Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Cuatro países, entre ellos Arabia Saudí y Egipto, rompieron relaciones diplomáticas el pasado 5 de junio e impusieron sanciones al gobierno de Doha, al que acusan de apoyar el terrorismo. El ministro catarí de Exteriores ha viajado a Kuwait, que ejerce de intermediario en la crisis, para entregar a sus autoridades una carta del Emir de Catar con la respuesta a esas exigencias.

Arabia Saudí, Egipto, Emiratos Árabes, Baréin y Yemen, han anunciado la suspensión de sus relaciones diplomáticas con Catar por el supuesto "apoyo al terrorismo" de este país, al que acusan de financiar a grupos como Al Qaeda, el Estado Islámico o los Hermanos Musulmanes. Catar, sin embargo, denuncia un intento "inaceptable" de someterlo a tutela.