Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Los niños de Haití, el futuro del país, visten sus trajes inmaculados para ir al colegio. Hay medio millón de niños que no reciben educación, según Unicef. El nuevo presidente, Michel Martelly, asegura que esta es una prioridad.

Varios cooperantes de Cruz Roja nos guían por un campo de desplazados conocido como La pista de aviación.

En él sobreviven unas 50 personas en condiciones muy duras y precarias. La ONG nos cuenta que trabajan en la mejora de las infraestruccturas para crear una barrio.

Cruz Roja también se ocupa de la prevención de catástrofes para que Haití esté preparado en el futuro tras sufir los efector del devastador seísmo, así como un tifón y el azote del cólera (25/05/11).

Toni Garrido charla con Paloma Escudero, directora ejecutiva de UNICEF España, sobre el alcance de la solidaridad española en Haití 16 meses después del terrible seísmo

Escudero dice que tras la catástrofe,"lo que vivimos ahora en Puerto Príncipe es ilusión. Hay un cambio de gobierno y empezamos a trabajar en la reconstrucción".

para esta cooperante ahora ya podemos pensar en largo plazo "Para conseguir un Haití mejor del que había antes del terremoto" (23/05/11).

Haití vivirá este sábado una jornada histórica que, tras la investidura de Michel Martelly como presidente, dará paso a una etapa decisiva en el camino de la ansiada reconstrucción del país y, al mismo tiempo, pondrá punto final al mandato del presidente René Préval. Los haitianos esperan esta nueva presidencia deseosos de ver hechos realidad los cambios que Martelly ha proclamado en favor de los ciudadanos, que serán la principal prioridad del próximo gobierno, de acuerdo con el discurso que le dio el triunfo en las elecciones de marzo con el 67,57% de los votos. El empleo será el gran eje de su política en la Presidencia de Haití, aunque habrá otros, como la reubicación de los más de 800.000 desplazados que siguen viviendo en las calles desde el devastador terremoto de 2010, la vivienda, las inversiones, la mejora de las instituciones, de la salud, de la educación y de las infraestructuras. Pero, sobre todo, Martelly deberá liderar el gran proceso de reconstrucción en que está envuelto el país, que espera todavía ver concretarse los desembolsos prometidos por la comunidad internacional, cifrados en 10.000 millones de dólares en varios años.