ESTA SEMANA  
   programas anteriores   La Cuestión  El programa  El equipo  Eduard Punset  
392ENTREVISTA
genes, ideas y sexo

Susan Blackmore
           
Susan Blackmore ha sido una de las primeras filósofas en teorizar en torno al concepto de meme. Desde la cátedra de Psicología de la Universidad de West of England, investiga sobre nuestros procesos mentales y la implicación de la selección natural en ellos; esta semana estará en Redes para hablarnos de sus conclusiones.

 
 
img

Bloque 1

Eduard Punset:
Para que nuestros teleespectadores lleguen a entender la diferencia entre los genes y los memes... ¿estoy en lo cierto si digo que un gen es una instrucción para fabricar proteínas, y que estas instrucciones se almacenan en nuestras células, nuestro cuerpo y… ¿qué más? Permanecen allí con objetivos de reproducción, para transmitirse. Ahora pasemos a los memes: los memes también son instrucciones…

Susan Blackmore:
Sí. Bueno, algunos lo son... ¡es muy, muy peliagudo! Lo único que me atrevería a decir es que son información.

Eduard Punset:
Información, vale.

Susan Blackmore:
Pero esto es porque soy muy prudente…

Eduard Punset:
De acuerdo, los memes son información, a veces instrucciones, que se almacenan en el cerebro…

Susan Blackmore:
Algunos se almacenan en el cerebro, y otros… mira ese papel de ahí, sobre tus rodillas, con un montón de anotaciones... ¡todo eso son memes!

Eduard Punset:
…son memes.

Susan Blackmore:
Esas anotaciones son instrucciones que puedes leer en voz alta; ¡instrucciones para que tu boca pronuncie lo que dice ahí!

Eduard Punset:
Y… ¿para hacer qué?

Susan Blackmore:
¡Para hacer palabras!

Eduard Punset:
Para hacer palabras…

Susan Blackmore:
que luego se transmitirán y copiarán una y otra vez; así que ese escrito de ahí es un buen ejemplo de los memes que son instrucciones.

Eduard Punset:
Y están ahí principalmente por imitación, es decir, se reproducen por imitación.

Susan Blackmore:
Por imitación y por otro tipo de copias humanas. Pero has empezado hablando de la diferencia entre genes y memes... ¡cuando lo que realmente importa son las semejanzas entre genes y memes!

Eduard Punset:
Ah, muy bien.

Susan Blackmore:
Porque los genes, como decías, son instrucciones para fabricar proteínas que se transmiten y fabrican más proteínas, y compiten entre sí para crear cuerpos humanos, y de ratas, y de bacterias. ¡La teoría de los memes afirma que pasa exactamente lo mismo en la cultura! Por ejemplo, aquí hay información que se ha convertido en una taza.  Tenemos  la idea de una taza, la idea de un cerdito como adorno, ¿sabes?

Eduard Punset:

Susan Blackmore:
Todo esto es información que los humanos copiamos. ¡Alguien dibujó ese cerdito y luego en una fábrica hicieron montones de copias! Y acabaron en una tienda, y la gente escogió comprar esa taza y no otra taza distinta. La idea es que los memes son información que compite para llegar a nuestro cerebro, a nuestras tazas, nuestra ropa...  y, de esa manera, sobrevivir.

Eduard Punset:
Compiten...

Susan Blackmore:
Somos las máquinas de los memes, y los memes nos utilizan para lograr copiarse, ¡de la misma manera que los genes nos utilizan para replicarse! Ésta es la similitud entre los genes y los memes.

Eduard Punset:
Esto es lo importante.

Susan Blackmore:
¡Esto es lo importante, lo que nos hace ver la cultura de una manera nueva! Igual que cuando la gente empezó a hablar del «gen egoísta»... ¡de repente se vio el mundo de la biología con otro prisma! «¡Ah! ¡Todo esto pasa porque los genes están compitiendo dentro de nosotros!»

Eduard Punset:
Para sobrevivir…

Susan Blackmore:
Compiten para sobrevivir, ¡simplemente nos usan para su supervivencia!

Eduard Punset:
Somos una especie de taxi para ellos…

Susan Blackmore:
¡Exacto! Somos el taxi para los genes... ¡pero también el taxi para los memes! Nosotros, con todo lo que nos rodea, las cámaras de televisión, y tu ropa, y esta silla, y todo lo demás... somos el taxi... nosotros hemos hecho el trabajo duro: fabricar todas estas cosas. Ellos nos utilizan para su propia supervivencia.

Eduard Punset:
Imagina un mundo lleno de memes, ¿de acuerdo? Bueno, lleno de receptores de memes: cuerpos como el nuestro que albergan a los memes. Me gustaría que me contaras qué cosas necesitará un meme si quiere encontrar un cuerpo, una casa, un vehículo…

Susan Blackmore:
Exacto.

Eduard Punset:
…para sobrevivir en relación con los demás, los que no serán capaces de sobrevivir.

Susan Blackmore:
Eso es. ¡Exacto! lo que estás haciendo perfectamente ahora es tomar la perspectiva de los memes. La perspectiva es la siguiente: «¡Ey! ¡Mira a todos esos humanos de ahí! Soy un meme, me pregunto cómo puedo hacer que ese humano de allí me copie». Así que los memes nos utilizan, ésa es exactamente la idea.
¿Y cuáles tendrán éxito? Pongamos que vas a un kiosco, en el que hay periódicos y revistas con mujeres atractivas por todas partes... y fotos de todo. Están gritando: «¡cómprame, cómprame!» Pero la gente que entra sólo compra algunas cosas, otras se quedan ahí.
O piensa en tu buzón de correo electrónico. Abres el correo, apostaría lo que quieras a que lo has hecho esta mañana...

Eduard Punset:
Sí, ¡así es!

Susan Blackmore:
¡Y allí está todo ese montón de cosas! «¡Compra Viagra!, ¡Medicinas contra la impotencia! ¡Apuesta en bolsa! ¡Has ganado un sorteo! ¡Sexo! ¡Amor!» Todos esos memes víricos intentan que los abras y los transmitas a alguien. Por supuesto, tú también intentas competir con ellos... ¡intentas recibir sólo los mensajes de tus amigos que quieres leer realmente! Así que de hecho es una competición evolutiva: los memes intentan copiarse. La mayoría de los memes, por supuesto, fracasan. La mayoría de los libros que se escriben no se publican…

Eduard Punset:
...no se leen.

Susan Blackmore (risas):
Sí, ¡no se leen, exacto! Muy poquitos, como tu libro, consiguen vender cientos de miles de copias y que todo el mundo los lea... En cuanto al mío... bastante menos, pero bueno, unas cuantas decenas de miles...


Bloque 2

Eduard Punset:
Tenemos un cerebro muy bien codificado para el sexo, por motivos obvios, para sobrevivir, para la reproducción. Estamos muy bien codificados para todo este tema del sexo. Pero si analizamos toda la cultura del sexo que nos rodea, con los ejemplos que mencionabas, por ejemplo, en una tienda, veremos que tiene poco que ver con lo biológico... con el supuesto respaldo biológico del sexo, algo diseñado para perpetuar los genes.

Susan Blackmore:
Exacto.

Eduard Punset:
Y, sin embargo, cuando la gente busca sexo o amor hoy en día, no necesariamente piensa en sus genes... ¿sabes? reproduciéndose para el futuro. ¿Cómo hemos llegado a esto?

Susan Blackmore:
Bueno, dices que no tiene mucho que ver, pero tampoco está totalmente desligado.  Se basa en la biología. Hay varias maneras de analizarlo. La psicología evolutiva, por ejemplo…

Eduard Punset:

Susan Blackmore:
…diría que tenemos los deseos biológicos codificados, pero que lo que los genes hacen es configurar nuestro cerebro para que nos gusten las mujeres con un aspecto concreto, y los hombres ricos y poderosos, o lo que sea... Hasta aquí llegarían los psicólogos evolucionistas. Podrían decir que el sexo puede escapar parcialmente de la biología... porque no puede controlar absolutamente todo lo que haces, sólo puede darte un cerebro para que te gusten las cinturas pequeñas, los pechos grandes, lo que sea.

Eduard Punset:

Susan Blackmore:
La teoría de los memes va mucho más allá, y afirma que lo que pasa en realidad es que tenemos un segundo replicador: no sólo los genes intentan copiarse, los memes también. Y estos memes lucharán contra los genes. Los genes quieren copiarse (bueno, no es que «quieran» copiarse, sino que se copiarán si pueden) y los memes igual. ¡Y establecen una competición! Porque, en realidad, si te pasas todo el tiempo propagando tus genes, practicando el sexo, teniendo hijos, criándolos, cuidándolos...  Si yo tuviera 15 hijos, como podría haberlos tenido hace 100 años…

Eduard Punset:
No podrías haber escrito este libro.

Susan Blackmore:
No podría haber escrito el libro, exacto. Así que ésta es una manera en la que los memes compiten con los genes, a través del control de natalidad, a través de los matrimonios modernos, las ideas modernas como tener sólo 2 hijos... ¡Yo tengo 2 hijos, y ya tengo bastante —gracias—, porque quiero escribir mis libros!  Los memes están ganando a los genes. Además, el control de natalidad atenta directamente contra los genes, igual que el celibato... es decir, hay mucha gente hoy en día que decide... no mantenerse célibes, sino...

Eduard Punset (simultáneamente):
No casarse, sí.

Susan Blackmore:
...bueno, más bien no tener hijos, porque quiere hacer otras cosas. Desde su punto de vista, desde el punto de vista humano, esto se hace por diversión; pero desde la perspectiva de los memes, se trata de su victoria; porque consiguen que la gente pase el tiempo leyendo libros, mirando la tele, comprando revistas, yendo a partidos de fútbol... lo que sea. De modo que los memes están ganando: están desbancando a los genes completamente.

Eduard Punset:
Y la historia de los memes es distinta, e incluso puede ser contradictoria.

Susan Blackmore:
Pero se basa en eso. Se suma a eso. Empieza a partir de eso.
Podríamos pensar en ello como en un parásito. Un parásito de una enfermedad, por ejemplo, que entra en tu cuerpo, tiene que partir de la biología y utilizar los recursos del cuerpo; pero de hecho compite con él. Yo diría que pasa lo mismo con los memes de las revistas eróticas y demás: parten de la sociobiología, pero compiten por los recursos. ¡Es como si fingieran ayudar al sexo, pero de hecho es más probable que te hagan pasar el tiempo leyendo las revistas y teniendo menos hijos, no más!

Eduard Punset:
Porque hay una demanda de eso y no tanta de nuevos genes…

Susan Blackmore:
Sí, sí. En cuanto a la demanda que mencionas...  la evolución es así. La evolución es fantástica,  y no sé cómo hay gente que puede creer en el Diseño Inteligente, ¿sabes?  En Dios y demás…

Eduard Punset:
Ya

Susan Blackmore:
Pero la evolución carece de previsión. No puede ver las consecuencias. De modo que  los genes han establecido lo que solía ser un método muy eficaz para que la gente transmitiera sus genes (todo este deseo de mujeres jóvenes y demás) pero lo han configurado de una forma totalmente ajena a las consecuencias que llegaron cuando los humanos empezaran a imitar: todo cambió, llegaron los memes... y esto se vuelve una desventaja, realmente, porque los memes pueden competir con mucho éxito.


Bloque 3

Eduard Punset:
¿Qué está pasando ya con algunos tabúes? Me refiero a lo que pasa, gracias a este crecimiento de los memes (si es que pasa algo) con tabúes como la masturbación o la homosexualidad... ¿Ya ha habido repercusiones en esto?

Susan Blackmore:
¡Sí, ciertamente! El problema es que es muy fácil especular, y muchas de las cosas que digo son sólo especulaciones. He dicho algunas cosas de las que estoy muy segura, pero…

Eduard Punset:
La ciencia siempre consiste en especular, al principio...

Susan Blackmore:
Bueno, cierta especulación es necesaria... pero luego hay que probarlo.

Eduard Punset:
Claro.

Susan Blackmore:
Bueno, pues esto que voy a decir es especulación, pero hay motivos para pensar que muchos de estos tabúes se basaban en la biología. Por ejemplo, si te masturbas... si un hombre se masturba, está menos desesperado por tener sexo, y es menos probable que vaya a buscar una hembra para transmitir sus genes. Así que desde la perspectiva de los genes, un tabú contra la masturbación es una buena idea, porque así…

Eduard Punset:
Claro... porque, si no te masturbas, irás a buscar una vagina...

Susan Blackmore:
Exacto. Y algo parecido pasa con... ¿qué otro tabú mencionabas?

Eduard Punset:
La homosexualidad...

Susan Blackmore:
Con la homosexualidad pasa lo mismo. Evidentemente, los homosexuales no transmitirán sus genes; pero si hay un tabú contra ello, entonces los homosexuales se verán forzados, si pueden soportarlo, a casarse en cualquier caso, aunque no quieran hacerlo, y a transmitir sus genes.
Pero con los memes asumiendo el control,  y cobrando bastante más importancia que los genes, con el acceso de la gente a todo tipo de ideas, a otros memes sobre formas diferentes de vivir... los memes se benefician de la desaparición de esos tabúes, ¡porque la biología tiene menos efecto! Así que no creo que sea sorprendente que estos tabúes hayan desaparecido.

Eduard Punset:
Vivir en un mundo altruista, o más altruista, ¿nos permitirá entender un poco mejor qué demonios tiene que ver el amor en toda esta historia? Es decir, ¿cómo surgió, en qué consiste?

Susan Blackmore:
Hay dos tipos de amor que me vienen a la cabeza inmediatamente, aunque estoy segura de que existen muchos más. En cuanto al amor sexual y romántico, un montón de memes se basan en esto y, en cierta manera, ya hemos hablado de ello.
Pero hay otro tipo de amor que me interesa mucho, y es el tipo de amor que podríamos llamar «espiritual», «místico» o algo así, en el que la gente se desvincula del yo, siente que quiere a todo el mundo. Hay gente que tiene experiencias místicas en las que quiere a todo el mundo, o practica la meditación para querer a todo el mundo, para que el yo no sea tan importante.
Esto me interesa porque arroja una pregunta sobre la naturaleza del yo, ¿sabes? Sobre el quién soy yo. Porque los humamos somos de lo más extraño... ahí está este cuerpo, y decimos: «¡éste es mi cuerpo! ¡Éste es mi cerebro!» ¿Pero quién es ese yo? Yo sugiero que ese yo es, de hecho, una invención de los memes. En realidad… empieza con una palabra pero, en torno a esa palabra, por el uso que le damos al lenguaje, nos imaginamos que se origina un pequeño yo dentro. ¡Es una idea falsa! ¡Es una idea ridícula! ¡No hay nada allí! Es decir, como científicos lo sabemos, ¿verdad? Tenemos un cerebro, neuronas…

Eduard Punset:
¡Pero no hay nadie allí, como dice Dennett!

Susan Blackmore:
¿No hay nadie.....?

Eduard Punset:
No hay nadie ahí dentro.

Susan Blackmore:
¡Sí, exactamente! Por supuesto que no hay nadie, ¡no! ¡No hay nadie en casa! Y, sin embargo, siento que hay alguien allí... Yo creo que son los memes los que están haciendo eso. Va en interés de los memes que yo utilice el lenguaje así, que me engañe a mí misma pensando que soy un yo con libre albedrío y conciencia.
Y me parece que este engaño está en pleno centro de las personas que van por el mundo creyéndose tan importantes, y protegiendo a ese yo imaginario que habita ahí dentro.  Sin embargo, hay gente capaz de liberarse de ese engaño, y esto es muy interesante, bien sea mediante la meditación o algún tipo de práctica espiritual

Eduard Punset:

Susan Blackmore:
o bien sea a través de la ciencia, de pensar realmente: «¡Un momento! No puede ser cierto que haya un yo ahí, así que voy a intentar prescindir de él.» O ya sea a través de experiencia mística espontánea... Hay quien logra renunciar a esa sensación falsa  de ser un…

Eduard Punset:
…yo

Susan Blackmore:
Un yo, un yo pequeñito pero verdaderamente importante y que cuenta realmente. Y eso, creo, da lugar a un tipo de amor extraordinario, que es un amor realmente abierto hacia el mundo y todos los que nos rodean.
Simplemente lo menciono porque es el extremo opuesto del amor del que hablábamos antes, esa especie de: “aquí te pillo,  aquí te mató” o el tipo de amor que se basa en el sexo, etcétera... pero hay muchos tipos de amor, y creo que en este complejo terreno del que hablamos, los memes inciden en todos ellos.