www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
1160017
Para todos los públicos Abuela de verano - Capítulo 4 - Ver ahora
Transcripción completa

Hace un par de días tuvimos un partido de fútbol que acabó mal.

Siempre por lo mismo:

al que pierde le cuesta admitir que jugara peor que los que ganan...

...y desea con toda el alma encontrar un culpable.

Un chivo expiatorio.

Sucedió durante el primer fin de semana.

Un fin de semana en el que vivimos más cosas que no olvido.

-¡Es mía!

-Uff, movida.

-Quita, gusano.

¡Huy, pero bueno!

¿Qué pasa? -¡Niño!

¿Qué es esto?

¿Qué pasa aquí? -¡La campana me toca a mí!

¿Es verdad?

-A mí me toca el sábado y es sábado, ¿no?0

No, es viernes.

Y tu primo no se llama gusano. -Siempre lo hace.

La toca cuando le sale de las narices.

Bueno.

-Es que soy despistado. -Y mentiroso.

¡Basta! Esta semana, ni tú, ni tú, la tocaréis.

-Era mi turno.

A ver si así aprendéis que las cosas se hablan sin empujar, insultar...

¿De acuerdo?

¿Algo que añadir?

"Perdona, lo siento. No lo haré más".

(IMITÁNDOLA) -Perdona, lo siento. No lo haré más.

-Pensaba que era sábado. -¡Vale!

-Si quieres jugamos a hacer chilenas.

-Pero me pido primer.

No, te pides poner la mesa con tus primos...

Y después cenar. -Sí, ¿y el partido?

Mañana. -Nos lo habías prometido.

¿Quién no se ha lavado las manos?

-Esto es una dictadura.

Viví una dictadura y no tenía nada que ver con esto.

-Yo ya me las he lavado. ¿Sí? A ver.

¡Oh, qué bien huelen, oh!

Bueno, señores, menú del día: melón con jamón, gracias,...

Filete de pollo empanado y...

Ensalada. -Oh.

Lo siento, Ferrán Adrià no ha podido venir.

(RÍEN)

-¿Cómo dominas a las fieras?

Demostrando y dejando claro quién es la autoridad.

-Decías que los niños tenían que crecer en libertad.

Sí, vigilada, para que aprendan que...

...la libertad de uno termina donde empieza la de los demás.

¿Eh? Bien. Oh, yo no debo beber, estoy gorda.

-Pues yo te veo igual. Sí, igual de gorda.

-Gorda no. Bueno, no sé, mamá.

(RÍE) No sabe.

-Yo sólo entiendo de edificios. Pues mírame como si fuera uno.

(RÍE) Pues serías... Una librería

Sí, la bibliotecaria de esas así...

(RÍEN)

-Con las mujeres nunca se acierta. Decimos lo contrario.

Pues gracias a vuestros hijos, cada mes de julio adelgazo 5 kg

-Deberías escribir un libro: "La dieta de los nietos".

Y publicarlo. A lo mejor vendería más.

¿Por qué no lo escribes tú? Que también...

Hola. -Aquí estoy.

Bienvenido.

-¿Sabe Cristina que me has llamado? No.

-¿Es algún problema que lo sepa?

Es cosa tuya, no me meto en medio de una pareja.

-Ya te has metido.

Te he llamado porque no me parece justo dejarla sola en esto.

-¿Quién ha dejado a quién y ha empezado todo?

Los niños son de los dos. Tendrán que oírte también.

-Es una putada todo, ¿vale?

(NIÑO) -¡Eh, papá!

¡Hola! -Hola.

-Mamá nos dijo que no vendrías. -Lo he podido arreglar.

-Vas a ver qué cabaña más chula.

-¡Eva!

¡Hola!

-No tendrás limones por casualidad. Claro que sí.

-Oh, montamos una fiesta para 50 personas...

...y mi veterinaria se olvida de los limones.

Oh. -¿Y cómo preparo los gin-tonics?

Vienen todos los de la coral.

¿Te dije lo de la coral?

Eh, creo que no. -Dirijo una coral.

Cantaba en un grupo antes de que me tocara la lotería.

¿Y dejaste la música con esa voz?

-Dejé a mi marido y al grupo. Iban en el mismo paquete.

Esta noche vamos a tener una pequeña orquesta.

¿Cantarás? -Sí, espero no molestar.

No, nos gustará muchísimo. -Si queréis venir a bailar...

Huy, hace que no bailo... -¿No te gusta?

Sí me gusta pero... -No tienes tiempo.

(RÍE) Peor, no tengo pareja.

(RÍE) -Pero puedes bailar conmigo! ¡O suelto!

-A Aurora no le pega ese chico, Maulins, es un pijo.

-¿Y tú qué? -¿Yo? Normal.

-Sí, llevas una camiseta normal, una falda normal.

Todo de marca, normal. -Cállate ya.

¿El que le ha puesto el ojo a la funerala a Bioy?

-El Motos los ha separado. -¡Se llama Roger!

-Ese sí que no es pijo, ¿ves? -Es simpatiquísimo.

-¿Ah, sí? Es un poco mayor para ti, ¿no?

-A mí me gustan los niños mayores, de 14 ó 15 años.

-¿Por pegar a un menor vas a la cárcel?

-Claro.

-En la cárcel no se puede fumar. -Sí se puede.

-En la cárcel no hay ceniceros. ¿A que no, Carmen?

No sé, nunca he estado, Julia.

¡Gustavo!

¿Cuántas veces te he dicho que no juegues con el balón aquí?

-¿Quién se apunta esta noche a un partido?

-No, yo no. -No, gracias.

¿No estáis muertos después de los toboganes?

-Yo no estoy muerta. -Ni yo.

-Los muertos huelen muy mal.

-Están bajo tierra.

-A mi abuelo lo quemaron y lo echaron a las flores.

-Pues a mí me van a enterrar en el campo del Barça.

-Qué iluso.

Dejad de hablar. Se me ponen los pelos de punta.

¿Qué hacéis aquí todos? Que no nos dejáis terminar.

¡Vamos, fuera!

¡Ay! -¡Ay!

-Quizá también necesite sillas. Si mando a alguien a recogerlas...

Sí.

Carmen, hay baile en casa de las vecinas, ¿quieres?

Sí, bastante baile tengo aquí todos los días.

-¡La mesa está lista! ¡Y los aperitivos!

-Vale. -¡Y ahora: partido de fútbol!

-Eh, Gustavo. -Podemos jugar, ¿no?

-Vamos a cenar dentro de un rato. -¿Y luego?

-Lo hablamos luego.

-Ya podéis armaros de paciencia. -Es un taladro.

-¡Partido de fútbol! ¡Iñaki, partido de fútbol!

-¡Uh, uh!

-¿De qué vas? -¿De qué voy?

-De Dementor. (RÍE)

-Un espectro que chupa la vida de la gente.

-Como yo: ¡inspector de hacienda! (RÍEN)

-¿Alguien ha visto a Bioy?

-Eres la mayor. Ayúdame con tus hermanos.

(SUSPIRA)

-Mamá, menudas bromas gastas. Muy buena actriz.

Sí, papá no iba a venir...

-Un camión de mudanzas ha volcado en la entrada.

He tardado más de una hora en cruzar el pueblo.

-Papá...

Han traído dos burros. -Ah.

-¿Vienes a verlos? -Id para allá.

-Te espero en el establo. -Sí, sí.

Aurora, cariño.

¡Aurora, ya estoy aquí!

-¿Lo vais a arreglar?

-¿Has venido a eso, no?

A arreglarlo.

(SUSPIRA)

Montáoslo como queráis, pero yo os quiero juntos.

Voy a lavarme la cara.

-¿Qué tiene en el cuello?

-¡Un chupón!

-¿Y eso qué significa?

-¡Tiene la peor edad para que hagamos el ganso!

(TODOS HABLAN A LA VEZ)

-Ernesto está negro con lo de mi madre.

-¿Tu madre?

-Que tiene que dejar el piso porque derriban el edificio.

Y es de renta antigua. -Anda, qué faena.

Y como soy hija única me lo tengo que comer yo sola.

-Yo no aguantaría vivir con mi suegra.

-En la calle no se va a quedar.

-La pelota fuera de la casa, vamos. ¡Enseguida!

-Estabas contando a Laia lo de tu madre.

-Con alguien tendré que hacerlo, ¿no?

-Mira, ni yo la soporto, ni ella a mí.

-¿La dejamos en la calle? -Le buscamos un piso.

-No puede pagar un alquiler con su pensión.

-Pues hay residencias fantásticas, mejor que un hotel de 5 estrellas.

-¿A tu madre la llevarías a una residencia?

-Ella se gana la vida de maravilla, ¿vale?

-Te recuerdo que vives en mi casa. -¡Cómo que tú casa, Paula!

-La tuya se la quedó tu ex mujer, ¿no?

-Yo te he ayudado a pagar la hipoteca. ¿O no?

-Estando yo, mi madre no irá a una residencia.

-Hola. -Hola.

-Hola, ¿pero...?

-Hola, papá.

-Bueno, ¿empezamos o alguien va a bendecir la mesa?

En mi casa no, gracias.

-Pues venga. ¿Preparados? A la de tres.

Una... ¡Eh, esas manitas! A ver si hay que cortas manitas.

A la de una, a la de dos, y a la de...

-¡Espera, espera, falta Bioy! ¿Dónde está Bioy?

-Yo sé dónde está.

Que vayas a cenar.

-No tengo hambre.

-Lo siento, tío, ya sé que he estado un poco borde contigo.

-No tengo hambre porque no tengo; no por eso.

-Te lo digo. Tú siempre me has caído muy bien.

Lo que pasa es que estoy un poco rayada.

-Tienes sangre aquí.

-Es tomate.

Oye, que te quería pedir un favor.

¡Ay!

-Oye, dime anda. ¡Oye!

(CANCIÓN) ...nos someten como a un loco la razón.

La pierden por momentos.

Quieren suponer...

¿Alguien quiere más café?

-Descafeinado para mí si puede ser.

¿Sigues sin dormir? -Cuando me meto en la cama...

...me duermo, pero a las cinco me despierto y...

Ya.

-¿Ya cayó? -Como un tronco.

(CANCIÓN) ...al estar a tu lado pienso en...

Gritos.

-No, con la pelota. -Estás muy pesadito.

-Estás muy pesadito.

-¿Papá no va darme un beso? -Sí, ahora sube. Toma.

-¿Por qué los hombres arrascan al darte un beso?

-Porque tienen barba. -¿Y por qué tienen barba?

-Porque son los machos de la especie.

Y tener barba, pene y la espalda muy ancha les caracteriza.

-¿A ti te gustaría tener pene? -Ah...

Buenas noches, cariño. -Buenas noches.

-Acuéstate.

-Y de pronto, apareció un gato muy guapo muy guapo y le dijo...

-Te has saltado el gallo.

-No, el gallo ya ha salido, ¿no?

-Ha salido el perro, el burro y el cerdito;...

...pero el gallo no.

-Ya, Julia, pero los cuentos no se cuentan siempre igual. ¿Eh?

-Pero en este cuento siempre sale el gallo.

-Vale, pues bueno. Venga, a dormir un poquito.

Y viene el gallo.

Aparece un gallo muy grande muy grande, con las plumas de colores.

De color rosa y amarillo...

-Ni hablar, no vas dormir con la pelota.

-Pero así sueño con el partido. -Está sucia.

-La lavé con la manguera.

-Anda, trae.

-En esta casa no se puede hacer nada.

-No te quejes. Hay millones de niños que se cambiarían por ti.

-Los que no tienen pelotas. -¿Y tus cuántas tienes?

-Aquí sólo esta.

-Anda, a dormir.

-No, no, no hace falta que le pongas el pijama.

¿Ah, no? -No.

Así está bien.

-¿Seguro? Sí.

¿Tú cómo duermes?

-¿Yo? -Sí.

-Desnudo. -¿Y por qué el padre sí y él no?

-Claro.

Miguel.

A dormir.

Buenas noches.

Música. -¡Qué buena música, Carmen!

Pero si tú no sabes bailar. -¿Que no? Ven para acá.

Baila con tu madre.

Conmigo no, está enfadado.

-No bailo contigo porque no te dejas llevar.

¡Ven!

(RÍE)

-¿Y esa marca del cuello?

-De Besull. -Pues Besull que se corte un poco.

-Cuando una mujer besa bien, ¿cómo se sabe?

Musica.

(RONCA)

-Tano.

-¿Eh?

-Tano, estás roncando.

Tano, que roncas.

-Cuando ronco soy feliz, Laia.

-Bueno, mira, yo me voy.

-¿Adónde te vas?

-Pues no sé, a algún sitio donde me miren.

-¿Y para eso me despiertas?

-No entiendo que te pases el fin de semana durmiendo.

-Me levanto a diario a las 6 de la mañana.

-¿Crees que porque yo no trabajo fuera me paso el día en la cama?

-Yo no he dicho eso. -Lo piensas, que es peor.

-Bueno, ¿qué quieres que haga?

-Que hables conmigo.

-¿De qué?

-Mira, no sé por qué viene eso.

-Mira esa.

-Venga, que ya va siendo hora. Vale ya.

-Ven, vamos a bailar.

-Yo no quiero bailar. -Yo sí quiero bailar.

-Lo haces para que me calle.

-No, haga lo que haga no vas a callar.

-Eh...

-Me voy a bañar a ver si me ahogo.

¿Tú no te bañas?

Música.

¿Te gusta bailar? -Sí.

Hasta hice un curso de bailes de salón con mi primer marido.

Pues vamos. ¡Venga!

Pero llevo yo, ¿eh? -Vale.

Música.

Musica.

Los partidos que se juegan en esta casa todos los días...

...carecen de importancia. Se cambian los jugadores...

...entre los equipos. Y en general, sea cual sea...

...el resultado, tenemos la fiesta en paz.

Pero esa mañana, Gustavo, el gran aficionado al fútbol,...

...machacó desde muy temprano yendo de uno a otro preguntando...

-¿Quieres jugar un partido de fútbol?

-¡Ta!

Ya está organizado. Será el partido del siglo.

Me alegro, pero estoy trabajando y vienes a interrumpirme.

-No, es que me han dicho que busque un árbitro.

Si va a ser el partido del siglo, necesitas un buen árbitro.

-Claro. ¿Quieres ser tú?

¿Yo? -Tú, la que mejor toca el pito.

Sí, pero ya no estoy para estos trotes, hijo.

-Eso ha dicho Joel que dirías. ¿Qué?

-Joel me dijo: "Te dirá que no está para esos trotes".

Puede retirarse.

(NARRA) El caso es que con paciencia y constancia...

...y con la dulce y sonriente expresión de su mirada...

...y el susurrante tono de voz que emplea,...

...acaba consiguiendo lo que desea, o sea, un partido con los mayores.

Dile a Joel que es muy listo y que se va a enterar.

-Bien. Ya tenemos árbitro.

Siempre estaba en todas las cruzadas.

Nunca se supo esconder.

Era el centro de todas las miradas.

Siempre caía bien.

(MURMURAN)

Todos te respetan a ti.

Nunca se rindió y toda la afición...

...lo supo desde que llegó.

Tenía algo especial y es que...

Motor.

-Venga, a ver. ¿Cuántos somos? -Cuéntalos.

-Eh, tenemos otro jugador. -Empiezo yo.

-Jo, qué listo. -Pídeme a mí.

-Yo me meto de portero, ¿vale?

-De portero yo que tengo el colesterol alto.

-Sí, claro.

-Tú delantera, eres la mejor. -No me hagáis correr, me canso.

-¿Quieres empezar ya, pesado? -Oye, yo me meo.

-¿Dónde vas?

(TOCA EL SILBATO)

A ver si somos capaces de hacer las cosas con orden.

¿Quiénes serán los capitanes?

-No, la idea del partido ha sido mía.

-Además son de la misma familia. Todos somos de la misma familia.

-Ya, pero ellos son padre e hijo. Es más directo.

-¿Quieres ser capitana?

-¿Ya te estás metiendo conmigo?

-No lo hago. Sólo digo si quieres ser capitana.

-No me gusta el fútbol. -¿Qué haces aquí?

-Eso digo yo. -Mamá, no te vayas.

Prometisteis que jugaríais todos.

Como árbitro que soy.

Los que estén de acuerdo que Alberto y Bioy sean capitanes...

...que levanten la mano.

Vamos a ver. ¿Sabemos cuántos van a jugar?

-Todos menos Julia. No quiere que le den patadas.

-Total: 21, mamá. -Con el Motos 22.

-¡Roger!

-¿Qué pasa? -El gran partido hoy. Te reclaman.

-¡Roger! -Ya voy.

-Te he conseguido una cosa que te va a encantar.

-¿El qué? -Ah, adivina.

(TODOS) ¡Roger! ¡Roger! -Ve. Vete a jugar.

-Oye, te tengo que contar muchas cosas.

Ha habido una movida en casa.

-Me lo contó mi madre. ¿Y la tuya?

-En Palamós en casa de su hermana.

Lo único que quiero es alejar a mi madre del cabrón de mi padre.

-Ya, ya lo sé. Vete a jugar. (TODOS) ¡Roger! ¡Roger!

Alberto y Bioy han pedido primero ser capitanes.

Que lo sean, no pasa nada.

-Vale, que elijan. -¿Cara o cruz?

-Cruz.

Cara. Empieza Alberto. (RÍE)

-Qué morro. ¿Qué morro por qué?

-Por... por pedir cruz.

-¿Y nosotras con qué equipo vamos? -Bueno, puedes ser imparcial.

-¿Qué es imparcial?

-Que vas con los dos equipos y deseas que gane el mejor.

Lo que puedes ser es periodista. -¿Puedo?

Claro. Y yo hooligan.

-¿Qué es hooligan? Hooligan.

Hooligan es un animal que grita, echa espuma por la boca...

...y se pone una bufanda de su equipo al cuello.

-Como mi padre. -Exacto, como tu padre.

Bueno, ¿estamos todos listos?

-Venga. -Anda, Bioy.

-Vamos. -Papá, yo contigo.

-A ver. Gustavo, conmigo. -Bien.

-Joel, conmigo. -Vamos.

-No vale coger sólo a chicos. Siempre igual.

-Coral, aquí. -¿Yo?

-Sí, por hablar.

-Diego. -A ver, Diego.

-¿Yo? Guay. -Tú, sí.

-Ana. -Roger.

-¿A quién le mola ser portero?

-A mí, me asfixio corriendo. -Si hicieras más ejercicio.

-No tengo tiempo ni para respirar.

-Para trabajar hasta las 11 sí tienes tiempo.

-¿Jugamos o hago crucigramas?

-Pedirse a mi padre de portero. Es bueno parando.

-Y tragando. -Papá.

-¿A mí quién me pide? -¿Y a mí? Soy muy buena.

-Nos quedamos a Tano de portero.

-Yo al mismo equipo que él no voy, lo aviso.

-Chantaje no vale.

-Tengo una foto tuya de bebé. -Vale. Laia, ven aquí.

-Cinco te voy a meter. -Ernesto.

¿Padre o hijo? -Los dos.

Entonces Bioy pide dos.

-Pues... -Bioy, tú ponme de portero.

-¿Tú paras? -Tú ponme.

-Tu padre. -E Iñaki.

-Eh... Katia.

-Yo quería ir con Bioy.

-Te toca conmigo y no te equivoques de portería.

-¿Y a mí qué? ¿A ti?

A ti ahora mismo. ¿A que sí, Bioy?

-Es que es muy enano.

La misma edad que tú cuando jugaste tu primer partido.

-Vale. Miguel. -¡Ta, me han pedido!

Claro. Ahora no me hagas quedar mal. A marcar muchos goles.

-Papá, del mismo equipo.

-Vamos a ser los cracks del encuentro.

-¿A que Ariadna no podría jugar? -Hasta que no le enseñes, no.

-Le voy a enseñar a hacer chilenas. -Muy bien.

-Leonor.

-Feli, tú aquí. -Hombre, ya era hora.

-Aurora.

-Claro, las mujeres las últimas, como siempre.

-Y... Paula. -Oh. No me quedo la última.

-Cristina. (TODOS LA ANIMAN)

(TOCA EL SILBATO)

Bueno, pues ya está. -No, no está. A mí me falta uno.

¿Quién ha contado? -Yo.

Pues mal. -Queda una niña en el banquillo.

-A Julia le gusta jugar al escondite.

Pues ahora vamos a jugar al fútbol. -¿En el fútbol se esconde la gente?

Depende. A veces al árbitro debe esconderse.

-El fútbol es para niños y el escondite es para niñas.

-Eso sabemos de quién lo aprende. -Mi madre no es tan machista.

-No, sólo sexista. -Anda ya.

-No quiero otra niña. Yo tengo cinco y Alberto sólo tres.

-Mejor para ti, chaval. Si vamos a ganar.

-Yo me pongo en el equipo de Bioy.

(TODOS APLAUDEN)

Muy bien. -Si es una buena persona.

Ya está todo arreglado.

¡A ponerse las camisetas!

-Papá. -Mira.

-El rojo, ¿no?

-El Motos no está mal.

-Pues anda que la nena.

-Aquí tienes tu regalo. -Gracias.

Oye,...

...¿esta camiseta no es la que llevaba...?

-Está firmada por el propio Marley.

Mira: San Diego, California. 1977.

-¿Tú como has conseguido esto?

-Pues como se consiguen las cosas. Pidiendo.

-Pues muchas... gracias, encanto.

-De nada. Mira qué guapo.

-Hago el ridículo con esto.

No, hombre. Debes ir de negro, si no, no sé en qué equipo estás.

¡Estás muy sexy, Abdel!

-¿Qué es esto? ¿Un marciano?

¿Esto? Es... ¿Quieres decir esto?

No. Es un zombi mutante.

-Es la gran madre alien. Parece simpática.

-Cuando tiene hambre se come a sus hijos.

No volveré a leer nada tuyo aunque me lo pidas de rodillas.

-Yo tampoco.

¿Estamos todos?

(BIOY) Sí. Voy a haceros fotos.

Móvil. -Pero ¿qué es esto?

Están prohibidos los móviles.

-Un minuto que es un cosa muy importante.

Nacho. -El plasta de su socio.

¿Qué tal? -Dile que le llamas luego.

-Llama de muy lejos. -Como si te llama de la China.

-Es que está en la China.

¡Tano, cuelga o te descalifico!

-Un minuto. Dicen que los inventan...

...para comunicarse y han conseguido todo lo contrario.

-Se empieza odiando a los móviles y se termina odiando a los hijos.

25 personas pendientes de un aparato...

...y quieres que me caiga bien.

-Empezad sin mí. -Pero ¿cómo sin un portero?

-Como vaya va a ser peor.

(TODOS) ¡Bien, bravo!

Silbidos.

Eh... -Todo recto.

-Venga.

-Que hay ganas ya. -Espera que pite.

(GRITAN INDISTINTAMENTE) -Venga p'a arriba.

Ah... -¡Fuera, fuera!

-Venga, vamos, vamos.

-Eh... -Bien, mal.

-Venga, venga. -Dámela.

-¡Bien! -¿Así haces de portero?

-Mamá, que estamos jugando. -No, tú padre no.

-Dale un poco de confianza.

-Es que todo lo hace sin ganas. -No me extraña.

-Coge y tírala, papá. -Calla, es del equipo contrario.

-Pero es mi padre. -Aquí no hay padres, tío.

-Anda, pásamela, que eres más malo.

-P'alante, p'alante.

-Venga, Bioy. -Ahí, ahí.

-¡Bioy! -Ah...

-Bien.

-Alberto... -Bioy.

-Ay, Gustavo.

-Venga, Bioy. -No seas bruto, Ernesto.

Le has dado una patada al niño.

(GRITAN) -Tírala alta.

-¡Bioy, cuidado!

Silbato. -Ahí...

-¡Gol! -Mamá, eso es fuera de juego.

Yo no lo he visto.

-¿Sabes lo que es un fuera de juego?

Por supuesto que lo sé.

(LEE) Soy un profesional.

-¿Pero mamá?

¿Mamá?

-Que no es gol, que no.

-Qué bien, Gustavo.

Silbato. -No es falta, ni le he tocado.

-Le has metido el tacón en el tobillo...

...que lo hemos visto todos. -Gustavo, levanta.

-Que es un crío.

-No le he tocado. ¿Necesitas ayuda?

-No, ya me levanto. -Si vamos a jugar, juguemos.

Si vamos a tocar los cojones, me largo.

¿Por qué lo dices? -Ni le he tocado.

Pero me castigas por algo personal. No soy tu madre sino el árbitro.

Te he visto hacerle falta. -Ves lo que quieres.

-¿Jugamos o qué? -Depende de la dama del paraguas.

¡Soy el árbitro!

-Una movida más y me largo.

Hay que saber perder.

-Pues aplícate el cuento. -Ya no me duele y le perdono.

-Pero qué morro tienes. -Vale.

-¡Mira! -Esto es el colmo.

¿Qué pasa ahora?

-¿Queréis mirar a mi marido y decidme si no es para enfadarse?

-¿Qué?

-¿Has visto fumar a un portero? -Estoy nervioso.

Lo de China no está saliendo como pensábamos...

...y vosotros estáis discutiendo.

Vamos a reunirnos todos, por favor, aquí.

Vamos a poner unas normas básicas...

...para el buen desarrollo del partido.

-¿Qué pasa?

-El árbitro quiere hablar con nosotros.

-¿De qué? -Pues ve y lo sabrás.

-Estamos jugando al fútbol cuando tendríamos que hablar...

...de lo nuestro. -Está todo hablado.

Yo te he fallado y no volverás a confiar en mí nunca más.

-Las cosas no son tan simples. -Sí lo son.

Dos días son suficientes para cargarse 18 años de convivencia.

A ver, lo que nos quieran jugar ahora es...

...el momento de decirlo, ¿de acuerdo? Quiero decir...

Que me sacrifico abandonando mi trabajo haciendo...

...de árbitro porque me tomo en serio este partido.

¿Entendido? -Pero acabamos de empezar,...

...no exageres. Pero hemos empezado mal.

Se fuma, se machaca y se cuestionan mis decisiones.

¡Son las doce, se nos va a echar encima...

...la hora de comer! Dejemos las cosas claras.

-Ella y sus normas. Te he oído.

Y yo y mis normas, sí. -Apliquemos un reglamento.

-Para que cada uno no haga lo que le dé la gana.

-Empezando por el árbitro. Era falta.

-¡No y lo sabes!

Será en el país de zombis mutantes.

-¿Se van a pegar? Seguro.

En el fútbol siempre la gente se pega.

-Mira, Joel, cuando se juega... -Es que ya no eres el pequeño.

-No te puedes salir siempre con la tuya.

-Todos contra mí. -Todos a favor de jugar.

-Cómo se nota que... -¿Que qué?

-Nada.

Quedan requisados los móviles.

Déjalo encima de una silla. -Ya lo has oído.

-Pero si está desconectado, mirad. -Que lo dejes...

...donde te han dicho, no vaya a ser que lo conectes.

-No seas plasta. -Yo quiero jugar ya.

-Te pedimos 90 minutos de un fin de semana.

-Déjaselo a Carmen, pero en vibración.

Ah, no, a mí no me líes, ¿eh? Tampoco se puede fumar.

Entrega el paquete. -No me han corrido tanto...

...desde la mili. -A ver si así lo dejas.

-Nunca, es el único vicio que tengo.

¿Qué más hay que tener en cuenta para poder continuar?

-Jugar limpio. -No vale dar patadas.

-Ni tirarse al suelo cuando no te han tocado.

-Ya vale, ¿no?

Es decir, que no hace falta que seas tan didáctica, mamá.

No, didáctica no, estrictamente práctica.

No quiero heridos. -¿Qué es estrictamente?

-Que si alguien quiere hacer pipi que vaya o calle para siempre.

-¿Podríamos hacer los tiempos más cortos?

Lo digo por los niños. -Ya, por los niños.

Si estamos todos de acuerdo... -Yo lo agradecería.

-Para volver a fumar, ¿no? -También.

Podemos hacer dos tiempos de 20 minutos...

...con un descanso de 10. -Bueno.

¿Os parece bien? -A mí también.

¿Y a los demás? (TODOS) De acuerdo.

-¿Las porterías no podrían estar más juntas?

-Y de paso las hacemos más pequeñas.

-Yo no he dicho eso. -¿Vamos a jugar?

Abdel.

-Si veo mal lo digo. Si veo bien, callo.

Puede que en Gimnasia estuviese su gracia...

...moviéndote al ritmo del balón.

Lucías el chándal como si llevarás encima...

...el uniforme de la legión.

El niño mimado,...

...el capitán de la selección,...

...mientras que yo, al contrario,...

...me aburría en el vestuario.

La Gimnasia tenía su gracia moviéndote al ritmo del balón.

Y cada mañana en tu cama te morías de ganas...

...de ser siempre el campeón.

Y al final con aquellos vuelvo a hacerte llorar.

En tu despacho muy borracho,...

te entran ganas de... (PROTESTAN)

(PROTESTAS DE LOS JUGADORES)

-Pero es que este chico es un genio desde el centro.

Silbato. -¡Bien!

Va a empezar el segundo tiempo, se ruega deportividad y respeto.

Gritos: ¡Venga!

-Sí, así. -¿Qué pasa?

-Venga, Ernesto, ahí. -Roger.

-Venga, chuta. -Chuta ya.

-Deja de mirarme así, ¿vale?

-No te miro de ninguna manera. -¡Venga!

-¡Chuta, Cristina!

¿Jugáis o habláis de vuestras cosas?

-¡Chuta! -Dale.

-Que estás sola.

-Chuta. -¡Cristina!

Pero si lo tenías a huevo, Cristina.

-Vale ya, me he aturullado, no sabía por dónde marcar.

-Aturullado. -Haberla pasado.

-Vale. -Bueno, bien.

(PITA)

Todo el mundo a su sitio.

Se saca córner.

-Va, Miguel. -Miguel, venga.

-¡Venga, Miguel! -¡Miguel, venga!

-¡Miguel, venga! -¡Muy bien! ¡Qué patadón!

(HABLAN A LA VEZ)

-¡Fuera, coño! (PITA)

-¡Pasa, venga, venga, venga! -¡Joel, por ahí!

-Párate ahí. Cuidado. -¡Toma!

¡Ah!

¡Ah, ah, ah, ah! (PITA)

-No se puede ser más burra.

-Pero si me he tirado al suelo.

-Me he roto una costilla. -Y tú me has clavado las uñas.

-¿Qué uñas? Si no tengo. ¡Botiquín!

-Lo del botiquín no hace falta, pero no hay que ser agresiva.

-Son gajes del oficio. -Te han visto todos.

-Sólo quería meterla.

-A través de mi estómago, ¿no? -Calla.

Ve al banquillo 5 minutos.

-¿Quién, yo? Sí. Ve o te saco la tarjeta.

-Mejor, p'a lo bien que jugáis.

¡No grites que no estamos sordos! Mira que tú...

-Tienes la camiseta mojada. -Es sudor.

-No me gusta. -A mí tampoco.

Cuando estás aquí, puedes insultar al árbitro.

Lo ha dicho tu hermano Joel.

-La insultaremos entonces.

-El tío Joel también tiene la camiseta sudada.

-También le insultaremos.

(EQUIPO ROJO) ¡Gol!

Me gusta ver la cara de los que ganan y los que pierden.

Mejor dicho, me gusta ver cómo reaccionan...

...porque en los juegos es donde mejor se conoce...

...el carácter de cada cual.

(GRITAN)

(HABLAN A LA VEZ)

Ahí están dos fuerzas de la naturaleza.

Alberto y Bioy, padre e hijo.

El padre quiere demostrar que aún puede con él.

El hijo le está pidiendo a gritos el relevo.

-Párenlo, párenlo. Los dos se adoran, pero...

(GRITAN) -¡Bien, gol, gol!

-Te ha pasado rozando la barriguita.

(GRITA DE ALEGRÍA)

Laia odia el fútbol, pero disfruta celebrando...

...los fracasos de su marido.

Es su manera de pedirle amor. (GRITAN)

Feli sufre porque aún es joven y no sabe que los adultos...

...tenemos extrañas maneras de reclamar atención.

-¡Vamos, Roger!

Otros dos gallos soltando plumas para que la hembra les mire.

Bioy y Roger.

Teresa, como las damas de los torneos,...

...reparte sus gritos de ánimo para que ambos se esfuercen.

Carmen, la reina madre, enemiga del amor por defensa propia,...

...ve al hombre que la abandonó en cada gesto de ellos.

-¡Eh!

(GRITAN) -¡Gol!

-¡Aurora, atrás! -No, mamá, no.

Aurora ya es una mujer.

Está dispuesta a todo para que sus padres sigan juntos.

Lo tiene difícil porque Cristina no resuelve.

Debería tomar las riendas, pero sólo se le ocurre llorar.

-Vale, está bien. -Bueno, ya está, no pasa nada.

Ernesto no soporta perder y me consta que soy la responsable.

Es que esa afirmación sobre la cual lo importante es participar...

...será muy hermosa y muy consoladora,...

...pero que alguien intente repetírsela a quien pierde.

(DISCUTEN)

Aquí están, sudados, competitivos, orgullosos,...

...más transparentes que nunca ante mis ojos.

Gustavo, el superviviente; Miguel, el luchador;...

...Leonor, la bailarina; Coral, la futura escritora;...

...Iñaki, el aprensivo; Diego, el hedonista;...

...Katia, la rompecorazones, Ernesto, el matemático;...

...Julia, la imprevisible.

-Venga, pásamela. Venga.

-Esto... Parece una conmoción.

-Es una conmoción.

-El golpe ha sido brutal. -Sí. Me preocupa esta zonilla.

-¿Esta zonilla? A mí toda la cara. La tiene fatal.

-¿Se le está hinchando cada vez más?

-Me estoy mareando.

-Sal. -No me trates como al pequeño.

-Eres el pequeño. -Bueno, yo haría unas plaquillas.

-Si hay que llevarla al hospital, acerco el coche.

-Y una prueba de oído y de olfato.

-¿Por qué? ¿Hay algo que no nos cuentas?

-No, es sólo para descartar cosas.

Un golpe en la cabeza no de deja de ser un golpe.

Estas cosas, a corto, largo y medio plazo son muy traicioneras.

Los hospitales son lo mejor.

No, un moment... -No te muevas.

-Mamá, no seas bruta. Puedes sufrir un derrame cerebral.

No seas bruta tú. ¿Por qué voy a sufrir un derrame?

¿Qué pasa? ¿Eh?

-Te han dado un balonazo. -Sí. Tremendo, mamá.

-En plena cara.

En la... ¿En la cara?

-No te mires al espejo en unas horas.

-En 48 horas por lo menos.

-Voy a por el coche.

¿Por qué? -Porque... ¿Me escucha bien?

La tenemos que llevar al hospital.

¡No!

Le escucho muy bien. No iré al hospital.

-Mamá, tienes que ir.

No. El doctor es un muchacho encantador, excelente,...

...muy buen profesional,...

(SUSURRA) ...pero tiene fijación con los hospitales.

-Bueno, no sabía que pensaba que yo era tan espléndido...

...y tan guapo.

Bueno, me halaga, pero yo creo que lo mejor es...

Sí, no jugar al fútbol a mi edad.

-Sí. ¿Por qué tiene esta animadversión a los hospitales?

Ah... Bueno...

Porque se sabe cómo entras, pero no cómo sales.

-Como médico, te aconsejo... -Y yo, como médico, también.

Tú eres urólogo y tú psiquiatra.

Mi cabeza la entiendo yo mejor que nadie. Y no dije guapo.

-Ya. Bueno, al menos, vemos que la tozudez no quedó tocada.

Pues si no quiere ir, no vaya,...

...pero bajo su responsabilidad. No tengo nada que ver.

Y ahora, deme un calmante. -No.

No, porque si le doy un calmante, enmascarará cosas más graves.

Yo siempre que veo un golpe en la cabeza, recomiendo dos cosas:

control y reposo.

Y dolor. -Mucho dolor, eso sí.

Pero para el dolor, lo mejor es la aspirina.

¿Para eso ha estudiado tanto?

Eh... Por curiosidad.

¿Quién de vosotros me ha dado el balonazo?

-Yo había mirado y señora no estaba.

De repente, señora aparece.

Es que esto del fútbol es muy cafre.

-El fútbol es un deporte.

¿Y para qué sirve el deporte, a ver?

Que uno gane, muchos pierdan...

Para que la gente discuta, para eso sirve.

-Para que la gente esté en forma.

El mejor deporte es andar, bañarse en la playa y recoger setas.

-Un vecino mío se quedó sordo de un balonazo.

-No quito de la cabeza.

Si señora pasa algo, yo...

Hombre, la verdad es que sonó muy fuerte.

Me recordó a cuando estrujaste el melón con el tractor.

-Abdel, pregunta mi madre si podías hacerle un té...

...de esos tan ricos que haces, los de hierbabuena.

-¿Ha dicho Abdel, seguro?

-No. No, la verdad es que ha dicho el asesino del balón.

Gracias.

¿Qué hay, Abdel? -Ay, señora.

¿A que estoy guapa? -¡Ay!

¡Ay! Ahora... Ahora tendrás que casarte conmigo, ¿eh?

-¿Y qué hago con mi mujer?

Si querías aumento de suelto, podías pedirlo de otra manera.

-No sé dónde ponerme, señora.

Ay, yo sí que no sé. Está bien, ay.

No te preocupes. Piensa que podría haber sido peor.

-¿Peor? Ajá.

Podías haber dado a uno de los niños.

A uno de los pequeños.

-Ay, ay, ay, ay.

No sé por qué estaba chutando tan fuerte.

Bueno, tú y todos.

Yo misma como una posesa con el silbato.

-No ha sido como el partido de otros años.

Eh... no.

Había violencia, ¿verdad?

-Puede ser la luna llena.

¿Eh?

Puede ser la luna...

Algo va mal.

-¿Te imaginas si le das tú? -No, qué horror.

-Habría sido normal, mirabas todo menos la pelota.

-¿Qué dices? -Tiene razón.

Has mirado más al Motos que nada.

-Si está en mi equipo, estaré pendiente.

-No me has pasado ni una. -No estarías a tiro.

-Te la pedí mil de veces.

-Ni te ha visto. -Sí le he visto.

-¿Tú qué dices?

-Pues mira, yo que a mi bola.

-A lucirte ante Teresa. -Tú en vez de mirar la pelota...

...nos mirabas a nosotros. No dabas una.

-Sólo se la pasabas a Joel. -Tiene visión de juego.

-Has ido a por el Motos, te hemos visto.

Y tu... -Estaba pendiente de papá y mamá.

-Oh, qué buena hija.

-Se van a separar, ¿vale?

-¿Tu padre y tu madre?

-¿Por qué?

-Sale el médico, venga que ya sale.

-No te preocupes.

Lo van a arreglar.

-¿Qué tal? -¿Qué tal está?

-¿Se pondrá bien? -Sí, pero no os asustéis al verla.

Tiene la cara como hinchada y morada, ¿eh?

-¿Cómo de hinchada? -Buena pregunta. ¿Os acordáis...

...de aquel político extranjero que intentaron envenenar?

-El pez globo de "Espanta tiburones".

Cuando se enfadaba se le hinchaba...

Pues igual pero sin ser pez.

-Entonces le ha dolido mucho. -Y más que le va a doler mañana.

-¿Qué duele más la cabeza o el corazón?

-Buena pregunta.

Como la rueda de prensa de un lesionado del Barça.

Qué duele más, a ver... no sé, yo diría que todo.

no hay nada que duela, que no duela. Bueno chicos...

...mejoraos todos mucho, ¿eh? -¿Pero tardará en recuperarse?

-Sois muy amables.

¿Pero no tenéis nada mejor que hacer?

-Yo de mayor voy a ser médico.

Pero... de ciudad.

-Ah, muy bien.

-Porque los médicos de pueblo ganáis poca pasta, ¿no?

-No te haces médico por la pasta.

-¿A no? ¿Y por qué te hiciste médico?

-Pues porque de pequeño estuve muy enfermo y...

Vi a muchos médicos.

Pero uno de ellos me salvó la vida.

-¿Qué le pasa a tu hermana?

-Una cosa, se me olvidaba. Es importante que observéis...

...a la abuela, ¿vale? Pero con discreción.

si notáis algún cambio, algún síntoma o algo.

Diarrea, fiebre alta, vómitos... -La llevamos al hospital.

-Exacto.

-Hola, cariño, estoy buscando las gafas de sol.

-Las llevas puestas encima de la cabeza.

¿Subo? -No.

-Además he dejado mi número para que me llaméis cuando sea.

Eso sí, mejor mañanas que noches.

Eh. -Hola.

-Qué casualidad, qué bien me venís.

¿Algún niño enfermo? -Niño, no, niño, no.

-La abuela. -¿Qué le pasa?

-Un balonazo.

-¿Ha sido serio?

-Espectacular, digno de Roberto Carlos.

Pero morirá de otra cosa. -Ah.

-Venga, chicos, ayudadme con las sillas.

-Eso es ayudad, ayudad. Venga.

-¿Qué tal? -Bien, ¿y tú?

-Bien, también. Y el gato no... -Con sus dueños, ya lo castré.

-Joder, qué drástica eres, ¿eh?

-Es una de las facetas de mi trabajo.

-Claro, claro, ¿y vives aquí?

-Sí, con Dora. -Pregúntale a ver si sabe cantar.

-Es verdad, ¿sabes cantar? -¿Qué?

-Es que tenemos un coro.

-Un coro de qué, un coro... un coro, coro, de cantar.

-Sí, antes éramos 34, pero se han ido tres...

...de voluntarios a Etiopía.

-Ya se sabe, las cláusulas de rescisión...

...con Etiopía son muy bajas.

Pero a mí cantar no se me da bien, yo canto más bien... regular.

-No, pero yo canto fatal. -¿Ah, sí?

-Pero me da tanta paz liberar la voz...

-Sí, pero yo tengo unas cuerdas vocales muy difíciles.

-Si te parezco lanzada, dilo.

El otro día me pareció que necesitabas hablar.

Te pareció bien, si seguro que te lo he contado.

Se lo cuento a todo el mundo. Soy un plasta.

Estoy pasando una súper mega hiper crisis.

-De primeras resulto descarada, ¿no?

-No. -Es la única manera de superar...

...ciertas cosas.

-¿Qué, qué cosas?

-Bueno, nos reunimos todos los martes y todos los jueves.

¿A las nueve en el polideportivo?

-Ya.

¿Te ayudo o qué? -No te preocupes, nada, nada.

Puedo yo sola.

-Oye y qué cantáis exactamente, por que si cantáis Machín...

-Hasta luego, ¿vale? Venga.

(SUSPIRA)

-Hola.

-¿Ves? Está ahí.

-Vuelve con tus primos. -No, mira, mamá.

Haz lo que sea.

Pero arréglalo ya. -Vuelve a casa. Anda.

Chis.

Alex.

No, no, abre, abre, Alex.

-Esto es muy doloroso.

-Te quiero. -Yo también te quiero.

Pero no es suficiente.

-Ah.

-Querer es un sentimiento pero lo que mueve el mundo...

...es el deseo y tú y yo no nos deseamos.

-Si necesitas más tiempo...

-He conocido a alguien.

Primero lo hice por despecho.

No entraba en mis planes enamorarme de ella.

Quiero que los niños sufran lo menos posible.

-Eso díselo a ellos.

-Como la vuelva a tocar, te juro que lo mato. Lo mato.

Joder, por eso la dejé sola.

Por eso me marché de casa, porque no quería volverme loco.

-Ya y cuando tu padre salga del hospital qué haréis.

-Hemos hablado con una abogada. No sé, creo que hay una manera...

...legal de que abandone el pueblo.

Siempre te voy a tratar bien.

-Y yo a ti.

-Me han despedido del Waterworld. -¿Y eso?

-Bueno, yo me voy.

No sé qué le pasa a la alegría. Se está muriendo.

-Mi madre siempre le pone un poquito de leche.

Es noble, simpático, tiene unas bonitas piernas...

Una pena que sea un hombre.

-¿Mi padre era como él?

No me acuerdo.

-Sabía que iba a pasar. Quiere estar en todo.

-Mi tío decía que a la muerte hay que llegar cansado.

-Nuestra madre no se va a morir.

-Esto era un comentario. -No era un comentario.

Es que todo lo de mi madre te parece mal.

-No, tú te metes con mi madre. -La quieres meter en casa.

-Es mi obligación. -¿Tu obligación?

¿También lo era patearme?

-¿Qué dices? -En el partido.

Tengo las piernas como salamis.

-¡Anda, anda, anda!

-Del partido mejor no hablemos.

-¿Por qué? -Porque ha sido una vergüenza.

-¿De qué hablas?

-De tu manía por querer ganar, especialmente a tu hijo.

-¿Por qué lo dices? -No has parado de presionarle.

-¿Y qué hago, le dejo ganar? -Le dejas vivir, respirar.

Le dejas mirar a otro lado que no seas su único modelo.

-Si siempre te quejas de que no me ve.

-Le echaba una carrera con 3 años y le ganaba.

Es que es el colmo. -Te lo estás inventando.

-Hemos dado un ejemplo horrible a los niños.

Voy a echar leche a la alegría.

-No sé a qué viene esta agresividad.

Quiero a Bioy más que a nada.

-Hay algo en el ambiente. Estamos todos un poco...

-Yo me porté como una cerda.

-Sí, como una cerda.

-Sí, por poco lo consigues.

-¿Conseguir el qué? -Quedarte viuda.

-Ah, ¿quién estaba fumando?

¿Quién se pasó media hora hablando por el móvil?

-Era trabajo.

-Siempre lo es, como si tu negocio fuese tan interesante.

-Eh, gastamos mucho dinero, ¿eh?

Con lo que pagamos de teléfono podría vivir una familia entera.

-No entiendo el concepto.

-¿No entiendes? ¿Que de dónde sale el dinero...

...si no trabajo 20 h al día?

-Pues volvamos a ser pobres.

Era más feliz cuando éramos pobres.

-Eso no te lo crees ni tú. -Tú calla.

-Te tiene como una reina. No haces nada.

-Escribo un libro de cuentos.

-¿Hace cuántos años, cuatro?

-¿Y tú qué pasa? No soportas que a mamá no le gustara tu guión.

Por eso la pinchas desde que llegaste.

-¿A qué viene eso ahora? -Mira, déjame en paz, anda.

-Te pedí que me ayudaras con el guión, pero claro,...

...tú eres demasiado intelectual para escribir sobre zombis.

-No me gusta escribir sobre lo que tengo en casa.

-Oye, que yo preferiría que de mí hablarais lo menos posible.

Ha sido el jamón.

Cuéntaselo tú, Abdel, a mí me tira esto.

-Es de un cerdo loco.

Compramos el jamón a unos payeses que meses atrás,...

...mataron a un cerdo a tiros porque se volvió loco.

Por eso, tenéis tanta agresividad los unos con los otros.

¿Seguro que tú no has probado el jamón? Menos mal.

-¿Hemos levantado mucho la voz?

Lo que hemos levantado ha sido una alfombra muy grande,...

...con mucha porquería debajo.

-Horrible. Ay... ¿Y...?

Esto... Cristina y Álex no están.

-Se han metido en la cabaña con sus hijos.

Esa sí es una alfombra...

¡Huy! Lo que me faltaba.

-Mirad la cara de la ta.

-¡Hala! -Es un monstruo.

¿Por qué? -¿Me puedo hacer una foto contigo?

No, no, fotos no.

-Venga, una foto con todos. No, no, no estoy para fotos yo.

¿Quién se atreve a darme un beso? (NIÑOS) ¡Yo!

Aquí, ¿eh? -¡Yo, yo!

Oh, ya está más curado, ya está mejor.

¡Huy, casi lo tengo curado! ¡Huy, ya está!

Venga, ya estoy curada. Podemos hacer fotos.

(TODOS) ¡Bien!

Hace tiempo que no quiero ni verme.

Y me encuentro.

Estoy condenado a mi mala suerte.

Y lo siento.

Y lo siento.

Hago cosas de más... -Mahoma.

A ver. Mahoma nació en las Mecas... -En las Mecas no.

-A ver. No. En el año 500...

-Vale, léetelo otra vez.

-A ver, mi vida.

Esta palabra. ¿Qué dice?

-¿Qué es palabra?

-Lo sabes perfectamente.

Cualquier grupo de letras que, unidas, signifiquen algo.

A ver, esta.

-Perro.

-¿Esta? -Sofa.

-No, se dice sofá. ¿Ves esta colita que tiene aquí encima la "A"?

Pues es un acento y empuja. Se dice sofá.

-Sofá. -Muy bien.

A ver, ahora todas estas.

(LEE) El perro acabó destrozando mi mejor sofá.

-Julia, tú lees. -Yo no.

-Julia, lees. -No.

-Y si no lees, ¿cómo sabes lo que dice aquí?

-Yo quiero ir con mis amigos en mi clase.

¿Puedo dibujar un árbol con ojos y boca?

-Claro, dibuja lo que quieras.

No fui yo...

...quien decidió jugar con fuego.

-Se acabó. Voy a limpiarme.

-¿El qué?

-Voy a la piscina y me quitaré el mal rollo.

-Tengo el bañador arriba. -¿Para qué lo quieres?

-Os echo una carrera. -¡Tonto el último!

(GRITAN) -¡Está chispeando!

-¡Espera, espera!

(GRITAN)

-¡Bomba! (GRITAN)

(GRITAN)

-¿Dónde está mi móvil?

Cuando todo ese inmenso globo se esfuma...

...como se esfuman en el cielo las nubes cuando sopla el vendaval,...

...los mortales enemigos que un momento antes...

...se habían insultado,...

...jugaban en la piscina como los niños...

...que nunca dejarán de ser.

(HABLAN A LA VEZ)

Truenos.

Gritos y risas.

-¡Socorro!

¡Nicolás, hola! -Guapa.

Eva está con un hombre, maduro, pero interesante.

-¿Nicolás es tu novio? Búscate a alguien más joven.

-¿Y qué hago si me gustas?

Le gusta. Fuimos muy amigos un tiempo.

-¿Y ahora?

Creo que es de la foto.

-¿Por qué te has encerrado con 12 niños?

-¿Os imagináis que la abuela se volviera a casar?

No son 12 niños, son mis 12 nietos.

Sólo ejerzo de abuela el mes de julio.

Es una experiencia única, egoísta,...

...porque me carga las pilas para todo año.

-Os ponéis muy pesadas con esto del amor.

-¿A qué edad se acaba el amor?

¿Has llorado? -No he llorado.

-Está gili perdido.

-Con Teresa no tiene opciones. -Te vi discutir con Roger.

-¿Me estás dando permiso para vivir mi vida?

-Paso de ti. Y no te preocupes por el concierto.

Tengo quien me acompañe.

¿Y Bioy por dónde anda? -¡Eh, la moto, eh!

-¿Pero cuántas se han escapado? -Eh... Bueno, pues una, dos...

Qué había, cinco, ¿no?

Bueno, cinco. No le quiero engañar.

-Si van a la carretera general, estamos perdidos.

-¿Habéis visto un monstruo? (GRITAN)

-¿De verdad vamos a ir a cazar a esos bichejos?

Niños, detrás de mí.

-A mi mujer le rompieron la mandíbula.

Hay que encontrar el macho.

Si le atrapamos, las hembras le seguirán.

-Ven, mira esto.

-¿Todos los días es así? -¡Venid por aquí, seguidme!

-Si les cae la noche encima, malo.

-María Antonia, estamos perdidos.

-Los perdí en el bosque.

-El bosque, de noche, es un laberinto.

-Perdona que te ofenda, pero no me gustas.

-¿Adónde vais? -Acaban de dar el alta a tu padre.

-Vengo a verte y me pones dificultades.

-Mamá, dame la mano o no me ves nunca más.

-Te pedí que vinieses conmigo. ¿Propones algo?

-Cuatro días en Roma ahora no creo que te vengan bien.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • A de árbitro

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Abuela de verano - A de árbitro

21 jul 2012

Es viernes. Esto significa la visita de los padres de los niños. Gustavo, empeñado en que jueguen un partido de futbol, consigue convencer a su abuela para que sea el árbitro del encuentro que se celebrará al día siguiente.

 

Histórico de emisiones:

23/07/2011

ver más sobre "Abuela de verano - A de árbitro" ver menos sobre "Abuela de verano - A de árbitro"
Programas completos (13)
Clips

Los últimos 14 programas de Abuela de verano

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • A de abuelo Completo 1:05:34 100% 26 ago 2012
    A de abuelo 26 ago 2012 31 de Octubre, puente de Todos los Santos. Han pasado 3 meses desde las vacaciones de verano y Eva vuelve dispuesta a formalizar la venta de la masía.Histórico de emisiones:27/08/2011
  • A de adiós Completo 1:06:00 100% 26 ago 2012
    A de adiós 26 ago 2012 En la masía se vive un ambiente de tenso nerviosismo ya que es el último fin de semana que los nietos de Eva estan juntos: las vacaciones con la abuela se han acabado y ha llegado hora de despedirse.Histórico de ...
  • A de afortunados Completo 1:15:52 100% 25 ago 2012
    A de afortunados 25 ago 2012 Hoy es un día especial. Eva se despierta con un mal presentimiento. Su hijo Alberto esta en Sudán cubriendo un reportaje y el periódico anuncia disturbios en la zona. Pero su nuera la tranqui...
  • A de alcalde Completo 1:04:51 100% 25 ago 2012
    A de alcalde 25 ago 2012 El alcalde del pueblo pide a Eva que escriba y lea un discurso con motivo de la celebracion de las fiestas del pueblo. Pero Eva apenas tiene tiempo para dedicarse ya que en la casa se produce una repentina gastro...
  • A de aguacero Completo 1:12:21 100% 19 ago 2012
    A de aguacero 19 ago 2012 La lluvia llega a la masia y afecta de igual manera a niños y a adultos. Los nietos no pueden jugar fuera de casa ya que la lluvia se prolonga durante tres días. Histórico de emisiones:13/08/2011
  • A de amador Completo 1:11:42 100% 18 ago 2012
    A de amador 18 ago 2012 Sorpresa en la masía. Eva anuncia a los niños la llegada de un tractor que facilitará las labores del campo a Abdel. La alegría es mayúscula y los mayores se comprometen a ayudar en su reparación. Pero el tractor...
  • A de Ariadna Completo 1:10:34 100% 18 ago 2012
    A de Ariadna 18 ago 2012 Todo parece tranquilo en la masía hasta que las abejas se revolucionan. De repente y sin que nadie entienda los motivos, comienzan a picar a algunos de los niños. Mientras, Joel aparece con el bebé porque su muje...
  • A de Amarcord Completo 1:03:58 100% 22 jul 2012
    A de Amarcord 22 jul 2012 Alberto, el hijo periodista de Eva, convence a su madre para que acceda a ser la protagonista de un reportaje para el dominical del diario en el que trabaja. Histórico de emisiones:30/07/2011
  • A de avestruz Completo 57:45 100% 22 jul 2012
    A de avestruz 22 jul 2012 A primera hora de la mañana, Eva batalla con unos operarios que vienen a instalarle un poste telefónico en medio del jardín. Justo en ese momento irrumpe en la masia Nicolás, un ex novio de Eva que va camino del ...
  • A de árbitro Completo 1:03:06 100% 21 jul 2012
    A de árbitro 21 jul 2012 Es viernes. Esto significa la visita de los padres de los niños. Gustavo, empeñado en que jueguen un partido de futbol, consigue convencer a su abuela para que sea el árbitro del encuentro que se celebrará al día...
  • A de agua Completo 1:00:22 100% 21 jul 2012
    A de agua 21 jul 2012 Es viernes y los niños están nerviosos porque llegan los padres. Joel, agobiadísimo por un guión que su madre ha perdido, se ofrece a llevarlos a los toboganes, la gran atracción del verano. A cambio Eva debe lee...
  • A de animales Completo 1:03:38 100% 15 jul 2012
    A de animales 15 jul 2012 Hoy se presenta un dia especial. Eva tiene una sorpresa para los niños: ha decidido comprar dos burros. A partir de ahora estos dos nuevos miembros formaran parte de la familia. Todos reciben la noticia con emoci...
  • A de abuela Completo 1:10:19 100% 15 jul 2012
    A de abuela 15 jul 2012 Eva, una mujer en la plenitud de sus sesenta y pico años se embarca en una aventura que repite cada año: llevarse a sus 12 nietos a una casa de campo que tiene en el Emporda durante el mes de julio. Históric...
  • Abuela de verano - Primeros minutos Fragmento 4:21 50% 06 sep 2005
    Abuela de verano - Primeros minutos 06 sep 2005 Así comenzaba la serie protagonizada por Rosa Mª Sardà que se emitió en TVE en 2005.Mira el primer capítulo entero.Mira todos los capítulos.

Añadir comentario ↓

  1. Margaret Salazar

    Excelente !!! Que penita que no produzcan este tipo de series la importancia de la familia es el punto focal y la abuela es un ser maravilloso,

    01 may 2017
  2. Greta

    yo tambien quiero ser como la abuela. Que buena que esta. Me gusta la serie, los personajes, los temas, y el ambiente de familia. Muchas felicitaciones desde alemania para todo el equipo de produccion y para la escritora.!!!!!!!

    10 ene 2013
  3. Maria Estefania

    Esta serie esta llena de frases de sabiduría y frescura. No es fácil describir la complejidad con tanta naturalidad. Felicidades: Guion, producción (la casa es perfecta), maquillaje, actores, ... Se ve que se ha formado un gran equipo. Gracias por producirla, emitirla y compartirla. :)

    11 oct 2011
  4. miranda

    esta serie es....divertida interesante pero.....puedo decir perfecta!!! a y carol salia en aqui no hay quien viva

    03 sep 2011
  5. parangaricutirimicuaro

    esta serie esta buenisima me encanta

    30 jul 2011
  6. Maite

    Despues de tanto sufrimiento en los telediarios y de tanta ignorancia en las calles, que alivio y que buen sabor de boca me dejais. GRACIAS

    27 jul 2011
  7. Aurora

    Me encanta esta serie es muy buena, no sé por qué razón la ve tan poca gente.

    25 jul 2011
  8. Ginebra

    Yo quiero ser como ella!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    24 jul 2011