Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Se sumplen diez años del devastador terromoto de Haití. Siguen los trabajos de ONG, como Médicos sin Fronteras y también Cooperación Española que ya estaba allí antes de que ocurriera. Un redactor de RNE ha estado en el acto de recuerdo de víctimas y del pasado, pero también ha hablado con esos trabajadores y con las gentes. Tras una década aún los ciudadanos siguen padeciendo las consecuencias de aquella tragedia y la ayuda humanitaria no ha llegado entera, la corrupción sigue presente en el país. 12/01/20

  • Una década después del terremoto que dejó 300.000 muertos, Haití sigue siendo el país más pobre de América
  • Miles de personas continúan sin hogar y padeciendo las secuelas de aquella devastación
  • La reportera de TVE Almudena Ariza recuerda cómo fueron los primeros días en la zona cero

Hace diez años un terremot de magnitud 7 causaba la destrucción y la desolación en Haití. Este domingo RNE está en el país para ver en el tiempo como viven aquellos ciudadanos que perdieron todo, el trabajo de las ONG que siguen en aquel suelo y los homenajes de recuerdo a las victímas que se realizarán. Naciones Unidas y esas ONG avisan de la enormidad de los retos . Las tensiones políticas y sociales de los últimos meses y sus repercusiones para el reparto de la ayuda humanitaria han puesto de manifiesto la dependencia de Haití de la asistencia internacional. 11/01/20

Más de una veintena de ONG españolas siguen presentes en Haití 10 años después del terremoto que arrasó el país y dejó entre 200.000 y 300.000 muertos, similar número de heridos y que provocó que 1,5 millones de ciudadanos perdieran su hogar y otros bienes materiales. Fue el 12 de enero de 2010 y a día de hoy todavía se encuentran los escombros en las calles de la capital, Puerto Príncipe. Un redactor de RNE, Guillaume Bountoux ha hablado con algunas de ellas in situ. 11/01/20

El domingo se cumplen diez años del terremoto de Haití del que todavía se desconoce el número exacto de víctimas que causó, algunas fuentes hablan de 46.000 y otras de más de 300.000 muertos y 300.000 heridos. En un país, que ya era el más pobre de América, de 10.000.000 habitantes, casi 1.000.000 se quedó sin hogar.

El enviado especial de Radio Nacional, Guillaume Bontoux, ha relatado que todavía existen cicatrices del terremoto en Puerto Príncipe, por ejemplo, edificios emblemáticos sin reconstruir como la catedral de su capital, y ha hablado con protagonistas incapaces de olvidar la desgracia que sacudió Haití un 12 de enero de 2010.

Gracias a los cooperantes y a la ayuda internacional se ha conseguido reconstruir infraestructuras (carreteras, colegios o ministerios) pero siempre aparece algún edificio que recuerda lo que ocurrió en 2010. Además del terremoto de 2010, en 2016 un fuerte huracán golpeó el país. Los desastres naturales sumados a la crisis política, social y económica, provocan que 4.000.000 de personas necesiten ayuda diaria. Según UNICEF, Haití necesita apoyo internacional y no llega el suficiente.

Todavía hay un 25% de la población sin acceso a agua potable y el 25% de los niños haitianos sufren malnutrición, además, el cólera ha matado a más de 9.000 personas y afectó a 800.000 personas desde 2010, pero desde el 4 de febrero de 2019 no se ha confirmado ningún caso, según la organización de Naciones Unidas. Años después del terremoto, se conoció que cascos azules de Naciones Unidas, que acudiero al país a ayudar, abusaron de 2.000 mujeres y niñas.

El domingo se cumplen diez años del terremoto de Haití del que todavía se desconoce el número exacto de víctimas que causó, algunas fuentes hablan de 46.000 y otras de más de 300.000 muertos y 300.000 heridos. En un país, que ya era el más pobre de América, de 10.000.000 habitantes, casi 1.000.000 se quedó sin hogar. El enviado especial de Radio Nacional, Guillaume Bontoux, ha relatado que todavía existen cicatrices del terremoto en Puerto Príncipe, por ejemplo, edificios emblemáticos sin reconstruir como la catedral de su capital. Gracias a los cooperantes y a la ayuda internacional se ha conseguido reconstruir infraestructuras (carreteras, colegios o ministerios) pero siempre aparece algún edificio que recuerda lo que ocurrió en 2010.

Además del terremoto de 2010, en 2016 un fuerte huracán golpeó el país. Los desastres naturales sumados a la crisis política, social y económica, provocan que 4.000.000 de personas necesiten ayuda diariaMaría Luisa Fornara, responsable de UNICEF en Haití, ha confesado en el programa 24 horas de Radio Nacional que "es muy dificil superar el terremoto" y que "el país ha mejorado en algunos aspectos pero aún existen desafíos". 

"Las desgracias se ceban con Haití que necesita apoyo internacional y no llega el suficiente", ha afirmado Fornara. Aunque en algunos aspectos han mejorado, como la tasa de asistencia de escuela primaria (que ha pasado de un 50% en 2006 a un 84% en 2016, según la responsable de UNICEF), aún quedan retos importante para el país: "Todavía hay un 25% de la población sin acceso a agua potable y el 25% de los niños haitianos sufren malnutrición", ha lamentado Fornara. "El cólera ha matado a más de 9.000 personas y afectó a 800.000 personas desde 2010, pero desde el 4 de febrero de 2019 no se ha confirmado ningún caso, es un logro", ha comentado la responsable de UNICEF. Años después del terremoto, se conoció que cascos azules de Naciones Unidas, que acudieron al país a ayudar, abusaron de 2.000 mujeres y niñas, desde UNICEF han asegurado haber seguido de cerca la situación, especialmente la de los niños, y seguir haciéndolo para que puedan tener toda la protección necesaria. Fornara ha declarado que UNICEF se hace cargo de alrededor de 30 niños fruto de esas relaciones.

Uno de los países más pobres del mundo sigue al borde del abismo. Han pasado 10 años del temblor que marcó un antes y un después en la historia de Haití y costó la vida a más de 315.000 personas y dejó a 1 millón y medio sin hogar. El enviado especial de RNE Guillaume Bontoux nos acerca las historias personales de sus ciudadanos, el trabajo de la cooperación y también de la corrupción que se ha instalado en sus instituciones.

El 12 de enero de 2010 un fuerte terremoto sacudió Haití. El país más pobre de la región vio como gran parte de su capital, Puerto Príncipe, se vino literalmente abajo tras el temblor. El balance final del seísmo dejó más de 315.000 muertos y 1.500.000 personas se quedaron sin hogar. Nuestro enviado especial Fran Sevilla recuerda lo que se encontró en Puerto Príncipe al llegar poco después del terremoto.

El terremoto de Haiti de 2010 ha sido uno de los peores desastres naturales de la Historia moderna. Los efectos en el país más pobre de América Latina fueron devastadores. Fallecieron 316.000 personas, 350.000 quedaron heridas y un millón y medio de personas quedaron sin hogar según cifras oficiales. El mundo se volcó con la catástrofe y se envió mucha ayuda aunque siempre se ha criticado la falta de organización. Nueve años después de la tragedia la situación no ha mejorado especialmente en el país que sigue en vías de recuperación y reconstrucción.

Haití necesita ayuda. El devastador huracán Matthew ha matado a cerca de 900 personas y un millón y medio de haitianos se han visto afectados. Muchos se han quedado en la calle. Según datos de naciones Unidas unas 350.000 personas están pendientes de recibir ayuda con urgencia y eso en un país que aún no se había recuperado del terremoto de 2010. Varias organizaciones se han puesto ya a trabajar para recaudar fondos.

Isabel llegó a Haití hace hace 9 años. Antes pasó 16 en Guinea. Era pedagoga y lo suyo dar clases a los niños hasta que el brutal terremoto destruyó el colegio. El ruido fue tan estremecedor que lo primero que pensé fue la escuela de al lado se nos ha caído y empecé a ver algunas manitas que me decían ayúdeme ayúdeme, socoro, sáqueme de aquí". En su escuela murieron 30 niños y una docena sufrieron amputaciones. Por eso Isabel decidió montar un taller de prótesis para que pudieran volver a caminar. "La reacción que hubo en España en primer lugar de mi hermano que se puso en contacto con muchos profesionales. Son ellos los que empezaron a montar esto" A Isabel la apodaron " la monja de los pies". Con la ayuda de donantes y voluntarios españoles, el taller ha producido centenares de prótesis. Francisco ha elogiado el trabajo desinteresado de los voluntarios como ella en la canonización de la madre Teresa de Calcuta.

Se cumplen seis años del terremoto de Haití y Se cumplen seis años del terremoto de Haití, que dejó entre 230.000 y 250.000 muertos, 1.500.000 de desplazados y destrozó las infraestructuras de un país que ya era entonces el más pobre de América Latina. La ONU ha pedido a la comunidad internacional que no deje de ayudar en la reconstrucción de Haití, porque esa ayuda sigue siendo imprescindible. Coincidiendo con este triste aniversario, la Asociación Audiovisual Educar desde la Infancia ha querido mostrarnos cómo viven un grupo de niños haitianos que han ido creciendo al tiempo que su país intenta recuperarse de aquella catástrofe. Mar Domínguez, periodista y documentalista y presidenta de la asociación, nos habla del documental Me llamo Haití, que han filmado durante cinco años.

Haití sufrió un devastador terremoto que destruyó su capital, dejó 250.000 muertos y 1.500.000 de damnificados en una ciudad de escombros sin agua ni luz y, aunque la comunidad internacional se volcó, no se pudo evitar una posterior epidemia de cólera. Cinco años después, solo quedan 80.000 personas en campamentos, la escolarización alcanza el 80%, y se ha restablecido cierta actividad agrícola y pesquera gracias a la cooperación, pero aún hay un abultado desempleo. Nos lo cuenta la encargada de la Agencia Española de Cooperacion en Puerto Príncipe, Carmen Rodríguez