Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Gritos e insultoses, es lo que ha ocurrido durante la intervención del senador del PP Javier Maroto en la Asamblea Nacional de Venezuela. Desde la bancada 'chavista' le llamaban "fascista" y los diputados opositores respondían con aplausos y gritos de "libertad". En su discurso Maroto ha mostrado su apoyo a Juan Guaidó y ha asegurado que la causa venezolana es la causa de la dignidad para el pueblo español.


 

La intervención en la Asamblea Nacional venezolana del senador español del PP Javier Maroto y del diputado del mismo partido José Ignacio Echániz, invitados por Juan Guaidó al país latinoamericano, ha desatado este martes un conato de pelea entre diputados opositores y oficialistas que terminó en insultos entre congresistas. Maroto ha explicado en el Canal 24 Horas que han sido increpados y ha exigido que se celebren elecciones "democráticas" en Venezuela. Entre los gritos dirigidos a los representantes españoles ha habido gritos de "fascista" y "viva Cataluña libre".

El venezolano Alberto Barrera, expone en su nueva novela “Mujeres que matan”, la situación política de Venezuela en un escenario de violencia y escasez; una narración trazada desde los parámetros de un thriller con elementos distópicos. José Mª Pascual, habla del cierre librería Nicolás Moya, en Madrid y del libro.

El Viaje del LIBERDADE de Joshua Slocum, Editorial Juventud 

Una multitud con banderas y silbatos ha salido a las calles convocados por el líder opositor Juan Guaidó para exigir un cambio en Venezuela y apoyo del Ejército para ello. En su discurso pidió a sus partidarios permanecer en las calles los próximos días y les mencionó la reciente agitación social en Bolivia, donde 18 días de protestas provocaron la renuncia del presidente Evo Morales, un estrecho aliado de Nicolás Maduro. Los seguidores del presidente Maduro también se ha manifestado desde otros tres puntos de Caracas hacia el palacio de gobierno, para apoyar a su líder y defender la "Revolución Bolivariana". Maduro ha ordenado a los jefes de militares y policiales a reforzar el patrullaje en todo el país. 16/11/19

Venezuela, el país latinoamericano sigue inmerso en una permanente crisis política aunque hace un tiempo que no es noticia de primera página. Parece como si la situación se hubiera detenido o incluso encarrilado. Pero nada más lejos de la realidad. Nicolás Maduro continúa en el poder, el diálogo con la oposición democrática no avanza y los intentos de la comunidad internacional de mediar incluyendo los esfuerzos europeos no han tenido ningún éxito. Miles de personas sufren las consecuencias. Se calcula que el éxodo llega a los cuatro millones y medio. La Unión EuropeaACNUR y la Organización Internacional para las Migraciones organizan una conferencia para visibilizar a toda esta gente. También quiere llamar la atención sobre los países de acogida del éxodo venezolano: Colombia, Brasil, Ecuador o Perú, algunas al límite. William Spindler pertenece a ACNUR, el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los refugiados, y conoce sobre el terreno la situación en Venezuela. Nos da las necesidades y las cifras necesarias para atender dignamente a esta población. Serían más de mil millones de dólares en 2020, un dinero que, por cierto, no acaba de llegar con la rapidez necesaria.

Los líderes mundiales abandonan Nueva York tras la Asamblea General de las Naciones Unidas que tiene por objetivo promover la cooperación entre países. Se han dado situaciones insólitas, como la de Venezuela, representada por dos delegaciones. La amenaza nuclear, las crisis y conflictos bélicos han acaparado los discursos. Pocos los han centrado en el desafío climático.