arriba Ir arriba

Informe Semanal repasa la legalización del Partido Comunista, el 9 de abril de 1977, al cumplirse 20 años de ese hecho histórico, un paso imprescindible para avanzar en la Transición política hacia la democracia en España. El entonces presidente del Gobierno, Adolfo Suárez, demostró con esa decisión la voluntad democrática del proceso de reforma. Aquella jornada sirvió para cerrar muchas heridas del pasado y fue el inicio de una reconciliación en la que tuvo un papel destacado el líder comunista Santiago Carrillo.

Los líderes de los partidos políticos y coaliciones que se presentaban a las primeras elecciones democráticas que se celebraron en España, el 15 de junio de 1977, intervienen en TVE al término de la campaña electoral para exponer su programa de gobierno y solicitar el voto de los ciudadanos. 

En esta emisión, de hora y media, intervienen, en un orden determinado por sorteo, Adolfo Suárez (UCD), Enrique Tierno Galván (PSP), Santiago Carrillo (PCE), Felipe González (PSOE), José María Gómez Benito, José Luis Arroyo Cruz y Pedro Conde Soladana (Falange Española de las JONS), Manuel Fraga (AP), Manuel Cantarero del Castillo (Reforma Social Española), Eladio García Castro (Frente Democrático de Izquierdas) y José María Gil Robles, Antón Cañellas, Vicente Ruiz Monrabal y Joaquín Ruiz-Giménez Cortés (FDC).

Con la muerte de Santiago Carrillo Solares, exsecretario general del Partido Comunista, el histórico PCE, se va una parte de la Transición española. Hijo de un dirigente nacional asturiano del PSOE y UGT, desarrolló su carrera profesional de periodista en el periódico 'El Socialista'. Participó en la Revolución de 1934. Fue encarcelado y liberado por el Frente Popular en 1936. En la cárcel se afilió al PCE antes de tener una activa participación en la Guerra Civil.

Hoy en la sede de CCOO en Madrid le han hecho un homenaje a Santiago Carrillo. Allí hemos visto como su viuda recibía el cariño de su familia y también el de las miles de personas que desde ayer han participado en la despedida del exlíder comunista. Unas 22.000 pasaron por la capilla ardiente y hoy el auditorio de Comisiones Obreras también estaba lleno.

El mundo de la política y más de 10.000 ciudadanos han dado su último adiós a Santiago Carrillo, fallecido el martes a los 97 años en Madrid, al que el Gobierno y los partidos políticos han reconocido como figura esencial de la transición y clave para la consecución de la democracia.

Miembros del Gobierno y de Ejecutivos anteriores -como el expresidente Felipe González-, dirigentes de la mayoría de partidos políticos y representantes de la cultura y de altas instituciones del Estado han visitado la capilla ardiente de Carrillo para dar su pésame a la familia.

La capilla ardiente con los restos mortales de Santiago Carrillo, fallecido este martes a los 97 años, ha recibido a más de 10.000 personas que han dado su último adiós al mítico dirigente comunista, algo que ha "abrumado" a la familia por "tantas muestras de cariño".

Santiago Carrillo hijo ha reconocido, en nombre de toda su familia, sentirse "abrumado" por "tantas muestras de cariño" que les han llegado desde que el martes por la tarde falleciera su padre.

"Estamos abrumados de tantas muestras de cariño de tantos militantes y de los principales dirigentes de los partidos que han estado aquí", ha asegurado en la puerta de la capilla ardiente instalada en el auditorio Marcelino Camacho de la sede de CCOO en Madrid.

En Madrid, miles de personas se han acercado esta mañana a la capilla ardiente donde han trasladado los restos mortales de Santiago Carrillo. En el auditorio Marcelino Camacho de CCOO hemos visto muchas banderas republicanas para despedir al histórico dirigente del Partido Comunista. Ciudadanos anónimos y representantes de todos los partidos políticos, del gobierno, de los sindicatos, y del mundo de la cultura y del espectáculo han trasladado sus condolencias a la familia de Carrillo.

La capilla ardiente permanecerá abierta durante todo el día.

La capilla ardiente con los restos mortales de Santiago Carrillo, fallecido este martes a los 97 años, se abrirá esta mañana en el auditorio Marcelino Camacho de la sede de CCOO en Madrid para que el histórico dirigente del PCE reciba el último adiós.

Las puertas de la capilla ardiente del ex secretario general del PCE se abrirán alrededor de las diez de la mañana en este auditorio, en el que en octubre de 2010 se despidió también al histórico ex secretario general de CCOO Marcelino Camacho, y permanecerán abiertas hasta las 21.30 horas.

Santiago, el hijo mayor de Carrillo, y José, rector de la Universidad Complutense de Madrid, han explicado a los periodistas que se encargarán de cumplir el deseo de su padre de ser incinerado y de esparcir sus cenizas al mar.

Hasta ayer mismo el exsecretario general del PCE estuvo hablando con uno de ellos sobre cuestiones de actualidad, como la dimisión de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, o la manifestación contra los recortes del pasado sábado, han revelado.

"Ha sido lúcido hasta el último momento y se ha apagado sin enterarse", ha dicho Santiago.

Su salud se había ido deteriorando en los últimos tiempos, debilitándose poco a poco, hasta que esta tarde ha fallecido durante la siesta; "ha muerto tranquilo, sin enterarse", han recalcado los hijos.