Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

La guerra de Afganistán arrancó en el año 2001 cuando los Estados Unidos, en respuesta a los ataques del 11-S contra las torres gemelas, invadieron el país en la llamada operación ‘Libertad Duradera’. Los bombardeos iniciales dieron paso al avance terrestre y fue el 13 de noviembre cuando los talibanes se retiraron de Kabul.

Fue un momento histórico que contó en directo desde la capital afgana Fran Sevilla. Dieciocho años después ni se ha conseguido la estabilidad, ni una democracia estable, ni se ha vencido a Al-Quaeda pese a haber capturado y matado a Osama Bin Laden, ni tampoco se ha expulsado a los talibanes del país. La tragedia en Afganistán continúa y no da muestras de llegar a su fin.

Al menos 24 personas han muerto y otras 16 han resultado heridas en el ataque lanzado el sábado contra el lujoso Hotel Intercontinental de Kabul, la capital de Afganistán, y reivindicado por los talibanes. En el atentado, que ha durado más de 12 horas, han fallecido 18 civiles -cuatro de ellos afganos y 14 de otras nacionalidades-, así como los seis terroristas que entraron en edificio.