arriba Ir arriba

No habrá torneo del Toro de la Vega porque si no se da muerte al toro, no tiene sentido. Es la conclusión tras el encuentro entre el alcalde de Tordesillas y las asociaciones taurinas de la localidad. La decisión llega después de que la Junta de Castilla y León, aprobara el 19 de mayo, un decreto que impide matar reses en espectáculos taurinos populares.

Las Cortes de Castilla y León han convalidado el decreto-ley aprobado por la Junta para prohibir la muerte en público del Toro de la Vega de Tordesillas (Valladolid), en medio de un debate cruzado de argumentos electorales, conservacionistas y de defensa de la tauromaquia. Han votado a favor de la convalidación el grupo popular, el socialista, el de Podemos y el grupo mixto, y se ha abstenido el grupo de Ciudadanos, aunque el intercambio de descalificaciones por electoralismo de unos y otros ha sido un ingrediente común en las intervenciones de los parlamentarios.

Bien conservado, el manuscrito de El Hereje, la última gran novela de Miguel Delibes. Es uno de los más de catorce mil documentos digitalizados, del escritor, periodista y docente, que ahora pueden consultarse por internet. Han sido dos años de trabajo hasta colgar en la red el archivo de Miguel Delibes. Además de los originales de sus obras, hay cartas, críticas, entrevistas y muchas felicitaciones por sus premios. Miguel Delibes no usó nunca el ordenador. Ahora, la fundación que lleva su nombre mira al futuro, y abre las puertas virtuales de la memoria del gran escritor de Valladolid.

Carlos Saura ha proyectado fuera de concurso en la 60ª Semana Internacional de Cine (Seminci) una cinta que le ha devuelto a la Argentina, un país donde ha rodado hasta en tres ocasiones: la primera con El sur (1991), la adaptación de un cuento de Jorge Luis Borges, y más tarde con Tango (1998). Ahora se añade Zonda, folclore argentino, para reivindicar la cultura india en ese país donde, en su opinión, "parece que está desapareciendo", al igual que en España las canciones populares que él escuchaba de niño durante la Guerra Civil en boca de milicianos, obreros y mujeres en las colas de las tiendas.

Desde primera hora de la mañana ya unos 200 agentes controlaban los accesos al recorrido del Toro de la Vega, también identificaban a los participantes, así como los objetos que llevaban. Y por primera vez dos helicópteros han filmado y vigilado desde el aire cómo se desarrollaban los acontecimientos de esta polémica fiesta popular. Los animalistas se han concentrado contra esta fiesta tradicional y han taponado el recorrido por donde pasa el morlaco delante de los vecinos y los defensores de esta tradición. Se han producido enfrentamientos. En pocos minutos, el astado baja por la calle del empedrado, pasa el puente y llega al lugar con más afluencia de gente, la entrada a la Vega. Media hora después del inicio, el toro muere por una lanza de un joven de León, aunque el jurado ha considerado nulo el torneo porque que se han incumplido varias normas.