Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Los jovenes españoles se independizan tres años más tarde que el resto de los europeos. No se van de casa hasta los 29 años. Según Eurostat, los más rápidos a la hora de abandonar el hogar familiar son los suecos. Lo hacen con 18 años. Los de Luxemburgo con 20. Por sexo, los varones tardan más en emanciparse, uno de cada tres europeos de 25 y 34 años sigue viviendo en casa de sus padres. En el caso de las mujeres son una de cada cinco.

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, ha viajado por sorpresa a Bruselas para participar en la cumbre de Exteriores con el objetivo de abordar la crisis abierta que enfrenta a Washington con Teherán a raíz de la retirada de EE.UU. del acuerdo nuclear y la negativa de Irán a cumplir algunos puntos del pacto. Los tres países europeos firmantes del pacto rubricado en 2015, Francia, Alemania y Reino Unido, han pedido a EE.UU. que mantenga la calma. Mientras, crece la tensión en el Golfo Pérsico por la presencia de varios bombarderos y un portaaviones estadounidense.
 

Las manifestaciones neonazis desafían ya sin pudor lo que en Alemania es delito: hacer apología del nacionalsocialismo. Se saluda con el brazo en alto, se persigue al extranjero, se atacan los comercios judíos o musulmanes. La xenofobia es rampante en el Este de Alemania, donde precisamente hay menos inmigración. Pesa la herencia autoritaria de la antigua República Democrática y también que la reunificación no ha conseguido igualar las condiciones de vida en las dos Alemanias. Y aunque el flujo de refugiados sea ya inferior a las 200 mil personas, la ultraderecha se aprovecha del miedo de la clase media y de las heridas de la crisis financiera, que siguen abiertas.

Un reportaje de nuestro corresponsal en Berlín, Gabriel Herrero.

Elecciones Europeas: Josep Borrell, número uno de la candidatura del PSOE al Parlamento Europeo, ha declarado en Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso que la prioridad de esta camapaña es "hacer comprender a los ciudadanos europeos la trascendencia de estas elecciones porque por primera vez hay muchas fuerzas que se presentan contra Europa".

Borrell ha hecho hincapié en la importancia de que las fuerzas europeístas consigan tener más de los dos tercios de la Cámara para que los populistas no pueden bloquear las instituciones.

El candidato del PSOE, que ya ocupó el cargo de presidente del Parlamento Europeo, no ha respondido a la pregunta de si aceptaría formar parte del ejecutivo comunitario de nuevo. "Lo que más me preocupa ahora mismo es que esta campaña sirva para hablar de Europa, de para qué sirve y por qué la necesitamos". 

Borrell ha destacado, además, el rol que puede desempeñar España en la Unión Europea si en nuestro país la participación es alta y se consiguen buenos resultados. "La pareja franco-alemana no es suficiente. Necesita más apoyos. España puede impulsar el proyecto socialdemocráta en Europa"