Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no conspiró con Rusia durante la campaña electoral de 2016 que le llevó a la Presidencia, pero no está tan claro si trató de obstruir la investigación conducida por el fiscal especial, Robert Mueller, según se desprende del informe hecho público este jueves, que pone fin a dos años de la "caza de brujas" denunciada por Trump.
Mueller relata en las 400 páginas del informe hasta diez ocasiones en las que el presidente trató de entorpecer la investigación presionando a miembros de su gabinete o al exdirector del FBI, James Comey. La conclusión del fiscal especial es que no obstruyó la Justicia, pero tampoco lo exonera.

Este jueves, en EE.UU., reunión de ministros de Exteriores de la OTAN, organización que este jueves celebra su 70 aniversario. La fecha se conmemora en medio de las críticas de Donald Trump a los países miembros de la Alianza Atlántica en Europa por la financiación. Décadas después, el contexto es diferente, aunque no han cambiado las tensiones entre dos enemigos íntimos: EE.UU y Rusia.

A comienzos del año 2014 tropas rusas sin identificar comenzaron a ocupar bases ucranianas, en el preludio de lo que sería la anexión por parte de Rusia de la Península de Crimea, un territorio que Vladimir Putin llevaba tiempo queriendo recuperar para su país. La inestabilidad política de Ucrania tras la caída del presidente pro-ruso Viktor Yanukovich, forzada por semanas de protestas en Kiev y otras ciudades del país, permitió que Rusia pudiera reclamar Crimea sin que nada ni nadie pudiera o quisiera hacer nada para evitarlo. Nuestra enviada especial Aurora Moreno fue testigo de cómo fueron llegando las primeras tropas rusas a Ucrania y lo contó en Radio 5.

Después de dos años de pesquisas y quinientos testigos interrogados, Muller asumió el caso para investigar dos delitos. El primero, la conspiración con Rusia. Muller considera probado que los rusos ofrecieron a Trump su ayuda en la campaña, pero no considera probado que el presidente, o su equipo, conspirasen con ellos. El segundo delito, obstrucción a la justicia. Al final, Muller, no lo declara culpable, pero tampoco lo exonera.

Donald Trump ha salido reforzado tras el informe del fiscal especial sobre la trama rusa. Robert Mueller no ha hallado pruebas que indiquen que el presidente estadounidense conspirara con Moscú en las elecciones presidenciales de 2016. Aún así no descarta que obstruyera a la justicia. Por eso los demócratas quieren conocer el informe completo y no solo el resumen del fisacal general William Barr. Crónica del corresponsal de RNE en Washington, Fran Sevilla

El informe del fiscal especial Robert Mueller ha concluido que nadie de la campaña del ahora presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ni el propio mandatario conspiraron con las autoridades rusas en los comicios presidenciales de 2016, según una carta que ha divulgado este domingo el fiscal general, William Barr.

El informe del fiscal especial Robert Mueller ha concluido que nadie de la campaña del ahora presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ni el propio mandatario conspiraron con las autoridades rusas en los comicios presidenciales de 2016, según una carta que ha divulgado este domingo el fiscal general, William Barr.

El periodista Jorge Ramos, de la cadena Univisión, y su equipo fueron retenidos durante varias horas en el Palacio de Miraflores tras una entrevista con Nicolás Maduro. El gobierno les ha requisado todo el material y ha ordenado la deportación. Todo, horas antes de la reunión de urgencia del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para analizar la situación en el país. 

El gasoducto North Stream II, que llevará gas de Rusia a Alemania a través del Mar Báltico, inquieta y divide a Europa. Sus detractores aseguran que incrementará la dependencia energética de Rusia, pero, además, podría cumplir la nueva directiva europea del gas, por la que no se separan las actividades entre el proveedor del gas y el gestor de la infraestructura. En este caso no se cumple porque pertenece a la todopoderosa Gazprom rusa. Nicolás de Pedro, investigador principal del Institute para la Gobernabilidad de Londres, reconoce que se trata de un arma geoestratégica de Putin.

Un ladrón sacó un cuadro en un Museo de Moscú a plena luz del día, la mayoría de asistentes pensaron que era un trabajador del museo. Las cámaras de seguridad permitieron localizar al ladrón y el cuadro. Se especula con posibles motivaciones políticas, porque el cuadro representa un paisaje de Crimea, región que Putin anexionó a Rusia, de lo que se cumplen 5 años en pocos días. Se duda de la seguridad de uno de los museos más importantes de Rusia. Hace tiempo un tipo destrozó otro cuadro en es misma pinacoteca moscovita, según su declaración había "bebido demasiado vodka en la cafetería", desde entonces no se vende alcohol en este museo.