Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Ahora que se cumplen 25 años de las primeras elecciones democráticas en Sudáfrica que ganó Nelson Mandela, recordamos el apartheid a través de las imágentes del fotógrafo sudafricano Ernest Cole antes de escapar en los años 60 a EEUU. Allí falleció, dejando un trabajo que ha aparecido inesperadamente, años después, en un banco de Estocolmo y del que nos habla Iñigo Picabea.

Viernes, 26 de abril. Tal día como hoy, pero de 1994, comenzaba un proceso electoral histórico para el mundo contemporáneo. Se cumplen 25 años de las primeras elecciones democráticas en Sudáfrica. Fueron los primeros comicios tras décadas de régimen del Apartheid.

Los votantes eligieron como su presidente a uno de los grandes iconos universales de la lucha contra el racismo y la colonización: Nelson Mandela.

Nelson Mandela fue uno de los grandes líderes del s. XX. El líder antiapartheid, que pasó 27 años encarcelado en Roben Island, se convirtió en el primer presidente negro de Sudáfrica y siempre con su antirracismo como referencia y lejos de clamar venganza contra quienes habían sido sus opresores, creó un gobierno de concordia convirtiéndose en un referente para el mundo. Madiba que ganó el Premio Nobel de la Paz, falleció en 2013. Aurora Moreno retransmitió para RNE su funeral al que asistieron 70.000 personas.

Winnie Mandela, la que fuera segunda esposa del expresidente sudafricano Nelson Mandela, ha fallecido este lunes en un hospital de Johannesburgo como consecuencia de una "larga enfermedad", según ha informado la familia. La pareja fue el rostro de las luchas contra el racismo y el apartheid durante casi cuatro décadas. La "madre de la nación" asumió un papel más político durante los 27 años de encarcelamiento de Mandela, si bien su aproximación al conflicto con la violencia distanció a la pareja. 

Acosado por los casos de corrupción y las presiones de su propio partido, Jacob Zuma ha anunciado este miércoles su dimisión "con efecto inmediato" como presidente de Sudáfrica, aunque ha dejado claro que lo hace en contra de su voluntad: "Aunque estoy en desacuerdo con la decisión de mi organización, siempre he sido un miembro disciplinado del Congreso Nacional Africano", ha justificado. Zuma, que ostentaba el cargo desde 2009, ha acabado por ceder al ultimátum que la había trasladado la dirección del CNA: o dejaba la presidencia o el partido apoyaría este jueves la moción de censura presentada por la oposición contra él. Así, poco antes de que expirara el plazo, ha optado por abandonar: "He llegado a la decisión de dimitir como presidente de la República con efecto inmediato", ha señalado al final de su discurso. "El CNA nunca deberá estar dividido en mi nombre", ha remarcado Zuma, que a sus 75 años es una de las figuras históricas del partido, por lo que ha apelado a mantener la calma para evitar incidentes violentos: "No debe perderse ninguna vida en mi nombre". Su partido, mientras tanto, ha alabado su paso a un costado: "Esta decisión proporciona certidumbre al pueblo de Sudáfrica en un momento en el que los retos económicos y sociales del país requieren una respuesta urgente y resuelta", ha estimado la vicesecretaria general del CAN, Jessie Duarte.