arriba Ir arriba

A escasos días de que arranquen los Juegos Olímpicos de Río 2016, las aguas en las que se celebrarán diversas pruebas dejan mucho que desear en cuanto a limpieza. A pesar de eso, regatistas brasileños como Robert Scheidt, restan importancia a la contaminación de la Bahía de Guanabara y consideró que "se ha exagerado" la información sobre el problema.