Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba
  • El paquete de medidas fue propuesto por EE.UU. a raíz del último ensayo nuclear
  • Se limita la venta de petróleo al régimen y se prohíbe la compra de textiles
  • Los 15 miembros del Consejo han votado a favor por unanimidad
  • Corea del Sur y Japón lo consideran una "advertencia" al régimen
  • China y Rusia coinciden en la "posición unánime" internacional

El líder norcoreanoKim Jong-un, ha calificado de "gran victoria" la sexta prueba nuclear realizada por su país el pasado domingo y ha alabado la labor de los funcionarios y expertos que la llevaron a cabo, según informa la agencia estatal KCNA.
Durante un banquete celebrado aparentemente este sábado en Pyongyang coincidiendo con el 69º aniversario de la fundación de Corea del Norte, Kim ha asegurado que el ensayo nuclear fue una "gran victoria ganada por el pueblo coreano a costa de su sangre".
El pasado 3 de septiembre, el Ejército norcoreano llevó a cabo su sexto y más potente ensayo nuclear con una bomba de hidrógeno que desató una fuerte condena de la comunidad internacional y ha elevado aún más la tensión en la región.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg ha dicho este domingo en una entrevista concedida a la BBC que Corea del Norte es una amenaza global y requiere una respuesta global.
El máximo responsable de las Alianza Atlántica ha calificado el comportamiento de Corea del Norte de "imprudente" y ha abogado por una solución pacífica del conflicto.
Este lunes el Consejo de Seguridad de la ONU estudiará un nuevo paquete de sanciones contra el régimen. Su líder, Kim Jong-Um ha calificado de "éxito perfecto" la prueba nuclear del pasado día 3 y agasajó a los científicos que la llevaron a cabo con una fiesta.

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ha vuelto a reflejar este lunes las diferencias existentes en la comunidad internacional a la hora de afrontar los ensayos nucleares de Corea del Norte: mientras Estados Unidos avisaba de que el régimen de Kim Jong-un está "implorando una guerra" y reclamaba sanciones más duras para frenarle, China y Rusia pedían mantener la "cabeza fría" y, aunque han condenado la deriva norcoreana, apostaban por el diálogo para desactivar la tensión en la península.

  • Washington amenaza con una "respuesta militar masiva" si es atacado
  • Trump apunta con bloquear "todo intercambio comercial" con Pyongyang a nivel global
  • La situación ha enrarecido las relaciones con China y Rusia, que rechazan una agresión
  • El Consejo de Seguridad de la ONU se reunirá este lunes para analizar la amenaza

La comunidad internacional ha condenado enérgicamente el nuevo ensayo nuclear de Corea del Norte, en el que afirma haber lanzado "con éxito" una potente bomba de hidrógeno. China y Rusia apuestan por el diálogo y el presidente Donald Trump genera incertidumbre al responder con un "ya veremos" al ser preguntado por si va a atacar a Corea del Norte. Por su parte Japón, Corea del Sur, Francia, Alemania y Reino Unido exigen que se endurezcan las sanciones contra el régimen de Kim Jong-un y la ONU ha pedido al país asiático que cese su actividad.

  • Los países que exigen su cierre tienen los índices de libertad de prensa más bajos del mundo
  • Reporteros sin Fronteras, sobre la demanda:"Amenaza" a la libertad de prensa
  • La cadena emite en árabe y en inglés, con "líneas editoriales independientes"
  • Su cobertura de la Primavera Árabe es vista con recelo por la alianza liderada por Arabia Saudí
  • Al Jazeera rechaza las acusaciones de la coalición árabe y desoye las exigencias

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no ceja en su escalada verbal contra Corea del Norte y este viernes ha tuiteado que su país está "listo para el combate", pese a las peticiones de diversos actores de la comunidad internacional para rebajar la tensión y evitar un estallido. Desde Pyongyang le culpan de alimentar la tensión y de llevar "la situación en la península de Corea al borde de una guerra nuclear".