Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Zidane y Luis Amado tenían una peculiar apuesta, si el galo metía tres de los cinco penaltis, el portero de la selección de fútbol sala perdía, y si era al contrario Amados quedaría muy bien delante de cientos de aficionados, pero como no podía ser de otra manera el "mago" lo hizo y Amados tendrá que esperar a la próxima oportunidad.