Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El presidente de Estados Unidos ha cancelado este jueves la reunión que tenía previsto mantener en junio con el líder norcoreano, Kim Jong-un, con el argumento de la "tremenda ira y abierta hostilidad" mostrada por el país asiático y ha advertido de que su país "está preparado" para responder militarmente a cualquier actuación norcoreana, en un retorno a la retórica beligerante que caracterizó su estrategia hasta hace apenas dos meses.

  • El presidente de EE.UU. se justifica en la "abierta hostilidad" de Pyongyang
  • También advierte a los norcoreanos de la "poderosa" capacidad nuclear de EE.UU.
  • Pese a todo, ha dejado abierta la puerta a que se retomen las conversaciones
  • Corea del Sur califica la decisión de "lamentable" e insta a volver al diálogo