Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El presidente colombianoJuan Manuel Santos, ha explicado este miércoles que, según informaciones de las que dispone, la periodista española Salud Hernández-Moradesaparecida desde el pasado sábado en la región del Catatumbo, está con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) en un trabajo periodístico.

"Salud Hernández, la información que tengo, que estoy verificando, ella se fue a hacer un trabajo periodístico (...) se reunió con el ELN y el ELN está esperando a ver cómo puede regresarla a la libertad", ha manifestado Santos en una visita al departamento del Chocó (oeste).

El jefe de Estado ha subrayado que se está "verificando esa información, no está totalmente confirmado", pero ha insistitdo en que la información proviene de fuentes creíbles.

El Frente Al-Nusra, es la filial siria de Al Qaeda que ha estado detrás del secuestro de los tres periodistas españoles liberados este fin de semana. La historia de Antonio, José Manuel y Ángel es la de tres informadores que se arriesgan a todo, en situaciones de máximo peligro. Su secuestro durante cerca de 10 meses en la provincia siria de Alepo ha vuelto a destapar una categoría dentro de la profesión periodística, que ha proliferado en los últimos tiempos, con la crisis: la del periodista autónomo, freelance. Van dónde no están todos. Cuentan lo que pocos ven. Sin ellos, habría muchos más apagones informativos, pero eso también les convierte en objetivo terrorista.

Los periodistas españoles Antonio Pampliega, José Manuel López y Ángel Sastre, liberados en Siria, han llegado este domingo a España, han informado fuentes del Ejecutivo. Los periodistas, que permanecían secuestrados desde julio del año pasado y que fueron liberados este sábado, procedían de Turquía y llegaron a la Base Aérea de Torrejón de Ardoz, en Madrid.

La Guardia Civil ha resuelto el secuestro y asesinato de un empresario madrileño ocurrido hace dos años. Hay diez detenidos, la mayoría españoles. La víctima, el empresario José Luis Vázquez, fue secuestrado en Illescas, Toledo, donde la banda le había citado con la excusa de realizar un negocio empresarial. Una vez que la familia pagó el rescate de 80.000 euros, los secuestradores le asesinaron y se deshicieron del cadáver, que todavía no ha aparecido. La operación policial se precipitó porque la organización criminal ya tenía planeado secuestrar y liquidar a una segunda persona, una abogada madrileña. Por las conversaciones entre los delincuentes, los investigadores tienen la certeza de que una vez secuestrada la víctima, iban a descuartizar su cadáver para no dejar rastro del delito. En caso de que este secuestro y asesinato no fuera posible, tenían en cartera una tercera víctima, un empresario madrileño.

Control de seguridad en el aeropuerto de Alejandría. Seif Eldin Mustafa, cruza el escáner y es cacheado. Nadie detecta nada extraño, tampoco en sus pertenencias. Sin embargo, 20 minutos después del despegue de este Airbus de EgyptAir, con 56 pasajeros a bordo, Mustafa obliga al comandante a desviar el avión. En vez de ir a El Cairo, la aeronave aterriza en el aeropuerto de Larnaca, Chipre. "No tiene que ver con un acto terrorista", afirma el presidente chipriota, Se dice que el secuestrador ha pedido la liberación de varias mujeres encarceladas en Egipto; después se asegura que su ex mujer vive en Chipre y quiere entregarle una carta. "En un momento ha pedido reunirse con un representante de la Unión Europea. Después ha exigido ir a otro aeropuerto" ha explicado el primer ministro egipcio. Los últimos secuestrados han sido liberados sanos y salvos y un miembro de la tripulación escapa por la ventanilla del copiloto. Poco después, Mustafá, al que ya califican como un perturbado, decide entregarse a las autoridades, que siguen sin saber qué motivó el secuestro, que ha durado cinco horas y que ha abierto de nuevo la polémica sobre la seguridad en los aeropuertos egipcios.