Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba
  • España, Francia y Suecia han ganado todos los partidos previos a la Eurocopa
  • Los equipos de Grecia, Polonia y la República de Irlanda también llegan invictos
  • Holanda e Inglaterra muestran su fuerza en los amistosos, pero no así Alemania
  • Escoge tu once ideal para el partido España - Italia del domingo, día 10
  • Especial: Eurocopa 2012

El triunfo de Grecia no llegó a ser tan sorprendente como el de Dinamarca en 1992, pero estuvo cerca. No obstante, el fútbol ultradefensivo del combinado griego dirigido por Otto Rehagel, sumado a decepciones de los grandes, la convirtieron en una de las ediciones más grises.

España decepcionó de nuevo, tras estar encuadrada con Portugal y Grecia, finalistas de esa edición, y mostrarse incapaz de ganar a ninguno de los dos.

También decepcionaron Francia (Zidane, Henry), Italia (Buffon, Del Piero) e Inglaterra (Beckham, Rooney). Se salvan del suspenso la República Checa de Baros y el veterano Nevdev, junto a Holanda, los semifinalistas.

Portugal soñaba con ganar la final en su país de la mano del talento de Luis Figo, Deco, Maniche y un joven Cristiano Ronaldo, pero se impuso el músculo de Grecia para regocijo del espontáneo profesional 'Jimmy Jump', que saltó al césped en la final.

Argentina, al ritmo de Messi, ha conseguido su pleno de victorias en la primera fase al superar a Grecia 2-0 y se cita con México en octavos de final. Dos goles tardíos de Demichelis y Palermo han otorgado sus últimos tres puntos a la albiceleste, que se confirma como uno de los rivales a batir en Sudáfrica.

La selección de fútbol de Grecia ha conseguido la primera victoria de su equipo en un Mundial. Los jugadores helenos han hecho historia tras remontar un partido que iban perdiendo en el minuto quince. Sin embargo, la expulsión del nigeriano Kaita a la media hora y las ganas de los giregos han terminado decantando el encuentro a favor de Grecia, que luchará en el tercer partido por pasar a octavos de final.

Corea del Sur dio la sorpresa y consiguió derrotar (2-0) a Grecia en el primer partido del Grupo B del Mundial de fútbol disputado en Sudáfrica, ogrando así sumar los tres primeros puntos, importantes para luchar por la clasificación en un grupo que comparten con Argentina y Nigeria.