www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
1617362
No recomendado para menores de 7 años Ana y los siete - Episodio 87 - Maniobras
Transcripción completa

¿Qué es lo que baila Ana,...

...que hasta los muertos le tienen ganas?

¿Qué es lo que baila Ana,...

...que todo el mundo se pide un turno?

El Papa se lo consulta...

...al Dalái-lama.

¿Qué es lo que baila Ana?

El reportero de "El Mundo" al del "Semana".

¿Qué es lo que baila Ana?

Y el pijo del cochecito cupé...

...a los que ligan a pie.

¡Por la cara!

¿Qué es lo que baila Ana?

Ya sé qué hacer para que tu papá y Ana se quieran.

¿El qué?

En este cuento preparan...

...una pócima para enamorar a un príncipe.

Eso es solo un cuento. -¿Y qué?

Las pócimas de los cuentos no funcionan.

Que sí.

Que no. -Ya verás.

Eres muy pequeña, no lo entiendes. -No soy pequeña.

Vale.

¿Con Fermín? Vaya primer beso más chungo.

La verdad que muy bonito no fue.

Apretaba mucho.

A lo mejor fue por mi culpa.

Yo creo que Fermín tiene pinta de bruto.

Rafa se va a lanzar y tú estás cagada.

Me da apuro que me dé un beso y vea que no tengo ni idea.

Vamos a ver.

Que yo me entere.

¿Aprieta el chico o la chica también aprieta?

Fermín fue... No se trata de apretar.

Lo que tienes...

Tú esto no lo puedes escuchar.

Lo de la lengua ya lo sé. ¿Qué pasa con la lengua?

Hay besos con lengua. ¿Sacando la lengua?

Qué grima, ¿no?

No tienes que meterla hasta el fondo.

¿Y tú qué sabes? -A lo mejor más que tú.

Hola, Nando.

¿Qué pasa?

Pero, Fonti, ¿por qué vas vestido así?

Pues voy vestido así porque...

...vengo a ver a tu padre.

¿A quién?

¡Al calvo!

Al jefe, al señor.

Ah. Y ¿para qué? Eso digo yo. ¿Para qué?

¿Me vais a tener aquí toda la mañana?

Hola, princesa.

¿Qué haces?

Pues ya ves, estoy haciendo las maletas.

Entonces, ¿es verdad? Me temo que sí.

Papá te quiere y tú le quieres, no lo entiendo.

No es tan fácil.

Cuando seas mayor, lo entenderás.

No quiero ser como vosotros. ¿Por qué?

Cuando esté por un chico, se lo diré.

Y ya está.

Ya, pero las cosas...

No son así. Ya me lo has dicho.

No lo entiendo.

¡Puedo hacerlo! ¿Cómo vas a hacer tú...?

No eres tú el que decides, es el señor.

¿Tú estás loco?

Lo siento, no pienso molestar al señor...

...con semejante tontería.

No es una tontería, lo digo en serio.

Sí, ¿qué más?

Voy a atender al señor.

Quédate tú, Nando.

¿Cómo se te ha ocurrido esta chorrada?

No es ninguna chorrada.

A ti te pica que yo te vaya a mandar.

¿Crees que mi padre te va a tomar en serio?

¿Yo soy responsable en el trabajo? Venga, di.

Sí, ¿y qué? -Vale.

¿Me gustan los niños?

Venga, contesta.

A ti lo que te gustan son las tías.

Las tías, la verdad...

¿Me gustan los niños sí o no?

Que sí.

¿Soy de confianza?

Venga, arranca.

Sí, eres de confianza, pero no eres una niñera.

¿Cómo se han tomado los niños lo de Ana y yo?

Están algo tristes.

Ya.

Ha sido como un jarro de agua fría.

Todos creíamos lo que al final no ha sido.Me imagino.

El sueño de los chicos, y el mío también, era que...

Que acabáramos juntos.

Claro, desde hace mucho tiempo.

Se intentó, pero no estamos hechos el uno para el otro.

Ya. ¿Está usted seguro?

Me temo que sí. Hoy viene una candidata a su puesto.

Hágala pasar a la biblioteca. Sí, señor.

¡Y no ponga esa cara, hombre!

Déjelo.

Timbre

Hola, buenas. -Hola. ¿Es la casa de los Hidalgo?

Venía para la entrevista por el puesto de niñera.

¡Ah! ¡Vaya! Ya está ocupado, lo siento mucho.

¡Fonti!

Todavía le queda una oportunidad.

¿Qué haces? Nada.

Hola, ¿qué tal? Hola.

¿Es la candidata? Sí, Elena Rubio.

Pase.

El señor la atenderá en la biblioteca.

Gracias. Por aquí.

Eso es discriminación sexual.

¿Qué dices? -Es discriminación sexual.

Es una piba y la entrevistan.

Con dos narices.

Pues hay niñeros.

Que lo sepas. Y muy buenos.

Hablaré con tu viejo, este curro será mío como me llamo José Manuel.

¿Cómo consigues ser tan plasta?

Hola, Nando.

¡Ana! ¿A que yo podría ser un niñero muy bueno?

¿Quién era esa chica?

Una candidata para ser niñera.

Ana, ¿a que yo podría ser un niñero...?

¡Ya está!

Necesitamos una pócima.

Ana.

¿Sí?

Oye, tú,...

...cuando lo hiciste...

¿El qué?

Pues...

Eso.

Pero ¿el qué, Catalina?

Pues...

Catalina, prepara dos cafés para la señorita Elena...

...y el...

Hola, Ana. Hola.

Y el señor.

¿Quién es Elena?

Pues yo creo que...

Que va a ser nuestra futura niñera.

Es una chica muy agradable.

Y parece que está muy bien formada.

Será una buena niñera. Eso parece.

¿Sí?

Sí, su currículum ha impresionado al señor.

Qué bien.

Voy...

Ahora los llevo.

Bueno...

Ana, entonces...

Perdona, ¿qué?

Pues eso, que...

El señor la va a elegir fatal.

Tiene muy mal ojo para elegir niñeras. ¡Si me eligió hasta a mí!

¿Me escuchas?

Perdona, Catalina, ¿qué me estabas diciendo?

Pues nada...

¿Qué?

¿Cuándo sabes que hay que hacerlo?

¿El qué, Catalina?

¿Eh?

Pues eso.

Esto... Permiso.

La señorita Elena quiere un vaso de agua.

¡No para de pedir cosas!

Sí. ¿Te refieres a hacer el amor?

¿Es eso?

Sí, eso.

Bruno.

¿Sí? Elena espera el agua.

Claro.

Entonces, ¿qué?

¿Tú te refieres a...? A eso.

Quiero estar preparada para que no me pille de repente.

Tú me entiendes. No te entiendo.

Pero, vamos a ver, tú... ¿Yo, qué?

Tú ya lo sabrás, lo habrás hecho, ¿no?

¿El qué? ¿Eso?

Claro, eso.

Pues...

Bueno, llegado este punto,...

...tengo que confesar que soy virgen.

Y como no lo he hecho nunca, pues no sé, claro.

Creo que se empieza con lo de los besos.

Con los besos con lengua, ¿no?

Porque hay besos sin lengua.

Las chicas dicen que con lengua. ¡Bueno!

¿Qué chicas?

Pues...

Las... Pues...

Las amigas de Catalina. Sí.

Voy a enseñarle la casa a la que será la nueva niñera.

Quiero que conozca a la familia.

Me ha causado una buena impresión.

Qué bien.

¿Qué tiene que ver el frío con estar enamorados?

En la peli estaban peleándose.

El chico le pone la chaqueta a la chica...

...y se dan cuenta de que se quieren.

Las pelis de amor dicen mentiras. -Y en las de chinos no se pelean.

¿De qué habláis? -De enamorados.

Esta dice que la prueba de saber si dos están enamorados es que...

...el chico le ponga la chaqueta a la chica.

Lo he visto en una peli, y funcionaba.

Yo también. -Y si es al revés, ¿qué?

Pues el tío es una nenaza.

Tienes que dejar que él lleve la iniciativa.

¿Y cómo sé eso?

Vamos a ver, siéntate.

Depende del tipo de tío que sea.

Si es muy bruto...

No te asustes, seguro que es un tío guay.

Sí, es muy guay.

Lo primero que hará será aproximarse.

¿Eh? Aproximarse.

Te tocará una rodillita.

Pero solo la rodilla.

Por el momento solo la rodilla, Catalina.

Luego te mirará con cara de cordero degollado.

¿Eso qué es? Así.

Más o menos. Cierra la boquita,...

...que te va a entrar algo. Luego te mira fijamente.

Intenso.

Una mirada sin parpadear.

Intenso, sí. Y luego, ¡zas!

Se lo voy a decir a mi padre.

Ya era hora.

Bueno, yo me voy.

No hace falta, Catalina. No me importa.

No aguanto más esta situación. Me aburre hacer Derecho.

Me gusta bailar, cantar...

Los ensayos, la música...

Estoy haciendo algo...

...que me alegra y me hace feliz.

No soy la misma.

Me da una especie de subidón tremendo.

¡Sí!

¿Ves?

Eso mismo es lo que vas a sentir después del ¡zas!

¿Sí? ¿De verdad? Sí.

¿De qué habláis?

De cuando...

De sexo.

No sabía que estabais aquí.

Venía a presentar Nico a Elena.

Hola, Elena. Dice Nico: "Hola".

Ella es mi hija Carolina. Encantada.

Catalina. Encantada.

Ana, a la que va a sustituir.

Hola, encantada.

Y él es mi hijo, Nicolás Hidalgo.

Sí, que tiene que dormir.

No se puede negar que es hijo suyo.

Sí, todo el mundo lo dice.

Y es muy bueno, en eso ha salido a su madre, que...

Vamos a dejarlo, ya seguiremos.

Adiós. Adiós.

Adiós. Hasta luego.

Ana, ¿tu sustituta?

¿Es verdad que te vas?

Sí, ya os lo dijo vuestro padre. No me lo puedo creer.

Yo sí que no me lo creo. ¿El qué?

¿No lo habéis oído? ¿Qué?

No le ha dicho que soy su madre. Es Hidalgo, y García, ¿qué?

A lo mejor se lo ha dicho antes.

No se lo ha dicho porque se avergüenza de mí, ¿entiendes?

No te pongas dramática. ¡Qué capullo!

¡Que es mi padre!

Son muy simpáticos y guapísimos.

¿Eres la nueva niñera? -Aún no lo sé.

Me encantaría. Sí, lo será.

Móvil

¿Sí?

Nos gustaría que se quedara Ana. -Cállate.

La queréis mucho. -Mogollón.

¿Le ha ofrecido otro trabajo? -No.

Se lleva mal con papá.

Mentira. -No.

Se quieren. -¿Qué?

Si se quisieran, Ana no se iría.

Tú no lo entiendes.

Tú sí, claro.

Ana se irá por algo, pero seguro que era muy buena.

Molaba.

Y tú, ¿cómo te lo montas?

Pues... no sé.

¿No serás estricta?

No. -¿Te vas a quedar mucho?

Bueno, basta de preguntas.

Vámonos.

Hasta luego.

No os preocupéis, tengo la solución.

¿Qué quiere decir?

Don Nicolás me aconsejó que hablara claro con Catalina.

Que diera un paso adelante.

El otro día fuimos a cenar y la cosa va.

¿Eras tú?

Con Catalina no puede ser.

¿No estarás celoso? Claro que no.

Lo que pasa es que Catalina... Es una mujer maravillosa, ¿verdad?

Sí que lo es. Hacéis una pareja muy singular.

Pero son las que mejor funcionan.

Yo no soy un experto,...

...pero ha llegado el momento de que empiece una nueva vida.

Catalina es la mujer ideal. -Me parece muy bien.

A ver si encuentras tu media naranja,...

...que eres un gruñón.

Pero... Vamos a ver las nuevas semillas.

Vamos.

Puerta

¿Sí?

Perdona que te moleste. No me molestas.

Me ha dicho el señor que me explicaras el trabajo.

Vale.

Y a ver si tu cuarto me parece bien.

Vale. Pasa, como si...

...estuvieras en tu cuarto. Gracias.

¿Te importa que mida? Me traeré algún mueble mío.

Vale.

¿Estás bien?

Sí, estoy bien. Bueno...

Hola.

¿Puedo hablar contigo, Ana?

¿De sexo?

Bueno...

Mejor me voy, os dejo solas.

Para que habléis de vuestras cosas.

Hasta luego. Hasta luego.

¿Eres mago?

Ma-go.

¿Sabes hacer pócimas mágicas?

Pó-ci-mas.

¿De verdad?

¡Dos millones de euros! ¡Es increíble!

Eso dijo el notario.

Pero es que yo no sé calcular.

Catalina, enhorabuena, en serio.

Me alegro por ti y por María.

Pero es que es tanta responsabilidad...

Yo no me siento bien teniendo todo ese dinero.

No sé qué hacer con él.

Habla con el calvo. ¿Qué?

¿Quién va a ser? El señor.

Ah, don Fernando.

Claro.

No, solo he hablado contigo.

Habla con él. ¿Sí?

Claro, él es abogado y banquero.

Pero es que no me da mucha confianza, me da un poco de cosa.

Él sabrá lo que hacer.

No se lo digas a nadie: ni a los niños, ni a Bruno...

Tranquila.

Fernando te guarda la pasta, y yo, el secreto.

No se lo digas a nadie, ¿vale?

¿Qué intenciones tienes? Ninguna.

Ninguna buena, querrás decir.

Rafa,...

...a mí no me engañas.

¿Qué pretendes?

¿Otra vez con tus sospechas?

Catalina es maravillosa. Por eso mismo.

Tú no puedes enamorarte de nadie. Te equivocas.

A ti solo te mueve el interés.

¿Qué interés iba a tener yo en Catalina?

Si me moviera el interés, no me liaría con la cocinera.

¿Eh?

Piensa un poco.

¿No lo ves?

Soy una persona nueva.

Enamorada.

Solo me mueve el amor.

Aunque no lo creas, es así.

Como le hagas daño,...

...te acordarás de mí.

No le haré daño a Catalina. La quiero.

He cambiado.

Por un pelo no haces otra marca en la culata.

Eres un machote.

Por un pelo no, por Paula. ¡Cómo se puso!

Pero ¿cómo traes una chica a nuestra casa?

Es lo más normal.

Aquí es imposible traerla: esta casa parece el metro.

No sabía que se iba a enfadar.

Vale, vale. Sí, sí.

Creía que ibais a llegar más tarde.

No tenía que haberse puesto así. Tú no te enfadaste.

¿No sabes por qué le ha sentado mal?

No.

A veces sois muy torpes.

Pero ¿por qué? -Me voy.

No hemos hecho nada.

¡Vero!

¿Y la Amaya esta estaba buena?

¿Esta? -Sí.

Buena no, lo siguiente.

Increíble. Hola, chicos.

Hola.

Con un cuerpecito así...

Flipas.

Como veo que vosotros salís con chicas,...

...pues quería consultaros.

Hablas con un experto.

Ya tengo el punto de vista femenino.

Ahora me gustaría saber el masculino.

¿Lo qué?

Sé que sois delicados...

...y sensibles...

Pero ¿quiénes?

Vosotros.

Ah.

Nosotros.

Nosotros sí, sí.

Somos muy... -La leche.

Muy delicados.

Quería haceros unas preguntas.

Si son sobre sexo, soy el indicado.

Sí, por supuesto. -Ampliaré tus conocimientos.

Bueno, pues... a ver.

Yo soy una mujer de mundo, ¿no?

Pero siempre hay cosas que...

¿A quién te quieres tirar? -Pero ¡Fonti, tío!

¿Qué?

Tirar es... eso, ¿no?

Sí, es eso.

Es eso.

Es sexo.

Es sexo. Estoy que me...

Ya.

Pues entonces...

Cuando vosotros queréis hacer eso,...

...¿cómo se lo hacéis saber a la chica?

Yo me acerco a la piba...

...y le digo:

"¿En tu casa o en la mía?"

Y en ninguna de las dos: yo vivo con mi tía, y ella, con sus viejos.

Por favor, no seas animal.

Ella se refiere a otra cosa. ¿A que sí, Catalina?

A lo mejor hay una señal que todos conocen,...

...pero nadie dice, ¿no?

Hombre, está claro. -Sí.

La clásica de que te invite a su casa a tomar algo.

Sí. -Esa es...

O que te meta la lengua en la oreja. -¡Por favor, tío!

Es muy importante la mirada, que esté...

...todo el rato fichándote.

Sobre todo el culo y las tetas.

¡No! Y también es bueno que te diga...

...cosas bonitas.

Como, por ejemplo:

"¿Jugamos al teto? Tú te..." -¡Fonti!

¿Al qué? Hay que tener en cuenta...

...que te acaricie las manos, la cara...

Sí, es muy bonito, sobre todo si te acaricia las tetas.

Bueno, pues...

¿Todo bien?Sí, es una casa preciosa y una familia estupenda.

No me refería a eso. ¿El dinero está bien?

Sí, bien.

Estupendo. Redactaré el contrato.

Falta algo por concretar. Ah, ¿sí?

¿Cuándo empiezo?

Ah.

¿No le ha dicho nada Ana?

No, señor.

Para organizar mi traslado, tengo que saberlo cuanto antes.

Le preguntaré cuándo se va para que usted se incorpore.

Espero su llamada.

Bien. Hasta pronto.

Muchas gracias. De nada.

Si pasa eso, debo entender...

Que se te va a tirar encima. -¡Fonti!

¿Es así o no es así?

Chicos, habéis sido de mucha ayuda.

No lo dudo, chata. Si tienes alguna duda,...

...hacemos una clase práctica.

Llámame cuando quieras.

Fonti, eres un bocazas. -¿Yo?

Sí. -Pero ¿qué he hecho?

¿No ves que nunca ha estado con un tío?

Venga, va.

Estás de coña. Si eso ya no existe.

¿La Catalina nunca...? -Seguro.

Pues sí, soy un bocazas.

Tengo lo de la niñera en la cabeza.

Estoy imbécil.

Muy imbécil.

¿Cómo no se me había ocurrido antes?

¡No! ¡Otra vez no!

Me encanta.

En vez de ocuparte de él, haciendo tonterías.

¿Qué? -Uf...

¿Qué pasa con mi chiquitito? ¿Qué tal te ha tratado Alberto?

Genial.

Bueno, ¿me lo explicas o lo tengo que adivinar?

Espera.

Llora

¿Lo ves?

¿Qué te pasa?

¿El qué?

Que cada vez que dejo de hacer el idiota, llora.

Le gusta verme hacer el ridículo. -No me lo creo.

Deja de llorar

¡Ay, qué bueno!

¡Es genial, Alberto!

Como tú no llevas una sartén... -Es un escurridor.

¿Qué? -Que es un escurridor.

Bueno, no creo que sea la última moda.

¿Sabes? -¿Qué?

Estás guapísimo. -¿Sí?

¿Crees que me queda bien? -A ti todo te queda bien.

¿Sí?

Estás tan guapo con el escurridor...

A ver a ti... -A mí no me queda bien.

A mí no. -Estás guapísima.

No, yo no.

Si lo del depósito es lo más seguro, hacemos eso.

Para esa cantidad de dinero sí. Tiene un inconveniente.

¿Cuál? Vamos a ver.

Le harán firmar un papel...

...y ese dinero solo lo podrá tocar María cuando sea mayor de edad.

Yo no quiero tocar ese dinero.

Ni es mío ni sabría qué hacer con él.

Puede disponer de él.

Puede comprar cosas si son a favor de María.

Pero si lo mete en un depósito...

Yo no quiero tocar ni un euro.

Prepáreme ese documento y yo lo firmaré.

¿Está absolutamente segura? Sí, señor.

Y hay otra cosa.

Que esto...Tranquila, solo usted, Ana y yo lo sabremos.

Gracias, don Fernando. Muy bien.

Han contratado ya a una niñera.

¡No!

Sí.

Esto era lo que estaba previsto.

Ya.

Ya lo sé.

Pero es que...

Cuando la he visto tomando medidas,...

...hablando con los niños...

No sé, me he dado cuenta de que esto es de verdad.

Que me voy de la casa.

Algún día tenía que pasar. Estate tranquila.

Fernando, ¿qué?

Fernando, nada.

¿Ya tienes dónde ir?

Tú te vienes aquí.

Vale.

Sharon, yo no...

No puedo estar sin esos niños a mi lado.

Tú tienes que tirar con tu vida para adelante.

Cuidar de Nico y trabajar.

Y nada más.

Ya.

¿Qué va a ser de ellos?

Lucía, los gemelos...

Carolina está liada con el teatro.

Y Nando...

Y Celia y Amalia...

Y Fernando...

Fernando no me importa.

¿Tú te quieres ir?

¡Ay, cariño, por favor!

Me pongo de su parte porque me trata bien.

No te puedo dar la razón.

Le tratas como a un delincuente. Es un delincuente.

Cometió un delito, pero ya pagó por él.

Ahora es una persona...

...que quiere levantarse y tú no le dejas.

No quiero que te haga daño.

¿Por qué no le das un voto de confianza?

Es tu hermano.

Te lo repetiré siempre: mi hermano no es lo que parece.

No es lo que parece.

¿Tú crees que siente algo por ti?

Perdona, Bruno,...

...lo que tenga que pasar entre tu hermano y yo pasará.

Hola. Hola.

Por cierto, el señor quiere hablar contigo.

Ah, ¿sí? ¿Y sabes de qué?

No lo sé.

Igual ya no quiere contratar a otra niñera.

No creo.

¿Dónde está?

En la biblioteca.

Gracias, Bruno.

Timbre

Buenas tardes.

¿Sí?

Vengo por lo del puesto de niñero.

¡Niñera!

Ya, sí.

Es que ya está ocupado.

¿Está seguro? Lo digo porque...

...el contrato no está firmado y he hecho un viaje muy largo.

Me he pasado toda la noche viajando.

Bueno, voy a ver si el señor la puede atender.

Muchas gracias.

Muy amable.

¡Cuidado! ¡Las manitas quietas!

Ya veo sus intenciones.

Es para que no se cayera.

Ya me sé yo esas excusas.

Luego te quedas preñada y no sabes de quién.

Bueno...

Acompáñeme si hace el favor.

¿Nos nos conocemos?

Caballero, si pretende ligar conmigo,...

...lo lleva claro.

Ya me conozco ese truco.

Sígame, por favor.

Qué fea.

Lo dices porque me la regaló Rafa.

Es fea y ya está.

No vas a enfadarme con Rafa, y menos ahora, que puede ser mi papá.

Pero si Rafa se casa con tu tía, va a ir todo mal.

Y si no se casa, a mí me mandan con mis otros tíos.

¿Prefieres eso? -Yo lo hago por ti.

¡No quiero irme!

¡Déjame!

Qué susto, Lucio.

Susto. ¿Quieres ver cómo se escribe?

Quería agradecerte en nombre de todos tu entrega.

Nunca encontraremos una niñera como tú.Estoy segura.

Si quieres alguna carta de recomendación...

Vale, lo he entendido.

¿Eh?

Una cosa más, esta es de índole práctica.

Me gustaría saber cuándo te vas.

La nueva niñera... Cuanto antes.

Pero cuanto antes...

¿Mañana va bien?

Vale.

¿Algo más, señor? No, nada más.

Sí, algo más.

¿Qué?

Nos has hecho muy felices y eso no tiene precio.

Yo he sido muy feliz aquí, señor. Deja de llamarme señor.

Si he entendido bien,...

...esta conversación era para ver cuándo dejo el cuarto libre.

No solo es eso.

Mañana estará libre.

¿Algo más, señor? No, nada más.

Ay...

A...

Digo...

¿Te pasa algo, preciosa?

No, nada. ¿Seguro?

Seguro.

Los hombres son muy crueles.

Sí.

Soberanamente crueles.

Yo he tenido muchas experiencias.

Toma.

Límpiate esas lágrimas.

Venga.

Gracias.

De nada.

¿Quién eres?

Maricarmen, una candidata a niñera.

Creo que has llegado tarde.

El señor ya ha elegido a una.

Tú no me conoces.

Ya veremos lo que pasa cuando hable con el calvo.

¿Cómo sabes que es calvo?

Pues...

...porque me lo dijo una compañera que hizo la entrevista.

Me caes bien, ¿sabes?

Muchas gracias.

Voy a hacer el equipaje.

No deberían echarte.

No me han echado.

Me voy yo.

Te deseo mucha suerte. Y una cosa.

¿Sí?

Si al final te eligen, te daré algunos consejos...

...para sobrevivir aquí.

Muy amable. Muchas gracias.

Oye...

Tu cara... ¿Qué pasa?

Tu cara me es...

Me es familiar.

Ah, pues no sé.

¿Tienes familiares en Potes? ¿En Potes?

Cantabria.

No conozco a nadie allí.

Pues no sé...

Bueno, mucha suerte. De verdad.

Muchas gracias.

Esto de ser piba es un lujo.

¡El pañuelo era de mi tía!

Yo te entiendo, a mí también me pasa.

No es como lo tuyo, pero quisiera no callarme.

Decirle a toda la familia...

...que Rafa es un hombre muy malo.

Quiere arruinar a papá.

Lucio, ¿lo entiendes?

Pero no puedo hablar.

Se casará con Catalina y hará desgraciada a María.

Rafa dice que, si digo algo, nos hará daño a todos.

¿Qué tal? ¿Qué quieres?

¿Alguna vez te han puesto algo para que no pases frío?

¿Qué?

En una peli lo hacían un chico y una chica.

Eso es que estaban el uno por el otro.

Qué detalle tan bonito.

¿El papá de Lucía te lo ha hecho o no?

No sé.

No me acuerdo.

Pero es un detalle precioso.

¿Es verdad lo de la peli?

Claro que sí.

No lo dudes.

Señora... Señorita Menéndez. Maricarmen.

Señorita Menéndez... Pero puede llamarme Maricar.

Maricar, el puesto ya está cogido.

He hecho un viaje largo para hacer la entrevista.

¿No podría darme una oportunidad?

Ya me he comprometido con otra persona.

O sea, que un viaje en balde.

Y con todo lo que me he gastado:

en los billetes, en el hotel... No ando muy suelta...

...de dinero, la verdad.

El trabajo era tan apetecible.

Lo único que puedo hacer es darle algo de dinero...

¡No, no! No, no, no.

Faltaría más, gracias.

Adiós.

Lo siento mucho. Nada.

¡Ay!

¡Me he roto el tobillo!

¡Otra vez! ¡Qué mayordomo más suelto!

¡Me he roto el tobillo! Llame al doctor.

Dígale...

...que venga enseguida. De acuerdo, señor.

Muy amable, pero creo que será mejor que me vaya.

Es lo menos que podemos hacer después de su esfuerzo.

Voy a llamar al doctor. Por supuesto.

Tranquilo.

¡Joder!

Esto se está poniendo muy feo.

Lárgate.

¡Ay!

Y más feo que se va a poner...

El lobo se acercó a la niña charlatana y le dijo:

"Por haberte ido de la lengua,...

...me la voy a comer".

¿Qué hacemos? ¿Ponemos aquí "colorín colorado"?

¿O dejamos que el lobo haga eso tan horrible?

No me gusta ese cuento. -Es el único que me sé.

No se lo diré a nadie; Lucio es sordomudo, no se entera.

El lobo será bueno si tienes la boca cerrada.

Sí.

Bueno, Lucio, aquí tienes.

Toma.

Hasta mañana.

Timbre

Voy a abrir.

¿Es la pócima?

Que si es la pócima.

¿Con esto se enamorarán?

¿Que si eso...?

¿De verdad eres mago?

Creo que tiene un esguince.

No debe moverse hasta mañana,...

...cuando le traiga una venda y unas muletas.

Si se mueve, puede complicarse. Está en un lugar muy delicado.

No se preocupe, yo ya me encuentro mucho mejor.

Prepara una habitación. ¡Pero que no! ¡Señor, por favor!

Para nosotros no es molestia. Pero...

Bruno. Ahora mismo, señor.

Nos ha dicho Celia que estaba el médico.

La señora ha tenido... Señorita.

Señorita... Maricar.

Maricar ha tenido un accidente. Se queda esta noche.

Vaya.

Acompañadla a la habitación de invitados.

Pero... Por favor.

Apóyese. -Muy amables, hijas.

Con cuidado.

Claro. Gracias, preciosas.

¡Ay!

Gracias.

¿No tiene una hija que estudie...? -No, no tengo ningún hijo.

Usted me suena mucho.

Tengo la cara como una orquesta: suena mucho.

¡Pero bueno!

¿Qué ha pasado?

Un accidente.

Me he hecho un esguince en el tobillo.

Se queda esta noche.

Bueno, Maricarmen eras, ¿no? Sí.

Puedes estar en mi dormitorio.

¡No! Gracias, pero no.

No me importa. No me parece correcto.

Por favor.

Muchas gracias, pero no.

Aunque solo hay una cama. Vale, sí, estupendo.

Pues llevadla a mi dormitorio.

Vale.

Móvil

¡Fonti, cógelo!

¿No lo va a coger?

No, no...

Es un novio muy pesado que tengo.

Nada, que no lo coge.

¿Qué ha pasado?

Un accidente. -Un esguince.

¡Huy, qué joven más mono!

Es la nueva candidata a niñera, se queda esta noche.

Hasta luego, guapo.

Le has gustado.

Maricarmen, ya estoy aquí.

Mira, este me lo ha dado Catalina.

Yo creo que es de tu talla. Sí, sí.

Muchas gracias. Es que los tuyos son tan...

...atrevidos para mí.

¿Sabes?

Si yo tuviera ese pedazo de...

Ese tipo tan bonito...

¿Qué se le va a hacer? Anda.

No digas bobadas, tú también eres muy...

Muy...

...mona.

En serio, eres muy mona. Gracias.

Voy a ver a las niñas. Ahora vuelvo.

Hasta ahora. Hasta ahora.

¡Ah! Ponte cómoda.

¿Cómo se pone eso?

¿Qué es eso? -Nada.

Pues no me lo digas.

Es una pócima para que tus papás se enamoren de una vez.

Ya lo están. -¿Y por qué Ana se va?

¿Lo ves? -¿Quién ha hecho la pócima?

No lo puedo decir. -Seguro que es mentira.

No es mentira.

Se la tengo que dar esta noche.

Si quieres, ayúdame, y si no, me da igual.

Bueno.

Hola, princesitas. ¿Qué tal estáis?

Mal. -Yo, bien.

No quiero que te vayas.

Pero no se va a ir.

Venid aquí las dos.

Venga. A ver.

¿Creéis que os voy a olvidar?

Cuando estés lejos. Ya no vendrás.

Vamos a hacer un juego.

Cerrad los ojitos. ¿Me veis?

No.

Concentraos. Intentad verme.

¿Me veis ahora?

Sí.

Eso es lo que tenéis que hacer.

Cuando no esté, cerrad los ojos y estaré siempre cerquita.

En vuestros corazoncitos.

Para todo lo que necesitéis.

Estoy segura de que la nueva niñera os cuidará mejor que yo.

Por favor, no me lo pongas más difícil.

No se va a ir.

Ven aquí.

Puerta

¿Sí?

Hola, papá. Hola, hija.

¿Te molesto? ¿Cómo vas a molestar?

¿Pasa algo?

No, solo quería darte las buenas noches.

Muy bien.

¿Estás bien?

Sí, es que mira, papá...

Tengo muchas dudas.

No tengo claras ciertas cosas.

¿A qué te refieres?

Cuando las tenga claras, me gustaría hablar contigo.

Vale. ¿No me puedes adelantar nada?

No, todavía no.

Por cierto, otra cosa.

¿Es verdad que Ana se va para siempre?

Eh...

Sí, ella quiere marcharse.

¿Y tú quieres que se marche?

Lo que yo opine no importa.

Yo creo que lo que tú opines a Ana sí que le importa.

Bueno, ¿quieres un vasito de agua? No, gracias.

¿Seguro? De verdad, en serio.

Te quería decir que...

...muchas gracias por hacerme compañía.

No estoy muy bien de ánimos...

...y pasar la noche sola, pues...

No sé...

Muchísimas gracias.

De nada, en serio. En serio.

Es una tontería.

¿Tienes un poco de hielo?

¿Necesitas hielo? Sí, para mi...

...tobillo. Te duele.

Sí.

Déjame... ¡No!

No, es que no me he depilado las piernas.

Eso me pasa a veces a mí.

Bueno, bajo a por el hielo. Gracias.

Venga.

No tardo nada.

Con el hielo se te pasará. Eso espero, estoy hinchado.

Qué difícil es ponerse los tacones. Son una incomodidad.

¿Cuidas del niño? Es mi trabajo.

Vale.

Ahora vengo.

¿Qué haces aquí?

Pírate ya, macho.

Ana. ¡No!

Perdón. Maricarmen.

¿Y Ana?

Ha bajado a la cocina.

¿Está bien?

Sí, tranquilo. Ana me ha pedido que duerma aquí.Disculpe.

Adiós. Adiós.

¿Ves como es verdad? -¿Qué es eso?

Ah...

Bueno, por probar.

Qué casualidad. Venía a por un vaso de agua.

Esto es para Maricarmen.

Ya. Es una mujer muy agradable.

Debería ser la nueva niñera.

¿Tú crees?

Sí.

Pues quizá tenga que plantearme lo de la nueva niñera.

¿Por qué?

Es una decisión tuya. Yo en eso no debo meterme.

Tu opinión es importante.

Ya no.

Vas a coger frío.

¿Me has puesto esto para abrigarme?

Sí, ¿pasa algo?

No, nada. Voy a llevar esto a Maricarmen.

Maricarmen... Llámame Maricar, ya hay confianza.

Vale, Maricar. Te traigo el hielo.

¿Te ayudo?No, ya me lo pongo yo, no te preocupes.

¿Seguro?

De verdad.

Voy al baño. Vale.

¡Hola, Fonti!

Hola, me llamo...

¿Fonti? -¿Qué haces así vestido?

Estoy disfrazado para gastarle una broma a Ana.

¿Qué es eso?

Es una pócima mágica. No le digas nada, ¿vale?

No, claro. Yo no le digo nada de tu pócima mágica...

...y tú no dices nada de mi broma. -Vale.

Vale. Adiós.

Ya estoy aquí.

¿Qué tal el pie? Muy bien.

Mejor que nunca.

Me alegro. ¿De verdad?

Sí, de verdad.

Maricar. Dime.

¿Te puedo confesar algo? Claro, lo que quieras.

¿Alguna vez has estado enamorada de alguien...

...y no sabes cómo decírselo?

Pues, la verdad... no sé.

Es una sensación de impotencia.

¿Nunca te has sentido impotente?

Pues mira, ahora mismo no.

¿Te puedo decir un secreto? Soy tu amiga, cuéntame.

Nunca he sentido nada como lo que siento por el señor.

Mañana me marcho.

No puedo evitarlo.

Pero eso es horrible.

Sí.

¿Nunca te ha pasado?

Pues sí.

La verdad es que sí.

Una vez.

Con un fontanero obseso sexual que me volvía loca.

¿Te gustan los fontaneros?

No conozco a ninguno.

¡Sí! Sí conozco a uno.

¿A que te pone?

¿Fonti? No.

Nada.

¿Nada? Nada de nada.

¿Ni un poquito?

No.

Deberías probar con ese Fonti.

Porque yo lo descubrí de repente.

Me di cuenta de que los fontaneros son especiales.

Una raza aparte.

Y en la cama...

...no sabes cómo son. ¿Sí?

Unas bestias, unos monstruos.

No lo sabía. Sí.

Ay, Maricar...

Casi no te conozco, pero es que...

...me siento fatal.

Y yo también.

Y yo también.

¡Pero bueno!

¡No arranques flores del jardín!

Si las quieres para Catalina, se las compras.

No son para ella son para ti.

¿Me tomas el pelo?

Feliz cumpleaños. ¿Creías que no me acordaría?

La verdad es que me sorprende.

¿Qué te han regalado los señores?

¿Qué me van a regalar? Nada.

De momento.

¿Ni se han acordado?

Qué descortesía.

Bueno, no tienen que...

No digas que es mi cumpleaños.

Bueno.

Si prefieres estar enfurruñado y solo...

Eso es asunto mío.

Te mereces un homenaje.

El otro día estuve en el Elvis, Paco dice que ya no vas.

Sí.

Es que ahora me pilla un poco lejos.

Allí tienes a los verdaderos amigos.

Hoy es un día perfecto para retomar amistades.

Y viendo el caso que te han hecho aquí...

¿No tienes nada más que hacer?

Hace ruido con la boca

Ahí.

Ahí.

¡Ahí va!

Si ya no me duele.

Perfecto.

Fernando.

Ana.

Hola, Fonti. -Hola.

¡Fonti!

Es una historia muy larga.

¿Fonti?

Ya sé que ese es mi nombre. Métete.

¿Qué haces?

¿Cómo se te ha ocurrido esa barbaridad?

Era un empleo muy bueno...

...y las cosas no están para desaprovechar nada.

Colócame esta teta.

Se me cae. -Qué vergüenza.

Ayúdame.

Perdón.

¡Lo que me faltaba!

Tranquilo, guapo, siempre fuiste mi tipo.

No te confundas, graciosillo.

Hoy es un día algo distinto, ¿verdad?

Papá le puso el batín a Ana.

¿En serio? -¿Lo viste?

Vaya tontería.

Hay días...

Tú no lo entiendes. -Dejadme en paz.

Entonces...

Yo tenía razón, os lo dije.

Hoy es un día muy especial.

Que sí, Bruno.

Vamos, que llegamos tarde. -Es verdad.

Qué fuerte.

Celia, ¿no sabes qué día es hoy?

Sí, qué pesadito.

Vamos a ver a papá.

Que...

Hoy es el día...

El día de mi...

Mi cumpleaños.

No sé si...

Tararea "Cumpleaños feliz"

¿Sabes a quiénes he pillado liados?

¿A quiénes? -A Nando y a la niñera.

¿La del accidente? -Esa.

¡Es horrorosa!

Nando estará desesperado.

¿En serio?

Con cuidadito. -Ay.

Poco a poco. -Eres muy amable.

Cuidado. -Eres un cielo.

Hola, tortolitos.

No, Amalia, no es lo que parece.

No.

Joven, ¿nos vamos?

Sí, vamos.

Tú y yo tenemos que hablar.

Adiós, soles.

Cuidado aquí también.

Hola.

Nando.

Hola, Vero. -Fon...

Te deseamos todos...

...cumpleaños feliz.

Qué poca gratitud.

Ya te he dicho que quiero estar solo.

¿Ya no trabaja aquí Paco?

No haberme dicho que es tu cumpleaños.

Me llamo Luisi.

Hola, Luisi. Encantado.

Estoy licenciada en penas y marrones.

Tú tienes las dos cosas.

De verdad...

Para esos dos males hay dos medicinas.

Una: contarlo todo.

Si es a una desconocida como yo, mejor.

Y dos:

beber un buen trago. Eso ayuda a lo de contarlo todo.

Es que yo nunca bebo.

Tampoco has cumplido nunca estos años.

Te voy a invitar a la primera. Hay que echar fuera las penas.

A mí el alcohol me sienta fatal. Eso es a los niños.

Tú eres mayor de edad.

Niño, pon dos paraísos.

¿Qué es un paraíso?

El lugar adonde te voy a llevar yo.

Rafa,...

...¿me vas a invitar a cenar? Claro.

Es lo que hacen los chicos con sus chicas.

Sí.

¿Pasa algo?

No.

¿Me harías algo de cenar?

Sí, claro.

¿Seguro que no pasa nada?

No.

¿Por qué me miras así?

Te miro intensamente.

Ya, pero... ¿por qué me miras intensamente?

Pues por...

Por nada.

Ah.

Te voy a hacer...

¡Cómo estás amuermado si vives en una casa estupenda,...

...tienes un buen trabajo...! ¿Eh?

Yo no he dicho que esté amuermado.

No hay más que verte la cara.

Lo que pasa es que no me gustan los cumpleaños.

Me deprimen un poco.

No hay que deprimirse, aquí estoy yo.

Vamos a brindar.

Chin.

Ya hemos llegado.

Qué pedazo de mansión.

¡Chist! Se pueden despertar.

O sea, la niñera le hizo un hijo al señor...

...y ahora va de señorona y no da un palo al agua.

¿Quién te ha contado eso?

Yo no he dicho...

"Yo no he dicho". Ahora no te acuerdas de nada.

Como estás aquí, disimulas, pero en el bar bien que has largado.

Yo no te he dicho nada.

Yo tengo ganas de conocer al banquero.

Por aquí. Vamos.

Y encima es viudo, ¿no?

La de juergas que se habrá montado aquí.

Pero... Si los sofás hablaran.

¿Qué estás diciendo?

Pero si el señor...

Tenías razón, ¿eh? La niñera no es tonta.

A los hombres hay que hacerles hijos...

...para pillar tajada. Un momento, Luisi.

Un momento, que te estás pasando.

Ana es una chica excelente.

Y...

...el señor es...

Mucho sofá de cuero, alfombras...

Luisi. Quiero que me veas en mi salsa.

Que es lo que llevas intentando hacer toda la noche.

¡Anda! Pero si está toda la familia reunida.

¡A buenas horas!

Luisi.

Por favor, márchate.

Es una amiga que me ha...

O sea, que yo... Ahí te quedas.

Pero...

Señor, Ana, yo...

Yo...

Yo solo quiero morirme.

Seguro que todo tiene una explicación.

Acabamos de oír que Bruno había llegado.

No se encontraba bien.

Pues vaya fiesta sorpresa.

Lo has hecho muy bien. -Tu hermano es un buen tipo.

Le pusiste las pastillas en la bebida, ¿no?

Le puse tres en vez de dos, le vi tan grandón...

No se acordará ni de su nombre.

Quiero que no recuerde nada de lo que te contó.

¿Por qué le quieres hacer todo esto a tu hermano?

Si quieres ganar el juego,...

...no digas nada, aléjate de Bruno y no preguntes.

No hay nadie. -¿Entonces?

Vamos al cuarto de Ana.

¿Sí?

¿Puedo pasar?

Sí.

Venía a por el batín.

Está ahí.

Gracias por habérmelo prestado.

Bueno, y de paso me gustaría...

...despedirme de ti.

Vale. Ya tengo todo recogido.

Este es mi uniforme.

Le vendrá bien a la nueva niñera, es la misma talla.

Ya.

Te vamos a echar mucho de menos.

Yo también.

Bueno...

Fernando. ¿Sí?

¿Le puedes decir a Bruno que me pida un taxi?

Sí, claro.

Ana.

No te vayas.

¡Chist!

¿Qué? -Están dentro.

¿Y? -Que están dentro.

¿Están hablando?

No.

¿A que se están dando besos? -Sí.

TODOS: "¡Bien!"

Os lo dije.

Un momento. La próxima semana más.

Traidor. Borracho.

Si le pido matrimonio, ¿aceptará? ¿Cómo?

Hicimos el amor. Ya.

Pero fue... Maravilloso.

Debilidad.

No podré volver a esa casa. No me atrevería a mirarlos.

¿Se ha marchado? ¿Me ves con posibilidades?

¿Un poco de fragancia?

Ya no trabajaré aquí. Me caso con la cocinera.

Hola, Fonti. Señor.

¿Ha llegado Ana? Señor, sí, señor.

¿Qué haces? Ya me veo yo de mayordomo.

¿Han contratado a otro?

¿Querrías casarte conmigo?

¡Aaay...!

Os pido perdón a todos.

Calla ya. -¡Calla!

Papá, no seré abogada.

¿Te estás riendo de mí?

¿Quién es? Tu hija.

Después del espectáculo...

¿Te quieres casar conmigo?

Ana y los siete - Episodio 87 - Maniobras

18 dic 2012

Ana esta decidida a marcharse. Su situación con Fernando es ya insostenible. Ante la marcha de la niñera Fernando hace una entrevista a una posible sustituta. Los niños, afectados por la situación, quieren hacer algo. La pequeña María cree tener la solución para que Ana y Fernando se den cuenta de que realmente están enamorados y así Ana no tenga que irse.

Es el cumpleaños de Bruno y nadie parece haberse acordado en la casa. Triste decide, por consejo de su hermano, ir a un viejo bar el cual solía frecuentar mucho tiempo atrás; El Elvis. Pero el consejo de Rafa no era en absoluto desinteresado. El jardinero avanza en sus planes contra la familia Hidalgo.

ver más sobre "Ana y los siete - Episodio 87 - Maniobras" ver menos sobre "Ana y los siete - Episodio 87 - Maniobras"
Programas completos (92)

Los últimos 96 programas de Ana y los siete

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos