Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Parece mentira, con tantas idas y venidas, pero teóricamente mañana era la fecha del 'brexit' y nadie sabe qué va a pasar. Es posible, pero todavía no está claro, que el gobierno lleve mañana el acuerdo con Bruselas a la Cámara de los Comunes. El parlamento ya lo ha tumbado dos veces y anoche tampoco decidió una alternativa clara. Recordamos que validar el acuerdo es la condición de los 27 para una prórroga breve. Es una información del corresponsal en Londres, Jordi Barcia.

El Parlamento británico votará esta tarde una serie de mociones con propuestas alternativas al plan para el Brexit de la primera ministra, Theresa May. Las votaciones indicativas no son vinculantes y May ya ha asegurado que no tiene por qué respetar su decisión. Entretanto, la líder conservadora sigue intentando recabar apoyo para su Acuerdo de Retirada. 

La Unión Europea sigue perfilando su futura relación con China. Tendrá su base en dos pilares: el comercio y el desarrollo digital.
En ambos China ha tomado la delantera. Cada vez son más las inversiones chinas en Europa y Pekín promueve la nueva ruta de la Seda a la que acaba de sumarse Italia. Para hacer frente a los retos que plantea china son necesarios proyectos conjuntos, ningún país por si solo va a poder  aguantar el pulso a China. Europa abierta ha tenido oportunidad de hablar en Bruselas con el comisario de la Agenda Digital, Andrus Ansip, quien pide un mayor esfuerzo en el próximo marco financiero plurianual.

Pero hay otro marco que casi es paralelo: la ciberseguridad. La protección de los datos no sólo industriales o de defensa sino también los de todos nosotros, los ciudadanos europeos se realiza a través de un departamento muy concreto, la Unidad de Refuerzo de Capacidades y Tecnología en Seguridad. Lo dirige un alto funcionario español: Miguel González Sancho. También hemos podido charlar con él en Bruselas del lado oscuro de los avances digitales.

Si la política nacional es difícil de entender desde fuera, a la británica le pasa lo mismo o más.
Acaba de terminar la reunión extraordinaria del gobierno de Theresa May, horas después de una especie de motín a bordo, pidiendo su dimisión por el rumbo errático del Bréxit. Y ahora acepta pasar el timón al Parlamento para que aclare qué opciones descarta.

Informa el corresponsal en Londres Jordi Barcia.