Agrosfera La 2

Agrosfera

Domingos a las 07.30 horas

Agrosfera
Sábados, a las 9:40  
www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5477176
Para todos los públicos Agrosfera - 04/01/20 - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Hola, buenos días, hoy hacemos un programa dedicado

a algunos pueblitos de los que hemos visitado.

En ellos hemos conocido su patrimonio,

sus vecinos nos han contado cómo viven

y a qué se dedican

y hemos disfrutado de su entorno natural.

En primer lugar vamos a Carmona,

un pequeño pueblo de Cantabria

situado entre los valles del Saja y el Nansa.

Fue declarado Conjunto Histórico-Artístico

y Bien de Interés Cultural en 1985 y desde hace muy poco tiempo

forma parte de la lista de los pueblos

más bonitos de España.

Recorreremos sus preciosas calles empedradas,

y vamos a disfrutar de las casonas

montañosas construidas entre los siglos XVI y XVIII.

Veremos además oficios artesanales como la elaboración de utensilios

de madera para la cocina o las famosas abarcas.

"Suenan los campanos de las vacas tudancas,

pastan las últimas hierbas

antes de que el frío las hiele

entre los valles del Saja y el Nansa.

Estamos en Carmona, a orillas del río Quivierda.

Estas terrazas, hoy cubiertas de hierba,

fueron durante muchos años, maizales.

Era el cultivo mayoritario.

Lo trajeron los indianos que hicieron fortuna en las Américas

y vinieron a vivir al pueblo.

En el pueblo tomaban tortas de maíz y también pan de maíz.

Ahora, apenas quedan unas pocas panojas.

Con la llegada del maíz en los albores del siglo XVII,

se inicia un período

de florecimiento económico en el pueblo.

El maíz resistía el clima mejor que otros cereales.

Solo en esta zona de los Riveros de La Pisa

llegó a haber seguidos 11 molinos harineros.

Hoy escondidos entre la maleza.

ganaderos y campesinos han poblado estas tierras desde siempre.

Una economía de subsistencia

que complementaban sobre todo en los inviernos,

cuando se reduce la actividad en el campo,

con la artesanía.

Teodoro aún tiene su ganado,

labor que compatibiliza con la talla de madera.

Como hacían antaño todos los hombres del pueblo.

A él nunca le llamó la atención hacer abarcas.

Se le dan mejor los utensilios de cocina,

pero recuerda cómo las hacía su abuelo."

Esto de las abarcas ya los abuelos, ya las hacían.

Tengo yo 70 años y mi abuelo ya las hacía, así que...

¿Cuántos años hará? muchos.

Entonces, la gente mayor se juntaban en los portales

y tú ibas allí donde ellos, no había otro sitio donde ir.

Ahora ya la gente joven no se ocupa de esto.

Aquí me ven muchos, pero aquí no... No cogen el arma ninguno.

Por ejemplo, la suela, se la cogía y el cuchillo,

y eso, pero ahora...

La gente no se ocupa de esto.

Entonces, no había otro calzado aquí.

Yo ya no las uso, no, pero hay mucha gente que las usa.

Para entrar a la cuadra y para todo.

Sí.

Porque es un calzado muy limpio,

las dejas en la puerta y no manchas la casa.

Uno que había ahí las hacía en un día.

Pero de esos hay pocos.

Para cortar eso, ya lo hay donde sea.

Hay mucho, como no se hace...

Entonces, escaseaban, porque todo el mundo las hacía.

Tenían que irse allá, al monte Saja

y tenían que esconderse de los guardas

para que no los pescarán y les echaran una multa.

"Las abarcas no faltan el día de La Pasá,

la tradicional bajada del ganado tudanco

con los primeros fríos del otoño.

De los puertos de montaña de Sejos donde pasan el verano."

(Música)

(CANTA)

# Los montes de... #

La Pasá aquí en Carmona,

se juntan todas las cabañas de vacas tudancas

que hay en el pueblo,

porque en el pueblo también hay otras razas de vacas.

Pero se juntan las vacas tudancas, las de todos los vecinos.

Se pasan para arriba en el pueblo por la carretera y vuelven a bajar.

Se les dan campanos grandes de feria con rosetas

y se engalanan para ese día.

Para ver cómo tomaron el verano las vacas.

Es una vaca noble, una vaca dócil, una raza de carne,

autóctona de aquí, de Cantabria de toda la vida.

"Elías trabaja en una gasolinera,

las tudancas las ha heredado de su padre,

y su padre a su vez de su abuelo.

Son su pasión. No concibe la vida sin ellas."

Siempre ha habido tudancas en casa.

En el verano se echan las vacas al puerto

y en casa a segar los prados,

a recoger la hierba y a meter más para pasar el invierno.

Para poder cebar.

"Tan representativas de Carmona como las tudancas o las abarcas

lo es su arquitectura montañesa de los siglos XVI al XVIII,

aunque conserva algunos vestigios del gótico

como estas ventanas incorporadas en una construcción posterior."

Entre los siglos XIV y XV surge otro tipo de edificación,

la denominada casa llana, su característico es su portal,

normalmente de vigas de madera,

y las características puertas de arco.

"El edificio más monumental del pueblo

es el palacio de los Díaz Cossío de 1715."

Destaca su gran fachada de sillería, sus balcones de hierro,

el espectacular escudo timbrado con los apellidos Díaz Cossío,

Calderón y Mier.

Perteneció a esta familia hasta el siglo XIX,

al principio pasó a manos de caseros y ahí empezó su ruina.

"Hasta que en los años 50 la diputación regional

lo convirtió en parador.

En los 70 fue un hotel y ahora está cerrado a la espera

de que lo reabran.

Paseando por sus calles, ahora empedradas,

vemos que las casas han mantenido

inalterable su esencia pese al paso del tiempo."

Esta es la casa de los Cossío, en el barrio de la Joya.

Un edificio del año 1670,

es el primer edificio en el que aparece

el soportal de arcos de sillería.

Pasó de ser de madera, en los siglos anteriores

a ser de piedra.

Perdió la función de almacén y tal y pasó a ser más señorial.

Los balcones que podemos ver, son recientes,

antiguamente la casa tenía balcones de...

antepechos, que se llaman, balcones de barandilla.

"Avanzado el siglo XVII las casonas se hacen más monumentales

hasta llegar en el 18 a su máximo esplendor.

Esta casona, construida en el siglo XVIII,

es uno de los mejores ejemplos de barroco montañés.

Tiene todas las características:

La Solana, la decoración a base de molduras,

la pilastra central de la arcada muy decorada con motivos florales

y nobiliarios.

Los mensulones del balcón más adornados que ninguna

con volutas y un capitel clásico,

y luego, las dimensiones,

comparado con la que tiene al lado,

que casi el primer piso es casi

de la altura de dos de una casa normal.

"El edificio se dividió en dos partes.

En una de ellas, nos reciben Fernando y Lucía.

Esta pareja de madrileños dejó el estrés de trabajar

en una multinacional de seguros para regentar,

desde hace tres años, este alojamiento rural."

¿Qué tal?

Conocimos este pueblo de un fin de semana que nos escapamos

porque queríamos conocer el Parque Natural de Saja de Saya.

El domingo antes de volvernos a Madrid

nos dimos un paseo por el pueblo,

nos quedamos completamente enamorados y el lunes,

una vez ya en Madrid, volvimos,

empezamos a buscar casas y encontramos esto y, bueno,

tenía licencia de hotel, todavía estaba en activo,

era una casa antigua pero llevaba ya 10 años cerrada,

total, que decidimos venir aquí y emprender esta aventura.

Cuenta con cuatro habitaciones, dos de ellas dan al corredor,

que es la típica balconada de las casas montañesas.

Otras dos son unas suites

que tenemos arriba un poquito más grandes.

"Pasaron de vivir en el centro de la ciudad

a un pueblo de 50 habitantes en el que cada día

de la semana viene un camión con alimentos y otros productos."

Al principio costó un poco,

porque es un cambio quizá algo radical,

pero la verdad es que la naturaleza

y todo lo que rodea este pueblo suple completamente

todas las necesidades que hay en la ciudad.

"En el siglo XIX la novedad fue hacer buhardillas,

pero ¿cómo era la vida en estos hogares de Carmona?

Durante años Aparicio ha recopilado objetos antiguos del pueblo

hasta llegar a recrear cómo era una casa antes,

todo un ejemplo de lo que podría ser

un museo etnográfico."

Más o menos todas están cortadas por el mismo patrón.

Esto eran cuartos y bodegas, la parte de atrás eran los establos,

en este caso, el gallinero estaba debajo de la escalera.

Arriba había una sala principal, las alcobas tocantes a la sala,

la cocina y la parte de arriba, el desván,

que es donde se guardaban todas las cosechas.

Aquí vais a ver una alcoba,

que es una estancia muy pequeña donde apenas tiene cabida la cama

y una pequeña ayuda de una silla o una mesita.

La cama se compone de armazón,

un somier de cuerda y el jergón

que va relleno de hojas de maíz.

Era muy habitual en este tipo de casas

encontrar un lavabo en el balcón de poderse afeitar

o peinarse,

hay que tener en cuenta que la luz eléctrica

a Carmona llegó en 1975.

Hasta entonces,

las casas dentro eran bastante oscuras

y el hecho de tener luz en el exterior

propiciaba poder hacer estas labores en el balcón.

"En la cocina es donde se hacía la vida,

además de guisar,

al calor del fuego los hombres acababan las abarcas

y las mujeres hilaban, tejían o cardaban la lana.

De la cocina tradicional a la mesa,

en el restaurante de Amador podemos degustar

la gastronomía autóctona."

Vamos a hacer un cocido montañés,

que es el plato tradicional de aquí.

Consiste en: alubia blanca, berza,

y luego ingredientes del cerdo: costilla adobada, panceta,

tocino fresco, codillo, chorizo,

morcilla de año y morcilla de arroz.

Se pone primeramente las alubias con todos los ingredientes

del cerdo excepto la morcilla.

Aparte, la berza se cuece picada muy menuda a fuego muy vivo,

y el cocido a fuego lento.

La berza que hemos picado muy menuda,

cuando la alubia está a medio cocer

es cuando se añade la berza ya cocida y escurrida.

Al final del todo es cuando añadimos la morcilla de arroz.

La forma tradicional de servir el cocido montañés

es la alubia con berza por un lado y el compango por otra.

Y así es como queda el plato.

"Para aligerar la comida,

podemos hacer una ruta guiada en bicicleta eléctrica

hasta la ermita de Las Lindes."

La Cordillera Cantábrica para andar

en bici normal tienes que entrenar muchísimo,

estar muy fuerte, ser un atleta, de repente,

con las bicis eléctricas,

personas que no tienen tanto entrenamiento,

tanto nivel físico,

se equiparan a otros que sí y podemos juntar grupos

y hacer una ruta en común.

Utilizamos las sendas de los ganaderos,

en este caso, una buena parte del recorrido

de la prueba de los diez mil del soplao.

El que tiene bici eléctrica,

al final sale más a menudo a la montaña

y hace más ejercicio,

esto está demostrado ya

porque no necesita estar tan entrenado,

no sufre tanto en cada salida,

se lo pasa bien y todos queremos repetir

cuando nos lo pasamos bien.

"Así que si les ha gustado Carmona con sus tudancas, su paisaje,

sus casonas, no duden en repetir este viaje."

Belmonte es nuestro siguiente destino,

un pueblo de Cuenca situado en la ruta de los Molinos.

Tiene un paisaje cerealista y cultivos de ajo morado,

que es un alimento con muchas salidas y potencial.

Belmonte cuenta con un centro histórico monumental.

Resultado de su intenso pasado,

destacan el castillo y la Colegiata del siglo XV,

cuando la localidad fue centro de poder.

"Belmonte muestra con orgullo las joyas

con las que se vistió entre los siglos XIII y XV.

Este pueblo del suroeste de Cuenca es patria chica de pastores,

agricultores,

caballeros y frailes que inscribieron

su nombre en los libros

con su trabajo, su pluma y su espada.

El castillo gótico mudéjar

de Belmonte domina un extenso territorio.

Lo mandó construir en 1456 Juan Pacheco,

el primer marqués de Villena, noble poderoso,

enemigo de Isabel la Católica contra la que guerreó para impedir

que subiera al trono."

Tiene unas particularidades que lo hacen único

como es su estructura en forma de estrella

o el hecho de que es un castillo palaciego.

Tiene una zona residencial

que es espectacular por las techumbres mudéjares

que cubren y embellecen todas las salas.

Aquí se firmó la paz con los Reyes Católicos.

Eugenia de Montijo hereda este castillo de sus antepasados

y manda restaurarlo en 1857 al arquitecto Sureda,

que era seguidor del maestro Viollet-le-Duc,

un arquitecto francés de mucho renombre.

Si tenemos este castillo aquí es gracias a la restauración

llevada a cabo por doña Eugenia de Montijo

en el siglo XIX

y de ahí que algunas de las salas del castillo

estén dedicadas a la gran emperatriz de Francia.

"Hoy en torno al castillo se celebran justas medievales

en las que se enfrentan modernos caballeros

venidos de toda España y del extranjero.

Al modo de la época y con las armas que se usaban entonces,

aunque eso sí, sin filo."

Por favor, a la meta.

"El mismo Pacheco ordenó la construcción

de la Colegiata de San Bartolomé como una muestra más de su poder.

Este templo está declarado monumento nacional."

Es un edificio gótico y lo que llama la atención

sobre todo es las capillas,

que cambia el estilo de cada una de ellas

porque cada una de ellas fue mandada construir

por diferentes familias.

"Aquí podemos ver este precioso retablo flamenco

de Juan de Borgoña.

Este Cristo atado a la columna de Salcillo."

La sillería del coro

fue mandada construir en un mismo momento

por Lope de Barrientos, que era el obispo de Cuenca

para la catedral.

La catedral está hecha en el siglo XVIII

y en esa fecha vino a Belmonte

porque en Cuenca se les queda pequeño

y porque este obispo considera que hay algunas escenas

que son indecentes.

Entonces,

la Colegiata de Belmonte se la compra

pagando en su momento 4000 reales.

"Junto al altar mayor estatuas orantes de los padres

y abuelos de Juan Pacheco,

en la Colegiata se conserva la pila

en la que fue bautizado otro de los Belmonteños ilustres:

Fray Luis de León.

Se le recuerda en las calles de Belmonte,

son placas y figuras

que representan también a otros muchos vecinos

o hijos del pueblo, el principal: el infante don Juan Manuel,

a principios del siglo XIII,

el autor del libro del Conde de Lucanor

mandó construir el primer palacio de Belmonte,

hoy convertido en hotel.

Donde se puede disfrutar de uno de los patios góticos

mejor conservados de España.

Para saber cómo se vivía

en el siglo XV vamos a la casa Bellomonte,

ambientada como una vivienda burguesa de la época,

voluntarios de la Asociación de Recreación Histórica

reproducen hasta el más mínimo detalle."

Aquí tenemos la alacena y te voy a enseñar las piezas

que tenemos en la casa.

Aquí tengo la cuchara y el cuchillo.

¿Qué me falta? El tenedor, ¿verdad?

Bueno, el tenedor existía en el siglo XV,

pero más en la parte de Italia.

En España no estaba bien visto comer con tenedor,

primeramente porque tenía tres dientes,

era tridente,

cosa del demonio.

Tiene esto unas muescas,

aquí se quedaba la carne y te la comías.

"Cada año añaden nuevos muebles y objetos

y en verano realizan un campamento con demostraciones."

Esto se llamaba ballestilla, o vara de Jacobo,

es un instrumento astronómico,

con el tiempo se acabaran dando cuenta

que también servía para medir la distancia

a la que se encontraba un objeto

y la altura que tenía ese objeto.

Acabaron usándolo en la artillería de pólvora

para saber la distancia a la que tenían que disparar

a ese objeto.

Mirando por el extremo de la vara tenías que conseguir

después mover esta pieza de aquí,

que la altura de la torre y la base de la torre

coincidiesen con los grados que te marcaba

y unos cálculos matemáticos que realizabas después,

conseguías averiguar la distancia y la altura que tenía esa torre.

"Como una casa manchega señorial es el alojamiento rural

que vamos a ver.

Rodeada de una parcela

de 3000 metros cuadrados cuajada de cipreses

y olivos centenarios."

La casa se alquila de manera íntegra

y tiene una capacidad

de 16 personas ampliable hasta 22 o 24 máximo.

Esta sería la parte donde se hace el fuego,

como podéis ver en esta parte, y justamente detrás,

es donde tenemos el salón comedor,

donde recibía el calor, pero no el humo.

Es una idea traída del castillo del marqués.

"Esta zona manchega de Cuenca tiene una rica gastronomía.

Vamos a conocer una receta que trajeron

hace siglos los carreteros a estos caminos."

Vamos a preparar ajo arriero,

que es un plato típico de la provincia de Cuenca

y para ello necesitaremos patata, bacalao en salazón,

que se echa agua para quitarle la sal,

ajo de las Pedroñeras,

miga de pan del día anterior y huevo cocido.

Introducimos la patata en el agua, como veis, está hirviendo.

Introducimos el bacalao,

se da un hervor y sacamos el bacalao para desmigarlo,

lo reservamos.

Una vez está cocida la patata, juntamos el bacalao con la patata,

el huevo cocido,

y vamos majando el ajo y emulsionamos con aceite de oliva

hasta que quede un puré más bien ligero

o una crema espesa para dar el punto de espesor

al plato del ajo arriero.

Aquí tenéis el resultado final del ajo arriero

y que se pueden maridar con el vino blanco de Belmonte,

de la variedad Airén, y como postre,

se puede combinar con un poquito de queso de manteca

y el alajú y el resolí.

Este viento movía las aspas de los molinos

hace centenares de años, estamos en la ruta del Quijote,

muy cerca de poblaciones

como Mota del Cuervo o El Toboso.

Esto es tierra de cereal y también, por supuesto,

de quesos y vinos de denominación de origen La Mancha.

Tenemos queserías en todo el territorio de la Mancha,

queserías en las que se hace un queso manchego

con denominación de origen artesanal

y cuya base, cómo no, es nuestra leche

de las ovejas manchegas.

Se producen vinos, sobre todo la variedad de cencibel y airén,

aunque las empresas,

las cooperativas y las bodegas del sector

están cada día más innovando

y también tenemos I.G.P. Ajo Morado de Las Pedroñeras

que es muy importante dado el sector de la comarca.

Trabaja una parte muy importante de la población,

trabaja el cultivo o la transformación

del ajo morado de las Pedroñeras.

"Estamos en Coopaman,

cooperativa de segundo grado que engloba

cerca de 700 productores,

lo que supone unos 13 millones de kilos al año.

Casi el 20 por ciento del ajo morado de toda España.

Ahora están poniendo en marcha una planta de extracción

de aceite esencial de ajo puntera en Europa."

El ajo morado, el que más componentes tiene,

el que más componentes medicinales, órganos sulfurados, alicinas,

es el producto mejor para hacer este extracto,

se desgrana de sus cabezas, si es que viene en cabezas,

sube hacia arriba, pasa a las ollas,

dentro de las ollas es un proceso de arrastre de vapor,

el vapor arrastra los aceites esenciales.

Para 1000 kilos de ajo,

sacamos alrededor de dos kilos de aceite esencial.

Se utiliza principalmente para saborizantes

y para empresas farmacéuticas.

"Además, elaboran otro producto innovador:

el ajo negro."

El ajo negro es uno de los procesos que se ha hecho del ajo,

de los más modernos que tenemos.

Esta entre 30 y 40 días fermentando en un horno,

alrededor de unos 60 u 80 grados.

Termina convirtiéndose lo blanco en negro

y convirtiéndose lo picante en dulce.

"Nos vamos a Osa de la Vega.

Donde nos espera una de las atracciones turísticas

más recientes de la zona.

Desde abril de 2018 se puede visitar

una mina romana de yeso cristalino.

En el centro de interpretación de Osa

nos han contado que lo llamaban lapis especularis

y que lo usaban como si fuera cristal."

Este material se utilizaba para cerrar vanos de ventanas,

sobre todo en el siglo I y siglo II de nuestra era.

Los romanos no conocían la técnica de hacer el vidrio plano,

entonces echaban mano de este material

para cerrar sus ventanas.

De aquí partía el cristal para todo el imperio romano.

"Todavía se ven las marcas

que dejaron los picos de los mineros.

Son decenas de kilómetros de galerías distribuidas

en cuatro niveles que llegan a una profundidad de 40 metros."

Está hecha de forma caótica por el tema

de que por donde va la beta del lapis

se va haciendo la galería,

entonces ellos transportaban material a esta cámara,

esta gran sala, desde aquí lo extraían al exterior.

"La mina cierra entre diciembre y marzo

porque aquí hiberna una colonia de murciélagos.

Subimos a la superficie porque tenemos que marchar ya,

cuesta trabajo dejar estos campos

aunque sabemos que sus gigantes velarán por ellos

y por sus gentes, como siempre lo han hecho.

Nuestro siguiente destino es Guimerà,

uno de los pueblos medievales más bonitos de Lleida,

en el valle del Corb,

además de viñas, almendros y cereal,

crecen los olivos de arbequina,

de cuya aceituna se extrae el aceite

con denominación de origen Garrigues.

En Guimerà y sus alrededores podemos ver

múltiples muestras de arte románico y gótico.

La arquitectura del mismo pueblo es una excelente obra que ofrece

una cara distinta según el punto de vista donde la miremos.

"Guimerà es un pueblo vertical.

Si lo vemos de frente sus casas

parecen montarse unas sobre otras

en una imagen que aquí comparan

con el naipe del nueve de copas.

Desde la torre del castillo se contempla el valle del río Corb,

vista desde arriba esta joya medieval

de Lleida parece un mar de tejados.

Abajo encontramos la tercera cara de Guimerà,

un laberinto de calles que hacen de este pueblo

un lugar donde soñar con la Edad Media,

en las que la piedra es dueña y señora.

Del siglo XI es la Torre Vigía y junto a ella,

la iglesia de Santa María,

que conserva una magnífica portada

y capiteles decorados con motivos vegetales,

figuras humanas y escudos heráldicos.

Data del siglo XII."

Más o menos el 1100 o 1200, es cuando hicieron la capilla,

hicieron el cementerio, fue la época dorada del pueblo,

se vistió de gala y gloria.

"Lo primero que sorprende al entrar

en la iglesia es el retablo del maestro Ramón de Mur,

es en realidad una copia digital de las primeras que se hicieron

del original gótico,

que se vendió al museo episcopal de Vic

hace más de un siglo."

Claro, una cosa sí sabía mal, que se lo hubieran vendido,

quisieron recuperarlo, pero falló,

porque el museo no quiso de ningún modo.

Entonces,

la solución era que un señor hiciera una copia

más o menos como la original.

"El resultado, como vemos, es inmejorable.

El otro tesoro es el retablo modernista

de Josep Maria Jujol,

este discípulo de Gaudí

era un veraneante habitual de Guimerà,

está dedicado a la Asunción,

una obra en alabastro que encaja perfectamente con su entorno gótico.

Los arcos, soportales elevados y rincones misteriosos

de las calles de Guimerà son el marco perfecto

para un mercado medieval,

el de aquí se celebra el segundo fin de semana de agosto

y en 2019 cumple 25 años.

Muchas casas se han rehabilitado y puesto al día,

como esta que hoy es un alojamiento rural."

Era un antiguo corral, que era de mis abuelos,

y pasados muchos años mis padres decidieron rehabilitarlo

y hacer una casa rural conservando

todo el tema de la piedra centenaria

y madera rústica igual que las casas de Guimerà.

También conservamos

algunos detalles como las escaleras de piedra

y algunos detalles que se pueden ver en la casa.

Una de las habitaciones está adaptada

para las personas con discapacidad.

Tenemos en la temporada de invierno la zona de jacuzzi, en verano,

lo que hacemos es alquilar la casa por semanas.

De lunes a domingo y también por grupos de 8 a 11 personas.

Vamos a ver ahora cómo se fabrican

las tradicionales butifarras en este obrador familiar

que va por la cuarta generación."

Mi bisabuelo a principios de siglo, en 1910 empezó el negocio.

La masa de la morcilla que antes...

Que se compone de tocino, pan, sangre, se ha cocido media hora,

ahora se mezcla aquí con la sal y la pimienta

y a punto de embutir.

Lo que hacemos más es la butifarra fresca,

que hacemos normalmente entre 120 y 150 kilos a la semana.

Después la butifarra negra, unos 70 kilos, 80...

50 o 60 de butifarra blanca.

El fuet, el chorizo, que esto hacemos unos 70 u 80 kilos,

sobrasada...

"Tendrán que cocer una media hora

y después de enfriarlas estarán listas para comer.

Justo en frente, en la plaza mayor hay otro negocio artesano:

esta panadería en la que Isidre Vives

elabora a la manera tradicional pan de masa madre

cocido en horno de leña.

Con denominación de origen Pa de Pagès catalán.

Además de otros dulces tradicionales como cocas u orejas.

Con Isidre trabaja su hijo Joan,

es la cuarta generación de panaderos.

Además de vender en la tienda,

ambos reparten pan dos o tres días

a la semana en varios pueblos de los alrededores,

algunos de solo 40 habitantes.

Aquí les vemos elaborando unos riquísimos croissants.

Dulce o salado, contundente o ligero,

en Guimerà cada cual puede encontrar algo de su gusto."

Vamos a preparar una ensalada muy típica

que se llama xató o xatonada.

Los ingredientes son:

Lechuga, una la morada, la otra la escarola,

también lleva bacalao desmigado, desalado,

un poco de atún y la salsa romesco, Empecemos con el romesco,

que vamos a machacar los frutos secos,

el ajo en crudo

y el ajo escalivado,

después voy a poner

la pasta de ñora.

Ahora que tenemos ya la pasta hecha,

la mezclamos al bol.

Ahora voy a poner el pan tostado a rehogar un poco con vinagre.

Ahora vamos a poner el pimiento asado

y el tomate asado también.

Vamos añadiendo el aceite extra virgen

de denominación de origen

de las garrigues es de aquí del pueblo de Guimerà.

Le vamos a dar con la túrmix.

Muy lentamente, tiene que ir ligando la salsa con el aceite,

a ver si emulsiona un poco,

y solo faltará echarle pan untado con vinagre.

Mezclamos un poco de romesco

con la ración de bacalao que queremos

y entonces ya nos pasamos a emplatar.

Aquí tenemos el plato terminado,

le he añadido los dos tacos de atún

y se puede maridar perfectamente con este cava Costers del Segre

que lo hacen aquí, unos compañeros

del pueblo de al lado.

"Hablemos de ese aceite denominación de origen garrigues

elaborado con la aceituna arbequina

que se da también en estas tierras arcillosas

y secas de clima continental."

Son aceites normalmente muy afrutados,

este yo creo que tenemos aquí por terreno y por clima,

tenemos que es especial para hacer estos aceites verdes

que ahora está demandando el mercado,

básicamente se producen dos tipos de aceites:

el aceite más temprano, más verde,

y luego también se hace otro aceite de la aceituna cuando es negra,

más madura, un aceite mucho más dulce.

"Este año han envasado más de 2 millones

de litros de aceite, es una DO pequeña

que busca ser más conocida."

Al final, conseguir llegar directamente

al consumidor es una de las principales...

Trabajos que tenemos, que estamos realizando,

porque vemos que el futuro del aceite

está por ahí,

poder llegar directamente al consumidor,

y luego el consumidor también sabe que si viene origen,

realmente se lleva lo que viene a buscar.

"La cooperativa de Guimerà agrupa a cerca de 30 agricultores

en activo, además del olivar, también trabajan el almendro,

la vid y cereales."

Nosotros tenemos un poco de todo,

podemos complementar el trabajo durante todo el año.

En invierno tenemos la recogida de la aceituna,

ahora en verano estamos con la recogida

del trigo y la cebada.

Nuestras parcelas son pequeñas

porque el territorio es bastante montañoso

y el valle es estrecho,

donde se concentra la mayoría de la vid

y los olivos y los cereales están en la parte mejor,

más llana del territorio

para que los campos sean un poco más extensos.

El vino es denominación de origen Costes del Segre,

y también se vende el mosto para base cava

denominación de origen cava.

"Esta variedad de paisajes convierte el Corb

y toda la comarca del Urgell

en un buen espacio para el senderismo."

Hay 11 rutas que se pueden hacer a pie y en bicicleta,

la comarca del Urgell y todas son circulares,

por ejemplo, tenemos la Bovera y el río Corb.

Sale desde Guimerà, recorre varios sitios,

entre ellos el Santuario de la Bovera,

el Convent de Vallsanta,

se ven las vistas de todo el valle del Corb

y de Ciutadilla,

que es un pueblo que está al lado y vuelve a Guimerà.

Es fácil, la ruta es para todos los públicos,

unos siete kilómetros más o menos,

en unas dos horas se puede hacer.

Cuenta la leyenda que en lo alto de este monte

un pastor de bueyes

se encontró una imagen de la virgen,

por eso en el siglo XII se construyó aquí,

en La Bovera un monasterio de monjas.

Los restos de ese primer monasterio románico

de la Bovera son el inicio de la ruta del císter

en el entorno de Guimerà.

En ese momento ya está irrumpiendo

el Císter y el primer gótico en nuestro territorio

y se dan cuenta los constructores y promotores de este...

De este primer suntuario,

que lo han construido con un elemento antiguo.

"Así pues, se construyó otro monasterio.

En el museo de Guimerà se conservan piezas únicas

como este sarcófago de caballero, del maestro,

que proceden de ese nuevo convento cisterciense

que se levantó esta vez junto al río.

En él estaba también esta clave de bóveda

con restos de policromía.

Hoy Vallsanta está en ruinas.

Se empezó a deteriorar cuando intentaron

embellecerlo con nuevas capillas."

Para hacer esto, esta capilla que tenemos al lado,

tuvieron que romper la estructura del edificio.

Estas capillas se hicieron tan mal que la estructura del tejado

y las paredes entró en crisis y provocó prácticamente

casi el derrumbe a finales del siglo XIV.

"Las piedras de Vallsanta nos hablan de abadesas y caballeros,

historia y leyendas,

un entorno mágico como solo se puede encontrar aquí,

en Guimerà."

Y terminamos en Baños de la Encina, en Jaén,

en las estribaciones de Sierra Morena.

Vamos a pasear por la historia a través de las huellas

de las distintas civilizaciones que han poblado la zona.

También vamos a hacer una ruta en piragua

por el Embalse del Rumblar.

Hasta llegar al yacimiento arqueológico de Peñalosa.

Un poblado argárico de casi 4000 años de antigüedad.

"Coronada en lo más alto por el castillo de Bury al-Hamma,

también llamado y de Bulgalimar

y entre olivos encontramos Baños de la Encina,

un pueblo señorial con casas solariegas,

varios palacios y un rico patrimonio

histórico-artístico.

Conserva la huella de sus distintos pobladores

desde la edad del bronce hasta nuestros días.

En 1989 su centro histórico fue declarado

Conjunto Histórico-Artístico.

Comenzamos nuestro recorrido por la historia del pueblo

en el Embalse del Rumblar donde lo mismo podemos practicar

pesca deportiva

que hacer rutas en piragua con Antonio,

que se dedica al turismo activo.

Con él y con Susana

vamos hasta el yacimiento arqueológico de Peñalosa."

Es muy sencillito, al alcance de todo el mundo,

son 800 metros de remar, unos tardamos más,

otros tardamos menos pero se llega sin ningún tipo de problema,

la verdad es que tiene bastante aceptación,

es válido tanto para adultos como para niños, como para, en fin,

todo el mundo, da un contenido un poco especial,

la aventura de la piragua y la cultura del yacimiento en sí,

aprovechar el buen tiempo que suele hacer aquí para venir

y contemplar los restos que llevan aquí casi 4000 años

y que vale la pena visitar.

Es un poblado de la cultura del argar,

tiene 4000 años de antigüedad y se les enclava

dentro de la llamada Edad del bronce,

aunque ellos lo que trabajan es un tipo de cobre.

Son los primeros pobladores

de Sierra Morena en el alto Guadalquivir,

que se dedican a la extracción de metales.

Estos poblados se suelen ubicar en cerros altos

y tienen un patrón constructivo, van ocupando las terrazas,

las curvas de nivel de lo que es el propio monte,

desde la parte más alta, donde se situaría la acrópolis,

con las viviendas de los jefes soldados

y sus familias,

siguiendo la construcción de viviendas

de lo que serían artesanos, ganaderos,

lo que sería el resto de la población.

Nos vamos a encontrar con algo precioso,

está un poco deteriorado,

pero esta piedra que es de diferente material,

es un porfido rojo,

una piedra más dura, tiene una forma

ya por el uso del tiempo.

Seguramente las mujeres,

que son las que se dedicaban a estos trabajos de la nutrición

y alimentación, estarían moliendo, moliendo en estas bancadas fijas.

Esto es un molino prehistórico,

el molino más antiguo que existe de moler cereal.

"Ese molino está dentro de lo que era una casa.

En el centro de interpretación turística

podemos ver la recreación de una de ellas

y de una tumba,

ya que los enterramientos se hacían dentro de las viviendas.

Es imposible proseguir con la historia de Baños sin pasar

por el castillo de Burgalimar."

Vamos a ver un castillo que es uno de los más antiguos

y mejor conservados de Europa,

data del siglo X y son muros de tapial,

muros hechos por los musulmanes, por los almohades,

el ejército almohade sale de aquí

para la batalla de las Navas de Tolosa en el 1212,

y vamos a pasar dentro y vais a ver

qué montón de cosas se han encontrado,

no solo de época musulmana, sino anteriores.

El uso que se le da más particular

es el que fue el cementerio de 1828 hasta 1950.

A partir de los años 50 se deja de usar como cementerio

y se trasladan los restos al actual cementerio y posteriormente,

a partir de los años 80,

cuando se celebran aquí las fiestas populares del pueblo,

las verbenas, incluso se hicieron conciertos,

cines de verano y un montón de eventos,

era una explanada totalmente llana.

En 2007 los arqueólogos comienzan a escavar

y van sacando toda la tierra.

Ya estaba vacía de enterramientos y empiezan a encontrar

restos arqueológicos,

no solamente de cerámica medieval, tanto musulmana como cristiana,

sino también restos de la edad del bronce,

de la época del argar.

Ese murito pequeñito que aparece ahí,

esta parte de aquí donde está esta tinaja,

son restos de hace 4000 años, la Edad del bronce,

y algunos capiteles y escalinatas de un templo romano,

así que este cerro

es donde nos encontramos pasaron un montón de civilizaciones.

Estamos aquí por tu culpa. -¿Mía?

-Por el gran batracio, ¿por culpa mía?

"Uno de los últimos usos que tuvo el castillo fue el rodaje

de la película 'El capitán trueno y el Santo grial'

en 2011.

Continuamos nuestro paseo por la historia no sin antes hacer

una parada para degustar un plato medieval."

Vamos a preparar un plato sefardí. Se llama tallín de cordero.

Lo primero que vamos a hacer es pasar la materia prima.

Aquí tenemos la carne, jamón de cordero deshuesadero.

Lo vamos a salpimentar.

Una vez salpimentado, utilizaremos el aceite virgen extra,

con lo que le daremos una vueltecita.

Agregaremos nuestro siguiente ingrediente.

La cebolla,

el ajo,

azafrán,

un poco de jengibre y las uvas pasas que estarán deshuesadas.

Pondremos a remojar para que esté una textura suave y tierra.

Una vez que le falta al proceso unos 15 minutos de terminación,

agregaremos los siguientes ingredientes.

La miel

y la canela en polvo.

Utilizaremos como guarnición couscous.

El plato quedaría terminado tal que así.

El couscous es la guarnición

que tendremos para el tallín de cordero.

Y de postre, gachas con tostones.

"Tras reponer fuerzas seguimos avanzando en el tiempo,

en la plaza mayor del pueblo visitamos,

al lado del ayuntamiento, la iglesia de San Mateo,

donde coexisten gótico final,

renacimiento avanzado o manierismo y barroco.

En su interior, la patrona de los bañuscos,

la Virgen de la Encina."

Lo que más destaca de todo,

las colosales proporciones del retablo del altar mayor,

aunque es posterior a la guerra civil, y sobre todo,

la obra de arte del Sacro de Jaén, que es el Sagrario.

Es un Sagrario hecho en madera de ébano con toques de carey,

plata y, bueno, lo que es la puerta del Sagrario,

lo que se llama el frontispicio,

es una pintura que siempre se le ha atribuido

a la escuela de Murillo.

"También destacan su pila bautismal y el púlpito.

Ambos del siglo XVIII,

realizados en mármol rojo y negro traído desde Cabra, Córdoba,

y si la iglesia sorprende,

atención a la ermita del Cristo del Llano.

Una obra realizada entre los siglos XVI y XVII.

Su sobriedad exterior contrasta y mucho con su interior."

Vamos a entrar en la ermita de Jesús del Llano

por un acceso directamente al camarín barroco,

que es un camarín espectacular.

Del siglo XVIII. Acompáñame.

Entrar aquí por recovecos, por accesos,

y no te esperas lo que hay dentro de esta ermita.

Vamos a abrir y ya verás que te va a sorprender muchísimo

lo que aquí tenemos.

Los que visitan la primera vez... "wow".

Impresiona mucho.

Es una edificación muy sencilla por fuera, cuando entras,

no te esperas lo que realmente estamos viendo,

un camarín hecho en yesería, en estuco, con un montón de espejos,

ángeles, querubines, pájaros, flores...

Es una representación de un cielo, representa el paraíso,

para llegar a estar en el cielo.

Aparecen ángeles músicos, distintos santos,

la santísima Trinidad arriba del todo.

Hay una leyenda que cuenta que a quien hizo esto

lo dejan ciego para que no lo vuelva a repetir.

"Siguiendo nuestro paseo por la historia

encontramos una antigua casa de labranza

que hoy es un alojamiento rural."

Lo que podemos ver responde a lo típico

de las casas tradicionales del municipio,

tiene una función muy básica:

permitía que los animales entraran hacia el patio, y por otra parte,

durante la siesta, en verano, cuando más calor hacía,

se regaba ese enchinado y permitía

que la casa estuviera mucho más agradable

y se pudiera echar la siesta.

Tenían una casa pequeña, muy coqueta, muy cálida,

responde a lo que es el entorno monumental del pueblo

y principalmente es alojamiento para dos, tres o cuatro personas.

A veces tenemos una cama supletoria que vale para una quinta persona

y el alquiler es completo, la casa completa.

Alquileres como tal, no ofrecemos, digamos a la carta,

no tenemos una cantidad que le digamos al cliente:

"Tenemos esto, esto y lo otro."

Sino que nuestras inquietudes, gustos, hobbies,

los desarrollamos en el fin de semana

y los invitamos a participar.

Por ejemplo, hacemos repostería, talleres de pan,

salidas de senderismo a conocer el patrimonio.

Durante siglos se ha cultivado el cereal en esta zona,

de ahí que encontremos este molino del Santo Cristo, sin embargo,

ahora, lo más abundante son los olivos.

"Olivares que casi rodean el pueblo

y contrastan con el paisaje serrano del comienzo de Sierra Morena.

Con tanto olivo,

no faltan las almajaras como esta de 249 cooperativistas."

Tenemos una bodega

de almacenamiento de un millón 700 mil kilos.

Tenemos cuatro ligas de almacenamiento, ocho depósitos,

cada línea, en cada línea se intenta clasificar por calidad.

En cada línea existe la misma calidad:

virgen o virgen extra.

Es bastante usual que la cooperativa

a lo mejor tenga una envasadora pequeñita,

porque realmente la producción mayoritaria

se va a granel,

pero una parte se queda aquí,

embotellado para socios de la cooperativa

y para clientes,

pero pueden ser un cinco o 10 por ciento

de la producción que se hace, se embotella,

el resto se vende a granel.

"Cae la noche y es el momento ideal para ver cómo estos edificios,

que llevan aquí años y años,

perfilan la oscuridad con su silueta,

porque si Baños de la Encina es precioso a la luz del sol,

no lo es menos a la luz de la luna."

Tras este repaso por la diversidad cultural,

paisajística, culinaria de nuestros pueblos,

nos despedimos en Aranda de Duero.

Localidad burgalesa que este año es la ciudad europea del vino

y cuyo proyecto está enfocado a la sostenibilidad.

Con imágenes de Aranda y sus tierras vitivinícolas

nos despedimos hasta el próximo sábado,

hasta entonces, tened una semana estupenda.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Agrosfera - 04/01/20

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Agrosfera - 04/01/20

04 ene 2020

Programa informativo agropecuario y de turismo rural, de actualidad, y periodicidad semanal.

ver más sobre "Agrosfera - 04/01/20" ver menos sobre "Agrosfera - 04/01/20"
Programas completos (546)

Los últimos 1.284 programas de Agrosfera

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos