Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha dicho hoy que la detención de Carles Puigdemont es una buena noticia porque demuestra que todos los españoles son iguales ante la ley y que nadie puede burlar infinitamente a la justicia. Y ha acusado al presidente del Parlament, Roger Torrent, de extralimitarse en sus funciones.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha señalado que España se merece que haya ferias como el Mobile World Congress y que la actitud de algunos líderes independentistas "no ayuda" a que el congreso siga en Barcelona. Una jornada de trabajo en la que ha estado presente la alcaldesa de la ciudad condal , Ada Colau, "independentista a tiempo parcial", según Sáenz de Santamaría, que a veces "sube el volumen". "Merece la pena hacer un esfuerzo insititucional para mantener el éxito del congreso", indica la vicepresidenta. En otro orden de cosas, se ha mostrado convencida de que Luis de Guindos será el vicepresidente del BCE y de que Rajoy acertará con el nombramiento de un nuevo ministro de Economía.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha instado este miércoles a los republicanos a que den los pasos para que haya "un presidente que pueda serlo". Lo ha dicho en una respuesta a una pregunta del portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardá, en la sesión de control al Gobierno en el Congreso.

Tardá le ha cuestionado sobre la situación en Cataluña y le ha pedido al Ejecutivo que deje de "hacer sufrir a los catalanes", que abandone la "senda del autoritarismo" y que "restituyan las instituciones del autogobierno en Cataluña".

Asimismo el portavoz de ERC ha sostenido que la manera de llegar una solución es estableciendo "un diálogo entre los dos gobiernos". "Deben asumir que en las sociedades avanzadas los problemas políticos se resuelven políticamente", ha subrayado.

Por su parte, Sáenz de Santamaría ha señalado que es "responsabilidad" de ERC que haya "un gobierno efectivo" en Cataluña que "se preocupe" por todos los catalanes y no "solo por un catalán".

El Consejo de Estado ha respondido al Gobierno que en este momento no hay base para impugnar la candidatura del expresidente catalán Carles Puigdemont para ser investido presidente de la Generalitat. El informe del órgano consultivo, que solicitó el Gobierno este mismo jueves, es preceptivo (es decir, debe presentarse para interponer el recurso), pero no es vinculante. Aunque esto supone un revés para las expectativas del Gobierno y le resta argumentos en su intención de recurrir ante el Tribunal Constitucional, el Gobierno mantiene la intención de seguir adelante con el recurso, según informan fuentes del Ejecutivo citadas por Efe.

El Consejo de Estado ha respondido al Gobierno que en este momento no hay base para impugnar la candidatura del expresidente catalán Carles Puigdemont para ser investido presidente de la Generalitat. El informe del órgano consultivo, que solicitó el Gobierno este mismo jueves, es preceptivo (es decir, debe presentarse para interponer el recurso), pero no es vinculante.

  • Rajoy pide aval al Consejo de Estado para interponer esa impugnación
  • Así lo ha anunciado Sáenz de Santamaría en una comparencia en La Moncloa
  • "Tiene una orden de detención incompatible con su presencia en la Cámara", dice
  • Pide "consultas potestativas" sobre una investidura telemática o el voto delegado

El Gobierno de Mariano Rajoy ha solicitado al Consejo de Estado un informe para impugnar ante el Tribunal Constitucional este mismo viernes la resolución del Parlament de Cataluña que propone a Carles Puigdemont como candidato a la investidura, tal y como ha anunciado este jueves la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría.

"El presidente del Parlament no puede proponer al señor Puigdemont como candidato, puede proponer a otro. Tiene una orden de detención en España incompatible con su presencia en la Cámara", ha señalado la número dos del Gobierno en una breve comparecencia en La Moncloa, en la que ha explicado que la interposición del recurso conllevaría la suspensión de esa propuesta de candidatura, en invocación del artículo 161.2 de la Constitución.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha anunciado que el Ejecutivo recurrirá ante el Tribunal Constitucional la decisión del presidente del Parlament, Roger Torrent, de proponer a Carles Puigdemont como candidato a ser investido presidente de la Generalitat de Cataluña.

El presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, ha tomado este jueves la decisión de solicitar un informe al Consejo de Estado con este fin, ha explicado la vicepresidenta en rueda de prensa, horas antes de que el presidente del Parlament anuncie la fecha al pleno para el debate de la investidura.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha afirmado que el presidente cesado de la Generalitat, Carles Puigdemont, “tiene más de artista mediático que de un político que tenga algo que ofrecer” para el futuro de Cataluña.

En una entrevista en TVE, además de la situación política en Cataluña, la vicepresidenta ha hablado también de la salida del Reino Unido de la Unión Europea, de la elección de candidatos del PP para las elecciones locales y autonómicas de 2019, de la negociación para los próximos Presupuestos Generales del Estado, de la financiación autonómica y de los últimos informes sobre el crecimiento económico y la desigualdad en España.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha descartado rotundamente ceder a la petición del presidente cesado de la Generalitat, Carles Puigdemont, de facilitarle un retorno "sin riesgo" desde Bélgica a Cataluña para poder ser investido, una vez que ha retirado su petición para poder delegar su voto en otra persona y que pesa sobre él una orden de detención dictada por la justicia.

"No podemos dar un trato especial a Puigdemont porque en España la ley se aplica por igual para todos. Nadie pude pretender estar por encima de la ley ni tener un trato privilegiado", ha dicho Sáenz de Santamaría en una entrevista en el programa Economía en 24 horas de TVE.

"Cuando uno es adulto y es un político adulto tiene que ser consciente de la responsabilidad de sus actos. Cuando voluntariamente incumplo la ley y me sustraigo de la acción de la justicia, no puedo pretender que eso se pase por alto. Y son los tribunales los que tienen que juzgar a Puigdemont", ha explicado la vicepresidenta.