arriba

Lejos ya queda  Vancouver, en 2008, cuando se estrenó en esto de ser el número 1 del campeonato Mundial. La fiesta continuó dos años más tarde, en Budapest. Pero fue en Londres, en 2013, cuando Noya comenzó su dominio abslouto. Una tiranía que continuó en 2014, cuando se coronó en Edmonton y que ha mantenido este fin de semana, completando el repóker en Chicago. Noya corre libre hacia la leyenda.

No hay muchos deportistas en el mundo que lleven 8 años sin bajarse del podio y uno de ellos es Javier Gómez Noya, cuatro veces campeón del Mundo y subcampeón olímpico de triatlón. Hace unos días el Rey le entregaba el Premio Nacional del Deporte como el mejor del año. Hoy les descubrimos el verdadero secreto de este gran campeón: su enorme calidad humana.