www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
1611229
No recomendado para menores de 7 años
Transcripción completa

¿Qué es lo que baila Ana,...

...que hasta los muertos le tienen ganas?

¿Qué es lo que baila Ana,...

...que todo el mundo se pide un turno?

El Papa se lo consulta...

...al Dalái-lama.

¿Qué es lo que baila Ana?

Del reportero de "El Mundo" al del "Semana".

¿Qué es lo que baila Ana?

Del pijo del cochecito cupé...

...a los que ligan a pie.

¡Por la cara!

¿Qué es lo que baila Ana?

Ana.

¿Dónde está papá?

Ana se lo ha cargado.

Fonti, ¿qué pasa?

¿Qué ha pasado? -Jo, no sabe nada.

¿Cómo va?

¿No decías que esto no te interesaba?

Claro que no me interesa.

Es una intromisión en la vida...

¿Qué hace Fonti?

¿Qué enfoque es ese?

No se ve nada.

Fernando, ¿estás bien?

No, lo has hecho aposta.

Pero ¿cómo puedes pensar eso?

¿Y qué quieres? En casa me das un puñetazo y aquí esto.

Esto no es manera de resolver nada.

¡Ay!

Señor, permítame.

¿Sabes lo que te digo? Habla bajo.

Estoy por levantarme y largarme de aquí ahora mismo.

Muy bien.

No lo haré. ¿Por qué?

Por tus hijos. Por mis hijos...

Han puesto ilusión en que nos reconciliemos.

Pobres ilusos.

Si te conocieran como yo,...

...sabrían que eso es imposible.

Sí, tú me conoces mejor que nadie. Mejor de lo que crees.

Chicos, la cosa va muy bien. Se les ve con muy buen rollito.

¿Han decidido? No.

¡Sí!Puedo sugerirles algo. ¿Carne o pescado?

Carne. ¡Pescado!

Hay lubina con gambas. ¡Vale!

Y solomillo con hojaldre. Me parece bien.

¿Para beber?

Agua. ¡Vino!

¿Algo para picar?

No. Pues sí.

Le prepararé un suflé.

Claro que sí. Pues no.

Pues ahora no. Pues ahora sí.

Mira por dónde. Que aproveche.

Muchas gracias.

Han pedido lo mismo, eso es que hay sintonía.

¿Vas a seguir así?

Es que estoy trabajando.

Me voy.

¡Eh, eh!

Un momento.

Estoy aquí porque tengo mala conciencia.

Y una cosa es cenar contigo,...

...y otra, que no me hables...

...en toda la noche.

Me voy. -¡Eh!

Vale, de acuerdo. Está bien.

Perdón.

Qué susto.

¿Qué haces aquí?Buscaba la habitación de don Fernando.

Esta es la de Ana. Ah, ya veo.

Es una casa tan grande...

Estoy despistado.

Tranquilo, a mí me pasaba lo mismo.

Llevaba esto a la habitación de don Fernando.

Qué detalle. Es una planta preciosa.

Se la puedo llevar yo.

Bien.

Te la dejo ahí.

Vale.Como me he equivocado, puedo darte las buenas noches.

¿A mí?

Estaré en el cobertizo.

Por si necesitas algo.

¿Qué pasa?

¿Estás borracho o qué?

Y yo que le di dinero para pagarse la cena.

Emergencia, se me está acabando la batería.

Hace ruidos

Lo sabía, es un jeta.

Pero si la tenía bien antes de salir.

No nos dejes así. -Ahora que empezaba lo bueno.

Fonti.

¡Fonti!

Trae para acá.

Cuando te pille...

Hala.

Fonti.

¡Fonti! Se ha cortado.

Ya está. -¿Y tu misión?

Por ti puede esperar.

Buenas noches. -Hola.

Buenas noches.

Muy amable, chaval.

¿Esto de aquí son euros o céntimos?

Que no, hombre. Que es una broma, machote.

¡Angulas! Qué ricas. -Se han acabado, ¿no?

No, están fresquísimas. -Pues angulas.

¿Cien gramos?

El...

...precio que viene aquí...

...es por kilos, ¿no? -Los cien gramos.

Ah, vale. Pues ponga diez.

¿Gramos? -No, angulas.

Doscientos gramos...

Enseguida, señorita.

¿Quieres arruinarme?

Dijiste que el dinero no era tuyo.

Es verdad, es la costumbre.

¿Y ahora qué?

Decía que todo iba bien. -Ojalá sea verdad.

Al final se arreglarán. -Yo no lo tengo tan claro.

¡Mira lo que he encontrado en el pasillo!

Es Fonti.

¡Qué feo!

¿Vas a estar así?

¿Cómo, con el ojo morado? No, callado y grosero.

Como mandan las circunstancias.

Pues yo haré lo mismo.

Ya lo haces.

¡Ay!

¡Esta vez lo has hecho aposta!

¿Otra vez? -Un momento.

Es solo un segundito, que es muy importante.

Ha sido sin querer. Sí, ya.

Chicos, todo va muy bien.

Ana se está partiendo de risa.

Y vuestro padre también se está riendo.

Todo va bien. No puedo seguir retransmitiendo...

...porque no tengo...

...batería.

No escucho nada.

Al final ha salido todo bien.

¿Se casarán? -Bueno, Lucía...

Lo importante es que dejen de pelearse.

Es hora de irse a la cama.

¡Jo! -Quiero esperarlos aquí.

Ya habéis oído a Amalia.

Y de esto, ni una palabra a nadie.

¿A que no sabéis qué día es mañana? -Viernes.

Lo siento mucho, en serio. Ya no me río.

No puedo evitarlo.

No ha sido aposta. Estas cosas pasan.

Qué bueno.

No se te ocurra.

¿El qué?

Sabes que no lo he hecho aposta.

Por supuesto, estas cosas pasan.

¡Ay!

Oiga, tenga más cuidado.

¡Pero si es Fernando!

Qué sorpresa. ¡Galindo!

Mi mujer, Mercedes. -Hola.

Encantado. Lo siento mucho.

Es nuevo.

Te compraré otro exactamente igual.

No hay. -Es un diseñador francés.

Italiano.

Pues entonces os invito a cenar.

Muy bien. Las cenas con las esposas son muy aburridas.

Ella es Ana. Hola. ¿Qué tal?

Hola, Ana.

¿Qué tal? Hola.

Aquí estamos.

Es accionista del banco y un gran amigo.

Al que quieres comprar las acciones para quitarle de en medio.

Quizá este encuentro sirva para algo.Ya veremos.

¿Qué te pasa en el ojo?

Ha sido un accidente. Sí.

¿Tú también te dedicas a la banca?

No, a los niños. ¿Juguetes?

No. ¿Ropa infantil?

¿Vídeos?

No.

¿Guarderías? No, solo a los niños.

Yo soy la niñera.

¿La niñera? Sí, mi niñera.

¿Necesitas niñera?

Qué bueno.

Yo cuido a los niños del señor Hidalgo.

¿Y acostumbran a cenar solos usted y el padre de los niños?No.

Sí. Ah, sí.

Sí.

Solo cuando queremos insultarnos.

Durante el día estamos liados y no tenemos tiempo.

Esta cena promete.

¿Qué piensas de la situación? -¿Cuál?

Con lo agustito que estaban con el rollo romántico...

...y han llegado esos.

Sus angulas.

Gracias.

Señorita.

200 gramos bien pesados.

Que aproveche.

Gracias.

Están buenísimas.

¡No puede ser!

Pues sí, lo están.

¿Creéis que la guerra de papá y Ana ha terminado?

Ni idea, los mayores son muy raros.

Si duermen juntos es que sí.

Esta noche miraré en el cuarto de papá.

Si Ana está con él es que se quieren.

Mola. -Yo quiero saberlo el primero.

Haremos guardia.

Cuando hacemos guardia, nos dormimos.

Con despertador no.

Y si suena antes de que hayan venido, ¿qué?

Ya sé, dejádmelo a mí.

Lo he visto en una peli.

Busco a Bruno, mi hermano.

¿No está aquí? -Pues no.

Estará arriba.

Solo quería darle las buenas noches.

Soy el nuevo jardinero. -Ya me han informado.

¿Sabe una cosa?

Antes...

...yo era aficionado a la jardinería.

Ahora me fallan las fuerzas y me cuesta más.

Lo he dejado.

Está muy bien para su edad.

Yo le veo hecho un pimpollo.

Ayúdeme mañana con las plantas. Se aprende mucho.

¿Sí? -Sí.

Como las mujeres, hay que mimarlas para que te den lo mejor.

Jamás se me hubiera ocurrido.

¿Se anima? -¿Qué dice?

Déjese.

Acabaría siendo una carga para usted.

Es lo que parece que soy.

¿Una carga, usted? No me tome el pelo.

Podría darme lecciones en muchas cosas.

Bueno,...

...me voy a dormir, es muy tarde.

Perdone, le dejo descansar.

Gracias. -No se por qué, pero...

...encantado.

Huy.

¿No tienes apetito?

Sí.

Bueno, pero ya no.

He comido mucho hoy.

Fernando, ¿cómo van las cosas del banco?

Esperando a que me vendas sus acciones.

Quiero que seas presidente.

Con tus acciones podré serlo.

Siempre hablando de trabajo.

Qué aburridos. Aburridísimos.

¿Qué tal tus hijos? Bien.

Eran siete nada menos.

Sí, son siete.

Ocho, Fernando.

¿No sabes cuántos hijos tienes?

Si no sabes contar a tus hijos, mal vas a llevar las finanzas.

Son ocho. Qué cabeza.

Ahora sí. Exacto.

La última vez que nos vimos eran siete.

Ha aumentado la familia. ¿Has adoptado alguno?

¿O te ha aparecido alguno que no sabías?

¡Qué cosas dices!

Señor Galindo, eso es lo que ha pasado.

Tenemos un niño, ¿verdad, cariño?

Hay un problema. -Las angulas estaban buenísimas.

Hacía mucho que no las tomaba. Al precio que están...

Hay un problema.

¿Qué pasa?

No encuentro la cartera.

¿Qué?

Que no la encuentro.

Oye, ¿tú has traído dinero?

No me lo puedo creer.

¿Cómo puedo ser tan tonta de haber venido?

Te juro que luego te lo devuelvo.

Ya. -¿Tienes o no tienes?

Iré al guardarropa a por la cartera.

¿Estaban buenas?

¡Hombre, hombre! Estaban deliciosas.

¡Que se ahoga! Pero haz algo.

Ya voy a hacer... ¡Venga!

Hay que apretar en las costillas.

Esto es así. ¡Ay!

Fernando, esto se hace así.

¡Ana!

¡Mi marido!

¡Hola!

¡Hola!

¿Sharon?

Hola.

Hola, vaquero.

¿A que no sabes en qué estaba pensando justo ahora?

En la cena.

Sí.

Ah, ¿sí?

Sí, por supuesto que estaba pensando en eso.

¿Y sabes lo que quiero cenar? -Eh... no.

Lo tengo clarísimo.

Lo tengo muy claro, claro que sí.

¿Qué?

¡El coche!

Está mal aparcado.

Que me tengo que ir.

¡Le has dado un puñetazo al principal accionista del banco!

Lo he hecho con buena voluntad.

A un amigo mío le di...

¡Eh!

Que no te doy. Le salvé la vida.

Eso es de bajos fondos. ¿Cómo dices?

Estoy cansado para discutir.

Has dicho "bajos fondos".

Sí, ¿qué pasa?

Claro, para ti sigo siendo una vulgar show girl.

De eso nada. Has dicho "bajos fondos".

No quiero seguir discutiendo.

¿Y yo qué, eh?

Esto es increíble.

Cada persona que se te ha acercado ha acabado herida.

Yo, con un ojo morado, y Galindo, en urgencias...

Así que, por favor,...

...no te quejes.

Lo del corcho fue un accidente y lo del puñetazo era para ayudarle.

Pues no intentes ayudarnos más, no queremos que haya una guerra.

¡Engreído, egoísta,...

...y un "peperotente"!

¡Se dice "prepotente"!

"¡Peperotente!"

Es que no me lo puedo creer.

¡No me lo puedo creer!

Vamos a cerrar.

Ah, claro.

Ya es hora de cerrar, claro.

Lo que tarda esta chica.

Ah.

No hay nada. Iba a buscar a la señorita que me acompañaba.

Hace rato que se marchó. -La hemos cagado.

¿Cómo?

Nada. Eh...

Señor, vamos a cerrar ya.

Ya, claro.

No se lo va a creer,...

...pero cuando he entrado aquí,...

...he chocado con una persona de mal aspecto,...

...y debía de ser un carterista de estos hábiles,...

...porque me ha desaparecido la cartera.

¿Usted sabe si vienen chorizos por aquí?

¿Qué pasa, que no me cree?

¿Tengo pinta de ser un mentiroso?

Se le está despegando el bigote.

El bigote.

Claro, el bigote.

Pues mire esto.

Mire...

No se enfade. Se lo voy a explicar con calma.

Me he disfrazado...

...para ayudar a unos huérfanos. -¿Llamo a la policía?

¡Eh, eh, eh!

Un momento, no nos precipitemos.

Vamos a ver, lo del carterista es mentira.

Vale. Pero lo de los huérfanos es verdad.

He venido a espiar al señor Hidalgo,...

...que es cliente suyo.

El caso es que...

...él y yo somos muy amigos.

Llama a la policía.

Hombre, no.

Hola, mi vida.

¿Quién es el niño más guapo?

¿Quién es mi gordito precioso?

Venga, a dormir.

Mami se va a desvestir.

Buenas noches. No tan buenas.

¡Fuera! ¡Ay!

¡Cierra! ¡Cierra la puerta!

¡Estoy harto!

¡Psicópata! ¿Qué es "psicópata"?

Es un término cariñoso.

¿Seguro? Segurísimo.

Catalina, ¿qué quieres?

Nico ha estado muy bien toda la noche.

Ya ha cenado.

Muchas gracias.

¡Esto no va a quedar así!

Yo ya me voy. ¡No! Espera a que Fernando se vaya.

¡Psicópata!

¿Qué tal la cena?

Genial. Qué bien.

Muy bien.

Ruido de muñecos

¿Qué ha sido eso?

Ya ha llegado papá. -Era un plan perfecto.

¿Te quedas con Nico? Sí, claro.

¿Vale? Sí.

¡Fernando, por Dios!

Fernando.

¡Fernando!

¿Estás bien?

¡Fernando, por favor!

¿Cómo era esto?

Uno, dos, tres, cuatro... ¡Fernando!

¡Fernando!

Fernando, por favor.

Di algo. Yo no he tenido nada que ver en esto.

Te lo juro, no he sido yo.

De verdad que no.

¿Por qué no despiertas ya?

¡Fernando!

Sabía que se reconciliarían. -Y todo gracias a nosotros.

Se les olvidará.

He soñado que venían felices y que se casaban.

Qué bien. Me voy a dormir.

Qué guay.

Si se casan, nos llevarán de luna de miel.

Claro.

Podrían llevarnos a un safari.

Genial.

Catalina. ¿Qué pasa?

El señor se ha dado un porrazo.

Está inconsciente. Ni con el boca a boca...

¿Qué hacemos? ¡Un hospital!

¡A urgencias! ¡A urgencias!

¡Nico!

¡Aquí! Sí.

¿Doscientos gramos de angulas?

¡Anda que ha pedido ensalada!

Mucho morro tienes tú.

¡Ni las he probado! ¡Ni las he probado!

Puedes hacer una llamada.

Vale. Quería manchar el buen nombre...

...del señor Hidalgo. Qué poca vergüenza.

¡Que somos colegas!

Ahora se lo explicará él.

Estoy llamando al señor Hidalgo.

Teléfono

Ay...

Teléfono

Teléfono

¿Sí? ¿Quién es?

Pregúntele por el Fonti.

Señor Hidalgo. "¿Sí?"

Perdone que le moleste.

Hay un chico que dice que le conoce.

Fonti.

Fonti.

Es que es psicópata. Es psicópata.

Escuche.

"Psicópata".

¿Qué? No sabéis con quién estáis tratando.

¿Convencidos o no?

A comisaría, vamos.

¿A comisaría? No, no. ¡Alto!

¡Al trullo no! ¡No!

Ay... ¿Lo ves?

Sí.

Gritan

¡Psicópata!

Yo creo que no está tan mal.

Está mejor. Ayúdame. Sí.

Le meteremos en la cama. Va a ser mejor que se quede aquí.

Sí, yo creo que va a ser lo mejor.

Huy, lo que pesa. Con cuidado.

Sí pesa, ¿eh?

La cabecita.

¡Ay! ¡Ay!

Vete tú a dormir, ¿vale?

Yo me quedo aquí cuidándole. ¿Y Nico?

No te preocupes, he traído el walkie.

Vale. Hasta mañana. Que no sea nada.

Hasta mañana, Catalina.

Deja eso, da igual.

Adiós. Hasta mañana.

Voy a taparte...

...para que duermas bien.

Ay, Fernando...

Lo siento muchísimo.

Psicópata.

¡Uh!

Qué susto.

Perdona, iba a hablar con mi hermano.

Ay...

Perdona, siempre que te veo...

La habitación de tu hermano no está aquí.

Ah, ¿no? No.

Me vuelto a perder. No tengo remedio.

No pasa nada. Mira,...

...por aquí a la derecha te encuentras...

...las escaleras.

Gracias.

De nada.

Felices sueños.

Igualmente.

Adiós.

¡Papá y Ana han dormido juntos!

¿Y Celia? -Pues no sé.

Aquí no dormirá más.

Robanovios. -¿Te ha robado el novio?

A mí no me roba el novio nadie. Lo ha intentado.

Pues que Ana...

Y papá han dormido juntos.

¡Han dormido juntos!

¡Han dormido juntos!

Ay, ay, ay...

Hola.

Buenos días. ¿Qué tal has dormido? ¡Será posible!

¡Eres tú el que ha empezado!

Buenos días.

¿Qué tal? Hola, buenos días.

¿Qué te ha pasado? -Papá, qué pasión.

¡A ver qué dices, Amalia!

Papá, tienes el ojo morado, la cara hinchada...

Ha sido un accidente...

...de coche sin importancia.

Ya, de coche.

No se puede conducir y a la vez... ¿A la vez qué?

No, nada.

¿Qué?No se puede conducir y a la vez besarse.

Eso. ¿Quién se ha estado besando?

¿Creéis que...?

¿Cuándo será la boda?

La boda. Por favor,...

...creo que estáis...

Si no os importa, nos gustaría desayunar solitos en la habitación.

Eso.

TODOS: "Aaah..."

Os dejamos que desayunéis. Muy bien.

Sois insaciables. -¿Qué es eso?

Nada, nada.

Venga. ¿Puedo desayunar con vosotros?

AMBOS: "No".

No. Venga.

Venga, a desayunar.

Adiós.

Creen que hemos dormido juntos. Es que hemos dormido juntos.

¡Pero no como ellos piensan!

Piensan que... ¡A saber!

Habrá que decírselo.

Fernando, ¿no crees que...? ¿Qué?

¡Nada!

Muy bien.

Les diremos que nunca nos querremos,...

...que nunca curaremos las heridas...

...y que me iré de esta casa tan pronto como sea posible.

¿Eso? Sí.

Díselo tú. ¿Yo?

Para eso eres el padre.

Espera que busque apartamento y que busquemos niñera.

Me iré con Sharon.

Pero no puedo estar allí siempre.

Y mi hijo Nico, ¿qué?

Tu hijo Nico es mi hijo Nico.

Con su permiso, señor. ¡Ah!

Sus hijos me han pedido que les suba el desayuno.

Vaya. Gracias. Qué amable.

Gracias.

Enhorabuena. Quiero que sepan...

...que sus hijos están felices.

No dejan de hablar del futuro que les espera.

En cuanto a mí, les digo que...

Que por fin están...

Bueno...

¿Qué?

Gracias. Muchas gracias.

De nada.

¡Gracias, Bruno! Gracias.

¿Puedo abrazarlos, señores?

¿Cómo?

Gracias, Brunete. Venga.

Hacen ustedes dos una pareja estupenda.

Que lo sepan.

Cuidado, Brunete. Venga.

Me voy a buscar un periódico a ver si encuentro un apartamento...

...y me voy de esta casa.

Muy bien. Adiós.

Psicópata.

¿Cuándo será la boda?

Qué pesadita. -No hay que agobiarlos.

Se les veía tan enamorados...

Se les veía tan enamorados...

Hacen una pareja perfecta.

¿A que nos van a invitar a la luna de miel?

Sois los últimos a los que invitaría yo.

Con nosotros no se iban a aburrir.

Hola. -¿Qué haces aquí tan pronto?

Fonti está en la comisaría. -¿Fonti?

¡Mola! -¿Qué ha hecho?

Ir a un restaurante muy lujoso, cenar y no pagar un euro.

Os lo dije, es un jeta.

¡Y quiere que le saquemos de la comisaría!

Le podíamos dejar encerrado una semana.

Cómo mola Fonti.

Pero si le dimos dinero.

Sobre todo yo.

Bruno, dos euros.

¿Y ya no va a salir nunca más?

Vaya marrón. -Tengo que ir a sacarle.

Espera, te acompaño. ¿Qué ha hecho con el dinero?

Se lo han debido de robar. -Vamos.

Qué clásica excusa.

¿Sabes qué día es hoy? -Viernes.

¿Y pasado? -¡Oe, oe, oe, oe...! ¡Sábado!

¡Que llegamos tarde!

¡Qué plasta eres para ir al cole!

¡Esperadme!

¿Sabes qué día es hoy? -Viernes.

¿Y qué más?

Pues... no sé.

Con cuidadito, mi vida.

Con tu permiso. Pasa.

Perdón.

Hay confianza, somos colegas.

Venía a decirte algo importante.

Dime.

Como tú ya vas a ser la madre de los niños...

No vayas tan rápido. Venga, Ana.

La verdad... Quería decirte que...

...he pillado a Celia durmiendo en el sofá del salón.

Creo que no andan bien Amalia y ella.

Tú deberías tomar cartas en el asunto.

No sabía nada. Son cosas que pasan.

Me voy.

Ya hablaremos en otro momento de un tema...

Enhorabuena. Gracias, Bruno.

Los niños ya están en el cole. Muy bien.

Bueno,...

...¿en el cole? No sé dónde tengo la cabeza.

No me extraña.

¿Qué tal?

Fatal.

¿No ha mejorado nada? ¿Qué dices?

Va de mal en peor.

Ya, Nico.

Si te vas, los niños te echarán mucho de menos.Ya lo sé.

Nico, te vas a atragantar. Ya, cariño.

Te voy a pedir un favor, no les digas nada...

...a los niños. El señor hablará con ellos.

No te preocupes.

Gracias.

Te voy a dejar un momentito aquí porque mami se va a desmaquillar.

Estoy maquillada desde ayer.

Me quedo yo con él. Sí, un momento.

Vale. Gracias.

Adiós.

¡Ahora soy un delincuente! -¡Anda, Fonti!

Ni Fonti ni nada, que he estado en la cárcel.

No es para tanto.

¿Cómo que no es para tanto?

La vida en la cárcel es muy chunga.

Solo has estado una noche, y en el calabozo.

Vale, muy bien. Pero ¿he estado o no entre rejas?

Sí. -Pues eso.

Soy una víctima del sistema.

Venga, vale.

¡Mira que olvidarte la cartera!

¿Qué tal con Bárbara?

¿Qué pasa? -Eso queremos saber.

Te podía haber echado una manita.

¿O es que te dejó tirado?

¡Pues no!

No me dejó tirado.

Le daba un poco de vergüenza...

...que entráramos juntos en el hotel.

Iba a ser tremendo, iba a ser gloria bendita.

El caso es que se adelantó. -Haberla llamado al hotel.

No, tendría una mala imagen de mí.

En absoluto.

Bárbara es un pibón, y yo creo que no...

¿Y qué?

Pues ahí la tienes, loquita por mí.

Me confesó una cosa.

No deja de pensar en mí.

Si no fuera por la cena de ayer, pensaría que me vacilas.

Pues no te vacilo.

Venga, que nos tenemos que ir.

Paulita. -Dime.

Si quieres, en vez de irnos, podemos quedarnos tú y yo ahí.

Tú siempre pensando en lo mismo. ¡Venga!

Nada, que no hay forma. -Venga.

Hasta luego. -Adiós.

Estudiad mucho.

He hablado con Bárbara,...

...te recuerdo que trabajamos juntas.

Vaya...

Me ha contado una historia muy distinta.

Ya.

Y tu silencio tiene un precio, ¿a que sí?

¿Te recuerdo lo de Mac? -Quieres liarte con él.

Bingo. ¿Y?

Que no le molas. -Lo que pasa...

...es que no lo sabe.

Si lo tuviera claro, no te necesitaría a ti.

Ya, ya. -¿Entonces?

Mira.

¿Qué haces con eso? -Aaah...

Dámelo si no quieres cobrar.

Pero si a Quique le va a encantar.

¿No se lo enseñarás? -No, por favor...

No te volveré a hablar en mi vida. -¿En serio?

Sí. -Me acabas de convencer para que lo haga.

¿Qué pone en el diario? -Lo que a ti no te importa.

¿Qué?

¿Cómo que qué?

Tenemos un problema, está claro.

Cada vez que me acerco a ti,...

...sales corriendo más rápido que un corredor.

No es cierto.

Sí. ¿No es cierto? ¿Seguro que no?

¿De verdad? ¿En serio?

Vale, tienes razón. Tienes razón.

Estoy...

Estoy asustado desde que me dijiste lo de...

Lo de tener un hijo. ¿Y por qué?

No puedo. -¿Por qué?

Cuando pienso en ser padre...

¡Oh!

Cariño, serías un padre estupendísimo.

No lo sé... No estoy preparado.

Me paso el día con esos terribles y solo pienso en salir corriendo.

Así que...

¿Tan terribles son?

No te lo imaginas.

Oye, lo siento.

Está bien, de acuerdo.

No quieres hijos, bien.

Pero es que últimamente...

¿A ti te asusta tener un hijo o yo ya no te pongo?

¡Claro que me pones!

No estoy...

...tan asustado. -Claro.

No, no.

Venga.

Me encantas.

¿De verdad?

Claro que sí.

¿En serio?

Ay, qué bien.

Que me caigo.

¡Ven!

Tengo clase.

Ahora. -¿Ahora?

Con los niños.

TODOS: "¡Gol!"

Mmm...

Qué bueno está el bocata de chorizo que me ha traído Vero.

Me lo ha traído Vero.

¿Tú nunca curras? -Cuando no hay más remedio.

No sé cómo te puede gustar eso.

Es la comida de los fontaneros.

Engorda, crea colesterol y deja mal aliento.

Provoca impotencia.

¡No me fastidies, macho!

Claro.

Oye, por cierto,...

...¿a que tú no sabes qué pibita te tiene una manía de la leche?

Ninguna. -Te equivocas.

Esta dice que ni borracha se acostaría contigo.

¿Me vacilas? -En absoluto.

¿Qué dices?

Que sí, te ve y vomita.

Esa tía no existe. -Existe, Mac.

Y tiene nombre.

Verónica.

Pero si Vero está loquita por mí.

Qué equivocado estás, chaval.

Te apuesto a que en una semana cae.

Venga.

Una cena.

No, una cena no, que luego...

Ya está.

Gasolina para mi moto durante un mes.

Y si yo gano, tú limpias el piso por mí.

No me jodas.

Bueno, vale. Perfecto.

Hecho. -Perfecto.

Pero si a ti...

¡Que ese es mi bocata!

Yo no he sido.

Apareces tú y desaparecen las carteras.

No haría algo tan tonto. Claro, es muy poco.

Sí.

Acabas de salir de la cárcel y no tienes dinero.

Has visto una cartera... Yo no he sido, hermanito.

No me engañas, ¿eh? Hola.

Perdón. ¿Interrumpo? No.

¿Ocurre algo?

No ocurre nada.

Ya seguiremos hablando. Hasta luego.

Mi hermano piensa mal de mí. Fin de la conversación.

Cree que robo carteras.

¿Cómo puedes pensar eso?

Yo sé por qué lo digo.

Por favor, he terminado. Nunca me verás con buenos ojos.

¡No quiero seguir hablando!

¿Cómo puedes acusar a tu hermano de eso?

No es asunto tuyo.

¡Le ha robado la cartera a Fonti!

¿A Fonti? Sí.

Aquí está la cartera. Estaba en la habitación de Ana.

No es posible. Sí.

Pero...

Está el dinero. ¿De verdad?

Lo ves, Bruno.

¿Qué hacía en el cuarto de Ana? ¿Y yo qué sé?

¿No entrarías en el cuarto de Ana?

Tía, he perdido la cartera de Fonti.

¿Qué? Me encontré su cartera...

...y quería devolvérsela.

Me quedé dormida en la cama de Ana y ya no sé dónde está.

Ya la encontré yo, amor.

Me debes una disculpa.

¿Que yo qué? Sí, por favor, Bruno.

Hazlo. ¡Será posible!

Cuchichea

AMBOS: "¿Qué?"

Ya lo he dicho. ¡Bruno, por favor!

¡Está bien!

Lo... Lo siento.

Eso está muy bien.

No te preocupes, sé que nunca te he gustado.

Siempre has tenido celos de mí.

¡Otra vez con eso!

Siempre ha pensado que soy un monstruo.

Son los celos. Ya ves.

Yo no haría daño a nadie.

Entre todos le convenceremos para que cambie de opinión.

Ya lo verás.

Tienes una tía que parece un ángel.

¿No crees que...? ¿Qué?

¡Nada! ¡Nada! Muy bien.

Les diremos que jamás nos querremos,...

...que nunca curaremos las heridas...

...y que me iré de esta casa tan pronto como pueda.

¿Eso? Sí.

Hola, hijo. ¿Qué tal la cena con Ana?

¡Ah! Muy bien.

Había pensado en llamar a Galindo, es un buen amigo.

Está a punto de vendernos sus acciones.No.

Me parece buena idea. No creo que lo sea. Lo siento.

Si llamo a Galindo, esas acciones son nuestras.

No creo que vaya a vender sus acciones.Te equivocas.

Tengo más datos que tú. Por favor, no.

No aprendo: me dijiste que me quitara de en medio...

...y no me he quitado.

Parece que aquí ya nadie me necesita.

¡Papá!

Hola, don Nicolás. -Hola, Rafa.

Rafa. -¿Sí?

No, nada.

Algo será.

No, que...

He pensado que, a lo mejor,...

...podríamos salir una noche por ahí tú y yo.

Pero estarás muy liado.

No, qué va. Me encantaría. -¿En serio?

De verdad. Tendrá cosas interesantes que contar.

No muchas.

Entonces, ¿hecho? -Hecho.

Hola, hija. Hola, papá.

¿Te pasa algo?

No.

¿Cuándo os vais a casar?

¿Quién? Pues Ana y tú.

¡Ah!

Bueno, ya hablaremos de eso.

¿Qué día es hoy? Viernes.

Eso ya lo sé.

¿Y qué más quieres saber?

¿Qué me vas a regalar? ¿Por qué iba a regalarte algo?

¡No!

Sí. Es tu cumple.

Lo siento. Tengo muchas cosas en la cabeza.

Nadie se ha acordado. Perdóname.

Feliz cumpleaños.

Mis hermanos pasan.

Ni se han enterado. ¿Ana se habrá acordado?

Eh... Yo creo que sí.

Teléfono

¡Lucía!

¿Sí?

Hola, Galindo. ¿Cómo estás?

¿Qué tal estás del estómago?

Sí, la niñera es muy impulsiva.

Sí, muy guapa.

¿Hablar de las acciones?

¿Esta tarde?

¿Tiene que ser esta tarde?

Bueno, pues estupendo.

Allí nos vemos. Hasta luego.

Entonces, ¿qué? La dejo que vuelva.

La habitación no es tuya. -¡Es más mía que tuya!

¿Desde cuándo? ¡Eh, un momento! ¡Basta!

Ante todo sois hermanas.

Hermanas. ¿Entendido?

Muy bien.

Un beso.

AMBAS: "¿Qué?" ¿Estáis sordas?

No, me puede contagiar algo. -Lo mismo digo.

Pues si no hay reconciliación, estaréis sin salir diez sábados.

Eso es chantaje. Sí, así se llama.

Vamos.

Bien, ahora lo mismo, pero...

...con una sonrisa.

Así me gusta. ¿Qué sois?

AMBAS: "Enemigas".

¡Niñas, por favor! ¿Qué sois?

AMBAS: "Hermanas".

Así me gusta.

Música

Perdón, no sabía que hoy teníais clase.

No te preocupes.

Puedes seguir bailando. -Y suspendes la clase.

¡Bien!

Va a ser que no.

Yo ya me voy. -Bailas muy bien.

Gracias.

Mi hermana es abogada. -Llámala si te meten en la cárcel.

Lo tendré en cuenta.

Bueno, bueno, bueno...

¿Dónde está Lucía? -Ni idea.

Pues empezamos.

¿No preguntas qué día es?

Está así todo el día. -Qué plasta.

Dejadme.

¿A que cobras? -Calla, sapo.

Cuando sea mayor, te enterarás.

Espero no tener que aguantar tanto tiempo.

No te pases.

Abre el libro y calla, sapo.

¡Oye, sin insultar!

Tienes razón.

Lo siento.

Pero soy el profe y te aguantas, sapo.

Ana, espera. Tengo mucha prisa.

Vaya, tienes mucha prisa. ¿Adónde vas con tanta prisa?

A donde a ti no te importa.

¿A buscar apartamento? Sí.

Ya. Fernando, ¿qué quieres?

¡Nada!

Adiós. ¡Espera!

Sí, quiero algo.

A ver. ¿Qué quieres?

¿Sabes qué día es hoy?

Pues... ¿viernes?

Ya, pero algo más.

¿Qué más? Pues viernes.

Pues es...

¿Qué quieres que te diga?

¡No quiero nada! Pues adiós.

Hola.

Hola.

Eh... Amalia no está aquí, estará por la casa.

No, si te buscaba a ti.

¿A mí?

Sí, es que...

Quería disculparme por hojear tu diario.

Me encantó lo que decías.

Ya.

Ve a reírte de otra.

Te lo digo en serio. Eres muy ingeniosa.

Tienes mucha sensibilidad y un talento especial.

¿No me estás vacilando?

No me mola la gente que se ríe de los demás.

Es que esto es raro.

Yo creía que a los tíos os molaban las guays.

Sobre todo a los lumbreras del cole.

A mí me gusta alguien inteligente.

Ya.

¿Y si ese alguien tuviese 13 años?

Como amiga, da igual la edad.

Ya.

¿Y como algo más?

Celia, ya sabes la respuesta a esa pregunta.

Pero el tiempo pasa rápido y quizá dentro de unos años...

¿Eh?

Quique, ¿qué haces aquí con Celia?

Le decía que me encanta cómo es.

¿Estás de guasa? -No, Amalia.

Mejor vamos a hablar afuera.

Vale.

¿Me vacilas?

Hablo en serio. -Solo dice chorradas.

A mí no me parecen chorradas.

Creo que tú y yo...

¿Qué? -No tenemos nada en común.

Si esto es una broma, no me hace ninguna gracia.

No.

He pensado que sería mejor que dejáramos de salir.

¡Imbécil!

Pero ¿quién te has creído?

Amalia, para un momento. Tranquila.

¡Vete! ¡No quiero volver a verte!

¡Asquerosa, de esta te acuerdas!

Yo no he hecho nada, tú le enseñaste mi diario.

Y te ha salido mal.

¡Te odio!

¿Lo tenéis?

Sí, pero hemos tenido que esperar a que se fuera para mangarlo.

¡Fonti!

Echa poco. -¡Que sí!

Que sí.

Mi tía Manuela os lo va a agradecer mazo.

Se lleva al gato a todas partes.

Es para el avión. -Con eso estará frito todo el viaje.

Ah, ¿sí? Bueno, hasta luego.

¡Eh!

¿Sabes con quién ha quedado Mac?

Ni idea. ¿Con quién?

Con Vero. -¿Con Vero?

Me ha dicho con todo el morro que no me pase...

...en toda la noche por el apartamento.

Desde luego...

Hasta luego.

Paulita, tú de todas formas no te preocupes.

Soy muy solidario y te haré un huequecito en la cama.

Sí, contigo dentro, ¿no?

Eso sí, conmigo dentro. Eso...

Pero ¡qué morro!

Dígales a mis hijos que estaré fuera toda la noche.

Pero... Por favor.

No me lo puedo creer. ¿Qué habrá pasado?

Hola, Bruno.

¡Hola!

Dile a Catalina que no voy a cenar, me voy a ir a la cama pronto.

¿Seguro? Hay filetes riquísimos.

No tengo hambre. ¿Te pasa algo?

¿Estás bien?

El gato de mi tía... El gato de mi tía...

Bea está a punto de llegar.

Ya lo sé, pero es que...

...como soy un buen perdedor te he traído esta botella de vino.

Bueno, qué enrollado.

Me la beberé yo, porque Vero es abstemia.

Pues disfrútala tú solito.

Pero por esto no te libras de limpiar el piso.

No nos equivoquemos.

Yo cumplo mi palabra siempre.

Joder, eres un tío superlegal.

Bueno, tampoco...

Voy a dejarla en la nevera.

Pues nada.

Lo dicho.

Bueno... -Mucha suerte.

Chupado.

Ya me contarás, chavalote.

Suerte. Chao.

Hasta luego.

Pringado.

Televisión

¡Sorpresa! Te hemos engañado.

Tu cumple no hemos olvidado.

Una fiesta...

...para celebrar, divertirnos, bailar y rapear.

Espera una tarta de sabor a fresa.

Hay regalos en la mesa y en la fiesta nadie falta.

Feliz cumpleaños, Lucía.

En este dulce día cumples 9 años.

Feliz cumpleaños. Feliz, Lucía.

En este dulce día cumples 9 años.

La pequeña se hace grande, se empeña en crecer.

Y Peter Pan no sabe qué hacer.

Nueve tacos cumples. Ocho más uno.

Apaga las luces, la tarta trae Bruno.

Feliz cumpleaños, Lucía.

En este dulce día cumples 9 años.

Feliz cumpleaños, Lucía.

En este dulce día cumples 9 años.

Sopla y pide un deseo.

TODOS: "¡Bien!"

Es una chica excelente. Es una chica excelente.

Es una chica excelente...

...y siempre lo será.

¡En nuestro cumple solo había tarta!

¡Dos! ¡Cómo mola!

¿Este quién es?

Ha venido un gallito.

Y tiene naricita y todo.

Qué mono es.

¿Qué pasa, que su papá no podía venir?

¿Eh?

¿Eh?

¡Gallito!

Cumpleaños feliz.

Cumpleaños feliz.

Te deseamos todos...

...cumpleaños feliz.

Yo creía que me odiabas. -¿Por qué pensabas esa tontería?

Llevo meses esperando a que me invitaras.

Qué tonto. -¿Eh?

¿Te aburres? -No, no.

¿Qué te parece si...? No sé, ya sabes.

Me parece bien. -Genial.

Apagaré la luz. -Si eres tímida...

¿Te molesta? -Para nada.

No tardes.

Ya he apagado la luz.

Perfecto.

Este se ha quedado dormido...

...y demostraré que el gatillazo fue un mal día.

¿Ya habrá apagado la luz?

Vamos para allá.

Jadeos

MAC: "Pero qué de pelo. ¿Tú no te depilas?"

FONTI: "Es verdad".

Vero grita

¡Coño, Mac! -¡No me lo puedo creer!

¡Estabas dormido! -¡Os odio!

No es para tanto.

Venga, que cuento. Una, dos y tres.

Uno,...

...dos...

Tú por allí.

Cuatro,...

...cinco, seis,...

...siete,...

...ocho,...

...nueve y diez.

Es difícil en una casa con tanta gente.

No.

Ahora están distraídos.

Estoy en el dormitorio.

No creo que los tengan a la vista.

Estas cosas llevan tiempo.

Yo sé lo que hago.

No sospechan nada;...

...al contrario, les caigo muy bien.

Sí.

Será divertido hundir a Fernando.

No sabe lo que le espera.

Dentro de poco estarán pidiendo limosna.

"La próxima semana más".

Serás...

Lucía, parece que has visto un fantasma.

Con la tarta estabas mejor.

He visto un fantasma, tengo miedo.

"A por los fantasmas".

Les diré que te irás dentro de unos días.

¿Vale? Sí.

¡Os metisteis los dos en mi cama!

¡Vete!

¿Dónde quieres que vaya?

Será la única noche que pases aquí.

No sé lo que pretendes. Quiero vivir en paz.

Instalamos una cámara y les damos un susto.

¿Quiere a esta familia hundida?

Yo le daré lo que quiere.

¿Esto va a funcionar? -Claro.

¿Qué desea? Acompañe a estas señoritas.

¿La instalo yo?

Ya sé que soy la novia.

Carolina. ¿Qué le pasa?

Se casa.

Bueno...

¡El pelo, papá! ¡Ana García!

Ana y los siete - Episodio 84 - De mal en peor

14 dic 2012

Fernando y Ana acuden a un prestigioso restaurante a cenar, un encuentro que los niños han ideado para forzar una reconciliación entre el banquero y la niñera.  Ana y Fernando continúan su ''guerra'' particular. Para empeorarlo todo, Galindo, un importante accionista del banco, y su esposa se sientan a la mesa con ellos. Él no lo impide, dado su interés en convencer a Galindo para que le apoye en su lucha contra De la Torre, su rival bancario. Pero Ana no está dispuesta a darle tregua a Fernando ni siquiera en esta ocasión.  

Fonty, disfrazado de espía, está en el mismo restaurante acompañado de la anestesista Bárbara. Su objetivo es transmitir por su video-móvil todo lo que ocurra entre Fernando y Ana para que sea visto en casa de los Hidalgo. Pero el final de la noche no será lo que Fonty esperaba.  

Llega un día muy especial para Lucía pero nadie parece darse cuenta. Además Carolina quiere mantener su incipiente carrera de artista en secreto, fundamentalmente ante su padre, que sigue ilusionado con que ella sea abogada. Y Vero sigue intentando seducir a Mak con ayuda de Fonty.

ver más sobre "Ana y los siete - Episodio 84 - De mal en peor" ver menos sobre "Ana y los siete - Episodio 84 - De mal en peor"
Programas completos (92)

Los últimos 96 programas de Ana y los siete

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos