arriba Ir arriba

El número de parados registrados cayó en 390.534 personas en 2016, lo que dejó el total en 3.702.974, lo que supone, según Empleo, la mayor caída del paro en un año de la serie histórica. Para el Gobierno estos datos son la constatación de que "el crecimiento se traduce en empleo". Por otro lado, los sindicatos insisten en la "baja calidad" de esos puestos de trabajo.

Según el plan presupuestario para 2017 que el Gobierno en funciones remitió a Bruselas el pasado fin de semana, la Seguridad Social registrará a cierre de 2016 un déficit del 1,7% del producto interior bruto (PIB), frente al 1,1% previsto anteriormente. Lo que equivaldría, según algunas estimaciones, a que el fondo de reserva empezara 2017 con poco más de 13.500 millones de euros. Una cantidad que, con las previsiones de déficit actuales, no podría completar por sí sola alguna paga extra del próximo año.

El número de parados registrados subió en septiembre en 22.801 personas (0,62%) respecto al mes anterior, según los datos publicados este martes por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social. De esta forma, la cifra total de desempleados vuelve a superar la barrera de los 3,7 millones: se sitúa en 3.720.297, que es la cifra más baja desde el año 2009. En el último año, el paro se ha reducido en 373.745 personas (-9,13%).