Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

La primera ministra británica, Theresa May, ha anunciado este viernes que dimitirá como líder del Partido Conservador el 7 de junio ante la imposibilidad de sacar adelante su acuerdo para el Brexit. Con la voz quebrada y con lágrimas en los ojos, May ha insistido en que ha hecho "odo" lo que pudo por el divorcio que ha sacudido a la clase política británica en los últimos tres años. May seguirá siendo primera ministra en funciones hasta que el partido elija a su sucesor o sucesora.
 

La dimisión de la primera ministra británica, Theresa May, ha dado luz verde al proceso de primarias para escoger a su sucesor o sucesora en el Partido Conservador. El favorito de momento es el exministro de Exteriores, el euroescéptico Boris Johnson, aunque también se postulan otros miembros del Ejecutivo con una línea más dura hacia el Brexit que la de May: el ministro de Exteriores, Jeremy Hunt, el exministro del Brexit, Dominc Raab, o el ministro de medioambiente, Michael Gove.
 

Theresa May llegó a Downing Street hace casi tres años como sucesora de David Cameron, que había dimitido después de convocar y perder el referéndum del Brexit. La conservadora también había defendido la permanencia pero desde el principio dejó claro que "Brexit significa Brexit". Tras casi dos años negociando, Reino Unido logró un acuerdo para el divorcio con la Unión Europea en noviembre de 2018, el texto que precipitaría su caída. May llegó por el Brexit, y se va tras tres fracasos de su plan para el divorcio.
 

La primera ministra británica, Theresa May, ha anunciado este viernes que dimitirá como líder del Partido Conservador el 7 de junio al no haber podido culminar el Brexit. May ha asegurado que ha hecho todo lo que ha podido para sacar adelante la salida del Reino Unido de la Unión Europea, y, entre lágrimas, ha dado las gracias por haber servido "al país que amo".
 

La primera ministra británica, Theresa Mayha anunciado este viernes que dimitirá el próximo el 7 de junio, tras haber sido incapaz de acordar en el Parlamento un acuerdo para el Brexit.

"He intentado todo lo que he podido" para cumplir el resultado del referéndum, ha dicho May, quien ha asegurado que ahora dependerá "de su sucesor". La aún primera ministra ha lamentado "profundamente" no haber conseguido cumplir con el mandato de las urnas para abandonar la Unión Europea.

May ha comparecido frente al número 10 de Downing Street tras reunirse con el presidente de su grupo parlamentario, Graham Brady, y ha terminado su discurso al borde de las lágrimas.

El Partido Conservador deberá elegir ahora a un líder que será el candidato que pueda recibir la confianza del Parlamento.

Los tories habían aumentado la presión sobre May tras el rechazo suscitado por su nueva propuesta para el divorcio, agravado con la dimisión el pasado miércoles de la portavoz del Gobierno en el Parlamento. El motivo: el rechazo a su oferta de un posible segundo referéndum con tal de sacar adelante su acuerdo de separación con Bruselas.

La primera ministra del Reino Unido, Theresa May, anuncia que el 7 de junio dejará de ser la líder del Partido Conservador. A partir del día 10 se iniciará el proceso de sucesión. Al comunicar esta decisión ha señalado que "siempre lamentará profundamente no haber podido ejecutar el 'brexit'. May, que rompió a llorar al final de su discurso, conminó a su sucesor al frente del Partido Conservador y del Gobierno a tratar de hallar un consenso en el Parlamento. 

La primera ministra británica, Theresa May, ha anunciado que dimitirá el próximo el 7 de junio, tras haber sido incapaz de acordar en el Parlamento un acuerdo para el Brexit.

"He intentado todo lo que he podido" para cumplir el resultado del referéndum, ha dicho May, quien ha asegurado que ahora dependerá "de su sucesor". La aún primera ministra ha lamentado "profundamente" no haber conseguido cumplir con el mandato de abandonar la Unión Europea.

El Partido Conservador deberá elegir ahora a un líder que será el candidato que pueda recibir la confianza del Parlamento.

May ha abandonado el atril frente al número 10 de Downing Street al borde de las lágrimas.

El futuro político de la primera ministra británica, Theresa May, está en la cuerda floja por las críticas que ha provocado su nuevo plan para el Brexit: ya no solo lo rechaza gran parte del Partido Conservador, sino que también lo hace su propio gabinete. Según la prensa británica, la líder conservadora podría anunciar la fecha de su dimisión este mismo viernes, después de que el Reino Unido haya participado en las elecciones europeas. 

Los británicos han sido los primeros, junto a los holandeses, en votar este jueves en las elecciones europeas. Lo hacen condicionados por el Brexit, que casi tres años después del referéndum, sigue sin producirse. La votación coincide con una nueva crisis de Gobierno de la primera ministra, Theresa May, que podría dimitir este viernes, según el diario The Times. Los sondeos dan además como claro vencedor al euroescéptico Partido del Brexit de Nigel Farage, uno de los artífices de la campaña a favor de la salida de la Unión Europea. 

Una nueva dimisión en su gobierno ha aumentado la presión sobre la primera ministra británica, Theresa May, para que dimita. La portavoz del Ejecutivo en la Cámara de los Comunes, Andrea Leadsom dejó el cargo este miércoles por su desacuerdo con el nuevo plan de May para que el Parlamento apruebe el acuerdo del Brexit con Bruselas.

Dicho plan incluye la posibilidad de un nuevo referéndum, algo inaceptable para Leadsom y para otros muchos conservadores.

May se reunirá este viernes con el portavoz del grupo parlamentario conservador, Graham Brady, lo que ha disparado los rumores en la prensa británica sobre su posible dimisión inminente. El Times da por hecho que May ya se está preparando para dejar Downing Street, aunque no cita sus fuentes.

La primera ministra británica, Theresa May, ha anunciado que presentará el próximo viernes la Ley del Acuerdo de Retirada que abre la puerta a un segundo referéndum. Lo hará después de que Reino Unido haya votado el jueves en las elecciones europeas en las que no pensaba participar. Los unionistas de Irlanda y los laboristas ya han rechazado la propuesta de la primera ministra, que también ha sembrado desconfianza entre las filas conservadoras, donde siguen mirando al exministro de Exteriores, el euroescéptico Boris Johnson, como su posible sustituto.

La primera ministra británica, Theresa May, ha abierto la puerta este martes a celebrar un segundo referéndum sobre el Brexit al proponer que los diputados voten sobre esta opción como condición para que apoyen la legislación para implementar su acuerdo del Brexit, que será sometida a votación la primera semana de junio. La líder conservadora rechaza esta opción, pero busca lograr un consenso en Westminster que garantice una salida ordenada de la Unión Europea.