Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Se cumple un año de la tragedia del Madrid Arena en la que murieron cinco chicas aplastadas por una avalancha humana. Doce meses después aún no ha concluido la instrucción del sumario del complejo accidente en el que las responsabilidades por el aforo sobrepasado con creces, las inadecuadas medidas de seguridad y la atención sanitaria a las víctimas han sido cuestionadas por víctimas y testigos. Veinticinco personas han sido ya imputadas por su posible responsabilidad en el suceso.

Informe Semanal ha acudido a la vigilia silenciosa a las puertas del Madrid Arena, convocada por familiares de las víctimas, y ha dialogado con expertos en seguridad, y abogados de las acusaciones y de la defensa. Recordamos con algunos de sus protagonistas y sus familiares aquellas dramáticas horas... y nos hemos preguntado si pudo evitarse y qué hemos aprendido de aquello. Este año no ha sido solicitada autorización para ninguna macrofiesta de Halloween en Madrid.

Centenares de personas se concentraron anoche en el exterior del Madrid Arena en recuerdo de las cinco jóvenes que murieron en una avalancha en la fiesta de Halloween que se celebró en este recinto municipal el año pasado. Cinco de ellos son profesores, siete abogados, un consultor medio ambiental, un diplomado en ciencias empresariales, un guionista de cine, una experta en comunicación, dos médicos y un notario, con edades comprendidas entre los 40 y 50 años, a excepción de David Andina de 29 años.

En los eventos en los que el espacio es público, los responsables de seguridad afirman que la tragedia del Madrid Arena ha influido y mucho. Ahora, con solo ocho mil personas, se coordina el dispositivo desde la delegación del gobierno. Los productores, nos dicen, apuestan más por la seguridad con más personal y más profesionalizado.

Hablamos con Isabel Lafuente, la madre de Cristina Arce, una de las víctimas del Madrid Arena. Miguel Ángel Flores, el organizador de la macrofiesta, insiste en que no es el único responsable de lo que ocurrió. Isabel Lafuente, también cree "que tiene razón cuando dice que no es el único responsable". Ha dicho que está muy cansada de todo este asunto, que es muy largo, pero que tiene que seguir adelante. Con ella, hemos repasado la entrevista concedida por Miguel Ángel Flores, el promotor de la fiesta y ha señalado a las empresas de seguridad, la empresa Madrid Espacios y Congresos y a la Policía Local. Ha recordado que Flores contrató un servicio médico deficiente y que encargó a la imprenta más de 17.000 entradas. "No está en la cárcel porque la Fiscalía no ha querido", ha recordado, "consideran que no hay riesgo de fuga, y donde no hay riesgo de fuga es donde se encuentra mi hija". Isabel de la Fuente ha deseado que la investigación termine en condiciones, y no tratando esto como un accidente sin importancia, aunque cree que se ha hecho una buena instrucción judicial. "Se pusieron todos los medios para que alguien muriera, y lo consiguieron".