www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
931666
No recomendado para menores de 7 años
Transcripción completa

-No te vamos a hacer nada, es sólo un juego, ¿eh?

Se llama la ruleta rusa.

¿Tú lo conoces?

(GIME)

Almudena, ya has oído a tu madre.

-Pero es que me duele mucho. Lo sé, cariño.

Lo sé.

Venga, haz un esfuerzo. Arriba.

Esto es.

-Si te ayudo voy a meterme en un buen lío.

-Miguel, ayudar a la gente no es meterse en líos.

Ayudar a la gente es algo bueno, y te enriquece como persona.

-Que la echo mucho de menos.

Era una buena mujer, ¿verdad?

-Tienes que estar muy orgullosa de ser su hija.

-Por mucho bien que le haga confirmarse,...

...¿crees que merece la pena que sufra de esta manera?

Anda, vamos a casa.

(LLORA NERVIOSO) -Me apuntaban y yo pensaba que me iba a morir.

Lo juro que pensaba que me iba a morir.

Dios mío, pero qué clase de infierno estamos viviendo...

-Jaime no te va a sacar a ti nunca las castañas del fuego.

Tienes que pensar siempre dónde está él y de dónde vienes tú.

Y tener ojo.

¿Eh?

(FURIOSA) -Está claro que no puedo contar ni con tu padre...

...ni contigo para algunas cosas.

Pero no me importa, yo me basto y me sobro sola...

...para proteger a mi hija.

-Pero, mamá, si lo hice... -¡Que te calles, vete!

Has dicho todo lo que tenías que decir.

-Que el problema no está sólo en la ropa, que el problema...

...es que el olor se me impregna en el pelo, en la piel...

Se me mete por la sangre, por mi cuerpo.

Y no hay nada que lo solucione, nada.

-Menudo pájaro que está hecho Casares.

A más de uno lo ha dejado con el culo ala aire.

Pero lo más reseñable es su gusto por las mujeres de los compañeros.

Ha seducido a unas cuantas y parece que incluso...

...se ha sobrepasado con ellas.

Así que ya ves, enemigos no le faltan.

¿Qué quieres que haga?

Nada.

A partir de este momento de este asunto...

...me encaro yo personalmente.

Lo han sometido a todo tipo de torturas, entre ellas...

...apuntarle con una pistola disparándole varias veces...

...haciéndole creer que lo iban a matar.

¿Pero qué dices? Sí, lo llaman la ruleta rusa, creo.

Dios mío...

Cuando ha venido a verme a la tienda estaba destrozado.

Despertar abrazada a la ironía...

...de ocultar la razón de cada día para amar...

En tiempos revueltos.

Asumir la alegría y el lamento...

...y descubrir, sorprendida, mi tormento y mi dolor...

Con tu amor envuelto.

No es sencillo...

...avanzar olvidando lo vivido,...

...cuando tanto se ha dado por perdido...

...y el camino es volver a comenzar.

Le canto al viento...

...por todo el que venció su desaliento.

Le canto al mar...

...por todo aquel que tuvo que olvidar...

...para empezar.

-Hola, Felisa.

-Ay, prima, ¿cómo estás?

No has dormido mucho, ¿verdad?

-No he dormido nada.

Vamos, el miedo me sale hasta en los sueños, Felisa.

Qué horror, me he pasado toda la noche de pesadilla en pesadilla.

¿Sabes qué me imaginaba?

Que me estaba muriendo ya e iba llamando una por una...

...a cada una de mis hijas para despedirme de ellas.

Me veía ya dentro del ataúd y todo. -Es que eres muy aprensiva, prima.

Lo que te dijo el médico ese, el doctor Salcedo, ¿no te sirve?

-Sé que me vio perfecta, pero... -Entonces, cariño,...

...¿por qué sigues con esa angustia que te va a matar, Manuela?

No te va a matar el sarpullido, te va a matar el miedo, ¿eh?

-¿Y qué hago, prima?

Si es que es algo que yo no puedo evitar.

Cada vez que pienso que igual me voy a morir...

Mira, es que se me paraliza todo el cuerpo.

Me entra... me entra como una angustia, prima,...

...que no me deja ni respirar.

(SUSPIRA ANGUSTIADA)

-¿Y por qué no vuelves a llamar a la comadrona...

...a ver si te saca de dudas?

-¿Sabes qué tendría que hacer?

-¿Qué? -Ir a verla.

-Pues mira, mejor.

-Ir a verla y hablar personalmente con ella...

...para ver qué recuerda de mi parto y de la muerte...

...de mi madre, ¿no te parece? -Pues sí, tienes que ir...

...porque Cecilia es la única que sabe lo que le pasó...

...a tu madre exactamente. Tu madre murió en sus brazos...

-Que no hay manera, Asun. Este olor no se va ni queriendo.

-Ay, Chelo, no exageres, por favor, que no es para tanto.

-Sí, ya me gustaría verte a ver qué hacías si tus compañeras...

...te llamaran requesón. -Bien rico que está el requesón.

Si le echas azúcar está para... -¡Oye, Asun!

-Chuparte los dedos... -¡Que no tiene gracia!

¿No ves que estoy que se me llevan los demonios?

-Y se nota, Chelo, se te nota.

Quiero que te tranquilices y no des importancia a una cosa...

-¿No irás a decir que no la tiene?

-Que no va a cambiar, Chelo.

Por más que te laves cuando vuelvas a la vaquería el olor...

...se te mete en la ropa.

-Pero si no me lavo tanto se acumulará y será peor.

-¿Por qué no me haces caso y vamos a por los saquitos...

...de lavanda que anuncian? Si sigues se te irritará...

...la piel y será peor el remedio que la enfermedad.

-Prefiero que se me caiga la piel a tiras a soportar las miradas...

...cuando entro en la academia. ¡Que me siento una leprosa!

(LLORA) ¡Y encima sigo oliendo a requesón!

Me voy a lavar otra vez.

-¿Tú crees que esa mujer se acordará de mi madre?

-Seguro.

Yo era muy chica pero aquello fue muy sonado en el pueblo, prima.

Tu madre era una persona muy querida.

-Qué pena no haberla conocido.

-Y muy guapa, prima. Como tú.

-Está claro, Felisa. Está claro que me tengo...

...¿no te parece? -Pues sí, yo creo que sí.

¿Quieres que te acompañe? -No, gracias pero prefiero ir sola.

Mejor que te quedes aquí y eches un ojos a mi familia,...

...sobre todo a las niñas. -Descuida, estaré al quite...

...para que no les falte nada.

Les voy a decir a Consuelo y a Asun que después de trabajar...

...se pasen por tu casa para ver a las primas.

-Pues eso les va a encantar, ya sabes lo que admiran...

...a sus primas mayores, lo que presumen en el colegio...

-Anda, ya te puedes ir tranquila, prima.

-Ahora sólo... ¿sabes qué me falta? -¿Qué?

-Buscar una buena excusa para justificar mi viaje.

Por Marcelino, para que no sospeche.

-Ay, Marcelino...

(MANUELA SUSPIRA) -Bueno, algo se te ocurrirá.

-A ver qué...

Qué temprano te has levantado hoy.

Sí, un poco.

¿Quieres que desayunemos en "El Asturiano"...

...antes de irme a trabajar?

No estés triste, mi amor.

(SUSPIRA)

Todo lo que nos rodea es... es tan sucio, Ubaldo.

Lo de Casares, lo de Richi,...

...el destrozo de la tienda...

Creía que estabas mejor. Ayer me hiciste pensar...

...que eras dura como una piedra. No estoy mal, Ubaldo, no estoy mal.

Ya te lo dije, no quedaba otra.

Hice lo que tenía que hacer y ya está.

Pero no puedes olvidarlo y sigues dándole vueltas.

No.

Tenemos que mirar hacia delante y eso es lo que yo hago.

Precisamente estaba pensando llevar esa ropa vieja a la parroquia.

Aunque creo que la voy a tirar, está demasiado estropeada.

¿Qué ropa tienes tú tan vieja y en desuso...

...si hiciste una gran limpia cuando nos mudamos aquí?

Bueno,...

...siempre hay ropa que termina sobrando.

Y sí, la voy a tirar ahora.

Como quieras. Me voy a a vestir.

Luego te acompaño a la tienda.

¡Qué bien!

-Buenos días, Trino. -Buenos días, doña Eulalia.

-Tengo una prisa terrible porque llego tarde a misa,...

...pero voy a pedirle un favor.

-Lo que usted diga.

-Como ha visto las puertas del ascensor no funcionan bien.

-Ah, pues ahora mismo las veo, a ver si puedo arreglarlo,...

...si no llamo al servicio de mantenimiento de ascensores.

-Sí,pero de todas maneras me gustaría que dejásemos...

...una nota para los vecinos,...

...para que en la medida de lo posible suban y bajen a pie.

Para evitar accidentes. -Bien, ahora mismo lo hago.

-Me quedaría más tranquila si pusiese lo que voy a dictarle.

Coja papel y lápiz, por favor.

Estimados vecinos, dos puntos.

Ante la constancia de que las puertas del ascensor...

-Perdone, es que va usted un poquito deprisa.

-Ah, sí, sí, claro.

Ante la constancia de que las puertas del ascensor...

...se atoran en el piso bajo...

...les rogamos se abstengan de utilizar el ascensor...

...hasta nueva orden. Punto.

Disculpen las molestias, punto.

La comunidad.

Punto.

Déjeme ver, por favor.

(NERVIOSO) -No va a llegar usted a misa, doña Eulalia.

-Que me lo dé, caramba.

-¿Pero esto qué es?

-Eh... yo... verá.

(TARTAMUDEA) Lo lamento en el alma...

Yo es que tengo problemas para escribir, ¿sabe usted?

-¿Y esto no nos lo pudo haber dicho cuando le contratamos para portero?

-Hola, cariño. -Hola.

-Hola, Felisa. -Hola, mi amor, ¿cómo estás?

-Bien. -¿Has aprovechado para descansar?

-Sí, he dado hasta una cabezadita. -Hombre, claro, y más tiempo...

...que te podías haber quedado, si estando embarazada...

...puedes hacer lo que quieras: dormir más, comer más...

Tienes excusa. -Pero quiero hacer vida normal.

-Hombre, normal pero sin excesos, ¿eh?

Porque un embarazo a tu edad, no es como cuando teníamos 20 años.

-Yo me siento igual que siempre, ¿eh, Marcelino?

-Qué bien. -Igual que siempre, vamos,...

..tan bien, tan bien que había pensado irme mañana al pueblo.

-¿A qué pueblo?

-¿A cuál va a ser, Marce? Al nuestro...

-A Valdemorillo.

-Con todos los respetos, estás embarazada,...

...¿qué se te ha perdido en el pueblo?

-Que no se me tiene que perder nada para ir a mi pueblo,...

...que me apetece ir y además que tengo que ir.

Tengo que ir, bueno, para arreglar unos asuntillos...

...que me acaba de comentar Felisa, familiares...

-¿Qué asuntos?

-Pues... -Eh...

-Que va a recibir una herencia.

-Vamos, Marcelino. -¿Una herencia?

-Una herencia... Una herencia de una... de no...

De una tía bastante bastante lejana que casi ni conozco,...

...que voy a ver que ha dispuesto en el testamento,...

...probablemente no nos toque nada. -Ah, bueno...

Felisa, ¿por qué no vas tú? Tiene menos cosas que hacer que tú.

-¿Por qué tiene menos cosas que hacer? ¿Y la portería?

¿Y sus hijos? ¿Y el tío Basilio? -¿Por qué no ha ido Trino...

...si acaba de venir del pueblo? -No, porque esa mujer a él...

...no le tocaba nada, bueno, a mí tampoco.

Porque es que ella era tía por parte de su madre.

-Eh... Yo es que...

Yo lo siento mucho. -Ajá.

-Mi mujer sí que sabe leer y escribir muy bien,...

...y normalmente es ella la que está aquí.

-Claro, ¿y dónde está ahora su mujer?

¿No se da cuenta del perjuicio que supone para la comunidad...

...que no sepa escribir una simple nota?

-Disculpe, pero... ¿Qué es lo que hay que escribir?

-A ver si puedes leer algo porque menuda letra...

-Sí, la entiendo.

Ya está todo en orden. Mire usted qué fácil.

-Sí, claro, naturalmente. Pero por culpa de este incidente...

...llego tarde a misa. No sé si podré comulgar.

Esto lo tenemos que tratar seriamente, Trino.

Me parece una cosa muy grave.

Buenos días. -Buenos días.

-Gracias, hijo.

-De nada, padre.

-Lo que faltaba.

Mira.

Ahora me escuece toda la piel.

-¿Lo ves? Te lo dije.

Que te dije que te ibas a desollar la piel.

Ay, Dios mío, qué cruz con ese olfato tan fino.

-Odio la vaquería.

Y más odio que nadie me entienda.

-¿Qué te crees que yo no te entiendo?

-No. Pues claro que no.

Tú te crees que yo protesto por protestar y no es así, Asun.

Protesto porque mi vida es un infierno y no tiene solución.

Mientras siga trabajando en esa vaquería...

...mis compañeras van a seguir riéndose de mí.

Y lo que es muchísimo peor... Asun, si sigo trabajando ahí,...

...¿cómo me voy a presentar a ninguna prueba?

-Pidiendo permiso en el trabajo.

-Que no tiene que ver con eso, que tiene que ver con el olor.

¿Cómo van a contratar de bailarina a una chica que huele a establo?

Si es que no teníamos suficiente con parecer de pueblo...

...como para ahora encima oler.

¿A que tengo razón, Asun?

¿Ves cómo estoy condenada al fracaso,...

...a una vida corriente y moliente, a no progresar?

¿Para qué hemos venido a la ciudad?

-Estabas encantada con venir. -Estaba encantada, pero ya no...

...porque me he dado cuenta de que no me va a servir de nada.

Mira, alo mejor a ti sí con el taller de costura.

O a Miguel en la fábrica.

Bueno, y a Pedrito ni te cuento, porque Pedrito es más listo...

...que el hambre, pero... ¿yo?

¿Yo qué, Asun?

A mi me ha tocado la peor parte, la peor parte de todas.

-Lo de aprender a bailar en la academia ya no cuenta...

-Ya me dirás tú de qué me sirve si sigo como hasta ahora.

¿Qué hago, Asun?

¿Lo ves?

Si es que no tienes nada que decirme...

¿Y sabes por qué, verdad? Porque yo tengo la razón,...

...así que ya está. Decidido, dejo la vaquería.

-¿Ya has terminado? -Sí.

-¿Ya te has desahogado? -Sí.

-Pues ahora me vas a escuchar tú a mí.

-A ver si me entero. Que era tía de las dos...

-No, mía. -Suya.

-O sea que tú no pillas nada. -Ojalá pillara pero no,...

...es que Manolita era la preferida.

-La preferida, ya. ¿Y por qué te avisan a ti?

-A mi pues... -Porque... Felisa es amiga...

...de toda la vida, desde niñas que iban al colegio juntas.

-De la telefonista. -Claro, y por eso el telegrama...

...se lo ha mandado a ella. -Ah, qué cosa más rara, la verdad.

Bueno, también os digo una cosa, ¿eh? Vosotras con los telegramas...

...a veces no son cosas de mujeres, no os enteráis bien. Déjame verlo.

-¿El qué? -El telegrama.

-Lo ha roto, porque con el embarazo se ha puesto nerviosa.

-¿Que has roto el telegrama? -Es que para qué quieres ver...

...tú el telegrama, que tontería, si yo no lo necesito para nada.

Ya tengo la información. -Bueno, tienes razón.

Felisa... -¿Qué?

-Acompáñala y me quedo tranquilo. -Ay, Marce, que no puedo.

¿Qué hago con la portería? Yo no puedo ir.

-Tienes razón. Bueno pues no pasa nada, ¿eh?

Porque lo que es evidente, Manuela, es que tú sola al pueblo no te vas.

Hombre, me voy yo contigo, faltaría más.

-Marce... -Somos familia, mi padre...

...se apaña en el bar. Hombre, es evidente.

-Prima... -Lo que pasa que tú también...

-Calla. -Y tú lo de la herencia...

De verdad. -No se me ocurrió otra cosa.

-Ya... A ver qué hacemos ahora.

¡Jo!

-Lo que yo quiera no tiene ninguna importancia.

He venido ha satisfacer sus deseos.

He sido un insensible, el otro día la dejé con la miel en los labios.

No es justo descubrirle lo que es estar con un hombre...

...y negarle la posibilidad de repetir.

Mi pobre niña...

(OYE UNA NIÑA CANTAR) Al pasar la barca...

...me dijo el barquero...

...las niñas bonitas...

...no pagan dinero.

Yo no soy bonita...

..ni lo quiero ser.

Arriba la barca,...

...una, dos y tres.

Al volver la barca...

...me volvió a decir...

Llegamos en vagones,...

...hacinadas como animales,..

...envueltas en sudor,...

...cubiertas de vómitos.

Éramos miles de mujeres,...

...miles,...

...sin un lugar donde sentarse y sin aire que respirar...

...ni agua ni comida.

Y al llegar...

...nos descargaron como basura.

Aquello era el infierno.

Las que estaban embarazadas vieron matar a sus hijos al nacer.

Los ahogaban en cubos o les estrellaban la cabeza...

...contra un muro para divertirse.

Yo ya estoy listo, ¿y tú?

Si quieres puedes usar el cuarto de baño para terminar...

...de arreglarte.

¿Sabes? Podrías irme a buscar a la hora de almorzar...

...y salir juntos por ahí.

Sería un gasto innecesario, no creo que sea la mejor idea.

¿Y qué planes tienes para hoy?

Pues... tengo que ir al mercado...

...y hacer un poco de compra y... bueno, luego vendré a casa...

...a hacer la comida.

Si quieres me paso a buscarte por la tienda.

Me parece bien.

Lo siento, iba a dártela ahora.

Sí...

-Me marcho, padre.

-Doña Eulalia ha estado hoy de muy malas pulgas.

Tampoco es para tanto, ¿no?

Porque llevaba prisa, sino le hubiera dicho a tus hermanas...

...que me lo escribiera con letra bonita.

-De todas formas se ha quedado usted muy apalominado.

-¿Y cómo quieres que me quede? Ha visto con sus ojos...

...lo ignorante que soy. -No es culpa suya, padre.

Y con educación, claro está, pero debería haberle parado...

...los pies a esa mujer. -Sí, pues puede ser...

Es que me he quedado mudo porque en el fondo tiene razón.

Un portero lo mínimo que tiene que hacer es saber escribir...

...y leer de corrido. Para recibir el correo,...

...para escribir notas, para todo.

-No fue a la escuela porque tuvo que trabajar...

...en el campo desde que era pequeño para ayudar en casa.

Es una buena razón. No todos lo tenemos tan fácil...

...en la vida como los Hernández. -Chis, bien.

Gracias, te agradezco tus palabras pero no me consuelan.

Estoy avergonzado porque puede que mis padres no me llevaran...

...a la escuela pero mi madre me enseñó las letras.

Lo que pasa es que soy un zote, que ni me he fijado...

...ni he estudiado... Doña Eulalia tiene mucha razón.

-No, padre, está usted confundido. Le podría haber reprochado...

...pero de buenas maneras. -Ya, pero llevaba prisa.

Además tiene a su hija enferma. -Y qué...no la justifique...

...porque ha sido una maleducada. Si se lo hubiese dicho...

...de otra manera usted no se sentiría tan mal.

-Bueno, pero ella es la señora y le debemos respeto.

-El mismo que ella nos debe a nosotros, padre.

-Bueno, anda, déjalo ya.

-Me voy.

-A parte de ser una egoísta que sólo piensa...

...en su conveniencia, ¿qué te crees para abandonar...

...el trabajo porque no te gusta el olor?

¿Crees que me gusta soportar las faenas en el taller?

-No será para tanto. -Cómo que no será para tanto.

Es lo mismo. De mi forma de vestir...

...se han burlado desde el primer día, ¿crees que eso es agradable?

-Es que a veces vistes que... -Eso, ahora la culpa será mía.

-No, visto así. Como no tengo dinero para comprarme nada...

-Habérselo dicho a padre. -Si se lo digo le hago sufrir.

Sabes que no sabe decir que no. -Sobre todo a ti que eres...

...su ojito derecho. -Y tú del abuelo.

Él ha sido el que te ha pagado tus clases en la academia.

-Bueno, pues ya estamos en paz. -Sólo quiero que entiendas...

...que la vida no es fácil para ninguna de nosotras.

A veces hay que hacer cosas que no nos gustan por bien común.

Por la familia. -Sí, pero unas más que otras.

-A mí me encantaría estudiar...

...y tener tiempo para leer y cultivarme, pero no puedo.

-Si estás leyendo todo el día los libros que te presta Jaime.

-Sí, quitándome horas de sueño y dejándome los ojos...

...por leer sin luz.

Todos tenemos que apechugar y hacer lo que nos toca hacer.

¿Te crees que a madre le encanta estar todo el día en la portería?

-Pues sí, se pasa el día cotilleando con Manolita.

-Lo hace cuando puede escaparse.

¿Y el pobre padre,...

...que nunca ha tenido tiempo de aprender a leer y a escribir...

...en condiciones?

¿Qué me dices a eso?

¿Y el abuelo?

Sé que lo estás entendiendo aunque no me des la razón.

Pero todos tenemos que arrimar el hombro para salir adelante.

No es tan grave tu olor,...

Ni que una idiota te haya puesto un mote.

¿Lo entiendes, Chelo?

Ibas a volver a quejarte...

-Te prometo que voy a intentar estar a la altura de todos.

-Anda, ven aquí, boba.

Mira a mí lo que me importa tu olor.

-Buenas...

Hola, Miguel. -Hola, Jaime.

-Por lo menos te has presentado. Ya es más de lo que esperaba.

Siéntate.

¿Qué?

¿Has tomado ya una decisión?

-Vaya por delante que soy un trabajador y mi familia...

...necesita mi salario para comer.

-Lo sé.

Qué vida tan complicada, ¿verdad?

-Para unos más que para otros.

-Estoy de acuerdo.

Eso es lo que nos gustaría cambiar.

Que no haya tanta diferencia entre los hombres, que podamos...

...tener los mismos derechos y deberes hombres y mujeres. Todos.

-He pensado que un trabajador que organiza a los demás...

...para protestar es un peligro y corre un riesgo.

Podrían marcarme para toda mi vida y nadie me contrataría...

...siendo un agitador.

-Bueno,...

...parece que tienes las cosas muy claras.

En el fondo te entiendo, Miguel.

Quizá te haya pedido demasiado y no eres la persona adecuada.

Gracias de todas maneras y si alguna vez cambias de opinión...

-Jaime.

-Dime.

Que voy a colaborar contigo.

-¿Cómo? -Sí, que informaré...

...a los trabajadores de las consignas que tú me des.

-Y... Bueno, creí que me habías...

...dicho que no. -Agachar la cabeza sólo sirve...

...para que te la pisen aún más. ¿No?

-Eso es, amigo.

Nadie podría haberlo explicado mejor.

Eso es, Miguel, eso es.

No sabes la alegría que me acabas de dar.

-Trino...

-Mira, te estaba esperando como agua de mayo.

-¿Por qué? ¿Ha pasado algo?

-No, no, que... es que tengo ganas de que me dé un poco el aire.

-Pues hace fresco, no te creas.

-Pero por lo menos hace sol, aquí con la corriente...

...que hay te quedas pajarito.

-Haberte repartido el correo, verías como entrabas en calor.

-Eso te lo dejo a ti que bastante he hecho ya.

-Vete a la plaza porque me tienes que hacer un favor.

-Huy, ¿a qué me suena eso? Porque te temo.

-Que no, hombre. Tienes que convencer a Marcelino...

...para que no vaya al pueblo con Manolita.

-Pues mira, no lo voy a hacer. Primero, porque no sé...

...qué hace Manolita yéndose al pueblo con la barriga,...

...y segundo, que si va al pueblo lo mejor es que vaya con él, ¿no?

-¿Y tú por qué eres tan respondón? -Yo respondón... Seguramente.

-Trino, si te digo que lo hagas será por algo, ¿no?

-Pero explícame la razón porque yo no lo entiendo.

-Que no tengo que explicar nada, que mi prima está asustada...

...con lo que le pasó a su madre. -Hubieras estado más guapa...

...calladita, sin decírselo. -Bueno sí, ya lo sé.

-El caso es que aunque el médico le ha dicho que el embarazo...

...va bien y que no ve nada raro ella se ha quedado con el miedo.

-Con lo malo que eso... -¿Malo? Malo malísimo,...

...porque dice que no se lo quita de ninguna manera,...

...que es un miedo irracional.

Por eso tiene que ir al pueblo a hablar con Cecilia,...

...la de Paco el Champa, que fue la comadrona de su madre...

...y es la que sabe exactamente lo que le pasó la tía Remedios.

-La Cecilia tiene que estar muy mayor, ¿no?

-Está muy mayor e impedida de las piernas, no la pueden...

...llevar ni a la centralita para que hable.

Por eso tiene que ir mi prima, ¿Lo entiendes ahora?

-Más o menos. -El caso es que se quiere ir...

...cuanto antes, y se quiere ir sola.

-Bueno... pues iré a hablar con Marcelino.

Lo que no tengo ni repajolera idea de lo que le voy a contar...

...para que no vaya con Manolita.

-Huy, con lo listo que tú eres... Algo se te ocurrirá.

-Anda...

Nos vemos luego, ¿sí?

Ubaldo...

No pensaba hacer ninguna locura con tu navaja de afeitar.

No pensaba matarme.

Lo sé,...

...pero ibas a hacerte daño inútilmente.

¿Por qué dices eso?

Porque el pasado no se puede borrar, Irene.

Qué razón tienes.

Esa es mi desgracia.

Un pasado que no soy capaz de olvidar,...

...que vuelve cada noche en forma de pesadilla.

Un pasado que me aplasta como una losa y no me deja...

...mirar hacia delante.

Siempre dicen que el presente es lo único que existe,...

...que el pasado ya pasó y que el futuro no ha llegado.

Pues eso es mentira, el pasado si existe,...

...y además es lo único que no se puede cambiar.

Tienes razón pero sólo a medias.

Es verdad que el pasado no se puede cambiar...

...pero se puede borrar de tu mente para siempre.

Cuando nos conocimos lo hiciste, en París, una nueva Irene,...

...con una nueva vida por delante para pintarla como quieras.

Mientras tenga esto grabado en mi brazo seguiré siendo...

...la misma, ¿me oyes?

Seguiré siendo la prisionera, la torturada que vivió horrores...

...que no puede ni contar.

Por eso quería la cuchilla.

Para borrar la huella de mi tortura.

Te habrías quitado el número pero te quedaría una cicatriz...

...que te lo recordaría igual. ¿Y entonces qué puedo hacer?

Enfrentarte a tus miedos hasta las últimas consecuencias.

Es la única forma de olvidar tu pasado.

¿Y eso cómo se hace?

Porque yo no sé...

Yo te ayudaré.

Te lo prometo.

Yo te ayudaré.

-Ricardo, muchas gracias, nos vemos pronto, ¿eh? Con Dios.

Ay...

Hombre, Trino, ¿qué, has descansado?

-Sí, pero me haría falta descansar más, no creas.

-Vamos, que sigues fatigado.

-Más que fatigado estoy preocupado.

-¿Y eso por qué? -Pues no sé si decírtelo.

-¿Cómo que no sabes si decírmelo?

Luego querrás bufanditas del Real Madrid.

-Bueno, bueno, bueno, te lo voy a decir pero no vayas...

...comentándolo porque estas cosas no hay que airearlas.

-Yo soy muy discreto, que soy una tumba. Venga.

-Es que es de tu padre. -¿De mi padre?

¿Qué pasa? -Que en un rato que he estado...

...en el bar le he pillado al menos en dos o tres renuncios.

-¿A qué te refieres? -Te lo voy a contar,...

...pero no se lo digas porque te dirá que es mentira.

-Que no le cuento nada. Por favor, cuéntame.

-Se ha equivocado al menos en dos comandas. De dos mesas...

...que ha servido no ha acertado ni en una cosa.

-Me extraña porque mi padre tiene una memoria de elefante,...

...y cuando no le funciona apunta las comandas.

-Pues eso es lo peor, que lo llevaba todo apuntado...

...y ha liado una monumental. Hasta se le han caído platos...

...encima de los clientes. -¿Qué me estás contando?

-Yo te lo digo para que estés atento.

...tiempo y yo sin enterarme? Claro que... la verdad es...

...que ayer ya hizo cosas raras porque se acostó muy pronto...

...y todo el mundo sabe que mi padre es ave nocturna.

Oye, Trino, a ver si va a estar envejeciendo así de repente...

...de la noche a la mañana. -Yo no digo que sea para tanto...

...pero yo que tú estaría muy atento, ¿eh?

-¡Qué inoportunidad, la verdad! -¿Por qué?

-Porque mañana tengo que acompañar al pueblo a Manolita.

-No me quiero meter donde no llamen pero yo creo...

...que no deberías ir porque aquí lo importante...

...es tu padre, a no ser que sea una causa de fuerza mayor...

...o que Manolita diga que tienes que acompañarla sí o sí.

-Mañana hablaré con Manuela a ver qué hacemos.

-A tu padre ni una palabra. -Que no, que no digo nada.

-Pero vete para dentro a ver si la va a liar otra vez.

-Claro, claro. Trino, muchas gracias.

En gente como tú se puede confiar.

-Anda... que lo que hay que hacer por la parienta...

No te preocupes, no me importa no cenar con todos.

Esos sí, tienes que ser breve, porque después de ti viene...

...Casares a que termine de darle la puntilla.

He movido algunos hilos después de tus informaciones...

...y he conseguido que le trasladen a Melilla.

-¿Y se lo tienes que decir tú en persona?

Me he reservado ese placer. A ver si se entera de quien manda.

Conmigo no se juega y si lo haces tienes que atenerte...

...a las consecuencias.

-Pues precisamente de algo relacionado con el mando...

...quería hablarte. Uno de los informadores...

...de la empresa me ha confirmado que hay alguien intentando...

...movilizar a los trabajadores.

Caramba...

Qué atrevidos.

¿Es que no saben en qué país vivimos?

-Parece que no.

Muy bien. Localiza al cabecilla y lo quiero inmediatamente...

...en la calle. Y ya veremos si luego no lo depuramos...

...por la social. No quiero el menor atisbo...

...de revuelta entre mis propios trabajadores.

-Me queda más claro que el agua, sabía lo que ibas a decir,...

...pero pensé que querrías saberlo. Naturalmente.

Por eso eres mi mano derecha.

-Para mí es un orgullo, Andrés. Te dejo que cenes tranquilo.

Y que te vaya muy bien con la despedida de Casares.

Me va a ir de maravilla.

-Adiós.

Timbre.

Cariño, te has vuelto a dejar las llaves.

¿Qué hace usted aquí? -¿Llego en mal momento?

Sí, me iba a marchar, o sea que discúlpeme.

-He sido injusto con usted y le pido disculpas.

Lo que he hecho no tiene perdón de Dios,...

...y he venido a reparar mi falta.

Y ahora, para que te relajes y podamos disfrutar del momento,...

...voy a romper este papel ante tus ojos.

Este papelito, que es el pago por tus servicios.

¿Te gusta este sonido?

Dime que te gusta. Dime que te gusta.

Dímelo. Dime que te gusta.

Anda... Anda, ahora ve a acostarte.

Ahora sabrás lo que es un hombre de verdad.

(EL INSPECTOR CASARES SE DESABROCHA EL PANTALÓN)

Jadeos de Casares.

(IRENE RECUERDA LOS JADEOS DEL INSPECTOR CASARES)

Si tienes otro problema o te apetece repetir...

...no dudes en llamarme.

-Perdona, pero creo que es un error.

¿Pero cómo puedes decir que es un error el hecho...

...de que venga mi hija?

-No, no digo por verla nosotros obviamente,...

...sino por lo que que pueda pensar Andrés.

¿Pero a mí qué me importa lo que piense Andrés?

A ver si ahora va a resultar que Gloria no va a poder...

...visitar a su madre cuando le dé la gana.

-Creo que él lo puede tomar como una provocación.

Pues que se entere de que conmigo no se juega.

-Deberías ser más cauta y evitar irritarle.

Porque además del mal trago que se puede llevar Gloria...

...al ver el rechazo y la negación de su padre, Andrés podría dejar...

...de ayudarnos económicamente, eso sí que sería un desastre.

Joachim, no le tengo ningún miedo.

(SUSPIRA)

Además, no pienso ceder a su presión.

Y tranquilos, que todo saldrá bien. Pásame el pan, por favor.

-Bueno, tú le conoces mejor.

Efectivamente, le conozco hace muchos años y mejor que tú,...

...y sé que con Andrés no sirven las medias tintas.

Con Andrés Hernández Salvatierra hay que ir a por todas,...

...echándose un órdago.

Y esa es la única manera que tengo de asegurar el futuro de mi hija.

-Bueno, yo no lo tengo tan claro. Porque tú eres un cenizo.

A ti lo único que te interesa es seguir recibiendo el dinero,...

...y vivir sin dar un palo al agua. Qué cómodo, ¿verdad?

-Yo sólo me preocupo por la economía de la familia.

Ya. Vivir a la sopa boba, esos es lo que te gusta.

Y el dinero, poco o mucho, siempre se saca de algún lado.

-Pero... poner en peligro una paga fija...

-Yo, si mi opinión sirve de algo, lo que pienso es que a veces...

...por querer asegurar lo pequeño se pierde lo grande.

-Eh... No lo comprendo.

-Pues que yo creo que mi hermana tiene razón.

Que la niña tiene que venir y que la vea su padre.

(RÍE) En cuanto vea lo preciosa...

...que está seguro que no puede renunciar a ella.

Y así Adelina podría asegurar su futuro.

Gracias, Benita. Por una vez en la vida...

...estamos de acuerdo en algo, y lo vemos mucho más claro que tú.

-Pues yo sigo creyendo que ese hombre...

...no aceptará presiones.

Siéntate, Casares.

Te he hecho venir para desearte un buen viaje.

-¿Estás detrás de lo de mi traslado?

¿Tú qué crees?

Pues claro que estoy detrás.

No me ha costado más que una llamada a Senillosa...

...para conseguir un castigo ejemplar.

Te quedan muy pocos amigos en comisaría, ¿sabes?

Están hartos de tus escándalos.

-Rumores sin fundamento, mentiras.

No es lo que tengo entendido.

-Quizá sí me he extralimitado...

...pero nada que no hiciéramos en el frente.

¡La guerra acabó hace mucho tiempo ya, Casares, y te dije...

...muy claramente que fueses a por el indio, a por el indio!

¡No a por su mujer! -Perdóname.

Esa mujer era muy atractiva y no pude reprimirme.

No lo empeores. ¡No lo empeores, por tu bien!

-No volverá a pasar, Andrés.

Pero, por favor, haz que den marcha atrás en lo de mi traslado.

He aprendido la lección.

No volverá a pasar, te lo prometo.

Pero no dejes que me lleven a Melilla.

¿Qué quieres, que te lo pida de rodillas?

(FURIOSO) ¿Es eso lo que quieres? Deja de ponerte en evidencia.

-Si lo hago es porque estoy desesperado.

Andrés, no te fallaré. Te lo prometo.

Melilla no es tan mal destino.

-Va a tirar al traste mi carrera y es todo lo que tengo.

Seguro que sabes sacar algo positivo de todo esto.

-No si tú no me ayudas.

Lo siento, Casares.

Lo siento,...

...pero yo no puedo ayudarte.

Así que no insistas más.

Pero...

...para que veas que no te guardo ningún rencor...

...vamos a fumarnos tú y yo un par de habanos...

...de los que ya no quedan.

Mis favoritos.

-¿Ahora?

Sí.

Vamos a darnos un paseíto.

Tú y yo.

Nos sentará bien.

Ya verás.

-Di que sí, que has hecho muy bien en no ceder ante Andrés,...

...y en no hacer caso de los planteamientos de Joachim.

Lo único que le importa es su seguridad.

Qué poco lo disimula, ¿verdad?

A veces me dan unas ganas de mandarlo a paseo...

...y que se busque la vida por sus propios medios...

Déjate que no me dé la ventolera y lo haga.

-Sabes que no puedes. Andrés podría molestarse.

Te advierto que con esto que está haciendo con Gloria...

...cada día me siento más distanciada de él.

Pero, chica, ahora que viene la niña tengo que hacer...

...lo que sea para asegurarme de que le da lo que le corresponde.

¿Comprendes? -Pero claro que sí...

Que no se piense que basta con pasar un dinero al mes.

Yo no te digo que el dinero no sea importante, por supuesto que lo es.

Pero lo que necesita la niña es cariño, sentirse parte...

...de una familia.

Bueno, familia...

No te engañes, Benita.

Las únicas que nos hemos preocupado por ella y que la queremos...

...somos tú y yo. -La verdad es que tengo...

...unas ganas de que venga... de verla ya...

La hemos sacado adelante entre las dos... solas.

(SUSPIRA) ¿No dicen eso de que...

...a quien no tiene hijos Dios le da sobrinos?

(RÍE)

La de veces que he tenido yo que acostarla en mi cama...

...cuando era pequeñita porque tú te habías ido a trabajar.

Y lloraba, llamaba a su madre. Ay, mi niña... Ay, ay, ay...

¿Sabes, Benita?

Así tendríamos que estar siempre. Unidas, apoyándonos...

...la una a la otra. Resolviendo juntas los problemas.

-La verdad es que a mí me gustaría mucho,...

...pero tú no estás siempre de buen humor.

Pues anda que tú...

-¿Lo ves? Ya empiezas.

Ay, chica, perdóname...

Lo siento, reconozco que últimamente he estado...

...muy alterada y lo he ido a pagar pues con la que...

-Donde hay confianza... (RÍE)

Pero eso se va acabar.

Que la llegada de Gloria sirva para poner paz entre nosotras.

Y para hacernos más fuertes.

-La unión hace la fuerza.

¿Par qué necesitamos a los hombres?

Para casi nada.

(RÍEN)

Bueno, hay una cosa que me gustaría...

..que pasase y es que todo fuese perfecto...

...mientras Gloria está aquí.

-Haré las comidas que más le apetezcan,...

...y le daré todo el cariño del que soy capaz.

Eso está muy bien, Benita, pero yo me refiero...

...a que disimulemos, ya sabes.

-¿Lo de las chicas? Exactamente.

-Ah...

Gloria no puede sospechar que de vez en cuando...

...en la academia propiciamos encuentros entre algunas...

...bailarinas y hombres pudientes. -Nada, eso como si no existiera.

Es muy importante que todo sea perfecto...

...para que Gloria está muy bien y yo pueda llevar a cabo...

...mi plan con Andrés. -Hay que tener ojo con Joachim,...

...que a veces queriendo ayudar... Tú te encargas de él.

-Yo me encargo de todo.

(LLORA)

¿Pero qué te pasa ahora, mujer?

-Ay, no lo sé, Adelina.

(EMOCIONADA) Que tengo muchas ganas de que venga.

¿Qué tal el puro?

-Canela en rama.

Saboréalo,...

...no creo que encuentres muchos como este en Melilla.

Espero que te sirva de escarmiento, Casares.

-Dalo por hecho, Andrés.

Aunque me dejaría mucho más tranquilo saber...

...que te acordarás de mí cuando vuelva de África...

...y estés tú bien aposentado en las altas esferas.

Cuenta con ello.

-Muchas gracias, Andrés.

No me he equivocado contigo, Casares.

Buen viaje.

-¿Qué queréis?

¡Ni se os ocurra tocarme!

-¡Hijos de puta!

¡Soy policía! ¡Ah!

¡Hijos de puta!

¡Soy policía!

¡Soy policía!

¡Ah!

Dejarme en paz...

Hijos de la gran...

(DOLORIDO) ¡Ah!

¡Ah!

¡Dejarme en paz!

¡Ah! ¡Ah!

-Tú no lo entiendes pero me duele mucho.

Se me queda como dormida, no sé, con hormigueo,...

...es insufrible.

-Si me hicieses un poquito más de caso... Ven.

-No, si encima no podré ni quejarme.

-Pues claro que no.

¿Pero no te das cuenta de que eres una privilegiada?

Te vas a una pensión. No te quiero ni en mi casa...

...ni en la academia. Quiero estar tranquila con mi hija.

Y te digo una cosa: no le pego un puntapié a Benita...

...y la mando a hacer puñetas porque no puedo, pero contigo sí.

Lo hago porque me da la gana, ...y porque tú estás por lo estás.

-Es que pareces un solapas detrás de un menesteroso...

...presuntamente culpable. ¿Qué es lo que te pasa?

-Que me preocupo por usted. -Pues no te preocupes por mí,...

...déjame tranquilo, que voy solo bien.

-Y recoja ese vaso. -¡Que sí!

-Si alguien se mete contigo tú me metes con él,...

...que te ponen un mote, pues tú le pones tres.

Que te dicen torpe, pues te ríes en su cara.

-Oye, pues lo del mote... Es buena idea.

-Seguro que no hay nadie perfecto.

-¿Y cómo entra aquí y te visita sin que tus padres...?

-Buenos días. ¿Está la señorita Almudena?

-Sí, pase. -Gracias.

Hola, Almudena.

-Juan Carlos...

Me has traído flores... -Sí, son para ti.

¿Qué tal tu pierna?

-Mejor, ya ni la siento.

Quiero decir, que ya no me duele. -La mejor noticia que podría oír.

Dele muchos recuerdos a su hija de mi parte, por favor.

-Se los daré. Y manténgame informada...

...de su recuperación. Las madres debemos apoyarnos...

...las unas a las otras. -Sí, claro.

-¿Tú estás enamorada?

-No. -¡Sí!

-¡No! -¡Sí, lo estás!

¡Esa sonrisa te ha delatado! (DOLORIDA) ¡Ah...!

Uf...

¿Y de quién?

Verás, estoy intentando reflotar el negocio y necesito a alguien...

...que mantenga a Irene alejada de todo esto, que no sea...

...una preocupación más.

-¿Y quieres que sea yo quien le aleje de esos problemas?

-¿Mejor así? -Mejor...

-¿Qué dirían tus padres si nos viesen así?

Bueno, yo mejor te dejo en la cama.

Amar en tiempos revueltos - T6 - Capítulo 49

15 nov 2010

Manolita, torturada por el temor de padecer la misma dolencia que terminó con su madre al dar a luz, con la ayuda de Felisa que la cubre, consigue ir sola al pueblo sin que nadie sospeche para hablar con la comadrona que la trajo al mundo. Eulalia, muy afectada por todo lo que está ocurriendo con su hija, humilla a Trino a cuenta de sus dificultades para leer. Este hecho espolea a Miguel, que termina aceptando ante Jaime colaborar en la lucha obrera. Irene, tocada tras lo ocurrido con Casares, no consigue enfrentarse a su pasado. Andrés, a partir de los informes de Matías, inicia el proceso para castigar a Casares y alejarlo definitivamente de Irene. Adelina sigue con los preparativos para la llegada de su hija a Madrid, convencida de que es el paso necesario para que Andrés asegure de forma definitiva el futuro de Gloria. Obsesionada por su mal olor, Consuelo se lava y frota sin descanso, lo que le produce un sarpullido. Su queja continua hace que Asunción tenga que ponerla en su sitio.

ver más sobre "Amar en tiempos revueltos - T6 - Capítulo 49" ver menos sobre "Amar en tiempos revueltos - T6 - Capítulo 49"
Programas completos (1708)
Clips

Los últimos 4.651 programas de Amar en tiempos revueltos

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos