No, no, no.

Es la sopa preferida de D. Cosme.

Que elija bien el vestuario. Sí.

Sé de qué te conozco. ¿Sí?

Chicago.

¿Qué hacía Ana en Chicago?

Lo siento.

Me voy de casa.

¿De qué hablas? No destrozaré tu reputación...

...ni la de tu familia.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Episodio 88 - Un paso más

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Ana y los siete - Episodio 88 - Un paso más

19 dic 2012

Ana deberá lidiar con muchos problemas a la vez. Además de la búsqueda de Bruno, que se ha ido de casa, esta dolida con Fernando, quien a raíz de lo que pasó entre ellos la noche anterior ha dado por zanjado el asunto, creyéndose reconciliados. Pero Ana necesita que Fernando dé un paso mas. Además Carolina le pide a Ana que asista a su estreno musical en el teatro en el momento menos apropiado.

Lucía decide hacer algo con respecto a Rafay, ya que no puede decir lo que sabe, inventa otros medios para le que echen. Mientras, Nando descubre por qué Paula esta tan enfadada con él.

ver más sobre "Ana y los siete - Episodio 88 - Un paso más" ver menos sobre "Ana y los siete - Episodio 88 - Un paso más"
Programas completos (92)

Los últimos 96 programas de Ana y los siete

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos