arriba Ir arriba

Los teléfonos inteligentes son el último objetivo de los ciberdelincuentes. Un estudio de la Universidad de Cambridge asegura que nueve de cada diez móviles con sistema operativo Android pueden ser atacados.

El 87% de los teléfonos que utilizan el sistema operativo de Google no son seguros. Eso quiere decir que, en caso de ataque, los delincuentes podrían tener acceso a los contactos, a las fotos, a la agenda, a toda nuestra información en general.

Luis Corrons, director técnico de Pandalabs, comenta la iniciativa del gobierno de utilizar troyanos o programas espía en ordenadores, tabletas o smart-phones de personas investigadas. Corrons considera que se trataría de una intromisión legal en la intimidad y prevé problemas para el Ejecutivo: compañías como la suya, la cuarta en el mercado mundial de antivirus, proporcionarían los antídotos contra las infecciones que podría extender la policía pues no habría nada, en principio, que identificase al troyano policial del criminal (05/06/2013).

En España ya hay más de 18 millones de smartphones. Cada vez más gente se conecta a Internet a través de los teléfonos inteligentes. Aumentan sus prestaciones y también los riesgos que les afectan. Para los ciber delincuentes, los smartphones se han convertido en uno de sus objetivos preferidos. La información que guardamos en nuestro smartphone es cada vez mayor y más confidencial. Y según los productores de antivirus, esta información sensible atrae a los ciber delincuentes que buscan el robo de esos datos para lucrarse económicamente.

En el primer semestre de este año se han detectado más de 1.700 ciber ataques a la Administración de nuestro país, mil más que en el mismo periodo del año pasado. Son datos del Centro Nacional de Inteligencia. Los expertos dicen que los piratas informáticos inventan virus más activos pero que también la seguridad se perfecciona.