arriba Ir arriba

Han llegado a acuerdos extrajudiciales con la compañía aseguradora. Para el resto, MAPFRE destina 13 millones de euros cuantificado según el baremo de siniestros de tráfico que utiliza la Justicia española. No puede compararse una catástrofe aérea con otra de tráfico, dicen las víctimas. Y piden a la aseguradora que indemnice en función de la póliza que tenían acordada con Spanair en 2008

En La mañana de La 1 hemos escuchado a las víctimas del accidente de Spanair en el que fallecieron 154 personas y resultaron heridas 18 personas. Cinco años después la Asociación de Afectados del Vuelo JK5022 ha dado una rueda de prensa en la que han asegurado que no han cejado en su lucha para obtener justicia.

El aeropuerto de Barajas acogerá hoy, cuando se cumple el quinto aniversario del accidente del avión de Spanair en el que murieron 154 personas, varios actos de recuerdo y homenaje a las víctimas tanto en las terminales del aeródromo como en el mismo lugar en el que se estrelló el avión. El 20 de agosto de 2008 el "Sunbreeze", un avión MD-82 de la compañía Spanair que cubría la ruta Madrid-Gran Canaria, sufrió un accidente nada más levantar el vuelo en el aeropuerto madrileño. Murieron 154 personas y hubo 18 supervivientes, algunos de los cuales tienen aún secuelas. Como homenaje a las víctimas en el quinto aniversario del accidente, la Asociación de Afectados por el vuelo JK5022 ha organizado varios actos.

La sección 15 de la Audiencia Provincial de Madrid ha archivado la causa penal por el accidente de un avión de Spanair ocurrido en el aeropuerto de Barajas el 20 de agosto de 2008, en el que murieron 154 personas, al considerar que la responsabilidad del siniestro no es imputable a los técnicos, sino a la actuación "errónea" de los pilotos. Tras conocer el archivo de la causa penal, las víctimas "se sienten frustradas y como si les hubieran vuelto a enterrar", según ha afirmado uno de los supervivientes.

La sección 15 de la Audiencia Provincial de Madrid ha archivado la causa penal por el accidente de un avión de Spanair ocurrido en el aeropuerto de Barajas el 20 de agosto de 2008, en el que murieron 154 personas, al considerar que la responsabilidad del siniestro no es imputable a los técnicos, sino a la actuación "errónea" de los pilotos.

Se archiva así la imputación que pesaba sobre dos mecánicos de la compañía -Felipe García y José Antonio Viñuelas-, a los que el titular del juzgado de instructor número 11 de Madrid, Juan Javier Pérez, que ha investigado el siniestro durante cuatro años, les acusaba de 154 delitos de homicidio imprudente y 18 de lesiones por el número de supervivientes.